La casa - El hogar

La Casa El hogar - Casas Colgadas

 

LA HISTORIA DE LA VIVIENDA -  DEL HOGAR -  DE LA VIVIENDA  - MORADA

Sigue todos los demás temas de Recursos Didácticos Gratis al final de esta página..

 

LA HISTORIA DE LA VIVIENDA -  DEL HOGAR -  DE LA VIVIENDA  - MORADA

Sigue todos los demás temas de Recursos Didácticos Gratis al final de esta página..

INTRODUCCIÓN

CASA -  EDIFICACIÓN - PLANTAS -  VIVIENDA UNIFAMILIAR

Una casa (del latín casa, ‘cabaña’) es una edificación construida para ser habitada; suele organizarse en una o varias plantas, no superando tres normalmente y puede disponer de estancias en sótano, o en semisótano, y la zona superior puede ser abuhardillada o aterrazada.

Es el lugar en el que históricamente se desarrollaron las actividades y relaciones específicas de la vida familiar, desde el nacimiento a la muerte de muchos de sus componentes, con las variantes típicas de cada época, cultura, clase social o clima. También sirve de refugio contra la lluvia, el viento y demás agentes meteorológicos y protege de posibles intrusos, humanos o animales.

Es un edificio destinado a vivienda unifamiliar, de un grupo de personas o una persona sola; mientras que se suele denominar piso a la vivienda unifamiliar independiente que forma parte de una edificación, normalmente de varias alturas. Cuando está ocupada permanente como vivienda, suele llamarse también hogar.

HISTORIA DE LA CASA

Historia de la casa-habitación. Antes de Cristo
c. 300000 grupos de cazadores construyeron las primeras casas que se conocen, simples refugios de ramas y arbustos. c. 35000 – 10000 grupos de cazadores del grupo glacial, hacen tiendas, con enormes pieles y huesos de mamut.

c. 12000 comunidades de cazadores nómadas en Europa construían campamentos de inviernos para grandes grupos familiares. Utilizan madera de árboles de los grandes bosques que poblaban el continente. c. 6000 aparecen las primeras ciudades que se conocen, en las fértiles orillas de las grandes orillas de oriente medio. En Turquía las casas de la ciudad comercial de chatal huyuk tienen habitaciones separadas para trabajar, dormir y adorar a los dioses. Se entra a ellas por el tejado. c. 5500 en las regiones mediterráneos, construyen casas de adobe frente a sus campos y rebaños. c. 4000 comunidades chinas de cazadores y pescadores construyen chozas piramidales de arcilla y paja. Norte de Europa, se construyen casas de madera con el techo de paja. c. 3000 en diversas partes de centro América se construyen casas sobre pilotes en medio de lagos. c. 2500 los habitantes de las ciudades de mohenjo – daro, kalibangan y harappa, en el valle del indio, viven en grandes casas con patio que forman calles bien planificadas con alcantarillado y baños públicos. c. 1800 las comunidades de pescadores de las islas horcadas construyen casas enteras (incluidos los muebles) de piedra. c. 1700 se construyen en la isla de creta en el palacio del Rey Minos. Los cretenses ricos decoran el interior de sus casas con gran elegancia y se rodean de comodidades, como baños y agua corriente. c. 1500 los ciudadanos ricos de Egipto se construyen palacetes la gente corriente vive en casas mas pequeñas. En Centroamérica los Olmecas construyen casas de piedra cuidadosamente tallada. c. 1000 en Grecia, los reyes guerreros construyen ciudadelas de imponentes bloques de piedra. Se construyen las primeras chozas de madera paja en el lugar que se convertirá mas tarde en roma. c. 900 en América, los indios pima construyen casas de ramas y juncos entrelazados, y recubiertas de tierra. c. 600 se crean en Atenas el primer sistema público de abastecimiento de agua. c. 500 En el norte de Europa, los celtas construyen casas circulares con el techo de paja. c. 400 Los habitantes de las ciudades estado griegas viven en casas con patio. c. 200 Se construyen en Roma las primeras calles.

Después de Cristo. c. 100 Los granjeros chinos construyen casas con un patio central. Tienen el retrete junto a la pocilga. En las ciudades y puertos romanos se construyen ínsulas (bloques de pisos). En las afueras de Roma y en las provincias del Imperio romano se construyen villas (casas de campo). c. 500 Los pueblos germánicos (sajones, anglos, francos y juncos) construyen poblados de casas de madera, revestidas de argamasa y con techo de paja; algunas quedan en parte por debajo del nivel del suelo. Los pueblos mongoles adoptan un estilo de vida nómada más regular y se limitan a viajar por las grandes llanuras de Asia central, viviendo en yurtas portátiles. c. 700 En Turquía y Asia Central hay comunidades que viven en cuevas. También en China se construyen templos y viviendas en cuevas. c. 800 Los mayas de Centroamérica construyen magníficos palacios de piedra para sus reyes y sencillas casas de adobe para el pueblo. c. 800 Los vikingos construyen sólidas casas de madera y piedra, muy bien aisladas del frío invernal. Muchos árboles, las casas eran de piedra y turba. c. 1100 Los señores normandos, conquistadores de Inglaterra empiezan a construir sencillos castillos que les sirven de fortaleza y de residencia. c. 1200 En las ciudades europeas, los banqueros, comerciantes y nobles ricos se construyen bellas casas de piedra. El pueblo vive en simples chozas de madera revestidas de barro y paja. c. 1400 En las ciudades y pueblos de Europa Las casas de las familias prósperas son ya edificios de madera o piedra, sólidos y bien construidos. Además de viviendas son taller, o tienda. c. 1450 Los incas de Perú construyen casas capaces pe resistir los terremotos. c. 1500 Comienza a generalizarse en el norte de Europa el uso de ladrillos de barro cocido para construir casas. c. 1550 Se construyen las primeras mansiones señoriales europeas. c.1750 Se reconstruyen en elegantes estilos los distritos ricos de muchas ciudades europeas y americanas. En las zonas rurales, los terratenientes se construyen bellas casas de campo nuevas o reforman las de, sus antepasados. c. 1800 La Revolución Industrial1leva a millones de trabajadores a emigrar a las ciudades para buscar trabajo en las fábricas. Viven hacinados en insalubres barrios bajos o en casas de vecindad. En las zonas rurales, los campesinos continúan viviendo en casas de estilo tradicional, la mayoría en la más absoluta miseria. c. 1870 Se construyen en las afueras de las ciudades los primeros barrios residenciales. En la misma época se construyen también cómodos chalés para familias de clase media. Pronto aparecen las ciudades jardín, cuyos habitantes disfrutan un en tormo agradable. c. 1890 Los barrios elegantes de las ciudades europeas se reconstruyen con bloques de pisos de los estilos artísticos más modernos y un en tormo agradable. c. 1890 Los barrios elegantes de las ciudades europeas se reconstruyen con bloques de pisos de los estilos artísticos más modernos. c. 1900 Los arquitectos estadounidenses diseñan grandes rascacielos, utilizando nuevas técnicas de construcción y empleando el acero, el cristal y el hormigón. Sus ideas se extienden por todo el mundo. c. 1920 Los arquitectos europeos, encabezados por Le Corbusier, empiezan a construir altos bloques de pisos. c. 1930 Los arquitectos alemanes y escandinavos construyen viviendas de espectacular sencillez, en las que es el propio cliente el que decide cómo han de estar dispuestas las habitaciones. c. 1950 Una vez finalizada la II Guerra Mundial, los países más afectados por la con tienda emprenden grandes proyectos de reconstrucción de viviendas críticas. Cada vez hay mayor conciencia de las grandes diferencias existentes en todo el mundo entre ricos y pobres a la hora de acceder a una vivienda. c. 1980 Se construyen en Japón y en Europa edificios inteligentes.
http://www.arqhys.com/articulos/casahabitacion-historia.html
 

PRECEDENTES

La chozas de cazadores, precedente de las primeras casas, simples refugios temporales de ramas y arbustos, fueron construidas por nuestros antepasados, al menos, hace 300.000 años. Se han encontrado restos de tiendas de cazadores construidas con pieles y huesos de mamut, de c. 35.000 a 10.000 adC. Los campamentos de invierno en madera para grandes grupos familiares de
 

LA PRIMERA VIVIENDA

Los grupos humanos paleolíticos eran nómadas, buena parte de los neolíticos también, o eran semisedentarios. Debieron existir, además de los refugios en cuevas, formas de protección contra la intemperie y la acción de los depredadores; es posible que fueran "construcciones" efímeras de las que no han quedado vestigios.

Ya en Çatal Hüyük, actual Turquía, (10.000-6.000 antes de Cristo) se encuentran restos de viviendas estables; el material de construcción era la arcilla (piezas secadas al sol). Las sucesivas construcciones sobre los restos neolíticos hacen difícil conocer cómo era esa primera arquitectura.

En Babilonia (la legendaria Torre de Babel), cuna de la civilización de Mesopotamia, no había piedra; la construcción se hacía con ladrillo de arcilla secado al sol (adobe) y ladrillo cocido. Los muros son macizos y ciegos (es decir, sin ninguna abertura).

La escasa suntuosidad de los materiales obligaba al revestimiento de los muros con cerámica cocida, incrustada a modo de cuñas en el adobe; también se utilizó la cerámica vidriada coloreada.

Tanto los palacios como las casas se articulaban en torno a un patio al que se abrían, mientras que los exteriores eran prácticamente ciegos. Las cubiertas de las naves eran planas y en terraza. Para las cubiertas de luces (entradas y ventanas) se utilizaba el arco y la bóveda. La forma dominante era el cubo, lo que confiere una gran pesantez al conjunto, sólo aligerada por el escalonamiento de los edificios.

Nada subsiste, de las más antiguas viviendas chinas. Contrastando en forma sorprendente con las primeras grandes civilizaciones de la historia, los chinos no empleaban para la construcción sino materiales muy frágiles, como la greda, la madera, el bambú y la porcelana, y mostraban además una marcada predilección por los tabiques delgados. Sin embargo, no es imposible imaginar la forma de sus casas y la manera en que éstas estaban arregladas.

Hasta que la influencia europea se hizo sentir en el Imperio de los chinos, éstos tuvieron durante siglos los mismos tipos de viviendas; las de los comerciantes constaban casi siempre de varios pisos, estando destinados los más elevados a depósitos de mercaderías; las otras eran de un solo piso, y se las construía en ocasiones sobre un terraplén, pareciendo de esta manera más altas. En general, las casas se componían de varios compartimientos rectangulares o cuadrados, y con frecuencia se las rodeaba de jardines.

Los compartimientos, considerablemente numero­sos en las moradas de los ricos, se veían reducidos en aquellas de las familias modestas a un vestíbulo o sala de recepción y a una pieza común donde los ocupantes pasaban la mayor parte del tiempo; en esa habitación la familia se reunía para comer y se practicaba el complicado ceremonial del té, y frecuentemente, a falta de otra pieza, se dormía sobre esteras improvisadas, que durante el día eran guardadas en nichos especiales.

La casa, generalmente desprovista de ventanas, recibe la luz por un patio interior, lugar de reunión de la familia cuando hacia buen tiempo. Para cerrar las aberturas empleaban papel aceitado, gasa, nácar o cortinados.

En las piezas se disponían, con sabio desorden que evidenciaba un singular talento, hermosos biombos de juncos trenzados, de seda o papel pintado; se conseguían así pequeños rincones íntimos, reservados a la conversación y al reposo.

Los techos, marcadamente inclinados, estaban cubiertos de tejas pintadas de colores tradicionales, que respondían a las diferentes castas, y constituían signos exteriores de elegancia o dignidad.

La casa china en sus tipos más perfeccionados estuvo provista de un curioso sistema de calefacción diversos conductos de barro, disimulados en las paredes, difundían en las distintas piezas el calor proveniente de un brasero, ubicado en el exterior y constantemente alimentado. Los pobres disponían solamente de un brasero, ubicado en la habitación en que permanecían.

Las paredes tapizadas de sedas multicolores, los muebles barnizados o adornados con rica marquetería, las porcelanas y los objetos de metal esmaltado y, en el patio, los revestimientos de porcelana y las columnas, cuya única misión era la de enmarcar los retratos de los antepasados, conferían a las moradas de las ciudades un carácter artístico y lujoso.

