Diccionario de Pesca

   
 
 

Abatir: Bajar cualquier elemento de a bordo, como una vela o una bandera, por ejemplo.//2. En la navegación, caer a sotavento.
Busca una palabra en este apartado con Ctrl+F

 

Busca una palabra en este apartado con Ctrl+F
Babor:
Parte izquierda de la embarcación mirando desde popa hacia proa.

__________________

LETRA A

Abadejo (Pollachius pollachius): Especie de gran importancia comercial, que se diferencia de otros gádidos -como el bacalao, el eglefino o la maruca, por citar algunos- por la ausencia del barbillón mentoniano, típico de la familia. Puede alcanzar hasta diez kg. y se pesca con aparejos y artes de fondo.

Abatir: Bajar cualquier elemento de a bordo, como una vela o una bandera, por ejemplo.//2. En la navegación, caer a sotavento.

Abarloar: Maniobra por la que se coloca la nave junto al costado de otra o junto al muelle.

Aberdeen: Modelo clásico de anzuelos que se caracteriza por ser de pata larga, recto y fino. Se emplean para encarnar cebos delicados sin estropearlos.

Abisal: Hace referencia a los grandes fondos oceánicos, donde no penetra la luz y existe una fauna característica. En general, este término se emplea para designar a todo aquello que se encuentra a gran profundidad bajo la superficie del océano.

Abitar: Asegurar un cabo o un cable a una bita.

Abocar: Enfilar o hacer proa a una bocana con intención de traspasarla.

Abordar: Tomar una nave con violencia.// 2. Embestir con la nave.

Abra: Ensenada abierta de dimensiones mayores que las de la bahía, donde las naves pueden fondear.

Abrigado: Se dice que una bahía, puerto, rada, etcétera, es abrigado, cuando se puede fondear y quedan los buques a buen resguardo.

Abrollo: Escollo, arrecife.

Acantopterigios: Familia de peces marinos a la cual pertenece el rape común(Lophius piscatorius).

Acción (de la caña): La acción de una caña depende básicamente de varios factores, como serían la rigidez del módulo, la velocidad a la que vuelve la caña a su posición original tras combarse, y de dónde y de qué manera dobla la caña. De ahí que hablemos de distintos tipos de cañas en función de su acción. Los principales serían: A) Rápida o caña de acción de punta: Son las menos flexibles y las más adecuadas para clavar y dominar un pez. La desventaja principal que presentan es que su sensibilidad suele ser menor. No menos importante es que, si luchamos con una pieza mayor que la resistencia de nuestro hilo, dependeremos casi exclusivamente del freno del carrete para no romper. B) Acción media: Llamamos así a la generalidad de las cañas, es decir, las que componen la mayoría de los equipos no especializados y polivalentes. Se encuentran aquí casi todas las de tipo intermedio. C) Acción lenta o caña parabólica: Son cañas muy flexibles, que nos permitirán aguantar las embestidas de un pez sin peligro de rotura. Como contrapartida, si prendemos una buena pieza será difícil de dominar, y, por supuesto, de clavar, aunque esto depende tanto de la caña como de la flexibilidad del hilo y de la cantidad que tengamos fuera del carrete.

Acedía: Ver platija.

Aclarar: Poner en orden, desenredar. Por ejemplo, un aparejo enredado, hay que aclararlo; lo mismo que un cabo que ha tomado vueltas, o una cadena encepada.

Achicar: Extraer el agua del interior de la nave, generalmente por medio de bombas de achique.

Ácido pícrico: Sustancia muy empleada para montar moscas artificiales. En concreto, sirve para teñir las plumas que luego se utilizarán en el montaje.

Acotado: Espacio reservado al coto.

Actinia: Ver anémona.

Adarra: Porción de cuerna, generalmente de ciervo o de cabra, que solían llevar consigo los pescadores vascos, para frotar las heridas causadas por las picaduras de peces ponzoñosos.

Aduja: Cada vuelta o seno circular u oblongo de un cabo recogido.

Adujar: Recoger un cabo formando adujas o vueltas.

Afanomicosis: Más conocida como plaga del cangrejo, que ha contribuido a la práctica extinción del cangrejo autóctono de río (Austropotamobius pallipes) en la Península Ibérica. La afanomicosis está causada por el hongo Aphanomyces astaci endémico de los cangrejos americanos que son, en su mayoría, inmunes a sus efectos. La continua expansión de la afanomicosis por España está asociada a la expansión del cangrejo rojo (Procambarus clarkii) y del cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus). El cangrejo autóctono es ahora una especie amenazada y en peligro de extinción a escala mundial.

Afirmar: Sujetar un cabo o sedal hasta que queda sólidamente asido.

Agalla: Cada una de las branquias de los peces y de otros animales acuáticos.//2. Arponcillo o muerte del anzuelo.

Agrafín: Gal. Ver eglefino.

Agua (pesca al): Decimos que pescamos "al agua" en oposición a la pesca a pez visto. Es decir, cuando lanzamos sin saber dónde se encuentra el pez y sin que podamos verlo picar. Es término empleado por los mosqueros, sobre todo cuando se utilizan ninfas, con cierta profundidad o con el agua muy tomada o gorda, y se pesca a ras de fondo.

Aguamala (Rhizostoma pulmo): Esta medusa no suele acercarse mucho a la costa y tiene un aspecto bastante compacto. En algunos lugares el término aguamala es usado, por extensión, para referirse a cualquier medusa.

Aguariña: Eusk. Ver guadaña o potera.

Agucío (Ammodytes lanceolatus): Pez de escaso tamaño, semejante a un boquerón, que vive en bálamos costeros. Pica al anzuelo, aunque se emplea más como cebo vivo. Se decía que en sus venas no tenía sangre sino agua, de ahí su nombre.

Águila de mar (Myliobatis aquila): Raya de gran tamaño que se caracteriza por su particular natación, que recuerda a esta rapaz.

Aguja (Belone belone): Este estilizado pez debe su nombre a su característica complexión. Es un ágil nadador que vive en aguas abiertas y que lo podemos encontrar tanto a profundidad considerable, como en la misma superficie. Durante los meses cálidos se desplaza hacia las costas, y penetra en los puertos, bahías e incluso estuarios. Es un voraz predador y a la vez, en su forma juvenil, uno de los alimentos preferidos de algunas especies, como la lubina. Su picada es inconfundible y, si bien nunca presentará una feroz batalla dadas sus reducidas dimensiones -por lo general inferiores al kilo de peso y a un metro de longitud- si tenemos un aparejo ligero, veremos cómo saca línea y nada un buen trecho antes de entregarse. Cualquier cebo de origen animal es válido, desde un trozo de pescado hasta una gusana, pero también ataca con entusiasmo a los artificiales, como los anguilones de goma. No es muy perseguida debido a la escasa calidad de sus carnes y a su tamaño.

Aguja pala: Ver pez espada.

Ahogado: Ser vivo que, tras un periodo de inmersión, deja de serlo.//2. Se dice de un señuelo que es de tipo "ahogado" cuando trabaja bajo la superficie, independientemente de la profundidad. Lo contrario sería "flotante".

