Ser y Estar

 

 

 

 

Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.
Jorge Luís Borges

Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.
Francisco de Quevedo

Una nueva perspectiva sobre un viejo problema de la gramática de ELE: ser no se opone a estar

ENRIQUE ALETÁ ALCUBIERRE

Universidad de Zaragoza - ealeta@unizar.es

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza, es Profesor Titular de Lengua Española de dicha Universidad. Sus campos de investigación específicos son la sintaxis, la semántica y la pragmática de la lengua española, así como aspectos relacionados con la terminología y el tratamiento de cuestiones gramaticales relacionadas con la enseñanza de ELE. En la actualidad es director del Servicio de Cursos de Español como Lengua Extranjera de la Universidad de Zaragoza.

RESUMEN: En este trabajo se intenta demostrar que muchos errores que cometen los hablantes no nativos de español con los verbos ser / estar tienen su origen en la inadecuación de las propias reglas gramaticales con que se explica su uso. Se delimitan cuáles son las diferencias entre ser y estar y se muestra que ser no se opone a estar sino a un conjunto de verbos, entre los cuales figura el verbo estar, lo que facilita la comprensión de la alternancia de los dos verbos. Finalmente, se expone una forma de presentar en clase los mecanismos que rigen la alternancia ser / estar.


1. INTRODUCCIÓN

No es necesario recordar que la oposición ser / estar constituye uno de los obstáculos que más problemas provoca no sólo a los estudiantes de ELE que han de adquirirla sino también a los profesores que deben explicarla, hasta el punto de que para unos y otros ha alcanzado el estatuto de mito dentro de la gramática de español para extranjeros [1]. Debido al breve espacio de que disponemos, en estas páginas nos limitaremos a realizar un breve análisis de los errores más frecuentes que en la selección de ambos verbos cometen los hablantes no nativos y presentaremos una forma de presentación de sus usos algo distinta de la tradicional, que esperamos poder desarrollar en próximos trabajos. Así mismo, apoyaremos nuestras propuestas con modelos de ejercicios que permitan ponerlas en práctica.

Examinemos el texto que se incluye a continuación, transcripción literal extraída de una prueba de distribución realizada por un grupo de estudiantes franceses matriculados en el Servicio de Cursos de Español como Lengua Extranjera de la Universidad de Zaragoza:

TEMA: ¿RECONOCES TU CUERPO? NECESITAS DESCRIBIR FÍSICAMENTE CÓMO ERES A ALGUIEN QUE NO TE CONOCE. ¡HAZLO!

Estoy una chica de 18 años, con el pelo moreno y los ojos marrones. No estoy muy grande: 1,65 metros más o menos. Tengo un buen ojo para elegir los lugares de vacaciones pero no tengo buena vista en realidad: estoy muy miope. Afortunadamente hay lentillas. Ciertos días me levanto con el pie izquierdo. Todo el día no hablo, soy en mi mundo pero trato de no hacer oídos sordos a la gente que me cerca. Estos días, las cosas no van muy bien porque tengo algo entre ceja y ceja.

Ciertamente, esta muestra plantea un dilema a la hora de evaluar el uso de la oposición ser / estar. Desde un punto de vista puramente normativo, la calificación que obtendría sería muy baja [2], a pesar de que el escrito en conjunto revela un nivel de competencia más bien alto. Pero ¿y si nos fijamos en la regla en que se ha basado quien ha realizado la prueba? A partir de sus descripciones puede deducirse que emplea ser cuando se refiere a cualidades que considera permanentes (siempre soy en mi mundo) y estar cuando menciona estados transitorios o producto de un cambio (los restantes casos), argumentación muy habitual en los manuales y gramáticas de ELE. Por tanto, si valoramos la correcta aplicación de la regla que ha asimilado o le han hecho asimilar, esta persona merece, sin reparos, la máxima calificación.

2. LA EXPLICACIÓN TRADICIONAL

Es usual en los manuales y gramáticas de ELE (desde los niveles más elementales) presentar ser / estar como dos verbos del mismo tipo (copulativos) para luego destacar sus diferencias [3]. La regla general para describir los usos de ser y estar se fundamenta en la distinción entre cualidad y estado. Para acotar más nítidamente esta diferencia, se suele añadir que ser atribuye al sujeto cualidades permanentes (la nieve es blanca) y estar estados transitorios (el agua está caliente). La regla parece sencilla pero, en cuanto se intenta ponerla en práctica, se convierte en un hilo que poco a poco se va enredando.

En efecto, a partir de esta caracterización de la oposición que nos ocupa un estudiante de ELE comprenderá sin dificultad que si un jarrón tiene un cierto tamaño, aspecto, color... ha de decir: El jarrón es grande / bonito / blanco. Y que si el jarrón muestra un determinado aspecto u ocupa una ubicación concreta debe decir: El jarrón está limpio /sucio / en la mesa del comedor.

