Manolo Blahnik

 

 

 

 

 

Conoce los demás diseñadores a pie de página

Manolo Blahnik inició su extraordinaria carrera en los años setenta y sigue siendo un campeón de atemporal y bellamente elaborado diseños. Sus zapatos son sinónimo de glamour y alta completo acelerador sexo llamamiento y se han convertido en famoso como las mujeres que usan.

Nacido en 1943 en las Islas Canarias a una madre española y padre checo y criado en una plantación de plátanos, Blahnik de años de formación no podría haber sido más lejos de la moda capitales del mundo. Empezó por estudiar arquitectura y la literatura en la Universidad de Ginebra, pero abandonó sus estudios después de sólo un año en favor de trasladarse a París 1968. Se trasladó a Londres dos años más tarde, donde trabajó brevemente como fotógrafo para el Sunday Times y de inmediato cayó en el conjunto de moda, hacer amigos con Paloma Picasso y el fotógrafo Eric Boman. Durante un viaje a Nueva York en 1971 con sus nuevos amigos, Blahnik se introdujo a Diana Vreeland, a continuación, el editor en jefe de Vogue EE.UU., de Picasso. En ese momento, Blahnik quería ser un diseñador de teatro, pero, una vez que se le había persuadido a mostrar su su bocetos y después de admirar el calzado que había en - una pequeña Edwardian par de Portobello Market - Vreeland insistió en que "debería centrarse en la divertida pequeñas cosas en los pies ". Blahnik y obedecidas.

Su primera colección fue diseñada para Ossie Clark en 1972, sino a lo largo de los años, los zapatos de Blahnik se han adornado las pasarelas importantes del mundo incluyendo los diseñadores de Yves Saint Laurent, Christian Dior, Calvin Klein, John Galliano y Michael Kors. En 1973, abrió Zapata, una boutique en Old Church Street en Londres que pronto se convirtió en frecuentados regularmente por Bianca Jagger, Marie Helvin y Jerry Hall. Blahnik se convirtió en un pseudo-tío al bebé Jade Jagger y Bianca visita en su casa con frecuencia. Incluso ha cambiado pañales de Jade.

Ahora universalmente conocido como 'Manolo', los zapatos de Blahnik son codiciados por una larga lista de clientes de famosas celebridades de la realeza. Bianca llevaron a formular su famoso Studio 54 de entrada en un caballo blanco en 1977, Diana, Princesa de Gales llevaron a la Serpentine Gallery de 1994, sobre la noche que el Príncipe Carlos admitió su infidelidad en la televisión y Kylie Minogue llevaron para la portada de 2001 su álbum de regreso. Madonna una vez descritos los zapatos de Blahnik diseñado como "mejor que el sexo" y añadió que, "lo que es más, que duran más". Blahnik, conocidos por un ingenio tan nítidas como los talones que es famoso por hacer, simplemente respondió: "Hay que admirar, ella esconde su falta de talento tan bien.

Blahnik del estado como un fenómeno cultural fue reafirmado cuando Marge Simpson usaba un par de mulas 1991 durante un episodio de The Simpsons. Más tarde, su nombre se hizo aún más conocido cuando tuvo sus diseños' papeles' en el hit de televisión Absolutamente Fabuloso y Sex and the City.

Un artesano impecable con un ojo para el detalle, Blahnik desempeña la mayor parte en la creación de sus diseños, desde los primeros bocetos para la creación de sus propias campañas de publicidad que siempre característica de sus dibujos. Durante sus 30 años de carrera, se han convertido en codiciados en su propio derecho, el aumento de 10000 en una subasta de caridad en los Estados Unidos en 2000. Sin embargo, su negocio es muy pequeño con sólo una tienda en Londres y una segunda boutique en Nueva York. Nombrado Diseñador de Accesorios del Año por el British Fashion Consejo en 1990 y 1999, también ha Blahnik Doctorados Honoris Causa del Royal London College of Art y la Real Sociedad de Artes de Gran Bretaña. En 2003, fue honrado con una exposición retrospectiva de sus dibujos, recuerdos y colecciones en el Museo de Diseño de Londres.

ENTREVISTA A MANOLO BLAHNIK ZAPATERO
'Soy obsesivo y neurótico. Ahí surge mi creatividad'

Guillermo Cabrera Infante le ha comparado -'por universal, genial y español'- con Lorca, Picasso y Almodóvar. Y Madonna, más explícita, ha dicho que poseer sus zapatos es un placer 'que dura mucho más que el sexo'. 'Es halagador escuchar esas cosas', replica Manolo Blahnik, 'pero hasta para los halagos estoy mayor', añade irónico.

