Mester de Clerecía
 
 

 

La vida es dulce o amarga; es corta o larga. ¿Qué importa? El que la goza la halla corta, y el que la sufre la halla larga.
Don Ramón de Campo Amor

___________________________

Es propio del amor si es verdadero, compendiar en un ser el mundo entero
Don Ramón de Campo Amor

___________________________

EL MESTER DE CLERECIA

La expresión sintética "mester de clerecía", acuñada con palabras que figuran dispersas en la segunda copla del Libro de Alexandre, sirve desde hace tiempo para designar a un subgénero poético distinto aunque en modo alguno herméticamente aislado de las composiciones de los juglares españoles medievales. Es importante saber interpretar estas palabras de forma precisa y qué entendía Alexandre por su profesión o mester. He aquí su tan citado pasaje:

Señores, se quisierdes mio serviçio prender,
querríavos de grado servir de mio mester;
deve de lo que sabe omne largo seer,
se non podríe en culpa o en yerro caer.

Mester traygo fermoso non es de joglaría,
mester es sen pecado, ca es de clereçía,
fablar curso rimado por la cuaderna via,
a sýlabas contadas, que es gran maestría. [...]

En otros lugares del poema comprobamos que mester, y su doblete culto misterio, significaban para nuestro poeta, en su acepción más amplia, una especie de de berque tenían todos los hombres, cada cual según su condición, de dominar su ciencia y ponerla al servicio de algo, hacer de su vida un trabajo o menester; en suma su objeto es instruir.
Clerecía para nuestro autor, no es tan solo erudición, sino algo intimamente identificado con el studium de la escuela o universidad; y su valor se simbiliza asociándolo con Aristóteles, el sabio supremo. [...] (Raymond S. Willis).

Frente al mester de juglaría, de contenido popular e irregularidad métrica, surge en el siglo XIII el mester de clerecía, erudito y cultivado por los clérigos, entendiendo portales no sólo a quienes lo eran propiamente, sino también, a todo hombre culto y letrado, que poseyera la educación latino-eclesiástica.

El saber se refugia en los monasterios y durante siglos es esencial patrimonio de los clérigos, de donde nace la atribución de este carácter a quienes se entregan al estudio, aunque no fuese aquella su condición real: clerecía y saber se hacen sinónimos. Estos clérigos paulatinamente van dejando el latín, e incorporan la lengua popular para acercar la cultura de sus bibliotecas al pueblo llano:

" Quiero fer una prosa en román paladino
en el qual suele el pueblo fablar a su veçino..."(S. Dom. 1)

" Quiero fer la passión del sennor Sant Laurent
en romaz que la pueda saber toda la gent..." (S.Laur. 1)

El mester de clerecía no desplazó, sino que coexistió con el de juglaría; pronto utilizan ambos el mismo idioma, se dirigen al mismo tipo de público, se abastecen de temas populares. Los juglaría clerical intenta contrarestar los efectos pecaminosos e inmorales que atribuye al juglar profano. Berceo se llama a sí mismo juglar de Santo Domingo y trovador de la Virgen.

No obstante, R. Menendez Pidal, en su Poesía juglaresca y orígenes de las literaturas románicas, Madrid, 1957, escribe: "Aunque es común presentar la poesía romance de los clérigos como antagónica de la de los juglares, esta manera de ver no se ajusta a una exacta apreciaciónde las obras de inspiración clerical. La poesía romance de los clérigos no nace en son de guerra, ni mucho menos; Berceo siente humildemente de sí, pues, aunque clérigo, confiesa que no es bastante letrado para escribir la lengua de los doctos; solo sabe algo de latín para entenderlo, y quiere entonces servir de intermediario entre la ciencia de los clérigos y la ignorancia del vulgo...

El público para quien Berceo escribe es, en esencia, el mismo para quien cantan los juglares..El clérigo piensa siempre en el público iletrado para quien escribe...' 'Berceo no se aparta desdeñoso de la juglaría; colabora para enriquecer el repertorio de los juglares que son los habituales propagadores de toda la literatura. Más abajo, R.M.P. afirma que los clérigos pretenden reemplazar la temática de los juglares por otra que estiman de mayor dignidad y elevación, aunque siempre destinada a la recitación pública.

2. METRICA, LENGUAJE Y TEMATICA.

Los rasgos que caracterizan al mester de clerecía pueden resumirse en los siguientes:

Todos los poemas están escritos en estrofas de versos alejandrinos (de catorce sílabas, divididos en dos hemistiquios de siete), con una sola rima consonante, que reciben el nombre de tetrásforo monorimo o cuaderna via. Los poetas de clerecía respetan rigurosamente el canon métrico, de forma que todo verso mal medido puede estimarse como descuido involuntario o falta de habilidad. También, debe tenerse en cuenta, además, los errores de los copistas y las diferencias de pronunciación, y los distintos criterios seguidos respecto a la sinalefa, el hiato, la sinéresis y la diéresis.

El lenguaje pretende ser mucho más cuidado y selecto que el de los juglares. Esta perfección puede deberse en buena parte al avance natural sobre los escritores precedentes; el poeta utiliza un lenguaje familiar , llano y sencillo, animado con expresiones pintorescas y vulgares comparaciones.

Lo más fundamental del mester de clerecía radica en su temática. Se suele decir por influencia de su propio nombre, que éste se ocupa de temas religiosos; pero, con excepción de los libros de Berceo, ninguna obra específica de esta escuela es religiosa. Lo esencial reside en que trata de temas eruditos, de materias que no han sido tomadas de la observación directa de la vida, de acontecimientos actuales como hacen los juglares, sino del saber escrito al que no se tenía acceso sin una dedicación estudiosa.

Cronológicamente el mester de clerecía se prolongó desde mediados del siglo XIII hasta finales del XIV. Durante el XIII se mantuvó fiel a los moldes métricos, pero en el siguiente da entrada a formas poéticas distintas de caracter lírico y metro más breve; por el contrario, en ocasiones, aparecen versos de diez y seis sílabas, mientras que en otras se dan cuartetas heptasílabas, como resultado de separardos hemistiquios del alejandrino (Proverbios morales, de Sem Tob).

Otra diferencia esencial separa la clerecía de ambos siglos. Al XIII corresponden obras anónimas, con la excepción de Berceo, de caracter más impersonal, rígido, y, literariamente, más "objetivo".El XIV da entrada a grandes figuras literarias, de inconfundible personalidad, como la severa requisitoria moral del Canciller de Ayala y el gran retablo humorístico del Arcipreste de Hita, verdadera comedia humana de su siglo.

GONZALO DE BERCEO

Fue un clérigo (no un monje, como se suele creer, sino seglar) que trabajó en La Rioja como notario del monasterio de San Millán de la Cogolla y el de Santo Domingo de Silos. Recibió una educación muy esmerada, pues se formó en los recientemente creados estudios generales (un antecedente medieval de las modernas universidades) de Palencia, los primeros que hubo en España y fue el más importante representante del mester de clerecía. Civilizó el idioma castellano creando la lengua literaria, para lo cual trasvasó numeroso vocabulario desde el latín (cultismos) y recurrió a fórmulas de la literatura oral tradicional y del mester de juglaría. También trabajó como notario eclesiástico para dichos monasterios, en cuyo cometido llegó incluso a falsificar documentos para conseguir que los reacios campesinos pagaran sus contribuciones a los mismos.

En 1237 fue presbítero.

Su poesía trata siempre sobre tema religioso, y está constituida fundamentalmente por hagiografías, esto es, escrituras sobre materia sagrada y por extensión biografías de los santos, en especial aquellos a los que se rendía culto en los monasterios con los que estuvo vinculado: la Estoria de sennor San Millán, la Vida de Sancta Oria, virgen y La vida del gorioso confessor Santo Domingo de Silos, por ejemplo. Su obra maestra es, sin embargo, los Milagros de Nuestra Señora. Otras obras suyas son El duelo que fizo la Virten María el día de la Pasión de su fijo Jesu Christo, Del sacrifiçio de la Missa, De los signos que aparesçerán ante del Juicio, el Martiryo de Sant Laurençio, los Loores de Nuestra Señora y los Himnos.

No se muestra como un narrador original, ya que traduce amplificando obras escritas anteriormente en latín; su originalidad y carácter artístico debe apreciarse en el tratamiento de los temas, en el estilo y en los detalles costumbristas y adaptaciones a la mentalidad medieval y campesina que añade a dichos relatos.

Su poesía es culta, aunque se reviste de una apariencia popular y utiliza elementos tradicionales; la estrofa que emplea para la versificación es la cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo (cuatro versos alejandrinos o de catorce sílabas separados cada uno en dos mitades de siete sílabas por una cesura que coincide con final de palabra y grupo fónico, impidiendo toda sinalefa, y con una única rima consonante en todos sus versos).

LOS MILAGROS DE NUESTRA SEÑORA

Constituye la obra más extensa e importante de Berceo; se compone de veinticinco narraciones precedidas de una introducción alegórica. Milagros que obra la Virgen en favor de sus devotos para salvar sus almas o protegerles de algún mal. Un ladrón devoto de la Virgen va ser ahorcado, pero la Virgen coloca sus manos entre el cuello y la soga y le salva de la muerte; un monje se ahoga en un torrente al regresar de una aventura pecaminosa, pero la Virgen le resucita para que pueda hacer penitencia y así salvar su alma; el clérigo ignorante acusado de no saber otra misa que la de la Virgen, quien ordena al obispo que le retire el castigo; Teófilo que vende su alma al diablo por codicia, y la Virgen, ante su arrepentimiento, rescata el documento de venta; en un pleito de dinero el Niño Jesús, que la Virgen sostiene en sus brazos, habla en defensa del acreedor que la habia puesto como testigo de su préstamo, etc., etc.

Sobre todos estos milagros y leyendas piadosas existía en todos los paises de la Europa medieval una abundantísima literatura latina, de la que son modelos típicos y más populares el Speculum Historiale, de Vicente de Beauvais, La Leyenda Áurea, de Jacobo de Vorágine, y en romance francés, Les Miracles de la Sainte Vierge, de Gautierde Coincy. Puymagre supuso que Berceo tomó sus temas de este último libro, pero R.M.P. hizo notar la improbabilidad de que Berceo hubiera conocido la obra del francés. Parece mas verosímil que ambos se hubieran inspirado en modelos comunes, de aquí sus coincidencias. Richard Becker encontró en la Biblioteca de Copenhague un manuscrito en el que se incluyen 24 de los 25 "milagros" relatados por Berceo, Este suprime cuatro de los del manuscrito y añade por su parte el 25, además de la Introducción, pero sigue fielmente incluso el orden de los que utiliza. Todo hace suponer que Berceo, lo mismo que Gautier de Coincy, se sirven de algún texto similar al de Copenhague, de gran circulación entonces por Europa.

Berceo, pues, no inventa sus asuntos, trata tan sólo de difundir en lengua romance las historias marianas escritas en latín. Vulgariza, no crea. Con gran frecuencia hacealusión al libro que toma como modelo, y a veces se detiene timidamente ante un dato que ignora, porque no está escrito en las páginas que lee, o porque la letra o el mal estado del texto no se lo dejan entender:

El nombre de la madre deçir non lo sabría.
Commo non fué escripto non lo devinaria... (S. Dom. 8)

...Non departe la villa muy bien el pergamino,
ca era mala letra, en cerrado latino,
Entender non lo pudi, por sennor San Martino. (S. Dom. 609)

De quál guisa salió deçir non lo sabría,
Ca fallesíó el libro en que lo aprendía;
Perdióse un quaderno, mas non por culpa mia,
Escribir a ventura seríe grant folía. (S. Dom. 751)

En ocasiones escribe frases como éstas: "Lo que non es escripto non lo afirmaremos", "dizlo la escriptura",, "diz el cartulario", "escripto lo tenemos" etc. Su respeto, casi supersticioso, por lo que dice la letra escrita, corre a la par de su exigencia de ser creido por los oyentes, pues lo que dice se basa en el testimonio irrecusable del texto escrito que maneja:

Qui en esto dubdare que nos versificamos,
Que non es esta cosa tal commo nos contamos,
Pecará duramiente en Dios que adoramos:
Ca nos quanto deçimos, escrito lo fallamos. (S. Or. 203)

Pero esta falta de originalidad temática no rebaja, sin embargo, la personalidad deBerceo como poeta. El autor modifica, amplifica y enriquece sus modelos, vistiéndolos con rasgos de las costumbres cotidianas de la región. Su propósito es dar cercania a lo que cuenta para aproximar el árido texto latino a las gentes sencillas; se esfuerza por ser gráfico y familiar, y recurre a comparaciones prácticas de labriegos, a locuciones campesinas, a nombres de utensilios domésticos, a refranes. Asi es como los temas que utiliza, universales, y no menos convencionales también, en la literatura de su tiempo, adquieren en sus manos sabor de inmediata realidad, de paisaje habitual, de familiar localización. El mundo que captaban sus ojos desde e tranquilo claustro de su monasterio, salta a sus páginas poeticamente transmutado.

En esta capaciadad de asimilación, que es auténtica fuerza creadora, reside toda la gracia poética de Berceo y el milagro de su personalidad. Así escribe Dámaso Alonsodel poeta riojano: "Nadie más aferrado que él a los modelos; pero siempre, a través delas apretadas ringleras de la cuaderna vía, traspasando la historia misma que interpreta, sentimos el borboteo humilde de su oración, el cándido y estremecido anhelo de su alma. Tan peculiar, tan creativo de un estilo personal, que, dentro de la literatura española, resella, como firma auténtica, cuanto escribió, y le da un encanto inolvidable" (Berceo y los topo i, Dámaso Alonso).

También, Carmelo Gariano, en su estudio de los Milagros dice :"El vínculo entre Berceo y las fuentes es secundario; pertenece a la hitoria de la cultura y de la literatura, pero poco o casi nada a las manifestaciones estilísticas y aciertos artísticos que dan valor a la obra. Poco han influido las fuentes en el habla del autor, quien ha vuelto a elaborar la forma de manera personal. Algo, quizás, pudiera decirse que hayan influido sobre la estructura general del poema, pues consiste en una colección de episodios casi independientes, aunque el marco hispánico que los encierra y el alegorismo que los introduce son rasgos estilísticos individuales. En lo artístico, las fuentes han influido aún menos, pues donde sentimos palpitar la nota auténtica de poesía, allí vemos el triunfo de un alma poética y no un versificador rastrero.""Los juicios que presentan al autor de los Milagros como un imitador sin originalidad no tienen validez; Berceo es un poeta original en todo pasaje en que logra ser poeta, y tan original que hace poesía sobre la base de un devocionario latino árido e impoético" (Análisis estilístico de Los Milagros de Nuestra Señora de Berceo).

La plasticidad que logra Berceo en sus relatos se debe a la casi constante presencia del poeta en la narración, y al hecho de que su público está allí, inmediato y atento a su palabra. Su presencia artística es innegable, pero aquí nos referimos además a su presencia física. Dirige el curso de sus historias en primera persona, como un maestro o predicador:

Cambiemos la materia, en otro son cantemos... (Loor. 103)
Ma sigamos el curso, tengamos nuestra vía ... (Loor. 117)

y habla de los sucesos como vistos por él:

Yo la vi, asy la faz del Criador... (S. Dom. 109)
Commo por mis oreias las oy yo tanner... (S. Mill. 487)

o describe los lugares como familiares a su experiencia:

Yo sobí por algunas, esto muchas vegadas... (S. Or. 39)

Y cuenta siempre con la realidad inmediata de sus oyentes, alos que invita a escuchar:

Sennores, si quisiéredes attender un poquiello... (Sign. 1)
Oid otro miraclo fermoso por verdat ... (Milag. 182)

o a los que supone a veces impresionados por sus palabras:

Onçe veçes cien milia judíos y murieron.
Su muerte non vos duela, ca bien la merescieron ... (Loor. 123)

En ocasiones aunque los sabe fatigados, les exige que sigan escuchándole:

Maguer vos enoyedes, devedes vos soffrir,
Vos dizredes que ra bueno de escrevir ... (S. Dom. 335)

en otras, sin embargo, no quiere abusar y corta el discurso:

Non querré, si podiero, la razón alongar
Ca vos avriedes tedio, io podríe peccar. (Milag. 704)

De todos los recursos de que dispone el autor, ninguna tan eficaz ni tan poético como su arte incomparable para bajar el cielo a lo vulgar y tender un puente de familiar comunicación entre el oyente y sus palabras. La frecuencia con que se dirige a quienes le escuchan es una prueba más de que los poemas están destinados a ser oidos, y no a la lectura privada. Se discute por parte de los estudiosos de Berceo, la condición de sus oyentes; no parece que fuera idéntico al oyente de los juglares, como afirma R.M.P., pero tampoco, pensar que fuera un público selecto y aristocrático como sostiene Gicovate; igualmente, como señala Georges Cirot, Berceo no podía dirigirse a los peregrinos extranjeros que cruzaban aquellas tierras riojanas por el camino de Santo Domingo de la Calzada, porque ni hubieran entendido su lengua ni los primores de su estilo; sino que escribía para sus amigos y gentes de su parroquia, para los mismos monjes, para los habitantes de su propia tierra, para los castellanos que acudían a orar a alguno de los monasterios dela región, pero aún dentro de ellos, Cirot se inclina a penasr en algo así como veladas de aldea, a las cuales acudiría lo mas selecto de aquel mundo campesino.

Un aspecto sobre el que se ha insistido siempre al tratar del estilo de Berceo es su prosaismo. Para muchos el uso frecuente de locuciones vulgares, del habla familiar de nombres de utensilios y objetos de la vida común, asi como la sencillez y naturalidad que busca como más adecuada para su público, rebajan frecuentemente su palabra al nivel de la prosa. Pero, muy al contrario, todo el encanto de Berceo, lo que forja precisamente su inconfundible personalidad, es el haber alzado a poesía lo cotidiano y lo trivial y descubierto las frágiles finezas de las cosas y las palabras ordinarias. Con asombrosa sencillez describe Berceo el momento tremendo de la muerte de Cristo en el Duelo de la Virgen:

Inclinó la cabeza commo qui quier dormir,
Rendió a Dios la alma e dessóse morir. (Duel. 108)

Así pinta Berceo la sigilosa huida de los demonios, que abandonan su presa, en el milagro XI, cuando oyen el nombre de la Virgen:

Derramáronse todos como una neblina... (Milag. 278)

Al hilo de este verso, nos dice el maestro Jorge Guillén :Llamar prosaica la lengua de Berceo adolece de impropiedad anacrónica, a no que prosaismo pierda sus connotaciones negativas, y prosa abarque la unidad esencial de expresión que corresponde a la unidad esencial de concepción. A esta luz se ve la continua realidad total a través de un lenguaje continuo y, por eso llano: el lenguaje de todos dirigido a todos, es decir, a los oyentes que en aquellos lugares de La Rioja se paran a seguir la recitación del clérigo, juglar también. [...] En estos albores de la poesía castellana, el idioma se mantiene al nivel más básico: común a la comunidad del público, y fiel a la esencia poética. Esencia alumbrada si se la nombra bien. Prevalece la mención directa, que no necesita de arrequives ni de transformaciones, porque la realidad así sentida es maravillosa. [...]Maria Rosa Lida de Malkiel llama a Berceo "el más cuantioso latinizador quehaya conocido la poesía castellana". Pero no impresiona como latinizante porque no latiniza la sintaxis, sí a manos llenas el vocabulario. Escribir en román paladino no significa escribir vulgarmente. Ese lenguaje seglar, laico o lego, diríamos a lo Unamuno es el lenguaje vivo, es decir, el prosaico-poético, el lenguaje del poema. Berceo abraza con él un mundo invisible de su trasmundo.(Jorge Guillén, Lenguaje y poesía, Revista de Occidente, Madrid 1962)

Recuérdese la gráfica descripción de la abadesa encinta:

Fol creciendo el vientre en contra las terniellas,
Fueronseli faciendo peccas ennas masiellas,
Las unas erangrandes, las otras más poquiellas,
Ca ennas primerizas caen estas cosiellas. (Milag. 508)

O esta incomparable invocación a María, en el milagro de la deuda pagada, que encuentra la más alta alabanza en la alusión al alimento más cotidiano:

Reyna de los cyelos, madre del pan de trigo. (Milag.659)

La religiosidad de Berceo no se manifiesta en elevadas teologías, sino en una devota familiaridad, tierna y humana, con las cosas más altas. A nuestro poeta le preocupa más el aspecto poético que los demás. Su ascetismo es sencillo y devoto. María, infunde optimismo hasta en los momentos más dramáticos y augura siempre un desenlace feliz. El poeta funde en sus relatos motivos triviales y divinos, porque para él, como dice Guillén, "nunca es pequeña una realidad en perspectiva sacra", yen su mundo, solidamente establecido, cielo y tierra no son sino planos diversos de una misma realidad global. Otros como Brian Dutton cambian la imagen tradicionalmente admitida de la persona y la obra de Berceo, y muchos de sus rasgos habrán de ser modificados, quizá, en estudios futuros. Así Button dice, Berceo escribió la Vida de San Millán para propagar la vida del santo y contribuir a la prosperidad económica de su monasterio, comprometida desde que nuevos centros de peregrinaje le hicieron perder su casi monopolio en la región navarro-castellana. Los donativos de San Millán, que tradicionalmente se cobraban, tenían su base en unos supuestos votos ofrecidos alSanto por Fernán González en 934, según un documento amañado con este fin y cuya falsedad está ya demostrada. Lejos de sugerir que Berceo careciese de una devoción sincera, afirma que la Vida de San Millán es producto de una fe hondamente sentida, pero con todo un producto motivado por consideraciones económicas y condicionado por la sociedad en que vivía, tomando una forma concreta de expresión en las dotes literarias de Berceo...; muy devoto de su monasterio, juzgó injusta su fortuna decayente, y en sus habilidades literarias descubrió una manera de contribuir algo a rectificar la situación".

Su optimismo básico, su casi permanente sonrisa, su llana bondad, saben llegar al alma del oyente por el camino de lo vulgar y a través del habla aldeana que anima y da sabor a todo lo que toca. Escribe Solalinde, "Su humorismo es rudo, sano, y nunca desperdicia la ocasión que sus fuentes le presentan para producir una sonrisa de inteligencia, aunque nunca brote, como de la lectura de Arcipreste, la franca risotada". A veces se deja traslucir la existencia de cierta maliciosa picardía y algunas alusiones satíricas, propias del poeta, y ajenas a sus fuentes; por ejemplo, la que alude en el milagro de la abadesa encinta, a los administradores de la justicia:

Levólo a la gloria, a seguro logar,
Do ladrón nin merino nunqua puede entrar. (Milag. 581)

LAS VIDAS DE SANTOS

Despues de los Milagros, las vidas de santos representan lo más importante de su producción. También para su composición se inspiró en modelos escritos: para la vida de Santo Domingo de Silos en la historia latina del abad Grimaldo; para la de San Millán en el original latino de San Braulio; y para la de Santa Oria en el relato de Munio, confesor de la Santa. Al limitarse a un solo personaje fundamental carecen estos libros de la movida variedad de los Milagros, pero en cambio, se acentúa en ellos el rasgo realista, vivo y popular. Sus modelos son próximos, moradores de su monasterio, habitantes delos paisajes y pueblos que le eran familiares. Rinde tributo de gratitud al monasterio en que se educó y vivió, cantando las glorias de la orden benedictina, los repetidos milagros de sus santos, sus vidas humildes y esforzadas. Cabe destacar en la Vida deSanto Domingo de Silos, el pasaje donde defiende los bienes del convento de San Millán contra la codicia del rey navarro don Garcia. Recuérdense aquellos versos donde parece anticiparse la insobornable dignidad popular de las palabras de Pedro Crespo:

Puedes matar el cuerpo, la carne mal traer,
Mas non as en la alma rey, ningún poder ... (S. Dom. 153)

En la Vida de San Millán cabe destacar el fragmento donde narra la batalla de Simancas, único episodio bélico en toda la obra del poeta. Se debe reseñar el sentido práctico con el que según Brian Dutton se escribió este poema; así como la Vida de Santo Domingo de Silos, que según este autor, debe su existencia al éxito obtenido por su predecesora en la recolecta de donaciones para los monasterios, verdaderos sanatorios de la época.

En la Vida de Santa Oria, escrita por Berceo en su vejez, revela el cansancio del escritor, pero también al mismo tiempo la acendrada religiosidad, que culmina con cierto calor místico. Giovanna Maritano escribe: "nos encontramos frente a una obra auténticamente lírica"; los motivos de color le hacen comparar el poema de Berceo con las pinturas de sus contemporáneos Giotto y Duccio; y señala que, mientras en las obras restantes predomina la narración, ésta es una sucesión de cuadros vivos. Y añade un dato de interés: encuentra en la descripción de la Gloria, a la que sube la Santa siguiendo con los ojos el vuelo de la paloma, un manifiesto influjo de las descripciones del Paraiso en las leyendas de Mahoma con sus jardines verdes y floridos. Estudia el posible infujo de comunes fuentes árabes sobre Dante y Berceo. Lo que vendría a robustecer la tesis islámica de Américo Castro.

Las obras restantes están lejos de la importancia de las ya comentadas. Berceo carece todavía en estos libros de la poética inspiración que daba acentos tan personales a sus otras páginas. Los Loores de Nuestra Señora, mezcla de relatos biblícos acabados con un elogio a la Virgen, y el Planto o Duelo que fizo la Virgenel día de la Passion de su Fijo Christo, inspirado probablemente en un sermón deSan Bernardo, distan un trecho infinito de la gracia poética de los Milagros. En este libro se halla el conocido cantar popular Eya velar; se trata de una "cantiga de veladores" compuesta de trece pareados irregulares, seguidos de estribillo

¡Eya velar!
Que non vos furten el Fijo de Dios.
¡Eya velar!

que sería cantado a coro. Esta joya lírica de origen popular revela el fino sentido lírico del poeta. El Sacrificio de la Misa, Los Signos que aparescerán antes del Juicio y el Martiriode Sant Laurencio, no pasan de ser auténticas prosas rimadas en el sentido literal de la palabra.

Berceo fue totalmente desconocido de los siglos clásicos, a pesar de que los temas de sus Milagros hayan podido inspirar a comedigráfos, poetas y novelistas de los Siglos de Oro y de la época romántica. Tomás Antonio Sánchez lo editó por primera vez en 1780, pero todavía el siglo XIX le dedicó escasa atención y menos aprecio, hasta que Menéndez y Pelayo destacó su particular importancia como el mayor poeta culto del siglo XIII. Los críticos y escritores contemporáneos le han valorado al fin, especialmente por el encanto de su primitivismo incomparable, y a la par de los estudios eruditos se han prodigado las glosas de poetas Rubén Dario, Pérez de Ayala, Manuel Machado, Antonio Machado, Enrique de Mesa y los comentarios de toda índole, como los de Azorín. La creciente atención a la obra de Berceo es una de las notas más destacadas en los actuales estudios medievalistas. (J.L.Alborg, Historia de la Literatura Española).

Queremos dedicar un merecido elogio al Instituto de Estudios Riojanos, que editó las Obras Completas de Gonzalo de Berceo, y que en este momento pueden ser admiradas por millones de personas a través de éstas páginas.       

LOOR DE GONZALO DE BERCEO

Quiero fer una prosa que noble gesta ençierra
Dun trovador famado de Rioia la tierra.


"Pónense aquí los versos siguientes, así porque contienen un elogio de don Gonzalo de Berceo, como también porque la versificación, el lenguaje, el estilo, la sencillez, el ripio y comparaciones representan una antigüedad igual a la de nuestro poeta. Podría creerse que había sido su contemporáneo el que los compuso, si de la copla 11 y 43 no se coligiera que fue bastante posterior, según la significación del adverbio estonce, que allí denota una anterioridad de parte de Berceo, a lo menos de medio siglo. Este género de metro dejó de usarse, a lo que parece, a fines del siglo XIV, o muy a los principios del XV, en que falleció Pero López de Ayala el Viejo.

Según todo esto, ¿quién podrá asegurar que este elogio no se escribió en los tres primeros siglos de la poesía castellana? y por otra parte, ¿quién sabe si algún moderno bienintencionado, y no menos empapado en el estilo de don Gonzalo, tomó la honrada diversión de remedarle, alabándole al mismo tiempo? No faltan en el mismo elogio fundamentos para sospecharlo: porque el autor reprende a los poetas cristianos que para componer sus poesías invocan a los dioses de la gentilidad; siendo así que entre los poemas castellanos que he leído, anteriores al siglo XV, ninguno he visto cuyo autor haya usado de tal invocación, hasta que Juan de Mena abrió el camino, llamando al dios Apolo para componer su Laberinto, conocido comunmente por las Trecientas.

Aun la etimología del nombre Soria, que se halla en la copla 31, despide no sé qué tufo de moderna, por donde se puede maliciar que el autor del elogio, no es tan antiguo como aparenta el estilo de sus versos. "Como quiera que sea, lo cierto es que yo poseo el manuscrito que contiene esta poesía; y que la letra, la tinta, el papel y todo, dan sobrados indicios de ser posteriores al siglo XIII, y aún me atrevo a asegurar que al XIV. Pero, ¡cuántas copias modernas se conservan de escritos antiquísimos, cuyos originales han perecido o no se sabe en qué archivo los roe la polilla, en qué librería los sepulta el polvo, o en qué rincón los oculta la ignorancia! Yo no me he contentado con poner aquí este elogio, sin manifestar las sospechas que tengo de su antigüedad, porque nunca se me diga que he tragado incautamente el anzuelo que parece se oculta bajo de un estilo sin duda muy antiguo. Los críticos y zahoríes de estilos interpondrán su dictamen, que será tanto más acertado, cuanto menos se aparte de la verdad" . (Sánchez, Poesías anteriores al siglo XV, tomo II, páginas 465-473.)

1. En el nomne de Dios que fizo çielo e tierra
Sin cuyo guionage tod el que fabla erra,
Quiero fer una prosa que noble gesta ençierra
Dun trovador famado de Rioia la tierra.
2. En un pueblo pequenno nomnado de Berçeo,
Logar de la Rioia, que yaz chico paseo,
De Sant Millan de Suso, digolo sin rodeo,
Don Gonzalvo fo nado: esto yo bien lo creo.
3. Esto yo bien lo creo: dizlo en versos rimados (1)
El misme don Gonzalvo, que míso en sus deytados
Verdades bien fermosas, e dichos colorados:
Maguer que lo creades, non seredes blasmados.
4. De que fo peonçiello al conviento fo aducho
Daquellos claustreros que li dieron conducho,
E li amaestraron bien tanto como mucho,
Semnaron bona tierra, ovieron largo frucho.
5. Los monges beneytos, omnes derechureros
Guiaronli por sendas, por sendas e senderos,
Mostraronli caminos planos e sin oteros:
Dios tenga las sus almas de tan bonos obreros.
6. Foronli amaestrando en la lengua latina,
Que a poco de migero li foe paladina,
Dieronli desende mucho buena doctrina
Mucho mas provechosa que caldo de gallina (2).
7. Qui castiga al nesçiente, qui departe al mendigo
El bon yantar del alma, el rico pan de trigo
Vera-mientre mereçe seer de Dios amigo:
Qui ansi non lo façe, non meresçe un bodigo.
8. Depues de latinado la sancta theulugia
Apriso much afirmes dentro de la mongia:
Los claustreros negrados, omnes sin arlotia (3)
Guiaron al criado por la çertana via (4).
9. Maestre don Gonzalvo en todo bien nodrido
La su vocaçion sancta nunqua míso en oblido:
Grant tiempo comidio, manamaxiella estido
Rogando a don Christo quel diese bon sentido.
10. La su oration fecha, ovo vera sentençia:
En ser de clerisia míso toda femençia
Por fer a Dios serviçio con mucha atenençia,
E a Sancta Maria ques Virgo sin fallençia.
11. Mill cc. e veinte corrie estonçe la era
Del Fiio de la Virgo, esto es cosa vera,
Quando el buen don Gonzalo de diaconia era,
Desent fizose preste, çerçenó la mollera.
12. De cuer querie al mendigo, dolies de so laçerio,
Acorrie al famniento, dabali refrigerio:
Maes querrie ser muerto dentro un çimiterio,
Que veder al vezino lazrar en captiverio.
13. Los moros cativaban muchos bonos christianos,
Los unos leoneses, los otros kastellanos,
Los unos estremennos, los otros rioianos,
Oraba a Dios por todos, alzaba las sus manos,
Que los tirase dende de poder de paganos (5).
14. A la sue karidat su dictrina era egual,
Ca vinie en arienzos de lumne çelestial,
Semeiaba un estrella, semeiaba un christal,
Allumnaba con ella, façe bien que non mal.
15. Mucha bona vierba de la su boca exia,
Que guiaba a los çecos, esa yente radia,
E confuerto a los febles lis daba todavia:
Mucho a los malatos lis daba de mengia.
16. A los que de lo suyo no dan una bocada,
Nin prestan guionaie a la gente errada,
Don Xpo lis deniega la sied en su albergada:
Yo non darie por ellos una nuez foradada.
17. Gonzalvo de Berçeo caboso coronado,
Preste muy sabidor e omne bien senado,
Fiz de controvaduras e de mucho dictado,
Pora dar a las yentes mucho buen gasayado.
18. Fiz de Sancto Domingo el natural de Cannas
Una fermosa rima sin nesunas patrannas,
Que regunza sos techos, sos miraglos e mannas:
Esto bien lo creades, mas val de çien castannas.
19. Fizo de Sant Millan el varon cogollano
Natural de Berçeo, deytado tan sobrano,
Que de cuer lo debrie tener todo rioiano,
O portarlo consigo o leerlo cutiano.
20. Yaz en el cuemo el Sancto ganó bona sollada,
Quano rancó en el campo la hueste moriscada,
Cadiendoli a sos piedes esa mala mesnada (6):
Porend ganó los votos preçio de grant sonada.
21. De la sagrada Misa ques Sancto Sagrifiçio,
Que uffrió al Padre Eterno aquel que disso sitio,
Controvó una rima tan plena de deliçio
Que confuerta a los febles, e los tira de viçio.
22. Al testamiento viejo tollóli la cortina,
Destaió los misterios daqúella ley divina,
Desend explanó el nuevo, esa ley paladina
Que nos donó don Christo Fiio de la Reyna.
23. De la Virgo Maria ovo muy grant taliento
De seer so joglar, trovar por rima e cuento
Los sos duelos et loores que foron mas de çiento:
El so sancto criado nos de espiramiento.
24. Al leer estos duelos ¿qui podrá non plorar,
Vediendo a la Madre cabe la cruz lazdrar,
Reguardando so Fiio, catandoli pasar,
Lorando de los oios de lagrimas un mar?
25. Controvó sus loores en metros tan rimados
Que por muchos pipiones non serien preçiados:
Los laçerios que dieron los duelos ementados,
Leidos los lodores en gozos son cameados.
26. Ytem, de los miraglos que fizo la Gloriosa,
Escripso otro libriello de rima bien sabrosa:
Los miraglos son muchos, es muy luenga la glosa,
Peroque non son todos metudos en la prosa.
27. Leyendo en Sant Ieronimo un preçioso libriello (7)
Que fizo de los signos del iuiçio esti cabdiello,
Romanzó otra prosa tan noble tratadiello,
Ques un romanz fermoso, nin grant nin poquiello.
28.Poquiello en la scriptura, peroque grant en lo al,
Ca destaia los signos del iuiçio final
Que an a pareçer ante el die cabdal,
En que verná don Christo alcalde celestial.
29. Non trovará el mezquino aquel die de pena
Rancon do se asconda, nin una socarrena:
I a faz terrá amariella, non la terrá serena:
Don Christo nos empare, e la de gratia plena.
30. Quiquier que bien comida aquel día de iuiçio,
Tirarse ha de pecado, tirarse ha de viçio:
Omnes que andais radíos, metudos en forniçio,
Tiratvos aosadas de tan falso deliçio.
31. Otrosí don Gonzalvo fiz una vera estoria
Que regunza la gesta de la Virgen don Oria,
Esa toca negrada, dont príso nomne Soria (8):
Fallará qui la leya, much oro, nulla escoria.
32. Fo la freyla don Oria del oro ausi nomnada:
Dentro un monesterio yógo emparedada:
Com de fornax el oro ixio puriliada:
Bendichos los parientes de tan sancta criada.
33. Del martir Sant Laurençio romanzó otra scriptura,
Fo en Roma martiriada tan sancta creatura,
Asaronli en parriellas sayones a rencura,
Imperante don Deçio, omne de auçe dura (9).
34. Don Gonzalo el caboso preste noble e dino
Fizo destos deitados en romanz paladino,
Tirando las razones del lenguage latino.
Porent sea laudado el que es uno e trino.
35. Muy grant pro a las almas fiz esti coronado,
A las almas de todos de sivuelque estado,
Por tollerlas a todas de todo mal pecado.
E aduçirlas al çielo, ont todo bien es dado.
36. Pora fer sues prosas non clamó las deidades,
Cuemo la yent pagana con las sus vanidades;
Clamó al Dios vero de do las podestades
An tod el poderio, e an las voluntades.
37. Clamó a la Gloriosa, a la Sancta Reyna
Que es de los errados estella matutina.
E de los lazerados tan presta meleçina:
Tollóli de los oios la negrada cortina.
38. La negrada cortina tollóli de los oios,
Por end non andido errado por medios los rostroios (10).
Que fieren crua-mientre commo fieros abroios
Al que non ora a ella bien fitos los hinoios.
39. Los ioglares christianos que pora fer sues prosas (11)
Demandan al acorro a deidades mintrosas,
Semeian paganismo que ora dioses e diosas,
E preçia mas follias que verdades fermosas.
40. Estos malos ioglares tienen a Dios grant tuerto.
Van por camin errado, errado qüe non çierto,
Lexan por las deidades al que fo por nos muerto.
Meresçen los atales colgar en un veluerto.
41. Sabedes por que oran a mintrosas deidades?
Sosegat un poquiello, quiero que lo oyades:
Por vuestro bien seer que non me retrayades,
Non vos mintré, amigos. esto bien lo tengades.
42. Meten en sus deytados, de zuennos e follias
Que non valen a tanto cuemo dos chirivias.
Pora fer tales prosas estas yentes radias
Demandan el acorro de las falsas vailias.
43. Qui contarie toda la gesta sobeiana
Del preste don Gonzalvo e la cosa çertana,
Sos fechos, sues andadas? La yente kastellana
Que visquieron estonçe, dizrien cosa plana (12).
44. Beneytos los parientes de tan noble criado,
Beneytos los maestres de tan bon coronado,
Beneyta la villa do tal Fiio fo nado,
Beneyto don Gonzalvo que fiz tanto dictado. Amen.

--------------------------------------------------------------------------------

Notas

(1) Don Gonzalo usó con frecuencia de semejantes repeticiones

(2) Tales comparaciones, ahora bajísimas, eran muy comunes en los tiempos de don Gonzalo, y aun después.

(3) Claustreros negrados, llamados también antiguamente monges negros por el color de su santo hábito, son los religiosos benedictinos.

(4) En el lenguaje de Berceo la palabra criado con relación a maestro significaba discípulo: con relación a padre, sígnificaba hijo.

(5) Nótese que esta copla tiene cinco versos. En las poesias de Berceo hay también algunas de otros tantos: licencia que parece se tomó el poeta por no caber en cuatro toda la sentencia.

(6) En esta copla alude el poeta a los votos que en tiempo del conde Fernán González hicieron los castellanos a San Millán, en reconocimiento de haberse aparecido en la batalla de Simancas en favor de los cristianos, peleando contra los moros. (Es la nota primera de dicha poesía).

(7) Véase la advertencia que precede a la poesia de don Gonzalo, que trata de los Signos del Juicio.

Aunque en esta poesía da a entender don Gonzalo que tomó la materia de ella de un libro que escribió San Jerónimo sobre las señales que han de preceder al día del Juicio Final, como no consta que el santo haya escrito obra particular sobre este asunto, se puede creer que aludió Berceo a alguno de los varios capítulos de los Profetas, en cuya exposición hablo el Santo Doctor de dichas señales. Especialmente trata de ellas exponiendo el capítulo XIV de Zacarías; y con más extensión las declara comentando el XIII de Isaías. Acaso denotó esto don Gonzalo cuando dijo en la copla 2.ª que San Jerónimo leyendo en hebreo halló estas señales. (Nota de Sanchez)

(8) Soria, ciudad asi llamada por S. Oria, juntando la S con la O.

(9) El autor de este elogio, siguiendo a don Gonzalo, puso a Decio por Valeriano. Véase la copla 88 del Martirio de Sant Laurencio, y la nota correspondiente.

{Martyrio de sant Laurençio, copla 88:

88. Pesol esto a Deçio, quisose ensannar,
Pero con la copdiçia del tesoro ganar,
Disso que li darie essi dia vagar:
Fues con Valeriano5 a la noche a folgar

5. Valeriano fue cabeza del Senado romano, siendo Decio Emperador; pero lo que cuenta el poeta, sucedió en el imperio de Valeriano. (Nota de Sanchez).}

(10) Metáfora alusiva a los errores que cometen los que no piden acierto al que puede darlo.

(11) Reprende a los poetas cristianos que invocan a los dioses, como si hubiera dioses y pudieran algo.

(12) De este pasaje y del de la copla 11 se colige que el autor del elogio fue bastante posterior ¿pero quién dirá cuánto?) a don Gonzalo de Berceo. También se colige de todo su contexto que leyó las poesías de su héroe, aunque no las refiere por el mismo orden que tienen en los manuscritos de San Millán. Como no se hace mención en este elogio de los tres himnos que se hallan entre las obras de don Gonzalo, se puede creer que el elogiante no tuvo por cosa bien averiguada que fuesen traducidos por nuestro poeta; pero se han puesto aquí por ser de aquellos tiempos, y muy probablemente obra de don Gonzalo.
 