Si el jarrón ha sufrido un accidente y ha quedado totalmente destrozado deducirá lógicamente que hay que decir: El jarrón *es roto, puesto que ha adquirido una cualidad que indudablemente es permanente. Tras ser corregido, necesitará y solicitará una causa que determine el uso de estar en esta construcción. Entonces suele recibir una primera matización a la regla general antes expuesta: se trata de una cualidad o estado producto de un cambio.

Si nuestro estudiante de ELE tiene que comunicar la situación contraria del jarrón, seguirá confiando en la regla primera, ahora matizada, y dirá: El jarrón *es entero / intacto, dado que entero o intacto es su característica esencial y existencial, lo que hace que un jarrón sea un jarrón y no un montón de trozos o una masa informe de arcilla y, además, no se vislumbra que se haya producido un cambio. Sin embargo, se verá obligado a rectificar y a utilizar estar, y volverá a solicitar un motivo que, una vez más, consistirá en una segunda matización a la regla general: aunque el jarrón no haya sufrido un percance, éste siempre puede suceder [4].

Con la regla dos veces matizada, si nuestro estudiante ha de referirse a, por ejemplo, la nacionalidad de una persona, probablemente dirá: Mario *está ecuatoriano, pero ha pedido la nacionalidad y ahora también *está español, porque como en los ejemplos anteriores de roto, intacto, etc., la nacionalidad es algo que puede cambiar y, de hecho, en la segunda cláusula coordinada ha cambiado. Tras la inevitable corrección, el estudiante volverá a requerir una justificación, y obtendrá una tercera matización: en la selección de uno u otro verbo interviene como factor decisivo una particular visión del mundo de los hispanohablantes [5].

Finalmente, se encontrará con ejemplos como: María es / está alta, La pared es / está verde, sobre los que le añadirán un cuarto matiz a la regla principal: la selección de uno u otro verbo depende también de la manera de concebir la realidad en un momento dado por parte de un hablante; con ser se expresan las cualidades que se consideran normales o conceptuales, con estar se expresa una desviación de lo que se estima normal para el sujeto o es fruto de una percepción inmediata. Pero qué sucederá cuando el estudiante tenga que contrastar oraciones como: María es / está feliz pero María *es / está contenta. Francamente, le resultará imposible comprender por qué dos adjetivos que designan cualidades afines no admiten las mismas posibilidades combinatorias con los verbos ser / estar.

Para finalizar con esta sucinta exposición de los errores que provocan las explicaciones tradicionales, haremos una breve referencia a su fundamento en las nociones de cualidad y estado. Son dos conceptos tan usuales que pasa inadvertida la dificultad que supone diferenciarlos, en realidad no suelen definirse. Y así, junto a casos en los que parece diáfana la distinción como Pedro es muy inteligente / Pedro está enfermo, pueden hallarse ejemplos en los que, al menos para el autor de este trabajo, es realmente problemático dilucidar si se mencionan cualidades o estados: Pedro es el de la derecha, El traje me está grande, Pedro es camarero, El libro es mío. Por otra parte, la equiparación de la dicotomía cualidad / estado con la de permanente / transitorio es incoherente, puesto que es posible una cualidad transitoria (Pedro a veces es muy pesado) o una situación permanente (Pedro está muerto). En definitiva, si con ser se expresan solo cualidades permanentes no debería ser posible una construcción como Pedro ahora es feliz (se entiende que antes no lo era) y si con estar se expresan estados transitorios habría de resultar contradictoria la oración Pedro está siempre triste [6].

En conclusión, la caracterización de la alternancia ser / estar basada en el contraste cualidad permanente / estado temporal se revela especialmente ineficaz en la clase de ELE porque si para un hablante nativo, que tiene un conocimiento intuitivo de su lengua, puede constituir un soberbio problema intentar diferenciar entre cualidad y estado, permanente y transitorio, para un hablante extranjero se convierte en una fructífera fuente de meditaciones sobre la forma de ver las cosas de los hispanohablantes, que le abocarán siempre a la duda sistemática a la hora de utilizar los dos verbos.

3. PAUTAS PARA LA PRESENTACIÓN DE LA OPOSICIÓN SER / ESTAR

Dadas las limitaciones de espacio, no podemos detallar todos los aspectos relacionados con ser / estar. Nos limitaremos a señalar una serie mínima de pautas que quizá contribuya a evitar que el uso de ambos verbos sea causa de constantes vacilaciones para el estudiante de ELE [7].

