Pontevedra - Plaza de la Leña

Las plazas mayores

 

Principal
Acerca de Hispania
Acerca del idioma
Lengua castellana
Cultura española
El arte y la historia
Patrimonio histórico
Cocina con arte
Poesías sin fronteras
El mundo hispano
Diccionarios gratis
Páginas amigas

 

España - Salamanca - Plaza Mayor

   

LOS MEJORES  DATOS DEL IDIOMA  ESPAÑOL RECOPILADOS AQUÍ

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

   

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

PLAZA  MAYOR  DE  MADRID - SALAMANCA -  CÁCERES -  LIMA

El origen de la Plaza Mayor es la Plaza del Arrabal, situada fuera de la muralla medieval, una plaza abierta hacia el campo. Se rehabilitó en la época de Felipe III, con el diseño del arquitecto Juan Gómez de Mora en 1617. Sufrió varios incendios y después de uno de ellos, en 1790, el arquitecto Juan de Villanueva decide cerrar la plaza todavía más.

Curiosidades: la actual Junta Municipal Centro del Ayuntamiento de Madrid fue el primer edificio construido en la plaza; era La Real Casa de Panadería, que era panadería en planta baja y la residencia de los Reyes en las plantas superiores

La plaza mayor es, posiblemente, una de las plazas más visitadas de la ciudad. Ofrece al turista y a sus habitantes multitud de zonas de esparcimiento diurnas y sobre todo, nocturnas.

Creada en el siglo XVIII, por Juan de Villanueva tras un gran incendio que destruyó gran parte de la plaza, realmente se empezó a construir a comienzos del siglo XVII.
Un bello conjunto arquitectónico, el más representativo del Madrid de los Austrias, que tuvo a Lope de Vega como maestro de ceremonias.

En ella se representan obras teatrales, fiestas y es zona fundamental en las Navidades madrileñas.

Bajo sus arcos, puede encontrar innumerables tiendas ornamentadas al estilo del viejo Madrid, y los domingos puede ver a una multitud de personas que se dedican a la filatelia, siendo un emplazamiento inigualable para la compra-venta de monedas, sellos, etc.

Está muy bien resguardada, por calles tan importantes como la de Cuchilleros, o Mayor, las cuales se pueden definir como prolongaciones externas de la plaza, pues tanto su estructura como su economía son, si no idénticas, muy parecidas.

Para acceder desde el hotel, hay que tomar su anexa Calle del Carmen, hasta llegar a Sol. Rodee la Puerta del Sol hacia la derecha, y la tercera calle es la Calle Mayor. Tome ésta calle, y a partir de la segunda calle a la izquierda, se tiene acceso directo a la plaza.

Para ir a la calle Cuchilleros, hay que seguir por la calle Mayor, y rodear la plaza a la izquierda. Se podrá ver el Mercado de San Miguel en su comienzo, dando paso a la calle con su bella estructura arquitectónica.

HISTORIA DE LA PLANTA PARCELARIA DEL ENTORNO DE LA PLAZA MAYOR MADRILEÑA

Es el carácter singular de la Plaza Mayor de Madrid lo que ha motiva­do desde hace mucho tiempo la profusión de estudios sobre ella vertidos. Estudios muy variados, pues muchas son las procedencias de sus autores: historiadores del arte, de la ciudad, arquitectos, etc. que suponen interesan­tes y valiosas aportaciones acerca de su génesis, de su significado urbanís­tico y valores arquitectónicos, de su condición como contenedora de activi­dades, residentes y acontecimientos. Sin embargo, los geógrafos no están presentes como estudiosos de la plaza madrileña, quizás porque piensan que sobre la Plaza Mayor ya está todo dicho. Y nada más incierto. Al menos eso es lo que nos parece a aquellos que estamos interesados por el paisaje ur­bano.

Pretendemos, pues, indagar en uno de los elementos del paisaje, cual es la planta parcelaria, y abordaremos la historia del plano parcelario por­que se ha demostrado como pieza clave para la interpretación del paisaje urbano, pues no en balde condiciona la amplitud y muchas de las caracte­rísticas de la edificación, sino también toda trama urbana carente de pla­neamiento (Brandis, 1995, 1998). Pero además, la variada gama de tama­ños y formas que presentan las parcelas es respuesta al contexto temporal, espacial, social, político, económico y cultural en que se desenvuelve la sociedad y que tanto tienen que decir en la forma que adquiere el paisaje urbano.

En fin, se trata de un estudio cuya última pretensión es la de contribuir al mayor conocimiento de la Plaza Mayor madrileña, donde cada elemento del paisaje tiene un significado presente, pero a la vez histórico y retrospectivo, pues «los legados de las fases urbanas anteriores suponen otras tantas obliga­ciones que pesan, de distinta forma, sobre el futuro del espacio» (Chaline, 1981, 101).

1. LA RESISTENCIA DEL TRAZADO MEDIEVAL A LA REGULARIDAD SETECENTISTA

El contraste que se observa entre la regularidad del gran vacío central que conforma la plaza y la irregularidad del entorno edificado, cabe interpretar­lo como resultado de la sobreimposición del diseño setecentista a un trazado que tiene su origen en la formación de los arrabales extramuros del recinto medieval. Esta herencia se reconoce en el trazado de los antiguos caminos de Alcalá, Toledo y Atocha que partían de la puerta de Guadalajara, sita en el amurallamiento, y en la Cava de San Miguel y Cuchilleros que seguían el tra­zado del foso de la muralla. También se observa en algunas calles secunda­rias que aumentaban los accesos a la plaza, llamada entonces, del Arrabal, y la unían con otros centros de concurrencia. Así, la calle de Felipe III era el camino más corto a la parroquia de San Ginés y la de Zaragoza lo era a la de Santa Cruz. Con el trazado de la plaza, culminado en 1617, se abren nue­vas calles que agilizan el acceso a la misma y aumentan su comunicación con el exterior. Surgen las calles de la Sal, enlace directo con el convento e igle­sia de San Felipe el Real, la del Arco del Triunfo, en forma de pasaje cu­bierto, y la de Botoneras, conformándose así el trazado actual del callejero (Figura 1).

Aunque las pervivencias del suelo ocupado previo al trazado de la pla­za son difíciles de precisar, debido a la ausencia de cartografía por aquel entonces, hay estudios que permiten dibujar parte del perímetro de las man­zanas que aparecen en el lugar a finales del siglo XV (Montero Vallejo, 1987), así como fuentes documentales que ayudan a precisar la localización de algunas parcelas en el umbral del siglo XVII (Iñíguez, 1950) (Urgoiti, 1954).