Blahnik nació en 1943 en la isla de La Palma. Vive entre Londres, Bath, el sur de Italia y Canarias. Este canario de origen eslavo y educación anglosajona es el zapatero más famoso del mundo. Sus manolos (así se conocen ahora en Londres y Nueva York sus zapatos) son verdaderas joyas. Sofisticados, originales y siempre elegantes, Blahnik ha creado a lo largo de los últimos 30 años más de 10.000 pares. Algunas mujeres los compran para llevarlos, y muchas sólo para poseerlos y mirarlos. En su casa de Bath, en el suroeste de Inglaterra, él guarda uno de cada par. Los colores, las formas y los materiales más increíbles se mezclan con telas antiguas, sedas inencontrables, pieles exquisitas y piedras semipreciosas. La armonía siempre está presente.



Sus primeras clientas fueron, en los años setenta, Bianca Jagger, Paloma Picasso, Anjelica Huston, Tina Chow y Marisa Berenson. Hoy día no existe famosa que se le resista y que no presuma de llevarlos. Pisar con un manolo es pisar de otra manera. Pueden costar hasta medio millón de pesetas. El suelo, desde luego, no existe.



'¡Manolos!', exclama el zapatero, 'suena a taberna, Casa Manolo, Don Manolo o algo así. Así sólo los llaman en Londres y Nueva York. En Los Ángeles los llaman blahniks; claro, allí viven muchos mexicanos y eso de manolos no les suena muy bien'.



Manolo Blahnik ha llegado a Madrid desde La Palma. Mañana recibirá el Premio Aguja de Oro, que concede un grupo de profesionales españolas de la moda y que otros años han recibido Gaultier, Ungaro, Armani o Tom Ford. Le gusta Madrid, aunque lamenta que el inesperado bochorno que azota la capital le impida disfrutar de uno de sus platos favoritos: el cocido del Lhardy. 'Aunque me muera de calor, me lo tomo', anuncia finalmente. Pero si Madrid le gusta es, sobre todo, por el Prado. Es su museo, allí ha encontrado muchas veces la inspiración para sus colecciones. Los hábitos de Zurbarán le obsesionan. 'Encuentro la inspiración en cosas muy diferentes', afirma Blahnik, 'incluso extremas. Ahora, por ejemplo, la he encontrado en China, Japón y en el castillo de Lindenhof. Todo muy vulgar, mucho oro', añade en referencia a los castillos de Ludwig. 'Me inspiro mucho en lo vulgar y lo redimo a través del humor. Lo vulgar, a veces, tiene tanta gracia!'.



Hiperactivo y solitario, Blahnik posee una voracidad cultural casi agotadora. Abre la bolsa de unos grandes almacenes y despliega sobre la mesa libros y vídeos. Son una decena de películas españolas recientes. 'Es que no me quiero perder una', exclama. 'Me gusta el cine español'. En realidad, el cine es su gran pasión. 'Gracias a los tacones, la gente del cine me llama. Como Berlanga, le adoro. He logrado interesarle por mis zapatos. Sus películas siempre me han fascinado'. Ahora anda loco con Deseando amar, filme del chino Wong Kar-Wai ('me la he comprado hasta en mandarín'). Y con Rafael Moneo: 'Estoy hipnotizado con Moneo. Sus trabajos en Mérida, Houston y ahora Berlín. Persigo sus edificios. Es un genio'.



Y la creatividad de Manolo Blahnik, ¿de dónde surge?: 'Soy neurótico, obsesivo y ansioso. Y eso es precisamente lo que me hace creativo; lo podría canalizar de otra manera, pero lo canalizo a través de los zapatos. Mi curiosidad visual es infinita; lo demás, me interesa muy poco'.



Él se define como un técnico ('no me siento un diseñador', aclara), aunque su biógrafo, el periodista británico Colin McDowell, ha encontrado un término medio más ajustado: 'Manolo es una mezcla de escultor e ingeniero, sus zapatos son obras perfectas de la imaginación y la aeronáutica'.



Blahnik le pone un nombre a cada zapato que diseña y que finalmente fabrica; por el camino se quedan cientos de prototipos. Uno se puede tropezar con ellos debajo de una mesa o en la cocina de su casa. 'Pobre, está muerto', dice él muy serio. 'Me encanta ponerles nombre kitsch o camp a mis zapatos. Tengo una serie que se llama Tormento, Refugio, Misericordia..., muy Perez-Galdós. No sé, hay muchos nombres que me gustan'.



