Uso de los recursos

 

MATERIALES RECURSOS DIDÁCTICOS GRATIS PARA TUS CLASES DE ESPAÑOL

Sigue abajo todos los demás apartados relacionados a Recursos Gratis solo para ti

MATERIALES  DIDÁCTICOS - MEDIOS -  RECURSOS -  COMPUTADORAS - ETC

Sigue abajo todos los demás apartados relacionados a Recursos Gratis solo para ti

 

Llamamos material didáctico aquellos medios o recursos concretos que auxilian la labor de instrucción y sirven para facilitar la comprensión de conceptos durante el proceso de enseñanza- aprendizaje. Permiten:

Los recursos y materiales didácticos que se pueden utilizar en la enseñanza van desde una clásica pizarra hasta las nuevas tecnologías introducidas en el aula. 

¿Cómo influye la elección de una tipología u otra de recursos y materiales didácticos en el proceso de enseñanza y aprendizaje? ¿Qué experiencia tiene en el uso de recursos pedagógicos desarrollados a partir de las nuevas tecnologías?

OPINIONES DE EXPERTOS

Sacar un alumno a la pizarra en un aula virtual ya es posible
Natividad Alcalde Méndez, Subdirectora del IIC - Instituto Internacional de Coaching (Bilbao)

El Instituto Internacional de Coaching, a través de su Plataforma de Comunicación (P.D.P.), ha hecho realidad la actuación de los profesores en un aula virtual en la cual se puede sacar un alumno a la pizarra, mientras el resto de la clase le observa, o bien pueden realizar una puesta en común corrigiendo un ejercicio o jugando colectivamente.

Hasta ahora este tipo de actividades estaban vetadas a través de Internet, ya que la formación on-line llegaba hasta la videoconferencia uno a uno, el Chat o el correo electrónico.

Con la plataforma del IIC, varias personas pueden comunicarse entre sí, trabajando sobre las mismas aplicaciones e interactuando en tiempo real entre todas ellas. En la pantalla del ordenador, las imágenes, las voces y las acciones de cada uno de los conectados en ese momento al sistema se reciben con perfecta claridad.

El IIC ha llegado al desarrollo de esta plataforma buscando una solución para la práctica de su Formación en Coaching a través de Internet, ya que hasta la fecha el contacto personal con el alumno se reducía a una comunicación vía chat o teléfono.

Al querer acercarse el máximo posible a una situación de curso presencial, han ido incrementando las herramientas necesarias, para que la formación que ellos dan, se convierta en una formación virtual en lugar de formación on-line.

La diferencia principal conseguida es que las personas se ven, se oyen e interactúan en grupo, como si estuviesen en un aula real, y el profesor, puede utilizar todos lo medios habituales que utilizaría en una clase presencial. Todo esto une las ventajas del curso presencial: trabajo en equipo, contacto directo y personal entre profesor y alumnos, dinámica grupal y debates presenciales, calor y apoyo humano..., con las del curso a distancia: comodidad de acceso no importa donde estés, ahorro de tiempo en traslados, posibilidad de acudir al aula desde cualquier punto en el que te encuentres.

Un paso de gigante en la formación on-line

La plataforma P.D.P., es una revolución en el campo de la formación on-line, por las innovaciones prácticas que supone. Hasta ahora lo más avanzado era la comunicación en tiempo real, de voz y de imagen con equipos y software exclusivos y de elevado coste que cada usuario debía de tener instalados en su ordenador. Aquí, mediante un clic de ratón, sin otros periféricos que unos auriculares y una Webcam y sin necesidad de instalar ningún programa en su PC, todo el mundo puede utilizar a la vez y en tiempo real, una serie de herramientas, tales como: pizarra, diapositivas, gráficos, fotos… y comunicación visual y verbal.

Con la plataforma, el profesor o director puede elegir y gestionar los diversos recursos que va a necesitar para dar su clase virtual: transparencias, vídeos u otros elementos gráficos.

Además, incluye todas las herramientas de Administración necesarias para el alumno y el profesor: tareas pendientes, temas tratados, valoraciones, documentación, fechas de tutorías…

Sin necesidad de utilizar el e-mail, tanto el alumno como el profesor, pueden permanecer en comunicación y organizar citas individuales o colectivas, para avanzar en la asignatura ya que, al igual que el profesor tiene su despacho virtual, el alumno también posee el suyo propio, en cuyo escritorio podrá recibir las comunicaciones del profesor y responder al mismo.

La clave: la sincronización

La clave de todo ello está en lograr la sincronización de todos estos recursos -audio, vídeo, datos, etc.- cuando se trata de personas que están en ubicaciones muy dispares y con equipamientos muy distintos entre sí. Se trata de un servicio Web de comunicación multiusuario con el que se pueden desarrollar herramientas combinadas que permiten a un máximo de 9 usuarios (ampliable) trabajar todos sobre la misma herramienta con una comunicación en tiempo real. Así pueden por ejemplo, resolver problemas o realizar tablas y gráficos todos a la vez, como si estuvieran en un único recinto.

Un importante desarrollo tecnológico

Este sistema lleva consigo un importante desarrollo tecnológico, que el IIC ha realizado en colaboración con la firma “PG Media” y con el apoyo de la SPRI (Sociedad Para la Promoción y la Recuperación Industrial). Se trata de una plataforma Flash Com Server que permite la sincronización de todos estos elementos en un servidor, sobre la que se desarrolla la programación necesaria para los distintos usos que se le vaya a dar. En cada ordenador se descarga un programa desarrollado en lenguaje Lingo que, sin ningún tipo de instalación, ejecuta una serie de acciones al mismo tiempo que en los ordenadores de los otros usuarios; todos esos datos pasan al servidor donde se sincronizan, para que todo usuario pueda ver y oír en todo momento lo que hacen los demás. Todo ello independientemente del equipo y la conexión que se tenga individualmente, pues en el servidor se controla la comunicación en función de la conexión más lenta, siempre que esto no suponga un obstáculo para los demás. A este respecto, el tipo de conexión podría ser la única limitación del sistema, pero es una limitación que se resuelve juntando grupos de usuarios similares y adecuando las herramientas.

Cada usuario accede mediante contraseña en el momento en que tiene concertado con el profesor o el gestor, a aquellos recursos que le tienen asignado; una vez dentro, y descargadas las aplicaciones necesarias, con un solo clic ya puede interactuar.

UNA EXPERIENCIA BASADA EN EL USO DE RECURSOS PEDAGÓGICOS

Una experiencia basada en el uso de recursos pedagógicos desarrollados a partir de las nuevas tecnologías: aplicación de la metodología Blended e-Learning en el contexto universitario. Planteamientos de un Proyecto de Innovación Docente
Inmaculada Aznar Díaz y Francisco Javier Hinojo Lucena, Profesores de la Universidad de Granada (15/05/2006)

En la actualidad es de vital importancia introducir la formación virtual en los centros educativos y universidades, pero consideramos que es mucho más efectiva la combinación de la formación virtual con la presencial, ya que asegura una formación de calidad más motivadora para el alumnado, manteniendo la interacción entre los miembros y con un menor índice de abandono que la formación 100% virtual.

En este sentido, se apuesta por una metodología semipresencial, es decir, que combine lo mejor de ambas metodologías, la tradicional y la virtual. Siguiendo la línea de e-Learning, apostamos por un método basado en el Blended e-Learning.

La importancia de la aparición del término y concepto Blended e-Learning se encuentra en el hecho de que nuevamente el contacto personal-presencial recobra parte del protagonismo que perdió cuando se produjo el boom de la formación cien por cien virtual (Pascual, 2003).