Están datadas instalaciones desde mediados del XV en lo que fueron te­rrenos de propios que el Concejo se reservó entre la muralla y el arrabal de Santa Cruz. Las construcciones, que bordeaban una zona deprimida que en origen fue laguna y luego muladar, fueron proliferando. Lo codiciado del lu­gar, al ir adquiriendo centralidad por el crecimiento de la villa hacia el este, propició que algunas casas llegaran a instalarse en el centro de la plaza, y que no desaparezcan hasta 1581, al construirse en el lado norte la Casa Panadería, según el proyecto que hiciese de la plaza Juan de Herrera, e iniciarse también las expropiaciones en el este y sur de la misma. La regularización del lado oeste será más tardía, por la dificultad que entraña el enorme desnivel que existe entre la plaza y la Cava de San Miguel, llevándose a efecto bajo la su­pervisión de Gómez de Mora en 1617 (Figura 2). Pero los intentos de reforma de la plaza desde finales del siglo XV van paralelos a toda una serie de disposiciones que, con el objeto de mejorar el entorno

  • FIGURA 1 Callejero actual del entorno de la Plaza Mayor

pretenden renovar también el caserío de las travesías. Así, la nueva Jun­ta de Urbanismo, creada en 1590, ordena la alineación de la calle Mayor y propone la sustitución de los pilares de madera por otros de piedra en las pla­zas y calles que contasen con soportales. También, la Junta de Aposento fo­menta la reedificación con las disposiciones que dicta a partir de 1584, y por las que gozarán de exención de huésped por ocho años las casas que se labren...

  • FIGURA 2 Sobreimposición del trazado de la Plaza Mayor al de la Plaza del Arrabal 

Fuentes: Íñiguez (1950), Urgorri (1954) y Montero (1987).

...en la plaza y su entorno de acuerdo a las condiciones que exijan las ordenan­zas, llegando a ampliar las exenciones a perpetuidad a cambio de un canon en metálico en 1588. De esta forma, la sustitución del caserío permitía liberarse de por vida de la carga de aposento y hacer rentable el costo de las obras con la obtención de rentas más altas. Pese a todo, el ritmo de la construcción de nuevas casas es lento, persistiendo todavía en 1617 algunas edificaciones an­tiguas en torno a la plaza, que obligan a la Junta de Obras a notificar a sus dueños la urgencia de su derribo ante el estado de deterioro que presentan (ASA, 1617).  Estas disposiciones, orientadas a estimular la sustitución del caserío y a conseguir la traza regular de la plaza, fueron aprovechadas por algunos pro­pietarios, especialmente los de las calles de Mayor y Toledo que eran las de mayor tránsito, y así se entiende que buen número de casas se renovaran por estas fechas. Por el contrario, el caserío que da fachada a la plaza se resiste, en parte motivado porque el diseño uniforme de las fachadas encarece las obras, por lo que para estimular su terminación se concede en 1620-21 privi­legio perpetuo sin carga en metálico a las casas de la plaza que faltasen por levantar, disposición que fue bien acogida por los propietarios (Figura 3). Del resto del...

  • FIGURA 3 Parcelas construidas entre 1589 y 1621

Fuente: Planimetría General de Madrid (1750).

...espacio ocupado en estos momentos no tenemos certidumbre de sus lindes parcelarias, pues se privilegiaron con posterioridad, teniendo que espe­rar a la aproximación que nos permite la perspectiva caballera del plano de Teixeira de 1656.  En definitiva, de la sobreimposición del diseño regular de la plaza al trazado previo sólo resultó el alineamiento de la fachada de las manzanas que la conformaban, perviviendo en el resto el viario arrabalero medieval. Éste, con¬tactaba con la plaza de forma asimétrica, a veces con trazo sinuoso y con di¬ferentes anchos, presentando al suroeste desniveles considerables. No se co¬rrigió, pues, el trazado caminero, aunque la edificación del entorno pretendió disimular esta realidad, y así Gómez de Mora labró pasajes cubiertos en las calles de Toledo, Sal, Arco del Triunfo, Botoneras y Zaragoza, con una ar¬quitectura que intentaba asemejarse a la de la plaza; más tarde Villanueva en 1790 simularía mediante arcos falsos la falta de simetría de las calles afluen¬tes (Bonet, 1967, 1978)

2. UN PARCELARIO DE ACTIVA Y COMPLEJA DINÁMICA

El plano parcelario actual es producto tanto de la dinámica que se desa¬rrolla desde el siglo XVII como de la resistencia de estructuras anteriores y que todavía se reconocen. La conjunción de fenómenos de cambios y de per¬manencias que inciden a lo largo de todo el proceso de constitución del dise¬ño parcelario, permiten entender la variada gama de tamaños y formas que presentan hoy las parcelas.

Las herencias parcelarias existentes desde hace más de un siglo se iden¬tifican en dos tercios de las fincas, siendo numerosas las que se remontan al siglo XVII en correspondencia con lo antiguo de la ocupación. Pero quizás lo que sorprenda sea apreciar parcelas cuyo diseño responde a la dinámica más actual, bien por agregación o segregación de parcelas, pero sin producir la sustitución del caserío. Se trata, por un lado, de fusiones de fincas que se han resuelto con obras de reestructuración interna, esto es, abriendo huecos en las medianerías interiores para su comunicación, modificado las cubiertas y retocado las fachadas. Pero también, por otro lado, han sido las reformas exteriores en las fachadas y cubiertas de varias parcelas que, al recibir un tra¬tamiento uniforme, enmascaran la permanencia de la anterior distribución (Figura 4).  La morfología que presentan las parcelas sólo puede ser interpretada a la luz de la dinámica que ha tenido lugar a lo largo del proceso. El parcelario de menor superficie se corresponde con la situación más antigua, en la que la atomización de las fincas, salvo excepciones, es lo generalizado en consonan...