GLOSAS A GONZALO DE BERCEO

De Ramón Pérez de Ayala

LA PAZ DEL SENDERO

Con sayal de amarguras, de la vida romero,
topé, tras luenga andanza, con la paz de un sendero.
Fenecía del día el resplandor postrero.
En la cima de un álamo sollozaba un jilguero.
No hubo en lugar de tierra la paz que allí reinaba.
Parecia que Dios en el campo moraba,
y los sones del pájaro que en lo verde cantaba
morían con la esquila que a lo lejos temblaba.
La flor de madreselva, nacida entre bardales,
vertía en el crepúsculo olores celestiales ;
víanse blancos brotes de silvestres rosales
y en el cielo las copas de los álamos reales.
Y como de la esquila se iba mezclando el son
al canto del jilguero, mi pobre corazón
sintió como una lluvia buena, de la emoción.
Entonces, a mi vera, vi un hermoso garzón.
Este garzón venia conduciendo el ganado,
y este ganado era por seis vacas formado,
lucidas todas ellas, de pelo colorado,
y la repleta ubre de pezón sonrosado.
Dijo el garzón: -¡ Dios guarde al señor forastero !
-Yo nací en esta tierra, morir en ella quiero,
rapaz. -Que Dios le guarde. -Perdiose en el sendero...
En la cima del álamo sollozaba el jilguero.
Sentí en la misma entraña algo que fenecía,
y queda y dulcemente otro algo que nacia.
En la paz del sendero se anegó el alma mía,
y de emoción no osó llorar. Atardecía

De Rubén Darío, en Prosas Profanas
A MAESTRE GONZALO DE BERCEO

Amo tu delicioso alejandrino
Como el de Hugo, espíritu de España;
éste vale una copa de champaña,
como aquél vale un "vaso de bon vino".
Mas a uno y otro pájaro divino
la primitiva cárcel es extraña ;
el barrote maltrata, el grillo daña;
que vuelo y libertad son su destino.
Así procuro que en la luz resalte
tu antiguo verso, cuyas alas doro
y hago brillar con mi moderno esmalte
tiene la libertad con el decoro
y vuelve como al puño el gerifalte,
trayendo del azul rimas de oro.

De Manuel Machado, en Alma, Museo, Los cantares

RETABLO

Ya están ambos a diestra del Padre deseado,
los dos santos varones, el chantre y el cantado,
el Grant Santo Domingo de Silos venerado
y el Maestre Gonzalo de Berceo nommado.
Yo veo al Santo como en la sabida prosa
fecha en nombre de Christo y de la Gloriosa :
la color amariella, la marcha fatigosa,
el cabello tirado, la frente luminosa...
Y a su lado el poeta, romeo peregrino,
sonríe a los de ahora que andamos el camino,
y el galardón nos muestra de su claro destino :
una palma de gloria y un vaso de buen vino.

De Antonio Machado, en Poesías completas:

MIS POETAS

El primero es Gonzalo de Berceo llamado,
Gonzalo de Berceo, poeta y peregrino,
que yendo en romería acaeció en un prado,
ya quien los sabios pintan copiando un pergamino.
Trovó a Santo Domingo, trovó a Santa Maria.
y a San Millán, ya San Lorenzo y Santa Oria.
y dijo: mi dictado non es de juglaría ;
escrito lo tenemos ; es verdadera hÍstoria.
Su verso es dulce y grave; monótonas hileras
de chopos invernales, en donde nada brilla ;
renglones como surcos en pardas sementeras,
y lejos, las montañas azules de Castilla.
El nos cuenta el repaire del romeo cansado ;
leyendo en santorales y libros de oración,
copiando historias viejas, nos dice su dictado,
mientras le sale afuera la luz del corazón.

TEXTOS QUE TRANSMITEN SU OBRA

1.1. EL MANUSCRITO A y LA COPlA I

Tomás Antonio Sánchez publicó por primera vez las obras de Gonzalo de Berceo en 1780 (Colecci6n de poesias castellanas anteriores al siglo xv; t. II, Madrid, 1780). Refiere cómo lleva a cabo esta labor: «En el monasterio de San Millán hay dos manuscritos, uno en quarto y otro en folio, copiados uno del otro, escritos en el siglo XIII, como dice el Rmo. Sarmiento, los quales son copia uno de otro, y en cada uno se contienen dichas poesías. El Rmo. Ibarreta, que posee una copia moderna de ellas, se ha servido franqueármela para cotejar algunas que yo tenía, y copiar las que me faltaban».

Se habían perdido estos dos manuscritos existentes en el siglo XVIII en el monasterio de San Millán, así como la copia de Ibarreta. Esta última fue hallada en el monasterio de Silos y de ella dice A. García Solalinde (Berceo: I Milagros de Nuestra Señora; Clás. Cast., Madrid, 1958, pp. XXIX-XXX.): «En mi edición del Sacrificio de la Misa dí por perdida esta copia de Ibarreta, que después me fue señalada como existente en el monasterio de Sto. Domingo de Silos por mi buen amigo el reverendo padre abad Luciano Serrano. Disfruté de la consulta de este manuscrito en 1914 y hoy tengo a mi disposición una fotocopia completa perteneciente al Centro de Estudios Históricos. Del cotejo del manuscrito de Ibarreta con la edición de Sánchez se ve que sólo de ella se ha servido para darnos todas las demás poesías de Berceo, con excepción de Sto. Domingo y del Sacrificio. Las mismas noticias concretas que nos ofrece acerca de los manuscritos de San Millán no proceden más que de la copia de Ibarreta. Esta fue seguida fielmente por Sánchez, sin que queramos decir que haya leído siempre bien esta moderna transcripción, pues en algunos pasajes estropea el texto de Ibarreta y modifica formas ortográficas sin necesidad, pero hemos de reconocer que también introduce algunas correcciones acertadas».

Los copistas se sirvieron de los dos manuscritos antiguos del monasterio de San Millán, copiando de uno y refiriéndose al otro, al que mencionaban como «el otro códice», según confesión de Ibarreta. El primer tratado de estos dos manuscritos lo hizo Fr. Martín Sarmiento, de los que dice que son «uno en quarto y otro en folio» (Fr. M. SARMIENTO: Obras pósthumas del Rmo. P. Fr. Martín Sarmiento, Benedictino. Tomo I: Memorias para la hIstoria de la poesía y poetas españoles, dadas a luz por el Monasterio de San Martín, de Madrid, y dedicadas al Excmo. Sr. Duque de Medina-Sidonia, Madrid, 1775).

En la actualidad conocemos el ms. en quarto gracias a la copia de Ibarreta (denominada I) por estar basada ésta en aquél fundamentalmente. El ms. en folio lo conocemos merced a los últimos hallazgos. Apareció primeramente una parte del manuscrito en una librería de lance de Madrid. Fue adquirido por la Real Academia de la Lengua en 1925 y publicado luego por C. Carroll Marden (Cuatro poemas de Berceo (Milagros de la Iglesia robada y de Te6filo, y Vidas de Santa Oria y San Millán). Nuevo Manuscrito de la R. A. E. de la Lengua; R F E, Anejo IX, 1928) en 1928, quien lo llamó A y lo describe de este modo: «Contiene 30 folios en pergamino, de letra de principios del siglo XIV, que miden aproximadamente 224 por 319 milímetros. No está encuadernado y los folios están atados o cosidos firme, pero toscamente, formando un librito. Por su estado actual es evidente que es una porción salvada de un código más extenso. ( ...) El orden primitivo de los folios y su contenido los presentamos en el cuadro que sigue. Sabiendo que cada página tiene 8 coplas y sabiendo también cuántas coplas constituyen cada poema de Berceo, podemos incluir en el cuadro de la foliación de las hojas que faltan y establecer que San Millán terminaba en el folio CXLVº.

Fols. LXXXVIIIlr -CIr. Milagros; La iglesia robada, 878 -911; Teófilo. 703 -866.
Fols. CIV -CXIIIIr, Santa Oria) excepto el folio CV (coplas 57 -72); CXIIIIv en blanco.
Fols. CIV --CXIIIv en blanco.
Fol. CXV .San Millán) 1 -15.
Fol. CXVI (falta), San Millán) 16 -31.
Fols. CXVII -CXVIIII. San Millán) 32- 79.
Fols. CXX -CXXI (faltan). San Millán) 128 -489».

Después de un examen minucioso, Carroll Marden llega a la conclusión de que A es el manuscrito «en folio» descrito por Sarmiento, y «el otro códice» al que se refiere Ibarreta.

No terminó aquí el hallazgo felizmente. En 1928, Marden encontró el resto del manuscrito en Santo Domingo de la Calzada. Denominó A' a la primera sección y A" a la posterior; luego, A al conjunto de las dos partes.( Berceo, Veintitrés Milagros. Nuevo Manuscrito de la R. A. E. de la Lengua; R F E, Anejo X, 1929) .Este nuevo manuscrito, A, contiene 32 hojas, que miden, aproximadamente, 230 x 333 milímetros, teniendo la primera el número romano L y la última el LXXXVIII; o sea desde la copla 74, correspondiente a la última del Milagro I, hasta la 877, enlazando con A en la 878, para llegar al final de la obra. Faltan, pues, en Milagros, además de alguna hoja intermedia, toda la Introducción y todo el Milagro I hasta la última copla, cuyas lecturas suple Marden por I.

1.2. MANUSCRITOS QUE CONTIENEN LA VIDA DE SANTO DOMINGO DE SILOS

Los monjes de Silos proporcionarían a Gonzalo de Berceo una copia, seguramente incompleta, de la « Vita Beati Dominici», del monje Grimaldo. Así lo manifiesta el P. Vergara en su edición del siglo XVIII: «puso {Berceo} en verso castellano lo que de Silos le enviaron en latín».

Quedó reforzada esta creencia después de la comparación que Fitz-Gerald hizo entre la obra de Berceo y el texto de Grimaldo (FITZ-GERALD: Berceo: Vida de Santo Domingo de Silos; ed. y notas, París, 1904). Básicamente le sigue en todo, y sólo se han de señalar, como puntos de divergencia, algunas pequeñas particularidades, como son ciertas intercalaciones en la Vida de San Millán, la distribución en tres partes o libros (El P. Andrés ofrece una exposición muy detallada acerca de la transmisión de la Vida de Sto. Domingo en la Edici6n Critico-paleográfica del códice del siglo XIII, Madrid,1958).

Fitz-Gerald no tenía noticia, en 1904, ni del manuscrito original ni de su copia contemporánea. Sí la tuvo, en cambio, de los manuscritos del s. XIV: E (de la Real Academia de la Lengua) y H (de la Academia de la Historia).

1.2.1. Manuscrito S

En 1917, el P. Fr. Alfonso Andrés dio a conocer un manuscrito de la Vida de Santo Domingo, de los siglos XIII-XIV, denominado S ( «Notable manuscrito de los tres primeros hagiógrafos de Santo Domingo de Silos. Siglo XIII-XIV», en BRAE, IV, 1917), anunciando una próxima edición del texto,ya que tiene el valor de ser el más antiguo de los conocidos. Como sabemos, la edición no se hizo hasta 1958, Este manuscrito fue hallado en 1915 por un monje de Silos, Fr. Mateo del Alamo, en una casa de Carazo, pueblecito muy próximo al monasterio de Santo Domingo. ( nota 1 )

El lector podrá encontrar una descripción completa de tal manuscrito en la ed. del P. Andrés. Nosotros traeremos aquí únicamente los datos y conclusiones que han de sernos útiles para el conocimiento de la transmisión textual de las obras de Berceo. De esta manera, nos será permitido prescindir de otras referencias más detalladas de las principales copias y ediciones (LAS DE ARIZ-CASTRO (S. XVII), RUIZ MONTIANO, (S. XVII), P. SANDOVAL (S. XVII), P. ALONSO CORRAL (s. XVII), TAMAYO SALAZAR (S. XVII), P. GREGORIO ARGÁIZ (S. XVII), P. VERGARA (S. XVIII), así como las más recientes y ya mencionadas).

El P. Andrés prueba que S es la fuente de la copia H. El texto y la lengua de S, copiado sobre el original probablemente en San Millán de la Cogolla por un monje de Silos, es más arcaico que el del ms. E. El copista fue contemporáneo de Berceo, y éste quizá el corrector, que figurará como S2. Efectivamente, el P. Andrés ve como más probable «que un monje de Silos sacase del original de Berceo, entre 1225 y 1240, y en San Millán,1a copia S del siglo XIII, a la que posteriormente, lo más tarde a mediados del siglo XVI, se agregaron la copia de la Vida de Santo Domingo de Silos de Grimaldo, y los Miraculos Romanzados, de Pero Marín, cual hoy se conservan, encuadernados con Berceo, en el Archivo de Silos, en el códice, el cual publicó íntegro el P. Vergara».(Ed. ANDRËS, cit, p.XX)

1.2.2. Manuscrito H

La letra es de la segunda mitad del siglo XIV. Escrito a dos columnas. Hay algunas correcciones posteriores. Sánchez lo llamó «Códice de Monserrate» por hallarse en el monasterio de Nuestra Señora de Monserrat, donde permaneció hasta el año 1835; luego pasó a la Real Academia de la Historia, y allí fue colocado entre los s manuscritos de don Luis de Salazar. Procede del ms. S. El copista debió de ser un monje de Santo Domingo, y la copia se efectuó en el monasterio de San Martín de Madrid, filial entonces del de Silos. Lo mismo que en S, faltan los versos desde 686a hasta el 758a, por lo que es fácil deducir que la laguna que ofrece S era ya muy antigua, anterior a la copia H. Sin embargo, contiene los versos 767c y 777c, que no están en S. Y, según Fr. A. Andrés, este último «quita valor a H, que ahora sólo sirve para suplir la mitad perdida del folio hoy núm.20c del ms. S, y determinar aproximadamente la época de algunas correcciones en S con el que coincide también en no pocos errores comunes». Por otra parte, el manuscrito H2 .que anota Fitz.GeraId no es. más que la continuación de la copia del ms. S (Ed. ANDRÉS, cit, p.XXXV)

1.2.3. Manuscrito E

Hoy se halla en la Real Academia de la Lengua. Denominado E por Fitz-Gerald. Letra de la primera mitad del siglo XIV. Tiene algunas anotaciones marginales de épocas posteriores. Escrito a una columna. Faltan los versos 545a hasta 560d por haberse perdido el folio 180; asimismo, los versos 90a-d, 137d, 168d, 207c, 263a hasta 264d. Procede probablemente del original; el copista debió de ser un monje riojano y de San Millán. Fitz-Gerald cree que el ms. E es «el más completo de la Vida de Santo Domingo», «el de mejor ortografía y letra de los conocidos en su tiempo, v. g., los Mss. H y A del siglo XIV». El P. Andrés añade que la copia se hizo en San Millán de la Cogolla sobre el original, de 1300 a 1325; que el copista modernizó el lenguaje. Formó parte del ms. en folio (A), en el que se copiaron todas las obras de Berceo, poco después de su muerte, según detalla el P. Sarmiento. Así, la numeración romana que lleva el ms. encaja con el resto de las obras. E se desmembró y remitió a Silos. La parte relativa a la Vida de Sto. Domingo se envió a Madrid para que el P. Vergara pudiera copiarla (Por otra parte, hemos de dar cuenta del excelente trabajo de ALDO RUFINATTO: La lingua di Berceo. Osservazioni sulla lingua dei monoscritti della Vida de Santo Domingo de Silos; Universita di Pisa, Istituto di Letteratura Spagnola e Ispano-Americana, 1974. El autor estudia la lengua de los manuscritos S, H y E en cuanto a las grafías, vocalismo, consonantismo y morfología con un doble prop6sito: 1) La reconstrucci6n del riojano medieval; 2) la reconstrucción de la lengua de Berceo

(El mester poético de Gonzalo de Berceo,Gaudioso Giménez Resano,1976,Instituto de Estudios Riojanos)

1. Nos escribe Enrique, de la Familia Carazo, lo siguiente :
"Fr. Mateo del Alamo no encontró el manuscrito de la Vida de Santo Domingo de Silos.
El manuscrito era conservado en custodia por la familia Carazo, después de haberlo puesto a salvo de la rapiña del Ejército Napoleónico.

La familia Carazo, restituyó el manuscrito al monasterio de Silos según la información que yo tengo de mis parientes.
Claro, el apellido Carazo coincide con el nombre del pueblo Carazo."

SAN MILLÁN DE LA COGOLLA
el lugar de la palabra
 

Claudio García Turza
Catedrático de Lengua Española
de La Universidad de La Rioja


¿Qué es la lengua ? Distintas perspectivas desde las que se puede afrontar la pregunta. La perspectiva histórica: importancia del comienzo y en él de Gonzalo de Berceo. La creación inicial de neologismos en los más diversos contextos semánticos. El otro medio de acercarnos a los orígenes es la obra lexico-gráfica llevada a cabo en la alta Edad Media en el cenobio de San Millán de la Cogolla, que es el tema de este trabajo. Enumeración de los códices lexicológicos. Datación de estos glosarios. Filiación y fuentes de los mismos manuscritos. Aspectos lingüísticos destacables en estos documentos: Discrepancias del taín (sonorización de oclusivas, anatipsis, reducciones y haplologías); escritos al dictado; desviaciones idio-máticas respecto al latín; formas romances o romanceadas que se presentan al lector en un breve dic-cionario muy selectivo que muestra la sabiduría y habilidad lingüísticas de los creadores emilianenses así como la fuerza y flexibilidad de la lengua que nace.

Al Monasterio de San Millán de la Cogolla se lo relaciona, especialmente, con la lengua española. Ahora bien, hay que advertir que esta asociación es contemporánea. Se logra y se extiende, en el ámbito científico y universitario a partir de la publicación de las Glosas Emilianenses llevada a cabo por D. Ramón Menendez Pidal en los preliminares de sus Orígenes del Español hace, tan sólo, 73 años. Y en el ámbito hispánico, universal, a partir de los estudios publicados con motivo de la celebración del decimoquinto centenario del nacimiento de San Millán, en el año 473, y de la solemne fiesta milenaria del así llamado “Milenario de la Lengua Castellana”, en noviembre de 1977.

Nadie duda de que el objeto “cultural” con que se lo relaciona es de una altísima entidad, la lengua española, lo que contribuye a realzar y convertir en transcendental el papel histórico desempeñado por el monasterio riojano. Nadie pone en cuestión, en efecto, que una de las dimensiones básicas, fundantes, de la entidad humana es la lengua. ¡Qué bellamente lo ha dicho un poeta: “La palabra es igual que un espejo que permitiera recordar, y recordar es recrear, pues cada vez que digo una palabra se hace un milagro, se hace un milagro configurante, mientras la música me besa con unos labios insustituibles, y al pronunciar la palabra azucena se va abriendo una flor. La palabra es conciencia que nos permite conocer, y conocer es comprender. Cada vez que se dice, por primera vez, una palabra se ensancha el mundo conocido, pero también se interioriza, y cuando digo la palabra envidia el mundo amarillea. La palabra se hace real cuando se verifica la comunicación, la comunicación nos hace libres, y confiere también su libertad al mundo pues es preciso traducir esa voz de las cosas que nos rodean, esa voz inaudible, esa voz que tan sólo destierra su mudez encarnando en la nuestra, mientras los árboles caminan en el bosque sin levantar los pies. La palabra es la energía creadora y esta energía se convierte en acción; la acción es vinculante y al unir dos imágenes de carácter distinto se crea una nueva realidad; antes de que volaran las palomas, las palabras volaban en el cielo. Y finalmente la palabra es también un sistema de instalación vital, nombrar es poseer, y cuando nada quede en torno nuestro quedarán las palabras, las palabras que son como un origen y pueden instalarnos para siempre en el mundo”. Hasta aquí la interpretación, tan valiosa, de un poeta como Luis Rosales, que nos invita incesantemente a habitar de nuevo las palabras.

Más fría y cerebral es la visión del lingüista “puro”, quien a nuestra pregunta sobre la definición ontológica, esencial, de la lengua, aquello que constituye la dimensión óntica sobre la que descansa su teoría lingüística y que da, además, sentido y garantía científica a sus investigaciones, contestaría aproximadamente así: “ una lengua, en abstracto, como acervo lingüístico, como saber hablar, es un conjunto de actos lingüísticos -o de representaciones- comunes, organizados en sistema y de naturaleza virtual; que existen, se depositan, como memoria en la conciencia de los hablantes pertenecientes a una comunidad”. Reconstruyo esta definición, tan influyente en la ciencia lingüística actual, de los estudios de teoría lingüística de E. Coseriu. Su fundamento es la concepción del lenguaje como “la actividad cognoscitiva ante-predicativa, creadora de significados conceptuales arbitrarios y realizada mediante símbolos por el hombre como sujeto absoluto e histórico”.

Desde nuestro personal entendimiento de la esencia del lenguaje, este es, primariamente, el conocimiento -o conocer en acto- habitual manifestativo -no operativo u objetivo-intencional -de las abstracciones o articulaciones verbales-nominales que lleva a cabo la presencia mental. Y ese “saber hablar”, como hábito intelectual, como inteligir habitual en acto de las operaciones cognoscitivas mismas (no de los objetos intencionales), subsume la dimensión ontológica que venimos concibiendo como “lengua abstracta” o “lengua histórica”.

Claro es que el ejercicio cabal del lenguaje -los “actos del habla” concretos - exige, además, el hábito o dominio teórico-técnico de la imaginación y conexión de símbolos fónicos, así como diversas habilidades tanto elocucionales y expresivas (conocimiento habitual de las normas elocucionales y expresivas) como psicofísicas (dominio de los mecanismos psicofísicos del hablar). Pero el “saber hablar” (“hablar en potencia”) es esencial y primariamente un acto cognoscitivo habitual, a nuestro juicio, la actividad más intensa y perfecta del ser humano, aquella que le permite proseguir, en el ascenso intelectual, ejerciendo la operación de objetivar ideas generales y, la más sublime, la operatividad o presecución racional.

Pero hay más, la lengua de que hablamos, la lengua española facilita a varios cientos de millones de usuarios, mediante su estructuración peculiar, una conmensuración entre los significados y las “cosas” aspectualmente análoga. Es decir, las formas de contenido con que los hispanohablantes representamos el mundo (esto es, poseemos en presencia lo cognoscible en acto de las entidades extralingüísticas) son las mismas o muy parecidas: en nuestras mentes se conmesura análogamente, insisto, la verdad de las cosas con las cosas mismas. ¿Cabe algún vínculo interhumano más profundo que este de convivir en la misma lengua?

Sin olvidar que la lengua española, por los azares históricos, ha adquirido mayor extensión geográfica que sus hermanas, las lenguas romances, y un empuje literario excepcional. Es realmente asombrosa la herencia, la caudalosa herencia que de las primeras palabras escritas, que en seguida analizaremos, se ha desprendido. Lo que a mediados del siglo X se nos viene presentando como un penoso balbuceo es hoy la lengua de más de 400 millones de hombres y tiene a sus espaldas el haber creado, única entre las lenguas modernas, mitos de universal valía: La Celestina, Don Juan, Don Quijote, Doña Bárbara, Martín Fierro, Macondo.Una literatura, en suma, incomparable.(¡Cuán importante es admitir y proclamar que los clásicos españoles son los clásicos de todos los hispanohablantes y que los clásicos, v. gr. hispanoamericanos son también clásicos de España!).

Pero en el otro extremo de la relación, de la interrelación San Millán-Lengua Española, figura un terminal (San Millán de la Cogolla) que también determina, en alta medida, el modo de ser y de configurarse de la lengua española y que proporciona, desde luego, datos imprescindibles para trazar el perfil de su protohistoria o de su historia primitiva.

Nos referimos, en primer lugar, a la aportación de Gonzálo de Berceo. El poeta riojano enriquece notablemente de cultismos a la lengua española, ya por la necesidad de expresar nociones nuevas sacadas de los “dictados”, ya por la consciente intención de incorporar al romance palabras que evocaran el prestigio cultural de la lengua latina. Y esto había de conseguirlo incorporando sistemáticamente el cultismo a la lengua romance. La obra de Berceo, como afirma Bustos Tovar ( J. J. de Bustos Tovar, Contribución al estudio del cultismo léxico medieval. Madrid, 1974, 231-261. 215), ocupa un lugar central en el estudio de la historia de los cultismos, en cuanto que concentra el esfuerzo máximo de latinización de nuestra lengua medieval. Ahora bien, la obra del poeta riojano representa el nacimiento de un lenguaje docto que también lo es artístico. Sus neologísmos cultos, que nacen por necesidad significativa y expresiva, no son solo instrumento para lograr una aséptica solemnidad expresiva, sino que adquieren virtualidad matizadora, estéticamente eficaz. El arte de Berceo ofrece paradógicamente un lenguaje culto -el más culto de la Edad Media hasta el humanismo del siglo XV- y un denodado esfuerzo para que su lengua sea entendida por un amplio número de oyentes. Por eso necesita explicar el neologísmo cuando sospecha que puede haber dificultades de comprensión. (Milagros 321ab: “colgava delant ella un buen aventadero,/en el seglar lenguaje dízenli moscadero”). El verdadero prodigio de Berceo se halla en su sabiduría que le orienta a transfundir la latinidad en el alma misma del romance. Berceo percibe con claridad que el instrumento lingüístico disponible hasta entonces es insuficiente y se decide a enriquecer el vocabulaio culto como nadie lo ha hecho con tal intensidad en la literatura española. Y la fuente había de ser forzosamente el latín. En consecuencia, Berceo es el más cuantioso latinizador de nuestra lengua. En este sentido representa la plenitud de los caracteres universalizadores de la cultura monástica. Pero lo hace con un notable grado de adaptación formal al castellano. Con ello, el cultismo como recurso neológico cobra un impulso definitivo. Para que se vea el alcance del proceso latinizador disponemos de la nómina de cultismos documentados por primera vez en Berceo. He aquí algunos testimonios: acoplar, adornar, adversidad, amito, apostólico, arcángel, audiencia, aurora, báratro, blasfemia, candelabro, cántico,cartulario, catedral, citarista, clemencia, compunción, concordia, congregación, consagración, conservar, consignar, constitución, contemplación, controversia, coro, crimen, crisma, crucifixo, cruzada, custodia, deidad, demorar, dormitorio, dulcísima, edificación, elector, enfermería, integridad, escapulario, estatua, exilio, exorcismo, familia, fantasía, fariseo, festival, fraternidad, etc., etc.

Obsérvese que estas documentaciones originales de Berceo ofrecen una notable variedad semántica. Se hallan representados los más importantes campos nocionales: cultismos liturgicos, filosóficos, teológicos, morales, escolares, científicos, jurídicos, etc., etc.

Pero tan notable como esta variedad semántica y riqueza léxica es el hecho de que prácticamente todos han perdurado en la historia del idioma. Esto nos revela que el proceso creador estaba bien enraizado en las auténticas posibilidades léxicas que el romance poseía y que le ofrecía la lengua latina en el momento de la eclosión cultural que representa la escuela del mester de clerecía.

Tras esta breve, e imprescindible, referencia al importante papel desempeñado por Berceo en la configuración de los elementos constitutivos del léxico español, es justo detenerse en ponderar la intensa actividad lexicográfica desarrollada en el escriptorio emilianense durante los siglos X y XI y, de modo particular, el quehacer glosador de sus clérigos en esa época altomedieval, dedicación que conlleva la ardua habilidad intelectual de escribir en grafías ya no latinas, sino romances, y, consecuentemente, la presencia de los primeros testimonios escritos patentes de las formas y frases romances que nutren tan satisfactoriamente el capítulo del protorromance hispánico o español primitivo y que inauguran así la rica historia de la lengua española.

Pero en esta ocasión me ceñiré al estudio de la producción lexicográfica de que fue protagonista excepcional el cenobio de la Cogolla. Me propongo exponer de forma compendiada algunos de los aspectos y características más sobresalientes de los glosarios latino-latinos elaborados y copiados en el monasterio emilianense o que, en cualquier caso, están estrechamente relacionados con él. En concreto, me centraré en las cuestiones relativas a su datación, filiación y fuentes y, finalmente, a los rasgos lingüísticos que especialmente los singularizan.

Pero convendrá, antes de nada, que proceda a presentarlos, aunque sea con suma brevedad. Hablaré de los manuscritos siguientes:

- Em. 24 de la Real Academia de la Historia. Es el más antiguo y se encuentra mutilado al principio y al final: contiene unas 800 glosas en las letras D-P. Fue editado en 1914 por M. Artigas (M. Artigas “Fragmento de un glosario latino”, RFE, 1, 1914) .

- Em. 46 de la Real Academia de la Historia. Recoge dos glosarios. El primero contiene más de 20.000 artículos, bastantes de ellos sumamente interesantes para la historia del protorromance hispánico. El segundo, de temática conciliar, incluye glosas germánicas. Lo hemos editado mi hermano Francisco Javier y yo en 1997 (C. García Turza y J. García Turza, Fuentes españolas altomedievales. El códice emilianense 46 de la Real Academia de la Historia, primer diccionario enciclopédico de la Península Ibérica. Edición y estudio. Eds. Real Academia de la Historia y Fundación Caja Rioja, Logroño, 1997). . La Agencia Española de Cooperación Internacional acaba de publicar su edición facsimilar, que acompaña a nuestra edición y estudio (Madrid, 1998. De la edición facsimilar llevada a cabo por la Agencia Española de Cooperación Inter-nacional se han realizado 500 ejemplares, numerados del 1 al 500) .

- Em. 31 de la Real Academia de la Historia. Conserva unas 15.000 glosas. Se copió en San Millán a finales del siglo X o en la primera mitad del XI. Se alude siempre a él como un glosario sui generis, según lo tildó Goetz (G. Goetz, Corpus Glossariorum Latinarum. Leipzig, 1889-1923 (reim. Amsterdam, 1965), I, 186) . De nuevo, en colaboración con mi hermano Francisco Javier daré a la luz muy pronto su edición crítica introducida, igualmente, por un estudio histórico y filológico.

- Sil. 1298 de la Biblioteca Nacional de París. Se copió en la primera mitad del siglo X. Contiene unas 2.500 glosas entre las letras F y T. Ha sido publicado dos veces: primero por Goetz, en el volumen V de su Corpus Glossariorum Latinorum ( Ibid. V, 104-158. ), y después por Eduardo García de Diego en 1933 (E. García de Diego, Glosarios latinos del Monasterio de Silos. Murcia, 1933, 459-507.)

- Sil. 1296 de la Biblioteca Nacional de París. Es casi gemelo del Em. 46. Se copió probablemente en la segunda mitad del siglo XI. Se trata del más antiguo manuscrito en papel que conocemos. Contiene glosas árabes (por cierto, a los siete casos conocidos de artículos acompañados de este tipo de glosas -fuscina ‘estamen cocorum’ [almagraf] ‘cazo’, gummi ‘genus resine’ [as-samag] ‘resina’, herodion ‘genus accipitris’ [albizan] ‘halcones’, nardum ‘arbor’ [shayar alban] ‘árbol del nardo’, oleastrum ‘oliba siluestre’ [azaitun] ‘aceituna’, pepones ‘de herbis nascuntur magni fert’ [albetih] ‘melón’, y scinifes ‘caliculum genus premolestum’ [alba-aud] ‘mosquito’ agrego ahora otros cinco que acabo de descubrir: atramentarium ‘vas atramenti’ [dawat] ‘tintero’, atramentum ‘nigrum’ [madad] ‘tinta’, malum ‘melum’ [tufah] ‘manzana’, situla ‘uas unde aqua portatur’ [ad-dalo] ‘caldero’ y toreumata ‘uasa que sunt in torno facta’ [aljazaf] ‘cerámica’). Lo publicó García de Diego (Ibid. 1-458. 217).

- Sil. 1297 de la Biblioteca Nacional de París. Palimpsesto en que básicamente se reproduce el texto de los glosarios del Em. 46 en escritura minúscula francesa de finales del siglo XII o principios del XIII. Sus lecciones, sobre todo aquellas que divergen de las transmitidas por el Sil. 1296, han sido editadas también por García de Diego.

- Y Madrid, Biblioteca Nacional, Vitrina 14-5. Escrito a mediados del siglo XI, probablemente por Munio, contiene unas 3600 glosas aproximadamente. Inédito.

No me referiré en esta ocasión a las glosas del fragmento de la Biblioteca Universitaria de Praga, copiadas a mediados del siglo X por una mano castellana (y que, desde luego, no constituyen una hoja del Em. 46). Tampoco me detendré en el estudio de los fragmentos de glosario incluidos en el códice escurialense L.I.15 (en otro lugar, basándonos en la comparación de los textos, dejamos bien demostrado que el modelo de este manuscrito, copiado en la segunda mitad del siglo XVI o en la primera del siglo XVII, no pudo ser el Em. 31).

Respecto del primer punto por tratar, las cuestiones relativas a la datación de los glosarios, hay dos aspectos que me parecen particularmente destacables. Por un lado, el conocimiento exacto, o casi exacto, de la fecha de terminación de varios de estos glosarios y, por otro, el alto interés que podría entrañar para la historia altomedieval del monasterio emilianense ese conocimiento exacto de la data del cód. más antiguo, el Em. 24.

En efecto, en el folio 149 recto de este manuscrito, que contiene una excelente copia de las Colaciones de Casiano (fols. 1-149) y el pequeño glosario (fols.150-154), figura un colofón según el cual el códice se acabó de escribir “a 16 de las calendas de septiembre de la era 955", que equivale al 17 de agosto del año 917. Ahora bien, como hemos demostrado con argumentos paleográficos, a nuestro ver, suficientes, precisamente las singularidades que se aprecian en la segunda parte de las Colaciones (fols. 73-149), resultan muy semejantes a las que caracterizan gráficamente el glosario. Por todo ello, podemos afirmar que, a pesar de encontrarnos ante un texto, el glosario, temáticamente ajeno al resto del códice y de aspecto más descuidado, se trata del mismo campo formal. En otras palabras, a nuestro juicio, el monje que copió el segundo sector de las Colaciones debió de escribir también el glosario, por lo que, con seguridad, éste tuvo que copiarse en torno al año 917.

A su vez, en el folio 172v del Em. 46 figura un colofón en tinta roja, en que, por fortuna, es perfectamente legible la data: “Est uero expletum sub era millesima secunda die [...] Ídus Iunias currente XII”, que equivale al 13 de junio del año 964.

En fin, en el folio 5v del códice de la Biblioteca Nacional de Madrid, Vitrina 14-5, que, junto a muchas piezas marginales, contiene, además del glosario (fols.159v-186), una copia completa del Fuero Juzgo (fols.12-148v), el escriba Munio se identifica escribiendo para Froila en el año 1058. San Millán de la Cogolla, el lugar de la palabra

Así pues, de los 7 glosarios de mayor entidad conservados, 3 nos informan sobre la fecha, que podemos calificar de exacta, en que fueron transcritos. Evidentemente, a nadie se le oculta la importancia de esta información a la hora de resolver precisamente los problemas relacionados con la datación de los testimonios escritos altomedievales. Y, sobre todo, la exactitud de estas datas proporciona una confianza cronológica en el propósito imprescindible de dotar de bases sólidas al conocimiento histórico y filológico. En este mismo sentido conviene recordar que también en la primera mitad del siglo X el experto calígrafo emilianense Jimeno fecha exactamente en sendos colofones la terminación del códice patrístico Archivo Histórico Nacional de Madrid 1007B (año 933) y de la preciosa copia de las Etimologías del Em. 25 de la Real Academia de la Historia (año 946).

Pero el valor de la antigüedad del Em. 24 se acrecería si se probara el origen emilianense de su copia, lo que me parece bastante hacedero. La sola existencia de un códice emilianense en esas fechas constituiría obviamente un argumento de mucha entidad a favor de la tesis de la pervivencia de la comunidad monástica emilianense a partir del siglo VIII, tras la ocupación musulmana de La Rioja, hasta las primeras décadas del siglo X.

Entrando ya en el segundo punto de mi investigación, el relativo a la filiación y fuentes de estos manuscritos, destaca, en primer lugar, el estrecho parentesco que los une. Así, como ya lo hemos probado con datos suficientes, hay una afinidad textual notable entre las lecciones del Em. 24, que deriva del Liber Glossarum, y el Em. 31, que también se nutre fundamentalmente del Glosario de Ansileubo. Y del mismo modo, los datos que hemos apuntado en otro lugar prueban, a nuestro entender, de forma inequívoca que los silenses 1296 y 1297 y el Em. 46 se emparentan estrechamente, ya que el Em. 46 sirvió de modelo fundamental a los otros dos glosarios, con la excepción de algunos casos en que el Sil. 1297 siguió las lecturas del Sil. 1296. Reafirma la demostración minuciosa la circunstancia de que, al lado de la identidad básica de las lecturas de los tres manuscritos (muchas veces discrepantes respecto de la norma clásica), se dé también coincidencia en errores de distinta magnitud y nivel lingüísticos.

Por otro lado, la afinidad textual (entradas y glosemas de forma y contenido análogos, técnica lexicográfica y desarrollo de abreviaturas similares, etc.), reforzada con la presencia de errores (gráficos o de con-tenido) y de soluciones lingüísticas comunes, y con la demostración del empleo como modelo fundamental del Em. 46, y no del Sil. 1296, por parte del copista del Sil. 1297, ratifica nuestra opinión de que los dos códices silenses 1296 y 1297 debieron de copiarse, como el Em. 46, en el escritorio de la Cogolla. En otras palabras, como el Sil. 1297 resulta ser una copia muy fiel del Em. 46, hecha a finales del siglo XII, parece poco probable que el Sil. 1296 se escribiera en Silos ya que, de ser así, hubiera servido de modelo del Sil. 1297 en lugar del Em. 46. De aquí se puede razonablemente colegir que las copias Sil. 1296 y Sil. 1297 se encontraban todavía a finales del siglo XII en la Cogolla, antes de su traslado al destino silense. Allí, en Silos, ubicadas junto al Sil. 1298, y entre otros glosarios (glossae, interpretationes) especializados, se encontrarían, identificados muy probablemente como los tres abecedarios, cuando en el siglo XIII se elaboró el Catálogo B que se halla en el fol. 16v del manuscrito de las Etimologías BNP, lat., 2169.

Pero más trascendencia tiene la comprobación de glosas exclusivas, en todo o en parte, del Sil. 1298, una de las numerosas variantes, asimismo, del Liber Glosarum, y el Em. 31 o del Sil. 1298, el Em. 31 y el Em. 46 (al que, insistimos, es más preciso considerarlo del tipo A y no propiamente de la familia Ababus, pues las glosas de este tipo apenas representan en él una tercera parte de su contenido global). Se trata, en efecto, de artículos que no encontramos en los índices críticos de Goetz (Goetz, CGL, vls. VI y VII), ni en la edición del Liber Glossarum de Lindsay (W.-M. Lindsay, J.-F. Mountford y J. Whatmough, Glossaria Latina Iussu Academiae Britannicae Edita. I. Glossarium Ansileubi sive Librum Glossarum. Geor Olms Verlagsbuchhandlung, Hildesheim, 1965) . Claro que ahora, tras la transcripción y edición crítica que hemos llevado a cabo del ingente y riquísimo glosario Em. 31, hay que precisar que las 40 glosas del Sil.1298 que García de Diego consideró exclusivas de este códice se recogen también en el Em. 31 (García de Diego, Glosarios latinos, XXI.)

La identidad o similitud, en distinto grado, de estas glosas exclusivas de los manuscritos Sil.1298, Em.31 y Em.46 sólo encuentra, en última instancia, una explicación a partir de la existencia de uno o varios repertorios léxicos compartidos y, por otra parte, desconocidos en el resto de los talleres lexicográficos. Precisamente en esta misma línea, tan importante, de comprobación de nuevas familias de glosarios, los códices emilianenses 46 y 31 alcanzan un relieve de excepción.

El Em. 46 abunda en glosas que presentan acepciones de interés: unas con modificaciones más o menos ligeras; otras muchas, con variaciones de palabras o frases que indican una nueva redacción; y otras, numerosas, que en el estado actual de nuestros conocimientos glosográficos resultan totalmente desconocidas. He aquí algún ejemplo de este último grupo: fulgorantes ‘astae, quando fulgent contra solem’ 67v 36, lentiscum ‘arbor folia modica, habens fructus sine, grana, Íd est, moras rubras’ 93r26, mandragora ‘fructum habet similis pomi, duorum sexum, masculinum et femininum, et dicitur quicumque eradicauerit non possit uiuere’ 98v 67, perdix ‘auis similis colore picco, sed maÍor’ 114v 19, rusticos ‘illos dicunt qui arant et operant manibus’ 170r 1. Proliferan, asimismo, los artículos con definiens y definitum exclusivos. Ejemplos: Íuníper ‘arbor abens fructum rubeum uel nigrum, boni odoris, non bonum ad manducandum, folia spinosa’ 87r 17, fornacula ‘in quibus faciunt focum ad quoquendum’ 65v 58, alietum ‘auis similis aquile , et maÍor, tamen minor que uultor’ 8r 45, aminagdalinas ‘nuces, crescunt in illa arbore maÍores, longiores, salbatice’ 9v 22, exedra ‘exterior sedis ubi Papa comunicat populum’ 57r 63, expassus ‘quan-do ambo pedes lebantum post alterum’ 58v 30.

Tal cúmulo de glosas propias configuran, sin duda, un glosario en gran parte original. Una aportación bien distinta de la del apéndice del manuscrito, en que las glosas conciliares, el poema del aquitano Ermoldo Níguelo, las glosas germánicas y, acaso, la transliteración en letras griegas constituyen, al parecer, una simple copia de un modelo renano o bávaro, bien que interesantísima desde el punto de vista de las relaciones e influencia de la cultura europea en la Cogolla.

A su vez, el Em 31, tan pródigo en explicaciones y comentarios y tan diestro en el empleo de abreviaturas y otras técnicas lexicográficas, conforma, a nuestro juicio, el glosario más rico e instructivo que conocemos en lo que se refiere a las fuentes.

En él se ordenan miles de glosas dependientes del Liber Glossarum (isidorianas, placideas, virgilianas, abstrusa, de Euquerio, ex glossis, ex sinonimis Ciceronis), aunque no tantas ni tan extensas como las que integran el gran glosario parisino Lat, 11529-11530.

Pero en el Em 31 tienen cabida, además, muchas decenas de glosas cuyas equivalencias se iluminan con la autoridad de los textos bíblicos, glosemas desconocidos en los demás glosarios europeos. Ejemplos: acetum ‘asperitas corrupte mentis; Ín Psalmo: “et Ín Sitimam potauerunt me aceto” 2r2, azimum ‘sine fermento malitjie; Ín Apostolo: “Ín azima sinceritatis et ueritatis” 3v2, arida ‘Ínfructuosi homines, caro; Ín Eclesiastico: “quo orire arida malitja et dolositate” 3v3, calcaneum ‘extremitas uite uel supplantatjo; Ín Genesi: “Ípse tuum obseruabit caput et tu illius calcaneum”; et Ín malam partem: “leuauit contra me calcaneum suum” 7v3, etc., etc.