En base a estos planteamientos, consideramos que esta nueva forma de actuación que se propone (Blended e-Learning), supone la respuesta a las necesidades de nuestros alumnos frente a los nuevos y rápidos cambios que se están introduciendo en la sociedad actual. A su vez está muy vinculado al cambio de filosofía que se instaura en la educación universitaria, que pasa de estar centrada en la actividad del profesor a estarlo en los trabajos del alumnado. Es por ello que en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba (España) se desarrolló en el curso pasado, 2004/2005, un proyecto de innovación y mejora docente basado precisamente en instaurar esta nueva metodológia, concretamente en la asignatura de la Titulación de Psicopedagogía denominada “Formación y Orientación Psicopedagógica en Educación Infantil y Educación Primaria”.

El objetivo general del proyecto fue: “Aplicar una metodología semipresencial (Blended e-Learning) diseñada para que los estudiantes aprendan y actualicen los fundamentos teóricos y prácticos de la orientación”.

De forma más precisa se establecieron los siguientes objetivos específicos:
• Contribuir a la mejora de los contenidos de la asignatura mediante recursos virtuales.
• Valorar el trabajo de investigación a traves de la red como fuente de enriquecimiento.
• Experimentación de una nueva metodología docente.
• Descubrir las limitaciones que posean los alumnos respecto a las Nuevas Tecnologías.
• Fomentar la participación del alumnado en todas las actividades propuestas en base a la metodología semipresencial.

La metodología de trabajo seguida en la asignatura se fundamentó en la formación virtual, es decir, en el e-Learning.

La Plataforma Tecnológica creada para su desarrollo consistió en una lista de distribución, en la cual se colgaban los temas, las actividades y la documentación; donde los alumnos tenían creado un espacio propio para colgar, depositar sus trabajos de modo que la profesora los pudiera corregir en cualquier momento; y a través de la cual se mantenía la comunicación entre alumnado y entre alumnado-profesorado, intentando de esta forma no perder la interacción total. Además, se mantenían reuniones esporádicas con el alumnado en tutorías o en clases presenciales para llevar a cabo el seguimiento del mismo.

Con objeto de llevar un seguimiento del proyecto, a los dos meses de su puesta en funcionamiento se confeccionó un cuestionario intermedio de seguimiento para evaluar las percepciones del alumnado respecto algunos aspectos generales de la metodología on-line seguida a tal efecto, y algunos aspectos que se derivan de ese cuestionario nos lleva a delimitar que son muchas las ventajas que alcanza esta nueva metodología de enseñanza: flexibilidad horaria, accesibilidad a la información, rapidez en la comunicación, desarrollo y actualización de contenidos, entre otras; y aunque también cuenta con algunos inconvenientes, como la reducción del contacto humano que sí se da en el modelo tradicional, contamos con una nueva metodología que dentro de la formación universitaria favorece las posibilidades de aprendizaje, así como el mismo, o incluso mayor, grado de adquisición de las competencias necesarias para su desarrollo. Ante la pérdida de contacto hay que señalar que se suple cuando se instaura una metodología virtual mezclada con sesiones presenciales, es decir el Blended e-Learning, metodología en la que se ha basado el presente artículo como experiencia innovadora en el contexto universitario.

NUEVOS RETOS, NUEVOS MATERIALES

Ana Díaz, Isabel Díaz de Ávila, Nieves Fernández, Rosa Forniés, Ana Isabel Cortinas, Catalina Manga y Carolina de Miguel Sánchez, Administradoras de la Comunidad Virtual “TIC en Infantil y Primaria” (Portal EducaMadrid) (15/05/2006)

En la actualidad, cuando un docente se enfrenta a las nuevas tecnologías para elegir materiales o recursos con que trabajar en clase con su alumnado no está preocupado por sí existirán sino, más bien, por cómo elegir y con qué criterios seleccionar los más adecuados. La reflexión previa del profesorado es básica ya que debe conocer los materiales y recursos y elegir con criterios de calidad de acuerdo a objetivos educativos concretos.

La comunidad virtual “Tic en Infantil y Primaria”, dentro del Portal Educamadrid, pretende mostrarse como un espacio educativo abierto en el que resulta fácil compartir cada experiencia del día a día y, sobre todo, compartir materiales significativos elaborados bajo criterios pedagógicos por los profesores, pero también y, por qué no, en un futuro que esperamos próximo, por alumnos de infantil y primaria o sus familias.

La prioridad de la enseñanza no debería ser crear materiales técnicamente perfectos sino pedagógicamente adecuados, significativos y útiles para cada grupo de alumnos en general y cada alumno en particular, utilizando para ello cualquier recurso a nuestro alcance más o menos sofisticado: ordenadores, pizarras digitales, tablets PC, cámaras de fotos y vídeos digitales, scanner, web cam,… apoyándonos en programas de tratamiento de texto, de imágenes, presentaciones, o en materiales elaborados en la clase u obtenidos desde Internet…

Desde esta perspectiva y teniendo claro que el punto de partida puede ser pedagógico antes que técnico, el gran reto es adelantarnos a las necesidades de nuestro alumnado y sus familias, fomentando su autonomía e impulsando que se conviertan en agentes activos de su propio aprendizaje, por una parte, y por otra, asumiendo un nuevo papel de las familias a las que se les ofrece la posibilidad de participar.

Los estudiantes del siglo XXI se encuentran con unas herramientas con las que poder realizar procesos más cercanos a su estilo de aprendizaje y las páginas Web de los Centros Educativos se nos muestran, cada vez más, como instrumentos de difusión y orientación a alumnos y padres. Se convierten en un espacio para compartir materiales propios con un objetivo implícito: el proceso de enseñanza-aprendizaje puede continuar fuera de la escuela. La escuela sale de su entorno y se dirige hacia un espacio abierto de aprendizaje y esto, es un indicador de calidad educativa.

MATERIALES Y RECURSOS DIDÁCTICOS, QUÉ HARÍAMOS SIN ELLOS

Gema María Fonseca Morales, Profesora de Enseñanza Secundaria de la especialidad de Formación y Orientación Laboral (Jefa del Órgano de Coordinación Didáctica) en el I.E.S Francisco García Pavón de Tomelloso (Ciudad Real) (15/05/2006)
Todo docente a la hora de enfrentarse a la impartición de una clase debe seleccionar los recursos y materiales didácticos que tiene pensado utilizar. Muchos piensan que no tiene importancia el material o recursos que escojamos pues lo importante es dar la clase pero se equivocan, es fundamental elegir adecuadamente los recursos y materiales didácticos porque constituyen herramientas fundamentales para el desarrollo y enriquecimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos.

Hoy en día existen materiales didácticos excelentes que pueden ayudar a un docente a impartir su clase, mejorarla o que les pueden servir de apoyo en su labor. Estos materiales didácticos pueden ser seleccionados de una gran cantidad de ellos, de los realizados por editoriales o aquellos que uno mismo con la experiencia llega a confeccionar.

En cuanto, a los recursos didácticos, su concepto y uso, han evolucionado a lo largo de la historia sobretodo como consecuencia de la aparición de las nuevas tecnologías. Creo que desde hace muchos años, la pizarra ha sido uno de los recursos didácticos más utilizados por los docentes y creo que así lo seguirá siendo, ya que pienso constituye un excelente recurso didáctico y siempre habrá alguien dispuesto a utilizarla. Pero no creamos que ella no ha sufrido evolución alguna, ya que en muchos centros ya no se utilizan aquellas sobre las que pintas o escribes con tizas sino aquellas pizarras en las que se utilizan rotuladores. Junto a la misma, han aparecido multitud de recursos didácticos, que van desde las nuevas tecnologías, a la prensa y los recursos audiovisuales.

Hoy en día el docente tiene muchos recursos a su alcance para lograr una formación de calidad de sus alumnos. Cuenta con:

Recursos personales, formados por todos aquellos profesionales, ya sean compañeros o personas que desempeñan fuera del centro su labor, como agentes sociales o los profesionales de distintos sectores, que pueden ayudarnos en muchos aspectos a que los alumnos aprendan multitud de conocimientos.