  • FIGURA 4 Antigüedad del parcelario en 1999

Fuentes: Planimetría General de Madrid (1750). Plano de Ibáñez Ibero (1872-74) y Plano Parcelario de 1999.

cia con su origen de arrabal extramuros y con los altos precios del suelo alcanzados al adquirir centralidad por la construcción de la Plaza Mayor. Así, se estipula en 1617 como superficie mínima exigida para las casas que se labra¬sen en la plaza, y que quisieran acogerse a la exención de aposento, la de 15 por 75 pies (80 metros cuadrados), sin embargo, se certifican casas de menores superficies que obtuvieron el privilegio (Corral, 1973). Por otro lado, en la forma que adoptan algunas parcelas se puede reconocer el trazado camine¬ro, de estrecha línea de fachada y desproporcionada profundidad, que impo¬nen las vías principales.

Las parcelas que datan del siglo XVIII son producto, en parte, de agregaciones con el objeto de aumentar las menguadas superficies de las pree¬xistentes, proceso de actuación sobre el parcelario heredado que es muy co¬mún en las ciudades europeas a partir del Renacimiento. A mediados de siglo, en unos momentos en que la plaza y las manzanas que la enmarcan dis¬frutan de la máxima centralidad, se registra un total de 240 fincas que pro¬ceden de 293 antiguas parcelas, habiéndose ampliado considerablemente la superficie de algunas al fusionarse con las colindantes. Destacan por su ta¬maño las dos casas consistoriales, la Casa Panadería en el lienzo norte y la Casa Carnicería en el del sur. Y aunque se detecta la segregación de algunas fincas, la pervivencia del parcelario más antiguo es aun notoria, y de ahí que más de las tres cuartas partes de las fincas no superen los 100 metros cuadrados (Figura 5).

Mayor representación tienen las parcelas que resultan de los aconteci¬mientos habidos a lo largo del XIX al cambiar de manos muchas propiedades tras la desvinculación de los títulos y mayorazgos y la desamortización de los bienes eclesiásticos. Pero antes, también contribuye al cambio la reforma que soporta la plaza por el incendio de 1790 y que destruye en su totalidad el lien¬zo oeste y parcialmente el del sur, momento a partir del cual se adopta el pro¬yecto de Juan de Villanueva, incorporándose un nuevo diseño arquitectónico para la totalidad de la plaza y algunas travesías. De nuevo hay propietarios que se muestran reacios a la reedificación por el alto costo que suponen las nue¬vas fachadas, lo que provoca la intervención del Ayuntamiento que compra al¬gunas parcelas, las fusiona y levanta casas más grandes, consiguiendo de esta manera ampliar la superficie de las fincas. La desvinculación de los títulos y mayorazgos y las desamortizaciones que se suceden a lo largo del siglo, posi¬bilitan la compra de fincas y la agregación de muchas de ellas con el fin de conseguir casas más grandes. Así pues, en la dinámica parcelaria sigue pre¬dominando la tendencia a la ampliación de las fincas, perdiéndose entre 1764 y 1874 aproximadamente 104 parcelas, en su mayoría de pequeño tamaño y disminuyendo, en consecuencia, la representación de las de menor superficie a algo más de la mitad (Figura 6).

  • FIGURA 5 Resultado de la dinámica parcelaria en 1750

  • FIGURA 6 Dinámica parcelaria entre 1750 y 1874

CUADRO 1

Superficie de las parcelas en 1750, 1874 Y 1999

Superficie

1750

1874

1999

m2

Parcelas

%

Parcelas

%

Parcelas

%

–100

194

81

79

57

25

25

100-249

35

14,5

43

31

42

42

250-499

6

2,5

11

8

27

27

500 y más

5

2

4

3

5

5

Total

240

100,0

137

100,0

99

100,0

Fuente: Planimetría General de Madrid (1750), Plano Parcelario de Ibáñez Ibero (1872-74) y Plano Parcelario (1999).

En definitiva, la utilidad que el análisis de la cartografía a gran escala tiene para la interpretación del paisaje urbano es obvia. Además, la comparación de planos parcelarios de distintas fechas permite no sólo identificar y situar cronológicamente las fincas que componen las manzanas de la Plaza Mayor, sino también registrar al detalle las modificaciones que soporta la planta a lo largo del tiempo. Pero será a la luz de toda la serie de factores de muy variada índole que se suceden donde encontramos las claves de la interpreatación de la variada gama de tamaños y formas que presentan hoy las parcelas.

  • FIGURA 7 Dinámica parcelaria entre 1874 y 1999

Fuente: Plano de Ibáñez Ibero (1872-74) y Plano Parcelario de 1999.

Anales de Geografía de la Universidad Complutense. Vol. extraordinario (2002) 189-201 - Dolores Brandis - Departamento de Geografía Humana. U.C.M.

BIBLIOGRAFÍA
(ASA) ARCHIVO SECRETARÍA AYUNTAMIENTO (1617): Expediente 1-2-39. BONET CORREA, A. (1967): «El Plano de Juan Gómez de Mora de la Plaza Mayor de Madrid de 1636», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, Madrid, IX, pp. 15-53. — (1978): «Plaza Mayor», Madrid, I, Madrid, Espasa Calpe, pp. 41-60. BRANDIS, D. (1993): «La recuperación del Centro Histórico de Madrid. El ejemplo de la Plaza Mayor», CABRALES BARAJAS, F. (Compilador). Espacio urbano, cambio social y geografía aplicada, Guadalajara (México), Universidad de Guadalajara, 243 pp., pp. 147-174. — (1995): «El proceso de conformación de la planta parcelaria del Madrid del siglo XVIII», CATASTRO, Madrid, n.º 24, pp. 64-76. — (1998): «Historia y planta de la ciudad», en CABRALES BARAJAS, F. / LÓPEZ MO¬RENO, E. (Compiladores). La ciudad en retrospectiva, Guadalajara (México), Uni¬versidad de Guadalajara, 405 pp., pp. 325-347. CHALINE, C. (1981): La dinámica urbana, Madrid, Instituto de Estudios de Adminis¬tración Local, 218 pp. CORRAL, J. DEL (1973): «Las calles de Madrid de 1624», Anales del Instituto de Es¬tudios Madrileños, Madrid, vol. IX, pp. 643-690. IÑIGUEZ ALMECH,F. (1950): «Juan de Herrera y las reformas en el Madrid de Felipe II», Revista de Bibliotecas, Archivos y Museos, Madrid, n.º 59-60, pp. 3-108. MONTERO VALLEJO, M. (1987): «De la laguna a la Plaza Mayor, la plaza del Arrabal», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, Madrid, XXIV, pp. 203-215. URGORRI CASADO, F. (1954): «El ensanche de Madrid en tiempos de Enrique IV y Juan II. La urbanización de las cavas», Revista de Bibliotecas, Archivos y Muse¬os, Madrid, vol. XXIII, pp. 3-63. 201 Anales de Geografía de la Universidad Complutense Vol. extraordinario (2002) 189-201. Dolores BRANDIS Departamento de Geografía Humana. U.C.M
.