Incluye asimismo muchas glosas pertenecientes a la familia de los hermeneumata medicobotanica vetustiora que encontramos en códices del Vaticano y de Montecasino (como cód. Vat. Reginae Christinae 1260, cód Vat. 4417 o cód Cassin. 69); aunque también en este campo semántico se muestra con frecuencia muy original. Por ejemplo: fraga ‘florum uel cibi genus, Íd est, poma agrestia rubicundi, cuÍus erbe terre aderent et dicuntur chamegila uel morotam’ 33r2, mala ‘nixa, ciriola, prunas’ 57r1, melo timino ‘mel de apes, que tumo pascuntur’ 59r1, oscense ‘erba alba minuta qui fleuma ponet’ 74v2, sagapenum ‘odorem et saporem habet lassaris’ o sagapem ‘odorem habet et saporem balsami’. Añade muchos artículos Abstrusa que figuran en el Vat. 3321 aunque no en el Liber Glossarum parisino. Perfecciona y completa muchas glosas. Así, el artículo del glosario Abstrusa Infectus ‘non factus, infusus ueneno aut quacumque re’ queda modificado como sigue: Ínfectus ‘non factus aut Ínfusus ueneno aut uino uel quacumque re’76v3. Añádanse, en fin, aquí las glosas que comparte exclusivamente con el Sil 1298 o con este mismo glosario y el Em 46. Por ejemplo, los glosemas de opacant 72r3, penantes 79r2, prelorum 85v3, prepostere faciam 86r1, preuertimur 87r1, profundum 88r2, etc.

Nos encontramos, no cabe duda, ante un glosario mixto o enciclopédico extraordinario. Un glosario en cuya confección tuvieron que utilizarse lexicones de diferentes tipos. Y me parece evidente que tal diversidad de fuentes incluidas precisara unos fondos bibliográficos suficientes y, si se atiende a la finalidad de su elaboración, exigiera un clima de bastante nivel cultural. Aquel que caracterizó precisamente al Monasterio de San Millán.

Un escriptorio suficientemente dotado de medios lexicográficos tuvo que ser también el origen de la compilación que transmite el Sil. 1298. Llama la atención en este glosario, como acertadamente lo advirtió García de Diego ( García de Diego, Glosarios latinos, XVII-XVIII ), el hecho de que en la primera parte de cada lectio o capítulo se colocan las pala-bras en un orden alfabético de sus tres primeras letras bastante correcto y, a continuación, se añaden otras sin orden alguno. Esta deficiente sistematización interna obedece, sin duda, al empleo durante su elaboración de varios códices y acarreos. Análogamente, aquí, como bien razona Vivancos (M. C. Vivancos Gómez, Glosas y notas marginales de los manuscritos visigóticos del Monasterio de Santo Domingo de Silos. Silos, 1996, 77.), la diversidad de fuentes que utiliza parece exigir un ambiente de cierto nivel cultural.

En relación con los aspectos lingüísticos, me voy a limitar a ofrecer un escueto resumen de algunos de los resultados más destacados de mis investigaciones. Helos aquí:

1) Las manifestaciones de discrepancia idiomática respecto del latín, la lengua propia de estos glosarios; esto es, los rasgos innovadores, comunes a estos textos, más frecuentes y peculiares son los siguientes:

a) La sonorización de las oclusivas sordas iniciales, intervocálicas, en grupos homosilábicos y en grupos heterosilábicos tras sonante: bannum (cód. 46, s. v. stigina) PANNUM; galgulus (cód. 46) CALCULUS; uasciculo (cód. 46, s. v. Ín uasciculo); fulgare (cód. 46, s. v. fornicarius, inverso); fagi (cód. 31, s. v. fabonius, inverso) / LGl FA 31: vagi; galatis (cód. 31) / CGl IV 213, 28, calathis; bastinaca (cód. 31, s. v. stafilos) PASTINACA; pirru (cód. BNM, inverso) BIRRU; diuidia (cód. 24, s. v. opulentia, corregido por diuitia); febellerunt (cód. 24, s. v. Fefelleræ); barridus (cód. 46, s. v. Boues Íugas); deligatus (cód. 46); profectus (cód. 46, inverso) PROVECTUS; Índacat ‘Ínuesticat’ (cód. 31, inverso) / LGl IN 356: Indagat ‘investigat’; afriganos (cód. 31, s. v. libicas pinnates) / LGl 118: africanos; sup hoculis (cód. 31, s. v. gene) / LGl GE 73: sub oculis; geladus (cód. 31) / LGl GE 22: gelatus; gratiens (cód. 31, inverso) / LGl GR 10: gradiens; eleuanto (cód. 31, s. v. Gangaridum) / LGl GA 95: elefanto; rufeum (cód. 31, s. v. saria, inverso) / LGl SC 46, s. v. scaria: rubeum; academiga (cód. BNM); a dergo (cód. BNM); ditasculus (cód. BNM, inverso) DIDASCULUS; aepitauius (cód. BNM) EPITAPHIUS; baccabulus (cód. BNM) BACAPULUS; neclegentia (cód. 24, s. v. Incuria, inverso); craciles (cód. 46, s. v. cragentes, inverso); uabra (cód. 46) VAFRA; Promius (cód. 46, inverso) BROMIUS; ludigra (cód. 31) / LGl LU 219: ludicra; furfarum (cód. 31, inverso) / CGL V71, 4: furuarum; atriatici (cód. 31, s. v. Ílliricum, inverso) / LGl IL 45: Adriatici; abrycum (cód. BNM, s. v. bellum punigum) AFRICUM; laprusca (cód. BNM, inverso); grantem (cód. 24, s. v. Íngenti, inverso; corregido por grandem); limpos (cód. 24, inverso; corregido por limbos); mandica (cód. 46, s. v. sarcina); tantem (cód. 46, inverso) TANDEM; Uulganus (cód. 46); Íperpolicus (cód. 46, inverso); Ímagungula (cód. 31) / CGL V 76, 7: imaguncula; sargofacus ‘carni comestor’ (cód. 31) / LGl SA (4 casos): sarchofagus, CGL (2 casos): sarcofagus; sortibus (cód. 31, s. v. defecta, inverso) / LGl DE 315 y 323: sordibus; pargas (cód. BNM) PARCAS; unguendum (cód. BNM, s. v. cassia) UNGUENTUM; etc., etc.

b) La anaptixis: Ísimahel (cód. 24) / LGl IS 29 y 30: Isma[h]el; Obumcumbere (cód. 24) / LGl OB (3 casos): obcumbere; pepulum (cód. 46) / LGl PE 437-444: peplum, CGL (16 casos): peplu; geminasius, giminasius (cód. 46) / LGl (6 casos): gimnasium, CGL (28 casos): gimn-; sineceris (cód. 31, s. v. Ínfugatis) / LGl IN 814: sinceris, CGL V 93, 35 y V 211, 25: sinceris; Nepotalin ‘conversantes’ (cód. 31) / LGl NE 327: Nep<h>talim (4 casos), CGL V 374, 4: Neptalim; Paronasius ‘mons Focidus’ (cód. 31) / LGl PA 533: Parnas[i]us; quesitjo-nes (cód. 31, s. v. problemate) / LGl PR 1526: qu<a>estiones, CGL IV 147, 21: quaestiones; hisitoricus (cód. BNM); lone,ga (cód. BNM: capro ‘uespa lone,ga’) / LGl CA 18: c<r>abro ‘verba (vespa) longa’; etc., etc.

c) Las reducciones y haplologías junto a las geminaciones y ditologías: press ore (cód. 24) / LGl PR 791: presso ore; poma tura (cód. Sil. 1298, s. v. mitia poma) / LGl MI 327: mitia poma ‘matura’; detruntur (cód. Sil. 1298, s. v. tartarus) / LGl TA 255: detruduntur; auctori sermo (cód. 46, s. v. Lucretjus) / LGl LU 100: au<c>toris sermo, CGL IV 415, 21: auctoris sermo; e, terra (cód. 46, s. v. elementa) / CGL IV 512, 30 + 31 y 478, 7 + 8: et terra (s. v. elementum); pos tempus (cód. 46, s. v. cordi agni) / CGL V 14, 1 y 58, 38: post tempus; Í Nillo (cód. 46, s. v. corcodrillus) / LGl CR 225: in Nilo, CGL IV 45, 4 y 500, 27: in nilo; Íp sidomi (cód. 46, s. v. tirii) / CGL IV 425, 28: ipsi sidonii; agonetha (cód. 46) AGONOTHETA; condentes (cód. 46) CONTENDENTES; sciscita (cód. 46) SCISCITATA; fal sum (cód. 31) / LGl FA 296 y 297: falsus sum; pena ‘supplicia’ (cód. 31) / LGl PE 297: penas ‘supplicia’; lat ore (cód. 31) / LGl LA 477: lato ore; prestromata ‘gemina...’ (cód. 31) / LGl PE 1103: perst<r>omata ‘tegimina...’; amas iues (cód. BNM, s. v. pleuigala, como en el cód. 46: plebicola ‘amans ifes’) / LGl PL 234 plebicola ‘amans cives’, CGL IV 144, 11: plebicula ‘hamans ciues’; tres oles (cód. BNM) / LGl TR 242: tres soles, CGL IV 186, 21 y 573, 43: tres soles; Íncer-ta stastatum (cód. 24, s. v. labari) / LGl LA 505: incerto statu; flumines Syrie (cód. Sil. 1298, s. v. Horonte) / CGL V 109, 44: flumine Syrie; ac culmine (cód. 46) / LGl AC 356: A culmine, CGL IV 5, 36: a culmine; as sonitum eÍus (cód. 46, s. v. a lingua maris); at tergo (cód. 46) / LGl AT 19: a tergo, CGL IV 11, 22: adergo; venenonosa (cód. BNM); resina atereuentina (cód. 31) / LGl RE 1530: resina terebintina, CGL III 575, 3: resina terebinthina; et terris Íactatus (cód. 31) E TERRIS; Ín conclusiones siluarum (cód. 31, s. v. Ínconuexo nemorum) / LGl IN 282: in conclusione silvarum; uentum Miapica (cód. 31, s. v. Olimpus) / CGL V 126, 8: ventum japiga (= cód. Sil. 1298); mons Testessalie, (cód. 31, s. v. Oeta) / LGl OE 17: mon<s> T<h>essaliae; ualde deseuit (cód. 31: deseuit ‘ualde deseuit’) / LGl DE 1038: Des<a>evit ‘valde saevit’; etc., etc.


2) En muchísimas ocasiones las glosas de estos lexicones o de sus modelos evidencian que se escribie-ron al dictado, circunstancia que propiciaba el filtro del fonetismo vulgar o romance, bien atestiguado en los ejemplos precedentes.

3) Las desviaciones idiomáticas respecto del latín, las innovaciones relevantes y también los dislates sin ninguna continuidad histórica que aparecen en estos textos superan con creces en cantidad y calidad a los que encontramos en el resto de los glosarios europeos. Muchos de los testimonios seleccionados antes adu-cidos contribuyen a probar firmemente tan importante cuestión.

4) Particularmente interesantes para el estudio del protorromance hispánico resultan las formas romances, o en distinto grado romanceadas, del Em 24 parale, (fol. 154r2, s. v. preblemma), Em 31 albaÍlda (fol. 36v1), caballo (fol. 7r1), deÍosum (fol. 13r1), detraÍgat (fol. 13r3), fillo (fol. 31r3), gelmatus (fol. 8r2), mala-grama (fol. 56v3), nacos (fol. 20r2), pomares (fol. 84r2), etc., o las del Sil 1296 rumiat (Lleva una g sobrevolada de mano contemporánea. Rumiar se documenta por vez primera en JRuiz, 113d y 118d (cfr. DCECH, s. v.)(fol. 178r, s. v. ruminat; cód. 46, 135v35: rumigat), rilias (15. Según DCECH, s. v. reja I, la primera documentación de un descendiente de R¯ EG . ULA ‘barra de metal’ corresponde a la forma relia, atestiguada en una carta burgalesa del 6 de enero del año 974. A propósito de esta solución, Menéndez Pidal (Oríg., 58), basándose en el testimonio de tan sólo dos ejemplos más (expelia ‘Espeja’, h. 1030 Clunia; Orzellione ‘Ordejón’, 978 Burgos) afirma que la grafía etimológica li “aparece extendida en Castilla, es de suponer que indicando arcaísmo l”. Pues bien, a este respecto debemos hacer las siguientes precisiones. En primer lugar, el término relia no se trasmite en una escritura original sino en una copia posterior que se alberga en la Catedral de Burgos, vol. 69, p. 1ª, fol. 88 (cfr. J. M. Garrido Garrido, Documentación de la Catedral de Burgos (804-1183). Burgos, 1983, núm. 5); y en segundo lugar, la mencio-nada voz responde a una mala lectura de sellas, forma que aparece en un documento en el que Juan Veila, Pedro, Jimena y Aballa se entregan al monasterio de San Cosme y San Damián de Covarrubias con sus bienes, entre los que se citan terras, uineas, ortos, molinos, in caballos, frenos, sellas, equas, baccas, lectos, montes, et cetera (ídem). Por todo ello, cobra una especial significación la presencia de la variante rilias (por otro lado, con inflexión de yod), atestiguada en este glosario.)(fol. 216r, s. v. vomeres; no se recoge en cod. 46), runcat (transmitida solamente por el códice parisino, fol. 192r, como explicación sinonímica de la entrada stertat)(16. La misma equivalencia léxica se encuentra en los glosarios hispánicos de Toledo (ester[t]o ‘roncar’) y del Escorial (sterto por roncar), de hacia 1400 (cfr. A. Castro, Glosarios latino-españoles). Para DCECH, s. v. ron-car, las primeras documentaciones conocidas de esta forma son las transmitidas por esos repertorios. Comp. runco ‘intemperanter dormio uel sonitum de naribus emitto’ gloss. arab. lat. p. 448 ed. Seyb (apud Goetz, CGL, VII, s. v.). ), yemant (fol. 89r, s.v. hiberna; cód. 46, 74v43, gemant)( En Goetz, CGL, VI, s. v. hibernus, sólo se documenta la variante gráfica general hiemat) , Beelzebu < BEELZEBUB o BEELZEBUL (fol. 21r; cód. 46, 18r50, Beelzebub), etc., cuyo análisis en profundidad sacaré pronto a la luz.

Me parece de interés presentar aquí un breve análisis de algunas de las palabras del códice Em. 46 que consideramos completamente romances o distintamente arromanzadas. A este respecto, téngase siempre en cuenta que en este ms., o en su modelo, se fundieron glosarios distintamente manipulados en sus respectivas transmisiones ya que, entre otras causas, la creación originaria de muchos de ellos tuvo lugar en épocas distantes o muy distantes entre sí. De cualquier modo, entendemos que todas las formas que siguen interesan, en mayor o menor medida, a la filología española y románica.

allene ‘corrigia frenorum’ 7v 41. Goetz registra el mismo artículo, encabezado por la variante gráfica allenae, y recoge además antilena (y antelena) (Gloss. Salom.), con un significado análogo en la equivalencia griega. En los diccionarios latinos ANTELA (y las variantes ANTELENA y ANTILENA) figura como término específico de los glosarios y designa exactamente el ‘petral, parte del arnés, que cubre el pecho de la cabalgadura’.

En la evolución de esta interesantísima palabra debieron darse los mismos cambios fonológicos que experimentó la forma abellar ‘beldar’ (VENTILARE), cuya primera documentación se halla en el F. de Sepúlveda, tít. 131 (S. XIII; apud DCECH, s. v. beldar). Así, tras la síncopa *ANT’LENA, la T, entre las dos consonantes sonoras, sonorizaría dando *andlena. Posteriormente el grupo de las tres consonantes se sim-plificaría en *adlena y de ahí, por asimilación, se llegaría al resultado que ofrece nuestro glosario, allene.

anguila (enocilis ‘piscis stagneus que, latine , anguila dicitur’ 53v 20). Goetz recoge bajo el mismo término, enocilis, cuatro casos de la variante anguilla; pero también registra anguila (V 289, 52), aunque posponiéndole un signo de admiración. Comp.anguelae (murenula ‘piscis similis anguelae marine, tamen grossiores’ 105r 15).

La forma romance anguilla, utilizada aún hoy en varios países hispanoamericanos, ha sido de uso general hasta el siglo XVII. Su documentación es ya inequívoca en la 1ª Crón. Gral. y en J. Ruiz (1105a). A su vez, anguila no está claramente atestiguada como castellana -se afirma- hasta la segunda mitad del siglo XVI, y “como sus ejs. más antiguos aparecen en un texto del S. XV copiado por un catalán, y en el aragonés fronterizo Palminero, es lógica la deducción de Cuervo de que se propagó desde el dominio lingüístico catalán. Alonso y Rosenblat, BDHA I, 234-5, argumentan en contra que no es fácil adivinar por qué razones Asturias o Cataluña iban a imponer el nombre de un pez de río a las gentes del interior” (DCECH, s. v. anguila). Para los investigadores Corominas y Pascual, en el tratamiento de LL tras vocal larga latina, la Romania se escindió en dos grupos dialectales antiquísimos: las lenguas meridionales (port., cast., sardo, it. y rum.), que conservan la geminación, y los romances septentrionales (cat., gasc., fr. y engad.), que muestran regularmente formas que corresponden a una consonante reducida.

Pues bien, la presente documentación del cód RAH 46, unida al testimonio fidedigno de Berceo (Smill., 145d: “comiendo pan e agua, non anguila nin trucha”)( Ed. de B. Dutton, en Gonzalo de Berceo. Obra completa. Madrid, 1992, p. 163. ), a los topónimos riojanos La Anguila, Las Anguilas, La Anguilera (19. Cfr. A. González Blanco, Diccionario de toponimia actual de La Rioja. Murcia, 1987, p. 56. En esta obra figura también la variante Las Enguilas y otra con resultado palatal, Las Eniguillas) y al castellano La Anguila (Cfr., por ejemplo, F. R. Gordaliza Aparicio y J. Mª Canal Sánchez-Pagín, Toponimia palentina. Palencia, 1993, pp. 142, 247 y 499. No se recogen en este libro ejemplos con palatal.), al vasco aingira (Michelena, BSVAP, 10, 381), etc., parece un ejemplo muy util para profundizar en el conocimiento de la extension del sustrato latino-vulgar ANGUILA dentro de la Peninsula Iberica.

apeiro (Instrumentum 'quid Instruat, apeiro' 86r 38).Tambien en BNP 1296, 103v; deest. Goetz y LGl.; comp. Instrumentum 'quid Instaurat' 86r 41.

Interpretamos Instruat con el valor de 'preparar', 'pertrechar', 'equipar', 'aperar' y, consecuentemente, apeiro (asi como Instrumentum) como 'aparejo(s)', 'utiles', 'arnes', 'herramientas', 'arreo'. No parece, en cambio, aceptable ver en apeiro una transliteracion latina del griego 'ignorante', 'sin experien-cia': en el cod. RAH 46 ese helenismo no traduce nunca los sinonimos, tan reiterados, amens, confusus, he, bes, idiota, ignabus, ignarus, ignorans, indoctus, ineptus, inscius, Intellectu carens, nescius, obtunsus, piger, stultus, stupidus, tardus, etc.

Repárese, por otra parte, en el significado de apero (DRAE, 1ª acep. 'conjunto de instrumentos y demas cosas necesarias para la labranza'; ibid., 4ª acep., por ext. 'conjunto de instrumentos y herramientas de otro cualquier oficio [que la labranza]') y aparejo (ibid., 9ª acep., pl. 'instrumentos y cosas necesarias para cualquier oficio o maniobra').

Segun DCECH, s.v. aperar, la forma apeiro, ademas de atestiguarse en port. y gall. podria haber sido en aragones antiguo el antecedente del roncales apeio 'arado' (Azkue). Ademas el bajo latin aparius, aperius y las variantes apero, aper han sido y son bien conocidas en Aragon y Cataluna con los valores de 'aparejo, arreo', 'apero de labranza' y 'arado'.

Interesa, en fin, destacar el interes de esta voz por el hecho de que presenta la evolucion diptongada -eiro (<-ARIU). En La Rioja altomedieval, como en el reino navarro-aragones, Menendez Pidal (Orig. 74-75) solo encuentra -ero: terzero (GIEmil 9), facendera, semdero, matera 'madera' (1044 SMillan, DL, 71°). Agreguese que las Glosas Silenses, igualmente, solo usan este mismo sufijo: omiciero 45, grandi onero 73 ( Para M. Carrera de la Red ("Las Glosas Silenses: algunas precisiones", en J. Paredes, ed., Medioevo y Literatura. Actas del V Congreso de la Asociacion Hispanica de Literatura Medieval. Granada, 1995, 526) en esa expresion, grandi onero, grandi es clara abreviatura de grandine, y onero, con sufijacion ya plenamente romance (-ero), tendria como etimo posible la forma onerariu. La interpretacion del sintagma seria algo asi como 'el que transporta nubes de granizo'.), sorteros 115, condugteros 246, junto al cultismo adversario 96.

apretat (urgit 'premit, apretat' 166r 32). Tambien en BNP 1296, 216v; deest Goetz y LGl. Apretar procede de *apetrar y este del lat. tardio APPE(e breve)CTO(o breve)RARE 'estrechar contra el pecho', deriv. de PECTUS. Appectorare esta documentado en los glosarios altomedievales (por ejemplo: appectoret 'adplicet ad pectus' en CGL IV 404, 35).

Nótese que para DCECH, s.v. apretar, este verbo se documenta por primera vez en la glosa silense 33 (apretaret conpulsus uel constrictus) que traduce "Si innocens coactus periuratus est".

ariello (ecthecas 'peribolus, ariello' 50r 44; comp. peribulum 'deambulatorium uel uelua marina' 115r 21). Tambien en BNP 1296, 61r; deest. Goetz y LGl. En CGL, peribolus se define como 'est murus extrinsecus' V 622, 20, 'id est in circuitu domus' V 380, 49 y 'deambulatorium, moenia uel belua marina' V 575, 32.

No esta definitivamente resuelto el problema de la etimologia de aro. Segun DCECH, s.v., con el valor de 'anillo grande de metal o de madera' es de origen incierto; pero en el sentido de 'distrito, territorio que circunda una ciudad' aro, usual en portugues antiguo, procede del lat. ARVUM 'campo'. En esta propuesta, que no descarta la duplicidad etimologica en relacion con la distincion semantica, entendemos que puede ser muy util la acepcion topografica, solo atestiguada en portugues antiguo, que parece corresponderle al diminutivo aqui estudiado.

brisca (fauum ‘mel cum brisca’ 62v 8). Comp. fauum ‘brisca, id est opera auium [=apium]’ CGL, s.v. fauus.

Esta palabra prerromana, probablemente céltica, está bien documentada en fr. ant., oc., it. sept. y merid. Dentro de la Península Ibérica debió de estar siempre confinada al Oriente: arag. y cat. bresca; vasco b(e)reska, beraska, abarasca; nav. de la Ribera, Estella, Sangüesa, briesca (“ultracorrección del vasco (a)bereska, (a)beraska”, DCECH, s.v. bresca) y nav. del Norte, brisca, que “es -subrayamos esta afirmación-vasquismo de forma más arcaica”, ibíd. Bresca se documenta por primera vez en Villasandino, en quien habrá de explicarse como provenzalismo
de la escuela gallega.

collazos (conscios ‘collazos’ 33v 14). Deest. Goetz, en quien encontramos, sin embargo, conscius ‘collega’ IV 323, 21.

La glosa encierra un notable interés semántico. Por la Crónica de 1344 (cfr. DCECH, s.v. collazo) sabemos que collaços designaba a los ‘hermanos de leche de un noble empleados como sirvientes domésticos del mismo’. Tal condición de servidumbre, reconocida en un principio por el disfrute de exenciones y otros privilegios, explica fácilmente que se los llegara a identificar con el prototipo del confidente, cómplice o testigo, valores estos propios del término conscius.

Según DCECH, ibíd., se documenta por primera vez esta voz en 1096.

dargones (syrene, ‘Ín Esaya, demones aut dargones’ 151r 38). BNP 1296, 198r: dracones; comp. dracones ‘et coluber pro uno nominavit’ 49r 7, y dragontepede ‘homo est qui caudam habet draconis ‘49r 5 (CGL IV 502, 12: dracontepede).

La variante dagrón, con distinta metátesis, se encuentra en P. de Alf. XI, 803b (de h. 1350). El nominativo culto draco lo hallamos en Berceo, SDom 333c, y el más popular, drago, está en J. Ruiz, 3c. En fin, la forma moderna dragón aparece por vez primera en la 1ª Crón. Gral. 13a 41, 190b5 (cfr. DCECH, s.v. dragón).

de suso Íosum (deorsum ‘de suso Íosum’ 42v 11). Deest. BNP 1296; BNP 1297: deorsum ‘desu solo sum’; CGL: deorsum ‘desuso locum [= Íosum]’ V 450, 1.

Locución adverbial con el significado de ‘de arriba abajo’. Es análoga a las latinas SURSUM AC DEORSUM ‘arriba y abajo’ y SURSUM DEORSUM ‘de arriba abajo’ y ‘sin orden ni concierto’(En Glossae medicinales(ed.J.L.Heiberg,Copenhague,1924),pág. 8, 1 anocatum(sacado del gr.ano kato) 'hoc est susum iosum quando et vomitus et venter solvitur' (apud V.äänänem, Introducción al latin vulgar.Madrid, 1971, 111, n. 16).

La combinación sus e yuso ‘arriba y abajo’ se halla un par de veces en Berceo (Signos 56c; Milag. 83c). Por otra parte, según DCECH, s.v. suso, la locución adverbial de suso aparece por primera vez también en Berceo (Milag. 320b y 716b), en tanto que la forma suso ("la forma SU(u breve)SUM es ya frecuente en textos vulgares latinos" (DECCH, s. v. suso) ya se encuentra así en 1061. Finalmente, Íosum (así en la Mulomedicina Chironis, 583, 593) recuerda el descendiente yoso, de las escrituras aragonesas (escrito goso) y leonesas, no contaminado por su opuesto antitético susum.

fare ‘fieri’ 63r 4. También BNP 1296, 75v; deest Goetz.

Parece seguro que nos hallamos ante la forma, única documentada, del infinitivo originario del romance far ( Far tiene gran extensión en castellano arcaico (Cid 252, 561, 1032, etc.; Berceo, Sacrif. 39d o SDom. 756d; etc.) y deja huella permanente en el futuro y condicional (farás, ya en la GlEmil 140) . Éste, según se explica habitualmente, procedería de un infinitivo latinovulgar *FA(a larga)RE (< FACËRE), modelado sobre DA(a larga)RE (Cfr. Penny, Gramática, 213. Análogamente, aunque de forma más precisa, en DCECH, s. v. hacer: “[far] se explica por una abreviación *FARE del latín coloquial tardío”).

Ahora bien, la ordenación alfabética de las entradas que la preceden (fe , r, ferculum y fercularum) y la de las que la siguen (fercula, fere, ferebat, etc.) puede hacer sospechar que en el modelo estuviera en su lugar la variante fere (Así, con esa forma, en las GIEmil 35 y 89. Su heredero inmediato, fer (<fere < faire < fáy(e)re <lat. vulg *FAGE(e breve)RE < FACE(e breve)RE, o < fere < faire < fak’re < FACE(e breve)RE) “es todavía más vivaz en la Edad Media, pues se halla desde las Glosas de San Millán hasta el Rimado de Palacio (278), pasando por los Reyes de Oriente (133), Berceo (Sacrif. 1, S. Or. 13), Alex. (48), etc.” (DCECH, ibíd.). Con la inserción de fare se produce, ciertamente, una ruptura excesiva, y excepcional, del orden alfabético.

Las equivalencias fiam ‘faciam’, fias ‘facias’, fiatis ‘faciatis’ y fiet ‘faciet’ que aporta Goetz (CGL, s. v. fio) atenúan los posibles reparos semánticos a nuestra propuesta (fare < FACERE). Pero el artículo análogo fiare , ‘fieri’ (así en BNP 1296, 76v), o fiar ‘efficiar’ 63v 20 y fio ‘efficior’ 64r 37, abre nuevas posibilidades etimológicas, que en lo sucesivo acaso deban ser consideradas.

fircillo (menadro ‘fircillo’ 100v 47). También en BNP 1296, 122v; deest. Goetz y LGl. Parece claro que se trata de un diminutivo de firco ‘hirco’ (<lat. FIRCUS -o HIRCUS- ‘chivo, macho cabrío’). La interpretación de la palabra definida, menadro, como ‘venado’ (cfr. infra, s.v. menadro), da bastante seguridad a nuestra propuesta etimológica.

El término romance hirco figura por vez primera en Acad. (a. 1817), que lo describe como “una especie de cabra montés propia de los Pirineos españoles. En forma popular, erc, el vocablo es todavía vivo y conocido en el catalán del Valle de Boí y en el gascón del Valle de Arán, donde este animal [...] está ya extinguido, si bien en fecha reciente” (DCECH, s.v. hirco).

Por otra parte, la importancia del diminutivo fircillo estriba en la reducción -iello > -illo, tan escasa en los textos primitivos del siglo X: según los documentos notariales, -ill- aparece con ejemplos pertenecientes a esa centuria sólo en Castilla del Norte y en Burgos (cfr. Oríg. 152-159; comp. ariello, supra).

grama (mala grama ‘erba uenenosa’ 98r 51). Goetz, mala gramina íd.; comp. mala gramina ‘noxias herbas’ 98r 41 y ‘uenena’ 98r 50. Del lat. GRAMINA, plural de GRAMEN ‘hierba’, ‘césped’, ‘grama’.

Según DCECH, s.v. grama, la asimilación en -m- del grupo -mn- (que prevenido por la acción disimilatoria de la -r- inicial, no pudo diferenciarse en mr) se documenta por primera vez en el glosario mozárabe de h.1100 bajo la forma garâma, y ya como grama, y traduciendo el lat. gramen, en el glosario del Escorial, h.1400.

Hebria ‘Spania’ 73v 9. Comp. la variante, con inflexión de yod, Hibria ‘Spania’ 74v 48; deest. Goetz, que recoge, en cambio, Hiberia ‘Hispania’ IV 524, 21, ‘Spania’ IV 87, 15, e Hiber ‘Hispania ab Ibero flumine dicta’ V 503, 18.

En los diccionarios latinos I(i breve)BE(e larga)RIA, o HI(i breve)BE(e larga)RIA, figura como el 'nombre de un antiguo pais de Asia, en la region caucasica, correspondiente a la actual Georgia' (Valerio Flaco, Argonautica 6, 120) y el 'nombre que los griegos dieron a la peninsula que los romanos llamaron Hispania' (Horacio, Odarum 4, 5, 28)(Comp. con: "Hispania prius ab Ibero amne Iberia nuncupata" (Etim. XIV, 4, 28) o "Iberus amnis, qui quondam totius Hispaniae nomen dedit" (ibid. XIII, 21, 31). Para el analisis de la creacion del coronimo Iberia y del etnonimo iberos a partir del Iber del Mediterraneo espanol, el Ebro, o del pequeno Hiberus citado por Avieno y Asclepiades de Mirlea, cfr. L. Perez Vilatela, "Primitiva zona geografica de aplicacion del coronimo 'Iberia'", Faventia, 15/1 (1993), 29-44.27).

Pero la forma de nuestra entrada lexica, Hebria -e Hibria- parece mas bien derivar directamente de hebrum (Comp. con: "Cantabri gens Hispaniae a vocabulo urbis [Cantabria] et Iberi amnis, cui insidunt, appellati" (ibid. IX, 2, 113)) . Cfr. el articulo siguiente.

hebrum 'amnem' 73v 8. Tambien BNP 1296, 87v; comp. he, brum 'Tracie, fluuium' 73v 5; CGl incluye, ademas, Ebruum 'fluuius' V359, 38.

En lat., HE(e breve)BRUS es exclusivamente antroponimo ('nombre de cierto joven', Horacio, Odarum seu carminum libri 3, 12, 6; 'nombre de un troyano muerto por Mecencio', Virgilio, ¨'neis 10, 696) e hidronimo ('rio de Tracia', Virgilio, Bucolica 10, 65, cfr. supra). El interes del presente testimonio, hebrum, radica, a nuestro entender, precisamente en su condicion de nombre comun ('amnem' -o 'fluuius'-), estrechamente relacionado, sin embargo, con el hidronimo Ebro ( I(i breve)BE(e larga)RUS o HI(i breve)BE)e larga)RUS en Plinio - Naturalis historia 3, 21, etc.-y Cesar - De bello civili 1, 60-) o con toponimos como Ibrillos, pequena localidad de la Rioja Alta ( La tesis sobre el origen indigena del nombre Iber se ha defendido, entre otros trabajos, en E. Philipon, Les Iberes. Paris, 1909, pp. 66 y 153; D. Fletcher, "Estado actual del conocimiento de la cultura iberica", en Simposium de Prehistoria Peninsular (SPP). Pamplona 1960, 199, y Problemas de cultura iberica (SIP). Valencia, 1960, 28; J. Alvarez Delgado "Problemas linguisticos del nombre Iberos = Ebro", Actas del VII Congreso Internacional de Linguistica Romanica, Barcelona, 1955, vol. II, p. 843; y A. Tovar, "Estado actual de los estudios ibericos", Homenaje a Domingo Fletcher Valls. Valencia, 1984, pp. 52 ss.). Cfr. Hebria.

helmus (galea 'cassis, Id est, helmus' 69r 1). Deest Goetz.

Dada la escasez de testimonios altomedievales, interesa consignar esta forma aparentemente latino-vulgar, tomada en prestamo del germanico occidental HE(e breve)LM. En castellano solo han debido de existir descendientes de una E abierta, de modo que las variantes elmo y ellemo (Alex. 572a, ms. O; doc. de Sobrarbe de 1090, apud DCECH, s. v. yelmo) han de considerarse, segun DCECH, ibid., dialectales o meramente latinas. Adviertase que yelemo (GlEmil 112, escrito gelemo)(Comp. con gelmum (galeam 'gelmum capitis'), que se documenta en el Esmaragdo silense o AMS 1, 30r (cfr. Vivancos, Glosas y notas, 323)) viene considerandose como la mas antigua documentacion romance de este germanismo.

isparto (culleus 'tunica ex isparto In modum eronis facta, qua liniebatur pice el uitumine...' 37v 42). BNP 1296, 48r, sparto (BL, Add. 25.600, f. 138, ex parte, apud Gil, CSM, XLIV).

El lat. SPARTUM 'especie de retama empleada para trenzar cuerdas', 'esparto' (< gr. id.) solo esta representado en los tres romances ibericos porque es una planta que unicamente crece en la Peninsula. El testimonio mas antiguo de la variante esparto se halla en la 1ª Cron. Gral., h. 1275; figura tambien en el Glosario del Escorial, h. 1400 (cfr. DCECH, s. v. esparto).

lampara (corregido en lampada: foeba 'lampada, solis lumen' 65r 51). Deest. Goetz; comp. lampades 'facies uel candele, ' 91r 32.

Nótese que, según DCECH, s. v. lámpara, la primera documentación de la forma romance lámpada se debe a Berceo (Smill. 331b) y la de lámpara a 1ª Crón. Gral, 186a 22 (h.1280).

Por otra parte, el paso de dental a líquida (lámpada > lámpara), debido a una pronunciación semiculta y, en parte, a influencia del sufijo átono -ara ( Cfr. R.Menéndez Pidal, Manual de gramática histórica española. Madrid, 1980 14 , 201 y 229.) , se atestigua alguna otra vez en el cód. RAH 46: anabolarium 11r 7 ANABOLADIUM y effemerires 50v 59/ effemerides 50v 58, aunque en este último ejemplo opera seguramente la asimilación consonántica (Otro testimonio análogo de liquidación es driales 49r 12/ driades 49r 11.) .

lare (testudo ‘lare aut palmentum’ 154r 22). Goetz, testudo ‘glarea, id est pauimentum’; comp. glarea (testudo ‘glarea, Íd est, palmentum’ 154r 21) y ‘lapilli parui arene, maris mixti’ 70v 23.

La alternancia de la forma etimológica glarea con la aferética lare<a> en glosas tan parecidas, unida a la acep.’palmentum’ (= ‘pauimentum’), que aclara semánticamente a la equivalencia ‘glarea’, puede contribuir a resolver algunos de los problemas planteados por los descendientes del lat. GLAREA ‘cascajar’ (como glera ‘cauce de un río’, llerera ‘tierra no cultivada junto al río, llena de cantos rodados’, laredo ‘con-junto de arrecifes cascajosos’ < *GLARETUM, o lera ‘riberas pedregosas’)(En la toponimia riojana hay La Glera, Río Glera, Valdeglera, Laredo, Lareta, Las Leras, Cerro Llera, etc. (cfr. González Blanco, Diccionario de toponimia, pp. 246, 298, 299, 303, 317, etc.)) y por los del pregermánico y precéltico PLAROS ‘suelo’, ‘pavimento’ (Peñalara < PENNA LARA ‘cabezas planas’, Lara; comarca castellana) (La Lara se encuentra también entre los topónimos riojanos actuales (cfr. ibíd. p. 298)).

loriga ‘torax, munimentum limitis’ 95v 48. En BNP 1296, 115v, y Goetz, lorica íd.; comp. lurica ‘manicas non habens et tunica sine, manicis sic dicitur’ 96v 39.

1ª doc. de lorika: escritura aragonesa de 1029; y de loriga: carta leonesa de 1034 (DCECH, s. v. loriga).

menadro ‘fircillo’ 100v 47. Deest. Goetz.

La interpretación del glosema fircillo como ‘chivo’, ‘pequeña cabra montés’ (cfr. supra) autoriza a postular para la palabra definida, menadro, el étimo VENATU ‘caza, acción de cazar’, ‘producto de la caza’.
Además, su evolución fonética puede considerarse, a nuestro juicio, regular: la equivalencia acústica B=M está bien documentada en el cód. RAH 46 (por ejemplo: mesana 101r 42 VESANA; cfr. 4.7.4) y no menos los casos de ultracorrección T=TR (>dr) como lanistra 91v 4 LANISTA, sublatro 148r 41 SUBLATU, etc.

Por otra parte, ha de advertirse que la primera documentación de venado se encuentra en Berceo (SDom. 510e) y en el Alex. (893c, 1797b) siempre con el significado de ‘cualquier animal objeto de caza’. Como sinónimo del lat. CERVUS, acep. que es hoy de empleo popular en muchas regiones, lo dan ya Covarrubias y otros escritores del siglo XVII (DCECH, s.v. venado).

morteras (mortariola ‘morteras’ 104r 16). Deest. Goetz.

El masculino mortero (<lat. MORTARIUM íd.) aparece por primera vez en Berceo, que también conoce la forma latinizante mortario, y en un documento de 1210 (DCECH, s.v. mortero, donde se recoge también mortera, pero sin explicación alguna).

Nótese la monoptongación, tan temprana, en er y compárese con el excepcional apeiro, arriba explicado.

phimo 'bouum stercora' 116v 18. Comp., por un lado, con fimo bouum 'stercore bubulo' (RAH 31, 31r), fimo 'boum stercore' (CGL, IV 458, 20), fimum 'stercus' (RAH 24, 151r), fimum 'stercus animalium' (RAH 46, 64r 22), fimum 'Istercus animalium' (RAH 31, 31r), fimum 'Istercus p I scribendum' (ibid.) y femus 'stiercore' (GISil. 332), en cuyos glosemas figuran las variantes stercus, stercora, stercore, Istercus y stiercore, y por otro, con stercus 'fimum' (RAH 31, 106v) y stercora 'femus' (GlReichenau 399), que recogen en sus glosas la forma clasica fimum y la vulgar femus.

Fimum / femus y sus descendientes romances son las formas usadas en frances antiguo, lengua de Oc y catalan. El glosador del Norte de Galia creyo preciso explicar la voz "stercus", poniendo "stercora: femus" 399(Menendez Pidal, Orig., 385). Igualmente los derivados de FEMUS, fiemo y ciemo, son generales en Aragon, Navarra y La Rioja ( Cfr., entre otras obras, el ALEANR IV 545 y VI 780) . Tambien ciemo es frecuente en Soria ( Cfr. V. Garcia de Diego, "El habla de Soria. Su fichero lexico", Celtiberia, 1, (1951), 34; y ALEANR VI 780.). En el burgales de Rojas, ciemo 'excremento del ganado'( J. Mª Codon, El dialecto burgales. Burgos, 1991, s. v.); en la Bureba, ciomo 'estiercol del ganado vacuno' (F. Gonzalez Olle, El habla de la Bureba. Introduccion al castellano actual de Burgos. Madrid, l964, s. v.) . Alava, ciemo y fiemo ( F. Baraibar y Zumarraga, Vocabulario de palabras usadas en Alava y no incluidas en el Diccionario de la Real Academia Espanola. Madrid, 1903, s. v.; y G. Lopez de Guerenu, "Voces alavesas", Euskera, 3 (1958), 173-367, s. v.); Trevino, ciemo y ciomo (MªN Sanchez Gonzalez de Herrero, El habla y la toponimia de El Condado de Trevino y la Puebla de Arganzon. Vitoria, 1985, s. v.).

El neutro stercus / acus. masc. stercorem y sus herederos romances son los empleados en portugues, italiano y rumano. Asimismo, en las regiones castellanas o que hablan castellano se encuentran los terminos relacionados con estiercol; las Glosas Silenses, para Menendez Pidal (Menendez Pidal, Orig. 385.) , al reves que las de Reichenau, creen preciso aclarar femus, escribiendo "femus: stiercore" 332.

En La Rioja, ciemo es comun (C. Goicoechea, Vocabulario riojano. Madrid, 1961, s. v.); se usan tambien los derivados (a)ciemar 'estercolar' (Ibid., s. v.) y cemaral 'estercolero' (Ambas Aguas)( Ibid., s. v.) . Pero, ademas de estiercol (o basura), se emplea estercolar (C. Garcia Turza, Matute y su lexico. I. Labores agricolas. Logrono, 1975, s. v.) y pervive el toponimo La Estercolada (En las localidades de Poyales y La Santa (cfr. A. Gonzalez Blanco, Diccionario de toponimia actual de La Rioja. Murcia, 1987, s. v. Estercolada, La)). Mayor interes tiene, en fin, la variante estercar 'abonar' (vinculada al lat. clas. STERCUS y no al vulg. STERCORE), que se utiliza en varias localidades del alto valle del Najerilla.

