El escritor sólo puede interesar a la humanidad cuando en sus obras se interesa por la humanidad.
Miguel de Unamuno
 

La lectura es placer, conocimiento, emoción, enajenación.
Fernando Trueba
 

El Futuro Imperfecto de Indicativo

El futuro imperfecto de indicativo o futuro absoluto en terminología de Bello, futuro de indicativo— (ej.: cantaré) expresa una acción venidera independientemente de cualquier otra. Con él se pueden expresar distintos matices semántico-aspectuales, y así se distingue un futuro de mandato (ej.: mañana te quedarás en casa castigado), un futuro de probabilidad (ej.: el piso vendrá a costar unos cincuenta mil euros), un futuro de sorpresa (ej.: ¿será posible que te haya tocado la lotería?) y un futuro de cortesía (ej.: ¿me dirás alguna vez que sí?).
 

I.   Construcción

I.1.   Verbos regulares

No presenta dificultades particulares y es probablemente una de las formas más fáciles de conjugar.

En los verbos regulares el futuro se forma añadiendo simplemente al infinitivo del verbo una única y sola terminación para todas las conjugaciones.
 

SUJETO

INFINITIVO DEL VERBO

+ TERMINACIÓN

(yo)

cantar
bailar
soñar
beber
comer
entender
escribir
ir
dormir
etc.

(tú)

-ÁS

(él, ella, usted)

(nosotros, nosotras)

-EMOS

(vosotros, vosotras)

-ÉIS

(ellos, ellas, ustedes)

-ÁN

Nota: En español, el futuro es una forma simple en la que podemos reconocer la etimología de base. Recordad que el futuro español viene de la idea "haber de":

"cantar he" ("he de cantar") = "cantaré"
"cantar hemos" ("hemos de cantar") = "cantaremos"

No es una coincidencia, pues, si en las desinencias de futuro reconocemos fácilmente las formas del presente de "haber" añadidas al infinitivo.

I.2.   Verbos irregulares

Hay, con todo, toda una serie de verbos en que la raíz no se corresponde con el infinitivo, sino que es una forma irregular:

INFINITIVO

RAÍZ

Y TAMBIÉN

  caber

  cabr-

 

  decir

  dir-

  (pero bendecir*, contradecir*, maldecir*, predecir*)

  haber

  habr-

 

  hacer

  har-

  (satisfacer, rehacer, licuefacer, etc.)

  poder

  podr-

 

  poner

  pondr-

  (componer, deponer, imponer , reponer, suponer, etc.)

  querer

  querr-

 

  saber

  sabr-

 

  salir

  saldr-

  (sobresalir, etc.)

  tener

  tendr-

  (contener, detener, retener, sostener, etc. )

  valer

  valdr-

  (prevaler, etc.)

  venir

  vendr-

  (prevenir, subvenir, etc.)


Con todo, fíjate en que las terminaciones son las mismas que para los verbos regulares:

SUJETO

INFINITIVO DEL VERBO

+ TERMINACIÓN

(yo)

dir-
har-
pondr-
sabr-
tendr-
vendr-
etc.

(tú)

-ÁS

(él, ella, usted)

(nosotros, nosotras)

-EMOS

(vosotros, vosotras)

-ÉIS

(ellos, ellas, ustedes)

-ÁN

(*) Excepcionalmente, estos verbos compuestos de decir, no se forman a partir de la nueva raíz irregular, sino que se conjugan como verbos regulares:
 

SUJETO

INFINITIVO DEL VERBO

+ TERMINACIÓN

(yo)

bendecir
contradecir
contradecir
maldecir
predecir
predecir
etc.

(tú)

-ÁS

(él, ella, usted)

(nosotros, nosotras)

-EMOS

(vosotros, vosotras)

-ÉIS

(ellos, ellas, ustedes)

-ÁN

II.   Uso

II.1.   Valor temporal

El futuro marca que el proceso del que se habla es posterior en el tiempo al momento en que se habla.

Ejs.:
       Mañana lloverá.
       El año que viene iré a la universidad.

Siempre existe una dosis de incertidumbre en los empleos del futuro: nunca se puede estar seguro de la realización de una acción situada en el futuro.

II.2.   El futuro histórico

Este tipo de futuro permite contar acontecimientos pasados como si fueran posteriores al momento de la enunciación.