PLAZA MAYOR DE SALAMANCA

Nació de modo natural junto a la antigua Puerta del Sol de la muralla y, por encontrarse allí la iglesia de San Martín fue conocida como Plaza de San Martín.

Por entonces era mucho más grande y se extendía no solamente por la actual plaza, sino que comprendía la plaza del mercado, la del Corrillo y la del Poeta Iglesias, siendo considerada como "La plaza más grande de la cristiandad", en la cual se realizaban simultáneamente todas las funciones de una plaza (fiestas, mercado, etc.).

En 1724 se segrega la plaza actual y se comienza a construir su perímetro por el arquitecto Alberto de Churriguera, trasladándose a ella el Ayuntamiento (las Casas Consistoriales) lo que le da el rango de Plaza Mayor. Muerto Churriguera, termina la obra Andrés García de Quiñones (1755).

El ala este, llamada Pabellón Real, muestra entre sus arcos medallones con el busto de algunos reyes de España. Este ala fue la primera que se construyó, ya que servía como muro de contención para hacer horizontal el suelo de la nueva plaza. En las otras alas los medallones representan a otros personajes ilustres (santos, sabios, descubridores, etc).

El aspecto actual, en lo que se refiere al pavimento (baldosas de granito gris, con marcas de granito rosa) se hizo hacia 1955. Hasta entonces tenía un jardín central, con árboles, arriates de flor y un quiosco de música en su centro. Una calle adoquinada lo contorneaba.

PLAZA MAYOR DE VALDERAS

La Plaza Mayor de Valderas se encuentra dentro del casco antiguo y dentro de la primera muralla. Es una plaza porticada (hoy en dos de sus lados), típica plaza castellana. Aquí está situada la iglesia parroquial de Santa María del Azogue, documentada en el año 1144. También está el edificio herreriano de la antigua Casa Consistorial que según la leyenda, se levantó en el solar de una casa ilustre perteneciente a doña María de Zarzas, heroína de la ciudad en tiempos del musulmán Alcama (siglo VIII). Frontera con esta casa y haciendo esquina con Valderrama y Castillos se encuentra una de las casas más antiguas de Valderas. Conserva el alero y las cabeceras de las vigas en forma de voluta. En la fachada tiene vigas al descubierto en forma de equis. En un edificio de construcción reciente se puede ver la placa conmemorativa del ministro Demetrio Alonso Castillo, que nació en una casa ubicada en ese lugar.

PLAZA MAYOR DE CÁCERES

Plaza Mayor, es un barrio y espacio público monumental de Cáceres, punto principal de entrada a la ciudad monumental.

Limita por el este con parte del lienzo de la muralla, el más conocido, con la torre de Bujaco, el arco de la Estrella y la torre de los Púlpitos. En la parte sur se encuentra el ayuntamiento y el foro de los Balbos y comienza la calle Pintores, la más comercial de Cáceres. En la fachada Oeste destacan sus soportales y se encuentra plagada por bares, restaurantes y diversas tiendas. En el centro de la plaza hay un paseo construido en 2001.

Durante siglos, ha sido el punto de reunión, centro de la vida social y comercial de la ciudad. La plaza nació en un solar equidistante de los dos principales núcleos de población extramuros de la ciudad en el siglo XIV: las viviendas alrededor de la iglesia de Santiago y las casas en torno a la puerta de Coria. En aquel momento, esta explanada rectangular ligeramente en cuesta era el lugar idóneo para la celebración de ferias, mercados y eventos lúdicos. Así, el centro de la ciudad pasa de ser la explanada aneja a la iglesia de Santa María a ocupar este lugar, que, con el transcurso de los años, se conformará como la plaza principal o mayor de la ciudad.

PLAZA MAYOR DE VALLADOLID

La Plaza Mayor de Valladolid está situada en el centro de la ciudad de Valladolid a pocos metros de otros monumentos significativos como la Iglesia de San Benito o la Iglesia de Santa María La Antigua

Presidida por el fundador de la ciudad, el Conde Ansúrez, la Plaza Mayor constituye el principal espacio de encuentro de los vallisoletanos.

Su existencia comenzó a definirse a mediados del siglo XIII cuando el mercado se desplazó desde la Plaza de Santa María a la Plaza del Mercado, que desde comienzos del XVI se llamó Plaza Mayor. Los distintos gremios se fueron instalando en torno a ella, y fue el monasterio de San Francisco hasta 1499 el edificio más importante en las inmediaciones. A partir de esa fecha, por mandato de los Reyes Católicos fue la Casa del Municipio la que presidió la vida de la ciudad.

Tras su destruccion en 1561 a causa de un grave incendio de la antigua Plaza del Mercado y gracias a la intervención directa de Felipe II, se inicia su urbanización como lugar de reunión y coincidencia de los comerciantes que llegaban de todos los lugares del Reino.

Felipe II ordena la reconstrucción de la parte incendiadaEl proyecto de reconstrucción es obra de Francisco de Salamanca, arquitecto real, con él nació la urbanística moderna pues esta plaza supone un hito para España y América siendo esta la gran aportación de la arquitectura barroca española.

La Plaza Mayor de Valladolid es la primera plaza mayor regular de España, cerrada y con soportales, espacio destinado a ser utilizado como mercado y como escenario de las celebraciones públicas tan queridas a la monarquía de los Habsburgo, para lo cual habían sido diseñadas con grandes balconadas que facilitaran la visión de los espectáculos, y sirvió de modelo, desde el siglo XVII, para otras muchas en España (como la de Madrid, 1617 o Salamanca, 1729) y Suramérica teniendo incluso repercusiónes en Italia.

La plaza es de planta cuadrada, está completamente porticada y sus soportales descansan sobre columnas o pilares cuadrados de granito y es de tipo abierto, es decir, las calles desembocan en ella sin ningún obstáculo ni pantalla. Está rodeada por pequeñas calles gremiales que recuerdan el pasado y es una de las más grandes de España.

