Paco Rabanne

 

 

 

 

 

Conoce los demás diseñadores a pie de página

Rabanne estudió arquitectura en la Ecole des Beaux Arts, París se graduó en 1964. Su contribución a la mayor brevedad la moda fueron sus audaces plástico joyas y botones que vendió a Balenciaga, Dior y Givenchy.

En 1965 empezó su carrera como diseñador de la presentación de una colección de 12 vestidos contemporáneo que él llamó "la Unwearables". Entre ellos su primer vestido de plástico. En 1966 Paco Rabanne abrió su propia salida a la edad de 32 años, donde obtuvo renombre internacional por su metal-plástico-vinculada disco vestidos, gafas de sol y joyería hecha de plástico en colores primarios. Paco Rabanne de vestidos hechos de pequeñas piezas de plástico unidas entre sí por cadenas, se robó el show en París. n los años 60 fue Paco Rabanne en la demanda como un diseñador de vestuario para el cine, teatro y ballet. En los años setenta, Paco Rabanne fue el primero en utilizar negro las niñas como modelos, lo que se pensó a ser bastante indignante entonces. Uno de sus más famosos trajes es el traje de Jane Fonda en la ciencia-ficción película "Barbarella" en 1968, muestra a la derecha. En 1970 fue pionera en falso Rabanne gamuza vestidos, tejidos y abrigos de piel, vestidos con cintas y plumas o borlas vinculadas a proporcionar flexibilidad. En 1975 fue todavía flexión duro filo materiales en vestidos, pero muy pocas personas las llevaron. Las mujeres han descubierto el atractivo de la más suave, se ve étnicos.

Paco Rabanne de los diseños fueron utilizados por muchas mujeres famosas como Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, Brigette Bardot y Françoise Hardy. Diseñó para 35 películas y numerosos ballets y obras de teatro. Su agudo filo de plástico vestidos disminuido en los años 80 y empezó el diseño de las creaciones más suave. En 1989 Paco Rabanne fue galardonado con el Golden cartucho en la primera Festival Internacional de la Moda. Colecciones en los años 80 se construyeron fuera de crinkled papel, tiras de aluminio, toallas de algodón áspero, Perspex, laberinto-como configuraciones de patchwork de cuero, plumas de avestruz y tapicería de borlas. En 1990 Rabanne inauguró su nueva boutique en la calle de Cherche Midi, París. El arquitecto Eric raffy diseñado los interiores basado en 3 temas, metal, vidrio y luz. Durante la década de los 90 Paco Rabanne ha diversificado fuera de la metálicos y materiales plásticos solamente, y empezamos a presentar en las colecciones más suave hechas por el hombre como los tejidos y sofrina Amaretta.
Paco tuvo su primera experiencia sobrenatural cuando sólo tenía 7 años y es de influir en él para el resto de su vida. En su vida personal, Paco se ha interesado por el misticismo, la astrología, y otros temas. Ha impartido diversas entrevistas en revistas hablando de vibraciones, fuera del cuerpo las experiencias y encuentros cercanos con Dios. También es vegetariano. Paco ha escrito un libro llamado "Viaje" que es un acount personal de su búsqueda de comprensión espiritual y le dice cómo se ha aplicado los resultados de sus búsquedas a su manera el trabajo creativo.

En 1999, Paco Rabanne presentó su última colección y jubilados. Aurelien Tremblay y Christophe Decamin se diseño prêt-à-porter para la casa de Rabanne y Oliver Debias diseñará la línea de Paco. El Barcelona, España, financiero casa de Puig, ha comprado la casa de Paco Rabanne en el año 2000. Una importante exposición retrospectiva de la labor de diseño de Paco Rabanne se ha montado en la Galleria Carla Sozzani en Milán, de septiembre a noviembre de 2002.