Ejs.:
       Napoleón terminará sus días en la isla de santa Elena.
       Esta será la última vez que el rey ve a su hijo vivo.

II.3.   Valor de orden

El futuro es a menudo utilizado como equivalente del imperativo.

Ejs.:
       Usted nos pagará la mitad del valor el miércoles próximo y el resto a la recepción del pedido.
       Me llamarás cuando llegues.

II.4.   Atenuación de una idea

El futuro se utiliza para matizar una idea, para expresar una idea de una manera menos brusca.

Ej.:
       No te diré lo contrario...

II.5.   Valor de aproximación

En español el futuro puede expresar también la probabilidad.

Ejs.:
       El teléfono suena: ¿quién será a estas horas?
       Mariano tendrá cuarenta años.

Otros ejemplos:

Acciones futuras
Se usa el futuro para describir acciones futuras.

Ejs.:

        Mi hermano llegará mañana.
        Ellos les escribirán la semana que viene.
        Mª Luisa se graduará el próximo año.

Preguntas retóricas y de probabilidad
Se usa el futuro para hacer preguntas retóricas y respuestas de probabilidad en el presente.

Ejs.:

       — ¿Dónde estarán mis zapatos?
       — Estarán debajo de la cama. Me pregunto, ¿dónde están?
       Probablemente están allí.

Determinación y seguridad en el futuro
Se usa el futuro del indicativo para afirmar que la acción se llevará a cabo. En cambio, en el futuro perifrástico no existe la seguridad del hecho.

Ejs.:

        Terminaré mañana a las ocho.
        Voy a terminar mañana a las ocho.

        ¡No lo haré nunca más!
        No voy a hacerlo nunca más. ¡Estoy seguro!
        Creo que terminaré a las ocho.

        Hago una promesa fuerte.
        No espero hacerlo otra vez.

 

Futuro Compuesto

 

El futuro perfecto expresa acción futura y acabada, anterior a otra acción futura: Cuando vengáis ya habré ordenado todo. Puede trasladarse al pasado, para indicar una conjetura, la probabilidad de que haya ocurrido la acción: Supongo que habrá llegado.

I.   Construcción

Para formar el futuro anterior o compuesto, conjugamos el verbo auxiliar haber en futuro de indicativo, y añadimos el participio pasado:

SUJETO FUTURO DEL VERBO "HABER" + PARTICIPIO PASADO
(yo) habré -AR → -ado
-ER / -IR → -ido
(tú) habrás
(él, ella, usted) habrá
(nosotros, nosotras) habremos
(vosotros, vosotras) habréis
(ellos, ellas, ustedes) habrán

Ejs.:
       Espero que mañana los electricistas habrán terminado la instalación.
       El año próximo ya habremos acabado de pagar el piso.
 

II.   Uso

Como todo tiempo compuesto, el futuro compuesto indica una anterioridad de la acción, y en este caso traduce una acción o una actividad que deberá estar terminada en un momento en relación a otra en el futuro:

II.1.   Valor temporal

El futuro marca que el proceso del que se habla es posterior en el tiempo al momento en que se habla:

Ejs.:
       ¡Mañana a esta misma hora ya habrá acabado todo!
       ¿Habrás terminado a la hora de la cena?
       ¿Para cuándo lo habrás hecho? Tengo un poco de prisa...

Siempre existe una dosis de incertidumbre en los empleos del futuro: nunca se puede estar seguro de la realización de una acción situada en el futuro.

II.2.   El futuro histórico

Este tipo de futuro permite contar acontecimientos pasados como si fueran posteriores al momento de la enunciación:

Ej.:
       Y se puede decir que la llegada del hombre a la luna en junio de 1869 habrá sido el primer paso de la conquista del espacio.

II.3.   Atenuación de una idea

El futuro se utiliza para matizar una idea, para expresar una idea de una manera menos brusca.

Ej.:
       No habré estado demasiado desagradable con ella, ¿verdad?

II.4.   Valor de aproximación

En español el futuro puede expresar también la probabilidad:

Ejs.:
       ¿Qué habrá pasado que hay tantos coches de policía en la calle?
       ¿Dónde habrán ido los Gutiérrez? No veo su coche en el garaje...

 

___________________________

Recopiado
de:
amnesiaeljuego.org/