En realidad, las ideas que vamos a esbozar a continuación pueden resumirse en una sola afirmación: ser no se opone a estar, al menos no en los términos de la concepción tradicional. En nuestra opinión, es más operativo presentar ser en oposición al resto de verbos, entre los que se ha de incluir estar. En efecto, resulta paradójico describir al estudiante extranjero estos dos verbos como unidades del mismo tipo (copulativos) para luego tener que dedicar muchas horas a hacerle comprender que son distintos. Son numerosas las construcciones en que se usa uno u otro verbo de forma exclusiva, como por ejemplo: El examen es a las 4, Pedro está en Zaragoza, por lo que no tendrían por qué provocar demasiadas dudas en el estudiante de ELE. Sin embargo, el empeño de exponer demasiado precipitadamente los sutiles matices que se expresan mediante la alternancia ser / estar (del tipo Juan es / está alto) conduce a extender la incertidumbre incluso en las construcciones que seleccionan únicamente uno de los verbos, produciéndose entonces errores del tipo: El examen *está a las 4, Pedro *es en Zaragoza.

Se trata, por lo tanto, de incidir sobre todo en las diferencias y no en las semejanzas que existen entre las dos unidades [8]. El verbo ser no tiene contenido léxico alguno, solo expresa la equivalencia entre dos miembros que relaciona (A es B, A=B) y se utiliza cuando el hablante necesita identificar al oyente la entidad designada por el sujeto de la oración [9]. El verbo estar, en cambio, es portador de un contenido más o menos preciso de estado con diversas facetas asociadas, desde la localización (Juan está en casa), el estado físico o anímico (Juan está triste) hasta el resultado (El vaso está vacío). Y, por ello, admite la sustitución por otros verbos. Se establecería así una menos confusa dicotomía entre el verbo copulativo ser y el conjunto de verbos (incluido estar) que pueden también construirse con atributo: Lo vi cansado, Estos días trabajo cansado, Me encuentro cansado, Me levanto cansado, Estoy cansado) [10]. Vincular estar con otros verbos desde un principio servirá de orientación al estudiante a la hora de usarlo y distinguirlo de ser.

MODELO DE EJERCICIO [11]

SUSTITUYE, CUANDO SEA POSIBLE, 'ESTAR' POR OTROS VERBOS SIN MODIFICAR EN LO ESENCIAL EL SENTIDO DE LA ORACIÓN.

Juan es médico. Ahora está de (trabaja de) jefe de planta en un hospital. Es muy alegre. Pero estos días está (se encuentra) muy cansado por el ajetreo del fin de semana. Él es zaragozano, pero ahora está (vive / reside) en Lérida por motivos laborales. Es bastante presumido pero no sabe comprar. El último traje que se compró le estaba (quedaba) muy grande. Es muy trabajador, siempre está (se queda) en el hospital hasta muy tarde. Pero ayer tuvo que estar (permanecer) en casa toda la tarde, esperando una llamada. Creo que aún está (sigue / continúa) soltero.

Después de exponer las construcciones en que se utiliza de forma exclusiva ser o estar y de relacionar este último con otros verbos, habrá que abordar el problema de su alternancia mediante la secuencia de estructuras que simplemente esbozamos a continuación, dejando al margen muchos detalles que serán objeto de análisis en futuros trabajos.

A) Expresión de la profesión, la cantidad, el tiempo y la fecha, la temperatura y el precio. Estas nociones se designan preferentemente con ser, y para poder utilizar estar es necesario vincularlas con la noción de localización, mediante la mención implícita o explícita de un punto de referencia. Dado que nuestros estudiantes no son hablantes nativos de español, lo lógico es que en las actividades que deban resolver estén muy claros esos puntos de referencia.

MODELO DE EJERCICIO

SER / ESTAR. UTILIZA EL VERBO QUE RESULTE MÁS ADECUADO SEGÚN EL CONTEXTO. CUANDO UTILICES 'ESTAR' PROCURA TAMBIÉN SUSTITUIRLO POR OTRO VERBO CUANDO SEA POSIBLE.

- Pedro (es) estudiante, (está / estudia) en la Facultad de Letras [12]. Estos días ha conseguido un empleo temporal nuevo, ahora (está de / trabaja de) repartidor en una empresa de mensajería. No tiene ganas de (estar de/seguir de) eso toda su vida, porque quiere (ser) profesor.

- Nosotros (somos) cinco de familia, pero en esa foto (estamos/aparecemos) sólo cuatro porque mi hermano pequeño no (estaba/se encontraba) bien.

- En Zaragoza, la temperatura media en primavera (es de) 22 grados, pero hoy (estamos a) 16 grados porque (está) soplando el cierzo.

- Este traje (son) 300 euros, pero si se espera a mañana puede comprarlo más barato porque (estará a) 240 ? por las rebajas.