2003:
La colección Rabanne para el otoño, diseñado por Rosemary Rodríguez, se mostró durante la Semana de la Moda de París en marzo de 2003. El conjunto de la izquierda es de la colección. Metal malla aún se encuentra en el corazón pero ella se lo utilizó principalmente para los accesorios. Long crisply adaptados abrigos blancos se mostraron más breve vestidos de plata. Ella actualizado las prendas de manera que las formas geométricas modernas proporciones había perlas y también se utilizaron para localizar patrones gráficos lineales en la ropa.

2004:
Durante la Semana de la Moda de París en octubre de 2003, Rosemary mostró la colección Rabanne para la próxima primavera. Una línea de trajes de esta colección se encuentran a la derecha. Rosemary parece comprender el duro y brillante forma metálica patrimonio de la casa y es su integración con ropa deportiva. Energética, atlético y con el movimiento fueron las descripciones de su acción que incluía piezas con capucha tops, blanco y parkas trenchcoats y ella parece estar funcionando maravillas en la casa.

Rosemary Rodríguez Rabanne presentó su colección Otoño en París durante la Semana de la Moda en marzo de 2004. Ella parece ser cada vez mejores y mejor. Ella no va para el duro filo futurismo, pero el diseño de cuddly pieles blancas con efectos metálicos incrustados en el tejido esponjoso, al igual que este magnífico multi-capa de pieles de color aparecen a la izquierda. Paco sí mismo está lleno de elogios por sus esfuerzos, y dice que es realmente moderno.

2005:
Durante la Semana de la Moda de París en octubre de 2004, Rosemary Rodríguez mostró su colección Rabanne para la próxima primavera. Un conjunto de esta colección se muestra a la izquierda. Incluso el propio Paco parecía impresionado por su capacidad para incluir a todos en esta temporada las tendencias en el mundo metálicos Rabanne. La suave Grecian se cubre los vestidos, con sólo un toque de plata, la india caliente picante impresiones de sari estilo de vestidos y el uso de crochet y macramé son sólo algunas de las formas en que Rosemary ha dado nueva vida a la casa sin traicionar el espíritu de Paco Rabanne el Patrimonio.

Patrick Robinson, nuevo diseñador americano de la casa de Paco Rabanne, mostró su primer Otoño / Invierno durante la Semana de la Moda de París en marzo de 2005. Él ha excavado profundamente en los archivos y absorbió el espíritu de la casa. Pero él evitarse demasiado malla metálica, plateada y superficies geométricas discos y plazas utilizadas en anteriores temporadas. Robinson creó vestidos de capas de color gris plata satinado, y se utilizan collares de cristal babero. Como se trata de una colección de invierno, utilizó los lotes de pieles. Ellos fueron inteligentes ropa elegante, como un lacy blouson top y pantalones, faldas delgado con botones de cristal en la parte posterior dividida y un poco de vestido negro con escote de cristal. El español Puig fragancia gigante que ahora es propietaria de la casa de Paco Rabanne estará encantado con estas vestir ropa agradables que son lo suficientemente sexy para la vida moderna.

2006:
Patrick Robinson presentó el Paco Rabanne Primavera / Verano 2006 durante la Semana de la Moda de París en octubre de 2005. Un vestido de la colección se muestra a la izquierda. Se trata de una forma bastante extraño vestido globo naranja con ribete blanco .. Al parecer, Patrick ordenó 500 KIMONOS seda de un comerciante textil, en rodajas hasta ellos y les monté junto con metal y plástico que los discos de la casa Rabanne es tan conocido. No hay dos vestidos ver vivos, porque todos los tejidos son individuales. La mayoría fueron vestidos por encima de la rodilla, muchos de ellos con cintura imperio. Su total ausencia de pantalones, faldas cortas tulipán y deportivo tanque de todos los tops sexy espera. Se trata de una buena mezcla de lo viejo y lo nuevo, el Este y el Oeste.