Totalmente distintas eran las características de las chozas que los labradores habitaban durante la primavera y el verano, cuando abandonaban sus aldeas para cultivar los campos, muy alejados de éstas. Típicas son las casuchas, semienterradas.

Muy diferentes de las moradas chinas y japonesas son las viviendas de los pueblos de América de la época precolombina. Esta civilización, aunque primitiva y feroz en ciertos aspectos, fue fértil en manifestaciones artísticas.

Entre los aztecas de las castas superiores, las casas grandes eran relativamente numerosas. Se trataba de construcciones imponentes, de cinco o seis pisos, dispuestos en tres cuerpos: el del centro estaba reservado a los dueños, a su familia y a sus protegidos, y los otros dos, a la servidumbre y a los esclavos.

El patio central, llamado "estufa", confería a la construcción, de forma trapezoidal, un aspecto grandioso y decorativo. Las murallas, de gran espesor, estaban constituidas por bloques de piedra. En México se empleaba para cementar estos bloques la cal quemada que se obtenía de las conchillas.

En las casas aztecas, amplios bancos servían de lecho. Si a éstos se agrega una serie de cofres. mesas y taburetes, se tendrá una imagen completa del mobiliario. Las paredes estaban cubiertas de esculturas y jeroglíficos; el mismo gusto decorativo se manifestaba en el exterior, en los frisos de los goterones y en los relieves que adornaban el techo. Las casas de los incas se asemejaban a las que acabamos de describir. Las viviendas de los mayas pertenecientes a la clase rica tenían amplias terrazas, terraplenes y cisternas.

Dirijamos ahora la mirada hacia las orillas del Mediterráneo. Misteriosas poblaciones, venidas tal vez del Asia, en el curso del tercer milenio antes de Cristo, se establecieron en aquella zona y en las islas del mar Egeo, y alcanzaron una refinada civilización, cuyo centro estaba representado en la isla de Creta. Las ruinas evocan los palacios reales con sus poderosas murallas; la importancia de las armerías, de los depósitos y la distribución de las dependencias nos hacen pensar que esos palacios eran verdaderas ciudadelas.

De la civilización cretense o minoica (del nombre de Minos, rey de Creta) tomaron los griegos los primeros elementos de su arquitectura. Los cretenses llegaban del Norte, y cuando se instalaron en la península vivían aún en estado semisalvaje.

En Micenas, Tirinto y Argos, los aqueos (el primero de los cuatro grupos griegos que dejaron su nombre en la historia) construyeron viviendas reales, muy semejantes a las de los cretenses, guiándose por una planimetría ya entonces sabida.

Los aqueos, a quienes según Homero debe atribuirse la guerra de Troya, llevaron desde la época de la invasión dórica, que habría de absorberlos, una existencia bucólica, y sus moradas reflejaban la simplicidad de sus costumbres. Mientras los muros de los palacios estaban constituidos por grandes piedras superpuestas, para las viviendas comunes se emplearon piedras pequeñas cementadas con arcilla. Las más modestas estaban hechas de juncos y cañas. El plan de las casas variaba según éstas estuvieran situadas en los centros urbanos o en las afueras de la ciudad.

Nos encontramos así frente a dos tipos de viviendas: las construcciones de un piso y las de desarrollo horizontal. En las primeras, las habitaciones reservadas a la familia ocupaban. la planta baja, donde se disponían las caballerizas o los depósitos. Las segundas estaban concebidas de la siguiente manera: en el centro, una vasta sala cuadrada (el megarón) , en medio de la cual se colocaba el hogar; aquí se asaban trozos de cordero o de vaca para los banquetes. Sobre el lado opuesto a la puerta de entrada se encontraban los dormitorios y una pequeña pieza de recepción; en los lados restantes, el establo y los rediles. Las habitaciones reservadas a las mujeres estaban separadas de las que ocupaban los hombres.

Con la invasión de los dorios, y sobre todo a partir del año 776 a. C., en que fueron instituidos los juegos olímpicos, un nuevo periodo se inicia para Grecia. Sin embargo, los habitantes de la ciudad no desdeñaron las enseñanzas de los aqueos y se limitaron a reemplazar el "megarón" por un patio descubierto.

En Atenas y en las colonias que recibieron su influencia encontramos un nuevo tipo de construcción. La casa de los ricos atenienses, aunque expresión de un gusto refinado, nunca podrá igualar en armonía y belleza a los monumentos que adornaban la ciudad, ya que los griegos dieron mayor importancia a la vida pública que a la privada.

Las moradas urbanas estaban construidas según un plan uniforme: un vestíbulo, a menudo decorado con estatuas, que daba acceso, por una segunda puerta y un pasillo, a un patio bordeado de columnas, en el que se levantaba un altar consagrado a Júpiter; a ambos lados de este altar existían otros dos, consagrados a los dioses de la propiedad y de la familia.

En torno al patio se encontraban las piezas destinadas a los huéspedes, los baños, las cocinas, en las que se disponían las muelas para el trigo y los hornos, y finalmente las numerosas habitaciones para la servidumbre. Frente a la puerta de entrada se hallaba el departamento de los hombres; el gineceo (habitación de las mujeres) estaba situado en el piso superior.

En las casas suburbanas, el gineceo se encontraba a continuación del departamento del señor y se abría sobre un jardín cercado. Algunas veces se destinaba el primer piso a los depósitos y al alojamiento de los esclavos.

Más tarde, los atenienses levantaron casas de dos o tres pisos, que podían ser alquilados separadamente.

LOS ETRUSCOS

Hacia el siglo X antes de Cristo la península itálica fue invadida por los etruscos, pueblo de misteriosos orígenes. Establecidos primero en la actual Toscana, ocuparon luego, en forma progresiva, Umbría, el Lacio, Campania, el valle del Po, llevando consigo su civilización. Esta llegó a su completo desarrollo después de que los etruscos se hubieron establecido en Italia, alcanzando un nivel menos elevado que el de los pueblos asiáticos, pero sensiblemente superior al de las poblaciones autóctonas.

La religión, basada en el culto de los muertos, ocupaba un lugar muy importante en la vida de los etruscos, quienes construyeron sepulturas extrañamente semejantes a las moradas de los vivos. Pensaban que de esta manera los difuntos aceptarían más fácilmente la privación de la vida terrestre. El cuerpo sacerdotal de los etruscos llegó a ser famoso por su ciencia y sabiduría.

En un comienzo los etruscos vivían en chozas circulares que comprendían una sola pieza y sin más abertura que la de la entrada. Las paredes, de ramas recubiertas de arcilla, sostenían un techo redondeado, con fuerte inclinación a fin de facilitar el deslizamiento de las aguas de lluvia.

Más tarde variaron la forma de la vivienda y los materiales empleados en la construcción; luego de un período en cuyo transcurso se adoptó para la choza la forma oval, con paredes de madera y arcilla, se llegó al plano rectangular. Por último, hacia el siglo V o IV a. de C., después de haber sufrido nuevas transformaciones, la vivienda etrusca alcanzó su expresión más completa.

La casa de los ricos se apoya sobre una base de piedra (en las de mayor lujo se emplearon el travertino y el peperino) y tiene un piso superior construido de madera. El techo, inclinado hacia el interior, presenta una ancha abertura llamada cavaedium, a la que corresponde, en el patio central, un estanque destinado a recibir las aguas de las lluvias. En torno a ese patio se encuentran las distintas dependencias; éstas serán tanto más numerosas y vastas cuanto mayor sea la fortuna del propietario.

Bajo el techo, una galería descubierta, adornada con columnas de piedra o de madera, ha sido dispuesta alrededor del cavaedium.

En el exterior, la casa presenta unas pocas aberturas, ubicadas comúnmente en lo alto del edificio; la puerta tiene por lo general forma de trapecio, y está custodiada por perros vigilantes;

En el interior, el techo abovedado de las diferentes piezas y el arco que adorna la puerta de entrada nos muestran el grado de perfección alcanzado por la arquitectura etrusca. Si bien la bóveda había sido empleada por otros pueblos, jamás hasta ahora se había logrado de ella una ejecución tan perfecta.

Los etruscos amaban la vida, el lujo y el confort, y bajo la influencia de los fenicios y de los pueblos de Oriente quisieron que sus casas fueran agradables y cómodas. Por este motivo se dio a cada pieza un destino particular, las paredes fueron decoradas con pinturas y el suelo recubierto de alfombras. Se dispuso en las distintas habitaciones: lechos de bronce o de madera, cofres, escritorios, sillas sin espaldar, sillones, pebeteros, estantes, candelabros, aparadores, mesas de juego con una sola pata y otros objetos que constituían el rico mobiliario de las moradas de aquella época.

LOS ROMANOS

Cuando los romanos comenzaron a ocupar un lugar en la historia tomaron numerosos elementos de la cultura etrusca, mucho más avanzada que la suya. En la época de los Siete Reyes y hasta el siglo I a. de C., las viviendas romanas, desprovistas de toda elegancia, reproducían las casas etruscas en sus formas más simples; se limitaban, en efecto, al atriurn con el arca de agua y a algunas habitaciones.

La abertura del techo recibió el nombre de "impluvio", y el estanque que se hallaba debajo de éste se llamó "compluvio".

Con frecuencia el techo estaba sostenido por cuatro columnas de madera. En el atrio se encontraba el hogar (que se usaba, según las ocasiones, para la preparación de los alimentos o la celebración de los sacrificios en honor de las divinidades), y en los primeros tiempos, el lecho. Éste habría de adquirir con el tiempo una gran importancia, puesto que las matronas romanas se instalaban en él durante el día para vigilar cómodamente las tareas de los esclavos. Las habitaciones estaban desprovistas de puertas y, cuanto más, premunidas de tapices o cortinados.

Bajo la influencia de la refinada civilización griega, Roma fue paulatinamente abandonando sus costumbres patriarcales y las moradas ganaron en dimensión y confort.

La casa de Livia, mujer de Octavio Augusto, nos da un acabado ejemplo de lo que eran las viviendas de ese tipo, aunque muchos otros se nos ofrecen en Pompeya, rica y próspera ciudad de comerciantes que fue destruida por una erupción del Vesubio en el ñlo 79 de nuestra era.

CASA ALEMANA ESTILO GÓTICO

La casa de un comerciante acomodado estaba concebida de la siguiente manera: en torno al atrio se disponían las piezas destinadas a la vida en común de la familia y las otras dependencias (la cocina, el horreum o depósito de cereales, el olearium o depósito de aceite, el ergastulum, es decir, el lugar donde se alojaban los esclavos y libertos, etc.). En el atrio, sobre el lado opuesto a la entrada, se hallaba el tablinum (pieza de trabajo, donde generalmente se depobsitaba el cofre que contenía el dinero y demás efectos de valor).

A ambos lados del tablinum dos puertas daban acceso al al peristyium, inspirado en las casas griegas, y que consistía en un vasto jardín rodeado de un pórtico. Alrededor del peristyium se encontraban los dormitorios (cubicula), el comedor (triclinium) y las otras dependencias.

Las viviendas urbanas tenían frecuentemente en la planta baja la tienda (taberna), situada a un costado de la ancha puerta que precedía al atrio (prothyra).

Este tipo de construcción fue muy apreciado por los romanos de la clase rica en la época del Imperio.

Aquellos a quienes la falta de espacio impedía satisfacer en la ciudad sus aspiraciones de lujo se instalaban en el campo, donde se hacían edificar espléndidas viviendas con un vasto desarrollo horizontal. Casi todas éstas terminaban en una terraza (solarium) y estaban rodeadas de amplios jardines. Alrededor del peristyium se disponían asimismo bibliotecas, galerías de cuadros y una sucesión de 6 ó 7 piezas en las que los moradores tomaban baños fríos o calientes y recibían masajes.

Mencionaremos en último término la exedra, sala de recepción lujosamente decorada con mármoles, mo­saicos y frescos.

En la época del Imperio las viviendas de la clase popular sufrieron, bajo ciertos aspectos, una verdadera regresión. El excesivo aumento de la población trajo aparejada la necesidad de construir, no ya pequeñas casas particulares como se había hecho hasta entonces, sino grandes inmuebles de departamentos que comprendían hasta 7 u 8 pisos.

Estos edificios tenían vastas piezas separadas por medio de tabiques de madera.