La forma phimo de esta entrada lexica parece corresponder a la etimologia clasica FIMUM, si bien no ha de descartarse su explicacion como resultado de la inhabilidad grafica del amanuense ante el diptongo fiemo (lat. vulg. FEMUM). DCECH, s. v. fiemo, encuentra fimo en Vidal Mayor y da un inventario aragones de 1379 como primera documentacion de fiemo. Por otra parte, tras el testimonio silense stiercore, la e- protetica, que ya esta atestiguada en la Mulomedicina de Quiron, S. IV (estercus gallinacium, §957), aparece en Berceo bajo la forma romance estiercor (Smill. 138d); en uno de los glosarios tardios escurialenses se documenta fimus 'estierco' ( Castro, Glosarios, 221.) y ya con la solucion actual, estiercol, en los tres mss. del Libro de Buen Amor, 1389c.

ponte (pons 'Inter super fluuium, Id est, ponte' 118v 29). Goetz: 'iter super...'.


psillos 'medicos' 125v 53. Goetz: phisillos 'leceas' V 378, 28 (y anade: physicos = medicos).

Esta, al parecer, inhabil grafia de pisillos (o phisillos; cfr. 4.7.18) nos recuerda la acentuacion llana de hesi-ca 'medicina' (< PHYSI(I breve)CA), documentada en Lucas Fernandez (ed. Acad., 101; apud Castro, Glosarios, XXXIII, n. 2) en rima con borrica.

En la Edad Media (S. XIII-XV principalmente), el termino usual para denominar al medico, el que profesa la medicina' era fisico (fisigo o fixigo, junto a las formas tomadas del catalan mege, metge, menge, etc.). En lat., PHYSICUS, I 'naturalista' (< gr. 'relativo a la naturaleza'; no esta atestiguada la variante PHYSILLUS) y ME(e breve)DI(i larga)CUS, I 'medico'.

que (o que, ) relativo, o exclamativo, y conjuncion, enunciativa o comparativa. De los abundantes ejemplos documentados damos aqui una muestra:

- aebraei 'minati sunt hab Eber, que, pronepus fuit Sem' 5r 63. Deest Goetz; comp. abrei 'minati sunt ab qui pronepus fuit' 2v 41, y Etim. IX 2, 51: "Hebraei vocati sunt ab Heber, qui pronepos fuit Sem".

- alietum 'auis similis aquile , et maIor, tamen minor que uultor' 8r 45. Comp. cyrogillo 'animal spinosum maIor qui ericius' 38v 15, y citharas 'longiores faciunt qui psalterium...' 28v 6.

- arcus 'acmera, yris, Irum dicit, que, In ce, lo diuersis coloribus ad similitudinem arcus efficitur' 12v 62. Goetz: '...dicit, quod in caelo...'.

- asillus 'que, non licet expoliare propter ueneratjone' 14r 47. Goetz: asylum 'locus quem non...'; comp. asillum '...locus sacer quem nefas est uiolare' 14r 48.

- brucus 'similis locuste, tamen maIor, que uulgus dolbiam uocant' 20r 30. Deest Goetz.

- bucine, 'lingnae sunt et longiores que tube, ' 20r 45. Deest Goetz.

- necticorax 'noctua, multum bona esse; contendunt alii autem que, nocturnus coruus appellatur' 107r 4. Deest Goetz.

- que, machina uelli 'que, argumentum uelli' 127v 38. Deest Goetz.

- que, religio 'que, cultus' 127v 48. Deest Goetz.

- que, regio 'que, locus' 127v 53. Deest Goetz.

- scriba e, dilicius 'que, ex e, dile est uel liuerarius, Id est, que , pertinet ad cartas publicas, Id est, liuerarius' 139v 23. Goetz, s. v. scriba (aedilicius) 'qui...qui...'.

- plebeios psalmos 'ymnos que, comuniter cantant' 170r. Deest Goetz.

ramiga 'ernia' 130r 5. Goetz: ramix 'hernia'. Comp. con el articulo que la precede, ramigosus 'erniosus' 130r 4.

En lat., RAMEX, ICIS significa: 1) 'rama larga, pertiga' 2) 'baston' 3) pl. 'pulmon' y 4) 'hernia' (la variante RAMICES figura en el gramatico Nonio Marcelo, del S. IV), y RAMICOSUS, 'herniado' (en Marcelo Empirico, medico de Burdeos del S. IV).

Obsérvese que la primera documentacion de la voz romance hernia (< lat. HERNIA (i breve) id.) data de 1581, J. Fragoso. «Este tratadista [notan Corominas y Pascual, DCECH, s. v.] se apresura a añadir "acerca de nosotros se dice potra", reconociendo asi que era palabra poco usual. Falta en C. de las Casas, Oudin, Covarr., Franciosini; Oudin traduce el fr. hergne por rotura, quebradura, potra; Aut., fundandose en la identificacion que Fragoso hace con potra, dice que es solo la hernia escrotal, restriccion rectificada en parte por Terr. y totalmente por la Acad. (ya 1843)»

Pero la palabra potra, que ademas de 'hernia' ha designado varias clases de tumores y ampollas, se atestigua por primera vez en los glosarios del Escorial y de Toledo (h. 1400) traduciendo el latin hernia; si bien el adjetivo potroso aparece ya en Calila e Digna, a. 1251.

Ante todos estos datos sobre unos terminos tan populares, la voz ramiga adquiere, por su forma y antiguedad, un especial interes.

si (sui filum 'si filium' 149v 7). Comp. BNP 1296, 196r: sui filium 'sibi filium'; deest Goetz.

Parece un ejemplo de la forma acentuada del pronombre reflexivo de la tercera persona, cuya primera documentacion se encuentra, segun DCECH, s. v., en el Cid, 2259. Respecto de su etimo, viene asegurandose en las gramaticas historicas que en una fase mas o menos tardia del latin vulgar SIBI debio ser sustituido por *SI(i larga) segun el modelo de MI(i larga).

tenda 'quia rustice, trabis' 153r 23. Deest Goetz y LGl; comp. trabes 'materie, ualide' y trabicula 'tabula' 156r 27 y 28.

La palabra romance tienda procede "del b. lat. ant. TE(e breve)NDA id.( En nuestro texto, sin embargo, su significado parece ser el de 'poste vertical o tendal, que sirve para armar la tienda' (comp. tentorium 'casa militaris' 153r 53, y tentoria 'tauernacula, papilionis' 153r 54). (propone el etimo tenta (e breve)) (documentado en escritores bizantinos desde el S. VII [...]. Frecuente [TE(e breve)NDA] en el b. lat. hispano, p. ej. en doc. de 1101" (DCECH, s. v. tender)(R. Menendez Pidal (Cantar de Mio Cid. Texto, gramatica y vocabulario. Madrid, l964 4 , 867, s. v. tienda).

Pero conviene aclarar que TE(e breve)NDA(a breve) no se recoge en los diccionarios latinos usuales.

 

OBRAS DE GONZALO DE BERCEO

 MARTIRYO DE SANT LAURENÇIO

I. En el nomne glorioso del Rey omnipotent
Que façe sol e luna naçer en orient,
Quiero fer la passion de sennor Sant Laurent
En romaz que la pueda saber toda la gent.
2. Vinçençio e Laurençio omnes sin depresura
Ambos de Uesca fueron, dizlo la escriptura,
Ambos fueron katolicos, ambos de grant cordura,
Criados de Valerio e de la su natura.
3. Al tiempo que Valerio tenia la bispalia
El bispado de Uesca muy noble calongia,
Nudrió estos criados, desmostrolis la via,
Que amasen al fijo de la Virgo Maria.
4. En prender el su seso fueron bien acordados
Commo si los oviese Sant Paulo doctrinados:
Mantenian a derechas los sus arçiagnados,
Los fructos de sus prestamos non los tenien alzados.
5. En complir con su offiçio metien toda mission,
Convertien los errados con su predicaçion,
Juzgaban tos iudiçios por derecha razon,
Avielos Jesuchristo plenos de bendi~ion.
6. Tenie en essi tiempo en Roma el papado
Un sancto apostoligo, Sixto era clamado,
Bien en tierras de Greçia naçió e fue criado,
Primero fue filosofo, despues papa alzado.
7. Por ordenar las cosas que avie comendadas,
Que de Dios a la alma nol fuessen demandadas,
Envió por las tierras las cartas seelladas,
Mandar las clareçias quando fuesen yuntadas.
8. El obispo don Valerio de todo bien amigo
Con estos dos criados dió en Roma consigo,
Plógoli mucho a Sixto commo con pan de trigo:
Dissol a Sant Valerio: mucho me plaz contigo.
9. Plógol de voluntat con estos companneros,
Ca eran bien tan simples commo monges claustreros,
Fablaban cuerda-mientre, diçien dichos çerteros,
Por en disputaçion eran buenos voçeros.
10. Disol a don Valerio Sixto su voluntat:
Ruegote, mi amigo, por Dios e karidat
Que reçibas mi ruego e fes esta bondat,
Que me des estos clerigos por en esta çipdat.
11. Gradeçertelo e mucho de corazon,
Sere tu adebdado pora toda sazon:
Frayre cata derecho, e non digas de non,
Ca faries contra ley e non serie razon.
12. Sennor, disso Valerio, padre de christiandat,
Por la orden que tienes e por tu piadat,
Entiendi mi flaqueza e mi neçesidat,
Si non somos perdidos yo e la mi çipdat.
13. Bien lo entiendes, padre, ca eres bien membrado,
El uno es mi lengua, el otro mi privado,
Terriame sin ellos por pobre e menguado,
Mas quiero que prendas, sennor, el obispado.
14. Recudioli el papa que grant tuerto façie,
Que a su apostoligo no li obedeçie,
Quiquiere que udiesse por tuerto lo verie,
Otro por aventura esso misme farie.
15. Sennor, disso Valerio, ayamos avenençia,
Que non sea sonada esta nuestra entençia:
Prendi qual tu quisieres, tu fes la descogençia,
Yo vivré con el otro, mas non sin repindençia:
Disso el apostoligo: otorgo la sentençia.
16. Valerio e Sant Sixto ficaron avenidos
Con sus sendos diachonos de caridat complidos,
Laurençio con Sant Sixto, peroque adamidos,
Viçençio con Valerio tristes e desmarridos.
17. Grant serie la matheria por en ambos fablar,
Serie gran regunçerio, podrievos enoyar:
Tornemos en Laurençio la su passion contar,
A lo que prometiemos pensemos de tornar.
18. Sixto con Sant Laurençio ovo grant alegria,
Veye que li vinie por el grant meioria,
Volaba el so preçio por toda Romania,
Todos andaban liebdos de grant plaçenteria.
19. Sacados los apostolos que tienen mayor grado,
Nunqua fue el conçeio con omne mas pagado:
Todos diçien que Dios lo avie enviado,
Elli fuese por ello graçido e loado.
20. Era sancta ecclesia por él illuminada,
Catabalo por padre la gent desconseiada,
Non tenie sanna vieia en seno condesada,
Nin issie de su boca palabra desguisada.
21. Ministraba a Sixto en el sancto altar,
Avinie bien sobeio en leer, en cantar,
Era leal ministro, sabie bien ministrar,
Sabie en los iudiçios derechura catar.
22. Era por en conseios muy leal conseiero,
De lo que Dios li daba era buen almosnero,
Bien tenie poridat, non era mesturero,
Non daba una gallara por omne losengero.
23. Omne era perfecto de grant discretion,
Udie bien los cuitados, entendie bien razon,
Doliese de las almas que van en perdiçion,
Murie por ser martir, prender por Dios passion.
24. Bien estaba la cosa, corrie viento temprado,
Nos sacaba de casa al fijo el adunado,
Mas volviose la rueda, fue el ax trastornado,
Fue el verano todo en yvierno cambiado.
25. Levantaron romanos un mal emperador,
Si Nero fue muy malo, non fue esti meyor,
Cogió con Jesuchristo un tan grant desamor,
De oir el so nomne non avie nul sabor.
26. Desafió al mundo e a toda la christiandat,
Empezó en los clerigos façer grant crueldat,
Dabalis fuertes penas sin nulla piadat,
Façie exiemplos malos de toda voluntat.
27. Ovo a oyr Sixto que tenie el papado.
Commo andaba Deçio tan fuert e tan irado,
Entendió que so pleyto todo era librado,
Que avie sines dubda a seer martiriado.
28. Entre su voluntat ovo grant alegria,
Ayuntó su conçilio, toda su crereçia:
Amigos, disso, valanos madre Sancta Maria,
Ca somos en grant cueyta e eh grant pleytesia.
29. El emperador anda por la fe guerrear.
Quiere fer los christianos a Christo denegar ,
Que vayan a los idolos ofreçer e orar,
Los que lo non fiçieren quierelos martiriar.
30. Amigos esta vida mucho non la preçiemos,
Oblidemos el mundo, de las almas pensemos,
Quanto aqui dessaremos, todo lo cobraremos,
Non nos embargue miedo, en Dios solo fiemos.
31. Dios por sancta ecclesia salvar e redemir
Dió su cuerpo a penas, en cruz quiso morir;
Murieron los apostoles por a Christo seguir
Por alzar la ecclesia, la mala fe premir.
32. Los que agora somos conviene que muramos,
Los nuestros anteçessores muriendo los sigamos,
Demos por la ecclesia las carnes que çevamos,
Por poco de laçerio las almas non perdamos.
33. Demientre que Sant Sixto façie esti sermon,
Confortaba los clerigos commo sancto varon:
Vinoli tal message a poca de sazon
Que fuese ante Deçio mantener su razon.
34. Vio que del martirio non podrie estorçer,
Plógol tanto que nunqua ovo tan grant plaçer,
Clamó a su diáchono criado de valer,
De todos sus tesoros fizolo çellerer.
35. Fue el sancto obispo ante el emperador,
Disputó con el lobo commo leal pastor ,
Dissol: que quieres Deçio? fabla con buen sabor,
Nos bien te respondremos, grado al Criador.
36. Dissol Deçio a Sixto: de ti esto querria:
Que me des los tesoros de la tu bispalia:
Si tu bien lo fiçieres, avras la graçia mia,
Si non, lazdrarlos edes tu e la tu clereçia.
37. Dissol Sixto a Deçio: diçes grant desmesura,
Semeias omne cuerdo, e diçes grant locura,
El tesoro de la elesia non serie derechura
Darlo en malos usos, en mala mercadura.
38. El bien de la ecclesia de Dios debe seer,
O meterlo en pobres si fuese menester:
Los que oran los idolos non lo deben aver,
Ca debie qui lo diese, en infierno caer .
39. Dissol Deçio a Sixto: eres mal razonado
Cueytas de fablar entre piezas privado,
Puedes mover a omne a fer desaguisado,
Si prendes una fonta, nunqua serás vengado.
40. Dissol Sixto a Deçio: oyas emperador ,
Damme vez que fable por Dios nuestro Sennor:
Tu eres un grant omne, mucho es Dios mayor.
Non preçio tus menazas un dinero valor.
41. Los tesoros que pides, bien están condesados,
Qui en manos los tovo, bien los a recapdados,
Aver non los podedes nin tu nin tus criados,
Ca estonz los terria non por bien empleados.
42. Sixto, dissoli Deçio, semeias enloquido,
Andas fuera de carrera en un vano reydo;
Sacrifica connusco, cambia essi sentido,
Si non en ora eres que serás mal baylido:
43. Dissoli Sixto: Deçio, fablas grant vanidat,
Non iaz en tus falagos punto de piedat,
Andas por confonder toda christiandat,
Mas tu serás confuso, esto será verdat.
44. Yo a don Ihesuchristo quiero sacrificar
Que fizo de si ostia por las almas salvar:
Non quiero a tus idolos servir nin adorar,
Que non an nul sentido nin se pueden mandar.
45. Enfellonóse Deçio contra Sixto muy mal,
Mandó que lo sacassen fuera al arenal,
Que lo descabezassen, non pasassen por al:
Disso Sixto: perdonete el que puede e que val!
46. Mientra que Sixto sóvo con Deçio en contienda,
Los tesoros que tovo Laurençio en comienda,
Diolos todos a pobres, on diz la leyenda:
Dispersit, dedit pauperibus, fizo rica façienda.
47. Laurençio era omne de muy grant sanctidat,
Sobre las gentes pobres façie grant karidat,
Tollie a los enfermos toda la enfermedat,
E daba a los çiegos lumne e sanedat.
48. Si sobre los enfermos ponie él las manos,
Los que eran dolientes tornaban luego sanos:
Los que andaban antes a penas por los planos,
Despues corrien la pella fuera por los solanos.
49. De las sus sanctas manos muchos bienes issieron
Los enfermos sanaron, los pobres apaçieron,
Los çiegos alumnaron, los desnudos vistieron,
Fueron bien venturados quantos a él creyeron.
50. El varon beneyto quito de mal farmario
Partiendo los tesoros commo leal vicario,
Andando por la villa caeçió en un varrio,
Trobó y una bibda sancta de grant donario.
51. Avie en essi varrio vna bibda lazdrada
De xxx e dos annos que era descasada,
Encubrie de christianos muchos en su possada,
Façiendolis serviçio de manera granada.
52. Avie en la cabeza enfermedat cutiana,
Tanto que siempre era mas enferma que sana,
Disso: sennor e padre de qui tanto bien mana,
Pon las tus manos sanctas sobre esta christiana.
53. A quantos que y eran christianas e christianos
Lavólis él los piedes con las sus sanctas manos:
Oró sobre la bibda, disso vierbos çertanos:
Luego los perdió todos los dolores cutianos.
54. Despidiose de todos, diolis su bendiçion,
Diolis de los tesoros a todos su raçion,
Fue buscar otros pobres, fer otra proseçesion,
Por lavarlis los piedes, darlis consolation.
55. En casa de Narçiso un noble senador,
Trobó muchos menguados siervos del Criador,
Creyentes en don Christo del mundo salvador,
Pero sedien con miedo del mal emperador.
56. Pero que pobres eran de averes menguados,
Ca por mala sentençia eran desheredados;
Fueron con él buen omne ricos e confortados,
Tenien que los avie de grant cueyta sacados.
57. Lavó luego piedes, terçiolos con su panno,
A quantos y estaban fizolis es si vanno:
Diolis de los tesoros, partiolis sin enganno,
Non dando a ninguno refierta ni sosanno.
58. Quando todos los ovo servidos e pagados,
Disso: seed, amigos, a Dios acomendados,
Faré yo mi offiçio, buscaré los menguados,
Ca ayna seremos de Deçio demandados.
59. Entre essas compannas de casa de Narçiso
Avie un omne bueno que perdiente el viso,
Dissoli: yo te ruego, si veas parayso,
Pon sobre mi tus manos que non ande por riso.
60. Puso en él las manos, fizo su oration:
Christo por qui la madre non prisso lision,
Que allumnes al çiego nado sin vision,
Tu fes en esti omne la tu consolation.
61. Quando Laurençio ovo la oration complida,
Fue la çeguedat toda de Creençio guarida,
Fiz el omne bueno man a mano su yda,
Ca ya querrie que fuesse la su ora venida.
62. Avie ya el tesoro todo bien empleado,
Fue pora su obispo el ministro privado,
Trobólo quel querían sacarlo del poblado,
Por darli el martirio, commo era iudgado.
63. Quando vio el bispo San Laurençio levar,
Empezó de sus oios grave-ment a plorar,
Metiendo grandes voçes empezó de clamar;
Sennor, por qué me quieres assi desemparar?
64. Merçed te pido, padre, de toda voluntat,
Que non me desempares, por Dios e caridat,
Si non me lievas, padre, en tu soçiedat,
Fincaré commo uerfano en toda pobredat.
65. Siempre quando queries a Dies sacrificar,
Queries la sancta missa deçir en el altar ,
Contigo me levabas por a ti ministrar ,
Non me devries agora, padre, desemparar.
66. Si en algo te fiçi, padre, algun pesar,
Quando en esto somos, devriesme perdonar,
Non devries al tu siervo tal ira condesar,
Por esto solo puede la tu alma lazdrar.
67. Serate, sancto padre, por grant yerro tenido
Tu entrar en tal çena, yo fincar desffamnido:
Sennor, alla me lieva, esta merçed te pido,
Querrie ir delante en esti apellido.
68. Los tesoros que tovi de ti acomendados,
Con la graçia de Christo bien yaçen recaudados,
Non los trobará Deçio ca bien son condesados,
Nos non lo perdremos, ca diemoslos mudados.
69. Alla yaçen alzados, do bien los trobaremos,
Nin nos serán negados, doblados los codremos.
Padre non me desdennes, en uno lo lazdremos,
Tu, sennor, yo tu siervo, muy bien nos conportemos.
70. Disso el sancto bispo al su levita sancto:
Fijo, assaz as dicho, non me porfiques tanto,
Mucho de mayor preçio a seer el tu manto,
Que non será el nuestro, esto yo te lo canto.
71. Nos commo somos viejos caidos en flaqueza,
Imos a la facienda a muy grant pereza:
Mas vos commo mançebos de mayor fortaleza,
Podredes combatervos, ganar muy riqueza.
72. Ante de quinto dia desto yo to mesturo.
Que te verás en priessa en torneo muy duro;
Mas tu terrás el campo, esto seas seguro.
Ganarás grant chorona, meior de oro puro.
73. Quanto ayas el vaso, que te daran bebido,
Luego serás connusco de buen manto vestido,
Ennas cortes del cielo serás bien reçebido.
Verás Dios commo onrra los que lo an servido.
74. Padre, si bien quisiesses derechura catar,
Debies al tu ministro delante enviar:
Debies del patriarcha est exiemplo tomar
Que quiso su fijuelo a Dios sacrificar.
75. Fijo, disso el padre, si nos diessen vagar,
Bien podriemos a esso dicho contrario dar:
Elias quando ovo esti sieglo a dessar,
El son sancto ministro dessó en so logar.
76. Cuitaronse los moros que lo levaban preso,
Dissieron: somos torpes, femos muy mal seso,
Si revellar quisiere, levemoslo en peso
Si non, darnos a Deçio amargos ajos queso.
77. Los omnes descreidos fiçieron descreençia,
Oyo a pasar Sixto por la dura sentençia:
Finó el sancto cuerpo de muy grant paçiençia,
Con él dos sus criados de buena cabtenençia.
Mientra iba Laurençio estas cosas diçiendo,
Fueron los omnes malos en él mientes metiendo,
Fue luego recapdado muy tost e corriendo:
Deçio quando lo sopo fueli mucho plaçiendo.
79. Los privados de Deçio, cadiellos carniçeros
Metieronlo en carçel con otros companneros,
Que lis darie Deçio por elti muchos dineros,
O que lis farie carta que non fuessen pecheros.
80. Entre essas compannas que yaçien en prisson
Avie un caballero çiego sin vision:
Rogó a Sant Laurençio, a es sancto varon
Que fiçiese por elli alguna oraçion.
81. Dissoli Sant Laurençio: si en Christo creyeres,
En el su sancto nomne babtismo reçibieres,
Avrás toda tu lumne; si es so non fiçieres,
Ganar nunqua la puedes la lumne que tu quieres.
82. Recudioli Luçillo commo bien acordado:
Yo fecho avrie esso de muy buen grado,
Ca quisilo e quierolo cumplir el tu mandado,
En tus manos me meto vestido e calzado.
83; Commo pora tal cosa era él muy liviano,
Fizol de las primeras a Luçillo christiano,
Desende bateólo con la su sancta mano,
Cobró toda su lumne, fue alegre e sano.
84. Fue por toda la tierra la razon levantada
Commo avie Luçillo la vision cobrada:
Vinieron a él muchos, quisque de su posada,
Veer est omne sancto de vertut tan granada.
85. Quantos a él vinieron, su cueyta demostraron,
Si vinieron enfermos, bien guaridos tomaron,
Los que menguados eran, del almosna levaron,
Muchos fueron sin cuenta los que por él sanaron.
86. Embió por Laurençio Deçio el emperante,
El que lo tenie preso, pusogelo delante:
Parescan los tesoros, digovos, don xrifante,
Si no lazdrarlos edes oy ante que yante.
87. Dissoli Sant Laurençio: todas tus amenazas
Mas sabrosas me saben que unas espinazas,
Todos los tus privados, nin tu que me porfazas,
Non me feches mas miedo que palombas torcazas.
88. Pesol esto a Deçio, quisose ensannar,
Pero con la copdiçia del tesoro ganar,
Disso que li darie essi dia vagar:
Fues con Valeriano a la noche a folgar.
89. Dubdó Valeriano de levarlo consigo,
Ca non lo querie mucho, nin era su amigo:
Dioselo a Ypolito, dissol: vaya-contigo
Que de toda nuestra leyes mortal enemigo.
90. Plógoli a Ypolito con toda su compannia
Ca entendie en elli de todos mejoria,
Guareçió los enfermos de toda maletia,
Façie sobre los çiegos vertudes cada día.
91. Aspiró Dios en elli por su benignidat.
De tornarse christiano vinoli voluntat,
Demandó el baptismo ley de christiandat,
Diogelo al diachono de la grant sanctidat.
92. El duc Valeriano otro dia mannana
Disso: id por Laurençio que los enfermos sana,
Veremos que pro yaçe en la su vierba vana,
Ca temo que iztremos con ganançia liviana.
93. Luego que fue venido, disso Valeriano:
Laurençio, mas semeias enloquido que sano,
Demostra los tesoros, passen a nuestra mano,
Si non, puedes perderte commo torpe livian.
94. Dame, disso Laurençio, treguas de terçer día,
Avre yo mi consejo con la mi cofradia:
Mostrarté los tesoros, ca oy non podría:
Disso Valeriano: de ti esso querria.
95. Creyó esta palabra el duc Valeriano,
Cuidó que lo tenie todo enna su mano,
Alabosse a Deçio, fizo fecho liviano,
Que lo prometió todo fastal peor grano.
96. Quando veno el dia de las treguas passar,
Llegó muchos de pobres quantos podio hallar,
Adussolos consigo, empezó de rezar:
Estos tesoros quiso siempre Dios mas amar.
97. Estos son los tesoros que nunqua envegeçen,
Quanto mas se derraman, siempre ellos mas creçen,
Los que a estos aman e a estos offreçen,
Essos avran el reyno do las almas guareçen.
98. Vio Valerio que era engannado,
Non li vinie el pleyto commo avie asmado,
Fue el emperador sannoso e irado,
Dissoli, commo era el plyto trastornado?
99. Tornaron en Laurençio, non pudieron al fer,
Dissieron: o sacrifica, o ve passion prender,
Desto por nulla via non puedes estorçer:
A la passion me quiero, disso él, acoger.
100. Por mas pena li dar, muerte mas sobraçera
Fiçieronli un lecho duro de grant manera,
Non avie en el ropa nin punto de madera,
Todo era de fierro quanto en alli era.
101. De costiellas de fierro era el lechigal,
Entre si derramadas por el fuego entrar;
Fiçieronli los piedes e las manos atar,
Mandose elli luego en el fuego echar.
102. Dieronli atal banno qual oydes contar,
Pensaron los ministros malos de atizar,
Avivaron el fuego, non se dieron vagar,
Façienli a Laurençio plaçer mas que pesar,
103. Las flamas eran vivas ardientes sin mesura,
Ardie el cuerpo sancto de la grant calentura,
De lo que se tostaba firvie la assadura,
Qui tal cosa asmaba non li mengue rencura.
104. Pensat, diz Laurençio, tornar del otro lado,
Buscat buena pevrada, ca assaz so assado,
Pensat de almorzar, ca avredes lazdrado:
Fijos, Dios vos perdone, ca feches grant pecado!
105. Diestesme yantar buena, fiçiestesme buen lecho,
Gradezcovoslo mucho, e fago grant derecho,
Non vos querrie peor por esti vuestro fecho,
Nin tenrrie otra sanna, nin vos avrie despecho (9).
(9) Faltan al fin de esta poesía algunas hojas en
los dos códices de las obras de Berceo, que existen
en el monasterio de San Millán. (Nota de Sánchez).

LOORES DE NUESTRA SENNORA

1.A ti me encomiendo Virgo. madre de piedat,
Que conçebiste del Spiritu Sancto, e esto es verdat,
Pariste fijo preçioso en tu entegredat,
Serviendo tu esposo con toda lealtat.

2.En tu loor, sennora, querria entender ,
De las tus largas faldas una fimbria tanner:
Ca non me siento digno ante ti paresçer,
Maguer la tu feduza non la puedo perder.

3.En tu feduza, madre, de ti quiero dezir
Commo vino el mundo Dios por ti redimir,
Tu me da bien empezar, tu me da bien a complir
Que pueda tu materia qual o commo seguir.

4.Quando engannó la syerpe los parientes primeros,
Et los sacó de seso con sermones arteros,
De ti se temieron luego los falsos lesongeros,
Mas non fueron del tiempo nin de la hora çerteros.
5. Patriarchas et profetas todos de ti dissieron,
Ca por Spiritu Sancto tu virtut entendieron:
Profeçias e signos todos por ti fiçieron
Que cobrarian por ti los que en Adan cayeron.

6. La mata que paresçio al pastor ençendida
Et remanesçió sana commo ante tan cumplida,
A ti significaba que non fuisti corrompida,
Nin de la firmedumbre del tu voto movida.

7. A ti cataba, madre, el signo del baston
Que partió la comanda que fue pora Aaron:
Fuste sin rayz e seco adusso criazon,
Et tu pariste Virgo sin toda lesión.

8. En ti se cumplió, sennora, el dicho de Isaya
Que de radiz de Iesse una verga saldria,
Et flor qual non fue vista dende se levantaria,
Spiritu Sancto con VII dones en la flor posaria.

9. Madre tu fuisti la verga, el tu fijo la flor,
Que resu~ita los muertos con su suave odor,
Saludable por vista, vidable por sabor ,
Pleno de los siete dones, solo dellos dador.

10. Tu fuiste la cambariella que dize el Psalmista,
Ende salió el esposo con la fermosa vista,
Gigante de grandes nuevas que fizo grant conquista,
Rey fue et obispo et sabidor legista.

11. La tu figura, madre, traie el velloçino
En qui nuevo miraglo por Gedeon avino:
En essi vino la pluvia, en ti el Rey divino:
Por vençer la batalla tu abriste el camino.

12. La puerta bien çerrada que diçe Ezechiel,
A ti significaba que siempre fuiste fiel:
Por ti passó sennero el sennor de Israel,
E desto es testigo el angel Gabriel.

13. Estos fueron et otros, madre, tus mesageros,
Muchos ovieron estos de tales companneros,
De todas gentes fueron, ca non unos senneros,
Todos en tu materia salieron verdaderos.

14. El tiempo del tu fijo todos lo esperaban,
Porque tardi venia mucho se aquexaban;
Mas mager seria tardi, que verria non dubdahan,
Avian grant alegria, maguera que lazraban.

15. Iacob et Daniel, y pusieron mojon,
Que perdrian los judios çeptro et unçion:
O gente çiega et sorda, dura de coraz6n!
Nin quiere creder la letra, nin atender razon.

16. Ieremias el noble que ninno se clamó,
Otro igual de aquesti ninguno non asmó:
A Iacob esti le fizo, commo a fijo le amó,
Pues ende vino en tierra, al siervo se conformó.

17. Desti fabló Moyses a aquella gente dura,
Profeta se levantará de la vuestra natura,
A quien debe obedeçer tras toda criatura:
Qui este profeta non oyer lazrará sin mesura.

18. Zacharias el padre que fue del precussor,
Quando cobró la lengua, fabl6 deste sennor:
Elisabet su fembra li fue otorgador,
De todo fue el fijo despues confirmador.

19. Grandes tiempos pasaron ante que esto fuese complido
Mas la virtut de Dios nol echó en olvido,
El conseio de salut en çielo fue bastido,
Commo cobrase don Adam el bien que avia perdido.

20. Aquel tan gran secreto tul oviste a saber,
Por ende te fizo Dios de los reys nasçer,
Voto de castidat te plógo prometer ,
Bien te curieste, madre, de non lo façer.

21. Gabriel fue imbiado, con la mensageria,
En la çibdat de Nazareth, a ti, sennora mia:
En tu çiella te trobó sin carnal compannia,
Dulçemente te saludó, dixote: Ave María.

22. Benedicta fuisti clamada et de graçia plena,
Conçebiste por virtut e pariste sin pena:
Por ti se fue afloxando la mortal cadena:
Por ti cobró su logar la oveja çentena.

23. El tu fruto benedicto Ihu Xpo fue clamado,
Et el regno de David a él fue otorgado:
El su poder non a fin, nin seria cantado:
Por él fue fecha la luz, e el mundo criado.

24. El mensage reçebiste con grant humildat,
Lo que dixo conçiste que era verdat,
La manera preguntesti de la prennedat:
El respondió e te dixo la çertenidat.

25. Nueve meses folgó en el tu sancto seno
Fasta que el tiempo de la pariçion veno:
Quando se llegó la hora e el cuento fue lleno,
Fijo pariste et padre sobre lecho de feno.

26. Sancto fue el tu parto, sancto lo que pariste,
Virgo fuiste ante del parto, virgo remaneçiste,
Pariendo, menos-cabo ninguno non prisiste:
El dicho de Isaya en eso lo compliste.

27. Fallieronte lugares, oviste grant angostura,
En pesebre de bestias posiste la criatura,
Abacuch lo dixera en la su scriptura,
Que contezria assi e ovo en pavura.

28. Madre, en tu parto nuevos signos cuntieron,
Pastores que velaban nuevas lumbres vidieron,
La verdat de la cosa nuevos cantos ovieron,
De gozo e de paz nuevos santos oyeron.

29. Otros signos cuntieron assaz de maraviella:
Olio manó de piedra, nasçio nueva estrella,
El tiempo fue destruto quando pario la punçella,
Paz fue por todo el mundo qual non fue ante de ella.

30. Siete dias passados, vino la luz octava,
Çircunçidesti el ninno commo la ]ey mandaba,
Tu façias el ministerio, mas elli lo guyaba,
Tu çevabas a elli, él a ti gobernaba.

31. Nueva estrella paresçio estonçe en oriente,
Balaam dixo della, maguer non fue creyente,
Sopieron que era signo del Rey omnipotente,
A buscarlo vinieron, trayeronli presente.

32. Tres dones li ofreçieron cada uno con su figura,
Oro, porque era Rey e de real natura,
A Dios daban ençienso que assi es derechura,
Mirra para condir la mortal carnadura.

33. Al quarenteno dia de la tu parizon
Offreçistelo en templo, reçibiol Simeon,
Mucho le plógo con elli, dioli la bendiçion,
Nunca fue offreçida tan rica oblaçion.

34. Madre, de aqueste passo profetó Malachias
Commo vernia al templo el amado Mesias;
Et tu commo sabias leyes e profecias,
Tu lo fuisti cumpliendo commo venian los dias.

35. Las nuevas desti Rey ibanse levantando,
Los reyes de Iudea ibanse apartando,
Non eran de natura, por ende se yban cuytando,
Maguer que se denueden regnará sivuelquando.

36. Herodes sobre todos fuerte-mente fue irado,
Temia perder el regno, por ende era quexado:
Asmó un mal conseio, vinoli del peccado,
El mal finó en elli quando fue bien denodado.

37. Por cayer sobre el ninno un coto malo puso,
Oue matassen los ninnos de dos annos ayuso:
Joseph se alzo con elli commo el angel lo empuso:
Rey de tal justiçia de Dios sea confuso!

38. Ouando los degollaban cada uno lo puede veer,
El planto de las madres quant grande podrie seer:
Commo dice Iheremias. que bien es de creer ,
En Ramá fue oydo el planto de Rachel.

39. Quando entendió Hierodes que era engannado,
Los magos eran idos, el ninno escapado:
Dolores lo cubrieron, de muerte fue quexado,
Matósse con su mano, murió desperado.

40. Alli murió sennero commo mal traydor,
Luego te fizo el angel de la muerte sabidor,
Torneste de Egipto do eras morador,
Joseph te ministraba commo tal servidor.

41. En todas las façiendas, madre, mientes parabas,
De dichos nin de fechos nada non olbidabas,
En las humanas cosas al fijo ministrabas,
En las que son durables a él te acomendabas.

42. Quando fue de doçe annos, maguer ninno de dias,
Ya iba voçeando las sus derechurias,
Concludia los maestros, solvia las profeçias,
Non osaban ante él deçir sobejanias.

43. Quando vino el tiempo de complida edat,
Reçibió el baptismo con grant humildat,
Non porque fuesse en elli ninguna suçiedat,
Mas que prisiese el agua de tal actoridat.

44. San Ioan el Baptista quandól vio venir,
Mostróle con su dedo et empezó de decir:
Aquel cordero debe el mundo redemir,
Lo que debia él dar, viene de mi a reçebir.

45. El baptismo passado, la quarentena tovo,
Temiase del diablo, en assecho li sovo,
Al quarenteno dia la carne fambre ovo,
Quando entendió la fambre, el diablo descróvo.

46. El diablo andaba por ferse dél seguro:
Mas lo que él buscaba paroseli en duro,
Assaz fizo ensayos, mas non falsó el muro,
Cuydo ser artero, probós por fadeduro.

47. Aquella temptaçion ovonos grant provecho,
Alli fuemos vengados del primero despecho,
Et malo fue vençido por el su mismo fecho,
Iba tu fijo, madre, abiendo su derecho.

48. Despues salió al mundo, fizose conoscer,
Del agua fizo vino, el pan fizo provesçer,
Castigaba el pueblo, oianlo volenter,
Bien sopo al mensage de Iohan responder.

49. Descojo sus vasallos de los de vil manera,
Non quiso de los altos o la soberbia era,
Mostrólis pater noster, metiolos en carrera,
Del perdon del xpiano liçençia dió larguera.

50. Mucho fezo et dixo, mas con todo lo al
Mandó çebar al pobre et render bien por mal:
Cambió el nombre a Simon et fizol maioral,
Non negó su tributo al sennor terrenal.

51. Delante tres de los suyos mostró su claredat,
Que creyesen commo era en él divinidat,
Testigos li vinieron omnes de poridat,
Peidro era un poco mas con gran piedat.

52. Oyó a la cananea, salvó la condempnada,
La que por adulterio de morir fue iuzgada:
La peccadriz devota non fue dél repoyada,
Resuçitó tres muertos con el de su posada.

53. Las sus grandes merçedes qui las podría contar?
Madre, serie follia en solo lo asmar:
Pavor me va tomando desti logar pasar ,
Ca las falas del omne seran a porfazar.


54. El sesto dia ante que tomase la pasion
En la sancta çiudat entró con proçesion:
Los ninnos empos elli clamando salvaçion
Ivan prenunçiando la gran resurrecçion.

55. El dia de la Paschua caudal yba veniendo,
El preçio del tu fijo sobre todos subiendo,
Fuerte yba la invidia los sabios corrompiendo,
Fueron conseio malo commo malos prendiendo.

56. Çelebró la gent la Pascha, çenó con sus amigos,
Fizo decretos nuevos, destaio los antigos,
Los que tenia por hermanos, salieronle enemigos,
Cada unos quales fueron los fechos son testigos.

57. Estando a la çena fizo su testamiento,
En el pan, en el vino fizo grant sacramiento,
Pusonos de su muerte un fuerte remembramiento,
Desí labó los piedes, dió nuevo mandamiento.

58. Quando fue todo el misterio de la çena complido
La trayçion fue fecha, el pueblo fue movido:
Judas fue el cabdillo que lo avia vendido,
Al que mas li valiera que non fuesse nasçido.

59. Diolis un mal espanto a la hora del prender,
Porque la virtut podemos entender,
Que bien se podia dellos sin arma defender;
Mas quiso de su grado a la pasion render.

60. Solo que lis disso yo so el que buscades,
Amorteçidos caieron commo de golpes grandes:
Consintiolis en cabo complir sus voluntades,
Fueron manifestadas las malas poridades.

61. Jhesu Xpo fue preso quando e commo el quiso,
Judas fue de la vendida que fiçiera repiso,
Tornolis al conçejo los dineros que priso,
Enfogosse con su mano, e murió por mal riso.

62. El Sennor en todo esto fuerte-mente fue atado,
Fuyeron los disçipulos, ansi fue profetado,
El mal non mereçiendo, de muerte fue juzgado,
Membrol maguer de Peydro que lo avia negado.

63. Ataronli las manos, de azotes lo batieron,
De testimonios malos sobre él muchos pusieron,
A elli repoyaron, a Baraban pidieron,
Agora se lo veen que mal cambio fiçieron.

64. Pilato desti captivo fue mucho embargado,
Segun que él diçia, quitarse ya dél de grado,
Resçibieron los judios sobre si el peccado,
Non se prendran a las barbas nunca dessi mercado.

65. Alli falsó iustiçia, fundiose la verdat,
Ovieron el poder tuerto e falsedat,
Sobre él fiçieron todos los malos hermandat,
Por ende lloró ante él sobre la çibdat.

66. Viernes fue aquel día, siempre será nombrado,
En tal mesmo día fue Adan engannado,
Fue por salvar el mundo Thu Xpo cruçificado,
Çerca de él dos ladrones del un el otro lado.

67. Los oios ovo presos e la faz bien maiada,
La cabeza de espinas agudas coronada,
Por çeptro le dieron verga flaca e muy delgada,
Querrían quanto podiessen darli muerte desonrrada.

68. Non fueron por todo esto los malos entregados,
Ca aun sobre estaban nuestros graves peccados,
Parabanse delante los ynojos fincados,
Ave rex, li diçian desleales probados.

69. La su grant paçiencia callar non la debemos,
Ca toda su façienda por exiemplo la avemos,
Suffrió dichos e fechos por onde nos aprendemos
Commo él non refertó, que nos non refertemos.

70. Madre, la su dolor a ti mal quebrantaba,
El gladio del tu fijo la tu alma pasaba,
Lo que disso el vieio por verdat se probaba:
Tal madre por tal fijo qué mira sis quexaba.

71. Entre todas las cuytas a ti non olbidó,
El dicho de las bodas ay te lo recordó,
Al que elli mas amaba, a este te acomendó,
Bien fuste acomendada, mas él bien te guardó.

72. Estando en la cruz dixo que sed abia,
Nuestro bien deseaba, por esso lo deçia;
La compannuela falsa que çerca li sedia,
Diol beber tan amargo que peor non podría.

73. En todos los sus miembros quiso sofrir passion,
Si non irían los nuestros todos en perdiçion :
Sennor que por vasallos façe tal satifaçion,
Debria ser servido con grant devoçion.