ENTREVISTA A PACO RABANNE - Por Elena Pita

Resulta difícil explicar una conversación con Paco Rabanne, porque Rabanne de un golpe reinterpreta la historia de la humanidad. Como suena y en resumen: Cristo vino al mundo en el peor momento, nacía la más desgraciada era del hombre, Piscis. Fuimos mentirosos y ruines hasta 1994, año en que, a Dios gracias, se inició el cambio. 2010 será la fecha esperada: tiempo de Acuario, el hombre reencontrará su espíritu, nacerá el homo espiritualis, la cuarta dimensión. Ya comprenderán que hay que saber física para interpretarlo.

El modisto también cuenta cosas como su amistad con san Pablo, el mismo san Pablo evangelista (misógino recalcitrante, por cierto): porque la memoria de Rabanne se remonta 7.000 años atrás. O también la primera vez que Dios se le apareció, que fue en un campo de fútbol, o los mensajes de la virgen María y más cosas: nada que envidiar lo de este hombre a los éxtasis de la santa Teresa. Te lo cuenta desde unos ojos coléricos gris azulados y, cuando te tiene ya atrapada (¿o será más correcto decir alucinada?), suelta una carcajada profunda.

La entrevista sucedió a media tarde en los transitados salones del hotel Ritz de Madrid. Imagino cómo puede ser un encuentro con él en plena noche oscura. Creo que no me agradaría del todo. Paco Rabanne, que nació Francisco Rabaneda en 1934, San Sebastián, es ciudadano español exiliado en Francia desde los cinco años. Allá marchó con la madre viuda, que aún tardaría 15 años en saber de la muerte de su esposo desaparecido: Santoña, 1937, militares fusilados por la República. A la edad de siete años conoció el niño el mundo de arriba. Ya nunca bajó de allí. Creció entre mujeres adorables y estudió para arquitecto. Para costearse la carrera diseñó joyas y, así metido en harina, revolucionó la moda de París con vestidos de metal y modelos de color nunca antes vistos. Él cree que es modisto porque ellos así lo quisieron.

-¿Ellos, quiénes?
-Los de arriba, el mundo espiritual: ellos.

Y al decirlo alza temeroso la vista al cielo. En su repertorio de gestos figura cuanta imaginería existe: dos dedos levantados juntos, manos en el corazón, muñecas encadenadas, caras de delirio. Su atuendo también ayuda, casulla negra sobre camisa gris ribeteada y sin cuello: pantalón de fraile, ni un adorno se permite.

Ahora Paco Rabanne es un señor famoso, y como es famoso la gente se cree lo que cuenta: lo confiesa él de sí mismo. Hace 12 años traspasó su empresa a la familia Puig de Cataluña, que anda horrorizada de sus profecías y encantada de sus ventas. El modisto vive bien, vive de un sueldo, dice que la materia es el infierno y vino a España a presentar su línea de accesorios; mejor dicho: su universo. Él crea, y con el dinero que le sobra mantiene a sueldo a unos monjes cistercienses, que procuran muerte digna a los enfermos de sida en Francia.

Pregunta.-Perdone mi confusión, ¿ha venido a presentar bolsos o a anunciar el fin del mundo?
Respuesta.-A presentar una línea de accesorios, bolsos, gafas, pinturas. La tercera generación de Puig quiere desarrollar la línea de complementos de moda.

"Jesucristo llegó en el peor momento y dijo: no juzgarás, No matarás. Y El cristiano esclavizó a su mujer"

P.-¿Usted no había dicho que el mundo terminaba en el 2000?
R.-No, qué va, lo que sucede es el fin de una era, Piscis: un tiempo se va y otro nuevo llega. Ahora mismo vivimos lo que Cristo denominó tiempo reducido, que es el período de cambio y confusión, de crimen, para que otro tiempo renazca: esto terminará en el 2010.

P.-Ah, ¿y será entonces cuando conoceremos el poder de esa mujer nueva, fuerte y sensual al tiempo?
R.-La mujer ya no es esa muñeca ridícula, pintada como una puta para deleite del guerrero masculino. Se acabó. El hombre y la mujer ya no se diferencian.