PALACIO STROZZI, SIGLO XV

Las casas de departamentos de la burguesía y del pueblo, de las que existen importantes vestigios en antiguas regiones, nos revelan concepciones arquitectónicas asombrosamente modernas. Eran construcciones de 2 ó 3 pisos que correspondían a igual número de departamentos, cada uno de los cuales disponía de una entrada independiente. Todos tenían, sin embargo, en común el patio interior. En la planta baja era frecuente encontrar tiendas. Las casas de Ostia estaban provistas de grandes ventanas que se abrían sobre la calle, característica que las diferencia de las viviendas pompeyanas.

Sabiendo que la vivienda romana sirvió de modelo a casi todos los pueblos del Imperio, resulta interesante estudiar sus modificaciones en virtud de la influencia gálica durante los siglos V y VI. En efecto, el plan fue notablemente simplificado. Se generalizó el uso de la piedra y la madera (menos empleada por los romanos, quienes hasta entonces habían preferido el ladrillo); se agregó un techo con fuerte inclinación, a dos aguas, y con frontón; otras veces, se hizo en forma de casquete. Todos estos elementos confirieron a las casas romanas características muy particulares, y refiriéndose a estas construcciones puede hablarse de un estilo galo-romano.

De las edificaciones galo-romanas derivará la vivienda urbana de la época de Carlomagno, que comprenderá una única y vasta pieza en la planta baja y algunas habitaciones en el primer piso.

En la Galia, como en todas las provincias del Imperio, la caída de Roma provocó una regresión en las costumbres y en la arquitectura.

VIVIENDA DE CAMPLO INGLESA

Se imitaron los modelos antiguos, a menudo simplificados y a veces modificados por los conquistadores o los pueblos vecinos.

Aunque es muy escasa la información que se posee sobre las casas de Bizancio, se supone que éstas ofrecían un aspecto oriental, como el palacio del emperador y los edificios públicos, cuyos elementos altamente decorativos ponen de manifiesto la influencia persa y árabe que ha venido a mezclarse a las reminiscencias de Grecia y Roma.

En Bizancio y en las regiones sometidas directamente a su acción, es decir, Servia, Croacia, Georgia y Armenia, se difundió la costumbre oriental de separar los departamentos de los hombres de los de las mujeres, sistema que no ha sido adoptado en, Roma, donde la mujer era objeto de una gran consideración.

En los países mediterráneos que cayeron bajo el dominio árabe, y sobre todo en España, se encuentra un tipo de vivienda que recuerda la de los conquistadores. Empero, la influencia de éstos sobre las poblaciones no tuvo jamás un carácter general y absoluto como la que ejercieron los romanos en los países vencidos. Un nuevo estilo de vivienda habría de nacer en Europa hacia el siglo XI; el apogeo del mismo coincide con él aniquilamiento del poder feudal.

La decadencia del régimen feudal determinó en todos los países de Europa un profundo cambio tanto en la vida pública como en la privada. Uno de los fenómenos que más directamente ha influido en la historia de la vivienda es la importancia que con motivo de esta decadencia tomaron las ciudades y las poblaciones urbanas. Los artesanos y campesinos pudieron evolucionar, mejorar su posición económica y adquirir derechos políticos no bien consiguieron liberarse de la dura servidumbre a que estaban sometidos; hasta ese momento habían dependido, en efecto, de un señor feudal que vivía encerrado en un poderoso castillo fortificado y que se desinteresaba por completo de la situación de sus vasallos. Prosperó el comercio, y los mismos nobles fueron seducidos por el bienestar de las ciudades. La importancia que éstas adquirieron dio origen en ocasiones a enconadas rivalidades que culminaron en sangrientas guerras.

El nuevo estado de cosas se refleja, naturalmente, en la construcción de las viviendas. Las casas son simples, pero ya no tienen el aspecto de covachas. Se componen por lo general de una planta baja con una pieza principal; en el primer piso están las habitaciones de los dueños, y debajo del tejado las de los servidores. Los artesanos y los comerciantes transfieren la sala común al primer piso y destinan la planta baja a taller o a tienda; la ventana de madera, sirve de vitrina a los comerciantes.

LAS VIVIENDAS AL SUDESTE DE ITALIA

Las familias ya no se encierran en su vida privada y aumenta el deseo de sociabilidad; las puertas permanecen abiertas una gran parte del día, aparecen ventanas en las fachadas hasta entonces ciegas y el patio interior pierde importancia.

El espacio que se reserva para lo relacionado con la higiene es restringido; para remediar esto surgen en Europa los baños públicos. Ya no hay una diferencia esencial entre la casa de un pobre y la de un rico, pero esta última presenta a menudo torres laterales que constituyen una marca de dignidad y un refugio en caso de conflicto. Al mobiliario, compuesto hasta entonces de cofres, mesas y lechos, se añaden tapices en las paredes y a veces decoraciones polícromas. Como los conflictos entre ciudades son frecuentes, sobre todo en Italia, hay necesidad de defenderse; así surgen, especialmente en Toscana, las casas-torres, verdaderos torreones en donde las piezas están dispuestas en alto.

En los otros países de Europa, siguiendo una costumbre que viene desde los tiempos más remotos, se utilizan la piedra tallada y el ladrillo para la construcción de los pisos inferiores y la madera para los tejados. Con el objeto de ganar espacio y mejorar la iluminación de las habitaciones se adopta una especie de galería, pintada a menudo en el exterior y ricamente decorada con bajos relieves.

Los tipos de vivienda que acabamos de describir aparecen en la segunda mitad del siglo XII. Se mantendrán durante largo tiempo, y se puede decir que en la arquitectura no hubo grandes innovaciones hasta el siglo XV; la transformación que se opera es, efectivamente, una utilización de las formas heredadas de Grecia y Roma, que las excavaciones habían traído a la atención pública. Se aumentó el tamaño de las casas y se suprimieron elementos cuya razón de ser era puramente defensiva. Al mismo tiempo se introdujo más lujo en el moblaje.

En el siglo XV, al aumentar el bienestar económico y el poder político de las clases acomodadas, aparece un nuevo tipo de mansión señorial. Es el palacio, gran casa rectangular o cuadrada que se eleva alrededor de un patio central, inspirada en el peristilo romano, y que comprende una entrada monumental, un amplio vestíbulo, una escalera para los dueños, otra para los domésticos, una serie de habitaciones y sus dependencias en la planta baja, piezas de recepción en el primer piso, habitaciones para los amos en el segundo y para los domésticos bajo el techado.

Hacia la misma época vuelve la moda de las villas en la campiña, que conservan la forma y la disposición del palacio, pero disponen además de balcones y galerías y están rodeadas de un gran jardín.

En todas las viviendas, tanto en la ciudad como en el campo, las diferentes piezas están comunicadas por galerías descubiertas. Pero en todos los países no se siguió el mismo estilo, y el palacio, que fue sucesivamente imitado en Francia, Alemania, Austria, Hungría e Inglaterra, sufrió modificaciones de acuerdo con el gusto y con los tipos de viviendas que habían estado de moda en esas diferentes naciones.

En estas mansiones adquieren gran importancia las salas que se reservan para la vida social; la necesidad de exhibir la propia riqueza se acentúa durante los siglos XV y XVI, y se manifiesta en el mayor lujo del moblaje y en el aumento de las piezas destinadas a la recepción, así como en el gran número de patios y galerías.

Otra característica fundamental del palacio es que no hay un destino bien determinado para cada habitación; en el siglo XV, por ejemplo, las damas francesas y florentinas no vacilaban en recibir a sus visitantes en los dormitorios, y Luis XIV, en su espléndido castillo de Versalles, gustaba de tomar sus comidas en una sala de paso en donde los cortesanos podían asistir libremente a la ceremonia.

Hasta mediados del siglo XVII los arquitectos no se dedicaron a construir habitaciones para la gente del pueblo ni tampoco para la pequeña burguesía; estas dos clases, en efecto, no tenían aun gran importancia en la vida ciudadana. En Francia, por ejemplo, podía considerarse feliz el comerciante o burgués que dispusiera de una vivienda con las siguientes comodidades: una planta baja, a veces un subsuelo con cocina, piezas de servicio y sala de trabajo, un primer piso con una gran sala de recepción y sus propias habitaciones.

A partir de mediados del siglo XVI (en Roma desde fines del XV)se crean finalmente, en los países más civilizados de Europa, siguiendo un criterio más práctico y económico, casas divididas en departamentos para la burguesía pequeña y media. Inglaterra; constituye una excepción, pues en ella prevalece aún hoy el gusto por la vivienda individual.

Este género de casas se implanta sobre todo en aquellos países cuyos habitantes, por tradición o bien por temperamento, gustan llevar una vida en común.

La vivienda de la clase media, durante los siglos XVI y XIX, consiste en un departamento con piezas menos amplias que las de las mansiones aristocráticas, pero igualmente bien decoradas. Cada una de ellas tiene un destino preciso: la antecámara, el comedor, la salita, el salón, la despensa, las piezas de servicio. Los arquitectos y urbanistas modernos opinan que estas habitaciones estaban insuficientemente iluminadas, mal concebidas y desprovistas de higiene. Sin embargo, hay que admitir que, si bien menos lujosas, son en cambio más confortables que las viviendas de las clases privilegiadas de los siglos anteriores. Con menos gasto, la casa del siglo XVI consigue además ser igualmente elegante. En las viviendas burguesas el papel pintado corresponde a lo que eran los tapices y los frescos en las moradas aristocráticas, y el parquet ocupa el lugar que allí tenían las losas de mármol o de mosaico.

Todas las habitaciones tienen una estufa que quema madera o un aparato de calefacción más pequeño que los empleados precedentemente, pero que sin embargo cumple mejor sus funciones. La introducción de nuevos tipos de muebles destinados a usos particulares (papelera, escritorio, toilette, etcétera) muestra que se ha hecho un esfuerzo para lograr las mayores comodidades. El mobiliario francés y el veneciano están concebidos con gran cuidado: no sólo son elegantes, sino que ofrecen además numerosos tipos de muebles de línea simple, prácticos y livianos. En Venecia hubo en el siglo XVI artesanos especializados que renovaron la carpintería de muebles y la ebanistería. Unos se encargaban de hacer el cuerpo del mueble; otros, de barnizarlo con laca, etc. Los muebles de Venecia eran apreciados en el mundo entero, y se exportaban sobre todo a Francia y a Inglaterra.

Nos ocuparemos ahora de las viviendas modernas, pero antes, algo sobre las casas tradicionales que subsisten aún en algunos países. En efecto, si bien los cánones de la arquitectura moderna europea y americana se aplican en numerosos países de Oceanía, de Asia y de África, no todos sin embargo los han adoptado.

En muchos lugares quedan pueblos que se suelen llamar "primitivos", que habitan en el corazón de África, de América del Sur, de Oceanía y de Asia. Sus viviendas son completamente distintas de las nuestras, tanto en sus formas como en sus materiales; por eso no podemos dar aquí una información que abarque a todas. Nos contentaremos con decir que, si bien las moradas de trogloditas son hoy ya muy raras, las habitaciones de esos pueblos primitivos recuerdan en general las viviendas prehistóricas. Hay que citar además las casas, tan diferentes entre sí, de esos grupos étnicos que viven en pequeñas localidades donde, pese a la influencia de la arquitectura moderna, se conservan fielmente los tipos de viviendas ancestrales. Esta clase de fidelidad es por cierto muy rara, y suele ser acompañada de un gran apego por los usos y costumbres de los tiempos pasados.

Encontramos algunos ejemplos en los Alpes y en el sur de Italia, en la región de Bretaña, en Francia, en Austria, en el Tirol y en ciertas zonas de Inglaterra y Escocia. Pero sin embargo esos caracteres regionales van desapareciendo pau­latinamente.

Si bien la vivienda burguesa del siglo pasado puede ser considerada, en comparación con las anteriores, relativamente elegante y confortable, en vano buscaríamos en ella los detalles de higiene, luminosidad y disposición práctica de las habitaciones, tan esenciales en la vivienda contemporánea. La adopción casi generalizada de los inmuebles divididos en departamentos creaba numerosos problemas que, sin embargo, no hallaron solución hasta nuestra época. Sus habitantes ignoraban no solamente lo que llamamos bienestar, sino hasta las reglas elementales de la higiene. Los arquitectos de entonces se preocupaban por la apariencia, es decir por el aspecto exterior, más que por el verdadero confort, y se advierten perfectamente los fundamentos de esta afirmación al examinar las normas dictadas por la Municipalidad de Milán a fines del siglo XIX. Y, no obstante, se trata de una ciudad que estuvo siempre a la vanguardia de la arquitectura civil.