74. La mas principal cosa aun es de deçir:
De lo que quiso, madre, el tu fijo sofrir
Por recobrar la vida e la muerte destruir:
Sobre todo lo al en cruz quiso morir.

75. Muy grande fue el duelo quando elli fue pasado,
El velo fue fendido e el sol oscurado:
De mal fue quito Dimas, Gestas fue condempnado:
Mal estaba, sennor, el tu corazon quebrantado!

76. Las piedras maguer duras con su duelo quebraron,
De los sanctos defuntos muchos resuçitaron,
Algunos connuvieron que fijo de Dios mataron,
Iudios malastrugos en nada nos fincaron.

77. Aun fizo mas la gente descreída,
En el diestro costado diol una grant ferida,
Manó ende sangre e agua, salut de nos e vida,
Por ende sancta Yglesia del muesso fue guarida.

78. Lo que mucho dubdaba en ello so venido,
En el porfazo malo que temía caído,
Veo por las mis culpas mi sennor mal traido,
Veol por mi morir que yo non fuesse perdido.

79. Commo sere sin porfazo mezquino peccador
Quando veo por mi muerto tan grant emperarador?
De çielo et de tierra esti fue Criador,
De los quatro elementos sabio ordenador.

80. En el día primero esti fizo la lumbre,
Puso entre las aguas el otro firmedumbre,
El terçero plegó los mares, hi fizo la undumbre,
Agora veol muerto con toda mansedumbre.

81. Desi al quarto dia por solo su mandado,
De luminarias nuevas el çielo fue poblado,
En el quinto las aves fizo e el pescado,
Agora veol muerto e por el mi peccado.

82. Al sexto fizo omne prinçipal criatura,
Et fizo otras bestias diversas por natura,
Folgó al dia septimo, mas non por cansadura,
Piende en cruz agora et por la mi locura.

83. Los omnes que avia fechos pusolos en su huerto,
Mostrolis toda cosa commo non cadrian en tuerto,
Mal li obedesçieron, saliolis a mal puerto,
Por desfer esa culpa en cruz lo veo muerto.

84. El pueblo fue creçiendo et fue desordenando,
Labró Noe el archa que se fuessen castigando,
En cabo vengosse dellos Noe con siete salvando,
Por mi murió en cabo muchas penas levando.

85. Otras façiendas fizo destas mucho mayores,
Quando non me atrevo a essas, digome destas menores,
Este compuso el archo de diversas colores,
Agora por mi vida suffre grandes dolores.

86. Abraham dió victoria e demostrol creençia,
Sacó los sos de Egipto con muy grant potençia,
A David donó regno, al fijo potençia.
Agora resçibió muerte, e por la mi fallençia.

87. Dió ley a judios, en ella diez mandados,
Los quales serán oy commo creo contados:
Otros decretos ovo a esos acostados,
El actor de todo esto lazra por mis peccados.

88. Mandó creer un Dios en el primer mandado,
Pecado de blasfemia en el otro fue vedado:
El terçero el sabbado mandó que fuese curiado,
Agora por mis peccados veolo cruçificado.

89. Al quarto, los parientes mandó mucho onrrar,
Sobre todo el quinto viedanos él matar:
Al sexto, quita el forniçio, el septimo vieda el furtar ,
El que manda todo esto por mi le veo lazrar.

90. Vedar falso testimonio el octavo contiende,
El nono en cubdiçia mala quitar entiende,
El lecho del veçino el deçeno defiende.
Dios por que todo vino, por mi en la cruz piende.

91. Este libró a David del osso e del leon,
Mató al filisteo un soberbio varon,
Por esti fue Judea quita de Babilon,
Desose matar agora por dar a mi perdón.

92. Esti salvó Susana del crimen que sabedes,
Los tres ninnos del fuego, en esto non dubdedes:
Sobre los machaveos fezo grandes merçedes,
Por nos murió agora en cnuz commo veedes.

93. Quanto en todo el mundo podria seer asmado
Lo que saber podemos et lo que es çelado,
Todo por esto fue fecho, fuera sea peccado:
Agora por mis debdos veo a él prendado.

94. En grant verguenza yago mezquino peccador,
Quando veo por mal siervo muerto tan buen sennor
Yo falsé .su mandado, él muere por mi amor,
En grant verguenza yago mezquino peccador.

95. Sennor bien sé que vives maguer muerto te veo:
Maguer muerto, que vives firme-mente lo creo:
Tu mueres que yo viva, en esto firme seo,
La tu resurection yo mucho la deseo.

96. Todas estas mezquindades que te veo sofrir ,
A Isayas creo que las oy deçir:
Quando lloró Iheremias esto vedia venir:
Sennor seas loado porque quisiste morir!

97. Si tu nunca morieses vivir yo non podria,
Si tu mal non sofriesses yo de bien non sabria,
Si tu non deçendiesses yo nunqua non subria:
Loado seas Xpo, et tu virgo Maria!

98. Sennor bien lo otorgo lo que tu me façeriste,
Que por mi feçiste tanto que mas fer non debiste,
Sennor mercé te pido de que tanto feçiste,
Que me non aborrescas quando tant me quisiste.

99. Tornemos a la estoria et non la postpongamos,
Sigamos la carrera commo la empezamos.
Adoremos la cruz et en Xpo creamos,
que la resurreçion digna-mente veamos.

100. Joseph pidió el cuerpo et ovolo otorgado,
Mas non el que contigo fue, madre, desposado,
Metiol en un sepulcro que nunca fue usado,
Para si lo fiçiera, mas fue bien empleado.

101. Dos cosas que omne non las podria contar,
Quant grant tesoro siede en tan poco logar,
Et quant grande fue la cuita, madre, del tu pesar,
Non es estas dos cosas qui las podies contar.

102. La virtud desti muerto en vagar non estaba,
Quebrantó los infiernos lo que él cobdiçiaba,
Sacó dende a sus amigos siempre eso buscaba,
En tierra de tristiçia tan grant gozo andaba.

103. Cambiemos la materia, en otro son cantemos,
Oyremos tales nuevas con que nos gozaremos,
Resuçitó don Xpo, mas la hora non sabemos,
Domingo fue de mannana segunt lo que leemos.

104. El dia del domingo dia es consagrado,
De muchos privilegios es privilegiado,
Este solo es del nombre del sennor dirivado,
Sobre todos los otros debe seer honrrado.

105. En domingo sin dubda fue el mundo criado,
El çielo con la tierra tal dia fue formado,
Este fue ante dellos, otro es fecho e alumbrado,
Vaia dormir el sabbado ca ya perdió el fado.

106. Mucho fue el domingo de don Xpo amado,
Ca quiso en domingo seer resuçitado.
Guardemos el domingo commo nos es mandado,
Et siguamos el curso commo es destaiado.

107. Visitó sus amigos, Dios tan grant alegría!
Dos soles, Deo graçias, nasçieron aquel día,
Mal grado aya toda la mala confradia:
Resuçitó don Xpo: Dios, qué grant alegría!

108. Unas buenas mugeres del sepulcro vinieron,
Estas nuevas tan buenas ellas nos las dixieron,
Cataron el sepulcro, la mortaia vidieron,
Saludes espeçiales a Peydro traxieron.

109. A la muger en esto grant graçia li acróvo,
Todo lo a meiorado el tuerto que nos tovo,
En esto con lo al grant privilegio ovo,
Por mugieres al mundo grant alegría crovo.

110. Si por mugier fuemos e por fuste perdidos,
Por muger e por fuste somos ia redemidos;
Por essos mismos grados que fuemos confondidos,
Somos en los solares antígos revestidos.

111. Madre, el tu linage mucho es enalzado,
Si Eva falta fizo, tu lo as adobado,
Bien paresçe que don Xpo fue vuestro abogado,
Por tí es tu linage, sennora desreptado.

112. Alegrate sennora que alegrar te debes,
Ca buenas nuevas corren e nuevo tiempo vedes,
Lo que speresti siempre, sennora, ya vedes,
Alegrate sennora que alegrarte debes.

113. A los sus peccadores grant esfuerzo nos dió,
Quando perdonó a Peydro luego que se rependió,
Mostronos en aquesto quel nunca repovó
A ningun peccador si merçed li pidió.

114. Las guarduas quel sepulcro encomienda ovieron,
Falsaron sin mesura por aber que lis dieron:
Dixieron: nos dormiendo, sus disçipulos vinieron,
Furtaronnos el cuerpo, a i ubre lo pusieron.

115. Qui vio testimonio nunca tan sin color?
Dormiendo quien podria veer el furtador?
Dotorgar nol veyendo debian aver pavor,
Tales testes confusos sean del Criador.

116. Respondan a aquesto si diçen que le furtaron,
La mortaia con elli commo non la levaron?
Dirán, vagar ovieron, por ende la dexaron:
Mienten, que tal vagar ladrones non amaron.

117. Dexemosnos de aquesto, de lo meior digamos,
Resusçitó don Xpo, de firmes lo creamos,
Apareçió a Peydro commo escrípto trovamos,
Resusçitó don Xpo en buena nos levamos.

118. Quando él resusçító todos resusçítamos,
Saliemos de prision, enguedat recobramos;
A la virgo María todos graçias rendamos,
Porque los peccadores tan grant merçet ganamos.

119. Una cosa leemos que non es de olbidar,
Porque en tu fijo debemos bien fiar,
Todos sus adversarios quel buscaron pesar,
En mala fin ovieron en cabo a finar.

120. Herodes el primero que por su mal nasçió
Ya avemos oydo de qual muerte murió;
Judas mala fin fizo, ca tal la mereçio:
Fue de buena ventura qui en él bien creyó.

121. Herodes el segundo del angel fue ferido,
A cabo de pocos dias murió todo podrido:
Por sí se mató Pilato ca era enloquido,
Por tal pasaron todos commo avedes oydo.

122. Los judios en dia de Pascua baraiaron,
Treinta mil hi muieron, entre sí se mataron,
Las remasaias dellos que dende escaparon,
Los principes romanos las desradigaron.

123. Titus, el otro Vespasianus con ellos lid ovieron,
Onçe veçes çien milia judios y murieron,
Su muerte non vos duela, ca bien la meresçieron,
Todos nos lo cobramos el bien que ellos perdieron.

124. El termino cumplido de la resurection
Ante que vinies la hora de la asçensión,
Diez veçes apareçió a la cnazon,
Cuento podemos dar de todos a razon.

125. La sancta Magdalena fue desto emprimada
Ouando ante el sepulcro estaba desarrada,
Paresçio a dos fembras la segunda vegada,
Del sancto monumento quando façian tornada.

126. Do que fue a Sant Peydro pareçió la terçera,
La quarta ad Emaus a los que yban carrera,
La quinta en la casa quando Thomas y non era,
Con Thomas fue la sexta la que nos fue prodera.

127. La septima sobrel mar do los siete pescaban,
En el monte la octava donde todos le speraban,
La nona a los onçe quando a comer estaban,
La deçima quando al çielo subiendo lo miraban.

128. Madre, diez dias en este medio corrieron,
Las nuevas poco a poco por las tierras salieron,
Creyeron la verdat los que seso ovieron,
Doblaron su peccado los que la non creyeron.


129. Fueron los cardenales en la fe confimlados,
Que farian o que non, fueron bien castigados,
Fueron a Sancto Spu una vez aspirados,
Los malos argumentos todos fueron falsados.

130. Todo lo al pasado al quarenteno dia.
Plegó Ihu Xpo toda su compannia,
El amolos commo hermanos, diólis grant valia,
Entendia sobre todos en ti, virgo Maria.

131. A toda criatura mandó que predicasen,
Demostrolis la forma con la qual bapteassen.
Mandó de la çiudat que se non derramassen,
El prometido dono que y lo esperassen.

132. Acomendó al padre su companna cabosa,
Diolis la bendiçion con su mano gloriosa,
Tornóse allá donde vino con su carne preçiosa.
Toda la corte del çielo fue con elli gozosa.

133. Fueron a poca hora dos omnes y venidos.
Angeles de Dios eran, vestian albos vestidos,
Dixieron: en que estades varones entendidos?
Assi verná commo sube, desto seed creydos.

134. Levó muchos cativos por darlis enguedat,
David diçe en su Salmo desta captividat:
Grant merçet nos acróvo e muy grant dignidat,
Siede nuestra natura cabo la magestat.

135. Dubdar podriamos çertas, si debiessemos dubdar
Si nos podria don Xpo maior piadat far:
Buen sennor por mal siervo dexose en crux martar
Despues pusolo consigo et fizolo regnar.

136. Quando fueron aquesto los angeles cantando,
Vidieron sobre sí estar el nuestro vando,
Commo de cosa nueva fueronse espantando,
Desende adelante fueronnos mas dubdando.

137. Sennora bendicta, en buen punto fuiste nada,
Que pariste tal cosa que es tan exaltada,
Disti en hora buena a Mexia posada,
Por ende te diçen todas las gentes bien auzada.

138. La companna de Xpo triste et dessarrada,
Fizo contigo, madre, a la çiudad tomada,
La virtut esperaban que lis fue otorgada,
A qual sennor servieron ovieron tal soldada.

139. Un sermon fizo Peydro commo omne acordado.
Que el logar de Iudas non fincase menguado,
Cobró commo fue ante de David profetado,
Que reçebiesse otro mejor el obispado.

140. En embargo un poco sobre esto sedian,
De dos que se pagaban dubdaban qual tomarían,
Pusieronlo en Dios, mejor fer non podrían,
Que qual él mandasse, ellos essi querrian.

141. Ellos bien lo fiçieron, él bien lo reçibló,
Ellos bien lo rogaron, él bien los oyó,
La suerte commo a él plogo en Mathias cayó,
Alli cumplió cuento onde Iudas salió.

142. El logar nos lo manda, callar non lo podemos,
En la costumbre vieia qual en la ley leemos,
Non vos faga enojo maguera que tardemos,
Ca esto por aquello meior lo entendremos.

143. El cuento septenario es de grant santidad,
Ovo sus meiorias siempre de antiguadat,
Diol por significanza Dios tal auctoridat,
Ca es cuento cumplido de grant entegredat.

144. Quiso por si mismo Dios este cuento sagrar
Quando al dia septimo liplógo del folgar ,
Siete veçes al dia se quier de nos loar,
Mandó por siete dias todo el mundo andar.

145. Debdo que debiese omne en la ley fue dado,
Que en el anno septimo non fuesse demandado,
Nin cativo nin siervo seria apremiado,
Pasta que fuesse todo aquel anno pasado.

146. Demas labor ninguna en elli non façian,
Ca quanto abian menester al sexto lo cogian,
En octavo fallençia ninguna non sufrian,
Ca semiente et conducho del sexto lo abian.

147. Acabo de çincuenta vinia maior perdon,
Era todo cativo quito de la presion,
Judea en tal anno salió de Babilon,
En el tiempo de Çiro un loado varon.

148. Los debdos eran sueltos, nunca serian pedidos,
Eran los desterrados a la tierra venidos.
Los enemigos todos y eran acogidos,
Los traspassados tuertos non serian facéridos.

149. Sobre todos los otros era bien aforado,
Era sobre todos los otros deseado,
Era por esti gozo iubileo clamado,
Un tal anno agora seria bien empleado.

150. Solas siete cosas pide la oraçion mayor,
Siete dones a el Spiritu de nuestro sennor:
Por essa reverençia mandó el Criador.
Que fuese el dia septimo tenido en honor.


151. Los fijos de Ysrael quando de Egipto salieron,
Acabo de siete semanas la ley reçebieron,
Pero la su figura nunca la entendieron,
Commo paia en agua adessuso andidieron.

152. Avia derecha-mente tanto tiempo passado,
Desque el campo ovo don Xpo arrancado,
Doncas aquelli era el dia sennalado,
Quando avia el Spiritu a seer embiado.

153. Para el Spiritu Sancto tal cosa convenia,
Por los siete sanctos dones que consigo traya:
Cosa tan con recabdo qui la ordenaria,
Si non tu fijo, madre, por qui todo venía?

154. Estaban los disçiplos en uno allegados,
Commo los avia don Xpo, quando se yba, castigados,
Por resçebir la graçia estaban aparejados,
A ti estaban todos, sennora, acostados.

155. Según que leemos terçia podria seer,
Por la hora debemos la persona creer,
Oyeron un sonido del çielo desçender,
Vinia el Spiritu Sancto con muy grant poder.

156. La casa do estaban toda fue alumbrada,
La lumbre commo lenguas paresçió derramada;
Fue en cada uno dellos la graçia embiada,
Nunca fue en esti mundo casa meior poblada.

157. Fueron en sapiençia fuerte-mente embebidos,
Fablaban los lenguajes que non avian oydos,
Predicaban la fe a guisa de fardidos:
Non temian amenazas, tanto eran ençendidos.

158. Judea siempre mala por beudos los tenia,
Ca poco li membraba lo que Iohel diçia,
Peydro con sus escriptos contra ella vinia,
Judea contra Peydro contrastar non podia.

159. Gentes de todo el mundo ay eran allegadas,
Façianse destos omnes todas marabilladas,
Fablaban todas lenguas, tenianlas decoradas,
Navaias semeiaban a la hora amoladas.

160. Acróvolis esfuerzo, todo miedo perdieron,
Cada uno por su parte a las tierras salieron,
Nueva ley predicaron, el mundo conquisieron,
Quequiera qui lis vino de grado lo suffrieron.

161. Quanto fue el esfuerzo en Peydro se probaba,
El que por la voz ante de la fembra negaba,
Después delante Nero aosadas fablaba,
Todas sus amenazas un pan non gelas preçiaba.

162. Doçe varones fueron los priviligiados.
Los que apostolos son de Christo clamados;
Mas quatro solos fueron de todos apartados,
Por qui los Evangelios fueron manifestados.

163. Johanes e Matheo fueron los delanteros,
Despues Lochas e Marco vinieron postrimeros,
Todos en corazon ovieron commo leales obreros,
El sennor de la vinna diolís buenos dineros.

164. Matheo empezó en la Encarnaçion,
Pintanlo commo faz domne, por tal entençion,
Luchas a faz de buey, ca diçe de la Pasion,
Commo se fezo tu fijo, sennora, oblacion.

165. Marcho diçe sobre todos de la Resurrection,
Por esa fortaleza rinne commo leon:
Juhan en Trinidat empieza su lection.
Por esso tomó de aguila sotil comparaçion.

166. Acordemosnos todos, sennores e hermanos,
A aquestos varones tendamos nuestras manos,
Roguemoslos que sean nuestros entremeanos,
Que non nos empezcan nuestros fechos livianos.

167. Estos tienen las llaves de abrir e çerrar,
Estos an el poder de solver e ligar,
Menester nos a, sennores, su merçed recadar,
Que non nos desconoscan a la hora de entrar.

168. Toda sancta iglesia aqui ovo comienzo,
Daquende ovo forma e todo ordenamiento,
Mas fue tu fijo, madre, piedra de fundamiento,
Sobre él fue levantado todo el fraguamiento.

169. Otro grant privilegio aven estos varones,
El dia del juicio juzgarán las razones,
Ellos con el tu fijo partirán los gualardones,
Destaiarse an por siempre iamas las petiçiones.

170. Alli vememos todos en complida edat,
Alli verná tu fijo con la su magestat,
Alli verná la cruz e la humanidat,
Alli se partirá por siempre mentira de verdat.

171. Todos buenos e malos alli serán llegados,
Los buenos de los malos bien serán apartados,
Los corazones de cada uno serán manifestados,
Justos e pecadores serán embergonzados.

172. Mostrarnos ha don Xpo todas sus feridas,
Las quales por nos ovo en la cruz resçebidas:
Todas las negligençias y serán façeridas,
Serán las elemosinas de los buenos gradidas.

173. En sobeio porfazo nos somos a veer,
Quando veremos la sangre de las plagas correr,
Veremos las vertudes de los çielos tremer,
Debiamos bien agora aquel dia temer .

174. Debiamos agora bien aquel dia dubdar .
Aguysar nuestras cosas quando avemos vagar,
Confesar los pecados, penitençias tomar ,
Del mal nos departiendo en bien perseverar.

175. Combidará los iustos Dios por regnar consigo,
Desechará la paia, levarse a el trigo,
Enviará los malos con el mal enemigo,
De cuya mano curie Dios a todo mi amigo.

176. Yo commo parezré peccador en esse dia,
Que siempre fiçi e dixi vanidat e folia?
De bien nin dixi nin fiçi un dinero valia,
Mezquino peccador, qui faré aquel dia?

177.Oy mal Evangelios, amé siempre locura;
En los viçios carnales entendí sin mesura,
De partirme del mal nunca non ovi cura:
Mezquino commo yré ante la su catadura?

178. Guardé commo desleal la promesa jurada,
La que quando el baptismo resçebi, oví dada,
Siempre meti en punna en la cosa vedada,
Mezquino non ponia mientes en tal çelada.

179. Quando vedia las cosas del mundo floreçer,
E la su vana gloria en él resplandeçer ,
Parientes e amigos redor de mi seer,
Non me membró que en esto me avia de veer.

180. Quando era en la iglesia las horas me enojaban,
Los pensamientos vanos de seso me sacaban,
Todas vanidades alli me remembraban,
Mezquino peccador tan mal me engannaban.

181.Quardemosnos de enganno, amigos e sennores,
Ca aquellos porfazos y aquellos pavores,
De ]0 que vos oydes muc'ho serán mayores,
Los viçios desti mundo tornarse an en dolores.

182. Una cosa nos debe los corazones quebrantar,
Onde los peccadores se deben espantar,
Los que fueren esse dia iuzgados de lazrar,
Abrán con el diab]o siempre a aturar.

183. El poder del diablo por siempre yazrán,
Muchas serán las penas, nunca cabo abrán,
Siempre iran cresçiendo, nunca descreçerán,
Serán bien venturados los que las fuyrán.

184. Maguera se repiendan non lis abrá provecho,
Abrán de si mesmos yra grande e despecho,
Verán Dios de los maos commo prende derecho,
Segarán tales mieses qual fiçieron el barbecho.

185. Dirán unos a otros: mezquinos que faremos?
Aqui yazremos siempre, nunca de aqui saldremos
Que clamemos merçed oydos non seremos:
Que faremos mezquinos? siempre en muerte vivremos.

186. Respondra el diablo: tardi vos acordastes,
Quando poder aviades esto non lo asmastes,
Yo esto prometia quando mios vos tomastes,
Agora reçebit lo que estonçe ganastes.

187.Amigos, mi entre somos aquí, mientes metamos,
Al mortal enemigo en nada nol creamos,
Çefrenemos la carne, al Criador sirvamos,
Por cuerpos mal aventurados las almas non perdamos.

188. Ey sopiesemos los bienes que Dios nos tiene alzados,
entonçe conoçeriamos commo somos enganados:
Non podrian ser dichos nin ser por pensados,
Mas valen que imperios, mas valen que regnados.

189.Qual bien seria tan grande commo la cara suya veer,
Commo naçe el fijo del padre entender
O commo salle el Spiritu de entre ambos saber,
O commo son un Dios todos tres connosçer?

190.Esta es la verdat e bien se que non miento,
Todos tres son eguales e sin empezamiento,
Una es la natura, non a departimiento,
De la sancta credençia este es el çimiento.

191.Non es nuestro deçir quales son sus riquezas,
Oro nin plata nada non son contra las sus abtezas,
Siempre de sus thesoros de nuevas estrannezas,
Non seria asmado quantas son sus noblezas.

192.Vida da que non fin, e salut perdurable,
Claridad maior de sol, firme paz e estable,
Ligereza mas de viento, sotileza mirable,
Tal regno de tan buen reyes mucho deseable.

193.Aqui acaba todo que mucho vos digamos,
A Dios nos acomendemos, del diablo fuyamos,
Aqui lo delibremos, aunque alla vayamos,
En consimiento del malo por nada non cayamos.

194.Creamoslo de firmes lo que oydo avemos,
Todo esto es creençia, en dubdar pecaremos:
Si esto non credieremos salvarnos non podremos,
El miedo del judiçio nunca lo olvidemos.

195. En cabo consiment nos ave a prestar,
Ca ningun nuestro buen fecho non nos podrie salvar,
Maguera bien façiendo nos conviene finar,
Ca la merçed del fecho se quiere dirivar.

196. La maior esperanza nos en Dios la tenemos;
Pero en ti, sennora, grant feduza avemos,
Ca todo nuestro esfuerzo nos en ti lo ponemos:
Sennora, tu nos uvia ante que periglemos.

197. Poi ende eres dicha tu estrella de mar,
Por que en tal periglo nos aves a uviar,
Por el tu guyonage avemos arrivar,
Et de aquellas ondas tan fuertes escapar.

198. En la venida, madre, que fiçiemos primera,
Por onde la salut vino, tu nos fuisti carrera:
En la segunda, madre, tu nos sey obrera
Que non seamos presos en la mortal murera.

199. Madre, tu eres dicha fuente de piadat,
Tu fuisti reliquiario pleno de sanctidat,
La tu merced spera toda la christiandat,
Ca por ti commo cree, ganara sa]vedat.

200. Qui en ti entendió, nunca fue engannado;
Quanto en ti metió, bien lo cogió doblado;
Bien lo sabe Teofilo el que fue renegado,
Ca por tu guyonage fue, madre, revocado.

201. Maria la egiptiana peccadora sin mesura
Fue reconçiliada ante la tu figura:
En ti trovó conseio de toda su rencura,
Tu li subreleveste toda su fiadura.

202. Grande es la tu merçed, e la tu potengia,
Preçioso el tu nombre firme tu querençia,
Honrrosse don Ildefonso por la tu atenençia,
Nuçio a Iuliano la tu desavenençia.

203. Destos tales exiemplos e de otros mas granados
Çient mil e otros tantos serían en diezmo echados:
Tantos son que por omne nunca serian contados:
Grant pro nos ave esso contra nuestros peccados!

204. Dulçe es el tu nombre, dulçe toda tu cosa:
Salió quando tu naçiste de la spina rosa:
Tu abriste los misterios commo natural cosa,
A ti reçebió don Xpo para ser su esposa.

205. Ante la tu beltat non an preçio las flores,
Ca tal fue el maestro que echó las colores:
Nobles son las fechuras, las virtudes meiores,
Ondeie laudan tanto los tus entendedores.

206. Toda tu cosa, madre, es tan bien adonada,
Que quien en tu solaz entra una vegada
Siempre toda su cosa es mejor allinada,
Del diablo en cabo el alma emparada.

207. Madre, la tu memoria e la tu men~ion
Sabor façe en oreias, dulzor en corazon,
Mucho plaçe al alma quando oye tu sermon,
Puso Dios en ti, madre, complida bendiçion.

208. De todas las bondades fuisti, madre, cumplida,
Fuisti de Sancto Spiritu larga-mente embebida,
Pariste e mamantesti, et non fuisti corrompida;
Porque non crede esto es ludea perdida.

209. En el vidrio podria asmar esta razon,
Commo lo pasa el rayo del sol sin lesion;
Tu asi engendreste sin nulla corruption,
Commo si te passasses por una vision.

210. El cristal, non es dubda, frio es por natura;
Pero veemos ende salir la calentura:
Pues quando Dios quisiesse non era desmesura
Que tu, seyendo virgo oviesses criatura.

211. Podemos dar a esto otra razon ,çertera,
Probar lo que deçimos que es cosa verdadera,
Estrella echa rayo et remanesçe qual era:
Tu engendresti virgo de essa mesma manera.

212. Diga, si non se tiene desto por entregada,
Commo passó don Abacuc la puerta ençerrada?
La flama a los ninnos commo fue tan temprada?
O despruebe, o crea, o diga non sé nada.

213. Quanto de ti deçirnos, todo lo otorgamos:
Madre fuisti e virgo, en esto non dubdamos:
Sennora bendicta, a ti nos aclamamos,
Ca tal entremediana ninguna non trobamos.

214. Ruega a tu fijo, madre, por los tus peccadores,
Fijo lo as e padre, oyrá los clamores:
Madre te a e fija, querrá ter tus sabores:
Defiendenos, sennora, de los malos sudores.

215. La paz e la salut por ti fue reformada,
Toda la vieia sanna por ti fue perdonada;
Acórrinos, sennora, sey nuestra pagada,
Ca yaçe en grant peligro la nuestra cabalgada.

216. Por ti salió el pueblo de la premia mortal,
Por ti fue restaurada la mengua çelestial,
Real es con tus cossas, e tu mesma real,
ande diçe el scripto que non oviste egual.

217. Es otro privilegio, por uso lo sabemos,
A ti Corre la lengua quando cuyta avemos,
Tu ante estás presta que nos te demandemos,
Muchas veçes cadriamos que por ti non caemos.

218. Varones e mugeres por madre te catamos,
Tu nos guya, sennora, commo tus fijos seamos,
Peccadores y justos tu merçed speramos,
Façernos a Dios la suya por ti, commo fIarnos.

219. Angeles e archangeles, tronos e seniores.
Apostolos e martires, justos e confesores
Con estolas e manipulos cantan a ti loores,
Los que mas se estudian tienense por meiores.

220. A ti siguen las virgines commo a su madrona,
Glorifican et laudan todas la tu persona:
Reygna coronada de tan noble corona,
A ti façernos abogada, lo nuestro tu lo razona.

221. Razon façe e derecho qui te puede laudar;
Mas nos con grant peccado non lo podemos far:
Emperadriz gloriosa denna a nos catar,
Que podamos tu gloria digna-mente cantar.

222. Et síguennos, sennora, grandes enemistades,
Contra nos es el mundo con sus adversidades,
Ayudale el diablo con muchas falsedades,
Con ellos tiene la carne con falsas voluntades.

223. Entre tantos peligros qui podria guarecer?
Si nos non vales, madre, podemosnos perder:
Reygna de los çielos, piensesnos de acorrer,
En prunada nos tienen, cuydanse nos vender.

224. Non podria fuerza de omne fablar e comedir
De quant grandes donaires te quiso Dios vestir:
Por ti quiso don Xpo su regno conquirir,
Onde angeles eomnes te aven a servir.

225. Tal es la tu materia, sennora, commo el mar,
Todos tus deçidores an y que empozar:
Si deviesse el mundo çien et mil annos a durar
Non podrian lenguas de omnes el diezmo acabar.

226. Sennora e reygna de tal auctoridat,
De los tus peccadores prendate piadat:
De essa tu misericordia des sobre la christiandat,
Ca Dios por el tu ruego façernos a caridat.

227. Acorri a los vivos, ruega por los passados,
Conforta los enfermos, converti los errados,
Conseia los mezquinos, visita los cuytados,
Conserva los pacificos, reforma los yrados.

228. Madre, contien las ordenes, salva las cierçias,
Alarga la credençia, defiende las monçias,
Siempre menester te avemos las noches e los dias,
Ca nuestras voluntades de todo son bien vaçias.

229. Esfuerza a los flacos, defiendi los valientes,
Alivia los andantes, levanta los iaçientes,
Sostien a los estantes, despierta los donnientes,
Ordena en cada uno las mannas convenientes.

230. Madre merçet te pido por mis atenedores,
Ruegote por mis amigos que siempre los meiores,
Resçibi en tu encomienda parientes ,e sennores,
En ti nos entregamos todos los pecadores.

231.Por mi que sobre todos pequé, merçed te pido,
Torna sobre mi, madre, non me eches en olvido,
Trayme del peccado do yago embebido,
Preso so en Egipto, los viçios me an vendido.

232. Aun merçed te pido por el tu trobador,
Qui este romançe fizo, fue tu entendedor,
Seas contra tu fijo por elli rogador,
Rocabdali limosna en casa del Criador.

233. Ruega por la paz, madre, e por el temporal,
Acabdanos salut, e curianos de mal,
Guyanos en tal guysa por la vida mortal,
Commo en cabo ayamos el regno çelestial.

MILAGROS DE NUESTRA SENNORA

La casulla de San Ildefonso
El sacristán impúdico
El clérigo y la flor
El premio de la Virgen
El pobre caritativo
El ladrón devoto
El monje y San Pedro
El romero de Santiago
El clérigo ignorante
Los dos Hermanos
El labrador avaro
El prior y el sacristán
El nuevo obispo
La imagen respetada
La boda y la Virgen
El niño judio
La Iglesia profana
Los judíos de Toledo
Un parto maravilloso
El clérigo embriagado
La abadesa en cinta
El naúfrago salvado
La deuda pagada
El milagro de Teófilo
La iglesia robada


PROLOGO

1. Amigos e vasallos de Dios omnipotent,
Si vos me escuchasedes por vuestro consiment,
Querriavos contar un buen aveniment:
Terrésdelo en cabo por bueno verament.

2. Yo maestro Gonzalvo de Berçeo nonnado
Iendo en romeria caeçi en un prado
Verde e bien sençido,de flores bien poblado,
Logar cobdiçiaduero pora omne cansado.

3. Daban olor sobeio las flores bien olientes,
Refrescaban en omne las caras e las mientes,
Manaban cada canto fuentes claras corrientes
En verano bien frias, en yvierno calientes.

4. Avie hy grant abondo de buenas arboledas,
Milgranos e figueras, peros e manzanedas,
E muchas otras fructas de diversas monedas;
Mas non avie ningunas podridas nin açedas.

5. La verdura del prado, laolor de las flores,
Las sombras de los arboles de temprados sabores
Refrescaronme todo, e perdi los sudores:
Podrie vevir el omne con aquellos olores.

6. Nunca trobé en sieglo logar tan deleitoso,
Nin sombra tan temprada, nin olor tan sabroso,
Descargué mi ropiella por iaçer mas viçioso,
Poseme a la sombra de un arbor fermoso.

7. Yaçiendo a la sombra perdi todos cuidados,
Odi sonos de aves dulçes e modulados:
Nunca udieron omnes organos mas temprados,
Nin que formar pudiessen sones mas acordados.

8. Unas tenien la quinta, e las otras doblaban,
Otras tenien el punto, errar non las dexaban,
Al posar, al mover todas se esperaban,
Aves torpes nin roncas hi non se acostaban.

9. Non serie organista nin serie violero,
Nin giga nin salterio, nin manodertero,
Nin estrument nin lengua, nin tan claro voçero,
Cuyo canto valiesse con esto un dinero.

10.Peroque vos dissiemos todas estas bondades,
Non contamos las diezmas, esto bien lo creades:
Que avie de noblezas tantas diversidades,
Que non las contarien priores nin abbades.

11.El prado que vos digo avie otra bondat:
Por calor nin por frio non perdie su beltat,
Siempre estaba verde en su entegredat,
Non perdie la verdura por nulla tempestat.

12.Manamano que fuy en tierra acostado,
De todo el laçerio fui luego folgado:
Oblidé toda cuita, el laçerio passado:
Qui alli se morasse serie bien venturado!

13.Los omnes e las aves quantas acaeçien,
Levaban de las flores quantas levar querien;
Mas mengua en el prado ninguna non façien:
Por una que levaban, tres o quatro naçien.

14.Semeia esti prado egual de paraiso,
En qui Dios tan grant graçia, tan grant bendiçion míso:
el que crió tal cosa, maestro fue anviso:
Omne que hi morasse, nunqua perdrie el viso.

15.El fructo de los arboles era dulz e sabrido,
Si don Adan oviesse de tal fructo comido,
De tal mala manera non serie deçibido,
Nin tomarien tal danno Eva nin so marido.

16.Sennores e amigos, lo que dicho avemos,
Palabra es oscura, esponerla queremos:
Tolgamos la corteza, al meollo entremos,
Prendamos lo de dentro, lo de fuera dessemos.

17.Todos quantos vevimos que en piedes andamos,
Siquiere en preson, o en lecho iagamos,
Todos somos romeos que camino andamos:
San Peidro lo diz esto, por él vos lo probamos.

18.Quanto aqui vivimos, en ageno moramos;
La ficanza durable suso la esperamos.
La nuestra romeria estonz la acabamos
Quando a paraiso las almas enviamos.

19.En esta romeria avemos un buen prado,
En qui trova repaire tot romeo cansado,
La Virgen Gloriosa madre del buen criado,
Del qual otro ninguno egual non fué trovado.

20.Esti prado fué siempre verde en onestat,
Ca nunca ovo macula la su virginidat,
Post partum et in partu fue Virgen de verdat,
Ilesa, incorrupta en su entegredat.

21.Las quatro fuentesclaras que del prado manaban,
Los quatro evangelios esso significaban,
Ca los evangelistas quatro que los dictaban,
Quando los escriben, con ella se fablaban.

22.Quanto escribien ellos, ella lo enmendaba,
Eso era bien firme, lo que ella laudaba:
Pareçe que el riego todo ella mandaba,
Quando a menos della nada non se guiaba.

23.La sombra de los arboles buena dulz e sania,
En qui ave repaire toda la romeria,
Si son las oraçiones que faz Sancta Maria.
Que por peccadores ruega noche e dia.

24.Quantos que son en mundo iustos e peccadores,
Coronados e legos, reys e emperadores
Alli corremos todos vasallos y sennores,
Todos a la su sombra imos coger las flores.

25.Los arboles que façen sombra dulz e donosa,
Son los Sanctos miraclos que faz la Gloriosa,
Ca son mucho mas dulçes que azucar sabrosa,
La que dan al enfermo en la cuita rabiosa.

26.Las aves que organan entre essos fructales,
Que an las dulçes voçes, diçen cantos leales,
Estos son Agustint, Gregorio, otros tales,
Quantos que escribieron los sos fechos reales.

27.Estos avien con ella amor e atenençia,
En laudar los sos fechos metien toda femençia,
Todos fablaban della, cascuno su sentençia;
Pero tenien por todo todos una creençia.

28.El rosennor que canta por fina maestria,
Si quiere la calandria que faz grant melodia,
Mucho cantó meior el varon Ysaya,
E los otros prophetas onrada compannia.

29.Cantaron los apostolos muedo muy natural,
Confessores e martires façien bien otro tal,
Las virgines siguieron la grant madre caudal,
Cantan delante della canto bien festival.

30.Por todas las eglesias esto es cada dia,
Cantan laudes antella toda la clereçia:
Todos la façen cort a la Vigo Maria:
Estos son rossennoles de grant plaçenteria.

31.Tornemos ennas flores que componen el prado,
Que lo façen fermoso,apuesto e temprado,
Las flores son los nomnes que li da el dictado
A la Virgo Maria Madre del buen criado.

32.La bendicta Virgen es estrella clamada,
Estrella de los mares, guiona deseada,
Es de los marineros en las cuitas guardada,
Ca quando essa veden, es la nave guiada.

33.Es clamada, y eslo de los çielos Reyna,
Tiempo de Ihu Xpo, estrella matutina,
Sennora natural, piadosa veçina,
De cuerpos y de almas salut e mediçina.

34.Ella es velloçino que fue de Gedeon,
En qui vino la pluvia, una grant vission:
Ella es dicha fonda de David el varon,
Con la qual confondió al gigante tan fellon.

35.Ella es dicha fuent de qui todos bebemos,
Ella nos dió el çevo de qui todos comemos,
Ella es dicho puerto a qui todos corremos,
E puerta por la qual entrada atendemos.

36.Ella es dicha puerta en si bien ençerrada,
Pora nos es abierta pora darnos la entrada:
Ella es la palomba de fiel bien esmerada,
En qui non cae ira, siempre está pagada.

37.Ella con grant derecho es clamada Sion,
Ca es nuestra talaya, nuestra defenssion:
Ella es dicho trono del rey Salomon,
Rey de grant iustiçia, sabio por mirazon.

38.Non es nomne ninguno que bien derecho venga,
Que en alguna guisa a ella non avenga:
Non a tal que raiz en ella non la tenga,
Nin Sancho nin Domingo,nin Sancha nin Domenga.

39.Es dicha vid, es uva, almendra, malgranada
Que de granos de graçia está toda calçada;
Oliva, çedro, balssamo, palma bien avimada,
Piértega en que sovo la serpiente alzada.

40.El fust de Moyses enna mano portaba
Que confundió los sabios que Faraon preçiaba,
El que abrió los mares e depues los çerraba
Si non a la Gloriosa, al non significaba.

41.Si metieremos mientes en ellotro baston
Que partió la contienda que fue por Aaron,
Al non significaba, como diz la lection,
Si non a la Gloriosa, esto bien con razon.

42.Sennores e amigos, en vano contendemos,
Entramos en grant pozo,fondo nol trovaremos,
Mas serien los sus nomnes que nos della leemos
Que las flores del campo del mas grant que sabemos.

43.Desuso lo dissiemos que eran los fructales
En qui façien las aves los cantos generales,
Los sus sanctos miraclos grendes e principales,
Los quales organamos ennas fiestas cabdales.

44.Qiero dexar contando las aves cantadores,
Las sombras e las aguas, las devant dichas flores:
Quiero destos fructales tan plenos de dulzores
Fer unos poccos viessos, amigos e sennores.

45.Quiero en estos arbores un ratiello sobir,
E de los miraclos algunos escribir,
La Gloriosa me guie que lo pueda complir,
Ca yo non me treviaen ello a venir.

46.Terrelo por miraculo que lo faz la Gloriosa
Si guiarme quisiere a mi en esta cosa:
Madre plena de graçia, reyna poderosa,
Tu me guia en ello, ca eres piadosa.

47.En Espanna cobdiçio de luengo empezar:
En Toledo la magna un famado logar,
Ca non se de qual cabo empieçe a contar,
Ca mas son que arenas en riba de la mar.


MILAGRO I.

48.En Toledo la buena essa villa real
Que iaçe sobre Taio, essa agua cabdal,
Ovo un arzobispo coronado leal
Que fue de la Gloriosa amigo natural.

49.Diçienli Yldefonso, dizlo la escriptura,
Pastor que a su grei daba buena pastura:
Omne de sancta vida que trascó grant cordura:
Que nos mucho digamos so fecho lo mestura.

50.Siempre con la Gloriosa ovo su atenençia,
Nunca varon en duenna metió maior querençia,
En buscarli serviçio methie toda femençia,
Façie en ello seso e buena providençia.

51.Sin los otros serviçios muchos e muy granados
Dos iaçen el escripto, estos son mas notados:
Fizo della un libro de dichos colorados
De su virginidat contra tres renegados.

52.Fizol otro serviçio el leal coronado,
Fizoli una fiesta en diçiembre mediado,
La que caen en marzo dia muy sennalado
Quando Gabriel vino con el rico mandado.

53.Quando Gabriel vino con la messaieria,
Quando sabrosa-mientre dixo Ave Maria,
Edissoli por nuevas que paririe a Messia
Estando tan entrega commo era al dia.

54.Enstonz cae un tiempo, esto por cononçia,
Non canta la Eglesia canto de alegria,
Non lieva so derecho tan sennalado dia
Si bien lo comedieremos, fizo grant cortesia.