P.-Y este cambio, ¿cómo se plasma en un perfume?
R.-Mis perfumes ahora son andróginos, hechos a base de naranja amarga, pomelo, aromas efervescentes. Valen para personas jóvenes de espíritu, como yo: me siento con 17 años.

P.-Rabanne, ¿y usted por qué está tan seguro de lo que las mujeres sintieron durante estos miles de años Piscis?
R.-Obvio, existía una ley impuesta por dos religiones monoteístas, musulmanes y judíos, que mantenían que la mujer no tenía alma y era sólo complemento del hombre. 2000 años de engaño: Piscis fue la era más fea de la civilización. Jesucristo llegó en el momento más difícil de la historia, y dijo: no juzgarás, no matarás. Y qué hace el cristiano: el macho esclaviza a la mujer y la juzga. Las cosas han cambiado: abandonamos la era de hierro, entramos en el oro.

P.-Qué afortunados somos.
R.-Sí, pero nos quedan estos años difíciles, de cambio.

P.-Dice que su memoria le remonta a vidas anteriores, 7.000 años atrás pasando por san Pablo. ¿Es responsable el paulismo de la sumisión de la mujer durante toda esa era?
R.-Sí, sí. Hace 2000 años yo estaba en Palestina, allí conocí a un soldado romano muy malo, que odiaba todo lo femenino. Eliminó todo elemento femenino de la religión de Cristo, en cuya cosmogonía existían dios padre, dios madre y dios hijo, y todos eran iguales. Él borró a la diosa madre y plantó al espíritu santo. En Cristo el amor que surge de la madre y el padre es la ley que todo lo anima. San Pablo transformó todo eso porque odiaba a las mujeres. Maltrató a María Magdalena que huyó con Santiago a Francia, y a la virgen María que huyó con Juan a Éfeso porque no podía soportar la locura de Pablo. Ja.

P.-Habla usted de ellos como si los hubiera visto ayer mismo.
R.-Los conocí muy bien (emite una de esas carcajadas).

P.-Toda esta memoria dice que la recibió a los siete años, ¿qué fueron esos fenómenos sobrenaturales que vivió entonces?
R.-Yo fui educado entre una mujer pragmática y política, mi madre, y otra católica ferviente, mi abuela. A los siete años sufría de insomnio, e intenté parar el tiempo: jiuuu... salí de mi cuerpo, pasé por ese túnel y me encontré en un cielo fabuloso de luces donde los maestros me enseñaron todo. Así que cada noche, jup, salía. Todo el mundo puede experimentar lo mismo, yo no soy un gurú: cada ser humano tiene dentro el mundo entero. No trato de convencer, sólo comunico y digo, como Cristo: todo lo puedes alcanzar en tu corazón, vendrán a mí los que tienen alma de niño, los simples de espíritu, los que son capaces de maravillarse.




"El hombre es tonto, un niño imbécil. Mira cómo visten: como pingüinos. La mujer Tiene libertad, es el sexo fuerte"


P.-También fue a esa edad cuando le nació esta tendencia espiritual y mística que...
R.-No, yo no soy místico. He estudiado las posibilidades del cuerpo humano: tenemos cinco sentidos y necesitamos alguno más para alcanzar la verdad. La noción de Dios me llegó muy tarde, a los 20 años. Tuve una experiencia increíble y vi a Dios.

P.-No me diga, cuénteme cómo fue.
R.-Ah ja... en un partido de fútbol. Llovía muchísimo en el campo y yo rezaba: Dios, si tú existes, muéstrate. Y jiummm... la lluvia se paró y brilló un arcoiris terrible y jiummm... yo salí de mi cuerpo y subí. Desperté en el campo y la lluvia empezó de nuevo a caer y yo tenía una alegría tan grande en mi corazón... la alegría de ser eterno. Dios se me había manifestado por primera vez en la vida.