También contamos con recursos materiales que podemos dividir en recursos impresos, audiovisuales o informáticos. Entre los primeros podemos destacar los libros de texto que los alumnos pueden utilizar si así lo cree conveniente el profesor. Los libros de consulta que normalmente son facilitados por los docentes o que se encuentran en los centros para su consulta por el alumnado.

Creo que la biblioteca escolar es uno de los lugares más visitados por los estudiantes ya que constituye un lugar fantástico donde se encuentran muchos recursos didácticos para su utilización.

Además contamos con la prensa, cada día pienso que constituye un recurso didáctico más importante para todos, ya que a través de ella es muy fácil mostrar la realidad del mundo, los problemas que cada día tenemos y a los que nos enfrentamos.

Junto a ellos, nos centramos ahora en los recursos audiovisuales, también ellos han sufrido evolución a lo largo de la historia. Antes tan solo se utilizaban los videos, los radiocasetes y en determinadas ocasiones el retroproyector. Hoy es fácil ver DVD en casi todos los centros, las películas para videos ya casi están en desuso y es muy difícil encontrarlas, las cintas de música han pasado a ser CD de música y el retroproyector de diapositivas al de transparencias o incluso en muchas ocasiones y con el uso de la informática el cañón de imagen.

Quizás también precisa una mención especial el cine, un recurso didáctico muy importante pues no olvidemos que muchos de nuestros alumnos aprenden multitud de cosas a través de la televisión, de los medios audiovisuales.

Por último, creo que merecen un lugar destacado los recursos informáticos como recurso didáctico. Yo en mi experiencia docente utilizo dichos recursos casi a diario, siendo el ordenador mi principal herramienta de trabajo, y todo ello debido a que mi especialidad, Formación y Orientación Laboral se ocupa de analizar y conocer el mundo laboral, lo que exige una actualización casi diaria, que solo puedo lograr a través del ordenador, por medio de Internet. Es por ello que para mi la informática es una herramienta clave de trabajo pues a través de ella el alumno puede ver el mercado laboral y la realidad del mundo laboral que vivimos. Además y debido a que en la actualidad la informática ha sido introducida en la mayoría de puestos de trabajo, el sistema educativo no puede quedar impasible ante estos avance y debe contemplarse el uso y manejo de la misma por el alumnado y que menos que por sus profesores.

También el cañón de imagen es una herramienta importante hoy en día y que se empieza a utilizar con mucha asiduidad, ya que con él, es muy fácil proyectar a los alumnos, imágenes, esquemas o resúmenes de aquello que queremos explicar.

Creo que debemos pararnos a pensar si estamos utilizando los recursos y materiales didácticos correctos en nuestras clases y sobretodo, animo a todos los docentes a que comiencen a utilizar las nuevas tecnologías en sus clases porque ayudan en gran medida a llevar a cabo su labor docente.

EVOLUCIÓN DE LOS MATERIALES DIDÁCTICOS EN LA FORMACIÓN EN LÍNEA

1. Introducción

Actualmente se está llevando a cabo un análisis en la Universidad de Salamanca sobre el uso y resultado de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en los métodos docentes del personal de esta Universidad. Cuando se solicitó a algunos miembros de nuestro grupo de investigación colaboración en este análisis contestando un pequeño cuestionario, nos hizo reflexionar sobre la penetración real de las TIC en los procesos de enseñanza/aprendizaje desde una perspectiva general.

Para un conjunto de personas más o menos introducidas en la eFormación, que nos preocupan temas relacionados con las plataformas, los objetos de aprendizaje, los estándares, los metadatos, el diseño instructivo o los ePorfolios, a veces cuesta caer en la cuenta que si bien es cierto que las TIC se están incorporado de forma paulatina, pero sin pausa, a los procesos de enseñanza/aprendizaje –aunque con diferente ritmo y alcance dependiendo de los niveles educativos, el contexto en el que se desarrolla, los medios con los que se cuenta y las personas involucradas– hay muchos docentes que aún tienen problemas para manejar con soltura un programa de presentaciones o incluso abrir un correo electrónico, cuanto más para crear un material didáctico orientado a la formación en línea; lo cual no deja de suponer un importante freno para el desarrollo de más y mejores ofertas formativas en línea.

Estas reflexiones coincidieron en tiempo con este monográfico dedicado a los recursos y materiales didácticos, lo cual nos pareció una interesante oportunidad para hacer un recorrido por la evolución de los materiales didácticos de carácter digital desde su carácter de apoyo a las clases presenciales hasta su aplicación en los entornos de eFormación, tomando como referencia la experiencia acumulada en varios años de profesión docente. En el resto de este artículo, de una manera no exhaustiva, se va a hacer un recorrido por una serie de etapas, en las que el desarrollo de materiales y recursos didácticos de carácter digital presenta objetivos muy distintos, que influyen en su concepción y tipología.

2. Etapa pre-virtual: los apuntes y las transparencias

El uso de aplicaciones básicas de ofimática, fundamentalmente un procesador de textos y un software de presentaciones, se ha convertido en algo muy habitual en el quehacer diario del docente para preparar unos recursos con dos objetivos básicos: servir de material fundamental de referencia para las materias impartidas y/o servir de guión a la hora de impartir la clase, siempre y cuando se contara con los medios oportunos (ordenador, cañón de proyección, etc.), lo que afortunadamente hoy en día cada vez es más común.

Normalmente estos recursos se crean inicialmente con un carácter de uso exclusivo del docente, con la idea de ser consumidos de forma impresa, aunque poco a poco se irán poniendo al alcance de los alumnos (muchas veces debido a la insistencia de estos), eso sí casi siempre en formato papel.

El mayor reto a superar en esta fase es la reticencia del docente a compartir su trabajo, pero se está sembrando una semilla muy importante, empieza a construirse una base de recursos que, aunque concebidos para ser consumidos impresos, existen en formato digital, lo que nos va a facilitar el paso a la siguiente etapa, las páginas web de las materias como almacén de recursos compartidos.

3. Etapa de publicación web

La Web se convierte en el escaparate ideal para que el docente, una vez vencidas sus reticencias, publique todos aquellos materiales y recursos que tiene desarrollados en formato digital, haciéndolo prácticamente sin ningún esfuerzo añadido a una forma de trabajo que tiene ya asimilada.

El binomio página web estática y sencilla y los materiales en formato PDF (Portable Document File) se convierte en la opción más generalizada. Fundamentalmente porque se consiguen las capacidades de presencia, comunicación y compartición de información, propias del entorno web, a la par que se sigue manteniendo esa vinculación al material impreso que confiere el formato PDF, todo ello con muy poco esfuerzo añadido por parte del docente.

Es importante destacar que esto es solamente la base más sencilla sobre la que acercarse a los complementos virtuales en el proceso de enseñanza/aprendizaje tradicional. A partir de aquí las posibilidades que se abren son amplísimas, tanto en el ámbito de los contenidos –con materiales desarrollados para ser consumidos preferiblemente en línea como retículos hipertextuales en formato HTML (HyperText Markup Language) que incorporan información multimedia en forma de imagen, vídeo, audio y/o animaciones– como en el ámbito de la interacción y la comunicación síncrona y asíncrona.

De una forma muy sutil, muy callada, pero imparable en el sentido de que siempre se busca dar un paso adelante, superarse en la siguiente edición de un curso o de una asignatura, se están sentando las bases de una nueva etapa: los campus virtuales.

4. Etapa de campus virtual

Si a los materiales desarrollados se les dota de una cierta organización académica; si se añaden los medios de comunicación necesarios, fundamentalmente asíncronos, pero sin descartar los síncronos, para poner en contacto a las diferentes personas que participan en un proceso de enseñanza aprendizaje; y si se dotan los servicios de gestión académica oportunos, se tienen los cimientos de un campus virtual preparado para llevar a cabo experiencias de formación en línea, mixtas o de apoyo a la docencia presencial.