Ahorcaperro: Nudo marinero corredizo muy habitual y seguro.

Alacha (Sardinella aurita): Cupleiforme muy similar a la sardina -también conocido como sardina dorada- de gran importancia comercial, pero rara en nuestras aguas.

Albacora: Ver bonito del norte.

Albatros: Ave marina de gran porte que pasa casi toda su vida volando sobre los océanos.

Albufera: Laguna litoral de aguas salobres y bajas, que tiene comunicación con la mar. Ejemplo típico en nuestro país, es la Albufera de Valencia.

Alburno (Alburnus alburnus): Pequeño ciprínido de régimen carnívoro, que forma bálamos en las aguas remansadas. Aunque algunos pescadores de minitallas lo persigan, su importancia radica en el hecho de constituir un excelente pez pasto para muchas especies predadoras. Se emplea como cebo vivo o muerto, en los lugares donde se permite esta práctica.

Alcatraz: Ave de altamar que nos recuerda a una gaviota, pero mucho más grande y robusta.

Alcatruz: Vasija tosca de barro que se emplea para pescar pulpos en lechos desnudos.

Aleta: Cada uno de los miembros o apéndices locomotores que presentan los vertebrados acuáticos.//2. En un buque, la aleta, tanto de babor como de estribor, sería el punto medio entre el inicio de la popa, hasta el coronamiento de la curva de la misma.//3.(adiposa): Pequeña aleta carnosa sin función locomotora y desprovista de radio que se encuentra en el dorso detrás de la aleta dorsal de algunos teleósteos primitivos como los peces lagarto (Synodontidae), los salmónidos (Salmonidae) o los charácidos (Characidae).//4.(anal): Aleta mediana e impar, situada en la región ventral por detrás del ano, normalmente en la mitad posterior del pez.//5.(caudal): Es el pedúnculo caudal, que conocemos habitualmente como "cola". Es la aleta más robusta e importante para el desplazamiento de la mayoría de las especies piscícolas. Según su forma, podremos conocer asimismo los hábitos del pez en cuestión. En este sentido, los pelágicos y grandes nadadores la tienen ahorquillada.//6.(dorsal): Aleta mediana que se encuentra a lo largo del dorso y que es soportada por radios. Pueden existir dos o más aletas dorsales, en cuyo caso, la más anterior es designada como la primera.

Alevín: Estadio inmaduro de los peces.

Alfóndiga: Gal. Ver bejel.

Alga: Plantas talofitas que viven y se desarrollan generalmente en el agua, ya sea dulce o salada.

Aligote (Pagellus acarne): El aligote es un espárido del género Pagellus, al que pertenecen también el besugo y la breca. Es un pez relativamente abundante en nuestras costas, pero de distribución irregular y sometida a bruscas fluctuaciones que todavía no han sido bien explicadas. El aligote, también conocido por besugo blanco, guarda muchas similitudes con el besugo (Pagellus bogaraveo). De hecho, sobre todo en su estado juvenil, es difícil distinguir entre ambas especies. Alcanza menores dimensiones que el besugo, puesto que rara vez sobrepasa los 35 cm. Su cuerpo es ligeramente más fusiforme, y no presenta la característica mancha del besugo tras la cabeza. Respecto a su pesca, se utilizan las mismas técnicas que para el besugo, es decir, aparejos de fondo, con varios anzuelos, y cebados con trozos de peces, de calamares, etcétera. Los profesionales lo capturan habitualmente con palangres de fondo, pero también es una presa frecuente para los aficionados que practican el lance pesado en zonas de cierta profundidad, como la punta de espigones, muelles o zonas acantiladas del litoral. Su carne es sabrosa y delicada, pero menos apreciada que la del besugo.

Alisios (vientos): Vientos constantes y periódicos que soplan siempre del mismo rumbo según la estación. En la zona tropical del norte, soplan del nordeste y en la zona tropical del sur, su dirección es sudeste.

Alitán (Scyliorhinus stellaris): Especie muy próxima a la pintarroja, tanto que se confunden con frecuencia ambos peces. Se distingue únicamente por la forma y disposición de las aletas.

Almadía: Balsa u objeto flotante y rudimentario que suele estar hecho con troncos amarrados entre sí.

Almadraba: Arte fijo que llega a tener varios km. de extensión y se utiliza para la captura de túnidos. Esta gigantesca trampa se conoce y se emplea desde la antigüedad, sobre todo en las inmediaciones del Estrecho de Gibraltar, a fin de capturar a los túnidos que se disponen a entrar al Mediterráneo para desovar (en primavera) o a mediados de verano, los que retornan al Atlántico.

Almeja (Tapes decussatus): Las almejas, como otros moluscos bivalvos viven enterrados en la arena, y tienen forma redondeada y concha dura. Se pueden ofrecer sin concha o con un trozo o una parte de ella e incluso entera -si pretendemos pescar doradas u otros grandes espáridos de molares poderosos-. Podemos hacernos con este cebo rastrillando la arena durante la bajamar en la misma playa, o bien comprarlo en el mercado o la pescadería. Estos moluscos resultan especialmente atractivos presentados a fondo y valiéndose de técnicas tales como el surf casting. Lo mejor es presentarlos frescos, pero se prestan a distintos tipos de conservación sin perder demasiado. Así pues, podemos congelarlos o comprarlos directamente en conserva, siempre que ésta sea "al natural", es decir, únicamente con agua y sal.

Alosa (Alosa fallax): Cupleiforme cada vez más escaso en nuestras costas. Semejante al sábalo, también desova en agua dulce. Para ello remonta los grandes ríos, encontrando cada vez más obstáculos y menos frezaderos. Si sigue así, puede verse en pocos años en peligro de extinción.

Altamar: Lejos de la costa

Alto bordo: Nombre genérico para designar una nave grande.

Altura: En la mar se habla de altura, para designar todo aquello que está o que trabaja lejos de la costa. Por ejemplo, pesca de altura, flota de altura, palangre de altura, etc. También, por extensión, tiene la acepción de industrial o comercial.

Amainar: Disminuir la fuerza del viento o de la mar.

Amarra: Cabo o cable utilizado en la mar que sirva para hacer firme algún objeto o pieza.

Amarrar: En leguaje marinero no se utiliza el verbo atar, sino amarrar.

Amarre: Atraque, puesto de atraque.

Amura: Es la parte de delante del costado de una nave. Sería el lugar en el que el costado comienza a estrecharse para formar la proa.

Anádromo: Característica de algunos peces, cuya vida o parte de ésta transcurre en la mar, pero que remontan los ríos para desovar.

Anchoa (Engraulis encrasicholus): Pez sobradamente conocido, llamado también boquerón, es uno de los más exquisitos que nos proporciona la mar. Se pesca exclusivamente con redes, pero constituye un magnífico cebo, parangonable a la sardina.

Anchova: Ver anjova.

Ancla: Objeto pesado que se utiliza para sujetar la nave al fondo. Generalmente son de metal y tienen forma ganchuda en alguno de sus extremos. A estas puntas, se les llama "uñas" y en las anclas modernas suelen ser móviles, como en las anclas de patente, que, además, no llevan cepo.