P.-Ah, entonces le ha sucedido más veces.
R.-Sí, ha habido otras diferentes.

P.-Dice Rabanne en su libro más reciente, La iluminación del budismo, que la meditación es una práctica al alcance de todos.
R.-Claro, yo le pedí al monje Rimpoché que me explicara cómo podía resolver mi incapacidad para cruzar las piernas en el suelo. Él me dijo, ah, vosotros los europeos, la civilización de la silla (Rabanne además, se sienta en el borde; rígido, las rodillas cayendo al suelo): puedes hacer meditación caminando, sentado, echado en la cama; sólo necesitas hacer extracción de tu mente y dejarte llevar.

P.-En Occidente, de momento, sólo interesa a la gente rica.
R.-A mí el budismo no me interesa. Los principios de Buda, que no es un dios, que es un camino, están recogidos ya en el Padrenuestro: "Hágase tu voluntad y no la mía".

P.-Rabanne, usted mismo se pregunta por qué se habrá dedicado a este oficio de la moda, paradigma de lo efímero.
R.-Yo no quería, estaba estudiando arquitectura, y para pagarme mis estudios diseñaba alhajas, dibujos, botones y joyas que vendía a los modistos. Así conocí a Balenciaga, Givenchy, Cardin y otros. Un día tuve la idea de presentar doce modelos imponibles en materias contemporáneas como el plástico y el metal, sobre mujeres negras. Fue tal el escándalo, que continué en la moda. Como arquitecto jamás me hubieran escuchado. Ahora en cambio soy un modisto famoso en todo el planeta, gano mucho dinero gracias a los Puig y hablo de mi verdad.

P.-Y la gente le da crédito porque es usted un notable.
R.-Claro, la gente me escucha porque soy conocido. Al arquitecto no le hubieran escuchado.

P.-O sea, que su vocación última es provocar y por eso elige la moda.
R.-No, yo no he provocado nada en la moda. Los grandes momentos de la civilización humana se suceden cuando existe armonía entre las artes mayores y las menores. Esto sucedió en los años sesenta, abiertos a un universo tan moderno. Yo quise armonizar la moda con las artes mayores y tuve un éxito y una fama inmediatos, que yo no buscaba.

P.-¿Y qué opinan sus empresarios de que ande por ahí predicando?
R.-A los Puig les da muchísima rabia que hable de todas estas cosas, porque no son buenas para la moda, dicen. Un día me ordenaron: basta, tienes que parar. Bien, les hice caso, era enero del 94. En febrero recibí una llamada de Canadá, una mujer que quería verme: era una monja estigmatizada que veía a la Virgen todos los días. Llegó a París y tuvo un éxtasis y me comunicó lo que la Virgen decía llorando: "Habéis entrado en la gran tribulación, el apocalipsis comienza", que es lo que estamos viviendo. "Decidle a Paco Rabanne que no deje de hablar, que no tema, que le protegemos". Entonces fui a Puig y le dije que lo sentía, pero que la virgen me había pedido que continuara hablando.

P.-Vaya, imagino cómo se habrán quedado. Rabanne, si lo material es el infierno, ¿por qué contribuye a agrandarlo?
R.-El infierno está aquí. Pero estamos en un sistema en el que hay que trabajar, yo no soy un monje ni un santo; soy un hombre que se gana a duras penas la vida. No tengo dinero, no tengo coche, no tengo casa ni nada, para qué. Vendí todo a los Puig hace 12 años. Tengo un salario, estoy siempre en números rojos, vivo en un apartamento de los Puig.

P.-¿Es verdad que vive tan humildemente?
R.-No, yo vivo muy bien. Hay obreros que viven peor. Yo vivo trabajando, me gusta mucho la moda y su gente. Me gusta escribir, dar conferencias.