A pesar de la vitalidad que despliega y de sus contagiosas carcajadas, en Blahnik también se encierra una persona desencantada. Ese desencanto se refleja cuando habla del pasado y cuando habla de la elegancia. 'La moda ha llegado a la vulgaridad total. Lo que la gente llama moda son productos enlatados. Todo se puede etiquetar, pero creo que todavía a través de la inteligencia se puede ser elegante'. Blahnik piensa entonces en las bordadoras que cada día repasan las desgastadas alfombras del hotel Ritz de Madrid. 'La verdadera elegancia empieza por esas alfombras', dice. 'La elegancia está en las cosas permanentes. La elegancia está en esas cosas remendadas, usadas. Esa alfombra que se repasa cada día y que siempre será mejor que una nueva. Ése es el secreto de la elegancia. Para qué cambiar una calle y quitarle la pátina de los años, la huella de nuestros abuelos, por qué tantos alcaldes se empeñan en acabar con nuestro pasado. La elegancia tiene mucho que ver con el pasado, con el respeto a la tradición. Afortunadamente, hay cosas con las que no pueden acabar, como esas alfombras, como unos zapatos bien hechos'. Blahnik añade entonces que quizá el éxito de su trabajo tiene que ver con cómo mira nuestro tiempo sin perder de vista el pasado. Y algo más que nadie puede razonar: 'De alguna manera, hago feliz a la gente'.



UNA COLECCIÓN REIVINDICA LA ENTREVISTA COMO GÉNERO LITERARIO

Manolo Blahník, entrevistado por Elsa Fernández Santos; Javier Marías por Elide Pittarello y Maitena por Esther Tusquets, encabezan los primeros títulos de la colección Entrevistos. Milena Tusquets, editora de RqueR, cree que la nueva colección "cubre un hueco en el mercado editorial".

Manolo Blahník, entrevistado por Elsa Fernández Santos; Javier Marías por Elide Pittarello y Maitena por Esther Tusquets, encabezan los primeros títulos de la colección Entrevistos. Milena Tusquets, editora de RqueR, cree que la nueva colección "cubre un hueco en el mercado editorial". Tusquets, que todavía anda dando vueltas a nuevos nombres para próximas publicaciones, no entendía muy bien por qué en España se publicaban tan pocos libros de entrevistas frente a Estados Unidos donde el género periodístico ocupa las principales estanterías.

Como método de trabajo optó por dejar total libertad a los entrevistadores para que abordaran al personaje y lo retratasen desde distintos ángulos. Su propia madre, la escritora y editora Esther Tusquets, viajó en coche desde Montevideo hasta la playa bañada por el Atlántico donde vive la dibujante Maitena con su hija Antonia de cinco años y su compañero Daniel. "Me hubiera gustado estudiar más, pero la vida me agarró como una ola. Antes de los veinte años, ya tenía marido, dos hijos, tres trabajos", cuenta Maitena en el libro en el que desvela una personalidad muy fuerte y una vida tan intensa que ya quisieran para sí cualquiera de las mujeres alteradas o superadas que pueblan sus viñetas. La autora de una historieta titulada Las mujeres nos enamoramos de Che Guevara y después le pedimos que se afeite la barba habla sin tapujos de política, de feminismo y de su vida amorosa: "He hecho cosas que se han considerado transgresoras socialmente, como ser madre soltera, o tener una pareja de mi mismo sexo; pero nunca me han criticado tanto como cuando me puse a vivir con Daniel. Cuando le robé el novio a una amiga, esa fue la acusación", apunta sorprendida.

"Las personas muertas que yo realmente echo de menos las tengo en la cabeza permanentemente", dice Javier Marías a lo largo de la entrevista, realizada en su casa de Madrid por Elide Pitarello, catedrática de Literatura Española en la universidad de Venecia, amiga y gran conocedora de la obra del autor de Mañana en la batalla piensa en mí. Junto a las fotos de su álbum íntimo, Marías se sincera sobre las relaciones con sus progenitores, la literatura, los sueños, los amigos y hasta su personal manera de enfrentarse a la vida: "Me gustaría reírme más, pero me gustan mucho las personas que ríen con facilidad e inteligentemente".