B) El participio. Es compatible con ambos verbos pero, como es lógico, con resultados diferentes. El verbo ser funciona únicamente como correa de transmisión para que el valor pasivo de los participios de verbos transitivos (Castigado Juan, las cosas se calmaron) recaiga sobre el sujeto: Juan fue castigado (por su padre). Pero el verbo estar, que jamás pierde por completo su significado, suma al valor pasivo del participio la noción de 'resultado de una acción' o 'estado consecuencia de una acción', que es la que prevalece: Juan estuvo castigado [13].

MODELO DE EJERCICIO
COMPLETA LOS SIGUIENTES PARTICIPIOS CON SER/ESTAR. PROCURA SUSTITUIR 'ESTAR' POR OTRO VERBO CUANDO SEA POSIBLE.

- Al principio, María no (estaba/se encontraba) muy convencida; pero luego (fue) convencida por su padre.

- Esa tienda (fue) abierta en 1998. En España las tiendas (están / permanecen) abiertas al público desde las 9 ó 10 h. hasta las 20 h. A la hora de comer, muchas (están / permanecen) cerradas. La tienda (fue) cerrada sin previo aviso por carecer de los permisos municipales.

- Juanito lloraba en un rincón, (estaba / se sentía / se encontraba) muy asustado; un poco antes (había sido) asustado por otros críos.

C) Adjetivos. Aunque hay adjetivos que seleccionan ser o estar según su tipología (por ejemplo, los clasificadores rigen ser: Mario es ecuatoriano; los perfectivos seleccionan estar: El jarrón está roto / intacto, María está contenta), lo cierto es que muchos adjetivos se construyen con ambos verbos. Sin embargo, es preciso diferenciar dos grupos.

C.1. Adjetivos polisémicos que seleccionan ser o estar según el significado con el que se empleen en un contexto dado. Por esta razón la alternancia con estos adjetivos resulta menos difícil de justificar y de comprender.

MODELO DE EJERCICIO
SER / ESTAR. EMPLEA EL VERBO ADECUADO SEGÚN EL SIGNIFICADO DEL ADJETIVO. PROCURA SUSTITUIR 'ESTAR' POR OTRO VERBO CUANDO SEA POSIBLE.

- bueno

(cualidad moral, calidad): María (es) buena. Esa marca de sopa (es) buena. (cualidad sensorial): La sopa (está / sabe) buena. (sano, atractivo): María (está / se ha puesto) buena.

- limpio

(no produce suciedad): Pedro (es) muy limpio. (no tiene suciedad): La ropa ahora (está / ha quedado) limpia.

- viejo

(antiguo): El coche (es) viejo. (mal conservado, anticuado): El coche (está / se ha quedado) viejo.


C.2. Adjetivos con los que, sin cambiar de significado, alternan ser / estar. En realidad, de todos los puntos examinados hasta ahora, éste es el único que ofrece serios obstáculos para su explicación y comprensión. No obstante, al tratarlo en último lugar el estudiante ya se habrá acostumbrado a relacionar estar con otros verbos, lo que le orientará en el apropiado uso de la alternancia. La diferencia puede plantearse en los siguientes términos: el adjetivo con ser introduce cualidades o estados, sean en ambos casos permanentes o temporales, que el hablante emplea para conseguir que el oyente identifique la entidad designada por el sujeto de la oración (María es alegre) [14]; pero el hablante no siempre ha de identificar, también puede verse en la necesidad de referirse a una entidad (ya identificada para el oyente por otros procedimientos) en cuanto 'agente' de actividades (María trabaja alegre) o 'experimentador' de procesos (María vive / se siente / está alegre) sobre la que informa de una característica que le afecta (de forma transitoria o permanente) en el marco de esa actividad o proceso, y entonces utiliza estar, además de otros verbos [15]. Como sucede con las nociones vistas en el apartado A), la inclusión en el mensaje de puntos de referencia espaciales o temporales explícitos favorece la selección de estar.

MODELO DE EJERCICIO
UTILIZA SER / ESTAR. EN ESTE SEGUNDO CASO, SUSTITÚYELO ADEMÁS POR OTRO VERBO CUANDO SEA POSIBLE.

- Ten cuidado con las bromas porque Juan, en el trato, (es) muy serio.  Ten cuidado con las bromas porque Juan en este momento (está/sigue/permanece) muy serio.

- No duermo en esta habitación porque (es) muy húmeda. No pises porque acabo de fregar y el suelo (está / sigue) aún muy húmedo.

- Mario no ve, (es) ciego de nacimiento. Mario no ve ahora, hace tiempo que (está / se quedó) ciego por una enfermedad.

- Pues a mí me parece que esa película (es) muy interesante. ¡Calla, calla! Que ahora la película (está / se ha puesto) muy interesante.