Anclar: Fondear, echar el ancla.

Áncora: Ver ancla.

Ancorita: También llamado robador, es un anzuelo de tres puntas iguales y simétricas.

Andana: Rosario o palangre de nasas.

Andaribel: Es el cable que recorre la parte exterior de la cubierta, a modo de pasamanos.

Anea: Ver espadaña.

Anegar: Llenar de agua, inundar.

Anélido: Familia de animales vermiformes -gusanos, para entendernos-, que comprende muchas clases y especies de estos invertebrados.

Anémona (Anemonia sulcata): Pertenece a la familia de los cnidarios, al igual que el resto de las actinias, medusas, etcétera. Son todas venenosas y bellas, con tentáculos provistos de células urticantes. La anémona común es muy frecuente en todas nuestras costas y vive entre las cotas intermareales hasta lo 10 ó 15 m. de profundidad. Se la conoce también por ortiga de mar, por razones que no merecen explicación, a tenor de lo dicho sobre sus cualidades urticantes.

Angazo: Es una especie de rastro con copo de malla que se utiliza para la recolección de ostras. La diferencia básica que presenta respecto al rastro, es que la pletina y los dientes son de madera, en vez de metal.

Anguila (Anguilla anguilla): Nuestros abuelos todavía compartían la idea generalizada de que las anguilas nacían del barro ribereño y la angula era el primer y único paso previo a su estado adulto. Sin embargo, se demostró esta falsedad cuando, a mediados del S.XX, se relacionó a las angulas directamente con el leptocéfalo, que el biólogo danés Schmidt había descubierto años atrás y de manera fortuita, a la altura de las Faröes. Esta larva leptocéfala, de perfil plano y que había sido clasificada como una especie distinta, resultó ser el paso anterior a la angula en el ciclo biológico de la anguila. Las larvas, algo así como unas hojitas aplastadas y trasparentes, son transportadas por las corrientes oceánicas desde el Mar de los Sargazos, situado entre las Bermudas y las Bahamas -donde eclosionan los huevos-, hasta las costas Europeas y Americanas (en función de qué especie de anguila se trate). Cuando las larvas leptocéfalas se hallan en aguas litorales, sufren la transformación definitiva, que las dotará de las hechuras serpentiformes que les permitirán remontar el río. En este estado (antes de la cazuelita, el ajo y la guindilla) es en el que nos las encontraremos, todavía trasparentes, pero ya convertidas en graciosos gusanillos nadadores. A medida que se acomodan al agua dulce, pierden peso, grasa, y una línea oscura se apodera progresivamente de su lomo. Así comienzan a las angulas a convertirse en pequeñas anguilas, con su característica coloración oscura y remontarán el río o bien se quedarán vagando durante un tiempo por el estuario. Pronto se diseminarán por todos los lugares imaginables, ya sean grandes cursos fluviales o minúsculas charcas aisladas. Además, pueden vivir tanto en aguas limpias y bien oxigenadas como en lugares pútridos, y pueden alimentarse de deshechos y materiales en descomposición. Pican a cualquier cebo, tanto en agua dulce como marina o salobre, y el único problema que presentan es a la hora de desanzuelarlas, pues se tragan la carnada hasta lo más profundo.

Anguilón: Los anguilones son señuelos fabricados generalmente en goma hueca. Imitan a una pequeña anguila de entre cuatro y quince cm. de largo. Son muy económicos y usados, tanto para el spinning en la costa como para el curricán pesado o de altura, aunque poco a poco están siendo desplazados por otros artificiales más novedosos. Sin embargo son muy eficaces para capturar lubinas, y los de pequeña talla se emplean a veces en aparejos de curricán ligero de múltiples anzuelos (conocidos por chicharreras, metralletas, etcétera) para capturar peces pelágicos -sobre todo jureles o chicharros- cuando se acercan a la costa, lanzando desde la punta de espigones o roquedos que se internan en la mar. Estos señuelos también pueden usarse plomando la cabeza para un mejor lanzado o con un buldo. Si utilizamos la burbuja, entre ésta y el anguilón deberemos poner una pata de sedal de, al menos, metro y medio de largo.

Angula: Pequeña anguila transparente que llega de la mar para remontar el río. A medida que transcurre su vida en agua dulce, pierden peso y pronto aparece una línea negra en su lomo, al tiempo que la cabeza se diferencia del resto del cuerpo. Pronto se habrá convertido en una anguila en miniatura. Aparecen en los ríos de la Cornisa Cantábrica con el inicio del invierno y remontan los ríos durante la noche, aprovechando las horas de subida de la marea. Cada vez son más escasas y su número desciende, año tras año, en proporciones alarmantes.

Anjova (Pomatomus saltatrix): Pez predador excelente para la pesca deportiva. Es una de las especies más voraces y luchadoras que podemos encontrar en nuestas costas. Ausente en el Cantábrico, es relativamente común en el Mediterráneo. Se pesca con cebo vivo o a cacea. Debido a su potente dentadura se emplean a veces bajos de línea especiales para evitar roturas. El equipo debe ser robusto, en consonancia con las dimensiones y ferocidad de la lucha que nos asegura esta especie.

Anzuelar: Encarnar un cebo en el anzuelo.

Anzuelo: Herramienta ganchuda y de escaso, pero variable tamaño, fabricada de metal, que, una vez amarrada a un sedal, sirve para pescar.

Aparejar: Montar o realizar el aparejo.//2. Disponer una nave de vela para navegar.

Aparejo: Montaje que incluye las partes esenciales para pescar con anzuelo.//2. Conjunto que incluye: jarcia, cabos, poleas y velamen de una nave.

Aproar: Poner proa a la corriente o al viento, generalmente con el barco fondeado.

Araña (de mar): Ver centolla.//2. Ver pez araña.

Arbolada: Se dice que la mar está arbolada cuando las olas son tan altas y violentas que simulan ser árboles de agua.

Arboladura: Conjunto de palos y vergas de una nave.

Arenícola (Arenícola marina): También conocido como gusana de coco o gusano rojo, es un anélido muy común y uno de los cebos preferidos por los pescadores que practican el lance pesado. Sobre todo si los lechos son arenosos o fangosos, este gusano proporcionará excelentes resultados. Este gusano, una vez ensartado en el anzuelo se vacía en cuestión de minutos y queda reducido en poco tiempo a un pellejo rojizo. Así que, si lo utilizamos como cebo, debemos cambiarlo cada poco tiempo, como máximo, media hora. Al encarnarlo expele un líquido amarillento que tinta nuestros dedos. No es irritante, pero deberemos luego lavarnos las manos con jabón para quitarnos esa coloración. El arenícola se encuentra en zonas tildales y es relativamente fácil de encontrar durante las horas de bajamar, pero debemos recolectarlos con cuidado, debido a su fragilidad. Viven en galerías poco profundas en forma de "U", con un aguajero de entrada y otro de salida, siempre en superficie.