Tradicionalmente las viviendas de la plaza tuvieron una altura de tres pisos. La distribución de huecos era jerarquizada. La planta primera poseía balcones, la segunda, antepechos y la tercera, ventanas sencillas. Esta disposición tiene ecos vitrubianos. Esta fisonomía original fue cambiando a lo largo del tiempo hasta la actual, en la que todos los huecos de todos los pisos poseen balcones. Está presidida por la estatua del repoblador de la ciudad, el Conde Ansúrez realizada en 1903 por Aurelio Carretero.

En el flanco norte de su trazado rectangular, se alza la Casa Consistorial sede del Ayuntamiento de Valladolid. El anterior, que sobrevivió hasta 1879, databa del siglo XVI, aunque había sido reformado a lo largo del tiempo. Por ejemplo, a mediados del siglo XIX, se le había incorporado una torre para el reloj en el centro de la fachada. El edificio actual tuvo un génesis larga. Primero se convocó un concurso de proyectos para el nuevo consistorio vallisoletano, proyecto que ganó el arquitecto local Antonio Iturralde, que presentó un proyecto que, aunque ganador, no gustó demasiado. Iturralde murió en 1897 y se hizo cargo de las obras Enrique Repullés y Vargas, quien derribó todo lo efectuado del proyecto de Iturralde y construyó un nuevo edificio ecléctico, de carácter beaux-artiano, terminado en 1908. Este es el edifio actual del Ayuntamiento vallisoletano.

Frente a este edificio se encuentra el Teatro Zorrilla, inaugurado en 1884. Se situa en el mismo lugar en el que se alzara parte del desaparecido Convento de San Francisco, inmenso conjunto monástico, demolido totalmente entre 1835 y 1850 y que abarcaba todo el espacio comprendido entre las actuales calles de Santiago, Montero Calvo y Duque de la Victoria. La actual calle constitución se situa sobre la desaparecida iglesia gótica del monasterio y la calle Menéndez y Pelayo, sobre varias dependencias y las antiguas huertas.

En la actualidad, se ha intentado volver a la homogeneidad original mediante ciertos mecanismos, como el pintar de rojo todas las fachadas de las edificaciones, algo histórica y estéticamente discutible.
Bajo su suelo, se encuentra un parking público. En la actualidad la Plaza Mayor se ha convertido en un espacio nuclear propicio al encuentro y la convivencia ciudadana en la que se llevan a cabo diversas actividades culturales:

Acoge durante la Feria y Fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo numerosos conciertos. La Plaza se convierte en un gran escenario que acoge las voces de moda del panorama musical.

En ella se desarrolla el Encuentro Internacional de Maestro Escultores de Arena durante los meses de primavera. Acoge diversas celebraciones de la Semana Santa de Valladolid como el Sermón de las Siete Palabras o la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor. En ella se celebra durante la llamada Semana del renacimiento un mercado renacentista, con la recreación de sabores, olores y personajes del Valladolid del siglo XVI.  Es el punto de celebración para los éxitos de los equipos deportivos de Valladolid como el Real Valladolid, el Balonmano Valladolid o el Cetransa El Salvador .

PLAZA DE LA CORREDERA

La Plaza de la Corredera es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Córdoba. Única plaza mayor cuadrada de Andalucía y la más emblemática de España junto a la Plaza Mayor de Madrid y Plaza Mayor de Salamanca. Situada en el centro de la ciudad, a la bajada de la Calle Rodríguez Marín o Espartería. Tiene su entrada y salida a través de los llamados Arco Alto y Arco Bajo.

Construída en el emplazamiento que se cree que en su día ocupó parte del Circo Romano, este espacio ha sido profundamente remodelado con el paso del tiempo. La plaza ha sido utilizada con diferentes fines, principalmente festivos tales como las corridas de toros, organización de juegos de caña, etc., derivándose el actual nombre de la plaza de este hecho.

Se cree que hasta el siglo XV, la plaza de la Corredera fue una gran explanada extramuros de la Medina o ciudad alta cordobesa. La morfología actual, proviene del proyecto del arquitecto salmantino Antonio Ramós Valdés, quien bajo mandato del Corregidor Francisco Ronquillo Briceño, construyó un rectángulo semirregular de 113 metros de largo y 55 metros de ancho, en 1683.

Las descripciones que encontramos de la época nos la muestran tal y como era en el siglo XVII:

"(...) lo que allí se ve de notable es la plaza mayor, cerrada por casas hermosas semejantes a las de la Plaza de Madrid sostenidas de pórticos y de arcadas donde están establecidos los más ricos mercaderes de la ciudad y en los días de las grandes giestas del año, se dan corridas de toros, como vivimos en Madrid. Esta plaza está en uno de los extremos de la ciudad (...)" A. Jouvin (Siglo XVII)

"(...) casi todas las fachadas de la construcción sobresalen hacia fuera con terracillas de madera, la mayor parte con tres y unas pocas con cuatro planos, por o que cuando se hacen las fiestas se agregan alrededor de las escalinatas de madera, decoradas ricamente con telas de varios coloeres sin dejar desnudas las pilastras que las sostienen, Donde se sitúan las damas, ponen sobre el tapiz grandísimos cojines de terciopelo y de brocado y, en suma, no queda parte alguna de la palza que no se va o llena de pueblo o embellecida con adornos. En el centro de uno de los lados mayores hay un edificio muy bueno, ene le cual está la Cárcel Pública. Juanto a éste está la antedicha casa en la que tiene su lugar acotado el Corregidor y los Veinticuatro regidores de la ciudad..." A. Guzman Reina. (Córdoba, siglo XVII).