De nuevo el nivel de sofisticación es muy variado, se puede partir de materiales ya desarrollados en etapas previas para afrontar experiencias de eFormación usando plataformas o entornos LMS (Learning Management Systems), donde el éxito o el fracaso de la acción formativa no van a estar tanto en los propios materiales como en el factor humano (el equipo de tutores) que da el soporte a dicha formación (Seoane y Lamamie, 2005). Sobre esta línea de actuación tenemos diferentes experiencias, algunas orientadas a un formato de mera educación a distancia usando un entorno de eFormación como soporte, lo cual suele dar resultados muy pobres en cuanto al éxito y al retorno de la inversión en dicha formación (García et al., 2006), y otras mucho más satisfactorias y exitosas, cuando el esfuerzo se ha puesto en la metodología y en el factor humano como es el caso del Diploma de Alta Formación Continua de la Universidad de Salamanca “Tecnologías y métodos de formación en red: Tutor on-line” (http://www.tutoron-line.info).

No obstante, y como no podría ser de otra forma, este tipo de enfoques posibilita nuevas posibilidades en el desarrollo y despliegue de los materiales didácticos. En este sentido se ha puesto mucho énfasis en el empaquetamiento de estos materiales en el formato de objetos de aprendizaje (Wiley, 2001).

El concepto de objeto de aprendizaje enfatiza la noción de reutilización en el contexto de los contenidos educativos digitales mediante una serie de estrategias que se estructuran en tres líneas generales: la granularidad de los contenidos, su descripción a través de unos metadatos y la interoperabilidad, que asegura que un mismo recurso pueda ser usado en distintas plataformas LMS con la misma funcionalidad y de forma transparente para el usuario final.

Hablar de los pros y los contras de los objetos de aprendizaje excede con mucho el objetivo de este artículo, pero si deberíamos constatar algunos hechos que influyen en el desarrollo de materiales didácticos bajo este paradigma.

En primer lugar cabe destacar la absoluta necesidad de que el objeto de aprendizaje vaya acompañado de un envoltorio de metadatos, que ofrezca un conjunto de criterios que faciliten las búsquedas y permitan un acceso más rápido a aquellos objetos de aprendizaje que cumplan los requisitos marcados. En este sentido se cuenta con el estándar IEEE LOM (Learning Object Metadata) (IEEE, 2002), que especifica la sintaxis y la semántica de los atributos (metadatos) necesarios para describir los objetos de aprendizaje.

Debido al reconocimiento de LOM como estándar, algunas iniciativas lo utilizan de base para la definición de sus especificaciones como el caso de IMS (2001) y SCORM (2004). LOM puede extenderse, es decir, si la aplicación lo requiere se pueden agregar elementos, pero a fin de mantener una interoperabilidad semántica estos elementos agregados no pueden reemplazar o duplicar el contenido de otro ya incluido en el estándar. Ante esta situación surgen los perfiles de aplicación (application profiles) que definen nuevos perfiles dirigidos a aplicaciones específicas combinando y utilizando elementos de uno o más estándares o especificaciones, pero manteniendo la interoperabilidad con los estándares originales (Duval et al., 2002).

Es también importante señalar que un objeto de aprendizaje debe cumplir con una estructura interna que asegure su valor pedagógico. De tal manera, se debe incluir una presentación o idea general que defina el objetivo de aprendizaje y los contenidos abordados, un desarrollo o actividad, responsables de la adquisición de los aprendizajes, y una evaluación final. Se trata por lo tanto de unidades que pueden funcionar con autonomía respecto del contexto donde se presentan, condición que obliga al creador de este tipo de recursos a evitar los enlaces y referencias entre las distintas unidades o módulos (Ovelar y Díaz, 2006).

Llegados a este punto se puede apreciar la complejidad técnica y pedagógica que se deriva de la creación de los materiales didácticos empaquetados en forma de objetos de aprendizaje. Aunque existen diferentes herramientas de autor que permiten la creación de los objetos de aprendizaje, empieza a diferenciarse el rol de docente del rol de creador de contenidos, apareciendo este último como un perfil profesional todavía no muy instaurado en el mundo universitario, pero cada vez más demandado en las iniciativas de formación empresarial.

5. Etapa de creación colaborativa

No queríamos terminar este recorrido por los estadios de la creación de los materiales didácticos digitales, sin dejar de mencionar una manera de crear contenidos muy al estilo de Internet, esto es, con ese espíritu de creación colaborativa y desinteresada que aparece en muchas iniciativas de la Red. Aquí los conceptos de blog y muy especialmente de wiki (baste mencionar la archiconocida Wikipedia- http://www.wikipedia.org/) toman una dimensión de protagonismo absoluto.

6. Conclusiones

El desarrollo de materiales didácticos digitales presenta una evolución continua y en este artículo se ha pretendido subrayar la línea de evolución que, desde el desarrollo inicial de documentos digitales, concluye en la proliferación de los sistemas educativos en línea basados en la metáfora del campus virtual.

Es en este último estadio de su evolución en el que el concepto de material didáctico digital toma el formato de objeto de aprendizaje con una clara orientación hacia la reutilización y la garantía de calidad de su contenido.

Pero estos elementos no están exentos de polémica y controversia. La comunidad sigue sin ponerse de acuerdo unánimemente sobre su concepción y características. Su propiedad de granularidad sigue siendo un problema para su reutilización efectiva, lo cual redunda en falta de bibliotecas reales de objetos de aprendizaje. Así pues, sigue sin haber un respaldo mayoritario en la práctica al uso de los objetos de aprendizaje. Para más confusión uno de los creadores de este paradigma, David Wiley, afirma en su blog que los objetos de aprendizaje han muerto (Wiley, 2006).

En este sentido, más importante que entrar en discusiones bizantinas o en posturas catastrofistas, se deben sentar las bases para el siguiente nivel de actuación en la creación de materiales para la docencia en línea. Las líneas de investigación se encaminan hacia el diseño instructivo o diseño educativo, que va más allá del mero diseño de un contenido educativo, siendo un elemento que cataliza un conjunto completo de objetivos, contenidos, actividades, etc., perfectamente secuenciados para lograr el aprendizaje efectivo a través de nuestros entornos de eFormación.

Existen diversas teorías educativas al respecto e importantes iniciativas en cuanto a lenguajes de especificación, destacando IMS LD (2003). Es en el buen uso de este tipo de herramientas donde se encuentra uno de las líneas fundamentales de desarrollo de contenidos pedagógicamente contrastados y donde se puede dar un doble nivel de reutilización, el de los objetos de aprendizaje propiamente dicho, con todas sus reservas, y el de los diseños de aprendizaje, como algo extremadamente potente.

Agradecimientos

Queremos agradecer a los miembros del Grupo de investigación en interacción y eLearning de la Universidad de Salamanca su colaboración en forma de comentarios críticos para el desarrollo de este artículo. Este trabajo está parcialmente soportado por el Ministerio de Educación y Ciencia a través del proyecto de investigación KEOPS (TSI2005-00960).

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y LOS MÁS PEQUEÑOS

Rocío Lara López, Asesora Técnica de Eurociencia S.A. (Barcelona) (15/05/2006)
En Eurociencia S.A, tenemos una amplia experiencia en el manejo de productos desarrollados a partir de nuevas tecnologías. De hecho fuimos pioneros en España, en la década de los 90, en la introducción de Sistemas de Adquisición y Tratamiento de Datos dentro del ámbito educativo de nivel medio y superior y hemos mantenido este espíritu al promover y comercializar aulas informatizadas multimedia y programas de gestión de aula para el desarrollo de clases tanto presenciales como virtuales.