En la mayoría de los departamentos no existían cañerías para el agua, y sólo se disponía de un cuarto de baño en el patio y una sola canilla para todo el inmueble. En los departamentos, la distribución de las piezas estaba mal concebida: las ventanas daban generalmente sobre patios cerrados, donde a menudo se amontonaban los desperdicios, y en todos los casos eran demasiado pequeños para asegurar a las habitaciones una ventilación suficiente; la seda, el papel o el terciopelo que recubrían las paredes, las tapicerías, los profundos sillones y los numerosos almohadones utilizados por las amas de casa para hacer más acogedores sus departamentos, se hallaban constantemente impregnados por un característico olor a moho, al cual se mezclaban el de los alimentos y el del humo de las lámparas a kerosene y los braseros a carbón. Sólo algunas de las habitaciones recibían la luz del sol. La clase obrera vivía en condiciones aún más precarias. El problema del alojamiento se agudizó en la segunda mitad del siglo XIX en Inglaterra y en Francia, adonde la aparición frecuente de enfermedades contagiosas atrajo, por fin, la atención de los poderes públicos hacia las condiciones de vida del pueblo.

Precursor de las modernas viviendas de alquiler reducido, el inglés Robert Open había elaborado, ya en 1816, un proyecto del cual se habla aún hoy cuando se trata de la construcción de viviendas económicas. En Francia, el problema fue abordado de una manera casi radical por Napoleón III, quien hizo construir en París numerosas casas de departamentos; en Italia, el alojamiento de la clase obrera fue también un motivo de preocupación para el gobierno a partir de la última década del siglo XIX, y se resolvió parcialmente algunos años después con la fundación de un organismo que existe aún bajo el nombre de Instituto para la Construcción de Casas Populares. Debemos admitir, sin embargo, que en el sector de las construcciones arquitecturales las soluciones más satisfactorias son bastante recientes. En las casas populares construidas en los alrededores de 1912, si bien puede notarse un gran adelanto sobre las de los años anteriores, se concedía aún escasa importancia a los factores de higiene y luminosidad.

A pesar de estas críticas, no debemos olvidar que las bases de una nueva arquitectura fueron echadas durante el transcurso del siglo XIX, dando origen, de este modo, a un nuevo tipo de alojamientos. La renovación de la arquitectura, cuyo origen se halla en la historia de la sociedad, estuvo acompañada por una verdadera revolución en la técnica de la construcción, gracias a los distintos materiales introducidos. Experimentados primero en los edificios de interés público, como pabellones para exposición, sedes de sociedades u oficinas, puentes, el hierro, la fundición y el cemento armado serían utilizados con progresiva frecuencia por los arquitectos franceses, ingleses y americanos. Fueron esos nuevos materiales los que permitieron levantar los rascacielos de Nueva York y Chicago y desarrollar en altura las ciudades europeas más importantes.

En la segunda mitad del siglo XIX se conoce el ascensor, y a principios del presente es introducida la bañera, en una habitación estrictamente reservada al cuidado del cuerpo, al menos en las viviendas burguesas.

Pero no podemos hablar de residencias verdaderamente modernas antes del período que siguió a la primera guerra mundial, aunque algunas casas, como las villas del arquitecto norteamericano Wright, construidas en una época anterior, presentaban ya características modernas. En efecto, las viviendas de los primeros años de este siglo, aunque provistas de los últimos perfeccionamientos, como la iluminación eléctrica, la calefacción central, el teléfono, en lo que respecta a la disposición de las habitaciones y a la luminosidad no diferían mucho de las del siglo pasado. El mérito de haber planteado el problema de la vivienda sobre bases nuevas, y en realidad las únicas aceptables, corresponde a algunos arquitectos, los mismos que habían establecido los principios estéticos de la habitación moderna, y cuyos nombres son F. L. Wright, norteamericano; W. Gropius y Mies van der Rohe, alemanes; Joseph Perret y Le Corbusier, franceses. Sobre sus lineamientos y los de algunos otros se funda toda la arquitectura moderna.

Sin profundizar las teorías de los diseñadores contemporáneos, podemos resumirlas diciendo que la casa de departamento o multifamiliar debe ser ante todo agradable, es decir, que debe satisfacer el gusto de los individuos por una casa hermosa, ha de ofrecerles las más amplias garantías de confort, de sencillez y de higiene. Y puesto que la familia pasa en ella la mayor parte de su tiempo, debe además ser alegre. Esta finalidad puede alcanzarse fácilmente mediante un sensato empleo de los colores y una adecuada disposición de las ventanas. Al construir una casa se tendrá en cuenta la cantidad de espacio y de luz que el hombre necesita; se acordará la más grande importancia a las instalaciones sanitarias, y las piezas se distribuirán de modo que las destinadas al reposo se hallen lo más alejadas posible de los lugares ruidosos. Las puertas comunes se orientarán al norte, la cocina se hallará contigua al comedor para que el olor de los alimentos no invada el resto de la casa; las ventanas y otras aberturas tendrán la suficiente dimensión como para asegurar constante ventilación de las habitaciones.

En la disposición de las mismas se evitarán en lo posible las pérdidas de espacio, y se tendrán en cuenta las exigencias económicas que obligan a limitar el número y la dimensión de las piezas. Se tratará de instalar placares en las paredes o en los rincones, sin olvidar los armarios murales. Para garantizar la salubridad del aire se conservará alrededor de los edificios una zona arbolada, o al menos un espacio libre, mediante balcones o terrazas, y se suprimirán los patios cerrados.

En las viviendas económicas actuales se ha adoptado racionalmente el principio de la pieza de uso múltiple.

La habitación llamada de estar sirve de salón, de comedor, de biblioteca, y a menudo también de dormitorio. Le Corbusier levantó en Marsella un edificio gigantesco. Dicha casa es una verdadera ciudad, pues los locatarios pueden encontrar en ella todo lo que antes debían buscar en las diferentes calles del barrio. Puede compararse ese inmueble, de un tipo totalmente nuevo, a los grandes buques que ofrecen a sus pasajeros todo lo necesario y todo lo agradable.

CASAS RURALES 3000 ADC

En el Antiguo Egipto sus habitantes edifican viviendas c. 3000 adC que guardan mucha semejanza con las casas rurales actuales. Hay palafitos, casas sobre pilotes, en medio de lagos, en diversas partes de Centroamérica.

PALACIOS Y CASAS CON PATIO: 2000 ADC

En el valle del Indo, ciudades como Mohenjo-Daro, Kalibangan y Harappa, poseen grandes casas con patio (c. 1800 adC). El palacio del rey Minos se data c. del 1700 adC. En el Antiguo Egipto los ciudadanos ricos se construyen palacetes. Los olmecas de Centroamérica, por otra parte, se construían casas de piedra esmeradamente tallada.

CASAS CIRCULARES: 1000 ADC

Los celtas del norte de Europa construyen c. 500 adC casas circulares de piedra, con el techo de paja. En las ciudades estado griegas se edifican casas con patio c. 400 adC. Se estima que Alejandría en el año 200 adC tendría unos 300.000 habitantes, y Roma en 100 adC, unos 450.000.

EDAD MEDIA: PIEDA, ADOBE Y MADERA

Sin embargo, por diversos motivos, defensivos o climáticos, muchos habitantes viven en cuevas excavadas c. 700, como las comunidades del este de Asia Central (aun perduran), en China, etc.

Los palacios de piedra, como los mayas, casas de adobe para del pueblo, o de madera de los vikingos, c. 800, son una constante en función del estatus, clima o medios. En Europa, en el siglo XIII los nuevos ricos, comerciantes, banqueros y nobles acaudalados, se construyen magníficas casas de piedra, las chozas de madera recubiertas de barro y paja son del pueblo.

Durante la Edad Media las casas de los campesinos eran de adobe, piedra o madera, dependía de los materiales de la región, solían estar constituidas por una habitación, amplia, con el techo de paja, siendo el fuego de la chimenea el centro del hogar. Era la residencia de toda la familia, utilizada como granero, y también era compartida por el ganado. Hasta el siglo XIII no se crea una estancia diferente para los animales en el interior de la casa. La mesa era el objeto esencial del mobiliario, donde toda la familia se acomodaba, sentada en bancos, a su alrededor; había estantes para depositar los escasos objetos que poseían y ganchos de madera para colgar los vestidos. No había camas, se dormía en el suelo, habitualmente sobre paja, o en jergones rellenos de paja.

EDAD MODERNA: EL LADRILLO

A partir del siglo XVI se generaliza el uso de ladrillos de barro cocido para edificar casas en el norte de Europa. Surgen las primeras mansiones señoriales europeas. En el sigo XVIII, en muchas ciudades europeas y americanas, se erigen edificios de estilos "elegantes" para la nueva burguesía. son de poco gusto.

EL SIGLO XIX: INFRAVIVIENDAS Y CHALES

A principios del siglo XIX las ciudades están colmadas de trabajadores que emigran del campo para buscar trabajo en las fábricas. Habitan en los "barrios bajos", hacinados, en condiciones insalubres, la mayoría en la total miseria. Algunos historiadores consideran la Red House de Philip Webb (1859) el primer diseño de "casa moderna". A finales del siglo XIX surgen los primeros barrios residenciales, bloques de pisos de los estilos eclécticos, los chalés y las ciudades jardín para la burguesía.

EL SIGLO XX: LOS RASCACIELOS

A principios del siglo XX se diseñan y erigen rascacielos de acero, cristal y hormigón, con nuevas técnicas, para viviendas y oficinas, en EE.UU. Serán imitados, más adelante, por los demás países.

Los inventos que permitieron la construcción de rascacielos fueron el acero, el hormigón armado, el cristal, la bomba hidráulica y los ascensores. Antes del siglo XIX los edificios de más de seis plantas eran raros, ya que su excesiva altura los hacía poco prácticos. Además, los materiales y técnicas necesarios para construir un rascacielos son notablemente diferentes de los empleados en edificios normales.

Los primeros rascacielos aparecieron a finales del siglo XIX en ciudades con altos índices de población como Nueva York, Londres o Chicago. Sin embargo, los constructores de Londres y Chicago se encontraron con normas que limitaban su altura, y en la Europa continental hubo dudas acerca de su seguridad frente a incendios o estética, por lo que en los primeros años del siglo XX Nueva York fue la ciudad líder en este tipo de construcciones.

El primer edificio que podría ser considerado rascacielos es el Home Insurance Building, diseñado por el estadounidense William Le Baron Jenney. Fue construido entre 1884 y 1885 y constaba de diez plantas. No obstante, hoy en día su altura no resulta impresionante y, de hecho, si fuera construido en la actualidad no sería considerado rascacielos. Otro posible candidato a primer rascacielos sería el New York World Building, de veinte plantas y construido en Nueva York en 1890. Sin embargo, para los estándares modernos, el primer rascacielos auténtico sería el Singer Building de Nueva York, construido en 1908.

A partir de los años 30 comenzaron a aparecer rascacielos en ciudades de Iberoamérica (Ciudad de México,São Paulo, Buenos Aires, Caracas, Panama, Bogotá) también en Asia (Shanghai, Hong Kong).

El mayor auge de rascacielos en Latinoamerica se pueden ver principalmente en sus 3 principales ciudades: Ciudad de México,Sao Paulo y Panama en donde se pueden observar grandes y majestuosos rascacielos como la Torre Mayor (Ciudad de México), las Torres del Parque Central en (Caracas)y The Point en (Panama). Prestigiosas empresas y multinacionales tienen sedes en alguna de las 2 metropolis o en ambas, como ejemplo: [[Microsoft. solo tiene sucursales en Latinoamerica en la Ciudad de México en el edificio Torre Arcos Bosques Corporativo y en Sao Paulo en el edificio Torre Norte

Tras la Segunda Guerra Mundial la Unión Soviética planificó la construcción de ocho grandes torres (las Torres Stalin), siete de las cuales fueron llevadas a cabo. El resto de Europa comenzó también a construir grandes edificios, comenzando con Madrid en 1950. El Burj Dubai será la construcción más alta creada por el hombre cuando se concluya en 2009

En los años 70 se terminó la estructura no sostenida por cables más alta: la Torre CN, la cual se mantiene con el record de altura hasta la actualidad. Otros rascacielos como la torre Sears, la cual se terminó en 1976 y mide hasta su techo, 442 m, pero contando sus antenas, mide 527 metros. Las Torres Petronas, son las torres gemelas más altas del mundo, con 452 metros. El actual edificio más alto del mundo es el Taipei 101, precisamente con 101 pisos y 508 metros.