La Plaza de la Corredera siempre fue un alto enclave comercial hasta el siglo XX. La descripción de Pío Baroja en La Feria de los Discretos es un claro ejemplo de cómo era la plaza en el siglo XIX:

(...) No había dejado de los arcos rinconadas sin puesto ni columna sin tenderete al pie. En el fondo de los proches aparecían los portales de las posadas, con sus patios clásicos y sus nombres castizos como la posada de la Puya del Toro...Las alpargaterías ostentaban como enseña sus ruedos de pleita: los establecimeintos de bebidas, sus anqueles llenos de botellas de colores; las tiendas de los talabarteros, sus jáquimas, cinchas y atahares; las triperías, las vejigas y cedazos hechos de piel de burro de Lucena. Aquí, un tejedor de caña iba construyendo cestas; allá, un baratillero poníen en montón unos cuentos libros grasientos, y cerca, una vieja entantigua sacaba del fondo de una sartén una rodaja de merluza y la ponía sobre una lámina de hoja de lata. Pío Baroja (siglo XIX)

A finales de siglo XIX, en 1896, se construye en mitad de la plaza, un edificio tendente a albergar el mercado de abastos. Es en el año 1959, cuando Antonio Cruz-Conde, alcalde de Córdoba, aprueba el derribo del edificio de mitad de la plaza, para realizar uno en el subsuelo. En esta construcción se encontraron numerosos mosaicos, que hoy en día se encuentran expuestos en el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Entre los edificios que dan forma a la plaza destaca el Mercado de Sánchez Peña o las Casas de Doña Ana Jacinta. El actual Mercado de Sánchez Peña sirvió de sede consistorial así como cárcel, hasta que en el siglo XIX, 1846, el empresario cordobés José Sánchez Peña, compró el edificio e instaló allí la más moderna industria de Córdoba con máquinas de vapor para crear una fábrica de sombreros, instalando a los obreros en la parte alta del inmueble, donde tuvieron sus viviendas.

PLAZA DE MAYO DE BUENOS AIRES

La Plaza de Mayo, sitio fundacional de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, nació de la unión de las plazas de la Victoria y del Fuerte al demoler, en 1884, una construcción llamada Recova Vieja que las separaba.

Se encuentra en el denominado microcentro porteño, rodeada por las calles Hipólito Yrigoyen, Balcarce, Avenida Rivadavia y Bolívar del barrio de Monserrat. Nacen desde su lado oeste tres importantes avenidas: Presidente Julio A. Roca, Presidente Roque Sáenz Peña y Avenida de Mayo. En su entorno se encuentran varios de los principales monumentos y puntos de interés: el Cabildo histórico, la Casa Rosada (donde reside el Poder Ejecutivo de la Nación), la Catedral Metropolitana, el edificio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la casa central del Banco Nación.

Debajo de su terreno, de aproximadamente dos hectáreas, alberga a las estaciones de subte Plaza de Mayo (línea A), Catedral (línea D) y Bolívar (línea E) que, junto con numerosas líneas de colectivos, brindan una fácil comunicación a todos los rincones de la ciudad.

Caja de resonancia de las grandes manifestaciones populares del país, puede decirse que, salvo la Declaración de la Independencia y las batallas que se libraron para conquistarla, ha sido el escenario de todos los acontecimientos trascendentales a nivel nacional.

El 25 de mayo de 1941 la Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos hizo colocar una placa de bronce sobre el borde del cantero donde se encuentra la Pirámide de Mayo con una leyenda que sintetiza su historia:

En esta Plaza Histórica el fundador Juan de Garay plantó el símbolo de la justicia el 11 de junio de 1580. La Plaza Mayor fue desde entonces el centro de la vida ciudadana donde el pueblo celebró sus actos más solemnes como sus fiestas y expansiones colectivas. La Reconquista y la Defensa de la ciudad culminaron en la Plaza Mayor que se denominó Plaza de la Victoria. En 1810 fue el glorioso escenario de la Revolución de Mayo y en 1811 levantose en ella la Pirámide conmemorativa de la fecha patria: hechos trascendentales de la Historia Argentina se sucedieron en la Plaza de la Victoria. Aquí el pueblo de Buenos Aires juró la Independencia de la patria el 13 de septiembre de 1816 y la Constitución Nacional el 21 de octubre de 1860. El edificio de la Recova Vieja, demolida en 1884 fue un rasgo característico en los tiempos de la Independencia y de la Organización Nacional.

PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN (CIUDAD DE MÉXICO)

La Plaza de la Constitución es la principal plaza de la Ciudad de México.

Informalmente se le conoce como "el Zócalo". Es la cuarta plaza más grande del mundo [cita requerida], sólo superada por la Plaza Tiananmen de Beijing, la Macroplaza de Monterrey y la Plaza Roja de Moscú; el Zócalo de la Ciudad de México se considera el centro de la identidad nacional mexicana. La plaza está localizada en el corazón de la zona conocida como Centro Histórico o Primer Cuadro de la ciudad, en la Delegación Cuauhtémoc. Su localización fue escogida por los conquistadores para ser erigida sobre lo que anteriormente era el centro político y religioso de Tenochtitlan, capital del imperio azteca. Está rodeada por la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México (al norte), el Palacio Nacional (al oriente), sede del Poder Ejecutivo Federal, y el edificio de Gobierno del Distrito Federal, sede del Poder Ejecutivo local. Adicionalmente, la plaza está rodeada por edificios comerciales, administrativos y hoteles. En la esquina noreste de la plaza, se encuentra el Museo del Templo Mayor. También se encuentra aquí la estación Zócalo de la Línea 2 del Metro.

A lo largo de su historia, la plaza ha tenido otros nombres oficiales, incluyendo Plaza de Armas, Plaza Principal, Plaza Mayor y Plaza del Palacio. Recibió el nombre actual durante el virreinato, en 1813, porque fue allí donde en Nueva España se juró la Constitución Española, promulgada en Cádiz el año anterior.

En 1843 se construyó en el centro de la plaza un zócalo para recibir un monumento a la independencia de México. Sin embargo, el monumento nunca fue construido y el zócalo permaneció solitario en el medio de la plaza por muchos años. A partir de expresiones como "nos vemos en el zócalo", se comenzó a confundir el nombre del basamento con el de la plaza, y la palabra zócalo se convirtió en un sinónimo de facto de "plaza central", siendo este vocablo exportado a otras ciudades de México.

Durante el imperio azteca, en este lugar se encontraba el Templo Mayor y el palacio de Moctezuma Xocoyotzin. Tras la conquista española, estas edificaciones fueron derribadas, y en su lugar fueron erigidos la Catedral y el Palacio del Virrey (después Palacio Nacional), para simbolizar el cambio de poderes religioso y político que estaba operando en lo que sería el virreinato de la Nueva España. En el costado poniente se establecieron varios comercios, los cuales dieron origen al Portal de Mercaderes.

Durante los primeros 400 años de historia de la plaza, fueron instalados y removidos en numerosas veces jardines, monumentos, circos, mercados, rutas de tranvías, fuentes y otros ornamentos. En la década de 1950, la plaza adquirió su austero aspecto actual, donde solamente se conservaron los arbotantes y el asta bandera. Por primera vez en cuatrocientos años, la plaza adquirió un aspecto limpio y despejado.