55.Fizo grant providençia el amigo leal,
Que puso essa festa cerca de la natal,
Asentó buena vinna, çerca de buen parral,
La madre con el fijo, par que non a egual.

56.Tiempo de quaresma es de afliction,
Nin cantan aleluya, nin façen proceçion,
Todo esto asmaba el anviso varon,
Ovo luego por ello onrrado gualardon.

57.Sennor Sant Ildefonsso coronado leal
Façie a la Gloriosa festa muy general,
Fincaron en Toledo pocos en su ostal
Que non fueron a missa a la sied obispal.

58.El Sancto arzobispo un leal coronado
Por entrar a la missa estaba aguisado,
En su preçiosa catedra sedie asentado,
Adusso la Gloriosa un present muy onrrado.

59.Apareçiol la madre del Rey de Magestat
Con un libro en mano de muy grant calidat,
El que él avie fecho de la virginidat,
Plógol a Ildefonso de toda voluntat.

60.Fízoli otra graçia qual nunca fue oida,
Dioli una casulla sin aguida cosida,
Obra era angelica, non de omne texida,
Fabloli poccos vierbos, razon buena complida.

61.Amigo, dissol, sepas que so de ti pagada,
Asme buscada onrra, non simple, ca doblada:
Feçist de mi buen libro, asme bien alabada,
Feçistme nueva festa que non era usada.

62.A la tu missa nueva desta festividat
Adugote ofrenda de grant auctoridat,
Cassulla con que cantes, preçiosa de verdat
Oy en el dia sancto de Navidat.

63.Dichas estas palabras la madre Gloriosa
Tolloseli de oios, non vió nulla cosa:
Acabo su offiçio la persona preçiosa,
De la madre de Xpo criada e esposa.

64.De seer en la catedra que tu estás posado
Al tu cuerpo sennero es esto condonado,
De vestir esta alba a ti es otorgado,
Otro que la vistiere non será bien hallado.

65.Esta festa preçiosa que avemos contada
En general conçilio fue luego confirmada:
Es por muchas eglesias fecha e çelebrada:
Mientre el sieglo fuere non será oblidada.

66.Quando plógo a Xpo, al çelestial sennor,
Finó Sant Illefonsso preçioso confesor:
Onrrólo la Gloriosa, madre del Criador,
Diol grant onrra al cuerpo, al alma muy meior.

67.Alzaron arzobispo un calonge lozano,
Era muy soberbio e de seso liviano,
Quiso eguar al otro, fue en ello villano,
Por bien non iello tovo el pueblo toledano.

68.Pósose enna catedra del su anteçesor,
Demandó la cassulla quel dió el Criador,
Disso palabras locas el torpe peccador,
Pesaron a la Madre de Dios nuestro sennor.

69.Disso unas palabras de muy grant liviandat:
Nunqua fue Illefonsso de maior dignidat,
Tan bien so consegrado commo él por verdat,
Todos somos eguales enna umanidat.

70.Si non fuesse Siagrio tan adelante ido,
Si oviesse su lengua un poco retenido,
Non seria enna ira del Criador caido,
Ond dubdamos que es, mal peccado, perdido.

71.Mando a los ministros a su casulla traer,
Por entrar a la missa la confession façer;
Mas non li fo sofrido nin ovo el poder,
Ca lo que Dios non quiere nunqua puede seer.

72.Pero que ampla era la sancta vestidura,
Issioli a Siagrio angosta sin mesura:
Prísoli la garganta commo cadena dura,
Fué luego enfogado por la su grant locura.

73.La Virgen gloriosa estrella de la mar,
Sabe a sus amigos gualardon bueno dar:
Bien sabe a los buenos el bien gualardonar,
A los que dessierven sabelos mal curar.

74.Amigos a tal madre aguardarla debamos:
Si a ella sirvieremos nuestra pro buscaremos,
Onrraremos los cuerpos, las almas salvaremos,
Por pocco de serviçio grant galardon prendremos.


MILAGRO II

75.Amigos si quissiessedes un poco esperar,
Aun otro miraclo vos querria contar
Que por Sancta Maria dennó Dios demostrar,
De cuya lege quiso con su boca mamar.

76.Un monge beneito fue en una mongia,
El logar non lo leo, deçir non lo sabria:
Querie de corazon bien a Sancta Maria,
Façie a la su statua el enclin cada dia.

77.Façie a la su statua el enclin cada dia,
Fincaba los enoios, diçie Ave Maria:
El abbat de la casa diol sacristania,
Ca tenielo por cuerdo, e quito de follia.

78.El enemigo malo de Belçebud vicario
Que siempre fue e eslo de los buenos contrario,
Tanto pudió bullir el sotil aversario,
Que corrompió al monge, fizlolo fornicario.

79.Príso un uso malo el locco peccador:
De noche quando era echado el prior,
Issie por la eglesia fuera del dormitor,
Corrie el entorpado a la mala labor.

80.Siquier a la exida, siquier a la entrada,
Delante del altar li cadie la passada:
El enclin e la Ave teniela bien usada,
Non seli oblidaba en ninguna vegada.

81.Corrie un rio bono çerca de la mongia,
Avialo de pasar el monge todavia:
Do se vinie el de complir su follia
Cadió et enfogósse fuera de la freiria.

82.Quando vino la ora de matines cantar
Non avie sacristano que podiesse sonar:
Levantaronse todos quisque de su logar,
Fueron a la eglesia al fraire despertar.

83.Abrieron la eglesia commo meior sopieron,
Buscaron al clavero, trobar non lo podieron,
Buscando suso e iuso atanto andidieron,
Do iaçie enfogado alla lo enfirieron.

84.Que podrie seer esto non lo podieron asmar,
Sis murió ol mataron non lo sabien iudgar,
Era muy grant la basca e maior el pesar,
Ca cadie en mal preçio por esto el logar.

85.Mientre iaçie en vanno el cuerpo en el rio,
Digamos de la alma en qual pleito se vio:
Vinieron de diablos por ella grant gentio
Por levarla al báratro de deleit bien vaçio.

86.Mientre que los diablos la traien com a pella,
Vidieronla los angeles, desçendieron a ella,
Fiíeron los diablos luego muy grant querella,
Que suya era quita, que se partiessen della.

87.Non ovieron los angeles razon de voçealla,
Ca ovo la fin mala, e asin fué sin falla,
Tirar non lis podieron valient una agalla,
Ovieron a partirse tristes de la batalla.

88.Acorrioli la Gloriosa reyna general,
Ca tenien los diablos mientes a todo mal:
Mandolis atender, non osaron fer al,
Moviolis pletesia firme e muy cabdal.

89.Propuso la Gloriosa palabra colorada:
Con esta alma, foles, diz, non avedes nada,
Mientre fue en el cuerpo fue mi acomendada,
Agora prendrie tuerto por yr desamparada.

90.De la otra partida recudió el voçero
Un sabidor diablo sotil e muy puntero:
Madre eres de fijo alcalde derechero,
Que non plaçe la fuerza nin es end plaçentero.

91.Escripto es que el omne alii do es fallado,
O en bien o en mal por ello es iudgado:
Si esti tal decreto por ti fuere falssado,
El pleit del Evangelio todo es descuidado.

92.Fablas, diz la Gloriosa, aguis de cosa nesçia:
Non te riepto, ca eres una cativa bestia:
Quando ixio de casa, de mi príso liçencia,
Del peccado que fizo yol daré penitençia.

93.Serie en fervos fuerza non buena pareçençia;
Mas apello a Xpo. a la su audiençia,
El que es poderoso pleno de sapiençia:
De la su boca quiero oir esta sentençia.

94.El Rey de los çielos alcalde sabidor
Partió esta contienda, non vidietes meior:
Mandó tornar la alma al cuerpo el Sennor
Dessent qual mereçiesse reçibrie tal onor.

95.Estaba el convento triste e dessarrado
Por esti mal exiemplo que lis era uviado:
Resusçitó el fraile que era ya passado,
Espantaronse todos, ca era aguisado.

96.Fablolis el buen omne, dissolis: companneros
Muero fui e so vivo, desto seet bien çerteros,
Grado a l aGloriosa que salva sos obreros,
Que me libró de manos de los malos guerreros.

97.Contólis por su lengua toda la ledania
Que diçien los diablos, e que Sancta Maria,
Commo lo quitó ella de su podestadia:
Si por ella non fuesse, seria en negro dia.

98.Rendieron a Dios graçias de bi¡uena voluntat,
A la sancta Reyna madre de piedat,
Que fizzo tal miraclo por su benignidat,
Por mi está mas firme toda la xpiandat.

99.Confessose el monge e fizo penitençia,
Meiorose de toda su mala contenençia,
Sirvió a la Gloriosa mientre ovo ponteçia,
Finó qundo Dios quiso sin mala repindençia,
Requiescat in paçe cum divina clemençia.

100.Muchos tales miraclos e muchoss mas granados
Fizo Sancta Maria sobre sos aclamados:
Non serien los millesimos por nul omne contados,
Mas de los que sopieremos seed nuestros pagados.



MILAGRO III

101.Leemos de un clerigo que era tiest herido,
Ennos viçios seglares fera-mient embebido;
Pero que era locco, avie un buen sentido,
Amaba la Gloriosa de corazon complido.

102.Commo quiere que era en el mal costumnado,
En saludar a ella era bien acordado;
Ni irie a la eglesia nin a ningun mandado
Que el su nomne ante non fuesse aclamado.

103.Deçir non lo sabria sobre qual ocasion,
Ca nos non lo sabemos si lo buscó o non,
Dieronli enemigos salto a est varon,
Ovieron a matarlo, domne Dios lo perdon.

104.Los omnes de la villa e los sus companneros,
Esto commo cuntiera com non eran çerteros,
De fuera de la villa entre unos riberos
Allá lo soterraron non entre los dezmeros.

105.Pesol a la Gloriosa con est enterramiento,
Que iaçie el su siervo fuera de su conviento,
Apareçiol a un clerigo de buen entendimiento,
Dissoli que fiçieran en ello fallimiento.

106.Bien avie XXX dias que era soterrado:
En termino tan luengo podie seer dannado:
Dissol Sancta Maria: fiçiestes desguissado,
Que iaz el mi notario de vos tan apartado.

107.Mandote que lo digas que el mi cançellario
Non mereçie seer echado del sagrario:
Dilis que non lo dexen y otro trentanario:
Metanlo con los otros en el buen fossalario.

108.Demandoli el clerigo que iaçie dormitado:
Qui eres tu que fablas? dime de ti mandado,
Ca quando lo dissiero, serame demandado,
Qui es el querelloso, o qui el soterrado.

109.Dissoli la Gloriosa: yo so Sancta Maria,
Madre de Jhu Xpo, que mamó leche mia:
El que vos desechastes de vuestra compannia:
Por cançellario mio yo a essi tenia.

110.El que vos soterrastes luenne del çimiterio,
Al que vos non quisiestes façer nul ministerio,
Yo por esti te fago todo est regunçerio:
Si bien non lo recabdas,tente por en laçerio.

111.El dicho de la duenna fué luego recabdado,
Abrieron el sepulcro apriesa e privado,
Vidieron un miraclo non simple, ca doblado,
el uno e el otro fue luego bien notado.

112.Yssieli por boca una fermosa flor
De muy grant fermosura, de muy fresca color,
Inchie toda la plaza de sabrosa olor,
Que non sentien del cuerpo un punto de pudor.

113.Trabaronli la lengua tan fresca e tan sana
Qual pareçe de dentro la fermosa mazana:
Non la tenie mas fresca a la merediana
Quando sedie fablando en media la quintana.

114.Vidieron que viniera esto por la Gloriosa,
Ca otri non podrie façer tamanna cosa:
Transladaron el cuerpo cantando speçiosa,
Apres de la eglesia en tumba mas preçiosa.

115.Todo omne del mundo fará grant cortesia
Que fiçiese serviçio a la Virgo Maria:
Mientre que fuere vivo, verá plaçenteria,
E salvará el alma al postremero dia.

MILAGRO IV

116.Dun clerigo otro nos diz la escriptura
Que de Sancta Maria amaba su figura:
Siempre se inclinaba contra la su pintura,
Avie muy grant verguenza de la su catadura.

117.Amaba al so fijo e amaba a ella,
Tenie por sol al fijo, la madre por estrella,
Querie bien al fijuelo e bien a la ponçella,
Porque los servie pocco estaba con gran querella.

118.Apríso çinco motes, motes de alegria
Que fablan de los gozos de la Virgo Maria:
Diçielos el clerigo delante cada dia,
Avie ella con ellos muy grant plaçenteria.

119.Gozo ayas Maria que el angel credist,
Gozo ayas Maria que virgo conçebist,
Gozo ayas Maria que a Xpo parist:
La lei vieia çerresti, e la nueva abrist.

120.Quantas fueron la plagas que el fijo sufrió,
Diçie él tantos gozos a la que lo parió:
Si bono fo el clerigo, e bien lo mereçió,
Ovo gualardon bueno, buen grado reçibió.

121.Por estos çinco gozos debemos al catar,
Çinco sesos del cuerpo que nos façen peccar,
El ver, el oir, el oler, el gostar,
El prender de las manos que diçimos tastar.

122.Si estos çinco gozos que dichos vos avemos,
A la madre gloriosa bien gelos afreçemos,
Del ierro que por estos V. sesos façemos,
Por el so sancto ruego grant perdon ganaremos.

123.Enfermó esti clerigo de muy fuert manera
Que li querien los oios essir de la mollera,
Tenie que era toda complida la carrera,
E que li venie çerca la hora postremera.

124.Apareçiol la madre del Rey çelestial
Que en misericordia nunqua ovo egual:
Amigo, dissol, salvete el Sennor spirital,
De cuya madre fudt tu amigo leal.

125.Afuerzate, no temas, non seas desmarrido:
Sepas seras ayna desti dolor guarido:
Tente con Dios a una por de cuita essido,
Ca dizlo el tu pulso, que es bueno complido.

126.Io çerca ti estando, tu non ayas pavor,
Tente por meiorado de toda dolor:
Reçebi de ti siempre serviçio e amor,
Darte quiero el preçio de essa tu labor.

127.Bien se cuidó el clerigo del lecho levantar,
E que podrie por campo en sos piedes andar;
Mas a grant diferençia de saber a cuidar:
Ovose otra guisa esto a terminar.

128.Bien se cuidó el clerigo de la preson essir,
Con sus connosçientes deportar e reir;
Ma non podió la alma tal plazo reçebir:
Desamparó el cuerpo,ovo end a essir.

129.Prísola la Gloriosa de los çielos reyna,
Fuesse la afijada con la buena madrina,
Prisieronla los angeles con la graçia divina,
Levaronla al çielo do el bien nunqua fina.

130.La Madre Gloriosa lo que li prometió,
Benedicta sea ella que bien gelo cumplió:
Commo lo diçie ella él non lo entendió;
Mas en quanto que disso verdadera issió.

131.Quantos la voz udieron e vidieron la cosa,
Todos tenien que fizo miraculo la Gloriosa:
Tenien que fue el clerigo de ventura donosa
Glorificaban todos a la Virgo preçiosa.

MILAGRO V

132.Era un omne pobre que vivie de raçiones,
Non avie otras rendas nin otras furçiones,
Fuera quanto labraba, esto poccas sazones,
Tenie en su alzado bien poccos pepiones.

133.Por ganar la Gloriosa que él mucho amaba,
Partielo con los pobres todo quanto ganaba,
En esto contendia e en esto punnaba,
Por aver la su graçia su mengua oblidaba.

134.Quando ovo est pobre dest mundo a passar
La madre gloriosa vinolo combidar,
Fabloli muy sabroso, querielo falagar,
Udieron la palabra todos los del logar.

135.Tu mucho cobdiçiest la nuestra compannia,
Sopist pora ganarla bien buena maestria,
Ca parties tus almosnas, diçies Ave Maria:
Porque lo façies todo yo bien lo entendia.

136.Sepas que es tu cosa toda bien acabada,
Esta es en que somos la cabera iomada,
El ite missa est conta que es cantada,
Venida es la hora de prender la soldada.

137.Io so aqui venida por levarte comigo
Al regno de mi fijo que es bien tu amigo,
Do se çeban los angeles del buen candial trigo,
A las sanctas virtutes plaçerlis a contigo.

138.Quando ovo la Gloriosa el sermon acabado,
Desamparó la alma al cuerpo venturado,
Prisieronla de angeles un convento onrrado,
Levaronla al çielo, Dios sea end laudado.

139.Los omnes que avien la voz ante oida,
Tan aina vidieron la promessa complida;
A la madre gloriosa que es tan comedida,
Todos li rendien graçias, quisque de su partida.

140.Qui tal cosa udiesse, serie mal venturado.
Si de Sancta Maria non fuesse muy pagado:
Si mas non la onrrasse serie desmesurado:
Qui de ella se parte, es muy mal engannado.

141.Aun mas adelante queremos aguijar,
Tal razon commo esta non es de destaiar ,
Ca estos son los arbores do debemos folgar
En cuya sombra suelen las aves organar.

MILAGRO VI.

142.Era un ladron malo que mas queríe furtar,
Que ir a la eglesia nin a puentes alzar:
Sabia de mal porcalzo su casa gobernar ,
Uso malo que príso non lo podie dejar.

143.Si façia otros males, esto non lo leemos;
Seria mal condempnarlo por lo que non sabemos;
Mas abondenos esto que dicho vos avemos:
Si al fizo, perdonelo Xpo en qui creemos

144.Entre las otras malas avia una bondat
Que li valió en cabo e dioli salvedat:
Credia en la Gloriosa de toda voluntat,
Saludabala siempre contra la su magestat.

145. Diçia Ave María e mas de escriptura:
Siempre se inclinaba contra la su figura:
Diçia Ave Maria e mas de escriptura
Tenia su voluntat con esto mas segura.

146.Commo qui en mal anda en mal a caer ,
Ovieronlo con furto est ladron a prender,
Non ovo nul conseio con que se defender,
Yudgaron que lo fuessen en la forca poner.

147.Levólo la justiçia pora la cruçejada,
Do estaba la forca por conçeio alzada,
Prisieronli los oios con toca bien atada,
Alzaronlo de tierra Como soga bien tirada.

148.Alzaronlo de tierra quanto alzar quisieron,
Quantos çerca estaban por muerto lo tovieron:
Si ante lo sopiessen lo que depues sopieron,
Non li ovieran fecho esso que li fiçieron.

149.La madre gloriosa duecha de acorrer,
Que suele a sus siervos ennas cuitas valer,
A esti condempnado quisoli protexer,
Membroli el serviçicio que li solie fer.

150.Metioli so los piedes do estaba colgado,
Las sus manos preçiosas: tóvolo alleviado:
Non se sintió de cosa ninguna embargado,
Non sóvo plus viçioso nunqua, nin mas pagado

151.Ende al dia terçero vinieron los parientes,
Vinieron los amigos e los sus connçientes,
Vinien por descolgallo rascados e dolientes,
Sedie meior la cosa que metien ellos mientes.

152.Trobaronlo con alma alegre e sin danno,
Non serie tan viçioso si ioguiese en vanno;
Diçie que so los piedes tenie un tal escanno,
Non sintrie mal ninguno, si colgasse un anno.

153.Quando lo entendieron los que lo enforcaron,
Tovieron que el lazo falsso gelo dexaron:
Fueron mal rependidos que non lo degollaron:
Tanto gozarien desso quanto despues gozaron.

154.Fueron en un acuerdo toda essa mesnada,
Que fueron engannados enna mala lazada:
Mas que lo degoIlassen con foz o con espada,
Por un ladron non fuesse tal villa afontada.

155.Fueron por degollarlo los mançebos mas livianos,
Con buenos seraniles grandes e adianos:
Metió Sancta María entre medios las manos,
Fincaron los gorgueros de la golliella sanos.

156.Quando esto vidieron que nol podien noçir,
Que la madre gloriosa lo quiere encobrír,
Ovieronse con tanto del pleito a partir,
Hasta que Dios quisiesse, desaronlo vivir.

157.Desaronlo en paz, que se fuesse su vía,
Ca ellos non quieríen ir contra Sancta María
Meioró en su vida, partiose de follia:
Quando cumplió su corso murióse de su día.

158.Madre tan piadosa de tal benignidat,
Que en buenos e en malos façe su piadad,
Debemos bendiçirla de toda voluntat:
Los que la bendissieron ganaron grant ríctad.

159.Las mannas de la Madre con las del que parío,
Semeian bien calannas, qui bien las connocio:
El por bonos e malos por todos desçendió:
Ella si la rogaron, a todos acorrió.

MILAGRO VII

160.En Colonna la rica cabeza de regnado
Avie un monesterio de Sant Peidro clamado.
Avie en él un monge asaz mal ordenado:
De lo que diz la regla avie pocco cuidado.

161.Era de pocco seso, façie mucha locura,
Porque lo castigaban non avie nulla cura:
Cuntiol en este comedio muy grant desaventura,
Parió una bagassa dél una creatura.

162.Por salut de su cuerpo e por vevir mas sano
Usaba lectuarios apriessa e cutiano,
En yviemo calientes, e frios en verano,
Debrie andar devoto e andaba lozano.

163.Vivie en esta vida en grant tribulaçion,
Murió por sus peccados por fiera ocasión,
Nin priso Corpus Domini, nin fizo confession,
Levaron los diablos la alma en preson.

164.Sant Peidro el apostol ovo dél compassion,
Ca en su monesterio fiçiera profession:
Rogó a Jhu Xpo con grant devoçion
De su misericordia quel fiçiesse raçion.

165.Dissol Jhu Xpo: Peidro el mi amado,
Bien sabes tu que diso Davit en su dictado
Que essi folgarie en el monte sagrado
Que entró sin mançiella e quito de peccado.

166.Essi por qui tu ruegas fincada tu rodiella,
Nin obraba iustiçia, nin vivie sin mançiella:
Por la su compannia non valió mas la çiella:
En qual él mereçió posara en tal siella.

167.Rogó a las vertutes Sant Peidro çelestiales
Que rogassen al padre de los penitençiales,
Que quitassen est omne de los lazos mortales:
Recudioli palabras commo las otras tales.

168.Tomó en la Gloriosa Madre del nuestro don,
E en las otras virgines que de su casa son:
Fueron ellas a Xpo con grant suplicaçion,
Por la alma del monge fiçieron oraçion.

169. Quando vio don Xpo la Madre Gloriosa,
E de las sus amigas proçession tan preçiosa,
Issio a reçibirlas de manera fermosa:
Alma que lo vidiesse serie bien venturosa!

170. Madre, dijo don Xpo, yo saberlo querría:
Que negoçio vos trae con esta compannia?
Fijo, disso la madre, a rogarvos venia
Por alma de un monge de fulana mongia.

171. Madre, dijo el fijo, non serie derechura
Tal alma de tal omne entrar en tal folgura:
Serie menoscabada toda la escriptura;
Mas por el vuestro ruego faremos y mesura.

172. Quiero façer atanto por el vuestro amor:
Torne aun al cuerpo en qui fo morador ,
Faga su penitençia commo faz peccador,
E puede seer salvo por manera meior .

173. Quando udió Sant Peidro esti tan dulz mandado,
Vió que su negoçio era bien recabdado:
Tornó a los diablos, conçeio enconado:
La alma que levaban, tolliogela sin grado.

174. Diogela a dos ninnos de muy grant cIaridat,
Creaturas angelicas de muy grant sanctidat:
Diojela en comienda de toda voluntat,
Por tornarla al cuerpo con grant seguridat.

175.Dieroniela los ninnos a un fradre onrrado
Que fuera en su órden de chiquinez criado:
Levóla él al cuerpo que iaçie mortaiado:
Resusçitó el monge, Dios sea end laudado.

176. A la alma del monge dijoli la su guia.
El fraire omne bueno que ante vos diçia:
lo te ruego por Dios e por Sancta Maria
Que tengas un clamor tu por mi cada dia.

177. Otra cosa te ruego, que la mi sepultura,
Que iaz toda cubierta de suso de basura,
Tu la hagas barrer por tu buena mesura:
Tu lo cumpli, si Dios te dé buena ventura.

178. Resuçitó el monge, el que era transido;
Pero por un grant dia sóvo fuert estordido;
Maguer tornó en cabo en todo so sentido,
Regunzó al convento por qué avie troçido.

179. Rendieron a Dios graçias, a la Virgo real,
E al sancto apostolo clavero çelestial,
Que por salvar su monge sufrió porfazo tal:
Non fue esti miraclo de preçio sivuelqual.

180. Non aya nadi dubda entre su corazon,
Nin diga esta cosa podrie ser o non:
Ponga enna Gloriosa bien su entençion:
Entendrá que non viene esto contra razon.

181. Commo es la Gloriosa plena de bendiçion,
Es plena de graçia, e quita de diçion:
No1 serie negada ninguna petiçion,
Non li dizrie tal fijo a tal madre de non.

MILAGRO VIII

182. Sennores e amigos por Dios e caridat,
Oid otro miraclo fermoso por verdat:
Sant Ugo lo escripso en Grunniego abbat
Que cumtió a un monge de su soçiedat.

183.Un fraire de su casa, Guirat era clamado,
Ante que fuesse monge era non bien senado,
Façie a las de veçes follia e peccado,
Commo omne soltero que non es apremiado.

184.Vinol a corazon do se sedie un dia
Al apostolo de Espanna de ir en romeria:
Aguisó su façienda, buscó su compannia,
Destaiaron el termino commo fuessen su via.

185.Quando a essir ovieron, fizo una nemiga:
En logar de vigilia iogó con su amiga,
Non tomó penitençia commo la ley prediga,
Metiose al camino con su mala hortiga.

186.Pocco avie andado aun de la carrera,
Aves podrie seer la iornada terçera;
Ovo un encontrado cabo una carrera,
Mostrabase por bueno, en verdat non lo era.

187.El diablo antigo siempre fo traydor,
Es de toda nemiga maestro sabidor,
Semeia a las veçes angel del Criador,
E es diablo fino de mal sosacador.

188.Trasformóse el falso en angel verdadero,
Parosili delante en medio un sendero:
Bien seas tu venido, dissoli al romero,
Semeiasme cossiella simple commo cordero.

189. Essiste de tu casa por venir a la mía:
Quando essir quisiste fiçist una follia,
Cuidas sin penitençia complir tal romería,
Non telo gradirá esto Sancta Maria.

190. Quien sodes vos, sennor? dissoli el romero :
Recudiol: so Iacobo fijo de Zebedeo,
Sepaslo bien, amigo, andas en devaneo,
Semeia que non aves de salvarte deseo.

191. Dissol Guirald, sennor, pues vos que me mandades?
Complirlo quiero todo quequier que me digades,
Ca Veo lo que fiçe grandes iniquitades,
Non prísi el castigo que diçen los abbades.

192. Disso el falso Iacob: esti es el iudiçio:
Que te cortes loS miembros que façen el forniçio,
Dessent que te deguelles, farás a Dios serviçio,
Que de tu carne misma li farás sacrifiçio.

193. Crediolo el astroso locco e desessado:
Sacó su cuchellijo que tenie amollado,
Cortó sus genitales el fol mal venturado:
Dessende degollóse, murió descomulgado.

194. Quando los companneros que con elli isieron,
Plegaron a Guiraldo e atal lo vidieron,
Fueron en fiera cuita en qual nunca sovieron:
Esto commo avino, asmar non lo pudieron.

195.Vidien que de ladrones non era degollado,
Ca nol tollieron nada nil avien ren robado:
Non era de ninguno omne desafiado,
Non sabien de qual guisa fuera ocasionado.

196.Fussieron luego todos, e fueron derramados,
Teniense desta muerte que serien sospechados;
Porque ellos non eran enna cosa culpados,
Que serien por ventura presos e achacados.

197.El que dió el conseio con sus atenedores,
Los grandes e los chicos, menudos e maiores,
Trabaron de la alma los falsos traydores,
Levabanla al fuego a los malos suores.

198.Ellos que la levaban non de buena manera,
Víolo Sanctiago cuyo romeo era,
Yssiolis a grant priessa luego a la carrera,
Paróselis delante enna az delantera.

199.Dessad, disso, maliellos, la preda que levades,
Non vos iaz tan en salvo commo vos lo cuidades,
Tenedla a derecho, fuerza non li fagades,
Creo que non podredes, maguer que lo querades.

200.Recudioli un diablo, paróseli refaçio:
Iago, quiereste fer de todos nos escarnio?
A la razon derecha quieres venir contrario?
Traes mala cubierta so el escapulario.

201.Guirald fezo nemiga, matósse con su mano,
Debe seer iudgado por de Iudas ermano,
Es por todas las guissas nuestro parroquiano,
Non quieras contra nos, lago, seer villano.

202.Dissoli Santiago: don traydor palabrero,
Non vos puet vuestra parla valer un mal dinero:
Trayendo la mi voz commo falsso voçero,
Diste conseio malo, matest al mi romero.

203.Si tu non le dissiesses que Santiago eras,
Tu non li demostrasses sennal de mis veneras,
Non dannarie su cuerpo con sus mismes tiseras,
Nin iazdrie commo iaçe fuera por las carreras.

204.Prísi muy grant superbia de la vuestra partida
Tengo que la mi forma es de vos escarnida,
Matastes mi romeo con mentira sabida,
Demas veo agora la alma mal traida.

205.Seedme a iudiçio de la Virgo Maria:
Io a ella me clamo en esta pleitesia,
Otra guisa de vos io non me quitaria,
Ca veo que traedes muy grant alevosia.

206.Propusieron sus voçes ante la Gloriosa,
Fo bien de cada parte afincada la cosa,
Entendió las razones la Reyna preçiosa,
Terminó la baraia de manera sabrosa.

207.El enganno que príso pro li debie tener,
Elli a Santiago cuidó obedeçer,
Ca tenie que por esso podrie salvo seer;
Mas el engannador lo debie padeçer.

208.Disso: io esto mando e dolo por sentençia:
La alma sobre quien avedes la entençia,
Que torne en el cuerpo, faga su penitençia
Desend qual mereçiere, avrá tal audiençia.

209.Valió esta senten~ia, fue de Dios otorgada,
Fué la alma mesquina en el cuerpo tornada,
Que pesó al diablo, a toda su mesnada,
A tomar fo la alma a la vieia posada.

210.Levantose el cuerpo que iaçie trastornado,
Alimpiaba su cara Guirald el degollado,
Estido un ratiello commo qui descordado,
Commo omne que duerme e despierta irado.

211.La plaga que oviera de la degolladura,
Abes pareçie della la sobresanadura:
Perdió él la dolor, e toda la cochura:
Todos diçien: est omne fue de buena ventura.

212.Era de lo al todo sano e meiorado,
Fuera de un filiello que tenie travesado;
Mas lo de la natura quanto que fo cortado,
Non li creçió un punto, fincó en su estado.

213.De todo era sano, todo bien encorado,
Pora verter su agua fincoli el forado,
Requirió su repuesto lo que traie trossado,
Pensó de ir su vía alegre e pagado.

214.Rendió graçias a Dios e a Sancta Maria,
E al sancto apostolo do va la romeria:
Cueitóse de andar, trobó la compannia:
A vien esti miraclo por solaz cada dia.

215.Sonó por Compostela esta grant marabilla,
Vinienlo a veer todos los de la villa:
Diçien: esta tal cosa debriemos escribilla,
Los que son por venir plazralis de oilla.

216.Quando fo en su tierra, la carrera complida,
E udieron la cosa que avie conteçida,
Tenie grandes clamores, era la gent movida
Por veer esti Lazaro dado de muert a vida.

217. Metió en su façienda esti romeo mientes,
Commo lo quitó Dios de maleitos dientes,
Desemparó el mundo amigos e parientes,
Metiose en Gruniego, vistió pannos punientes.

218. Don Ugo omne bueno de Gruniego abbat,
Varon religioso de muy grant santidat,
Contaba est miraclo que cuntió en verdat,
Methiolo en escripto, fizo grant onestat.

219. Guirad finó en orden, vida buena façiendo,
En dichos e en fechos al Criador sirviendo,
En bien perseverando, del mal se repindiendo,
El enemigo malo non se fo dél ridiendo.


MILAGRO IX

220. Era un simple clerigo pobre de clereçia,
Diçie cutiano missa de la Sancta Maria,
Non sabia deçir otra, diçiela cada dia,
Mas la sabia por uso que por sabiduria.

221. Fo est missacantano al bispo acusado
Que era idiota, mal clerigo probado:
Salve Sancta Parens solo tenie usado,
Non sabie otra missa el torpe embargado.

222. Po dura-ment movido el obispo a sanna,
Diçie: nunqua de preste oí atal hazanna:
Disso: diçít al fijo de la mala putanna
Que venga ante mi, non lo pare por manna.

223. Vino ante el obispo el preste peccador,
Avie con él grant miedo perdida la color,
Non podie de verguenza catar contral sennor,
Nunqua fo el mesquino en tan mala sudor.

224.Dissoli el obispo: preste, dime la verdat,
Si es tal como diçen la tu neçiedat:
Dissoli el buen omne: sennor, por caridat
Si dissiese que non, dizria falsedat.

225.Dissoli el obispo: quando non as çiençia
De cantar otra missa, nin as sen, nin potençia,
Viedote que non cantes, metote en sentençia:
Viví commo mereçes por otra agudençia.

226.Fo el preste su vía triste e dessarrado,
A vie muy grant verguenza, el danno muy granado,
Tornó en la Gloriosa ploroso e quesado,
Que li diesse conseio, ca era aterrado.

227.La Madre preçiosa que nunqua falleçió
A qui de corazon a piedes li cadió,
El ruego del su clerigo luego gelo udió:
Non lo metió por plazo, luego li acorrió.

228.La Virgo Gloriosa madre sin diçion
Apareçiol al obispo luego en vision:
Dixoli fuertes dichos, un brabiello sermon,
Descubrioli en ello todo su corazon.

229.Dixoli braba-mientre: don obispo lozano,
Contra mi por qué fuste tan fuert e tan villano?
Io nunqua te tollí valia de un grano,
E tu asme tollido a mi un capellano.

230.El que a mi cantaba la missa cada dia,
Tu tovist que façia ierro de eresia:
Judguestilo por bestia e por cosa radia,
Tollisteli la orden de la capellania.

213.Si tu no li mandares deçir la missa mia
Commo solie deçirla, grant querella avria.
E tu serás finado hasta el trenteno dia:
Desend verás que vale la sanna de Maria!

232.Fo con estas menazas el bispo espantado,
Mandó enviar luego por el preste vedado:
Rogol quel perdonasse lo que avie errado,
Ca fo el en su pleito dura-ment engannado

233.Mandolo que cantasse commo solie cantar,
Fuesse de la Gloriosa siervo del su altar,
Si algo li menguasse en vestir ó en calzar,
El gelo mandarie del suyo mismo dar.

234.Tornó el omne bono en su capellania,
Sirvió a la Gloriosa Madre Sancta Maria,
Finó en su ofiçio de fin qual yo queria,
Fue la alma a la gloria, a la dulz cofradia.

235.Non podriemos nos tanto escribir nin rezar,
Aun porque podiessemos muchos annos durar,
Que los diezmos miraclos podiessemos contar,
Los que por la Gloriosa denna Dios demostrar.


MILAGRO X

236.Enna villa de Roma essa noble çibdat
Maestra e sennora de toda christiandat
A viei dos ermanos de grant auctoridat,
El uno era clerigo, el otro podestat.

237.Piedrol diçien el clerigo, avie nomne atal,
Varon sabio e noble, del papa cardenal,
Entre las otras mannas avie una sin sal,
Avie gran avariçia, un peccado mortal.

238. Estevan avie nomne el secundo ermano,
Entre los senadores non avie mas lozano,
Era muy poderoso en el pueblo romano,
Avie en prendo prendis bien usada la mano.

239. Era muy cobdiçioso, querie mucho prender,
Falssaba los iudiçios por gana de aver,
Tollielis a los omnes lo que lis podie toller,
Mas preçiaba dineros que iustiçia tener .

24O. Con sus iudiçios falsos de los sus paladares
A Sant Laurent el martir tomoli tres casares:
Perdió Sancta Agnes por él bonos logares,
Un huerto que valie de sueldos muchos pares.

24l. Murió el cardenal don Peidro el onrrado,
Fo a los purgatorios do mereçie seer levado,
Ante de poccos dias fo Estevan finado,
Atendie tal iudiçio qual lo avie dado.

242. Violo Sant Laurençio, católo fea-mientre,
Premiol en el brazo tres veçes dura-mientre,
Quessosse don Estevan bien entro en el vientre,
Nol primirien tenazas defierro tan fuert-mientre.

243. Violo Sancta Agnes a qui tollió el huerto,
Tornóli las espaldas, catol con rostro tuerto,
Estonz dijo Estevan: esto es mal confuerto:
Toda nuestra ganançia ixionos a mal puerto.

244. Dios el nuestro sennor alcalde derechero,
Al que non se encubre bodega nin çellero,
Dijo que esti omne fuera mal ballestero:
Cegó a muchos omnes, non a uno sennero.

245. Deseredó a muchos por mala voçeria,
Siempre por sus peccados asmó alevosia,
Non mereçe entrar en nuestra compannia,
Vaia yaçer con Iudas en essa fermeria.

246. Prisieronlo por tienllas los guerreros antigos,
Los que siempre nos fueron mortales enemigos,
Dabanli por pitanza non mazanas nip figos,
Mas fumo e vinagre, feridas e pelçígos.

247. Vió a su ermano con otros peccadores
Do sedie el mesquino en muy malos sudores:
Methie voçes e gritos, lagrimas e plangores,
A vie grant abundançia de malos servidores.

248. Dixol: deçit, hermano, preguntarvoslo quiero,
Por qual culpa iaçedes en laçerio tan fiero?
Qua si Dios lo quisiere, e yo ferlo podiero,
Buscarvos e acorro en quanto que sopiero.

249. Avienla ya levada çerca de la posada,
Do nunqua verie cosa de que fuesse pagada:
Nin verie sol nin luna, nin buena ruçiada,
E serie en tiniebra commo emparedada.

250. Dixo Peidro: en vida trásqui grant avariçia,
Ovila por amiga a vueltas con cobdiçia,
Por esso so agora puesto en tan mala tritiçia;
Qui tal façe tal prenda, fuero es e iustiçia.

251. Mas si el apostoligo con la su clereçia
Cantasse por mi missa sola-mientre un dia,
Fio en la Gloriosa Madre Sancta Maria,
Que me daria Dios luego alguna meioria.

252. Dest varon don Estevan de qui fablamos tanto,
Porque muchas maldades traie so el manto,
A vie una bondat, amaba a un sancto
Tanto que non podriemos demostrarvos nos quanto.

253. Amaba a Proiecto martir de grant valor,
Guardabal bien la festa Como al buen sennor,
Façiel rico offiçio e muy grant onor,
De pobres e de clerigos quanto podie meior.

254. Laurençio e Agnes maguer que despechados,
Por que los ovo elli ante deseredados,
Moviolos piadat e fueron amanssados,
Cataron mas a Dios que a los sos peccados.

255. Fueron pora Proiecto fuera cuyo rendido,
Dissieronli: Proiecto, non seas adormido,
Piensa del tu Estevan que anda escarnido,
Rendili gualardon, ca ovote servido.

256. Fue pora la Gloriosa que luz mas que estrella,
Moviola con grant ruego, fue ante Dios con ella
Rogó por esta alma que traien a pella,
Que non fuesse iudgada secundo la querella.

257 Disso a esti ruego Dios nuestro sennor:
Faré tanta de graçia por el vuestro amor:
Torne aun al cuerpo la alma peccador,
Desend qual mereçiere reçibrá tal onor.

258. Aya tanto de plazo hasta los XXX dias
Que pueda meiorar todas sus malfetrias;
Mas bien gelo afirmo por las palabras mias,
y serán rematadas todas sus maestrias.

259. Rendieron graçias multas a Dios los rogadores,
Porque empiadaba a los sos peccadores,
Que libró esta alma de mano de traydores,
Que son de los fideles siempre engannadores.

260. Quando lo entendió la gent adiablada,
Quitosse de la alma que tenie legada;
Prísola Sant Proiecto que la avie ganada,
Guióla poral cuerpo a essa su posada.

261. Dissoli la Gloriosa Madre del Criador:
Estevan, rendi graçias a Dios el buen sennor:
Grant graçia te a fecha, que non podrie maior:
Del mal si non te guardas, caerás en peor.

262. Estevan, un conseio te quiero aun dar:
Estevan, es conseio que debes tu tomar:
Mandote cada dia un salmo reçitar:
Beati immaculati, bien bueno de rezar.

263. Si tu cada mannana esti salmo rezares,
E tu a las eglesias los tuertos enmendares,
Ganará la tu alma gloria quando finares,
Escusarás las penas e los graves logares.

264. Resusçitó Estevan, grado a Ihu Xpo,
Regunzóli al papa quanto que avie visto:
Lo que li disso Peidro su hermano bien quisto,
Que iaçie en grant pena lazrado e muy tristo.

265. Demostraba el brazo que tení livorado,
El que en Sant Laurent lo ovo apretado,
Pidie merçet al papa con el cuerpo postrado,
Que cantasse la missa por Peidro el lazrado.

266. Por ferlis bien creençia, por seer bien creido,
Disso que a los XXX dias serie transido:
Dissieron todos: este signo es connoçido:
Si diz verdat o non, será bien entendido.

267. Entregó rica-mientre a los deseredados:
A los que tuerto tovo fizolos bien pagados,
Confessosse al preste de todos sos peccados,
De quantos avie fechos e dichos e asmados.

268. Ya andaba en cabo de las quatro semanas,
Hasta los XXX dias avie poccas mannanas
Despidiose Estevan de las ientes romanas,
Sabie que las palabras de Dios non serien vannas.

269. En el día trenteno fízo su confession,
Reçibió corpus Domini con grant devoçion,
Echose en su lecho, fízo su oraçion,
Rendíó a Dios la alma, finó con bendicion.

MILAGRO XI

270. Era en una tierra un omne labrador,
Que usaba la reia mas que otra labor:
Mas amaba la tierra que non al Criador,
Era de muchas guisas omne revolvedor.

271. Façie una nemiga, façiela por verdat,
Cambiaba los mojones por ganar eredat:
Façie a todas guisas tuerto e falsedat,
Avie mal testimonio entre su veçindat.