Arenque (Clupea harengus): Cupleiforme bastante escaso en nuestras aguas, de gran importancia comercial. Se emplea para el consumo humano, tanto fresco como ahumado, pero también para confeccionar pastas de pescado que sirven para macizo.

Arete (Aspitrigla cuculus): Tríglido costero que pica frecuentemente en aparejos de fondo. De aspecto y costumbres muy similares a otros tríglidos, como el garneo o el bejel, se diferencia de ellos principalmente a causa de su color rojo. Sin embargo, los pescadores suelen confundirlos entre sí, y, según las localidades, denominan a todos con un único nombre. Su carne es comestible pero poco apreciada. Se emplea sobre todo para cocinar sopa de pescado.

Armar: Equipar y proveer de todo lo necesario a una nave antes de hacerse a la mar.

Aromatizador: Esencias olorosas o gustativas que se emplean para añadir atractivo a los engodos o a los cebos. Su uso se debe sobre todo a los pescadores de ciprínidos. Pueden ser de muchas clases, como los tradicionales de anís o de vainilla, o cualquiera de los más modernos que son síntesis de varias esencias, cada vez más complejas. Asimismo se emplean para teñir, ya sea el engodo o el cebo. Por ejemplo, los asticots, haciendo de ellos gusanitos de colores.

Arpeo: Ver ancla.

Arpón: Herramienta punzante, dardo, fisga o lanza que se caracteriza por incorporar una lengüeta, hendidura o muesca para retener a la pieza tras herirla. Se emplea para pescar alanceando a los peces.

Arponcillo: También conocido como "muerte", es la pequeña punta que sobresale bajo la principal, cuya misión es retener al pez. De ahí que, cuando se practica el "captura y suelta" se aconseje limar -para suprimirla- esa agalla del anzuelo.

Arrastre: Arte que debe su nombre a su modo de trabajar, es decir, arrastrándose por el fondo. Un barco, el arrastrero, la remolca, y en su trayectoria, va enmallando la pesca que le sale al paso. La de arrastre es una forma de pescar bastante dañina para el medio, tanto por los destrozos que ocasiona en el fondo, como por lo indiscriminado de sus capturas. Además, la pesca sufre también por este método, y se golpea y aplasta, a veces considerablemente, por lo que en la lonja se pagará a precio menor que la obtenida de otras maneras. Para poder practicar esta pesca se necesitan fondos despejados y, a poder ser, blandos. De ahí que, con vistas a preservar la continuidad de algunas especies en ciertas zonas muy castigadas por los arrastreros, se creen escolleras artificiales -donde la red se perdería-, y evitan así su presencia.

Arrastrero: Embarcación dedicada a la pesca de arrastre.

Arrecife: Barrera coralina.//2. Brusca y abrupta elevación del fondo del mar, que llega a nivel superficial, por lo que supone un gran riesgo para la navegación.

Arriar: Bajar. Se suele aplicar al velamen, a la bandera, al arpeo, etcétera.//2. Soltar o aflojar un cabo o un cable.

Arribada: Llegada de un buque por causa imprevista a un puerto que, en principio, no era su destino.

Arribar: Caída de la proa a sotavento: Es lo contrario de orzar.

Arringorri: Eusk. Ver arete.

Arte: Tradicionalmente, en el argot de los pescadores, un arte era un ingenio para pescar, compuesto o formado por algún tipo de trampa o de red. Hoy en día se entiende por arte todo aquello que sirve para la captura de peces, incluso un palangre o un aparejo cualquiera.

As de guía: Quizás el nudo más usado en la navegación y, probablemente, el más importante. Se da y se suelta a voluntad con suma facilidad.

Asalmonada (trucha): Se llama así a las truchas cuya carne, por su color, semeja a la del salmón. Tradicionalmente se creía que esto era consecuencia de la ingesta de cangrejos en su dieta, cuya quitina sería la responsable de esta coloración. Sin embargo, algunas truchas criadas en piscifactoría y alimentadas únicamente con pienso, también poseen este toque asalmonado en sus carnes.

Ascar: Encarnar, sobre todo referido a gusana o lombriz.

Asticot (Callíphora crythocephla): Es la larva de la mosca de la carne. Pese a su uso generalizado desde antiguo, éste sigue siendo motivo de polémicas. Es un cebo tradicional de agua dulce que se emplea cada vez más en la mar. Debido a su escaso tamaño, es apto igualmente para cebar las aguas.

Atarraya: Ver esparavel.

Atolón: Arrecife circular que sobresale de las aguas y crea una laguna marina interior. Generalmente son de una insospechada belleza. Generan ecosistemas propios de gran fragilidad.

Atracar: Acción de arrimar una embarcación a tierra o a otras, con objeto de inmovilizarla.

Atraque: Punto donde se atraca. Puesto de atraque.

Atún: Por este término se conocen casi todas las especies de la familia de los túnidos, en especial el atún rojo.

Atún blanco: Ver bonito del norte.

Atún claro: Ver bonito del norte.

Atún de aleta amarilla: Ver rabil.

Atún de aleta negra (Thunnus atlanticus): Este túnido habita las aguas tropicales y templadas del oeste del Atlántico, donde forma grandes bancos cerca de la superficie. Es una captura frecuente de los pescadores de aquellas latitudes, sobre todo caribeñas. Alcanza 1 m. de longitud y el récord absoluto IGFA está en 19.7 Kg.

Atún rojo (Thunnus thynnus): También conocido como atún de aleta azul (Bluefin tuna) está ampliamente distribuido por todo el Atlántico, el Mar Mediterráneo y en el Mar Negro. Existen otras dos variedades de esta especie: una en el Pacífico Sur, Thunnus macoyii, y otra en el Pacífico Norte, Thunnus thynnus orientalis. Con una longitud máxima de más de 3 metros, es el mayor de los atunes. El récord absoluto IGFA se consiguió con un monstruo de 678,6 Kg. Es uno de los peces más perseguidos por los practicantes de la modalidad conocida como "Big game", o pesca deportiva de los pesos pesados de los océanos.

Aurada: Ver dorada.

Avante: Voz de mando que significa "adelante".

Autóctono: Perteneciente u originario de un lugar concreto. Así, cuando hablamos de especies autóctonas, nos referimos a las especies originales que poblaban nuestros ecosistemas. En el caso concreto de las aguas continentales en España, debemos saber que el número de especies autóctonas -en cuanto a peces se refiere- es bastante escaso. La introducción masiva en los últimos años de especies alóctonas o foráneas, ha causado y sigue causando los muchos problemas que todos conocemos.

Ayustar: Unir dos o más cabos dando nudos.

Azocado: Nudo que no se puede desatar, lo cual es negativo, pues los nudos marineros deben poderse desatar cuando se quiera, de la misma forma que nunca se deben desatar por sí mismos o casualmente.

Azocar: Apretar un nudo.

LETRA B

Babero: Se denomina así al cerco de espuma que origina la mar al romper contra las rocas de la costa.//2. Lengüeta que llevan en la parte inferior de su cabeza algunos peces artificiales. Sirve para que profundicen y, en función de cómo sea ésta, así lo harán en mayor o menor medida. Los de régimen flotante, que trabajan en superficie, constan de un pequeño babero, y al contrario.