Mas hoy en día, se construye en Dubai el rascacielos que será el más alto del mundo: el Burj Dubai, de 808 metros de altura aproximadamente .

Debido a este auge en las dimensiones de los edificios, otros países se han dado a la tarea de construir edificios aun más altos, algunos de ellos, superando el kilómetro de altura. La propuesta más impresionante es otro edificio en Dubai llamado Al Burj el cual mediría, si se concreta su construcción, 1200 metros de altura.

Ventajas e inconvenientes

La principal ventaja de los rascacielos es la de obtener una gran cantidad de superficie útil en un espacio de suelo reducido. Este suele ser el motivo por el que los promotores inmobiliarios deciden emprender este tipo de obras, ya que la posibilidad de vender o alquilar una gran cantidad de viviendas u oficinas compensa el enorme coste de construir estos edificios.

La razón por la que las empresas tienden a agruparse en estos edificios es que la concentración de personas y servicios en un área reducida permite una mayor eficiencia económica. La concentración de sus empleados en un único edificio permite a las empresas obtener un mayor rendimiento, ya que se hacen innecesarios los viajes o los envíos por correo o por servicios de mensajería. Por las mismas razones, la concentración de un número elevado de empresas facilita los intercambios entre ellas. Esto, por supuesto, podría hacerse en edificios de menor tamaño, pero los rascacielos permiten que esto se dé en el centro de las grandes ciudades, donde los medios de transporte público facilitan el acceso a empleados y clientes.

Además, esta concentración permite la utilización de medios de transporte público como el metro en vez del automóvil o el autobús, con lo que esto supone en la reducción de contaminación atmosférica. Relacionado con lo anterior, los medios de transporte verticales (ascensores y escaleras automáticas) son más eficientes que los medios de trasporte horizontales (coches, autobuses...). De esta forma, el consumo energético derivado del transporte se reduce.

Pero existen también inconvenientes. La alta concentración de la población que suponen los rascacielos exigen grandes inversiones en infraestructuras de transporte, instalaciones de suministro de agua, electricidad, comunicaciones, saneamiento... Instalaciones cuyo coste recae en las instituciones municipales, que cobran licencias a precios astronómicos a cambio.

Sears Tower (Chicago)Existen también problemas derivados de su gran altura.

Hacer que el agua llegue a los pisos más altos sin que revienten las tuberías de los pisos más bajos. Para ello se bombea por etapas y se guarda en depósitos en los pisos intermedios.

Los ascensores deben ser rápidos, por la necesidad de no emplear mucho tiempo en llegar al piso deseado. Pero unas aceleraciones excesivas pueden provocar desmayos.

Peores condiciones para soportar terremotos. Sin embargo, esto se suele tener en cuenta en su diseño y llegan a ser más resistentes que los edificios bajos.

Un edificio alto soporta peor el viento, y en el cálculo de su estructura se tienen en cuenta las oscilaciones horizontales. Tanto por la altura como por el hecho de que el viento es más fuerte cuanto más nos distanciemos del suelo.

Los cimientos deben soportar mucho peso, y por eso son muy profundos, además de que deben ser preparados de una forma especial para soportar los terremotos y las oscilaciones horizontales producidas por el viento.

La acumulación de una gran masa en la misma vertical puede producir a nivel geológico y geofísico desequilibrios sismológicos, como los sucedidos en Taipei.

Es más difícil de evacuar en caso de emergencia. ver Atentados del 11 de septiembre de 2001. Asimismo la concentración de un gran número de personas en reducido espacio puede hacer a los rascacielos objetivo de ataques terroristas.

El rascacielos más alto hoy en día, medido según la altura hasta su cima arquitectónica sin contar antenas y mástiles, es el Taipei 101, en la capital de Taiwán, Taipei.

DEPENDENCIAS DE UNA CASA

La distribución varia de unas casas a otras, pero se compone básicamente de: Cuarto de estar, dormitorios (en número variable), cuarto de baño (uno o varios) y cocina. 

También se dispone en muchos casos de: comedor, vestíbulo, escaleras, pasillos o distribuidores, y garaje.

Y salas complementarias para actividades específicas, como: despacho, estudio, biblioteca, sala de juegos, sala de fumadores, sauna, etc.

Zonas auxiliares de trabajo: lavadero o zotehuela, tendedero, oficio, etc.

Zonas auxiliares de almacenamiento: bodega, despensa, vestidor, trastero, desván, etc.

De estancia al exterior: terrazas, porches, solarium, etc.

Y en su entorno puede disponer de: Patio ajardinado con piscina, pérgolas, Invernadero, pistas de juego, etc

ELEMENTOS DE UNA CASA

Estructura

La estructura es el armazón que sirve para sustentar las diversas partes de un edificio, y lo fija al terreno. Puede tener elementos de adobe, ladrillo, piedra, madera, acero, hormigón armado, etc. Está compuesta de:

Cimientos: la parte de la estructura sobre la que se apoya toda la casa; está bajo tierra y transmite al terreno el peso de la vivienda y las tensiones a que está sometida. Una casa puede tener diferentes tipos de cimientos: zapatas, zapatas corridas, losas, pilotes, etc. Cuando la resistencia del terreno es baja para soportar las cargas (menor de 10 Nw/mm²), se hace necesario utilizar losas o pilotes.
También la estructura puede tener muros de carga, pilares, vigas, forjados y losas.

Cerramientos exteriores

Los cerramientos exteriores sirven para proteger el interior del edificio. Normalmente están compuestos por:

Muros de cerramiento, que puede estar conformados por materiales como adobe, ladrillo, piedra, madera, acero (chapa), hormigón armado, vidrio, etc. Están suplementados con: aislamientos térmicos, acústicos, impermeabilizaciones, etc. Deben ser exteriormente de aspecto y color agradable y acorde con el conjunto.
La cubierta: que puede estar conformada por materiales como adobe, ladrillo, piedra, madera, acero (chapa), hormigón armado, vidrio, etc. Está suplementada con: aislamientos térmicos, acústicos, impermeabilizaciones, etc. Suele estar acabada con tejas.
La solera, una losa o un forjado, dejando una "cámara de aire" inferior.

Compartimentaciones interiores

Son los elementos que dividen el espacio interior de la casa, conformando las habitaciones. Generalmente suelen ser tabiques de ladrillo, placas de yeso, madera, etc

Revestimientos

Son los recubrimientos que se hacen, tanto en suelos como en paredes y techos.

Tendidos de yeso grueso, enlucidos con yeso fino, para posterior pintado, en paredes y techo.
Solados de materiales cerámicos, pétreos, de madera, plásticos, etc.
Alicatados con azulejos, material cerámico empleado para revestir paredes en las "zonas húmedas".
Enfoscado de mortero de cemento en los muros de ladrillo o piedra. También puede aplicarse en tabiques.

Instalaciones

Son el conjunto de redes, y sus mecanismos, que sirven a una casa aportando agua, energía eléctrica, gas, que permiten climatizar el interior, comunicarnos, hacer más saludable la vivienda, etc. Las instalaciones y redes más comunes son: de agua potable, electricidad, calefacción saneamiento, y telecomunicaciones, complementadas a veces con gas natural, energía solar, climatización, sistemas contra incendios, sistemas de seguridad, etc.

Aparatos sanitarios

Son el conjunto de elementos, y sus mecanismos, que sirven para facilitar la higiene personal; son instalados en los cuartos de baño, de aseo, etc

Carpintería y vidrio

Se denomina carpintería al conjunto de elementos de madera que los carpinteros montan en una casa, tales como puertas, ventanas, barandillas, rodapiés, etc. Suele ir vinculado con el cristalero. Las ventanas además de permitir contemplar el exterior, también son necesarias para conseguir un buen soleamiento y ventilación, ayudando a optimizar la humedad del ambiente interior; su diseño depende de la zona geográfica. Aunque en infraviviendas pueda suceder que una casa no tenga ninguna ventana.

Cerrajería de taller

Se llama cerrajería al conjunto de elementos metálicos que los cerrajeros montan en una casa, tales como mecanismos de puertas, ventanas, etc. Así como las puertas, ventanas, barandillas, vallados, etc. que son de metales como el aluminio, acero, etc.

Pintura y acabados

La pintura y otros "acabados" son la última fase en el proceso constructivo de una casa. Suele intervenir un decorador en las edificaciones de más alta calidad, o por interés de sus propietarios.

Urbanización

Urbanización se denomina al conjunto de elementos que se montan e instalan alrededor de la casa, como la pavimentación exterior, alumbrado externo, vallado, ajardinamiento, red de riego, sumideros, etc.

CASAS PREFABRICADAS

Las casas prefabricadas son un producto industrializado, que permite construir edificios ensamblando elementos modulares previamente fabricados, sin tener en cuenta el suelo en el que va a asentarse, por lo que hay que construir antes una losa de hormigón armado que sirva de cimentación, apoyo y anclaje del conjunto.

Cada fabricante suele tener varios tipos o módulos combinables para poder elegir.

El coste de su montaje y fabricación, aun elevados, y sus monótonos acabados son un freno para su difusión en la mayoría de los países. En la época soviética de Rusia se utilizaron profusamente los elementos prefabricados en la edificación.

Casas prefabricadas móviles

Una alternativa similar de casa prefabricada la constituyen las viviendas sobre ruedas, o caravanas, con fuerte arraigo en países anglosajones, que por su bajo costo y movilidad emplean como vivienda habitual, llegando a constituir auténticos poblados en las proximidades de algunas ciudades.

EL TÉRMINO CASA PUEDE ALUDIR A...

un edificio para habitar en él, casa;
un linaje, casa; que puede ser la dinastía reinante en un territorio o Casa Real;
la empresa aeronáutica española CASA;
un reality show de Canal 13 (Chile): La casa.
Además, adjetivada puede referir a:

casa a la malicia, típica del siglo XVII en Madrid, de un solo piso en fachada, para evitar la carga de aposento público;
casa abierta, despacho profesional o estudio;
casa celeste, una subdivisión del cielo;
casa civil, encargados de la residencia del jefe del Estado, o del rey;
casa consistorial, o ayuntamiento;
casa cuartel, destacamento con viviendas;
casa cuna, guardería de niños o inclusa;
casa cural, o vivienda del párroco;
casa de aposento, con carga de aposento público, en el siglo XVII, en Madrid.
casa de banca, o entidad financiera;
casa de baños, servicio público de baños;
casa de beneficencia, o asilo;
casa de calderas, en Cuba, donde están los utensilios para la fabricación del azúcar;
casa de camas, o de mujeres públicas;
casa de campo, para recreo rural o para servicio de la agricultura;
casa de citas, con habitaciones para las relaciones íntimas;
casa de comidas, donde se da de comer económicamente;
casa de conversación, casino en el siglo XVII;
casa de devoción, santuario;
casa de Dios, templo o iglesia;
casa de empeño, o de prestamistas;
casa de estado, u hostería, donde pagando, dan comida y alojamiento;
casa de expósitos, inclusa;
casa de huéspedes, donde pagando, dan comida y/o alojamiento;
casa de juego, destinada a juegos de azar;
casa de labor, donde habitan labradores;
casa de lenocinio, o de mujeres públicas;
casa de locos, manicomio;
casa del rey, o residencia real;
casa rectoral, o casa parroquial;
casa santa, donde está el santo sepulcro, en Jerusalén;
casa solariega, la más noble de una familia.

TIPOS DE CASAS

Existen varios tipos de vivienda unifamiliar, en función de su entorno:

Aislada: si todo su perímetro es exterior.

Pareada: si tiene un sólo muro medianero con otro edificio de distinto propietario.

Adosada: si tiene más de un muro medianero con otros edificios de distinto propietario.