P.-¿A quién le da entonces su dinero?
R.-Por ejemplo, a los monjes cistercienses que han abierto casas en Francia para los enfermos de sida que mueren abandonados en los hospitales. Les doy dinero para comprar las casas y les pago un sueldo, y ellos rezan hasta que los enfermos terminan su vida.

P.-Paco Rabanne no es partidario de hacer moda para el hombre porque "el hombre carece de interés", ¿qué interés tiene entonces Paco Rabanne en crear para el hombre?
R.-El hombre es un tonto, un niño imbécil: mira cómo van vestidos (hace un gesto señalando a su alrededor): como pingüinos. La mujer tiene una libertad... es el sexo fuerte. Pero yo hago moda para todos, me gusta crear, dibujar.

P.-Me preguntaba si este menosprecio le vendría también de su infancia: el hombre reunía todo lo malo: el crimen, la guerra, el odio...
R.-No, no creo que haya un fundamento psicológico en mis opiniones. Prefiero observar mi civilización. Es cierto que viví mi infancia rodeado de mujeres, maravillosas, y que me ha faltado la imagen del padre, que ni lo conocí.

P.-Debió de ser duro vivir una infancia y una adolescencia con el padre desaparecido.
R.-Para un niño resulta difícil crecer sin esa imagen de varón, mi hermano y yo pasamos momentos duros; pero mi madre tenía muchísima fortaleza. No, no necesito ningún apoyo psicológico: la vida me hace mucha gracia.

P.-Su padre había hecho con Franco la guerra del Rif, y no era un militar político, ¿lo mataron porque sabía demasiado?
R.-Mi padre desapareció porque era un militar de carrera de los tiempos de Alfonso XIII y luego permaneció leal a la República. Fue fusilado en Santoña en el 37. Yo marché a Francia con mi madre. Los soldados franceses nos robaron todo y nos internaron en un campo de concentración. No nos quedó ni un recuerdo de España, a ella le sacaron hasta la última fotografía de mi padre: ¿te imaginas el horror que vivió aquella mujer de 29 años, viuda y con cuatro hijos, enamorada, sin siquiera una foto de su amor?

P.-Dígame, una vez que supieron de su destino y les entregaron su carta de despedida, ¿cómo fue capaz de guardarla tantos años sin leer?
R.-Mi padre se la había dado al capellán de la cárcel, que se la entregó a mi madre en los 50, y yo no pude leerla hasta el año pasado, que fui a Santoña a un homenaje. Me emocionaba demasiado, no llegaba ni a la primera frase. Es enorme el amor que le guardo a la memoria de mi padre.

P.-Como a él lo ejecutaron, a usted, en otros tiempos, le hubieran quemado por hereje, ¿no le parece?
R.-Sí, me lo han dicho alguna vez: así es su caridad cristiana.

P.-Por visionario. Dice que esta vuelta al pasado que vivimos tiene que ver con el miedo al futuro, ¿qué es eso tan malo que la gente intuye del futuro?
R.-Hemos cambiado de era: Acuario ha llegado. Y hay otra cosa más importante: el hombre va a abandonar la tercera dimensión, su condición de homo sapiens, para entrar en un cuarto plano: el homo spiritualis. Es un momento increíble, y la gente lo siente de una forma confusa y tiene miedo al cambio, que muchos no podrán alcanzar porque emiten ondas muy bajas. El mundo va a subir a vibraciones muy altas.

P.-Quien está confundida, y perdone, soy yo: ¿está usted diciendo que va a volar?
R.-Pero no... Cristo decía que la ley del amor será efectiva cuando nos crucemos con el hombre que lleva el agua: Acuario: vamos a entrar en la verdadera ley de Cristo.

P.-¿Todo esto tiene que ver con el retorno a la vida simple de la que hablan los americanos?
R.-Sí, claro. Hay que volver a la materia biológica, sencilla, a lo que no tiene veneno.

P.-¿Ha pensado qué tejidos empleará cuando la lana, la seda y otras materias no existan?
R.-Ya hemos empezado a usar esos tejidos. No hablamos de tejidos sintéticos, sino técnicos.