Babor: Parte izquierda de la embarcación mirando desde popa hacia proa.

Babosa (Blennius gattorugine Blennius ocellaris Blennius tentacularis): La babosa, también llamada moma, rabuza, cabruza, etcétera, es un pequeño pez que pertenece a la familia de los blénidos. En realidad, con estos nombres vulgares se designa a varias especies muy similares, a todos los blénidos marinos que moran en nuestra franja litoral. Son peces de escaso tamaño, sin ningún valor comercial ni gastronómico, que habitan en las zonas menos profundas de la costa. Pican a cualquier cebo de origen animal y su presencia puede constituir una pesadilla para aquel que pretenda capturar otros peces. El nombre de babosa se debe a la mucosidad que reviste su piel sin escamas, quizás uno de los rasgos más destacados de cara a su identificación.

Bacaladilla (Micromesistius poutassou): Pequeño gádido de altamar abundante en el Cantábrico, y más escaso en el Mediterráneo. Se pesca con artes de fondo y se emplea sobre todo para confeccionar harina de pescado. En las costas se ven a veces individuos aislados.

Bacalao (Gadus morhua): Pez sobradamente conocido, de gran interés para la pesca profesional.

Backing: Término anglosajón que sirve para designar la línea de reserva que llevamos en el carrete, cuando pescamos con cola de rata. Esta línea está pensada para que el pez pueda sacarla en caso de que su pelea así lo precise, con objeto de no romper el aparejo.

Bacoreta (Euthynnus alletteratus): Habita las cálidas y templadas aguas tropicales del Atlántico que van desde Nueva Inglaterra hasta Brasil, y desde Gran Bretaña hasta Sudáfrica. No son tan migratorios como otras especies de atún, y gustan de las aguas costeras. La bacoreta se distingue fácilmente por una serie de puntos oscuros, ubicados entre la aleta pectoral y ventral. Alcanza un metro de largo y el récord absoluto IGFA está en 15,943 Kg.

Bagra: Ver cacho.

Bagre: Ver herrera.//2. Ver cacho.

Bahía: Entrada de mar en la costa de considerable extensión, que proporciona resguardo a las naves.

Baia: Eusk. Ver retel.

Baila (Dicentrarchus punctatus): Muy similar a la lubina, se diferencia principalmente por su librea, en este caso, pintada, y por su menor tamaño. En todo lo demás, es prácticamente idéntica.

Bajamar: Punto en el que la marea se encuentra en su mayor descenso.

Bajel: Nombre genérico en desuso para designar a una nave. Fue muy empleado hasta hace un siglo.

Bajío: Banco de arena o roca que se levanta sobre el lecho marino.

Bajo: Elevación brusca del fondo del mar.// 2.(de línea): Es el sedal en el que se empata el anzuelo, a menudo de distinto grosor que la línea madre.

Bajura (flota de): La flota de bajura, que a menudo se identifica con la flota llamada "artesanal", es aquella que pesca con aparejos tradicionales, generalmente en embarcaciones pequeñas o medianas, y que permanece en aguas costeras, o, por lo menos, en la plataforma continental.

Baka: Arte de arrastre.//2. Modelo de barco arrastrero.

Bálamo: Banco de peces generalmente de la misma especie. A veces cuenta con millares de ejemplares que guardan una sólida disciplina grupal, y viven y prosperan manteniéndose en formación. Adaptan técnicas defensivas frente a los depredadores y se desplazan juntos guiados por estímulos que, a la luz de los conocimientos actuales, no están del todo claros.

Balancín: Ver ballestilla.


Balandro: Tipo de velero de un solo palo.

Baliza: Señalización flotante, luminosa o no, que indica diversos asuntos importantes para la navegación, como la entrada a los canales y puertos, artes de pesca en las inmediaciones, etcétera.

Balizar: Demarcar una zona de la superficie mediante balizas.

Ballestilla: Es un aparejo típico de la pesca artesanal de bajura para pescar a fondo o a media agua. Existen múltiples variedades, y de hecho, cada aficionado suele acuñar su propio modelo. En líneas generales, consiste en una línea amarrada a un alambre de cierto grosor o un par de ellos (hasta tres e incluso cuatro en ciertos casos) que van amarrados entre sí formando una cruz o un aspa, de cuyo extremo pende uno o dos sedales con sus respectivos anzuelos. En el centro de gravedad de la cruz hecha con los alambres se amarra un cabo, del cual, a su vez, pende el lastre.

Ballestrinque: Nudo marinero muy habitual y socorrido.

Balsa: Objeto flotante de emergencia, que hace las funciones de una embarcación precaria.

Baluma: Caída de popa de las velas.

Bancada: Asiento de los remeros hecho con tablas, en las embarcaciones a remo.

Bancal: Bajo que se forma a escasa distancia de la orilla, quedando muy poco fondo.

Banco: Bajo de grandes dimensiones. Elevación del fondo del mar situada sobre la plataforma continental (o insular) y en la que la profundidad es relativamente pequeña, aunque suficiente para permitir la navegación.//2. Área somera consistente en formas cambiantes de barro, arena, fango, grava, etc.//3. Grupo de peces que nadan juntos, por lo general abultado en número.

Banda: Cada uno de los lados de la embarcación.

Bandazo: Golpe de mar.//2. Escora brusca y repentina.

Bañera: Es la parte descubierta de las embarcaciones de menos envergadura. Suele estar situada a popa, y allí se emplaza también la rueda o la caña del timón.

Barbarín: En algunos lugares del norte peninsular, sobre todo en el País Vasco, se llama así al salmonete de roca.

Barbas: Algas y otros organismos que se fijan al casco de la embarcación, reduciendo su velocidad y maniobrabilidad.

Barbillón: Apéndice sensitivo que poseen, en número variable, algunos peces en la boca o junto a ella, que les sirve para detectar la comida del fondo, y en ocasiones su calidad o estado.

Barbo comizo (Barbus comiza): Especie endémica de la mitad sur peninsular. Como característica distintiva está su cabeza, que, en los alevines es similar al resto de los barbos ibéricos, pero, a medida que crece el animal, el desarrollo de su cabeza es mayor que el del resto del cuerpo. Prefiere aguas de corrientes más lentas, en especial la de los pantanos, donde se capturan los mayores ejemplares, sobre todo con pez muerto. Puede superar los 100 cm. de longitud, siendo así el mayor de los barbos ibéricos.

Barbo común ibérico (Barbus bocagei): Especie endémica de la Península Ibérica, que cuenta con varias subespecies de difícil clasificación. De hábitos bentónicos, ocupa gran parte de las aguas continentales de la Península, y es una especie muy perseguida por los pescadores deportivos, a causa de las magníficas cualidades que muestra en el extremo del sedal. Se pesca generalmente a fondo, pero también entra a mosca e incluso, en ocasiones, ataca los señuelos artificiales. Le gustan el curso medio de los ríos de aguas limpias, así como los embalses y otras aguas remansadas. En ocasiones, incluso prospera en cursos de salmónidos. Se reproduce en primavera y verano y los alevines forman cardúmenes. Es una especie de gran importancia para la pesca deportiva en aguas continentales.