En la década de 1840 los habitantes de la ciudad comenzaron a llamarla Zócalo, ya que se dispuso levantar en el centro de la plaza un monumento a la Independencia, del que únicamente se colocó la primera piedra y un basamento o zócalo. Hacia 1860 se instaló un quiosco para poder escuchar a las orquestas de música, que desapareció a principios del siglo XX.

En el Palacio Nacional, situado en uno de los flancos del Zócalo, el presidente de la Nación sale al balcón la medianoche del 15 al 16 de septiembre y hace sonar la campana del pueblo de Dolores, ondeando la bandera y lanzando el grito: "íViva la independencia nacional! íViva Hidalgo! íViva Morelos! íViva Guerrero! íViva la corregidora Josefa Ortiz de Domínguez! íViva México! íViva México! íViva México!".

PLAZA DE ARMAS DE SANTIAGO (CHILE)

La Plaza de Armas de Santiago se ubica en la comuna de Santiago, siendo considerado como el centro histórico de la capital de Chile.

La Plaza de Armas se ubica en el cuadrante formado por las calles Catedral por el norte, 21 de Mayo y Estado por el este, Compañía por el sur, el Paseo Ahumada y el Paseo Puente por el oeste. Bajo la Plaza se encuentra en la actualidad la estación Plaza de Armas del Metro de Santiago, inaugurada en el año 2001.

La Plaza surgió en conjunto con la fundación de la ciudad de Santiago de Nueva Extremadura, el 12 de febrero de 1541. El plano en forma de damero (semejante a un tablero de ajedrez) planificaba la construcción de una plaza central en torno a la cual se erigirían los principales edificios administrativos. En torno a la plaza nacieron las recovas o mercados, pues las carretas con mercancías llegaban a esta zona durante la época de la Colonia. Al medio, se ubicaba la horca para ejecutar a los sentenciados y demostrar el poder de la Justicia Real.

En los años siguientes, la idea de una cuadra totalmente llana cambió y en 1860, siguiendo conceptos arquitectónicos europeos, la plaza fue forestada al instalar árboles y bellos jardines. Entre 1998 y 2000, una polémica renovación de la zona dio origen a la actual plaza, que mezcla sectores de explanada para actividades culturales, especialmente la de los clásicos pintores y humoristas, jardines y una pérgola central para la ejecución musical de la banda municipal

Al lado poniente de la Plaza, en la esquina entre Paseo Puente y Catedral se ubica la Catedral Metropolitana de Santiago. Si bien la primera construcción de una iglesia se realizó en conjunto con la fundación de la ciudad, el actual edificio es el quinto construido en el lugar. En 1748 comenzó su construcción, siendo finalizada en 1775. Sin embargo, en 1780, el arquitecto Joaquín Toesca diseñó una nueva fachada para la Catedral y la contigua Iglesia del Sagrario en base al movimiento del neoclasicismo. A fines del siglo XIX, fueron agregadas las dos torres que ahora coronan la Catedral.

Frente al lado norte de la Plaza se encuentran los antiguos edificios gubernamentales de la Colonia. De poniente a oriente, se ubican el Correo Central, el Museo Histórico Nacional y la Ilustre Municipalidad de Santiago.

El edificio del Correo Central de Santiago, sede de CorreosChile, nació como casa del conquistador Pedro de Valdivia, siendo utilizada sucesivamente por los Gobernadores de Chile, y luego por los Presidentes de Chile hasta 1846, cuando la residencia presidencial fue trasladada al Palacio de La Moneda. Sin embargo, un incendio casi destruye por completo el edificio, siendo restaurado en 1882 dándole el estilo neoclásico que posee actualmente. En 1903, fue construido un tercer piso y una cúpula superior.

El Museo Histórico Nacional se ubica en el antiguo Palacio de la Real Audiencia, el máximo tribunal colonial del país. Construido entre 1804 y 1807 por un discípulo de Toesca, tras la Independencia de Chile fue sede de diversos ministerios hasta que fueron trasladados a La Moneda, al igual que la residencia presidencial. En 1982, fue abierto el museo actual que reúne diversas colecciones históricas.

El edificio de la Ilustre Municipalidad se remonta al del cabildo de la ciudad y la antigua cárcel colonial, construida entre 1578 y 1647. En 1679, la segunda construcción del edificio fue demolido y reedificada por Toesca, ahora con estilos neoclasicistas en 1790. Un incendio en 1891 obligó a una nueva intervención, siendo abierta en 1895 y oficialmente declarada como sede de la administración comunal.

En torno a la Plaza se ubican también diversos locales comerciales, como el Portal Fernández Concha, ubicado frente al costado sur de la Plaza. En la zona aledaña a la Catedral, entre las calles Puente y Catedral, se encuentra una zona que ha sido denominada como Pequeña Lima debido a la gran cantidad de inmigrantes de origen peruano y locales comerciales destinados al servicio de éstos que se han instalado en las cercanías.

PLAZA DE BOLÍVAR (COLOMBIA)

La Plaza de Bolívar está ubicada en el corazón de la Bogotá histórica, entre las carreras 7ª y 8ª con calles 10ª y 11ª. En su entorno se encuentran algunos importantes edificios públicos y sitios de interés histórico de la ciudad y en el centro se levanta una estatua de Simón Bolívar esculpida en 1846 por el artista italiano Pietro Tenerani, la cual fuera el primer monumento público levantado en la ciudad.

La plaza recibió la denominación en honor al libertador a partir del acuerdo municipal firmado el 20 de julio de 1847 y ratificado en el acuerdo 7 del 18 de junio de 1883 en conmemoración del centenario de su nacimiento.

El carácter de la plaza ha cambiado considerablemente desde sus comienzos cuando estaba rodeada de casas coloniales y era sede de mercado donde los campesinos traían a vender sus productos. La única construcción que se conserva desde la época colonial es la Capilla del Sagrario.

Sobre la cara norte de la plaza se encuentra el Palacio de Justicia, un enorme edificio moderno donde se radica la Corte Suprema. La historia del Palacio de Justicia es bastante trágica y quizá simbólica de los problemas de la nación. El primer edificio de la corte fue construido en 1921 sobre la calle 11 con carrera 6a y destruido por un incendio durante el Bogotazo en abril de 1948. Un nuevo palacio fue construido en la cara norte de la Plaza de Bolívar y destruido durante la famosa Toma del Palacio de Justicia por el movimiento guerrillero M-19 cuando el ejército trataba de retomar el control del edificio. Las ruinas del edificio se mantuvieron intactas durante 4 años hasta que el gobierno decidió demolerlo completamente y construir el nuevo edificio que actualmente existe.