4. CONCLUSIÓN

En nuestra opinión, caracterizar el verbo ser en oposición al resto de verbos (incluido estar) tiene varias ventajas. Por una parte, la posibilidad de utilizar otro verbo en lugar de estar proporciona al estudiante de ELE puntos de referencia que reducen su incertidumbre a la hora de emplear ambos verbos. Por otra parte, es sabido que hay lenguas en las que no existe un verbo como estar pero en las que no es raro hallar equivalentes de los verbos que, como hemos comprobado, pueden sustituirlo. Indudablemente, este hecho contribuirá a facilitar la adquisición del uso de ser / estar en el hablante extranjero. En todo caso, creemos que nuestra propuesta de explicación disminuye las vacilaciones y, sobre todo, suprime las reflexiones de tipo no lingüístico (más bien metafísico o existencialista) acerca de la forma de concebir el mundo de los hispanohablantes a que se ven abocados los estudiantes de ELE a causa de las reglas y las matizaciones tradicionales.

Explicaciones adicionales

[1] Decimos esto porque, en realidad, no dominar satisfactoriamente el uso de ser/estar no suele conllevar los problemas de comunicación tan perturbadores que, en cambio, surgen del uso inapropiado de otros procedimientos gramaticales del español.

[2] Obsérvese que en el único caso en que sería admisible el uso de estar (estoy muy miope) los hispanohablantes emplearíamos, en este contexto descriptivo, preferentemente ser.

[3] Con el término tradicional nos queremos referir no solo a la corriente gramatical denominada Gramática Tradicional sino también al hecho de que los planteamientos que vamos a exponer se hallan presentes incluso en manuales actuales de las más avanzadas metodologías.

[4] La misma explicación recibirá para Juan está vivo (siempre podrá morir), Juan está sano (siempre puede enfermar).

[5] Es decir, que los hispanohablantes concebimos ciertas cualidades como permanentes o como sujetas al cambio, independientemente de que lo sean o no objetivamente. Lo curioso de esta afirmación es que nunca va acompañada de un exhaustivo catálogo de cualidades clasificadas según nuestra peculiar concepción del mundo.

[6] Además, si la oposición entre ser y estar sirve para expresar una supuestamente evidente diferencia entre cualidad y estado, no se comprende bien la dificultad de un hablante extranjero para conseguir el uso correcto de ambos verbos, dado que parece obvio que todos los hablantes tendremos intuiciones sobre ambos conceptos muy parecidas en cuanto seres portadores-perceptores de cualidades y experimentadores-perceptores de procesos. Hasta un anglófono percibirá la diferente situación que expresa con las oraciones The apple is green 'la manzana es verde' y The apple is not ripe 'la manzana está verde'; sin embargo, en español no le sale.

[7] Naturalmente, las explicaciones que vamos a exponer no son de aplicación directa en la clase, como ninguna descripción gramatical lo es en realidad; sí, en cambio, las actividades que proponemos basadas en esas premisas previas. Este trabajo va dirigido a los profesores de ELE con objeto de que sea sometido a la crítica y al debate. Y solo en la medida en que se consideren adecuados los planteamientos, se utilizarán como pauta a la hora de seleccionar o preparar materiales o actividades para la clase.

[8] Porque de lo que se trata, en definitiva, es de lograr que el estudiante se comunique en español y no de que aprenda una lista de finos matices que ser / estar permiten distinguir, pero que incluso los hispanohablantes no pretenden diferenciar en muchos contextos. Compárese El jefe fue muy claro en la reunión con El jefe estuvo muy claro en la reunión: ¿reflejan ambas oraciones necesariamente una intención comunicativa diferente en el hablante que utiliza una u otra?


[9] A partir de lo dicho, se desprende que consideramos inapropiado (por constituir otra causa de producción de errores) hablar de usos no copulativos de ser (por ejemplo: El examen será a las 4). Esos supuestos significados que suelen atribuirse a este verbo son, en realidad, producto de la relación que el hablante / oyente establece entre lo designado por el sujeto y lo designado por el atributo a partir de su conocimiento del mundo.

[10] Obviamente, distinciones del tipo atributo / complemento circunstancial u otras más delicadas del tipo atributo / complemento predicativo, predicaciones primarias/secundarias, que desde el punto de vista de la teoría lingüística quizá resulten relevantes, dejan de serlo en la clase de lengua extranjera, en la que se pretende que el estudiante logre adquirir una competencia comunicativa y no aprender sintaxis.

[11] Como puede fácilmente deducirse, en los modelos de ejercicios que se proponen los paréntesis con la solución representan los espacios en blanco que el estudiante debería resolver.

[12] Como es natural, a la vez que se va progresando en la presentación de nuevos usos de los verbos hay que incorporar los ya conocidos.

[13] Hasta el punto de que un complemento agente suele parecer forzado, en cambio es muy frecuente que aparezca un complemento que exprese 'causa': Juan estuvo castigado por no obedecer/ (?) por su padre.