Barbo de montaña (Barbus meridionalis): Es más alargado que otros barbos y habita aguas de salmónidos o de transición con el tramo medio. Es el único barbo de nuestra geografía que no es un endemismo ibérico. De talla ligeramente inferior que el común, sus costumbres y alimentación son similares, y se pesca con aparejos y técnicas análogas.

Barbuda (anguila) (Onos mustela): La anguila barbuda es un animal que encontraremos en la zona de escollera, siempre oculto entre grandes piedras. Es de color oscuro, con tintes rojizos y se asemeja a un pequeño congrio; recibe su nombre por la presencia de unos barbillones muy visibles. Su parecido morfológico delata también semejanzas de otra índole, sobre todo las referidas a su comportamiento y hábitat. La anguila barbuda también es eminentemente nocturna y durante el día vive oculta en inaccesibles agujeros entre las piedras de la línea de rompientes, o en las guaridas que le proporcionan las estructuras rocosas de muelles y diques artificiales. Pica a los aparejos de fondo cebados con calamar o trozos de pescado.

Barca: Barco pequeño, embarcación.

Barcaza: Lancha de grandes dimensiones, generalmente sin remos ni motor, que se remolca.

Barea: Antiguo señuelo artesanal del País Vasco y otras comunidades cantábricas, que se confeccionaba con fragmentos de piel fresca de algunos peces, formando un cuerpo que imitaba a un pececillo, del que pendían varios anzuelos. Con este señuelo se pescaba a la cacea igual que con un pez artificial moderno.

Barlovento: Parte de donde viene el viento, con respecto a un punto determinado.

Barra: Banco de arena o sedimentos de forma longitudinal, que emerge del fondo, consiguiendo que disminuya la profundidad de éste bruscamente. Generalmente está formada por la acción sedimentaria de un río y tienen cierta movilidad. En los mares tropicales, y por similitud, se habla de barras coralinas, aunque su origen y sus propiedades son -lógicamente- distintas. El diccionario de Voces Españolas Geográficas de la R.C.H., en su edición de 1.796, nos ofrece una deliciosa definición: "Es una ceja de arena amontonada a la desembocadura de los ríos".

Barracuda (Sphyraena barracuda): Pez tropical estrechamente emparentado con nuestro espetón, muy conocido por su agresividad y apreciado por sus cualidades deportivas.

Batel: Embarcación deportiva a remo de menores dimensiones que la trainera, pero también de banco fijo. Es muy empleada en el Cantábrico, sobre todo para el entrenamiento y la formación de los remeros que luego pasarán a bogar en traineras.

Bastanga: Eusk. Ver pastinaca.

Bastina: Ver morralla.

Bauprés: Pieza longitudinal o palo que sobresale de la popa y que afirma los estays.

Baurel: Tradicional método de pesca gallego practicado en las rías, en el cual se arrastra una red de superficie mediante una o varias embarcaciones.

Bead head: Cabeza de metal. Ver cabeza dorada.

Bejel (Trigla lucerna): Tríglido muy común en nuestras aguas. De régimen bentónico, suele caer en los aparejos de fondo, pero no es objeto de pesca específica. No tiene mucho interés deportivo ni gastronómico, por lo que no es perseguido.

Belly: Término anglosajón que corresponde a la parte central de las líneas doblemente ahusadas (DT) para pescar a mosca.

Bentónico: Dícese de aquello ligado de alguna manera al fondo marino. Por ejemplo, peces bentónicos, serían los que viven en el fondo o muy cerca de él, y sólo en raras ocasiones participan de los ecosistemas radicados en aguas libres -como los pelágicos- o suben a la superficie. Un ejemplo de animales bentónicos serían los peces planos, que habitan sobre el fondo marino y nunca se aventuran lejos de él, pues están perfectamente adaptados a vivir posados sobre el lecho marino.

Berberecho (Cerastoderma edule): El berberecho es un molusco bivalvo con una concha durísima que, aparte de su valor gastronómico, suele ser empleado como cebo. Esto es así porque los berberechos son apetecidos por un grandísimos número de especies piscícolas, tanto marinas como de agua dulce. Grandes ciprínidos, espáridos, lábridos o peces planos, son algunas de las familias que se darán un festín con estos moluscos. El berberecho habita fondos arenosos y fangosos, con abundante materia orgánica, y le encantan los lechos de las rías, donde se acumulan gran cantidad de nutrientes. Soporta altas dosis de contaminación, sobre todo por metales pesados, por lo que no son siempre aptos para el consumo humano. Por ejemplo, en una de las rías más contaminadas, la del Nervión, habitan zonas imposibles de colonizar para otros moluscos. Asimismo, se adaptan a zonas de baja salinidad en aguas salobres y vive enterrado a escasa profundidad, generalmente a unos pocos centímetros.

Berdela: Eusk. Ver caballa.

Bergantín: Es un tipo de velero de dos palos. El mayor de ellos es el que se sitúa a popa.

Bermejuela (Rutilus arcasii): Pequeño ciprínido endémico de la Península Ibérica. Tradicionalmente se ha empleado como cebo vivo o como pez pasto para los depredadores. Vive en todo el centro y norte peninsular.

Berruenda: Eusk. Ver maruca.

Besugo (Pagellus bogaraveo): Especie cada vez más rara en el Cantábrico oriental, a causa de la excesiva presión pesquera. Su pesca es llevada a cabo generalmente por profesionales con aparejos de fondo y palangres. Es muy voraz, y de ahí que ése sea el nombre que se le da en algunas localidades andaluzas y murcianas. De comportamiento gregario, forma bancos en función del tamaño. De joven se le conoce como pancho o panchito.

Beta: Porción de red.//2.Arte de enmalle de un solo paño.//3.Ver gusana de rosca.

Bibi: Tita pequeña.

Bichero: Herramienta formada por una larga y sólida vara rematada en un pequeño gancho y una punta, que sirve, principalmente, para las maniobras de atraque y salida.

Bicudo: Gal. Ver durdo.

Big Game: Sería algo así como la pesca deportiva de altura, gran cacea o curricán de altura. En realidad, este término anglosajón designa a la modalidad deportiva que se ocupa de los gigantes de la mar, los grandes pelágicos que requieren aparejos y embarcaciones muy grandes y resistentes.

Bígaro común (Littorina littorea): Este molusco gasterópodo, al que muchos conocemos como "caracolillo" es el más conocido de los caracoles marinos, aperitivo habitual en bastantes regiones españolas. Es mucho más empleado como alimento humano que como cebo, pero esto no quita para que podamos encarnarlo en el anzuelo, sobre todo cuando perseguimos pequeños peces de roca en las escolleras. No obstante, no es un cebo "de primera categoría", comparable con las gusanas o lombrices de mar, ni con los ermitaños o las quisquillas; eso sí, debido a su profusión en todas nuestras costas pedregosas, puede sacarnos de un apuro cuando, por falta de cebo nos vemos impelidos a terminar nuestra jornada de pesca. Habita las zonas tildales, a veces incluso en el límite superior del radio de acción de la marea, pero siempre en su área de influencia. Lo más habitual, sin embargo, es encontrarlo adherido a las rocas que quedan durante bastantes horas sumergidas. Para recolectar bígaros, basta con darse un paseo por las zonas intermareales y escudriñar las grietas de las grandes piedras o dar vuelta a las más pequeñas, en las que acostumbra a estar en su cara no visible.