P.-¿Contaminan?
R.-No, al contrario: protegen y curan el cuerpo, son antialérgicos. Las fábricas ya están haciendo pruebas.

P.-Rabanne, ¿es usted más un modisto o un inventor?
R.-Ni una cosa ni la otra, soy un hombre de la curiosidad: me gusta saber por qué. 

Fuente: el-mundo.es

 

FRASES SOBRE MODA

"A las mujeres les gusta la moda porque toda novedad es siempre un reflejo de la juventud." Madelaine Scudery (1607-1701), escritora francesa.

"Algunos diseñadores han acabado con el buen gusto aceptando los disfraces como buenos, derribando todas las barreras del conformismo y echando por tierra cualquier tipo de salvaguarda." Hans Magnus Enzensberger (nacido en 1934), poeta y ensayista alemán.

"Contra la moda, toda lucha es inútil." Joseph Pla (1897-1981), escritor español.

"El caballero mejor vestido es aquel que no llama la atención de nadie." Anthony Trollope (1815-1882), escritor británico.

"El mal gusto consiste en confundir la moda, que no vive sino de los cambios, con bellos y duradero."  Marie Henri Beyle, Stendhal (1783-1842), escritor francés.

"El vestido es la característica de las maneras, y las maneras son el espejo de las ideas." William Allison (1829-1908), político estadounidense.

"Esclavizarse a la moda es una cobardía y una necesidad. Prescindir de ella es una inútil quiquiriquí que sólo conduce al ridículo." Leon Daudet (1867-1942), escritor y político francés.


"La autoridad de la moda es tan absoluta que nos fuerza a ser ridículos para no parecerlo." Joseph Sanial-Dubay (1754-1817), escritor francés

"La devastadora ideología de la imagen y de lo grotesco que ha señoreado en los ochenta y principios de los noventa, ha conseguido desposeer a muchas víctimas de la moda de su personalidad." Giorgio Armani (nacido en 1934), diseñador italiano.

"La moda es cultura por que es forma de expresión tan útil o inútil como el arte." Antonio González de Cosío (nacido en 1965), cronista mexicano de moda.

"La moda es el arma que los diseñadores damos a las mujeres para que se vean y se sienta jóvenes y actuales siempre." Sarah Bustani (nacida en 1965), diseñadora mexicana.

"La moda es el escenario apropiado para individuos que son interiormente dependientes y cuya estima necesita cierta distinción, peculiarización." George Simmel (1858-1918), sociólogo alemán.

"La moda es la muy particular necesidad que tengo de expresarme y de expresarse de la gente que compra lo mío." Edoardo Roca (nacido en 1968), diseñador mexicano.

"La moda es una actitud, una forma de expresión, un estado anímico, una manera de diversión… La moda es eso y muchas cosas más." Emilio Trad (nacido en 1970), diseñador mexicano

"La moda no es sólo divertimiento, un juego, sino una presencia de civilización y, por tanto, una parte del arte." Pierre Cardin (nacido en 1922), diseñador francés.

"La moda no es una imposición, sino una elección por placer en la que cada uno debe encontrar aquello con lo que se siente identificado." Gianfranco Feré (nacido en 1935), diseñador italiano.

"La moda primero llama la atención, deviene popular y al poco tiempo cansa y pasa." Manuel Méndez (nacido en 1930), diseñador mexicano.

"Uno de los grandes diseñadores de moda fue Napoleón, que cambió los uniformes del ejército para hacerlos más funcionales." Nino Cerruti (nacido en 1930), diseñador italiano.

 

 
   
Google
 
Web www.espanolsinfronteras.com

Principal Arriba Ágatha Ruiz de la Prada Angel Sánchez André Courrèges Cristóbal Balenciaga Custo Barcelona Calvin Klein Manolo Blahnik Paco Rabanne Victorio y Luchinno Carolina Herrera Jesús del Pozo