EJEMPLOS DE CASAS

Apartamento: El apartamento es una unidad de vivienda que comprende de una o más habitaciones diseñadas para proporcionar instalaciones de vivienda completas para una familia o individuo. La casa de apartamentos o viviendas es una solución actual económica, se realiza mediante el aprovechamiento en compón de partes generales de circulación tanto verticales como horizontales. También se verifica esta economía en las instalaciones complementarias de agua, drenaje y luz eléctrica. La estructura significa otra economía, la que también se verifica al poder lograrse un ahorro considerable de muros. Puede también obtenerse mejor servicio y economía, también mediante calderas, incinerador, etc. La solución colectiva de la casa de apartamentos permite, también solución a cocheras, cuartos de servicio, lavaderos, tendederos, espacio para juegos de niños, etc.

Las diferencia existentes entre este tipo de vivienda y otros (casa, adosado, cortijo,etc ) son tanto la superficie que ocupa, normalmente menor que las anteriores, y el uso, siendo en este caso vacacional o temporal.

Ático: Apartamento en la última planta de un edificio y cuya arquitectura suele verse afectada por la inclinación del tejado.

Barraca Valenciana: Casa tradicional en la región valenciana, España. Se caracteriza por tener un tejado muy inclinado y alto de paja.

Bungalow: Casa de una planta, normalmente, con dimensiones muy pequeñas.

Cabaña: Casa pequeña de madera o piedra ubicada en el campo o en la alta montaña.

Cabaña pasiega: Casa de dos plantas típica típica de Cantabria que tiene gruesas paredes de piedra y tejado de lastra o teja. La estructura interna es de madera. La planta inferior se destina a los animales y la superior es donde viven las personas. La cabaña Pasiega Información, origen y evolución arquitectónica de las cabañas pasiegas

Casa rural: Edificio dedicado al alojamiento cuya estructura exterior, así como características y equipamiento interior mantienen una uniformidad con la construcción tradicional de la zona. Se ubican en entornos naturales o localidades de menos de 5000 habitantes.

Casa de estilo colonial: Casa tradicional en los Estados Unidos, sencilla, económica, que reflejaba el estilo de los primeros colonizadores. Se trata de casas que mantienen la simetría en su arquitectura: ventanas ordenadas en torno a la puerta principal, situada en el centro de fachada, flanqueada por dos columnas decorativas y semiplanas. En el caso, habitual, de tener más de dos chimeneas, éstas se sitúan también simétricamente en el tejado.

Casa de Labranza: Casa vividora, que también puede tener departamentos para animales y maquinaria.

Casa patio: Casa de una o dos plantas, organizada en torno a un patio privado.

Casa prefabricada: Casa de construcción rápida y sencilla que se hace empleando módulos y estructuras previamente diseñados.

Caserío vasco: Casa-granja tradicional en el País Vasco, España. Es un edificio único grande y rectangular con tejado a dos aguas. El frontal de la casa es la fachada más ancha. Normalmente tiene anejas otras pequeñas construcciones, como cobertizos, para gurdar materiales, maquinaria o animales.

Casona: Casa tradicional en el norte de España (sobre todo, en Cantabria). Casa cuadrada con paredes gruesas de piedra y con estructura interna de madera. Tejado habitualmente a cuatro aguas. Balcones de piedra. Un escudo, también de piedra, en una pared de la casa era característico para evidenciar el linaje familiar.

Chalé individual o Independiente: Vivienda aislada, con jardín.

Chalé Adosado: El diccionario Merriam-Webster define un chalet como "una vivienda de madera con un tejado en pendiente y con alero sobresaliente, común en Suiza y otras regiones Alpinas". El término hoy día es usado para referir a cualquier casita de campo o alojamiento construido según este estilo.

El término chalet proviene de la Suiza francoparlante y en un principio denominaba a la choza de un pastor.

Muchos chalets de los Alpes europeos fueron usados originariamente como granjas estacionales para el ganado de tambo que sería luego criado en los pastos de tierras bajas durante el verano. Los pastores viviàn en el chalet y fabricaban manteca y queso como forma de conservar la leche producida. Los chalets permanecerían cerrados y sin uso durante los meses de invierno.

Choza: Construcción sencill, generalmente de ramas o cañas, propia de climas cálidos.

Dúplex: Piso en un edificio que esta distribuido en dos plantas consecutivas.

Estudio: En España se considera estudio a un apartamento de dimensiones muy pequeñas en un edificio. En un mismo espacio están integrados el salón, la cocina y el dormitorio, que suele ser un mueble cama. Separado se encuentra el baño. En países anglosajones, el estudio puede ser otra denominación para apartamento, eso sí, de dimensiones más reducidas.

Mansión: Casa grande y lujosa, con llamativo estilo decorativo/arquitectónico.

Maisonete: Palacio: Sinónimo de mansión o de casona. Lleva implícita la idea de grandeza y riqueza, que arquitectónicamente se suele traducir en un edificio de dimensiones mayores que las mansiones o casonas, con muchas habitaciones, salones y refinada decoración.

Villa Romana: Algunas casas se caracterizan por tener una arquitectura que gira en torno a un espacio central, abierto al exterior, en el que puede haber una fuente y flores. Este estilo de casa con patio se debe a la influencia romana y árabe.

Casa de estilo Victoriano: casa construida en Estados Unidos en el periodo comprendido entre los años 1840 y 1900, con un estilo característico denominado en inglés italianate. Normalmente, son casas que tienen entre dos y cuatro plantas, tejado casi plano, anchos y salientes aleros, portal con arcos, elaborada decoración y balcones con balaustradas llamativas.

PARTES DE LA CASA

AJARAFE. Azotea, terrado.
ALACENA. Hueco en la pared a manera de armario con anaqueles.
ALCOBA. Aposento destinado para dormir.
ALFARJE. Techo con maderas labradas.
ALGORFA. Desván para guardar granos.
ALMIZCATE. Patio entre dos fincas urbanas, para el uso común de paso, luz y agua.
ALTILLO. Construcción en alta, gralte. de madera, sostenida por pilares o vigas, que se hace en el Interior de una tienda, taller o almacén, para servir de oficina, depósito, etc., a fin de aprovechar todo el espacio de la planta baja.
ANAQUEL. Tabla horizontal.
ÁTICO. ültimo piso de un edificio que cubre el arranque de las techumbres.
ATRIO. Patio Interior, generalmente cercado de pórticos.
AZOTEA. Cubierta llana de un edificio por la cual se puede andar.

BALCÓN. Hueco abierto desde el suelo, en la pared exterior de una habitación, con barandilla gralte. saliente.
BALDA. Anaquel de armario o alacena.
BOARDILLA. Buhardilla.

CAMARANCHÓN. Desván donde se suelen guardar trastos viejos.
CANTINA. Sótano donde se guarda el vino para el consumo de la casa. - Puesto público en cue se venden bebidas y comestibles.
CELDA. Aposente, pequeño: la - de un religioso, de un colegial, de un preso.
COCINA. Pieza de la casa en que se guisa la comida.
COCHITRIL. Habitación estrecha y desaseada.
CONEJERA. Sótano o aposento estrecho donde se recogen muchas personas.
CORRAL. Sitio cercado y descubierto, junto a las casas o en el campo, esP. el destinado a los animales.
CORREDOR. Galería que corre alrededor del patio de algunas casas.
CUARTO. Habitación (estancia) de costura.CUARTO DE BAÑÖ: En una vivienda, pieza con lavabo, retrete, bañera y otros sanitarios
CUBICULO. Aposento, alcoba.

CHIMENEA:
Cintura. Parte superior de la campana de una chimenea.
Ernbrochalado. Armadura de vigas que forma el agujero de una chimenea.
Fraile. Rebajo triangular que se hace en 1 pared de las chimeneas de campana para que el humo suba más fácilmente.
Manto. Fachada de la campana de una chimenea.
Revellín. Saliente que sirve de vasar en la campana de lachimenea.
Restero. Trashoguero de la chimenea.
CHIRIBITIL. Desván, rincón o escondrijo. Cuarto muy pequeño.
ENTRADA. Vestíbulo, antesala.
ENTRETECHO. Desván, sobrado.
ENTREVENTANA. Espacio macizo de pared entr dos ventanas.

ESCALERA
Caito. Paredes que limitan el espacio ocupado por la escalera, de un edificio.
Contrahuella. Plano vertical del peldaño.
Descansillo. Porción de piso horizontal y que termina un tramo de escalera.
Desembarco. Meseta donde termina la ese lera.
Escalera. Serie de escalones para subir y ba jar :
-de caracol, la de forma espiral, seguid y sin ningún descanso;
-de mano, la portá til, gralte. de madera, formada de dos largue ros paralelos unidos a intervalos iguales po travesaños;
-mecánica o automática, la de peldaños ascendentes o descendentes movido por un mecanismo eléctrico.
Escalinata. Escalera exterior cle un solo tramo y hecha de fábrica.
Escalón. Peldaño.
Huella. Plano del escalón en que se sienta el pie.
Rnamperlán. Listón de madera con que s guarnece el borde de los peldaños en las Escaleras de fábrica. También mampernal.
Mesa. Meseta o descanso, de una escalera.
Pasamano. Barandal (listón).
Peldaño. Cada una de las partes de un trama de escalera. Escalón.
Rellano. Descansillo.
Rramo. Parte de una escalera, comprendió entre dos mesetas.
Zanca. Madero inclinado que sirve de apoyo a los peldaños de una escalera.

ESTANCIA. Aposento donde se habita ordinariamente.
ESTUDIO. Aposento donde ciertas personas, como el abogado, el literato, el artista, etc., estudian o trabajan.
FRONTIS. Fachada 'o frontispicio.
FRONTÓN. Remate triangular de una fachada o de un pórtico; se coloca también encima de puertas o, ventanas.
GABINETE. Aposento, menor Que la sala, destinado al estudio, a la investigación o a recibir personas de confianza.
GALERIA. Habitación larga y cubierta. Corredor descubierto o con vidrieras.

GUARDILLA. Buhardilla.
GUARDILLON. Desván corrido y sin divisiones que Queda entre el techo del último piso y la armadura del tejado.

HARNERUELO. Paño horizontal cine forma el centro de la mayor parte de los techos de maderus labrada o alfarjes.
HASTIAL. Fachada de una casa terminada por las dos vertientes del tejado.

HOGAR. Sitio donde se enciende lumbre.
HORNILLA. Hueco hechc, en los hogares con una rejuela horizontal para sostener la lumbre y un respiradero inferior para dar entrada al aire.
LEONERA. Aposento en que se guardan muchas cosas en desorden.
LIVING. Cuarto de estar.

LUCERNA. Lumbrera (en un techo).
LUCERNARIO. Construcción en un tejado cine sobrepasa el nivel del mismo y que tiene vidrieras a los lados para dar luz.
LUMBRERA. Abertura en un techo por donde entran el aire y la luz.
MECHINAL. Habitación muy pequeña.
PANEL. Cada uno de los compartimientos en qu. para su ornamentación se dividen los lienzos de pared, las hojas de puertas, etc.

PASILLO. En los edificios, se llama pasillo a un espacio de paso largo y estrecho que sirve para comunicar diferentes habitaciones o estancias. Los pasillos son comunes en viviendas en donde dan acceso desde el vestíbulo o el salón a las habitaciones interiores. Con propósitos similares también existen pasillos en otros edificios como oficinas, hoteles, centros educativos, centros de salud, etc. Los pasillos se encuentran en tiendas, almacenes y fábricas, en donde tienen estanterías a ambos lados. En almacenes y fábricas los pasillos pueden consistir en paletas del almacenaje y en fábricas los pasillos pueden separar áreas de trabajo. En los gimnasios, los equipos de ejercicio se disponen normalmente en pasillos.

PISO. Cada una de las plantas de una casa.
PLAFÓN. Sofito.
PÓRTICO. Galería con arcadas o columnas a lo largo de un muro de fachada o de patio.