Biotopo: Es el espacio en el que vive una determinada especie de flora o fauna. Por ejemplo, el biotopo de la trucha común es el río limpio, frío y bien oxigenado.

Bita: Pieza sólida de cubierta, donde se afirman los cabos.

Bivalvos (moluscos): Como su nombre indica, se llaman así por poseer dos valvas. Son típicos de esta familia las almejas, las chirlas, los mejillones, las navajas, los berberechos, etc.

Black-Bass (Micropterus salmoides): De origen americano, fue introducido en España en 1.955 mediante alevines procedentes de Francia, donde había sido previamente aclimatada la especie. En Europa no alcanza las mismas tallas que en su tierra de origen -donde llega a pesar hasta 6 kg.- pero abundan los ejemplares de entre dos y tres kilos. Estas dimensiones, sumadas a su ferocidad y a la batalla que presenta en el anzuelo, lo convierten en una especie idónea para la pesca deportiva. No es de extrañar pues, que cada día goce de mayor prestigio y que cuente con innumerables incondicionales. Además, hay que tener en cuenta que el bass puede vivir en estanques y otras pequeñas masas de agua, poco propicias para los predadores tradicionales ibéricos. Si a esto sumamos su resistencia a los cambios de temperatura y su capacidad para medrar en aguas que sufren bruscos calentamientos en la época estival -como es el caso de la cuenca mediterránea- entenderemos por qué se ha convertido en pocos años en uno de los peces estelares de la pesca deportiva en nuestro país. En efecto, esta especie soporta temperaturas por encima de los 30ºC y se muestra activa casi todo el año. Freza durante la primavera en aguas someras y protegidas, en lechos duros, como lascas o piedras. Los juveniles de esta especie tienen hábitos gregarios, que irán despareciendo con la edad. Su cuerpo tiene una estructura compacta y hechuras inconfundibles de predador. Las dimensiones de su amplia boca no dejan lugar a dudas. Podemos observar también, que es un pez concebido para efectuar desplazamientos veloces y atacar a sus presas con movimientos muy certeros. Las dos aletas dorsales se hallan juntas, presentando la primera radios duros y la segunda -más desarrollada- blandos. La aleta caudal es poderosa, ancha y recta. Por último, presenta línea lateral completa, con un número de escamas que oscila entre las sesenta y las setenta.

Blenio: Ver babosa.

Blenio de río (Blennius fluviatilus): Muy semejante al resto de los blénidos, esta especie es su única representante en agua dulce. Carnívora, bentónica y mal nadadora, precisa de aguas oxigenadas y un tanto remansadas. Está en franca regresión.

Bobina: Es la pieza del carrete donde se almacena el sedal.

Bobina fija (carrete de): Se llama así a los carretes "normales", es decir a los más empleados en este país, salvo en las modalidades de cacea pesada desde embarcación. Las ventajas de estos carretes son, básicamente, que resulta más sencillo su uso y existen infinidad de modelos, que se adaptarán a nuestra modalidad de pesca. Las desventajas son su peso, su mecanismo más complejo, su menor fuerza o capacidad de arrastre y, sobre todo, su menor capacidad para grandes lances con sedal grueso.

Bobina giratoria (carrete de): Estos carretes han sido empleados únicamente para pesca en embarcación de grandes ejemplares. Sin embargo, comienzan a comercializarse tímidamente algunos modelos destinados al casting y a otras modalidades desde tierra. Lo malo es que todavía existen pocos modelos, pocos repuestos, pocas cañas con portacarretes adecuados y poca gente que sepa utilizarlos.

Boca: Ver bocana.

Bocana: Entrada del puerto, muelle o bahía.

Bocarte: Ver anchoa.

Bodega: Compartimiento interior del buque, bajo la cubierta, que sirve para estivar distintas mercancías o pertrechos.

Boga de mar (Boops boops, Box boops, Box vulgaris): Pertenece al género Boops, y es, probablemente, el espárido que más diferencias presenta respecto a su familia. Su morfología recuerda sólo vagamente los patrones familiares y sus costumbres distan mucho de las del resto. Es omnívora, pero tirando a vegetariana a medida que crece. No obstante, una boga, por muy grande que sea, no dudará en atacar un cebo de origen animal. Por eso es capturada con frecuencia, sobre todo por los aficionados que pescan a boya con anzuelo pequeño y carnada blanda. Es un pez litoral, pero se comporta como si fuera pelágico. De costumbres estrictamente gregarias, forma bálamos bien estructurados, al revés que muchos otros espáridos. Además, tiende a situarse entre dos aguas, a menudo muy cerca de la superficie, especialmente en verano. Presenta una mancha azulada en la base de la aleta pectoral, que resalta en su librea verdosa o azulada, con destellos plateados. Su boca es pequeña y frágil, y sus ojos son relativamente grandes. Su forma nos recuerda más a los cupleiformes que a los espáridos, lo mismo que sus hábitos. Suele acarrear un parásito dentro de la boca, una especie de piojo de mar de aspecto bastante desagradable (Cymothoa banesi) pero inofensivo, que abandona a su huésped tan pronto como lo ponemos en tierra.

Boga de río (Chondrostoma polylepis): Ciprínido de talla media que vive en muchos embalses y tramos medios, pero que remonta el río para desovar. Este endemismo ibérico es bastante perseguido por los pescadores deportivos, ya que su pesca cuenta con bastantes incondicionales, sobre todo entre los que practican el Coup. Puede llegar a ser muy abundante en algunos sitios, dado su comportamiento gregario.

Bogar: Remar.

Bogarravel: Cat. Ver besugo.

Boile: Bolita de cebo que se utiliza para capturar ciprínidos a fondo. Se confecciona con distintos productos, entre los que destacan las harinas, los aceites y los aromatizadores. Existen infinidad de recetas, algunas de probada eficacia.

Bolero: Arte de fondo con distintas series de paños calados a varias alturas.

Bolina (navegar de): Navegar ciñendo al máximo.

Boliche: Xabega de menor tamaño y uso artesanal.

Boloñesa (pesca a la): Pesca a flotador que emplea cañas con carrete, generalmente telescópicas, de entre 5 y 6 m. y aparejos similares a los de inglesa. Esta modalidad es consecuencia de la creciente especialización que se da en la pesca deportiva, lo que hace que se acuñen nuevos nombres en función de disciplinas cada vez más delimitadas, e incluso estrictas, en cuanto a su ejecución y material.