A lo largo de 15 años de actividad hemos vivido de cerca la evolución de los distintos equipamientos y soluciones así como de los cambios de actitud del profesorado. Por una parte la rápida evolución de la electrónica y de la informática han permitido que los costes de estos productos se reduzcan, aumenten en prestaciones, se consigan diseños más atractivos y funcionales y por la otra la inclusión de las TIC en el sistema educativo han provocado que el interés por dotar a los centros educativos de estos sistemas vaya en aumento.

No obstante el principal problema que hemos detectado es sin lugar a duda la sensación de falta de apoyo por parte de los fabricantes y en ocasiones de la administración para proporcionar una formación adecuada y acorde con las demandas del profesorado. A pesar de la facilidad de uso y de lo amigable de las interfaces, cuesta romper el hielo de aplicar una nueva tecnología y modificar el patrón de enseñanza establecido. Nuestra constante lucha es convencer al profesor que las nuevas tecnologías buscan facilitar el trabajo de enseñar y en ningún caso complicarlo.

Uno de nuestros productos estrella, Easy Sense Q3, galardonado con el Primer Premio Innova 2006 en la reciente edición del Salón de recursos didácticos Expodidáctica, celebrado en Barcelona, nos ha permitido compartir de forma directa con el profesorado de educación primaria la posibilidad de introducir las nuevas tecnologías en los niveles de formación más básicos de una manera natural y casi lúdica. Si precisamente para esta nueva generación es común utilizar un ordenador y un teléfono móvil ¿por qué no ha de ser “normal” encontrar en el aula un medio que le permite conocer la temperatura, la intensidad de luz, el nivel de sonido, etc. y poder ver estos valores directamente en el ordenador, jugar con los números que aparecen e intentar modificar las lecturas obtenidas?

Aprender desde la observación y la experimentación a edades tempranas consolida la base del conocimiento. Cada día vemos salir y ponerse el sol, intuimos que durante el día hay luz y por la noche oscuridad, que escuchamos mejor al profesor cuando guardamos silencio y que los gritos en el patio de la escuela pueden llegar a ser molestos. Cuando llega el invierno nos abrigamos más y cuando estamos en verano el tipo de ropa que llevamos es completamente distinta, no sólo porque no utilizamos abrigos sino porque se vuelve más fina y de colores más claros. ¿Pero cómo medir, por ejemplo, el impacto sobre el cuerpo de una prenda de lana contra una prenda de lino?

La experiencia es sencilla, colocamos a la luz de una ventana soleada un trozo de cada tejido y por debajo de ellas un termómetro para cada muestra, al cabo de un tiempo prudente, por ejemplo 10 minutos, observamos que las temperaturas son distintas. Una ha “guardado” más calor y la otra menos. Podríamos repetir la experiencia durante unos cuantos días más a medida que la estación evoluciona, procurando que sea siempre a la misma hora (sea invierno o verano), pero al final los alumnos perderían el interés porque más o menos intuyen qué pasará. Si repetimos la experiencia al cabo de tres meses cuando entramos en la estación opuesta a la inicial, seguramente obtendríamos resultados similares pero los valores de temperatura no serían los mismos. ¿Por qué no tengo las mismas temperaturas si siempre he hecho el registro a la misma hora? ¿Se conserva la proporción diferencial de temperatura en invierno y en verano? ¿Qué pasa si además de colocar prendas con distinto tejido utilizo prendas con el mismo tejido y de distinto color? Se podrían proponer múltiples combinaciones pero seguramente no tendríamos el tiempo suficiente para llevarlas a cabo si se realizaran de forma “tradicional”.

Si el aula dispone de un sistema de registro de temperaturas y un registro de intensidad de luz estas mediciones se pueden programar y realizar de forma automática, de vez en cuando podemos acceder a la base de datos del registro y comparar los gráficos de evolución de temperatura en función del día, de la hora, de la estación del año, y lo más importante es que, con toda certeza, siempre mantendremos vivo el interés de los pequeños por descubrir lo que ha pasado entre un periodo de tiempo y otro. De cara al profesor esto no ha representado más trabajo y ha rentabilizado en una experiencia el poder explicar cosas interesantes sobre el día y la noche, las estaciones, los materiales y, de forma natural, ha creado un hábito de rigor científico a través del análisis de los resultados como explicación a fenómenos que ocurren cada día y no como meras cifras que poco hablan por sí mismas.

Ejemplos hay muchos, ¿por qué negar que tenemos medios para hacernos la vida más fácil? Basta hacer un poco de memoria para recordar aquellos días en que se escribía una carta a mano o a máquina, si queríamos enviarla a más de un destinatario pasábamos por la fotocopiadora y para enviarla la metíamos en un sobre, le enganchábamos un sello y la llevábamos al buzón con la suficiente antelación para que llegara a tiempo. Hoy en día con unas pocas combinaciones de teclas tenemos cuantas copias necesitemos, en el lugar más remoto del planeta y casi en el mismo instante de haberlas redactado.

Las TIC se han vuelto así insustituibles en el entorno general, y por lo tanto en el entorno didáctico y la mejor forma de dominarlas y de introducirlas naturalmente es desde la infancia. Ahora es posible y con toda facilidad para el profesorado.

LAS TICS EN EL AULA

Dolors Llorens, Responsable de Comunicación de Ambientech (Barcelona) (15/05/2006)

Los materiales didácticos multimedia han ido adquiriendo una creciente importancia en la educación actual. La elaboración de estos materiales didácticos ha ido evolucionando a lo largo de estos últimos años y hoy casi nadie pone en duda su capacidad de incidir en el aprendizaje desde la más temprana edad.

Es una realidad incuestionable hoy que la incorporación de las TICs en la sociedad y en especial en el ámbito de la eduación aporta una gran fuente de recursos y materiales didácticos que influyen de manera significativa en la enseñanza y el aprendizaje de la comunidad estudiantil.

Un sistema de aprendizaje basado en las Tecnologías de la Información y la Comunicación aporta sin duda un valor añadido al actual sistema educativo y abre las puertas a nuevos paradigmas educativos y de formación.

La utilización de las TICs en el aula proporciona al estudiante una herramienta que se adecua sin duda a su actual cultura tecnológica y le da la posibilidad de responsabilizarse más de su educación convirtiéndolo en protagonista de su propio aprendizaje.

Es en este contexto que Ambientech ha apostado por incorporar las TICs en el aula desarrollando un portal de ciencias, tecnología y medio ambiente para la ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos, con recursos pedagógicos dinámicos que utilizan una metodología activa y innovadora con el objetivo de aumentar la motivación del alumnado hacia materias relacionadas con las ciencias.

“La utilización en el aula de los materiales multimedia diseñados por Ambientech, opina el IES Ferran Tallada*, contrariamente a lo que se pueda pensar mejora la comunicación entre el profesor y el alumnado y aumenta su motivación y satisfacción en el aprendizaje de nuevos conceptos. La posibilidad de manipular, de interactuar favorece el aprendizaje significativo. Los recursos visuales y auditivos variados y el planteamiento de actividades como situaciones reales facilitan la comprensión de aspectos que resultan a veces difíciles de integrar en el trabajo tradicional del aula.

La variedad de la tipología de actividades que contiene el programa ambientech evita la monotonía y favorece el interés del alumnado con capacidades diversas, respetando su propio ritmo de aprendizaje y facilitando al profesorado un resultado positivo en cuanto al trato de la diversidad en el aula”.

Los estudios revelan que la interactividad de las aplicaciones multimedia favorece una enseñanza y aprendizaje más dinámico y didáctico. La actitud del usuario frente a la interactividad estimula la reflexión, el cálculo de consecuencias y provoca una mayor actividad cognitiva.

Los recursos multimedia presentes en Internet complementan la oferta de contenidos tradicionales con la utilización de animaciones, vídeos, audio, gráficos, textos y ejercicios interactivos que refuerzan la comprensión de los contenidos del texto y enriquecen su presentación.