Sobre la cara sur de la plaza se encuentra el edificio en piedra de estilo neoclásico del Capitolio Nacional el cual es la sede del congreso. Este se empezó a construir en 1846, pero debido a la inestabilidad política del país sólo se pudo concluir en 1926. El edificio fue diseñado por arquitecto danés Thomas Reed. El diseño original incluía una inmensa cúpula que dominaría el aspecto exterior de la edificación. Se decidió no construir la cúpula para poder terminar la obra a tiempo.

Sobre la parte occidental de la plaza se encuentra el Edificio Lievano, una construcción de estilo "renacimiento francés" diseñada por el arquitecto Gastón Lelarge, que es actualmente la sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Anteriormente en ese sitio se encontraban las Galerías Arrubla, en donde se disponían locales comerciales pero que fueron destruidas por un incendio el 20 de mayo de 1900.

de Bogotá construida ente 1807 y 1823 y junto a ésta la Capilla del Sagrario construida a finales del siglo XVII y enseguida está el Palacio Arzobispal.

En la esquina nororiental se encuentra la Casa del Florero, sede del Museo del 20 de Julio, en la cual ocurrió el Grito de Independencia el día 20 de Julio de 1810, evento en el que se generó el movimiento independentista del régimen español en Colombia.

Finalmente en la esquina suroriental está ubicado el Colegio Mayor de San Bartolomé, institución educativa fundada por los Sacerdotes Jesuitas en 1604, en el cual se han formado diversas personalidades en la historia de la nación. En él, la plazoleta de Camilo Torres recuerda el sitio en donde fueron ejecutados varios revolucionarios durante la reconquista española de 1816.

PLAZA MAYOR DE LIMA (PERÚ)

La Plaza Mayor o Plaza de Armas de Lima es el principal espacio público de la ciudad de Lima ya que concentra a su alrededor los edificios del Palacio de Gobierno (Poder Ejecutivo), la Catedral de Lima, el Palacio Arzobispal, la Municipalidad Metropolitana de Lima y del Club de la Unión.

Su ubicación, dentro de la trama cuadriculada que conforma el centro histórico de Lima, se entiende como el punto en el que fue fundadada la ciudad el 18 de enero de 1535 por Francisco Pizarro y desde el cual se dio su trazado.

A la parte central se llama «El Damero de Pizarro», por haberla delineado el con Nicolás de Rivera, el Viejo, el Capitán Diego de Agüero y el piloto Francisco Quintero, primero en pergamino y después a cordel, siguiendo los lineamientos de las plazas españolas. Al medio, en el mismo lugar donde actualmente esta la fuente ornamental, Francisco Pizarro fundó la ciudad de Lima, con el nombre de «Ciudad de los Reyes», un día lunes a los 18 días del mes de enero de 1535. Dicen los historiadores que Pizarro trazó con su misma espada el cuadrilátero de la Plaza y señaló los lugares donde estarían ubicados, el Palacio del Gobernador, actual Palacio de Gobierno, la Iglesia Mayor y el Cabildo. Dios, el Rey y el Pueblo, los tres grandes protagonistas en el drama español del siglo XVI, fueron así los testigos citados por Pizarro para presidir el destino de la ciudad. Asimismo, repartió los solares, de acuerdo a la amistad y estima que tenía a sus compañeros. Esta Plaza es sin lugar a dudas uno de los lugares más cargados de tradición e historia pero también es uno de los lugares de Lima que más transformaciones ha sufrido a través del tiempo y que hoy no es ni la sombra de lo que fue antes; lo único que permanece incólume con el transcurrir de las generaciones es la hermosa pila de bronce ubicada en el centro de la Plaza, colocada en 1651. Las transformaciones se debieron mayormente a cada una de las ideas y criterios que tenían muchos alcaldes y urbanistas. El terremoto de 1746 causó la destrucción de las construcciones que la rodean. Así como de sus bellos balcones corridos, actualmente reemplazados por balcones neocoloniales, los portales que circundan a la Plaza Mayor presentan un ambiente propicio para el desarrollo del comercio y desde los días del Virreinato hasta ahora, los vendedores ambulantes constituyeron siempre un problema para la sociedad y sus autoridades.

Galería de imágenes

 

_______________________________

Estos son los mejores datos del idioma español que he encontrado en internet. Estos artículos no han sido escritos por mí y tampoco me pertenecen, los he recopilado desde la red (textos/imágenes). En el caso de que me haya olvidado de hacerle la debida referencia a alguna fuente, os pido que por favor me aviséis de la autoría de los mismos envíandome un correo a:       esf@espanolsinfronteras.com  

_______________________________

CLASES  DE  ESPAÑOL  POR  INTERNET -  TUTORÍA Y  ETC -  Otras informaciones  a través  del  correo electrónico  de esta  página  web

 

NOTICIAS EN PORTADA - GOOGLE NOTICIAS

Noticias de Recursos Didácticos

 

Noticias de Cultura Española

 
Noticias de Literatura Española
 
Noticias de Lengua Castellana
 
Noticias de Hispania
 
Noticias de Deportes
 
Noticias de Arte e Historia
 
Noticias del Patrimonio Mundial de la Humanidad
 
Noticias de Gastronomía
 
Noticias del Idioma Español
 
Noticias de Poetas y Autores
 
Noticias del Mundo Hispano
 
Noticias de Economía
 
Noticias de Recursos Didácticos
 
Noticias de Ciencia y Tecnología
 
Noticias de Espectáculos
 

 

CLASES  DE  ESPAÑOL  POR  INTERNET -  TUTORÍA Y  ETC -  Otras informaciones  a través  del  correo electrónico  de esta  página  web

 

                                                                        Principal Arriba Historia de la música Los carnavales El flamenco La cocina española Historia de la Navidad El camino de Santiago El Museo del Prado El museo Guggenheim Los Castillos Los casinos y los juegos RENFE  y los trenes La Historia del Seat La televisión española Historia de la moda Historia de los deportes La tauromaquia La literatura española La historia del libro Historia del cine español Las plazas mayores El rastro de Madrid El periódico español

gif5