PUERTAS Y VENTANAS
Ajimez. Ventana arqueada dividida en el centro por una columna.
Alaroz. Larguero fijo que divide el hueco de una puerta o ventana.
Alféizar. Vuelta, o, derrame que hace la pared en el corte de una puerta o ventana.
Antepecho. Reborde de ventana colocado a suficiente altura para Que se puedan Apoyar los codos en él. - Pretil.
Ataire. Moldura en las escuadras de puertas y ventanas.
Batiente. Hoja de puerta.
Bisagra. Gozne de la puerta.
Buharda o buardilla. Ventana que sobresale verticalmente en el tejado de una casa, para dar luz a los desvanes o salir a los tejados.
Burlete. Tira de tejido especial grueso, como la bayeta, que se pone al canto de las hojas de puertas y ventanas para evitar que pase el aire.
Cabio. Travesaño superior e Inferior que con los largueros forman el marco de las puertas o ventanas.
Cancela. Verjilla puesta en el umbral de algunas casas.
Cancilla. Puerta a manera de) verja.
Capialzado. Arco o dintel más elevado l)or uno de sus frentes para formar el derrame o declive de una puerta o ventana.
Cargadero. Dintel. También se dice cargo.
Celosía. Enrejado de listoncillos que se pone en las ventanas y otros huecos análogos.
Cerco. Marco de puerta o ventana,.
Claraboya. Ventana abierta en el techo o en la parte alta de las paredes.
Compuerta. Especie de antepecho que se coloca en una puerta para cerrarla y no impedir la luz del dia.
Contramarco. Segundo marco que se clava en el cerco que está fijo en la pared para poner en él las puertas.
Contrapilastra. Mediacaíía de madera que se pone al borde de la hoja de una puerta o ventana para que impida el paso del aire.
Contrapuerta. Puerta situada detrás de otra
Contraventana. Puerta que interiormente cierra sobre la vidriera. Puerta de madera cine en los países fríos se pone en la parte de afuera de las ventanas y Cidrieras.
Cristalera. Cierre o puerta de cristales.
Cuadro. Marco
Cuarterón -rona. Cada uno de los cuadros que hay entre los peinazos de las puertas y ventanas.
Cumbrera. Dintel.
Chambrana. Labor o adorno de piedra o madera que se pone alrededor de las Puertas y ventanas.
Derrame. Corte oblicuo en el muro de una puerta o ventana para que sus hojas se puedan abrir más.
Dintel. Parte superior de una puerta o ventana, que carga sobre las jambas.
Dngargolado. Ranura por la cual se desliza una puerta de corredera.
Dntornar. Volver la puerta o la ventana hacia el cerco sin cerrarla del todo.
Dntrepaño. Cualquiera de las tablas pequeñas o cuarterones que se meten entre los Peinazos de las puertas y ventanas.
Escucha. Ventana pequefía que estaba dispuesta en las salas de palacio para que pudiese escuchar el rey lo que en los consejos se votaba.
Espejuelo. Ventana, rosetón o claraboya,, gralte. con calados de cantería y cerrado con placas de yeso transparente.
Faja. Telar liso que se hace alrededor de la. ventanas y puertas de un edificio.
Fajón. Recuadro ancho de yeso alrededor de los huecos de puertas y ventanas.
Frontón. Remate triangular que se co'oca encima de puertas y ventanas.
Golpete. Palanca de metal para mantener abierta una hoja de'puerta o ventana.
Gozne. Herraje articulado, con que se fijan al quieras las hojas de puertas y Ventanas para Que giren sobre esta pieza. Es como una bisagra.
Guillotina (de) -. Se dice de las vidrieras y persianas que se abren y cierran Resbalando a lo largo de las ranuras del cerco.
Hoja. En las puertas, ventanas, etc.. cada una de las partes que se abren y cierran.
Imposta. Tablero fijo o durmiente de una puerta o ventana sobre que se cierra la Hoja. jamba. Cualquiera de las dos piezas que sostienen el dintel de una puerta c> Ventana.
Jambaje. Conjunto de las dos jorobas y el dintel.
Larguero. Palos separados que se ponen en la obra de carpintería de una puerta, a La largo.
Limen. Umbral.
Lindel. Lintel, dintel.
Lucero. Postigo de las ventanas por donde entra la luz.
Lumbral. Umbral.
Rnangueta. Listón de madera en cine se aseguran con goznes las puertas.
Marquesina. Cubierta que avanza sobre una puerta, para resguardar de la lluvia.
Mirilla. Abertura practicada en el suelo, en la pared o en la puerta, para observar quien llama.
Rnocheta, Rebajo en el marco de las puertas y ventanas donde encaja el renvalso.
Montante. Listón o columnata que divide el vano de una ventana.
Ojo de buey. Ventana o claraboya circular.
Panel. Cada uno de los compartimentos, limitados ordinariamente por fajas o molduras, en que, para su ornamentación, se dividen las hojas de puertas y Ventanas.
Parteluz. Columna delgada que divide en dos
un hueco, de ventana, formando un ajimez.
Peinazo. Listón o madera que atraviesa entre los largueros de puertas y ventanas para formar los cuarterones.
Pernio. Gozne que se pone en las puertas y ventanas para que giren las hojas.
Persiana. Especie de celosía, formada de tabl las que dejan paso al aire y no al sol.
Portal. Primera pieza de la casa, por donde se entra a las demás, y en la cual está la puerta principal.
Portalada. Portada, gralte. monumental.
Portalón. Portal grande.
Portillo. Abertura que hay en las murallas. paredes o tapias. Postigo o puerta chica en otra mayor.
Portón. Puerta que divide el zaguán de los demas de la casa.
Postigo, Puerta falsa en sitio excusado de la casa. - Puerta chica abierta en otra Mayor.Puerta de una sola hoja, la cual se asegura con llave, cerrojo, etc. Puertecilla de una ventana o puertaventana.
Puerca. Pieza del pernio o gozne en que está el anillo.
Puerta. Vano de forma regular abierto en pared, cerca o verja, desde el suelo hasta la altura conveniente, para entrar y salir.
Quieras. Madero que asegura las puertas y ventanas, por medio de pernios y bisagras.
Quicio. Parte de las puertas y ventanas en que entra el espigón del quicial.
Renvalso. Rebajo que se hace en el cant(y de las hojas de puertas y ventanas para que encajen en el marco.
Rejilla. Celosía, red de alambre, tela metálica, tabla calada, etc., cine suele ponerse en las ventanillas de los confesionarios, en el ventanillo de la puerta exterior de las casas, ete.
Rosetón. Ventana circular calada, con adornos.
Saetera. Ventanilla estrecha.
Tablero. Tablazón de cuadros de una puerta o ventana.
Tanibanillo. Frontón sobrepuesto a una puerta o ventana.
Relar. Parte del vano de una puerta o ventana, más próxima al paramento exterior de la pared.
Trampilla. Ventanilla en el suelo de una habitación para ver lo que pasa en el piso bajo.
Tranco. Umbral.
Tranquero. Piedra con cine se forman las jambas y dinteles de puertas y ventanas.
Rrifora. Ventana de tres huecos.
Rronera. Ventana pequeña y angosta. umbral. Parte inferior de la puerta, contrapuesta al dintel.
Umbralado. Vano asegurado por un umbral. ventana. Abertura más o menos elevada sobre el suelo practicada en una pared para dar luz y ventilación.
Ventanilla. Postigo pequeiío de puerta o ventana. - Ventanilla o abertura en la puerta exterior de una casa para ver quién llama sin franquear la entrada.
Verja. Enrejado que sirve de puerta, ventana o cerca.
Vidriera. Bastidor con vidrios con que se cierran puertas y ventanas.
Zapata. Pedazo de cuero que se pone debajo del quicio de la puerta para que no rechine.

ALAMINA. Multa que pagaban en Sevilla los olleros por lo que se excedían en la carga de los hornos de cocer sus vasijas.
ALARIA. Chapa de hierro, como de veinte centímetros de largo y dos o tres de ancho, con las dos puntas triangulares y dobladas a escuadra, en sentido inverso, usada por los alfareros para pulir y adornar en el torno las vasijas de barro.
ALCALLER. Alfarero.
ALCALLERÍA. Conjunto de vasijas de barro.
ALFAR. Alfarería (obrador). Obrador donde se fabrican. Tienda o puesto donde se venden.
ALFARERÍA. Arte de fabricar vasijas de barro.

REBOTICA. Pieza que está detrás de la principal de la botica, y le sirve de desahogo.
RECIBIDOR. Recibimiento (antesala; pieza a la entrada).
RECIBIMIENTO. Pieza Que da entrada a cada uno de los cuartos habitados por una familia. Antesala.
REPISA. Especie de ménsula de más longitud que vuelo. para sostener un objeto de utilidad o adorno, o servir de piso a un balcón.

RETRETE. Aposento dotado de las instalaciones necesarias para orinar y evacuar el vientre Cuarto pequeño destinado para retirarse.
ROMANATO. Especie de alero volteado que cubre las buhardas.

SALA. Pieza principal de la caza, donde se reciben las visitas de cumplimiento. Aposento de grandes dimensiones.
SALÓN. Pieza de grandes dimensiones para vistas y fiestas en las casas particulares.

TACA. Alacena pequeña.
TAMBOR. Aposentillo cine se hace de tablclues dentro de otro aposento.
TRAGALUZ. Claraboya, gralte. con derrame hacia el centro.
TRAMPILLA. Portezuela de la carbonera de un fogón de cocina.

VASAR. Anaquelería que, sobresaliendo en la pared, sirve para poner platos, vasos, etc.
VELONERA. Repisa para colocar el velón u otra luz.
VESTÍBULO. sala que da paso a las demás piezas de la casa.
ZAGUÁN. Pieza cubierta a modo de vestíbulo en la entrada de una casa.
ZAQUIZAMÍ. Cuarto pequeño, Poco limpio y desacomodado. Desván a teja vana.

Fuente de algunos de estos artículos: profesorenlinea.cl / diccionariosdigitales.net / Wikipedia / Enciclonet / getdecorating.com / arkinetia.com /  musterring.de/spa / fundaciondoctordepando.com

 

MODISMOS CON LA PALABRA CASA:

  • Afumar la casa. [Uso anticuado] Tener casa abierta, sostenerla.
    ¡Ah de casa! o ¡Ah de la casa!. [Uso anticuado y familiar] Expresión para llamar en casa ajena y saber si hay alguna persona en ella.

  • Apartar casa. Separarse los que vivían juntos.

  • Arderse la casa. [Uso figurado y familiar] Haber en ella mucho alboroto por cuestión o discusión.

  • Armar una casa. Hacer de madera su armazón para vestirla después de fábrica.

  • Arrancar la casa. [Uso figurado y familiar] Véase Levantar la casa.

  • Asentar casa. Ponerla de nuevo y de asiento.

  • Caérsele a alguien la casa a cuestas o encima. [Uso figurado y familiar] Hacérsele insoportable la permanencia en ella. 2. [Uso figurado y familiar] Sobrevenirle grave contrariedad o contratiempo.

  • Casa abierta. Domicilio y estudio o despacho del que ejerce alguna profesión. 2. Tienda a puerta de calle.

  • Casa a la malicia. La que con cabida para alojar dos familias se construía en Madrid durante el siglo XVII, sobre traza arquitectónica de fachada de un solo piso, eludiendo así la carga de aposento.

  • Casa cabeza de armería. Véase casa de cabo de armería.

  • Casa cáñama. Véase casa dezmera o excusada.

  • Casa celeste. [Astrología] Cada una de las doce partes en que se considera dividido el cielo por círculos de longitud o por los del atacir.

  • Casa civil. Conjunto de personas que tiene a su cargo los servicios no militares del palacio o residencia del jefe de Estado.

  • Casa consistorial. Casa de la villa o ciudad en donde concurren los concejales del ayuntamiento para celebrar sus plenos (ú. t. en plural).

  • Casa cuna. Orfanato, hospicio, inclusa. 2. Guardería infantil.

  • Casa cural. La que ocupa el cura de algunos lugares y que, generalmente, es propiedad de la Iglesia.

  • Casa de altos. [En América] Casa que tiene otros pisos además de la planta baja.

  • Casa de aposento. La sujeta al servicio que la villa de Madrid hacía al rey, dando una parte de todas las casas para el aposento de la corte. 2. Vivienda que se repartía a los que gozaban de tal privilegio. 3. Véase carga de aposento.

  • Casa de asistencia. [En México] Véase casa de huéspedes.

  • Casa de balcón. [En Colombia] Casa de varios pisos que solía tener un balcón corrido en la parte superior.

  • Casa de banca. Banca, comercio que realiza operaciones de giro, cambio, descuento, compra y venta de efectos públicos.

  • Casa de baños. Establecimiento en que se tienen baños para el servicio público.

  • Casa de beneficencia. Hospital, hospicio o asilo para personas sin recursos económicos.