Y Manolo Blahník, desde el patio de su oficina de King'Road, aclara que "hoy todas las mujeres parecen iguales" y que no soporta la homogeneización de la belleza. La entrevista con el zapatero más famoso del mundo se realizó tras los atentados del 7-J en Londres con el ruido de fondo del motor de los helicópteros que volaban hacia el centro de la ciudad: "Lo que está ocurriendo en el mundo es tan terrible que sólo queda una salida: ¡ser rabiosamente frívolos!", aseguró en un momento de crispación a la periodista Elsa Fernández Santos. Luego más relajado contaría que Yves Saint Laurent solía decir que la prenda más bella que puede lucir una mujer son los brazos del hombre que ama. "Para las que no han encontrado la felicidad estoy yo", añade.

CALVO CULPA A DEL CASTILLO DE LA SUSPENSIÓN DE LA EXPOSICIÓN DE MANOLO BLAHANIK

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, culpa a la anterior ministra, Pilar del Castillo, de la suspensión indefinida de la antológica dedicada al diseñador de zapatos Manolo Blahnik, argumentando que Del Castillo firmó la antológica "el día que se iba". "Yo no le haría eso a nadie, no dejaría firmado un proyecto sobre todo el día que sé que me voy a ir y que se va mi partido", afirma Calvo a la agencia Efe. Calvo critica el hecho de que Del Castillo adquiriese un compromiso sabiendo que ella no lo podía cumplir. Carmen Calvo continúa: "Lo que no quiero es heredar proyectos alevosos con una imposición absoluta del día que te vas. Y no cuento más porque está el nombre del señor Blahnik de por medio".

Pilar del Castillo contestó ayer desde Estrasburgo a las acusaciones. "Resulta muy sorprendente la osadía de la ministra Calvo. Ha metido la pata y en lugar de rectificar con humildad lo hace faltando a la anterior ministra y a la verdad. Busca un culpable y lo busca con mal estilo. Además, y si ella no ha cambiado las reglas, los ministros no firman las exposiciones".

Del Castillo recordó que la exposición de Manolo Blahnik se empezó a gestar durante las obras del Museo del Traje y coincidiendo con la antológica que se celebraba entonces sobre él en Londres. El equipo de la exposición de Blahnik explicó también ayer que desde que Calvo llegó al ministerio (en marzo) hasta que le comunicaron a Blahnik la suspensión (por medio de un telegráfico correo electrónico en octubre) él y su equipo habían seguido trabajando en permanente contacto con el ministerio. Ni la comisaria, Silvia Alexandrowitch, ni Blahnik habían firmado ningún contrato todavía. La firma estaba prevista para este otoño.

Carmen Calvo asegura que admira mucho el trabajo del diseñador canario, pero que no posee ningún par de sus preciados zapatos: "Son demasiado caros para una mujer que ha vivido de su sueldo de profesora de universidad, de la política, y punto". Insiste en su gusto por los zapatos como objeto de diseño ("desde que nací") y en particular por los de Blahnik, medalla de oro de Bellas Artes.

CULTUAR SUSPENDE LA ANTOLÓGICA DE MANOLO BLAHNIK DESPUÉS DE UN AÑO DE PREPARATIVOS

La exposición antológica de Manolo Blahnik, prevista para septiembre de 2005 en el Museo del Traje de Madrid, y en marcha desde hace más de un año, ha quedado indefinidamente aplazada. El Ministerio de Cultura así se lo hizo saber ayer -mediante un telegráfico correo electrónico enviado a su ayudante- al diseñador de zapatos. En el mensaje, remitido por la subdirectora de Promoción de Bellas Artes, Elena Hernando, se le comunica que la cancelación se debe a ajustes en el presupuesto y en el programa de exposiciones. "Sintiendo las molestias", se disculpan ante "Mr. Blahnik" y esperan que la decisión no impida "futuras colaboraciones".

Blahnik (sorprendido por "las malas formas") señaló ayer que ante todo lamenta que se pierda esta ocasión para impulsar al recién nacido Museo del Traje. "No quiero ser pretencioso, pero creo que con esta exposición había una ocasión única de hacer algo diferente dentro de la moda. El Museo del Traje supone un esfuerzo sin igual en Europa por convertir la moda en algo popular y entretenido. Y nuestra exposición, a diferencia de la que se hizo en Londres, que fue demasiado académica, iba a ser en este sentido un gran espectáculo con proyección en todo el mundo". Con su habitual humor, Blahnik añadió: "De todas formas, yo me tomo todo con mucha distancia, ahora estoy con otra exposición en el Museo Kustova de Moscú, así que, quien quiera conocer mi pasión loca, que viaje".