Bonito (Sarda sarda): Como característica principal cabe señalar las rayas oblicuas de color oscuro a ambos lados de la zona dorsal, que suelen ser entre media y una docena. Habita las aguas cálidas y templadas del Atlántico, desde Argentina a Nueva Escocia, y desde Sudáfrica hasta Noruega. No llega a 1 m. de longitud y el récord absoluto IGFA está en 8,278 Kg.

Bonito del norte (Germo alalunga, Thunnus alalunga): Este bonito al que nos referimos no es el pez que se conoce por "bonito" en otros lugares o sea, la especie Sarda sarda, sino Thunnus alalunga, también llamado atún blanco, claro o albacora. Este túnido presenta como principal rasgo diferencial la longitud de sus aletas pectorales, que llegan a sobrepasar la aleta anal. De todas formas, casi todos los miembros de esta familia, se pueden capturar de forma semejante, con la única diferencia que marcará el peso. Es decir, que lo que cambia es la robustez del aparejo, en función del peso del pez que perseguimos. El bonito se acerca en verano a las costas del Golfo de Vizcaya y muchas embarcaciones, deportivas o profesionales, salen a su encuentro. Los profesionales los pescan con cebo vivo, regando la mar para simular un bálamo de pececillos saltando desesperados en superficie. Pero los pescadores deportivos utilizan señuelos artificiales de colores, que serán los encargados de incitar al pez a picar. El bonito es un feroz predador, que se alimenta con voracidad de peces pelágicos a los que atacan en grupo. Así qué si logramos dar con un bálamo de bonitos o de cualquier otro túnido, las picadas pueden ser constantes y tener todas las cañas combadas en cuestión de segundos. Recordemos que todos los túnidos son grandes nadadores, que desarrollan una fuerza excepcional y que no se rinden fácilmente. Eso, por no hablar sobre sus virtudes culinarias, pues el bonito del norte es considerado por muchos el pez más sabroso y que más preparaciones permite de cuantos pueblan la mar.

Boquerón: Ver anchoa.

Borda: Es la parte superior del costado de la embarcación.

Bordada: En la navegación, sobre todo a vela, se denomina así a cada uno de los trazados que se recorren para conseguir llegar a un punto determinado.

Boroñón: Ast. Ver buey de mar.

Borriquete: Ver burro.

Botadura: Acto, generalmente revestido de solemnidad, en cuyo transcurso se bota una nave.

Botar: Echar al agua una nave

Bou: Modelo de arrastrero.//2. Arte tradicional de arrastre.

Branquias: Órganos respiratorios de muchos animales acuáticos, como los peces.

Botavara: Palo o pieza longitudinal que forma 90º con la parte inferior del mástil y que sirve para aguantar la vela mayor.

Bote: Embarcación menor a remo. En ocasiones se le acopla un motor, por lo general, fuera borda.

Branquiápodos (crustáceos): Subgrupo que incluye a las pulgas de agua y similares. El caparazón, caso de existir, forma un escudo o concha de dos valvas. Asimismo, poseen apéndices anchos y pilosos.

Braquiuros (crustáceos): A este grupo de crustáceos pertenecen algunas de las especies más interesantes desde el punto de vista del pescador, como son todos los cangrejos, nécoras o centollos.

Braza: Medida de longitud usada en la mar, que equivale a 1,828 m. y a 6 pies.

Brazoladas: Ver hijuelas. Sobre todo las del palangre.

Breca (Pagellus erythrinus, Pagellus canariensis, Pagellus rostratus): La breca es de aspecto similar al besugo y al aligote, o sea al resto de los componentes del género Pagellus. La diferencia más clara está en su color, que tira al rosa fucsia más tintado que en los demás. Si bien el besugo e incluso el aligote presentan a menudo reflejos rosáceos, este color adquiere en la librea de la breca una intensidad inconfundible. Por lo que respecta a su boca, dentición y características morfológicas, son bastante parecidos. Sus costumbres tampoco difieren en lo sustancial, salvo por un aspecto que lo hace más accesible que los otros miembros del género Pagellus, y es que, aunque también acostumbra a vivir a profundidades que exceden la centena de metros, la breca abandona a veces estas cotas y se presenta a menores profundidades y más cercana a la línea costera. El aparejo que utilizaremos, siempre de fondo y con un buen lastre que lo mantenga en su sitio, será igual para todos los pagélidos. Ahora bien, si lo perseguimos valiéndonos de una embarcación, quizás lo mejor sea no fondear, sino dejarse llevar suavemente por la corriente, para que nuestro cebo recorra, a su vez el fondo. Lógicamente, tendremos que encontrarnos sobre un fondo liso, despejado y blando, el tipo de lecho que gusta a los pagélidos. De esta forma podemos toparnos con un banco de besugos, de aligotes o de brecas.

Brinca: Se llama así al anillado en los montajes de moscas artificiales que imita los segmentos del abdomen de estos insectos.

Brisa: Viento flojo.

Brótola: Ver locha.

Bruja (caracol): Ver ermitaño.

Brújula: Instrumento provisto de una aguja magnética, que sirve para indicar posiciones a partir de la señalización del norte magnético sobre la rosa de los vientos.

Brumeo: Macizo o acto de cebar, llevado a cabo desde embarcación.//2.(pesca al): Modalidad que se basa en pescar la zona previamente cebada, siempre desde la embarcación.

Buey de mar (Cancer pagurus): Especie de cangrejo de grandes dimensiones y aspecto robusto de gran importancia comercial.

Bucle: Es la curva que se produce en la línea durante el lanzado con cola de rata.

Bug: Escarabajo, bicho, insecto. Por extensión, se aplica a ciertos artificiales que imitan a un bicho, sin que sea ninguno en concreto.

Bugre: Ast. Ver besugo.

Buldo: También conocido por buldó o burbuja, es una especie de flotador transparente de diversos tamaños y formas que se puede llenar de agua total o parcialmente, con lo que daremos más o menos peso a nuestro aparejo o haremos que éste flote más o menos.

Burro (Diagrama mediterraneus): Pez de aspecto sólido que se pesca con anzuelo a fondo. Apreciado deportiva y culinariamente, su presencia en nuestras costas se reduce a la zona del Estrecho de Gibraltar.

Butcher: Clásica mosca inglesa. Esta "carnicera" tiene como distintivos principales el cuerpo plaetado, mientras las alas son negras y la cola roja.

Butrón: Nasa especial concebida para la pesca de la lamprea.

Buztanbeltza: Eusk. Ver oblada.

Buzzbaits: Señuelos artificiales concebidos para la pesca del bass y del lucio, Se caracterizan por poseer una o dos hélices y se usan en superficie.

Volver al inicio de Diccionario de Pesca

__________________

Recopilado de www.granpesca.com Gran Pesca es una web en la que puedes encontrar el asunto relacionado a la pesca y, hay tópicos muy interesantes.

 

 

 

Principal Arriba Diccionario de Pesca - C - D Dicc. de Pesca - E - F Dicc. de Pesca - G - H Dicc. de Pesca - I - J Dicc. de Pesca - K - L Dicc. de Pesca - M - N Dicc. de Pesca - O - P Dicc. de Pesca - Q - R Dicc. de Pesca - S - T