En definitiva la utilización de las TICs en el aula pasará de ser una posibilidad a erigirse como una necesidad y como una herramienta de trabajo básica para el profesorado y el alumnado.

* El IES Ferran Tallada de Barcelona ha realizado todas las pruebas piloto de las actividades del Portal www.ambientech.org con su alumnado de ESO y Bachillerato.

LAS NUEVAS TECONOLOGÍA: ¿ALIADOS O ENEMIGOS DEL PROFESOR?

Elena Orduna Nocito, Coordinadora de Idiomas de la Universidad Antonio de Nebrija (Madrid) (15/05/2006)

Las nuevas tecnologías han experimentado un notable desarrollo en las últimas décadas despertando, a su vez, un gran interés en la sociedad actual. En un país desarrollado y moderno como el nuestro, los avances tecnológicos tienen un rol fundamental tanto en el ámbito personal como en el profesional. Afortunadamente, un gran número de profesionales se han visto forzados a adaptarse a los nuevos tiempos y adquirir nuevas destrezas que les permitan emplear herramientas de trabajo como ordenadores, bases de datos, editores de imágenes, software para presentaciones, cañones, DVDs, etc. que tanto facilitan nuestra labor diaria. Los profesores de idiomas no debemos quedarnos atrás, sobre todo, si tenemos en cuenta que uno de nuestros principales objetivos es formar al alumno para que se comunique de forma natural en una lengua meta en su entorno personal y profesional.

Desde hace tiempo, el personal docente paulatinamente ha ido incorporando a sus herramientas de trabajo otras tecnológicamente más avanzadas para preparar materiales didácticos. Ahora queda dar un paso más y convertir estas herramientas en medios al alcance del alumno para favorecer su aprendizaje. Esto no es una tarea fácil ya que muchas veces puede producir cierta ansiedad y frustración en el profesorado, que se ve abrumado por la falta de conocimiento en el manejo de los avances tecnológicos. Sin embargo, no debemos perder de vista el potencial que estas nuevas tecnologías ofrecen a la docencia ya que, con cierta preparación previa, un poco de esfuerzo y el apoyo técnico de otros departamentos, se puede conseguir manejar estas herramientas con un alto grado de satisfacción.

La tecnología ha permitido adaptar recursos tan sencillos como pizarras de tiza a modernos artilugios como pizarras electrónicas. Los antiguos laboratorios de idiomas han pasado a ser sofisticadas aulas “multimedia” con ordenadores, Internet, cañones de proyección, DVDs, micrófonos, webcams, telefonía IP, etc. Todas estas adaptaciones e incorporaciones de nuevos elementos contribuyen, de manera decisiva, a motivar al alumno y hacer más atractivo el aprendizaje, pero hacen replantearse la selección de materiales, de contenidos y de metodología a emplear en los cursos de idiomas.

El enfoque comunicativo y de tareas que, actualmente, prima en el aprendizaje de las lenguas, hace de la tecnología un elemento indispensable para permitir simular situaciones reales, similares a aquellas en las que el alumno se pueda ver involucrado en su futura vida profesional. Este desarrollo de tareas constituye una parte esencial en los cursos de fines académicos dónde se prepara al alumno para llevar a cabo tareas reales utilizando el vocabulario específico, las estructuras gramaticales idóneas, las destrezas lingüísticas y otras habilidades o conocimiento previo del alumno relacionada con un área concreta. Y el alumno sólo puede realizarlas de manera satisfactoria si tiene al alcance los avances tecnológicos que necesitaría en la vida real. Por ejemplo, los alumnos de periodismo podrían grabar un programa de radio, los de comunicación audiovisual elaborar un guión y grabar un corto, los de publicidad crear una pequeña campaña publicitaria, los de empresariales simular inversiones en bolsa con el software adecuado, etc. La incorporación de las nuevas tecnologías permite al alumno tener la sensación de estar aprendiendo y haciendo algo que merece la pena, lo que ayuda a motivarle de manera decisiva.

Como vemos no todos los recursos son igual de válidos en los distintos cursos. El perfil del alumnado y del profesorado, el detallado estudio de las necesidades y expectativas del curso, las facilidades que ofrece el centro y el presupuesto disponible, deben ser considerados a la hora de decidir que avances y herramientas tecnológicas se deben seleccionar como materiales para desarrollar el aprendizaje.

Cuando hablamos de la incorporación de las nuevas tecnologías al aula, viene a la mente la imagen de un alumno aislado, ante un ordenador, y con un programa informático de idiomas dando palos de ciego con cierta frustración. Pero nada más lejos de la realidad. Los roles tradicionales que el profesor y el alumno han venido desempeñando sufren importantes modificaciones en las aulas multimedia lo que permite que este sistema funcione. La figura del profesor como único facilitador del conocimiento y el alumno como elemento pasivo, tiende a desaparecer. El alumno obtiene mayor autonomía e independencia, adquiriendo un mayor control y más capacidad de decisión en el proceso de aprendizaje. El profesor se convierte, por tanto, en un punto de apoyo y de guía para el alumno debiendo monitorizar de manera constante y en colaboración con el aprendiz el aprendizaje. De esta manera, la posible sensación de aislamiento, miedo al fracaso o frustración, así como las dificultades de comprensión del sistema se pueden paliar fácilmente con la constante presencia de miembros del equipo docente y unas sesiones explicativas ofreciendo instrucciones claras sobre la metodología a seguir y el manejo de las herramientas.

Mencionaremos a continuación algunos avances tecnológicos que ciertas instituciones están incorporado a las aulas de idiomas y las ventajas e inconvenientes que ofrecen. Obviaremos los más generales como el video, el DVD y los reproductores de audio por entender que su uso es ya un hecho en la docencia de idiomas. El procesador de texto constituye una herramienta extremadamente útil tanto para la creación de materiales como para la adaptación de los mismos a las necesidades concretas de los alumnos. Pero además, estos procesadores pueden ser utilizados por los mismos alumnos para crear sus propios ejercicios e intercambiarlos con sus compañeros en etapas de revisión o de refuerzo de estructuras y vocabulario.

Las conexiones a Internet también se están incorporando de manera paulatina a las aulas con el fin de permitir buscar al alumno información y realizar las distintas actividades que se le encomiendan. Internet permite tener acceso rápido a una amplia cantidad de información actualizada y con diversos niveles de profundidad en el tema sin necesidad de moverse del aula. No obstante, el alumno debe ser selectivo ya que la información que encontramos no siempre es fiable. Además, la conexión permite acceder y descargar textos, bases de datos, gráficos, video clips información de periódicos reales en la lengua meta que pueden ser de utilidad al alumno para las tareas a realizar. Internet es altamente motivador para estudiantes quienes lo consideran una herramienta auténtica y práctica.

El correo electrónico es extremadamente útil para favorecer el intercambio de información entre profesores y alumnos así como entre los compañeros. Varias universidades han desarrollado experiencias piloto de aprendizaje tandem dónde un alumno aprendiendo una lengua meta, intercambia mensajes de correo con un nativo que, a su vez, está aprendiendo la lengua nativa del primero. Estas parejas intercambian información y mensajes corrigiendo y ayudando a su compañero en el proceso de aprendizaje y contribuyendo al perfeccionamiento del idioma. El intercambio de mensajes se puede realizar en clase y es supervisado por el profesor, no obstante, el alumno es libre de intercambiar tantos mensajes como quiera con su compañero fuera del aula. Estos intercambios permiten mejorar tanto el registro formal como el informal ya que la naturaleza de los intercambios puede ser de naturaleza muy diversa. No obstante, esta herramienta sólo se centra en la comunicación escrita.

La telefonía IP ofrece oportunidades muy similares a las del correo electrónico pero en este caso potencia la comunicación verbal. De nuevo, esta tecnología no exige demasiados requerimientos técnicos e implica un reducido coste. Por medio de la telefonía IP, los alumnos se pueden comunicar en tiempo real con hablante nativos superando las barreras espacio-temporales que, de otro modo, este tipo de comunicación implicaría.