  • Casa de cabo de armería. Casa solariega de Navarra del pariente mayor, cabeza de su linaje.

  • Casa de cadena. [En Perú] Casa que gozaba del derecho de asilo.

  • Casa de calderas. [En Cuba] Edificio contiguo al trapiche, donde se hallan las piezas y utensilios necesarios para la fabricación del azúcar.

  • Casa de camas. Mancebía, casa de prostitución.

  • Casa de campo. La que está fuera de poblado y sirve para el cultivo o el recreo.

  • Casa de citas. Aquella en que se facilitan encubiertamente y mediante pago las relaciones sexuales.

  • Casa de coima. [Uso anticuado] Véase casa de juego.

  • Casa de comidas. Figón, casa de comidas caseras y ordinarias.

  • Casa de conversación. En el siglo XVII, casino o círculo de recreo.

  • Casa de devoción. Templo o santuario donde se venera alguna imagen en particular.

  • Casa de Dios o del Señor. Templo o iglesia.

  • Casa de dormir. Aquella en que se da hospedaje solamente para pasar la noche.

  • Casa de empeño o empeños. Establecimiento donde se presta dinero mediante la entrega condicionada de algún bien en prenda.

  • Casa de esgrimidores. La desaliñada y sin alhajas.

  • Casa de estado. [Uso anticuado] Véase hostería.

  • Casa de expósitos. Orfanato, inclusa.

  • Casa de fieras. En Madrid, antiguo parque zoológico.

  • Casa de ganado. [En Asturias] Casa en el campo para recoger el ganado en la parte baja o corte, y almacenar el heno en el piso alto o henal.

  • Casa de huéspedes. Aquella en que, mediante cierto precio, se da estancia y comida, o sólo alojamiento, a algunas personas.

  • Casa de juego. La que está destinada a la explotación de juegos de azar.

  • Casa de labor o de labranza. La que habitan los labradores y en la que guardan sus aperos y ganado.

  • Casa de lenocinio. Centro de prostitución.

  • Casa de locos. Véase manicomio. 2. [Uso figurado] Aquella en que hay mucho bullicio y desorden.

  • Casa del rey. Véase casa real.

  • Casa de malicia. Véase casa a la malicia.

  • Casa de mancebía. Mancebía, casa de prostitución.

  • Casa de maternidad. Establecimiento de beneficencia para la asistencia a parturientas.

  • Casa matriz. En una organización con distintas sucursales, la primera establecida que da lugar a los otros.

  • Casa de modas. Tienda de ropa y complementos femeninos.

  • Casa de moneda. La destinada a la fundición y acuñación de moneda.

  • Casa de moradores. [En Murcia] Véase casa de vecindad.

  • Casa de oración. Véase casa de Dios.

  • Casa de orates. Véase casa de locos.

  • Casa de pailas. [En Cuba] Véase casa de calderas.

  • Casa de placer. [Poco usado] Véase casa de recreo.

  • Casa de posada o de posadas. Véase casa de huéspedes.

  • Casa de postas. Parada donde tomaban caballos de refresco los correos y los que viajaban en posta.

  • Casa de préstamos. Véase casa de empeño.

  • Casa de prostitución. Mancebía, casa donde se comercia con favores sexuales.

  • Casa de pupilos. Véase casa de huéspedes.

  • Casa de putas. [Uso coloquial] Casa de prostitución, mancebía. 2. [Uso figurado y coloquial] Lugar de gran desorden.

  • Casa de recreo. La situada en el campo como lugar de descanso y distracción.

  • Casa de socorro. Establecimiento benéfico donde se prestan los primeros auxilios facultativos a los heridos.

  • Casa de tía. [Uso figurado y coloquial] Cárcel, prisión.

  • Casa de tócame Roque o casa de tócame Roque, no me toques Roque. [Uso figurado y familiar] Aquella en que vive mucha gente con mala dirección y desorden.

  • Casa de tolerancia. Mancebía, lupanar.

  • Casa de trato. Mancebía, casa de prostitución.

  • Casa de trueno. [Uso figurado y familiar] Aquella en que suele faltar la moral y la buena educación.

  • Casa de vacas. Establecimiento donde se tienen vacas para vender su leche.

  • Casa de vecindad. La que tiene muchas viviendas reducidas, con acceso a patios y corredores comunes.

  • Casa dezmera o excusada. La del vecino hacendado que se elegía para percibir los diezmos.

  • Casa fuerte. La fabricada para habitar en ella, con fortalezas y reparos para defenderse de los enemigos. 2. La muy acaudalada.

  • Casa grande. [Uso anticuado] Entre jugadores, nombre con que se designaban los reyes de la baraja.

  • Casa hita. (locución adverbial) Casa por casa, de casa en casa.

  • Casa llana. Véase casa de prostitución. 2. [Uso anticuado] Casa en el campo, sin fortificación ni defensa.

  • Casa militar. Conjunto de militares que se hallan como ayudantes al servicio inmediato del jefe del Estado.

  • Casa mortuoria. Casa en la que ha muerto recientemente alguna persona.

  • Casa paterna. Domicilio de los padres.

  • Casa profesa. La de religiosos que viven en comunidad.

  • Casa pública. Véase casa de prostitución.

  • Casa real. Palacio real. 2. Personas reales y el conjunto de sus familias.

  • Casa robada. La que carece de los muebles más necesarios.

  • Casa santa. La de Jerusalén en que está el sepulcro de Cristo.

  • Casa solar o solariega. La más antigua y noble de una familia.

  • Casa terrera. [En Canarias] La de una sola planta.

  • Como Pedro por su casa. Con entera libertad o llaneza, sin miramiento alguno (dícese cuando alguien entra de este modo en una casa ajena).

  • Como una casa. (locución comparativa) Aplícase a lo que es muy grande o de gran envergadura.

  • De o para andar por casa. (locución adjetiva y adverbial) Dícese de las prendas que se usan para estar cómodo en la propia casa. 2. [Uso figurado y familiar] De poco valor, sin rigor: la explicación que te he dado de los verbos ingleses es de andar por casa

  • De entre casa. (locución adjetiva y adverbial) [En Argentina y Uruguay] Véase de trapillo.

  • De su casa. (locución adverbial) De su cabeza, de propia invención o ingenio.

  • De la casa. (locución adjetival) En los establecimientos de comidas, se aplica a aquellos platos o bebidas que son su especialidad: el camarero les recomendó el postre de la casa.

  • Deshacerse una casa. [Uso figurado] Venir a menos, parar en pobreza una familia rica.

  • Echar o tirar la casa por la ventana. [Uso figurado y familiar] Gastar con excesiva esplendidez.

  • En casa. (locución adverbial) En la propia casa, en el hogar.

  • Entrar una cosa como por su casa. [Uso figurado y familiar] Venir ancha y holgada.

  • Entrar alguien en alguna parte como Pedro por su casa. [Uso figurado y familiar] Comportarse con excesiva familiaridad en casas o lugares ajenos.

  • Estar de casa. [Uso figurado] Estar vestido con sencillez o descuidadamente.

  • Esta santa casa. [Uso irónico y coloquial] Expresión de enfado con que el hablante se refiere a la institución o empresa a la que pertenece.

  • Franquear a alguien la casa. Darle pie para que la frecuente.

  • Guardar la casa. [Uso figurado] Estarse en ella por obligación.

  • Levantar alguien la casa. [Uso figurado] Mudar su residencia a otro lugar.

  • Llovérsele a alguien la casa. [Uso figurado y familiar] Empezar a empobrecer y venir a menos.

  • No caber en toda la casa. [Uso figurado y familiar] Estar muy enojado el señor de ella, y alborotarse con todos.

  • No hará casa con azulejos. [Uso figurado] Expresión con que se moteja al dilapidador y al holgazán.

  • No parar alguien en casa o en su casa. Pasar fuera de ella la mayor parte de su tiempo.

  • No tener casa ni hogar. [Uso familiar] Ser sumamente pobre. 2. [Uso familiar] Ser un vagabundo.

  • Ofrecer la casa. Realizar el acto de cortesía de comunicar a amigos o clientes el nuevo domicilio.

  • Oler la casa a hombre. [Uso figurado y familiar] Frase que da a entender que alguno quiere hacerse obedecer en su casa, sin conseguirlo (Del refrán: huela la casa a hombre, y él iba rodando por las escaleras).

  • Poner casa. Tomar casa el que antes no la tenía, convirtiéndose en el cabeza de familia.

  • Poner la casa a alguien. Amueblársela para que pueda habitar en ella.

  • Ser alguien de la casa o como de la casa. Ser muy amigo de la familia y merecer de ella un trato desinhibido.

  • Ser alguien muy de casa. [Uso familiar] Ser muy hogareño, poco inclinado a las salidas.

  • Tener casa y tinelo. [En Aragón, uso anticuado] Dar de comer a todo el que va a la casa, tener mesa franca.

  • Tener la casa como una colmena. [Uso figurado y familiar] Tenerla llena y abastecida.

  • Vivir una casa. Habitar en ella.

    Sinónimos
    Edificio, residencia, mansión, vivienda, hogar, domicilio, habitación, piso, nido, cubil, palacio, hotel, quinta, casona, caserón, corrala, familia, linaje, prosapia, estirpe, casta, progenie, solar, cepa, blasón, empresa, sociedad, firma, comercio, corporación, escaque, casilla, cabaña.

EXPLOTACIÓN DIDÁCTICA

Pelis/seriespara explotación didáctica con la palabra "Casa / Hogar / Vivienda / Morada y etc..."

  • La casa de Bernarda Alba
  • La casa de al lado
  • La casa de la pradera
  • La casa de los líos
  • La casa de caronte
  • La casa de las 7 mujeres
  • La casa de los dibujos

Músicas para explotación didáctica con la palabra "Casa / Hogar / Vivienda / Morada y etc..."

  • Casa de Locos
  • El demonio en casa
  • Volviendo a casa
  • Me sacaste de la casa
  • Hoy me iré de casa
  • Esa será mi casa
  • La casa desaparecido
  • Se nos cae la casa
  • La casa azul
  • El aire de tu casa
  • Ven a mi casa esta Navidad
  • La casa en el aire
  • De regreso a casa
  • Camino a casa
  • Tu casa es casa de locos
  • La casa de caramelos
Ricardo Arjona
Ricardo Arjona
Rata Blanca
Andrés Cepeda
Teen Angels
Nino Bravo
Fito Paes
Héctor
Duncan Dhu
Jesús Adrian Romero
Villancicos
Carlos Vives
Marco Antonio Solis
Alejandro Sanz
Ricardo Arjona
Cianuro

Expresiones  idiomáticas con la palabra "Casa / Hogar / Vivienda / Morada y etc..."

  • Casa ajena y caballo que no come hierba, déjale que se pierda.
  • Casa al hijo cuando quisieres y la hija cuando pudieres.
  • Casa a tu hijo con su igual, y no hablaran mal.
  • Casa a tu hijo con tu igual, y no dirán mal.
  • Casa cerrada, casa arruinada.
  • Casa chica infierno grande.
  • Casa compuesta, caja en la puerta.
  • Casa con azotea, ladrón la asalta.
  • Casa con dos puertas mala es de guardar.
  • Casa con una sola puerta, el amo alerta.
  • Casa convidada, pobre y denostada.
  • Casa de capellán, la peor del lugar.
  • Casa de concejo, pajar de viejo.

IMÁGENES DE LA CASA Y SUS PARTES INTERNAS

 

.....................................................................................

Esta es una página de recopilación de los mejores datos del español que he encontrado en Internet.  Aquí hay muchos artículos e incluso muchas fotos que me bajé de la red hace mucho tiempo. Si de alguna manera me he olvidado de hacerle la referencia a algún autor o fotógrafo, os pido que por favor me ayudéis, avísandome de la autoría de los mismos, será un placer poner los nombres de los responsables por estos trabajos:         esf@espanolsinfronteras.com

 

.....................................................................................

 
Búsqueda personalizada

 

                                                                         Principal Arriba Uso de los recursos Vocabulario del Español El alfabeto español El cuerpo humano El hotel El mundo - la tierra El turismo El mapa mundial Fiestas en España Fiestas latinas La casa - El hogar La hora en español La fina estampa Las señales de tráfico Los colores Medios de transporte Los medios Los numerales Las profesiones