[14] Es decir, el hablante tiene que definir, describir esa entidad para lograr individualizarla con respecto a otras, o tiene que añadir nuevos rasgos a la identidad que el oyente pueda conocer previamente.

[15] Al fin y al cabo, para un extranjero la oración El traje me está grande se asemeja más en su significado a El traje me queda grande; y creemos que si no hubiera tanta insistencia en el mantenimiento del mito sobre el contraste ser/estar, el estudiante de E/LE no la relacionaría tan automáticamente con El traje es grande.

I. Uso de “ser”
El español tiene dos verbos “ser” y “estar” allí donde otras lenguas tienen un solo verbo.

El verbo “ser” se utiliza para expresar:
 

CATEGORÍA Ejemplos
la hora ¿Qué hora es? - Son las siete en punto
la fecha Es martes 15 de octubre
los numerales Somos cuatro hermanos
En la fiesta éramos cien
la forma La mesa es redonda
el tamaño Su piscina es enorme
la materia El reloj es de oro
el color La camisa es roja
el precio Esto es caro
¿Cuánto es? - Son diez euros
el sexo Es un hombre/una mujer
la raza El nuevo vecino es asiático
la nacionalidad, el origen Mi amigo es peruano
Mi esposa es sevillana
las cualidades físicas Mi novia es alta y rubia
el carácter Tu amigo es muy simpático
las cualidades morales Es muy sincero
la profesión Mi primo es médico
la clase social Se nota que su familia es aristocrática
la ideología El gobierno actual es socialista
la religión, la creencia Ella es católica y él es musulmán son católicos
Mi madre es muy supersticiosa
la manera de ser Esta chica es muy espontánea
la naturaleza El problema es muy complicado
Su herida es bastante grave
el destino de una cosa o acción Es para ti
Si lo hago es por mí y no por él
la propiedad El libro es de Tomás
la voz pasiva “El Quijote” fue escrito por Cervantes

II.  Adjetivos que van exclusivamente con “ser”

 

ADJETIVO Ejemplos
aficionado/a Mi abuelo es aficionado a los toros
divertido/a Este juego es muy divertido
famoso/a Este actor es muy famoso
fiel El perro es un animal muy fiel
importante Es importante comer equilibradamente
infiel Descubrió que su esposa era infiel
inteligente Este alumno es muy inteligente
necesario/a Es necesario tomar rápidamente una decisión
posible ¿Es posible pagar con tarjeta?
semejante Vuestros puntos de vista son muy semejantes
Su estilo es semejante al de su maestro

III.  Uso de “estar”

El verbo “estar” se utiliza para expresar:

CATEGORÍA Ejemplos
la situación geográfica La Alhambra está en Granada
Mañana estaré en Bilbao
¿Está cerca? - No, está lejos
la localización temporal Hoy estamos a 25 de agosto
el estado físico Estoy un poco cansado
Juan está muy elegante hoy
el estado anímico Julio está decepcionado
Isabel está últimamente muy simpática
el estado transitorio La ventana está abierta
El agua está sucia
 
la posición física Como no hay bastantes sillas estamos de pie
el cargo o función Manuel está de director comercial de la sucursal de Bruselas
Está de alcalde desde hace un año
la forma progresiva Alicia está cantando
Ahora no puedo, estoy comiendo
el resultado de una acción anterior ¡Por fin el proplema está solucionado!

IV.  Adjetivos que van exclusivamente con “estar”

Algunos adjetivos y locuciones van exclusivamente con estar.

ADJETIVO Ejemplos
acostumbrado/a No está acostumbrado a vivir solo
contento/a Estamos muy contentos con la nueva secretaria
de acuerdo Estoy de acuerdo con lo que dices
de buen/mal humor ¡Tú siempre está de buen humor!
de vacaciones En agosto estaremos de vacaciones
de viaje El jefe está de viaje
descontento/a Matías estaba descontento con los servicios del hotel
estropeado/a El juguete está estropeado
harto/a Estoy harto de esperar
lleno/a El bar está lleno de gente
preocupado/a Estamos preocupados por su salud
roto/a La lámpara del salón está rota

V.  Cambio leve de significado según se use “ser” o “estar”

Algunos adjetivos al ser utilizados con “ser” o con “estar” pueden cambiar de sentido y pasar de un sentido esencial a un sentido accidental debido a un cambio.
A continuación varios ejemplos:

ADJETIVO Ejemplos
alto/a El jugador de baloncesto es muy alto
(es alto de manera absoluta, en relación a otras personas)
Este niño está muy alto para su edad
(es alto en relación a sí mismo en otras épocas)
barato/a Las patatas son baratas
(es un alimento barato de manera absoluta, en relación a otros alimentos)
Hoy en el mercado el salmón está muy barato
(es barato en relación al precio del salmón otros días)
borracho/a No tiene solución, es un borracho
(tiene un problema con el alcohol)
¡Qué fiesta, todo el mundo estaba borracho!
(puntualmente todos han bebido demasiado)
caro/a El caviar es caro
(es un alimento caro de manera absoluta, en relación a otros alimentos)
¡Qué caros están los tomates!
(es caro en relación al precio de los tomates otros días)
ciego/a Es ciego de nacimiento
(no ve nunca)
No le digas nada. ¡Está ciego de ira!
(transitoriamente la pasión no le deja ver)
cojo/a Es cojo desde el accidente
(no anda bien)
Se ha caído y está cojo
(transitoriamente anda con dificultad)
delgado/a Luis come muy poco y es muy delgado
(es delgado de manera absoluta, en relación a otras personas)
Con este vestido estás delgadísima
(es delgado en relación a sí mismo en otras épocas)
difícil Encuentro que la informática es difícil
(es difícil de manera absoluta, en relación a otras actividades)
Actualmente está muy dificil encontrar un trabajo
(es difícil en relación a la misma actividad en otras épocas)
distraído/a Eres tan distraído que siempre te olvidas de todo
(es una persona que siempre anda distraída)
No te he visto entrar, estaba distraído
(en este momento preciso no prestaba atención)
enfermo/a No es culpa suya, es un enfermo
(tiene siempre problemas de salud)
Estuve enfermo un mes
(en estos momentos su salud no es buena)
fácil El español no es tan fácil como parece
(no es fácil de manera absoluta, en relación a otras actividades)
El exámen estaba muy fácil
(era fácil en relación a otros exámenes en otras épocas)
gordo/a El padre de Paco es gordo y lleva gafas
(es gordo de manera absoluta, en relación a otras personas)
Debido al tratamiento que está tomando, Mario está muy gordo
(es gordo en relación a sí mismo en otras épocas)
guapo/a Es tan guapo como su padre
(es guapo de manera absoluta, en relación a otras personas)
Estás muy guapa de negro
(es guapa en relación a sí misma otros días y vestida de otra manera)
joven Es muy joven para casarse
(es joven de manera absoluta, en relación a otras personas)
Su madre está muy joven para su edad
(no es joven, pero su aspecto es juvenil)
libre Eres libre de hacer lo que quieras
(disfruta siempre de libertad)
Lo siento, mañana por la noche no estoy libre
(estará ocupado en ese momento)
loco/a Es un loco peligroso, por eso está internado en el hospital
(no está bien de la cabeza)
¡Estás loco, no hagas eso!
(sufres de locura pasajera)
nuevo/a El coche es nuevo
(es nuevo de manera absoluta, en relación a otros vehículos)
El abrigo tiene quince años pero está nuevo, ¿no?
(no es nuevo, pero su aspecto lo es)
oscuro/a Nuestro piso es un poco oscuro porque está en el primero
(es oscuro de manera absoluta, en relación a otras viviendas)
Con esas cortinas tu salón está muy oscuro
(es oscuro en relación a sí mismo en otros momentos)
pálido/a La hija mayor es muy pálida, como la madre
(su piel es blanca)
¿Por qué estás tan pálida? ¿estás enferma?
(su palidez es pasajera)
pobre Esta región es muy pobre
(es pobre de manera absoluta, en relación a otras personas)
Como es final de mes, estamos muy pobres
(no tenemos mucho dinero en relación a nosotros mismos en otros periodos)
tranquilo/a Ese restaurante es muy tranquilo y se come bien
(es tranquilo de manera absoluta, en relación a otros establecimientos)
En julio la oficina está muy tranquila
(hay poca actividad en relación a ella mismo en otras épocas del año)
triste Es un chico triste
(es una persona triste)
¿Qué te pasa? ¿por qué estás tan triste?
(su tristeza es pasajera)
viejo/a El elefante del zoo es muy viejo
(es viejo de manera absoluta, en relación a otros animales)
Con todas estas preocupaciones, Martín está muy viejo
(no es viejo, pero su aspecto es juvenil)

VI.  Cambio total de significado según se use “ser” o “estar”

Algunos adjetivos cambian totalmente su significado, según sean utilizados con “ser” o “estar”.
A continuación varios ejemplos:

ADJETIVO Ejemplos
abierto/a Ser liberal:
Es un chico muy abierto pero no lo parece
No estar cerrado:
Los bancos están abiertos por la tarde
aburrido/a Que aburre:
Teresa es muy aburrida
La conferencia fue muy aburrida
No divertirse:
Estoy aburrida en mi casa
bueno/a Ser benéfico una cosa:
Es bueno comer mucha fruta
Ser bondadosa una persona:
Esta chica es muy buena
Ser de gran calidad una persona:
Esta profesora es muy buena
Ser sabroso un alimento:
Esta sopa está muy buena
Gozar de buena salud una persona:
La semana pasada tuve la gripe, pero ahora ya estoy bueno
Ser atractiva una persona:
¡Qué bueno está su novio! ¡es el chico más guapo que he visto en mi vida!
cansado/a Causar fatiga:
Trabajar con niños es muy cansado
Sentir la fatiga:
Me voy a dormir, estoy muy cansado
católico/a Profesar esta religión:
Es muy católica y va a misa todos los domingos
No sentirse bien de salud una persona:
Creo que no iré a trabajar no estoy muy católica
No estar en buen estado un alimento:
Este pescado no está muy católico
 
comprometido/a Ser difícil, delicado:
No te mezcles en este asunto, es un poco comprometida
Haber hecho una promesa:
Seguro que lo va a hacer, está comprometido
decidido/a Actuar con decisión y sin vacilar:
Es un muchacho muy decidido y valiente
Haber sido acordado:
Voy a retomar los estudios, está decidido
delicado/a Ser frágil, fino:
Es una flor muy delicada
No tener buena salud:
Su madre está un poco delicada del corazón
despierto/a Tener el ingenio ágil, vivo y claro:
Es un niño muy despierto
No dormir:
A las seis de la mañana ya estaba despierto
entretenido/a Ser divertido:
Mirar escaparates es muy entretenido
Ocuparse haciendo algo:
Déjalo, está entretenido jugando
fresco/a Ser reciente un alimento:
¿Las lechugas son frescas?
Ser atrevida una persona:
Este chico no tiene vergüenza, es muy fresco
No estar caliente:
La cerveza está fresca
grave Tener gravedad una situación:
La cisis económica es grave
Estar en peligro una persona:
Los heridos están muy graves
limpio/a Ser aseado y cuidadoso en su higiene:
Es una persona muy limpia y ordenada
Los gatos son limpios
No tener suciedad:
¿Esta camisa está limpia?
 
listo/a Ser inteligente, astuto:
Alberto es más listo de lo que parece
Estar preparado:
¡Espera, todavía no estoy lista!
maduro/a Ser sensata y experimentada una persona:
Para su edad es un chico muy maduro
Estar en su punto un fruto:
Los plátanos están maduros
malo/a Ser perjudicial una cosa:
Fumar es malo para la salud
Ser maliciosa una persona:
Este niño es muy malo, habría que castigarlo
Ser de mala calidad una persona:
Este pintor es muy malo
No ser sabroso un alimento:
Esta carne está malísima
Estar enferma una persona:
Estoy malo, tengo un poco de fiebre
negro/a Ser de este color:
Su padre es blanco y su madre es negra
Mis guantes son negros
Estar furioso:
Ha perdido todo lo que tenía en el ordenador por culpa de un virus y ¡está negra!
orgulloso/a Ser vanidoso:
Los Vázquez son muy orgullosos y no saludan a nadie
Sentir gran satisfacción:
Está orgullosa de su hija
parado/a Ser tímida o indecisa una persona:
El novio de Marisa es un poco parado
No moverse:
¿Por qué los coches están parados?
No tener trabajo:
Su marido está parado
 
perdido/a Tener malas costumbres:
Su hijo es un perdido, no puede hacer nada por él
No sabe dónde se encuentra:
No reconozco este lugar, creo que estamos perdidos
rico/a Tener dinero:
Ha ganado en la lotería y es inmensamente rico
Tener buen sabor un alimento:
¡Qué rica está la tortilla de tu madre!
seguro/a No presentar riesgo:
Este puente no es seguro
Ser firme y estable:
¿Es seguro que vais a venir?
Tener la certeza de algo:
¡Estoy seguro de haber dejado las llaves sobre la mesa!
verde Ser de este color:
Los kiwis son verdes
No estar todavía en su punto un fruto:
No compres estos tomates, están verdes
vivo/a Ser inteligente, ingenioso:
Matilde es una chica muy viva
Estar con vida, no muerto:
El accidente fue muy grave pero todos los pasajeros están vivos

 

VII.  Casos curiosos

Hay casos como feliz e infeliz que sólo admiten el verbo “ser” aunque se refieren a un estado que no es permanente.
Contrariamente, utilizamos “estar” con muerto, aunque se trate de un estado definitivo.

ADJETIVO Ejemplos
ser feliz Actualmente soy muy feliz
ser infeliz Su novio la acaba de dejar y es muy infeliz
estar muerto/a Cuando llegó la ambulancia ya estaba muerto

___________________________

Recopiado
de:
Universidad de Zaragoza

 

 

 

Principal Ser y Estar Los Aspectos del verbo Presente de Indicativo Pretérito Perfecto Compuesto Participio Pasado Pretérito Imperfecto Pretérito Indefinido El condicional Simple El Gerundio