Existen en el mercado numerosos programas de idiomas de alta calidad que facilitan la creación de materiales y contenidos, si bien es cierto que estos programas se basan principalmente en estructuras gramaticales y vocabulario general que no en todos los casos se ajustan a las necesidades reales de los estudiantes. El profesor deber actuar como mediador entre los contenidos del sistema y el alumno redefiniéndolos, supliendo las carencias e incorporando otras actividades que permitan desarrollar destrezas lingüísticas y extralinguísticas que el alumno necesite. Una importante carencia en la mayoría de estos programas informáticos es el “feedback” sobre las actividades o errores concretos de cada alumno. Algunos programas ofrecen explicaciones generales pero en la mayor parte de los casos esto no es suficiente y deber ser complementado con sesiones explicativas, resúmenes, aclaraciones de puntos concretos, revisiones, etc.

Nuestra experiencia en el uso de recursos pedagógicos desarrollados a partir de las nuevas tecnologías ha sido muy satisfactoria pero aún han muchas otras posibilidades que se podrían explotar y elementos que se deben evaluar y revisar. Las herramientas tecnológicas en el aula no constituyen un fin en si mismo, pero sí un medio determinante para motivar al alumno en involucrarle en el proceso del aprendizaje. Con un buen manejo de los mismos, la labor del docente se facilita enormemente. Por todo ello, podemos afirmar que los avances tecnológicos constituyen un claro aliado tanto para el profesor como para el alumno en el proceso de aprendizaje.

UNA NUEVA AULA: ¿Un nuevo profesor?

Jesús Ramírez Cabañas, Psicólogo educativo en el Colegio Fuentelarreyna y Coordinador de la Sección de Psicología Educativa del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (Madrid) (15/05/2006)

En los últimos años han proliferado las nuevas tecnologías y se han ido instalando en las aulas de los centros escolares con cierta parsimonia, pero de manera casi implacable.

En la actualidad es casi imposible asistir a una conferencia y que el orador no venga acompañado de una presentación en “Power Point”, desdeñando aquellas antiguas transparencias, que en realidad, sólo servían para refrescar la memoria del ponente, y que ya dejaban, aún sin querer, en un segundo plano, el uso de la palabra como medio de intercambio de ideas. Es evidente que con dichas presentaciones, el discurso ya no es que quede en un segundo plano, sino que los asistentes, embobados por los dibujitos que el ordenador ha creado, y por el movimiento de sus diapositivas, a veces, hasta pierde el hilo de la narración. Cualquier adulto que haya asistido a una charla puede comprobar en sí mismo, que esto es cierto.

En mi colegio, aún queda una maestra que enseña a multiplicar con una huevera y un puñado de garbanzos, para pasar, más adelante, a la bellísima melodía de la tabla, aún enaltecida por las voces de los niños, e inmortalizada por Machado en aquella “tarde parda y fría de invierno...”, donde entrelazada con los versos, se cantaba aquello de: “cien veces ciento, diez mil, mil veces mil, un millón”. Esto lo recordé hace unos meses en la presentación de un producto elaborado por una editorial de reconocido prestigio, donde no es que quedara embobado, sino que aún me sentí un poco imbécil por haber tenido que aprender durante tantos años, escuchando las explicaciones de mis profesores, por ejemplo, cómo funciona un motor de explosión, en lugar de ver cómo, en unos segundos y frente a mí, se iban encastrando todas las piezas del susodicho motor, situándose bajo el capó de un vehículo y poniéndolo en marcha. El aspecto manipulativo de las hueveras y los garbanzos es similar a las imágenes que el ordenador nos mostraba del motor; con la diferencia de que una huevera y unos garbanzos son más fáciles de transportar al aula que un motor de explosión, y sin embargo, la imagen manipulativa-visual de ambas experiencias es muy similar.

Hace casi veinte años, elaboré un programa de educación sexual para mis alumnos y alumnas de octavo de EGB porque en un viaje de fin de curso, una niña estuvo a punto de morir, primero de miedo, y de vergüenza después, al sufrir su menarquía mientras asistíamos a una de las excursiones programadas, porque nadie le había hablado de ello. El seminario iba apoyado con unas fotocopias de dibujos obtenidos del texto de Masters y Johnson, y el discurso, muy completo y avanzado para los tiempos que corrían, aclaraba más términos de los que aquellos alumnos demandaban. El curso pasado decidí actualizar mi seminario utilizando una preciosa presentación de Power Point, ilustrada con fotografías, dibujos y películas de corta duración, y la Dirección de mi colegio me lo censuró por considerarlo obsceno. Sin embargo, desde que comencé a impartir la asignatura optativa de Psicología en 2º de Bachillerato, en 2001, hasta hoy, he realizado algunas modificaciones acorde con los tiempos, y en la actualidad, hago uso de un cañón, con el que proyecto imágenes de mi ordenador, y al estar conectado por red inalámbrica wi-fi a Internet, puedo intercalar páginas web e información de última hora relacionada con síndromes como el TEPT, o leer artículos publicados en revistas especializadas, por citar algún ejemplo. Desde aquel inicio hasta hoy, he de reconocer que dedico cierto tiempo a la preparación de mis clases, pero mucho menos que el que entonces utilizaba tratando de hacer algo más amenas mis explicaciones. Las calificaciones de mis alumnos y alumnas han mejorado ostensiblemente porque les cuesta mucho menos estudiar, ya que el recuerdo visual es mucho más duradero que el auditivo, y la combinación de ambos, produce un efecto emocional aún más fácil de recordar.

En alguno de los centros que he visitado, he encontrado aulas comunes, en lugar de las típicas líneas o secciones, donde se han dispuesto rincones con todo tipo de material tecnológico, para que los profesores trabajen con aquellos alumnos que tienen dificultades de aprendizaje. El aula común tiene un cañón pegado al techo que enfoca sobre una pantalla situada de tal manera que no cubre la pizarra, por lo que es posible utilizar ambos recursos. Esto permite que un profesor explique, por ejemplo, una figura piramidal y al tiempo que desarrolla las fórmulas en la pizarra, los alumnos puedan ver su desarrollo en tres dimensiones.

Otros centros, aún más avanzados, disponen solamente de medios tecnológicos, de manera que la clase se convierte en algo virtual, entendido dicho término, no en su acepción clásica, sino como algo inexistente pero hecho realidad. Aquí el profesor deja su función docente en manos de las máquinas.

¿Cuál de los modelos expuestos es mejor? Eso depende de cómo tratemos de evaluar los resultados. En mi caso, como ya he dicho, el profesor sigo siendo yo y los recursos son solamente recursos. De esta manera, es posible aumentar al máximo la atención sostenida, o dicho en otras palabras, el tiempo que los alumnos son capaces de mantenerse atentos a las diferentes explicaciones, y el resultado es evidentemente mejor puesto que aumentan sus calificaciones. Es el mismo caso del colegio en el que todos los alumnos están congregados en el aula común, aunque aquí existe la ventaja de que aquellos que tienen dificultades de atención o de aprendizaje, van a recibir un complemento en uno de esos rincones equipados con medios tecnológicos adicionales. Claro está que no es lo mismo un segundo de Bachillerato, que es donde se imparte la asignatura optativa de psicología, que un 1º de ESO, donde los alumnos aún necesitan este tipo de apoyos. En el tercero de los modelos expuestos, donde no existe la figura del profesor conforme la entendemos, tampoco existen los exámenes, utilizando un modelo de evaluación que a mí aún me resulta difícil de entender, y mucho más de valorar.