272. Querie, peroque malo, bien a Sancta Maria,
Udie sus miraculos, dabalis acogia:
Saludabala siempre, diçiela cada dia
A ve graçia plena que parist a Messia.

273. Finó el rastrapaia de tierra bien cargado,
En soga de diab]os fue luego cativado,
Rastrabanlo por tienllas de coçes bien sovado,
Pechabanli a duplo el pan que dio mudado.

274. Dolieronse los angeles desta alma mesquina,
Por quanto la levarian diablos en rapina:
Quisieron acorrelli, ganarla por veçina,
Mas por fer tal pasta menguabalis farina.

275. Si lis diçien los angeles de bien una razon,
Çiento digien los otros, malas qua buenas non:
Los malos a los bonos tenienlos en rencon,
La alma por peccados non issie de preson.

276. Levantosse un angel, disso: io so testigo,
Verdat es, non mentira, esto que io vos digo:
El cuerpo, el que trasco esta alma consigo,
Fue de Sancta Maria vassaIlo e amigo.

277. Siempre la ementaba a iantar e açena:
Diçieli tres palabras: Ave graçia plena:
La boca por qui essie tan sancta cantilena,
Non mereçie iaçer en tan mala cadena.

278. Luego que esti nomne de la sancta reyna
Udieron los diablos, cojieron ssada hina,
Derramaronse todos commo una neblina,
Desampararon todos a la alma mesquina.

279. Vidieronla los angeles seer desemparada,
De piedes e de manos con sogas bien atada,
Sedie commo oveia que iaçe ensarzada,
Fueron e adussieronla pora la su maiada.

280. Nomne tan adonado e de vertut atanta
Que a los enemigos seguda e espanta,
Non nos debe doler nin lengua nin garganta,
Que non digamos todos: Salve Regina sancta.

MILAGRO XII.

281. En una villa bona que la claman Pavia,
Çibdat de grant façienda, iaçe en Lombardia,
A vie dentro en ella una rica mongia
De muy bonos omnes muy sancta compannia.

282. Era el monesterio alzado en honor
Del que salvó el mundo sennor Sant Salvador:
Avie por aventura en elli un prior
Que nonquerie vevir sinon a su sabor.

283. Avie el bon omne una lengua errada:
Diçie mucha orrura de la regla vedada,
Façia una tal vida non mucho ordenada;
Pero diçie sus oras en manera temprada.

284. Avie una costumne que li ovo provecho,
i Diçie todas sus oras commo monge derecho,
I A las de la Gloriosa siempre sedie erecho,
Aviel el diablo por ello grant despecho.

285. Peroque semeiaba en unas cossas boto,
E commo vos dissiemos que era boca-roto;
En amar la Gloriosa era muy devoto,
Diçie el su ofiçio de suo corde toto.

286. Ovo quanto Dios quiso est prior a finar,
Cadió en un exilio en un aspero logar,
Non vos podrie nul omne el laçerio contar
Que el prior levaba, nil podrie asmar.

287. Avia un sacristano en essa abadia
Que guardaba las cosas de la sacristania:
Uberto avie nomne, cuerdo e sin follia:
Valie mas ca non menos por elli la mongia.

288. Ante de los matines una gant madrugada,
Levantose est monge rezar la matinada,
Tanner a los matines despertar la mesnada
Enderezar las lampadas, allumnar la posada.

289. El prior de la casa de suso ementado
Anno avie complido de que fuera finado;
Pero fué el su pleito en cabo reçentado.
Tan bien commo al día quando fo soterrado.

290. El monge de la casa que sacristano era
Ante que empezasse tanner la monedera,
Alimpiaba las lampadas por fer meior lumnera;
Príso un grant espanto de estranna manera.

291. Udió una voz: domne, flaquiella e cansada,
Disso: fraire Ubert, non sola una vegada;
Connoçiola Ubert e non dubdó en nada,
Que la del prior era; príso grant espantada.

292. Salió de la eglesia, fo a la fermeria,
Non levaba de miedo la voluntat vaçia,
Non irie tan apriesa iendo en romeria:
Don Bildur lo levaba, par la cabeza mia.

293. Estando de tal guisa fuera de las vertudes,
Udió: Ubert, Ubert, por qué me non recudes?
Cata non aias miedo, por ren non te demudes
Piensa commo me fables e commo me pescudes.

294. Estonz dixo Ubert: prior, sé que debedes,
De vos comrfio estades vos me lo regunçedes,
Que sepa el cábildo de vos commo seedes,
En qual estado sodes, o qual lo atendedes.

295. Dissoli el prior: Ubert, el mio criado,
Sepas hasta aqui mal a de mi estado:
Cadí en un exilio crudo e desteinorado:
El prinçep de la tierra, Smerna era clamado.

296. Sufri mucho laçerio, passé mucho mal dia,
El mal que e passado contar non lo podria,
Mas ovo a passar por hi Sancta Maria,
Ovo pesar e duelo del mal que yo sufria.

297.Prísome por la mano e levóme consigo,
Levóme al logar temprado e abrigo,
Tolióme de la premia del mortal enemigo,
Pusome en logar do vivré sin peligro.

298.Grado a la Gloriosa que es de graçia plena,
Fuera so del laçerio, essido so de pena,
Caí en dulz vergel, çerca de dulz colmena,
Do nunqua veré mengua de iantar nin de çena.

299.Calló la voz, con tanto despertó el conviento,
Fueron a la eglesia todos de buent taliento,
Dissieron los matines, fiçieron complimiento,
De guisa que podrie Dios aver pagamiento.

300.Los matines cantados esclareçió el dia,
Dissieron luego prima, desend la ledania,
Fueron a su capitulo la sancta compannia,
Ca esto es derecho, costumne de mongia.

301.Estando en capitulo, leida la lection,
Fizo el sacristano su genuflexion:
Contólis al conviento toda la vision,
Plorando de los oios a muy grant mission.

302.Rendieron todos graçias a la Madre gloriosa
Que sobre sos vassallos es siempre piadosa:
Fueron a la eglesia cantando rica prosa,
Fiçieron en escripto meter toda la cosa.

303.End a poco de tiempo murió e] sacristano,
Murió de fin qual dé Dios a tot xpiano,
Issió de mal ivierno, entró en buen verano,
Fo pora paraiso do será siempre sano.

304.Esto es sumum bonum, servir a tal sennora,
Que sabe a sus siervos acorrer en tal hora:
Esta es buena tienda, esta buena pastora,
Que vale a tot omne que de buen cor la ora.

305.Quantos que la udieron esta tal vision
Cogieron en sus almas maior devoçion:
En amar la Gloriosa de maior corazon,
Aclamarse a ella en su tribulaçion.

MILAGRO XIII

306. En esa misme çibdat avie un buen xpiano
Avie nomne Ieronimo, era missacantano,
Façie a la Gloriosa serviçio muy cutiano,
Los dias e las noches ivierno e verano.

307 .Finó por aventura el obispo del logar,
Non se podien por nada en otro acordar,
Tovieron triduano, querien a Dios rogar,
Que elli lis mostrase qual debiessen alzar.

308. A un omne catolico bien de religion
Fabloli la Gloriosa, dissol en vission:
Varon, porque estades en tal dissenssion?
Dad al mi creendero esta election.

309. Dissol el omne bono por seer bien çertero:
Qui eres tu qui fablas, o qui el creendero?
Io so, li disso ella, la Madre de Dios vero,
Jeronimo li diçen a essi mi clavero.

310. Sei mi mesaiero, lieva esti mandado:
Io te mando que sea aina recabdado,
Si al faz el cabillo, será mal engannado,
Non será el mi fijo, del su fecho pagado.

311. Dissolo e credieronlo esto los electores;
Mas qui era Ieronimo non eran sabidores,
Methieron por la villa omnes barruntadores,
Darian buena alvriçia a los demostradores.

312.Trobaron a Ieronimo preste parroquial,
Omne sin grandes nuevas. sabie pocco de mal,
Levaronlo por mano a la siet catedral,
Dieronli por pitanza la siella obispal.

313.Siguiendo el messaie el de Sancta María
Fiçieronlo obispo e sennor de Pavia,
Ovieron ende todos sabor e alegria,
Qua vidien que la cosa venie por buena via.

314.Fue muy buen obispo e pastor derechero,
Leon pora los bravos, a los mansos cordero,
Guiaba bien su grei, non commo soldadero,
Mas commo pastor firme que está bien façero.

315.Guioli su façienda Dios nuestro sennor,
Fizo buena la vida, la fin mucho meior,
Quando issió dest sieglo fue al otro maior,
Guiolo la Gloriosa Madre del Criador.

316.Madre tan piadossa siempre sea laudada,
Siempre sea bendicha e siempre adorada,
Que pone sus amigos en onrra tan granada:
La su misericordia nunqua serie asmada.

317.Sant Migael de la Tumba es un grant monesterio,
El mar lo çerca todo, elli iaçe en medio:
El logar perigroso, do sufren grant laçerio
los monges que hi viven en essi çimiterio.

318.En esti monesterio que avemos nomnado,
Avie de buenos monges buen convento probado,
Altar de la Gloriosa rico e muy onrrado,
En él rica imagen de pr~io muy granado.

319. Estaba la imagen en su trono posada,
So fijo en sus brazos, cosa es costumnada,
Los reys redor ella, sedie bien compannada,
Commo rica reyna de Dios sanctificada.

320. Tenie rica corona commo rica reyna,
De suso rica impla en logar de cortina,
Era bien entallada de labor muy fina,
Valie mas essi pueblo que la avie veçina.

321. Colgaba delant ella un buen aventadero,
En el seglar lenguage diçenli moscadero:
De alas de pavones lo fizo el obrero,
Luçie commo estrellas semeiant de luçero.

322. Cadió rayo del çielo por los graves peccados,
Ençendió la eglesia de todos quatro cabos,
Quemó todos los libros e los pannos sagrados,
Por pocco que los monges que non foron quemados.

323. Ardieron los armarios e todos los frontales,
Las bigas, las gateras, los cabríos, los cumbrales
Ardieron las ampollas, caliçes e çiriales,
Sufrió Dios essa cosa commo faz otras tales.

324. Maguer que fué el fuego tan fuert e tan quemant
Nin plegó a la duenna, nin plegó al infant,
Nin plegó al flabello que colgaba delant,
Nin li fizo de danno un dinero pesant.

325. Nin ardió la imagen, nin ardió el flabello,
Nin prisieron de danno quanto val un cabello,
Sola-miente el fumo non se llegó a ello,
Nin nuçió mas que nuzo io al obispo don Tello.

326.Continens e contentum, fue todo astragado,
Tornó todo carbones, fo todo asolado:
Mas redor de la imagen quanto es un estado,
Non fizo mal el fuego, ca non era osado.

327.Esto lo vieron todos por fiera maravella,
Que nin fumo nin fuego non se llegó a ella,
Que sedie el flabello mas claro que estrella,
El nino muy fermoso, fermosa la ponçella.

328.El preçioso miraclo non cadió en oblido,
Fué luego bien dictado, en escripto metido,
Mientre el mundo sea, será él retraido,
Algun malo por ello fo a bien convertido.

329.La Virgo benedicta reyna general,
Commo libró su toca de esti fuego tal,
Asin libra sus siervos del fuego perennal,
Lievalos a la gloria do nunqua vean mal.


MILAGRO XV

330.Enna villa de Pisa çibdat bien cabdalera,
En puerto de mar iaçe rica de grant mannera,
Avie hi un calonge de buena alcavera,
Diçien Sant Cassian ond el canonge era.

331.Commo fiçieron otros que de suso contamos,
Que de Sancta Maria fueron sos capellanos,
Esti-amóla mucho mas que muchos christianos,
E façieli serviçio de piedes e de manos.

332.Non avie essi tiempo uso la clereçia
Deçir ningunas oras a ti, Virgo Maria
Pero elli diçielas siempre e cada dia,
Avie en la Gloriosa sabor e alegria.

333. Avien los sos parientes esti fijo sennero,
Ouando ellos finassen era buen credero,
Dessabanli de mueble assaz rico çellero,
Tenien buen casamiento assaz cobdiçiadero.

334. El padre e la madre quando fueron finados,
Vinieron los parientes tristes e dessarrados:
Diçienli que fiçiese algunos engendrados,
Que non fincassen yermos logares tan preçiados.

335. Cambiose del proposito del que ante tenie,
Moviolo la ley del sieglo, dixo que lo farie,
Buscaronli esposa qual a él convenie,
Destaiaron el dia que las bodas façie.

336. Ouando vino el dia de las bodas correr,
Iba con sos parientes la esposa prender:
Tambien ennia Gloriosa non podie entender
Commo lo solie ante otro tiempo façer.

337. Yendo por la carrera acomplir el so depuerto,
Membrol de la Gloriosa que li iaçie en tuerto,
Tóvose por errado, e tóvose por muerto:
Asmó bien esta cosa quel istrie a mal puerto.

338. Asmando esta cosa de corazon cambiado,
Halló una eglesia lugar a Dios sagrado:
Dessó las otras yentes fuera del portegado,
Entró fer oraçion el novio refrescado.

339. Entró en la eglesia al cabero rencon,
Inclinó los enoios, façie su oraçion,
Vinoli la Gloriosa plena de bendiçion,
Commo qui sannosa-mientre dissoli tal razon:

340 Don fol, malastrugado, torpe e enloquido,
En que roidos andas, en que eres caido?
Semeias erbolado que as ierbas bebido,
E que eres del blago de Sant Martin tannido.

341.Assaz eras varon bien casado conmigo:
Io mucho te queria commo a buen amigo;
Mas tu andas buscando meior de pan de trigo:
Non valdrás mas por esso quanto vale un figo.

342. Si tu a mi quisieres escuchar e creer,
De la vida primera non te querrás toller:
A mi non dessarás por con otra tener,
Si non, avrás la lenna acuestas a traer .

343. Yssió de la eglesia el novio maestrado,
Todos avien querella que avie tardado,
Fueron cabadelante recabdar su mandado,
Fo todo el negoçio aina recabdado.

344. Fiçieron ricas bodas, la esposa ganada,
Ca serieli affonta si fuesse desdennada,
Era con esti novio la novia bien pagada;
Mas non entendie ella do iaçe la çelada.

345. Sopo bien encobrirse el de suso varon,
La lengua poridat tovo al corazon,
Ridie e deportaba todo bien por razon,
Mas avielo turbado mucho la vission.

346. Ovieron ricas bodas e muy grant alegria,
Nunqua maior siquiere ovieron en un dia;
Mas echó la redmanga por i Sancta Maria,
E fizo en sequero una grant pesqueria.

347. Quando veno la noch la ora que dormiessen,
Fiçieron a los novios lecho en que ioguiessen:

Ante que entre si ningun solaz oviessen,
Los brazos de la novia non tenien que prisiessen.

348. Yssioseli de manos, fussoli el marido,
Nunqua saber podieron omnes do fo caido,
Sópolo la Gloriosa tener bien escondido,
Non lo consintió ella que fuesse corrompido.

349. Dessó mugier fermosa, e muy grant posesion,
Lo que farien bien poccos de los que oi son:
Nunqua lo entendieron do cadió, o do non:
Qui por Dios tanto façe, aya su bendiçion.

350. Creemos e asmamos que esti buen varon
Buscó algun logar de grant religion:
I sóvo escondido façiendo oraçion,
Por ond ganó la alma de Dios buen gualardon.

351. Bien debemos creer que la Madre gloriosa
Porque fizo est omne esta tamanna cossa,
Non lo oblidarie, commo es piadosa,
Bien allá lo farie posar do ella posa.


MILAGRO XVI

352.Enna villa de Borges una çibdat estranna
Cuntió en essi tiempo una buena hazanna:
Sonada es en Françia, si faz en Alemanna,
Bien es de los miraclos semeiant e calanna.

353.Un monge la escrípso omne bien verdadero,
De Sant Miguel era de la Clusa claustero:
Era en essi tiempo en Borges ostalero,
Peidro era su nomne, so ende bien çertero.

354. Tenie en essa villa, ca era menester,
Un clerigo escuela de cantar e leer:
Tenie muchos criados a letras aprender,
Fijos de bonos omnes que querien mas valer.

355. Venie un iudezno natural del logar
Por sabor de los ninnos por con ellos iogar:
Acogienlo los otros, non li façien pesar,
Avien con él todos sabor de deportar.

356. En el dia de Pascua domingo grant mannana,
Quando van corpus Domini prender la yent christiana,
Prísol al iudezno de comulgar grant gana,
Comulgó con los otros el cordero sin lana.

357. Mientre que comulgaban a muy grant presura,
El ninno iudezno alzó la catadura,
Vío sobrel altar una bella figura,
Una fermosa duenna con genta creatura.

358. Vío que esta duenna que posada estaba,
A grandes e a chicos ella los comulgaba:
Pagóse della mucho quanto mas la cataba,
De la su fermosura mas se enamoraba.

359. Yssio de la eglesia alegre e pagado,
Fué luego a su casa commo era vezado,
Menazólo el padre porque avie tardado,
Que mereçiente era de seer fostigado.

360. Padre, dixo el ninno, non vos negaré nada,
Ca con los christianiellos fui grant madurgada,
Con ellos odi missa rica-mientre cantada,
E comulgué con ellos de la ostia sagrada.

361.Pesoli esto mucho al mal aventurado,
Commo si lo toviesse muerto o degollado:
Non sabia Con grant ira que fer el diablado,
Façie figuras malas commo demoniado.

362.Avie dentro en cassa esti can traydor
Un forno grant e fiero que façie grant pavor:
Fizolo ençender el locco peccador ,
De guisa que echaba sobeio grant calor.

363.Príso esti ninnuelo el falso descreido
Asin commo estaba calzado e vestido:
Dió con él en el fuego brava-ment ençendido:
Mal venga a tal padre que tal façe a fijo.

364.Methió la madre voçes a grandes carpellidas,
Tenie con sus onçeias las massiellas rompidas,
Ovo muchas de yentes en un rato venidas,
De tan fiera queja estaban estordidas.

365.El fuego porque bravo, fue de grant cosiment,
Non li nuçió nin punto, mostrolis buen talent,
El ninnuelo del fuego estorçió bien gent,
Fizo un grant miraclo el Rey omnipotent.

366.Iaçie en paz el ninno en media la fornaz,
En brazos de su madre non iazrie mas en paz,
Non preçiaba el fuego mas que a un rapaz,
Cal façie la GlorioSa companna e solaz.

367.Issio de la foguera sin toda lission,
Non sintió calentura mas que otra sazón,
Non priso nulla tacha, nulla tribulaçion.
Ca pusiera en elli DioS la su bendiçion.

368.Preguntaronli todos iudios e christianos:
Commo podio vençer fuegos tan sobrazanos,
Quando él non mandaba los piedes nin las mannos?
Qui lo cabtenie entro ficiesselos certanos.

369.Recudiolis el ninno palabra sennalada:
Laduenna que estaba enna siella orada,
Con su fijo en brazos sobrel altar posada,
Essa me defendie, que non sintie nada.

370.Entendieron que era Sancta Maria esta
Que lo defendió ella de tan fiera tempesta:
Cantaron grandes laudes, fiçieron rica festa,
Methieron esti miraclo entre la otra gesta.

371.Prisieron al iudio, al falsso desleal,
Al que a su fijuelo fiçiera tan grant mal,
Legaronli las manos con un fuerte dogal,
Dieron con elli entro en el fuego cabdal.

372.Quanto contarie omne poccos de pipiones,
En tanto fo tornado çeniza e carbones:
Non diçien por su alma salmos nin oraçiones,
Mas diçien denosteos e grandes maldiçiones.

373.Diçienli mal ofiçio, façienli mala ofrenda,
Diçien por pater noster, qual fizo. atal prenda:
De la comunicanda domni Dios nos defenda,
Por al diablo sea tan maleita renda.

374.Tal es Sancta Maria que es de graçia plena:
Por serviçio da gloria, por deserviçio pena,
A los bonos da trigo, a los malos avena,
Los unos van en gloria, los otros en cadena.

375. Qui serviçio li façe, es de buena ventura,
Quil fizo deserviçio, naçió en ora dura:
Los unos ganan graçia, e los otros rencura,
A bonos e a malos so fecho los mestura.

376.Los que tuerto ti tienen o que la desirvieron,
Della merçed ganaron, si bien gela pidieron:
Nunqua repoió ella a los que la quisieron,
Nin lis dió en refierta el mal que li fiçieron.

377.Por probar esta cosa que dicha vos avemos,
Digamos un exiemplo fermoso que leemos:
Quando fuere contado, meior lo creeremos,
De buscarli pesar mas nos aguardaremos.

MILAGRO XVII.

378.Tres caballeros eran de una atenençia,
Con otro so veçino avian mal querençia,
Matarienlo de grado, si oviessen potençia,
En buscarli muerte mala metien toda femençia.

379.Tanto podieron ellos revolver e buscar,
Ovieronlo un dia solo a barruntar,
Echaronli çelada, ca querienlo matar,
Mas lo querrien tener que grant aver ganar.

380.Entendiolo el otro que lo querrian matar,
Non se osó por nada con ellos acampar,
Empezó a foir, qua querie escapar,
Movieron luego ellos, fueronlo encalzar.

381.El que iba fuyendo con muy grant pavor,
Troçió una eglesia, ovo en grant sabor,
Era de la Gloriosa fecha en su honor,
Escondióse en ella mesquino peccador.

382.Los que lo segudaban, que lo querien matar,
Non ovieron verguenza del sagrado logar:
Quisolo la Gloriosa e Dios desamparar,
Ovieronli la alma del cuerpo a sacar.

383.Dentro enna la eglesia, de la Virgo sagrada
Hi fue esta persona muerta e livorada:
Tovose la Gloriosa mucho por afontada,
Los que la afontaron non ganaron y nada.

384. La Reyna de gloria tovose por prendada,
Porque la su eglesia fincaba violada:
Pesol de corazon, fo ende despechada,
Demostrogelo luego que lis era irada.

385. Embió Dios en ellos un fuego infernal,
Non ardie e quemaba commo el de Sant Marzal
Quemabalis los miembros de manna mortal,
Diçien a grandes voçes: Sancta Maria, val!

386. Con esta maiadura eran muy mal trechos,
Perdien piedes e manos, e fincaban contrechos,
Las piernas e los brazos bien çerca de los pechos,
Iba Sancta Maria prendiendo sus derechos.

387.Entendiendo los pueblos, ellos non lo negaban,
Las virtudes sannosas que ellas lo maiaban,
Que ellos mereçieron por ond tanto lazraban,
Non lo asmaban ellos, quando las violaban.

388. Los sanctos nin las sanctas non lis querrien valer,
Peoraban cutiano a muy grant poder,
Prisieron un conseio, ante fuera a prender,
Tornar enna Gloriosa que los façie arder.

389. Cadieronli a preçes delant el su altar,
Plorando de sus oios quanto podien plorar,
Diçien: Madre gloriosa dennanos perdonar,
Ca non trobamos otro que nos pueda prestar .

390. Si nos mal mereçiemos, rica-ment lo lazramos,
Bien nos verrá en miente mientre vivos seamos,
Madre, si nos perdonas, bien te lo otorgamos,
Que enna tu eglessia fuerza nunqua fagamos.

391. Madre, dante buen preçio, que eres piadosa,
Siempre piadat traes maguer eres sannosa:
Madre plena de graçia, perdona esta cosa,
Danos buena respuesta temprada e sabrosa.

392. Madre, repisos somos del yerro que fiçiemos,
Erramos dura-miente, grant locura trasquiemos,
Prisiemos grant quebranto, maior lo mereçiemos,
Pechado lo avemos el escot que comiemos.

393. Madre, si non nos vales, de ti non nos partremos,
Si tu non nos perdonas, daquende nos iremos,
Si tu non nos acorres a nada nos tenemos,
Sin ti desta fiebre terminar non podremos.

394. La Madre gloriosa solaz de los cuitados,
Non desdennó los gémitos de los omnes laizados,
Non cató al su merito nin a los sus peccados,
Mas cató su mesura, valió a los quemados.

395. La duenna piadosa que fue ante irada,
Fué perdiendo la ira e fue mas amansada:
Perdonolis la sanna que lis tenie alzada,
Toda la malathia fue luego acabada.

396. Amansaron los fuegos que los façien arder,
Avien maior remedio que non solien aver,
Sintien que la Gloriosa pro lis querie tener,
Ploraban con grant gozo, non se sabien que fer.

397. Amansaron los fuegos, perdieron los dolores,
Mas nunqua de los miembros non fueron bien sennores,
Siempre fueron contrechos, siempre mendigadores,
Siempre se aclamaban por mucho peccadores.

398.Con esta meioria que Dios lis quiso dar
Fueron luego al bispo absoluçion ganar:
Fiçieron confession commo la debien far,
Plorando de los oios, mostrando grant pesar.

399.Maestrólos el bispo, udió su confession,
Entendió que vinien con buena contreçion,
Diolis su penitençia e la absoluc;ion,
Todo lo al passado, diolis su bendiçion.

400.Sin muchas romerias que lis mandó andar,
Sin muchas oraçiones que lis mandó rezar,
Las armas con que fueron la eglesia quebrantar,
Mandogelas por siempre a sus cuestas levar.

401.Estos penitençiales quando fueren maestrados,
E fueron absolvidos de todos los peccados,
Departieronse luego tristes e dessarrados,
Fueron a sendas partes de sus armas cargadas.

402.A sendas partes fueron, en uno non tovieron,
Commo es mi creençia, nunqua mas se vidieron,
Nunqua mas so un techo todos tres non ioguieron,
Lo que mandó el bispo bien e gent lo cumplieron.

403.Si en fer la nemiga fueron bien denodados,
En fer la penitençia fueron bien aspirados,
Non lis dolien los miembros, andaban bien lazrados,
Prendiendo malas noches, e días denegrados.

404.Si en fer el peccado fueron çiegos e botos,
Fueron en emendarlo firmes e muy devotos:
Quantos dias visquieron, fueron muchos o poccos,
Dieron sobre sos carnes laçerio e corrotos.

405. De todos tres el uno flaco e muy lazrado
Vino en Anifridi, commo diz el dictado:
Albergó enna villa, dieronli ospedado,
Con una sancta femna do fué bien albergado.

406. Contólis a los uespedes toda su aventura,
Commo enna eglesia fiçieron desmesura,
ComQ1o Sancta Maria ovo dellos rencura,
E commo se perdieron de mala calentura.

407. Teniendo que su dicho non li serie creido,
Delante muchos omnes tolliose el vestido,
Demostrolis un fierro que traie escondido
Çinto a la carona, correon desabrido.

408. Podie aver en ancho quanto media palmada,
Era çerca del fierro la carne muy inchada,
La que iaçie de iuso era toda quemada:
Fuesse end otro dia de buena madurgada.

409. Fiçieronse los omnes todos maravillados,
Ca udien fuertes dichos, vedien miembros danados,
Doquier que se iuntaban mançebos o casados,
Deso fablaban todos mozos e aiumados.

410. Fué luego est miraclo escripto e notado,
Por amor que non fuesse en oblido echado:
Cogieron muchos miedo de façer tal peccado,
De quebrantar eglesia e logar consegrado.

411. Tal es Sancta Maria qual entender podedes,
A los que en mal andan echalis malas redes,
Sobre los convertidos façe grandes merçedes,
Muchos son los exiemplos que desto trovaredes.

412.Tanto son los exiemplos que non serien contados,
Ca creçen cada dia, diçenlo los dictados:
Estos con çiento tantos diezmos serien echados:
Ella ruegue a Xpo por los pueblos errados.

MILAGRO XVIII

413.En Toledo la noble que es arzobispado,
Un dia de grant festa por agosto mediado,
Festa de la Gloriosa Madre del buen Criado
Conteçió un miraclo grant e muy sennalado.

414.Sedie el arzobispo un leal coronado
En medio de la missa sobrel altar sagrado:
Udiendola grant pueblo, pueblo bien adovado,
La eglesia bien plena, el coro bien poblado.

415.Las gentes muy devotas sedien en oraçion
Commo omnes que quieren ganar de Dios perdon:
Udieron una voz de grant tribulaçion
Por ond fo perturbada toda la proçesion.

416.Fablólis voz del çielo dolient e querellosa:
Oid, dixo, christianos, una estranna cosa:
La gent de iudaismo sorda e çegaiosa,
Nunqua contra don Xpo non fo mas porfiosa.

417.Secundo que nos diçen las sanctas Escripturas,
Fiçieron en don Xpo muy grandes travesuras:
Taiaba essa cuita a mi las assaduras,
Mas en ellos quebraron todas las sus locuras.

418. Nin se dolien del fijo que mal non mereçie,
Nin de la madre suya que tal cuita vidie:
Pueblo tan descosido que tal mal comedie,
Qui al talli fiçiesse, nul tuerto non farie.

419. Los que mala naçieron falssos e traydores,
Agora me renuevan los antigos dolores,
En grant priesa me tienen e en malos sudores,
En cruz está mi fijo luz de los peccadores.

420. Otra vez cruçifican al mi caro fijuelo,
Non entendrie ninguno quand grant es el mi duelo,
Criasse en Toledo un amargo maiuelo,
Non se crió tan malo nunqua en esti suelo.

421. Udieron esta voz toda la clereçia,
E muchos de los legos de la mozarabia,
Entendieron que era voz de Sancta Maria,
Que façien contra ell los iudios follia.

422. Fabló el arzobispo que la missa cantaba,
Escuchólo el pueblo que çerca li estaba,
Creed, disso, conçeio, que la voz que fablaba,
Prende muy grant superbia, por en se querelleba.

423. Sepades que iudios façien alguna cosa,
E contra Jhu Xpo fijo de la Gloriosa:
Por essa cuita anda la madre querellosa,
Non es esta querella baldrera nin mintrosa.

424. Conviento e conçeio, quantos aqui seedes,
Meted mientes en esto e non lo desdennedes:
Si la cosa buscaredes, batuta hallaredes,
Desta malfetria derecho tomaredes.

425. Vaiamos a las casas, esto non lo tardemos,
De los rabís maiores, ca algo hallaremos:
Desemos las iantares, ca bien las cobraremos;
Si non, de la Gloriosa mal rebtados seremos.

426.Movieronse los pueblos, toda la clereçia,
Fueron a muy grant priesa pora la iudería,
Guiolos Ihu Xpo e la Virgo Maria,
Fo luego escubierta la su alevosia.

427.Fallaron en una casa del rabí mas onrrado
Un grant cuerpo de çera commo omne formado,
Commo don Xpo sóvo, sedie cruçifigado,
Con grandes clavos preso, grant plaga al costado.

428.Quantta fonta fiçieron en el nuestro Sennor ,
Alli la façien toda por nuestra desonor:
Recabdaronlos luego, mas non con grant sabor
Qual façien tal prisieron, grado al Criador.

429.Fueron bien recabdados los que prender pudieron
Dieronlis iantar mala qual ellos mereçieron:
Hi fiçieron tu autem, mala muerte prisieron,
Despues lo entendieron, que mal seso fiçieron.

430.Qui a Sancta Maria quisiere afontar,
Commo estos ganaron, assin deben ganar;
Mas pensemosla nos de servir e honrrar,
Ca nos a él su ruego en cabo a prestar.

MILAGRO XIX

431.De un otro miraclo vos queremos contar
Que cuntió otro tiempo en un puerto de mar:
Estonz lo entendredes e podredes iurar,
La virtut de Maria que es cada logar.

432. Entendredes en ello commo es la Gloriosa
En mar e en terreno por todo poderosa:
Commo vale aina, ca non es perezosa,
E nunqua trovó omne madre tan pIadosa.

433.Çerca una marisma, Tumba era clamada,
Façiase una isla cabo la orellada,
Façie la mar por ella essida e tornada,
Dos veçes en el dia, o tres a la vegada.

434. Dien dentro enna isla de las ondas çerquiella,
De Sant Miguel era, avie una capiella,
Cuntien grandes virtutes siempre en essa çiella,
Mas era la entrada un pocco asperiella.

435. Quando querie el mar contra fuera essir,
Isie a fiera priessa, non se sabie sofrir:
Omne maguer ligero, non li podrie foir;
Si ante non issiesse, hi avrie a perir,

436. El dia de la fiesta del arcangel preçioso
Era el mar mas quedo, iaçie mas espaçioso,
Udie el pueblo missa non a son vagoroso,
Fuien luego a salvo a corso presuroso.

437.Un dia por ventura con la otra mesnada
Methiose una femna flaquiella e prennada,
Non podió aguardasse tan bien a la tornada,
Tóvose por repisa por que era entrada.

438. Las ondas vinien çerca, las gentes alongadas,
Avie con el desarro las piernas embargadas,
Las compannas non eran de valerli osadas,
En poquiello de termino façien muchas iornadas.

439. Quand al non podien las gentes con ardura
Valasli, Sancta Maria, diçien a grant pressura:
La prennada mesquina cargada de rencura
Fincó entre las ondas en fiera angostura.

440. Los que eran essidos, commo non vedien nada,
Cuidaban bien sin dubda que era enfogada:
Diçien: esta mesquina fue desaventurada:
Sos peccados tovieronli una mala çelada.

441. Ellos esto diçiendo, encogióse la mar,
En pocco de ratiello tornó en su logar,
Quisolis don Xpo grant miraclo demostrar,
Por ond de la su Madre oviessen que fablar.

442. Ellos que se querien todos ir su carrera,
Estendieron los oios, cataron a la glera,
Vidieron que vinie una mugier sennera,
Con so fijo en brazos en contra la ribera.

443. Fiçieronse las gentes todas maravilladas,
Tenien que fantasia las avie engannadas;
Pero a pocca dora fueron çertifigadas,
Rendien graçias a Xpo todas manos alzadas.

444. Dissieron: deçit, duenna, por Dios e caridat,
Por Dios vos coniuramos, deçitnos la verdat,
Deçitnos de la cosa toda çertenedat,
E commo vos librastes de vuestra emprennedat.

445. Por Dios avino esto, en ello non dubdamos,
E por Sancta Maria a la que nos rogamos,
E por Sant Miguel, en cuia voz andamos:
Es esti miraclo bien que lo escribamos.

446. Oid, disso la duenna, la mi buena companna,
Creo que non udiestes nunqua meior hazanna:
Será bien retraida pro la tierra estranna,
En Greçia e en Africa, e en toda Espanna.

447. Ouando vi que de muert estorçer non podia,
Que de las fieras ondas çircundada sedia,
Comendeme a Xpo e a Sancta Maria,
Ca pora mi conseio otro non entendia.

448. Yo en esto estando vino Sancta Maria,
Cubriome con la manga de la su almexia:
Non sentia nul periglo mas que quando dormia,
Si ioguiesse en banno, mas léida non seria.

449. Sin cuita e sin pena, sin ninguna dolor
Parí esti fijuelo, grado al Criador:
Ovi buena madrina, non podrie meior,
Fizo misericordia sobre mi peccador.

450. Fizo en mi grant graçia non una, ca doblada:
Si por ella non fuesse, seria enfogada:
Valióme en el parto, si non serie dannada:
Nunqua mugier non ovo madrina tan onrrada.

451. Assin fo mi façienda commo yo vos predigo,
Fizo Sancta Maria grant piadat comigo,
Cnde todos debemos prender ende castigo,
Pregarla que nos libre del mortal enemigo.

452. Ovieron del miraclo todos grant alegria,
Rendieron a Dios graçias e a Sancta Maria,
Fiçieron un buen cantico toda la clereçia,
Podrielo en la eglesia cantar la clereçia.

453. Xpo sennor e padre, del mundo redentor,
Que por salvar el mundo sofrist muert e dolor,
Tu seas beneito, ca eres buen sennor ,
Nunca te priso asco del omne peccador.

454. Tu librest a Ionas del vientre del pescado,
Que lo tovo tres dias en el vientre çerrado,
Non príso lision, ca fue de ti guardado:
El miraclo vieio oy es renovado.

455. Fijos de Isrrael quando la mar passaron,
Que por tu mandamiento tras Moises guiaron,
Iaçiendo so las ondas nul danno non tomaron;
Mas los persecutores todos se enfogaron.

456. Los antigos miraclos preçiosos e onrrados
Por oio los veemos agora renovados:
Sennor, los tos amigos en el mar fallan vados,
A los otros en seco los troban enfogados.

457. Sennor, la tu potençia grant e marabillosa
Essa salvó a Peidro enna mar periglosa:
Sennor que encamesti enna Virgo gloriosa,
En ti solo fiamos, ca non en otra cosa.

458. Sennor, bendicta sea la tu vertut sagrada,
Benedicta la tu madre reyna coronada:
Tu seas bendicho, ella sea laudada:
Sennor, ovist en ella benedicta posada!

459. Sennor, que sin fin eres e sin empezamiento,
En cuia mano iaçen los mares e el viento,
Denna tu bendiçion dar en est conviento,
Que laudarte podamos todos de un taliento.

460. Varones e mugieres quantos aqui estamos,
Todos en ti creemos e a ti adoramos:
A ti e a tu madre todos glorificamos:
Cantemos en tu nomne el Te Deum laudamus.

MILAGRO XX

461. De un otro miraclo vos querria contar
Que cuntió en un monge de abito reglar:
Quísolo el diablo dura-ment espantar,
Mas la Madre gloriosa sopogelo vedar.

462. De que fo enna orden, bien de que fo noviçio
Amó a la Gloriosa siempre façer serviçio:
Quitandose de follia de fablar en forniçio.
Pero ovo en cabo de caer en un viçio.

463. Entró enna bodega un día por ventura,
Bebió mucho del vino, esto fo sin mesura,
Embebdose el locco, issio de su cordura,
Iogo hasta las viesperas sobre la tierra dura.

464. Bien a ora de visperas el sol bien enflaquido,
Recordó mala-mientre andaba estordido:
Issio contra la claustra hascas sin nul sentido:
Entendiengelo todos que bien avie bebido.

465. Peroque en sus piedes non se podie tener,
Iba a la eglesia commo solia façer ,
Quisoli el diablo zancajada poner,
Ca bien se lo cuidaba rehez-mientre vençer.

466. En figura de toro que es escalentado,
Cavando con los piedes, el çeio demudado,
Con fiera cornadura sannoso e yrado
Paroseli delante el traydor probado.

467. Façieli gestos malos la cosa diablada,
Que li metrie los cuernos por media la corada
Príso el omne bueno muy mala espantada,
Mas valiol la Gloriosa reyna coronada.

468. Vino Sancta Maria con abito onrrado,
Tal que de omne vivo non serie apreçiado,
Methieselis in medio a él e al peccado,
El toro tan superbio fue luego amansado.

469. Menazóli la duenna con la falda del manto,
ESto fo pora elli un muy mal quebranto,
Fúso e desterrósse façiendo muy grant planto,
Fincó en paz el monge, graçias al Padre sancto.

470. Luego a poco rato, a pocas depassadas
Ante que empezasse a sobir ennas gradas,
Cometiólo de cabo con figuras pesadas,
En manera de can firiendo colmelladas.

471. Vinie de mala guisa, loS dientes regannados,
En çeio muy turbio, los oios remellados
Por ferlo todo piezas, espaldas e costados:
Mesiello, diçie elli, graves son mis pecados!

472. Vien se cuidó el monge seer despedazado,
Sedie en fiera cueta, era mal dessarrado,
Mas valiol la GlorioSa, es cuerpo adonado,
Commo fizo el toro, fo el can segudado.

473. Entrante de la eglesia enna somera grada
Cometiólo de cabo la terçera vegada
En forma de leon, una bestia dubdada,
Que traie tal fereza que non serie asmada.

474. Alli cuidó el monge que era devorado,
Ca vidie por verdat un fiero encontrado:
Peor li era esto que todo lo passado,
Entre su voluntat maldiçie al peccado.

475. Diçie: valme Gloriosa madre Sancta Maria,
Valame la tu graçia oi en esti dia,
Ca só en grant afruento, en maior non podria:
Madre, non pares mientes a la mi grant follia!

476. Abes podió el monge la palabra complir
véno Sancta Maria commo solie venir
Con un palo en mano pora leon ferir:
Methioselis delante, empezó a deçir:

477. Don falso alevoso, non vos escarmentades?
Mas io vos daré oi lo que vos demandades:
Ante lo compraredes que daquend vos vayades,
Con quien volvistes guerra quiero que lo sepades.

478.Empezoli a dar de grandes palancadas,
Non podien las menudas escuchar las grannadas,
Lazraba el leon a buenas dinaradas,
Non ovo en sus dias las cuestas tan sovadas.

479. Diçiel la buena duena: don falso traydor
Que siempre en mal andas, eres de mal sennor:
Si mas aqui te prendo en esti derredor,
De lo que oi prendes aun prendrás peor.

480. Desfizo la figura, empezó a foir,
Nunqua mas fo osado al monge escarnir,
Ante passó grant tiempo que podiesse guarir,
Plógoli al diablo quando lo mandó ir.

481. El monge que por todo esto avia pasado,
De la carga del vino non era bien folgado,
Que vino e que miedo avienlo tan sovado,
Que tornar non podio a su lecho usado.

482. La Reyna preçiosa e de preçioso fecho
Prísolo por la mano, levólo por al lecho,
Cubriólo con la manta e con el sobrelecho,
Pusol so la cabeza el cabezal derecho.

483. Demas quando lo ovo en su lecho echado
Sanctiguol con su diestra e fo bien sanctiguado:
Amigo, dissol, fuelga, ca eres muy lazrado,
Con un pocco que duermas luego seras folgado.

484. Pero esto te mando, afirmes te lo digo,
Cras mannana demanda a fulan mi amigo,
Conffiessate con elli e serás bien comigo,
Ca es muy buen omne, e dartá buen castigo.

485. Quiero io que mi via salvar algun cuitado,
Esto es mi deliçio, mi offiçio usado:
Tu finca bendicho a Dios acomendado;
Mas non se te oblide lo que te e mandado.

486. Disol el omne bueno: duenna, se que debedes,
Vos que en mi fiçiestes atan grandes merçedes,
Quiero saber qui sodes, o que nomne avedes,
Ca io gano en ello, vos nada non perdedes.

487. Disso la buena duenna: seas bien sabidor,
Io so la que parí al vero Salvador,
Que por salvar el mundo sufrió muert e dolor,
Al que façen los angeles serviçio e onor.

488. Disso el omne bono: esto es de creer:
De ti podrie, sennora, esta cosa naçer:
Déssateme, sennora, los tus piedes tanner
Nunqua en esti sieglo veré tan grant plaçer.

489. Contendie el bon omne, queriesse levantar,
Por fincar los inoios, los piedes li besar;
Mas la Virgo Gloriosa non lo quiso esperar,

Tollioseli de oios, ovo él grant pesar.

490. Non la podie a ella por do iba veer,
Mas vedie grandes lumnes redor ella arder:
Non la podie por nada de los oios toller,
Façie muy grant derecho, ca fizol grant plaçer.

491. Otro dia mannana venida la luz clara
Buscó al omne bono que ella li mandara:
Fizo su confession con umildosa cara,
Non li çel6 un punto de quanto que pasara.

492. El maestro al monge fecha la confession,
Dioli conseio bueno, dio]i absoluçion,
Methió Sancta Maria en él tal bendiçion,
Que valió mas por elli toda essa congregaçion.

493. Si ante fora bono, fo desende meior:
A la sancta reyna Madre del Criador
Amóla siempre mucho, fizol siempre onor:
Feliz fo el que ella cogió en su amor.

494. .El otro omne bono non lo sabrie nomnar,
Al que Sancta Maria ]0 mandó maestrar:
Cogió amor tan firme de tanto la amar
Que dessarsie por ella la cabeza cortar.

495. Todas las otras gentes legos e coronados,
Clerigos e canonges e los escapulados,
Fueron de la Gloriosa todos enamorados
Que sabe acorrer tan bien a los cuitados.

496. Todos la bendiçien e todos la laudaban,
Las manos e los oios a ella los alzaban,
Retraien los sos fechos, las sos laudes cantaban,
Los dias e las noches en esso las passaban.

497. Sennores e amigos, muevanos esta cosa,
Amemos e laudemos todos a la Gloriosa,
Non echaremos mano en cosa tan preçiosa
Que tambien nos acorra en ora periglosa.

Si nos bien la sirvieremos, quequiere quel pidamos
Todo lo ganaremos, bien seguro seamos:
Aqui lo entendremos bien ante que muramos,
Lo que alli methieremos que bien lo empleamos.

499. Ella nos de su graçia e su bendiçion
Guardenos de peccado e de tribulaçion,
De nuestras liviandades ganemos remission,
Que no vaian las almas nuestras en perdiçion.

MILAGRO XXI

500. Sennores e amigos companna de prestar
De que Dios se vos quiso traer a est logar,
Aun si me quissiessedes un poco esperar,
En un otro miraclo vos querria fablar.

501. De un otro miraclo vos querria contar
Que fizo la Gloriosa estrella de la mar:
Si oirme quisieredes, bien podedes iurar
Que de meior boccado non podriedes tastar .

502. Ennos tiempos derechos que corria la verdat,
Que non diçien por nada los omnes falsedat,
Estonz vivien a buenas, vinien a vegedat,
Vedien a sus trasnietos en septima edat.

503. Façie Dios por los omnes miraclos cutiano,
Ca non querie ninguno mentir a su xpiano,
Avien tiempos derechos ivierno e verano,
Semeiaba el sieglo que todo era plano.

504. Si pecaban los omnes, façien bien penitençia,
Perdonabalis luego Dios toda la malquerençia,
Avien con Jesu Xpo toda su atenençia:
Quierovos dar a esto una buena sentençia.

505. De una abbatissa vos quiero fer conseia,
Que peccó en buen punto commo a mi semeia,
Quissieronli sus duennas revolver mala çeia,
Mas nol empedeçieron valient una erveia.

506. En esta abbadesa iaçie mucha bondat,
Era de grant recabdo e de grant caridat,
Guiaba su conviento de toda voluntat,
Vivient segunt regla en toda onestat.

507. Pero la abbadesa cadió una vegada,
Fizo una locura que es mucho vedada,
Pisó por su ventura yerba fuert enconada,
Quando bien se catído, falló se embargada.

508. Fol creçiendo el vientre en contra las terniellas,
Fueronseli façiendo peccas ennas masiellas,
Las unas eran grandes, las otras mas poquiellas,
Ca ennas primerizas caen estas cosiellas.

509. Fo de las companneras la cosa entendida,
Non se podie çelar la flama ençendida,
Pesaba a las unas que era mal caida,
Mas plaçielis sobeio a la otra partida.

510. Apremiabalas mucho, tenielas ençerradas,
E non les consintie fer las cosas vedadas:
Querrien veerla muerta las locas malfadadas,
Cunte a los prelados esto a las vegadas.

511. Vidieron que non era cosa de encobrir,
Si non, podrie de todas el diablo reir:
Embiaron al bispo por su carta deçir
Que non las visitaba, e debielo padir .

512.Entendió el bispo enna mesageria,
O que avien contienda, o fiçieron follia:
Vino fer su offiçio, visitar la mongia,
Ovo a entender toda la pletesia.

513.Deiemos al obispo folgar en su posada,
Finque en paz e duerma elli con su mesnada:
Digamos nos que fizo la duenna embargada,
Ca sabia que otro dia seria porfazada.

514.Çerca de la su camara do solia albergar,
Tenia un apartado, un apuesto logar:
Era su oratorio, en que solia orar,
De la Gloriosa era vocaçion el altar.

515.Y tenia la imagen de la Sancta Reigna,
La que fue para el mundo salut e mediçina:
Teniala afeytada de codrada cortina,
Ca por todos en cabo essa fue su madrina.


516.Sabia que otro dia seria mal porfazada,
Non avia alguna escusa a la cosa probada,
Tomó un buen conseio la bienaventurada,
Esto fue maravilla commo fue acordada.

517.Debatiose en tierra delante el altar,
Cató a la imagen, empezó a llorar:
Valme, dixo, Gloriosa, estrella de la mar:
Ca non e nul conseio queme pueda prestar.

518.Madre, bien lo leemos, diçelo la escriptura,
Que eres de tal gratia e de tan grant mesura
Que qui de voluntat te diçe su rencura,
Tu luego li acorres en toda su ardura.

519.Entró al oratorio ella sola sennera,
Non demandó consigo ninguna compannera,
Paróse desarrada luego de la primera;
Mas Dios e su ventura abrieronli carrera.

520. Tu acorriste, sennora, a TheophiJo que era deseperado
Que de su sangre fizo carta con el peccado:
Por el tu buen conseio fue reconçiliado,
Onde todos los omnes te lo tienen a grado.

521. Tu acorriste, sennora, a la Egiptiana,
Que fue peccador mucho, ca fue muger liviana:
Sennora benedicta, de qui todo bien mana,
Dame algun conseio ante de la mannana.

522. Sennora benedicta, non te pódi servir;
Pero amete siempre. laudar e bendeçir:
Sennora, verdat digo e non cuydo mentir ,
Querria seer muerta s y podiesse morir.

523. Madre del Rey de gloria de los çielos Reigna,
Mane de la tu graçia alguna mediçina,
Libra de mal porfazo una muger mezquina:
Esto si tu quisieres, puede ser ayna!

524. Madre, por el amor del fijo querido,
Fijo tan sin embargo, tan dulçe e tan cumplido,
Non finque repoiada, esta merçet te pido,
Ca veo que me segudan sobre grant apellido.

525. Si non prendes, sennora, de mi algun conseio,
Veo mal aguisada de salir a conseio:
Aqui quiero morir en esti logareio,
Ca s y allá salliero, fernle an mal trebeio.

526. Reyna coronada, templo de castidat,
Fuente de misericordia, torre de salvedat,
Fes en aquesta cuyta alguna piadat,
En mi non se agote la tu grant piadat.

527. Quiero contra tu Fijo dar a ti por fianza,
Que nunca mas non torne en aquesta erranza:
Madre, si fallesçiero, fes en mi tal venganza,
Que todo el mundo fable de la mi malandanza.

528. Tan afincada-mente fizo su oration,
Que la oio la Madre llena de bendic;ion:
Commo qui amodorrida vio grant vision,
Tal que debia en omne façer edifficaçion.

529. Traspusose la duena con la grant cansedat,
Dios lo obraba todo por la su piadat,
Aparec;ió la Madre del Rey de magestat,
Dos angeles con ella de muy grant claridat.

530. Ovo pavor la duenna e fo mal espantada,
Ca de tal vission nunqua era usada,
De la grant claridat fo mucho embargada,
Pero de la su cuita fo mucho alleviada.

531. Dissoli la Gloriosa: aforzat, abbadesa,
Bien estades comigo, non vos pongades quessa,
Sepades que vos traio muy buena promessa,
Meior que non querrie la vuestra prioressa.

532. Non aiades nul miedo de caer en porfazo,
Bien vos a Dios guardada de caer en es lazo,
Bien lis hid aosadas a tenerlis el plazo,
Non lazrará por esso el vuestro espinazo.

533. Al sabor del solat de la Virgo gloriosa
Non sintiendo la madre del dolor nulla cosa,
Naçió la creatura, cosiella muy fermosa,
Mandóla a los angeles prender la Gloriosa.

534. Dissolis a los angeles: a vos ambos castigo,
Levad esti ninnuelo a fulan mi amigo,
Deçid quem lo crie, io as sin gelo digo,
Ca bien vos creerá, luego seed conmigo.

535. Movieronse los angeles a muy grant ligereza,
Recabdaron la cosa sin ninguna pereza,
Plógol al ermitanno mas que con grant riqueza,
Ca de verdad bien era una rica nobleza.

536. Recudió la parida, fizose santiguada,
Diçie: val me Gloriosa, reyna coronada,
Si es esto verdat o si so engannada,
Sennora beneita, val a esta errada,

537. Palpóse con sus manos quando fo recordada,
Por ventre, por costados, e por cada ijada:
Trobó so vientre llaçio, la çinta muy delgada,
Commo muger que es de tal cosa librada,

538, Non lo podie creer por ninguna manera,
Cuidaba que fo suenno, non cosa verdadera,
Palpóse e catóse la vegada terçera,
Tiróse de la dubda en cabo bien çertera.

539. Quando se sintió libre la prennada mesquina,
Fo el saco vaçio de la mala farina,
Empezó con grant gozo cantar Salve Regina,
Que es de los cuitados solaz e mediçina.

540. Ploraba de los oios de muy grant alegria,
Diçie laudes preçiosas a la Virgo Maria,
Non se temie del bispo nin de su cofradria,
Ca terminada era de la fuert malatia.

541. Ploraba de los oios e façie oraçiones,
Diçie a la Gloriosa laudes e bendiçiones,
Diçie: laudada seas, Madre, todas sazones,
Laudarte deben siempre mugieres e varones.

542. Era en fiera cuyta e en fiera pavura,
Cay a los tos piedes, dissitemi ardura,
Acorriome, sennora, la tu buena mesura:
Debes laudada seer de toda creatura.

543. Madre, io sobre todos te debo bendeçir,
Laudar, magnificar, adorar e servir,
Que de tan grant infamia me dennesti guarir ,
Que podrie tod el mundo siempre de mi reir.

544. Si esta mi nemiga issiesse a conçeio,
De todas las mugieres serie riso sobeio.
Quand grant es e quam bono, Madre, el to conseio,
Non lo asmarie omne nin grant nin poquielleio.

545. La merçed e la graçia que me denesti fer,
Non lo sabria, Madre io a ti gradeçer,
Nin lo podrie, sennora, io nunqua mereçer:
Mas non çessaré nunqua graçias a ti render.

546. Bien fincarie la duenna en su contemplaçion,
Laudando la Gloriosa, fa~iendo oraçion;
Mas vinoli mandado de la congregaçion
Que fuesse a cabillo façer responsion.

547. Commo en el porfazo non. se temie caer,
Po luego a los piedes del obispo seer:
Quisol besar Jasmanos, ca lo debie fer;
Mas él non gelas quiso a ella ofreçer.

548. Empezbla el bispo luego a increpar,
Que avie fecha cosa por que debie lazrar,
E non debie por nada abbadessa estar,
Nin entre otras monias non debie abitar.

549. Toda monia que façe tan grant desonestat,
Que non guarda so cuerpo nin tiene castidat,
Debie seer echada de la soçiedat:
Allá por do quisiere faga tal suçiedat.

550. Sennor, dissoli ella, por qué me maltraedes?
Non so por aventura tal commo vos tenedes:
Duenna, disso el bispo, porque vos lo neguedes,
Non se redes creida, ca a probar seredes.

551. Deiem ia, disso el bispo, essit vos al ostal,
Nos abremos conseio, depues faremos al:
Sennor, disso la duenna, non deçides nul mal:
Io a Dios me acomiendo, al que puede e val.

552. Issio la abbadessa fuera del consistorio,
Commo mandó el bispo, fo poral diversorio,
Fiçieron su cabillo la ira o el odio,
Amasaron su massa de farina de ordio.

553. Dissolis el obispo: amigos non podemos
Condepnar esta duenna menos que la probemos.
Dissoli el conviento: de lo que bien sabemos,
Sennor, en otra prueba nos por qué entraremos?

554. Dissolis el obispo: quando fuere vençida,
Vos seredes mas salvos, ella mas confondida:
Si non nuestra sentençia serie mal retraida:
Non li puede en cabo prestar nula guarida.

555. Envió de sus clerigos en qui él mas fiaba,
Que probassen la cosa de qual guisa estaba:
Tollieronli la saia maguer que li pesaba,
Fallaronla tan secca que tabla semeiaba.

556.Non trovaron en ella signo de prennedat,
Nin leche nin batuda de nulla malveztat:
Dissieron: non es esto fuera grant vanidat,
Nunqua fo levantada, tan fiera falsedat.

557.Tornaron al obispo, dissieronli: sennor,
Sabet que es culpada de valde la seror:
Quiquiere que al vos diga, salva vuestra onor,
Dizvos tan grant mentira, que non podrie maior.

558. Cuidóse el obispo que eran deçebidos,
Que lis avie la duenna dineros prometidos:
Dixo: domnos maliellos, non seredes creidos,
Ca otra quilma tiene de iusso los vestidos.

559. Disso: non vos lo quiero tan aina creer,
O sodes vergonzosos, o prisiestes aver:
Io quiero esta cosa por mis ojos veer;
Si non, qui lo apuso lo debe padeçer.

560. Levantóse el bispo onde estaba assentado,
Fo pora la abbadessa sannoso e irado,
Fizoli despuiar la cogulla sin grado,
Probó quel aponien crimen falsso probado.

561. Tornose al conviento bravo e muy fellon:
Duennas, disso, fiçiestes una grant traiçion,
Pussiestes la sennora en tan mala razon
Que es muy despreçiada vuestra religion.

562. Esta cosa non puede sin iustiçia passar,
La culpa que quissiestes vos a ella echar,
El decreto lo manda, en vos debe tornar,
Que debedes seer echadas desti logar.

563. Vío la abbadessa las duennas mal iudgadas,
Que avien a seer de la casa echadas,
Sacó a part al bispo bien a quinçe passadas:
Sennor, disso, los duennas non son mucho culpadas.

564. Dissoli su façienda, porque era pasada,
Por sus graves peccados commo fo enganada,
Commo la acorrió la Virgo coronada:
Si por ella non fuesse, fuera mal porfazada:

565. E commo mandó ella el ninnuelo levar,
Commo al ermitanno gelo mandó criar;
Sennor, si vos quisieredes podedeslo probar:
Por caridat non pierdan las duennas el logar.

566. Mas quiero io sennera seer embergonzada
Que tanta buena duenna sea desamparada:
Sennor, merçet vos pido, parçid esta vegada:
Por todas a mi sea la penitençia dada.

567. Espantóse el bispo, fo todo demudado,
Disso: duenna, si esto puede seer probado,
Veré don lesu Xpo que es vuestro pagado:
Io mientre fuero vivo, faré vuestro mandado.

568. .Envió dos calonges luego al ermitanno
Probar esti si era o verdat o enganno,
Trovaron al bon omne con abito estranno
Teniendo el ninnuelo envuelto en un panno.

569. Mostrólis el infant reçien nado del dia,
Disso que lo mandara criar Sancta Maria:
Quien esto dubdase, faria bavequia,
Ca era verdat pura, ca non vallitania.

570. Tornaron al obispo luego con el mandado,
Dissieronli por nuevas lo que avien probado:
Sennor, dissieron, desto sei çertificado:
Si non, farás grant ierro, ganarás grant peccado.

571. Tóvos el obispo enna duenna por errado,
Cadioli a los piedes en el suelo postrado,
Duenna, disso, merçet, ca mucho so errado:
Ruegovos que me sea el ierro perdonado.

572. Sennor, disso la duenna, por Dios e la Gloriosa
Catat vuestra mesura, non fagades tal cosa:
Vos sodes omne sancto, io peccadriz doliosa,
Si en al non tornades, seré de vos sannosa.

573. La duenna con el bispo avie esta entenlçia,
Mas finaronlo todo en buena avenençia,
Iamas ovieron ambos amor e bienquerençia,
Ençerraron su vida en buena paciençia.

574. Methió paz el obispo enna congregaçion,
Amató lo contienda, e la dissession,
Quando quiso despedirse, diolis su bendiçion,
Fo bona pora todos essa visitaçion.

575. Envió sus saludes al sancto ermitanno,
Commo a buen amigo, a cuempadre fontano,
Que criase el ninno hastal seteno anno:
Desende el pensarie de ferlo buen christiano.

576. Quando vino el termino, los siet annos passados,
Envió de sos cleridos dos de los mas onrrados
Que trasquiessen el ninno del mont a los poblados:
Recabdaronlo ellos commo bien castigados.

577. Adussieron el ninno en el yermo criado,
De los dias que era, era bien ensennado:
Plógol al obispo, fo ende muy pagado:
Mandól poner a letras con maestro letrado.

578. Issio muy bon omne en todo mesurado:
Pareçie bien que fuera de bon amo criado:
Era el pueblo todo delli mucho pagado:
Quando murió el bispo dieronli el bispado

579. Guiólo la Gloriosa que lo dió a criar,
Sabie su obispado con Dios bien gobernar,
Guiaba bien las almas commo debie guiar,
Sabie en todas cosas mesura bien catar.

580. Amabanlo los pueblos e las sus clereçias,
Amabanlo calonges e todas las mongias,
Todos por ond estaban rogaban por sos dias,
Fuera algunos foles que amaban follias.

581. Quando vino el termino que ovo de finar,
Non lo dessó su ama luenga-miente lazrar:
Levólo a la gloria, a seguro logar ,
Do ladron nin merino nunqua puede entrar .


791. Io non lo osaria al tu fijo rogar,
Por mi ventura mala busqueli grant pesar,
Pero fio en elli commo debo fiar,
E quiero mi creençia a ti la demostrar .

792. Creo que un Dios es, e que es Trinidat,
Trinidat en personas, una la deidat,
Non a ennas personas nulla diversidat,
Padre Fijo e Spiritu unos son de verdat.

793. Creo de Iesu Xpo enna Encarnaçion,
Que naçió de ti, Madre, por nuestra redençion,
Predicó el Evangelio, dessent príso pasion,
En el dia terçero fizo resurection,

794. Creo bien firme-mientre la su Asçension,
Que envió la graçia, la de consolaçion:
Creo la postremeria, la regeneraçion,
Quando buenos e malos prendrán el galardon.

795. Madre, todo lo creo: so ende bien çertano,
Quanto que Xpo manda creer a xpiano;
Mas so en grant verguenza, en miedo sebeiano,
Ca fuy, mi sennora, contra él muy villano.

796. A mal omne e suçio e mal testimoniado,
Non me querrá oír, ca non es aguisado:
Madre, tanto lo temo iría repoiado,
Fincaria nuestro pleito mucho empeorado.

797. Si bien a de seer o me quieres prestar
Tu as en este pleito, madre, a trabaiar:
Otro procurador non me mandes buscar,
Ca porque lo buscasse non lo podrie trovar.

798. Tu eres pora todo, grado al Criador
Por rogar al tu fijo, tu padre, tu sennor;
Quequiere que tu mandes e ovieres sabor,
Todo lo fará él de muy buen amor.

799. Lo que nunqua façist en otro peccador,
Non sea en Teofilo, por el nuestro Sennor:
Torname en la graçia de la tu sancta flor,
La flor que tu pariste sin tacha, sin dolor.

800. Sennora benedicta, reyna prinçipal,
Aun en tu osanza quierote deçir al:
Si non cobro la carta que fiçi por mi mal,
Contaré que non so quito del mal dogal.

801. Disso Sancta María: don suçio, don maliello,
La carta que feçisti con el tu mal caubdiello,
E desent la seellest con el tu propio seiello,
En el infierno iaçe en chico reconçiello.

802. Non querría el mi fijo por la tu pletesia
Desçender al infierno, prender tal romería,
Ca es logar fediondo, fedionda confradria:
Solo en someterllo serie grant osadia.

803. Sennora benedicta entre todas mugieres,
Bien lo querrá tu fijo lo que tu bien quisieres:
Todo te lo dará lo que tu bien pidieres,
A mi verná la carta si tu sabor ovieres.

804. Doquiere que la tenga el diablo metida,
Solo que él lo quiera luego será rendida:
Sennora que de todos eres salut e vida,
Non puedo mas rogarte, non se mas que te pida.

805. Dissol Sancta María buen confuerto probado:
Finca en paz, Teofilo, veote bien lazrado:
Ire io, si pudiero recabdar el mandado:
Dios lo mande que sea ayna recabdado.

806. La Madre benedicta esta razon tractada
Tollioseli delante, non pudio veer nada;
Pero la voluntat teniala confortada,
Ca es el solaz suyo meleçina probada.

807. Si ante fue Teofilo de grant devoçion,
Mucho fue despues de maior compunçion:
Tres días e tres noches sóvo en oraçion,
Nin comió nin bebió, nin exio de lection.

808. Semeiaban sus oios dos fuentes perennales,
Feria con su cabeza en los duros cantales,
Sus punnos en sus pechos daban colpes atales,
Diçia: valasme, Madre, commo a otros vales!

809. Valasme, Madre Sancta, oy los mis clamores,
Que façes cosas tales e otras mas maiores:
Tu sabes la mi cuita, entiendes mis dolores,
Non me oblides, Madre, solaz de peccadores.

810. Mucho lazró Teofilo en este triduano,
Iaçiendo en la tierra, orando muy cutiano:
Nunqua en tantos dias lazró nul xpiano,
En cabo su laçerio non li cayó en vano.

811. La Reyna de gloria Madre Sancta Maria
Visitólo de cabo en el terçero dia:
Adusoli saludes nuevas de alegria,
Quales querria tod omne que iaz en fermeria.

812. Sepas, disso: Teofilo, que las tus oraçiones,
Los tus gemitos grandes, las tus aflictiones,
Levadas son al çielo con grandes proçessiones,
Levaronlas los angeles, cantando dulçes sones.

813. Es de la tu façienda el mi fijo pagado,
El tuerto que fiçisti aslo bien emendado:
Si bien perseverares commo as empezado,
Tu pleito es bien puesto e muy bien recabdado.

814.Io fablé en tu pleito de toda voluntat,
Finqué los mis enoios ante la magestat,
A te Dios perdonado, fecha grant caridat,
Conviene tu que seas firme en tu bondat.

815. Madre, disso Teofilo, de Dios nuestro sennor
Por ti me viene esto, bien so ent sabidor:
Quitas de mal iudiçio un alma peccador,
Que iazria en infierno con Iudas el traydor.

816. Pero con todo esto que tu as recabdado,
Aun non me seguro, nin seo bien pagado,
Hasta vea la carta e cobre el dictado,
La que fiz quando óvi al tu fijo negado.

817. Madre, si yo oviesse la cartiella cobrada,
E dentro en un fuego la oviesse quemada,
Siquiere luego muriesse, yo non daria nada,
Ca mal está mi alma, sennora, enredada.

818. Madre, bien se que eres dest pleito enoiada:
Mas si tu me falleçes non me tengo a nada:
Sennora, tu que esta cosa as empezada,
Fazme render la carta, será bien recabdada.

819. Non fincará por eso, disso la Gloriosa,
Non finque por tan poco empezada la cosa
Tollioseli delante la Reyna preçiosa,
Fue buscar esta carta de guisa presurosa.

820. Alegróse Teofilo que iaçie quebrantado,
Non era maravella, ca iaçie muy lazrado:
Tornó en su estudio el que avie usado:
Nunqua fue en est sieglo confesor mas penado.

821. Tornó en su estudio en fer su penitençia,
En comer, en beber tener grant abstinençia,
Tenie enna Gloriosa toda la su creençia,
Que li darie por ella Dios la su bien querençia.

822. En la noche terçera iaçie él adormido,
Ca sufrie grant martirio, avie poco sentido:
Vino la Gloriosa con recabdo complido,
Con su carta en mano queda e sin roydo.

823. La esposa de Xpo ponçella e parida .
Echoiela de suso, dioli una ferida:
Recudió don Teofilo, tornó la muert a vida,
Trovó en su regazo la carta mal metida.

824. Con esto fue Teofilo alegre e lozano
Que veye la cartiella tornada en su mano:
Alli tóvo que era de la fiebre bien sano:
Apretó bien la carta, cumplió su triduano.

825. El confesor Teofilo ovo grant alegria
Quando tovo la carta en su podestadia:
Rendió graçias a Xpo e a Sancta Maria,
Ca ella adovára toda su pleitesya.

826. Diçie: sennora buena, siempre seas laudada:
Siempre seas bendicha, siempre glorificada,
Pora los peccadores eres buena probada,
Qual nunqua naçió otra tan dulz nin tan uviada.

827. Siempre seas bendicha, el tu fructo laudado,
Sancto es el tu nomne, mas el suyo medrado:
Tu me saquesti, Madre, del pozo diablado,
Do siempre sine fine iazria enfogado.

828. Sennora benedicta, Madre Sancta Maria,
Quanto te lo gradesco, deçir non lo podria:
Madre, tu me da seso, saber e connoçia,
Por ond laudarte pueda, ca mucho lo querria.

829. Reyna poderosa de los fechos onrrados
Que siempre te trabaias en salvar los errados,
Tu me gana, sennora, perdon de los peccados,
Que laude digna-mientre los tus bienes granados.

830. Madre del Rey de Gloria, por la tu piadat
Alimpia los mis labros e la mi volutat,
Que pueda digna-mientre laudar la tu bondat,
Ca as sobre mi fecha sobra grant caridat.

831. Otro dia mannana que cuntió esta cosa,
Que adusso la carta la Madre gloriosa,
Era dia domingo, una feria sabrosa,
En qui la gent xpiana toda anda gradosa.

832. Vino el pueblo todo a la misa oir,
Prender pan beneito, el agua reçebir,
Queriela el obispo de la villa deçir,
Querie el omne bono so ofiçio complir.

833. El confesor Teofilo un lazrado xpiano
Fue pora la eglesia con su carta en mano,
Pósose a los pies del buen missacantano,
Conffesó su proceso tardio e temprano.

834. Fizo su conffession pura e verdadera
Commo fizo su vida de la edat primera:
Desend commo un dia lo sacó de carrera
Que lo fizo çargar de estranpa mannera.

835. Commo fue al iudio un trufan renegado,
Commo li dió conseio suçio e desguisado,
Commo con el diablo ovo pleito taiado,
E commo fue por carta el pleito confirmado.

836. Commo por la Gloriosa cobró aquel dictado
El que con su seyello oviera seellado:
Non dessó de deçir menudo nin granado
Que non lo disso todo, porque avie pasado.

837. Demostroli la carta que en punno tenia,
En que toda la fuerza del mal pleito iaçia:
Sanctigóse el bispo que tal cosa veya:
Tanto era grant cosa que abes lo creya.

838. Ite missa est dicha, la missa acabada,
Era toda la gent por irse saborgada:
Fizo signo el bispo con su mano sagrada,
Fincó la gent toda commo seye posada.

839. Oid, dixo, varones, una fiera azanna,
Nunqua en est sieglo la oiestes tamanna,
Veredes el diablo que trae mala manna,
Los que non se le guardan, tan mal que los enganna.

840. Este nuestro canonigo e nuestro compannero
Moviolo su locura, un falso conseiero:
Fue buscar al diablo sabidor e artero
Por cobrar un offiçio que toviera primero.

841. Sópolo engannar el falso traydor:
Dissoli que negasse a Xpo su sennor,
E a Sancta Maria que fue buena seror,
E tornarlo yo luego en toda su onor.

842. Otorgoielo esti mesquino peccador,
Fizo con él su carta, esto fue lo peor,
Con su seyello misme robró essa labor:
De tal amigo guardenos Dios nuestro sennor.

843. Dios que siempre desea salut de peccadores,
Que por salvar a nos sufrió grandes dolores,
Non quisso que granassen esas tales labores,
Ca eran barbechadas de malos labradores.

844. Si la Virgo gloriosa nol aviesse valido,
Era el açedoso fiera-mientre torçido;
Mas la su sancta graçia alo ya acorrido,
A cobrada la carta, si non fuera perdido.

845. Io la tengo en punno, podedesla veer,
Esto non iaçe en dubda, debedeslo creer,
Onde debemos todos a Dios graçias render,
E a la Sancta Virgo que li dennó valer.

846. Rendieron todos graçias mugieres e varones,
Fiçieron grandes laudes e grandes proçessiones,
Plorando de los oios, diçiendo oraçiones
A la Madre Gloriosa buena toda sazones.

847. El Te Deum laudamus fue altament cantado,
Tibi laus, tibi gloria fue bien reyterado:
Diçien Salve Regina, cantabanla de grado,
Otros cantos dulçes de son e de dictado.

848. Desent mandó el bispo façer muy grant foguera,
Veyendolo el pueblo que en la eglesia era,
Echó aquesta carta dentro en la calera:
Ardió, tornó çenisa pargamino a çera.

849. Desque el pueblo ovo tenido su clamor,
La carta fo quemada, graçias al Criador:
Reçibió corpus Domini el sancto conffesor,
Veyendolo el pueblo que seye derredor.

850. Adieso que Teofilo un cuerpo martiriado
Reçibió corpus Domini e fue bien conffesado,
Fue a oio del pueblo de c]aridat çercado,
Un resplandor tan fiero que non serie asmado.

851. Fue el pueb]o çertero que era omne sancto,
E era grant merito por qui façia Dios tanto,
E Dios que lo cubria de tan preçioso manto,
E prendie el diablo en ello grant quebranto.

852. Reluçie la su cara, tales rayos echaba,
Com la de Moyses quando ]a ley portaba,
O commo San Andres quando en ]a cruz éstaba:
El Criador en esto pocca onrra nol daba.

853. Quando esto veyeron los pueblos e las gentes,
Que ixien de su cara tales rayos luçientes,
Cantaron otras laudes, otros cantos reçientes:
En laudar la Gloriosa todos eran ardientes.

854. Aturó bien Teofilo en su contemplaçion.
Nol movió vana gloria nin cogió elaçion,
Tornó a la eglesia do vío la vision,
Nunqua fue mas devoto en ninguna sazon.

855. Entendió el bon omne, Dios lo fizo çertero,
Que li vinie bien çerca el dia postremero:
Partió quanto avia, non li fincó dinero,
Diolo todo a pobres, fizo buen semençero.

856. Pidió culpa a todos los de la veçindat,
Perdonaronle todos de buena voluntat:
Besó mano al bispo; fizo grand honestat,
Finó al terçer dia, fizol Dios piadat.

857. Tres dias solos vísco desque fue comulgado,
Desque el cartelario fue çenisa tornado:
Murió enna eglesia do fuera visitado,
Fue en est logar misme el cuerpo soterrado.

858. Assin finó Teofilo el buen aventurado:
El yerro que fiçiera, Dios sea ent laudado,
Bien lo emendó todo, fizo a Dios pagado,
Valiendol la Gloriosa la que aya buen grado.

859. Sennores tal miraclo qual avemos oido,
Non debemos por nada echarlo en oblido:
Si non, seremos todos omnes de mal sentido,
Que non avemos seso natural nin complido.

860. Assi lo diz Sant Paulo el buen predicador
Que fue leal vasallo de Dios nuestro Sennor,
Que todas las leyendas que son del Criador,
Todas salut predigan del omne peccador.

861. Nos en esto podemos entender e asmar,
Quanto val penitençia a qui la sabe guardar:
Si non fuesse por ella, podedeslo iurar,
Que fuera don Teofilo ido a mal logar.

862. Si la Madre gloriosa que li dennó valer,
Essa nol entendiesse, non le vernie valer;
Mas qui a mi quisiere escuchar e creer,
Viva en penitençia, puede salvo seer.

863. Amigos, si quisieredes vuestras almas salvar,
Si vos el mi conseio quisieredes tomar ,
Fech confession vera, non querades tardar,
E prendet penitençia, pensatla de guardar.

864. Quieralo Ihesu Xpo e la Virgo gloriosa,
Sin la qual non se facé ninguna buena cosa,
Que assi mantengamos esta vida lazrosa,
Que ganemos la otra durable e lumnosa. Amen.

865. La Madre Gloriosa de los çielos reyna,
La que fue a Teofilo tan prestable mediçina,
Ella nos sea guarda en esta luz mezquina,
Que caer non podamos en la mala ruina. Amen.

866. Madre, del tu Golzalvo sey remembrador,
Que de los tos miraclos fue dictador:
Tu fes por él, sennora, preçes al Criador,
Ca es tu privilegio valer al peccador.
Tu li gana la graçia de Dios nuestro Sennor.Amen.

MILAGRO XXV.


867. Aun otro miraclo vos querria contar
Que fizo la Gloriosa, non es de oblidar:
Fuent perenal es ella de qui mana la mar,
Que en sazon ninguna non çessa de manar.

868. Bien creo que qui esti miraclo oiere,
Non li querrá toller la toca que cubriere:
Non li querrá toller por fuerza lo que tuviere,
Membrarle debe esto de mientre que visquiere.

869. En el tiempo del rey de la buena ventura
Don Ferrando por nomne, sennor de Estremadura,
Nieto del rey Alfonso cuerpo de grant mesura,
Cuntió esti miraclo de muy grant apostura.

870. Movieronse ladrones de parte de Leon,
De essa bispalia, de essa region,
Vinieron a Castiella por su grant confusion,
Guiolos el diablo que es un mal guion.

871. El uno era lego en duro punto nado,
El otro era clerigo del bispo ordenado,
Llegaron en Zohinos, guiólos el peccado,
El que guió a Judas façer el mal mercado.

872. De fuera de la villa en una rellanada
Sedie una eglesia non mucho aredrada:
Çerca de la eglesia una çiella poblada,
Moraba en la çiella una toca negrada.

873. Barruntaron la cosa estos ambos ladrones,
Movieronse de noche con sennos azadones,
Desquizaron las puertas, buscaron los rencones,
Bien entendien que era la çiella sin varones.

874. Pobre era la freira que mantenie la çiella,
A vie magra sustançia, assaz poca ropiella;
Pero avie un panno, era cosa boniella,
Para mugier de orden cubierta apostiella.

875. Lo que fue en la çiella fue todo abarrido,
Mala-mient meneado en un saco metido,
Assaz era el lego omne de mal sentido,
Mas de peor el clerigo que mas avie leido.

876. Quando lo de la çiella todo fue embasado,
Todo valdrie bien pocco de aver monedado:
Asmaron los astrosos ministros del peccado
Que iaçia el pro todo en la glesia çerrado.

877. Fue con los azadones la çerraia rancada,
Desquizadas las puertas, la eglesia robada,
De quanto que y era non remaneçió nada:
Façien grant sacrilegio por ganançia delgada.

878. Despoiaron las sabanas que cubrien el altar,
Libros e vestimentas con que solien cantar:
Fue mal desvaratado el preçioso lugar,
Do solien pecadores al Criador rogar.

879.Quando ovieron fecha esta tan grant locura
Alzaron contra suso amos la catadura,
De la Virgo gloriosa vieron la su figura
Con su ninno en brazos la su dulz creatura.

880.Tenie en la cabeza corona muy onrrada,
De suso una impla blanca e muy delgada,
A diestro e a siniestro la tenie bien colgada,
Asmaron de tolleriela, mas non ganaron nada.

881.Argudose el clerigo e fizose mas osado,
Ca en cosas de eglesia él era mas usado:
Fuel trabar de la toca el mal aventurado,
Ca con esso avrien su pleito acabado.

882.Tovose la Gloriosa que era afontada,
Que tan villana-mientre la avien despoiada,
Mostró que del serviçio non era muy pagada:
Nunqua veieron omnes toca tan querellada.

883. Luego que de la toca trabó en mal fadado,
Pegoseli tan firme en el punno çerrado
Que con englut ninguno non serie tan trabado,
Ni con clavo que fuesse con martiello calçado.

884. Perdieron la memoria, ca bien lo mereçieron,
El lego e el clerigo tod el seso perdieron,
Fueron pora la puerta, fallar non la podieron,
Andaban en radío los que por mal naçieron.

885. De lo que avien príso non se podien quitar,
Ya lo querrien de grado, si podiessen dexar,
Dexarlo yen de grado, non lo querricn levar;
Mas de era la puerta, non lo sabien asmar.

886. Andaban tanteando de rencon en rencon,
Commo façia Sisinnio el çeloso varon,
Marido de Teodora mugier de grant cançion,
La que por Clemens Papa príso religion.

887. Los locos malastrugos de Dios desemparados
Andaban commo beudos todos descalabrados:
Oras daban de rostros, oras de los costados,
De ir en romeria estaban mal guisados.

888. La freyra con la perdida que avie reçibida
Issio commo que pudo ont iaçie escondida:
Metió voçes e gritos, fue luego acorrida,
La yent mas liviana adiesso fue venida.

889. Fueron luego venidos grant turma de peones,
Entraron en la eglesia, trovaron los ladrones,
Manetraronlos luego commo vinien fellones,
Darles grandes feridas con muy grandes bastones.

890. Dabanles grandes palos e grandes carrelladas,
Coçes muchas sobeio, e muchas palancadas,
Levaban por los cuerpos tantas de las granadas
Que todas las menudas les eran obligadas.

891. Fiçieronlis deçir toda la pleytesia,
De qual tierra vinieron o por qual romeria,
E commo los avie prísos Sancta María,
Por que li abrien fecha ellos grant villania.

892. Ante de los albores fueron bien recabdados,
Quando el sol isio, fallolos bien domados,
Diçienles los omnes traydores probados,
Que contra la Gloriosa fueron tan denodados.

893. Luego las misas dichas, plegose el conçeio,
Todos avien sabor de ferlis mal treveio,
Sobre el lego cativo prisieron mal conseio,
Alzaronlo de tierra con un duro vençeio.

Un calonge devoto de muy sancta vida,
Que tenie so amor en Dios bien ençendida,
Quando vio la toca con la mano cosida,
Diçie que tal justiçia nunqua non fue oida.

895. Quiso el omne bono de la toca trabar,
En vez de la Gloriosa en su velo besar;
Mas al xpiano bono quisolo Dios onrrar,
Despegóse la toca adiesso del pulgar.

896. End a pocos dias Dios lo quiso guiar,
Acaeçió que vino el bispo al lugar,
Aduxieron el clerigo por iela presentar ,
Veer sil mandarie o tener o soltar.

897. Adussieron el clerigo las manos bien legadas,
Los ombros bien sovados de buenas palancadas,
Dixieronle las nuevas de las sus trasnochadas,
Commo façie las cosas que Dios avie vedadas.

898. Confessose él misme con la su misme boca,
Toda su pleitesia, su mantenençia loca,
Commo a la Gloriosa despoiaron la toca:
Nunqua fiçieron cosa de ganançia tan poca.

899. Prísolo el obispo, levólo a Leon,
Manos atras atadas a ley de ladron:
Quantos que lo veien e sabien la razon,
Diçien: Dios lo confonda a tan loco varon.

900. Non se tróbo el bispo librar la pleytesia,
Demandó al conçilio toda la clereçia:
Quando fueron plegadas al asignado dia,
Presentóles el clerigo, dissoles su follia.

901. Demandóles conseio: qué le debien façer?
Non le sopo ninguno a ello responder,
Sabie bien el obispo derecho connoçer,
Quiso por su boca al clerigo vençer.

902. Dissol el bispo: clerigo tu feçieste tal mal,
O qual todos te façen, otorgaste por tal:
Sennor, disso el clerigo, mi padre spirital,
Contra la mi maleza nunqua fallé egual.

903. Quanto de mi te diçen todo es grant verdat,
Non te diçen el diezmo de la mi malveztat:
Sennor por Dios te sea e por la caridat,
Non cates a mi merito, mas cata tu bondat.

904. Amigo, diz el bispo, esto es aguisado,
Non es nuestro el clerigo nin de nuestro bispado:
Por nos non es derecho que sea condenado:
Iudguelo su obispo, su merçet, su peccado.

905. Por del obispo de Avila se es él aclamado,
Clamóse por su clerigo e de su obispado:
Iudgar ageno clerigo por leyes vedado,
Podria yo por ello despues seer reptado.

906. Mas pongo tal sentençia que sea acotado,
Que si trovado fuere en todo est bispado,
Sea luego pendudo, en un arbol colgado:
El qui le perdonare sea descomulgado.

907. Nunqua mas lo veyeron desque lo enviaron,
En todo el bispado nunqua lo testiguaron,
El miraclo nuevo fuer-mient lo recabdaron,
Con los otros miraclos en libro lo echaron.

908. Tu, Madre gloriosa, siempre seas laudada,
Que sabes a los malos dar mala sorrostrada:
Sabes onrrar los buenos commo bien ensennada,

909. Los malos que vinieron a fontar la tu çiella
Bien los toviste prísos dentro en tu capiella:
Al bon omne que quiso besar la tu toquiella
Bien suelta iela diste, commo diz la cartiella.

910. Sennora benedicta, Reyna acabada,
Por mano del tu fijo don Xpo coronada:
Libranos del diablo de la su zancaiada,
Que tiene a las almas siempre mala çelada.

911. Tu nos guia, sennora, enna derecha vida,
Tu nos gana en cabo fin buena e complida,
Guardanos de mal colpe e de mala caida,
Que las almas cabo ayan buena essida. Amen.

___________________________

Recopiado
de: vallenajerilla.com -
Una web que trata las obras de Gonzalo de Berceo con mucho cariño, esmero y cuidado, vale la pena dejarse llevar por los artículos publicados allí

Wikipedia - Autodefinida como un esfuerzo colaborativo por crear una enciclopedia gratis, libre y accesible por todos. Permite revisar, escribir y solicitar artículos.

 

 

                                                                        Principal Transmisión de las obras Teoría de la literatura Literatura Española Ensayo Mester de Clerecía Lírica tradicional Novela Bizantina Poesía Lit. del realismo Generación del 98 Lit. del modernismo Generación del 27 Lit. del renacimiento Géneros literarios Técnicas de lectura Técnicas de redacción Textos literarios Figuras de posición Figuras de dicción