En cualquier caso, creo imposible que nadie pueda instruir a la profesora de mi colegio para que utilice algo más moderno que sus hueveras y sus garbanzos, por cierto que últimamente he visto que los ha pintado de colores para discernir entre las unidades, las decenas y las centenas, (se ha modernizado). Y, en cualquier caso, también, sus resultados son excelentes porque todos sus niños, además de aprender a multiplicar al uso, saben lo que están haciendo, y dudo que eso lo pudiera conseguir por otro medio por moderno que éste fuera.

MATERIALES DIDÁCTICOS COMPLEMENTARIOS:

"LA PERVIVENCIA DEL MUNDO ROMANO EN CASTILLA Y LEÓN"

Javier Serna García, Director General de Planificación y Ordenación Educativa de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León (15/05/2006)

Desde el mismo momento en el que la Comunidad de Castilla y León, a través de la Consejería de Educación, comenzó a desarrollar un currículo propio para las distintas etapas educativas se inició una campaña anual dirigida a dotar a los centros educativos de diversos “materiales didácticos complementarios” para el desarrollo del currículo. Con especial referencia a aspectos relacionados con nuestra Comunidad. Así, se ha distribuido a los centros diverso material bibliográfico relacionado con la historia, arte, costumbres y tradiciones de Castilla y León (año 2002), la edición de los materiales relacionados con los “Yacimientos de Atapuerca y la evolución humana” (año 2003) y el “Camino de Santiago” (año 2004).

En el presente curso 2005-2006, el tema elegido ha sido “La pervivencia del mundo romano en Castilla y León”, analizando la romanización desde diversos aspectos políticos, sociales, económicos, artísticos..., como elemento de cohesión entre todas las provincias que conforman esta Comunidad Autónoma. En definitiva, es un pretexto para que nuestros alumnos tengan la posibilidad de encontrarse con sus raíces, tanto lingüísticas como culturales.

Desde Castilla y León siempre hemos defendido que la historia que nuestros alumnos tienen que conocer y aprender no ha de ser exclusiva ni excluyente. Ha de estar integrada en la realidad de los hechos acaecidos en el espacio geográfico que, con el devenir de los tiempos, constituyó la nación española, en la que nuestra Comunidad se inserta orgullosa de su pasado y esperanzada ante su futuro.

El creciente interés por conocer nuestra historia y nuestro pasado se traduce, entre otras manifestaciones, en una valoración profunda del rico patrimonio del legado prerromano y romano, en un momento en el que la desaparición de la milenaria cultura agraria tradicional de Castilla y León presiona para recuperar la historia y la conciencia de un pasado que se desvanece cada día, en un proceso realmente irreversible.

La lengua con que nos expresamos día a día, las costumbres cotidianas de la vida privada que hemos heredado, sin que tengamos conciencia de dicha herencia, o aspectos de la vida pública, que sentimos erróneamente como novedosos son algunos de los descubrimientos que ofrece el sencillo viaje al pasado que se propone con estos materiales didácticos.

Un viaje que nos permite desarrollar la capacidad imaginativa de nuestros jóvenes –nuestro futuro- que han de aprender no solamente a apreciar el inmenso patrimonio artístico que posé nuestra Comunidad, sino también a valorarlo desde un punto de vista estético y creativo. Al tiempo, deben identificar y reconocer la influencia inevitable de unas civilizaciones sobre otras porque, tal y como escribía Cicerón, “nihil enim semper floret, aetas succedit aetati”, es decir “nada hay que florezca siempre, a una edad le sucede otra”.

El trabajo está estructura en torno a seis libros o capítulos que van desarrollando diversos temas: “Los pueblos prerromanos. Los Celtíberos”, “La vida urbana. Las ciudades romanas”, “La actividad agraria. Las villas romanas”, “La comunicación y el comercio. Las vías romanas”, “La actividad económica. Las Médulas” y “La pervivencia de la ciudad romana”. Estos libros están dirigidos al profesorado, aunque también pueden ser material de consulta y de ampliación para los alumnos.

Junto a esta parte más teórica, el proyecto didáctico “La pervivencia del mundo romano en Castilla y León” incorporan un “Proyecto Multimedia”, que contiene diverso material didáctico dirigido más directamente al alumnado y que está constituido por: archivador con fichas, mapas, esquemas..., carpeta con diapositivas y un DVD con actividades y ejercicios destinados a los alumnos (con inclusión del correspondiente solucionario), juegos interactivos, galería de imágenes, transparencias, material complementario o de ampliación, bibliografía, relación de aulas arqueológicas, etc.

Estos materiales se pueden conseguir en el Portal Educativo a través de la siguiente ruta de acceso: http://www.educa.jcyl.es, Profesorado, Recursos para el aula, La pervivencia del mundo romano en Castilla y León.

Esta parte quizás sea la más original, puesto que no sólo pretende dar información. Intenta proporcionar un conjunto de actividades que atraigan la atención de nuestros jóvenes sobre el tema que nos ocupa y que les permita descubrir que todas las civilizaciones han resuelto, con los medios que sus avances técnicos y su organización social permitían, afrontar los retos a los que se enfrentaban. Este conocimiento es el que ha de conducirles a descubrir que muchas de los objetos, costumbres, tradiciones que están incorporados a nuestro quehacer diario hunden su origen en la más remota antigüedad.

Todo este proyecto incorpora, como complemento, diverso material bibliográfico sobre el mundo romano en nuestra Comunidad, así como diversas reproducciones de monumentos, símbolos mágicos o religiosos, útiles propios de la época analizada, monedas..., que pretenden atraer la atención del alumno y que forman parte de unos “cofres” o “maletas didácticas” que se han distribuido entre los Centros de Formación e Innovación Educativa como un recurso didáctico al servicio del profesorado.

Con todo este trabajo lo que se ha pretendido es estructurar de forma sencilla, amena y realista la Hispania Romana en Castilla y León. En definitiva, realizar una difícil simbiosis, al combinar el rigor de la investigación con un estilo de carácter divulgativo y muy didáctico. Pero si hay algo que haya que destacar por encima de todo es que están elaborados por un equipo de profesores de Educación Secundaria que han aportado sus conocimientos y sus habilidades didácticas hasta configurar unos recursos metodológicos para su empleo directo en las aulas.

El éxito de estos materiales didácticos, radica en la muestra y reivindicación de las raíces ancestrales de nuestras tradiciones, maneras de vivir y en la defensa de una Comunidad con una historia común y un pasado del que se siente orgullo, con un referente principal que es el de la identidad con nuestra tierra castellana y leonesa.

En conclusión, se pretende acercar a los jóvenes una viva manifestación de la fuerza creadora que ha permitido evolucionar al ser humano hasta conseguir el nivel de vida del que hoy gozamos.

Con este tipo de materiales didácticos la Consejería de Educación pretende no sólo instruir, enseñar, sino también contribuir a formar ciudadanos en el marco de una sociedad democrática, intención a la que el conocimiento histórico puede aportar la visión de la realidad actual, construida a lo largo de un pasado más o menos remoto, al tiempo que se desarrolla la función crítica ante los acon¬tecimientos, proporcionando individuos activos con capacidad de pensar y decidir. Fuente de estos artículos:www.educaweb.com

.....................................................................................

Esta es una página de recopilación de los mejores datos del español que he encontrado en Internet.  Aquí hay muchos artículos e incluso muchas fotos que me bajé de la red hace mucho tiempo. Si de alguna manera me he olvidado de hacerle la referencia a algún autor o fotógrafo, os pido que por favor me ayudéis, avísandome de la autoría de los mismos, será un placer poner los nombres de los responsables por estos trabajos:         esf@espanolsinfronteras.com

.....................................................................................

 
 
Búsqueda personalizada

 

                                    Principal Arriba Uso de los recursos Vocabulario del Español El alfabeto español El cuerpo humano El hotel El mundo - la tierra El turismo El mapa mundial Fiestas en España Fiestas latinas La casa - El hogar La hora en español La fina estampa Las señales de tráfico Los colores Medios de transporte Los medios Los numerales Las profesiones