Considerado el mejor zapatero del mundo, Blahnik (Santa Cruz de la Palma, Canarias, 1942) llevaba meses catalogando los prototipos que iban a viajar desde su estudio de Bath (Inglaterra) a Madrid. Se trataba de una exposición que, para desmarcarse de la realizada en Londres en 2003, se centraba en la españolidad del zapatero. Con la periodista Silvia Alexandrowitch como comisaria y el diseño del arquitecto Óscar Tusquets, el montaje de Madrid incluía más de 800 piezas (desde los años setenta hasta nuestros días) que recorrían 30 años de trabajo de uno de los creadores más singulares y fértiles de la historia de la moda.

El director general de Bellas Artes, Julián Martínez, declinó ayer hacer declaraciones sobre la cancelación de la exposición más importante dentro de la programación del Museo del Traje. La jefa de prensa del ministerio, Lucía Argos, actuó como portavoz oficial y señaló que la exposición "queda en suspenso en la fecha prevista" como consecuencia del "reajuste en la programación de exposiciones". "Se está realizando una revisión de la programación tanto en el Museo del Traje como en otros y se está ajustando la programación a los nuevos presupuestos", añadió.

Desde que la exposición celebrada en el Museo del Diseño de Londres en 2003 se convirtió en una de las más visitadas de la capital inglesa y después de un homenaje celebrado en Nueva York, el Ministerio de Cultura (entonces con Pilar del Castillo como titular) se puso en contacto con Blahnik para realizar en España una antológica que fuera más allá de los homenajes realizados en el extranjero. Blahnik (que en principio se mostró reacio) viajó a Madrid para tomar la decisión final, visitó los espacios en obras del Museo de Traje (casi 1.000 metros cuadros para las exposiciones temporales) y decidió aceptar el montaje de Madrid.

Desde principios de 2004, Silvia Alexandrowitch y Óscar Tusquets han trabajado en los preparativos para una exposición que contaba con préstamos de varios museos y que recorría (de Zurbarán a Picasso o de Balenciaga a la Carmen Amaya de Los Tarantos) las diferentes influencias del zapatero, que vive entre Italia, Canarias e Inglaterra. El contrato que cerraba el presupuesto (cuya firma se retrasó por el cambio de Gobierno) estaba, según les había informado el ministerio, listo para este mes.

ORO PARA EL CREADOR DE LOS "MANOLO'S"

El Boletín Oficial de Canarias publicaba ayer la orden por la que el Gobierno ha concedido la Medalla de Oro de esta comunidad al diseñador de zapatos Manolo Blahnik, nacido en la isla de La Palma, de padre checo y madre isleña.

El Boletín Oficial de Canarias publicaba ayer la orden por la que el Gobierno ha concedido la Medalla de Oro de esta comunidad al diseñador de zapatos Manolo Blahnik, nacido en la isla de La Palma, de padre checo y madre isleña. Tan apreciado por Diana de Gales como por las protagonistas de la serie Sexo en Nueva York, calzar unos manolo's equivale a caminar un palmo por encima del suelo (y no sólo por la vertiginosa altura de sus finos tacones), una distinción reconocida en todos los salones de la moda del mundo. El Gobierno de Canarias, a propuesta de su presidente, Román Rodríguez, ha considerado que el talento "mundialmente reconocido" de Blahnik "ha situado el nombre" de las islas "en lo más alto del diseño y la moda". En octubre de 2001 concedió una entrevista al diario local La Opinión en la que reconocía que "lo que más me interesa de mi trabajo es el camino que va desde que surge la excitación de la primera idea hasta que, dos semanas más tarde, me veo en la fábrica cortando la forma, el talón o lo que sea". Después de tener a todo el mundo rendido a sus pies y de haber recibido dos veces el Premio de la Moda de América y la Aguja de Oro de Dafnis, sólo musitó tras el 11-S, con la capacidad de síntesis propia de los palmeros: "Lo peor está por venir".-

EL MUSEO DEL DISEÑO DE LONDRES RECORRE LA OBRA DE MANOLO BLAHNIK

A Manolo Blahnik no le gusta que el diseño se equipare al arte y no puede evitar sentir cierta extrañeza al ver 900 de sus famosos manolos reunidos por primera vez en la retrospectiva que ahora le dedica el Museo del Diseño de Londres.

A Manolo Blahnik (Santa Cruz de La Palma, Canarias, 1942) no le gusta que el diseño se equipare al arte -"digamos que es un arte aplicada", matiza- y no puede evitar sentir cierta extrañeza al ver 900 de sus famosos manolos reunidos por primera vez en un museo. La retrospectiva que ahora le dedica el Museo del Diseño de Londres (inaugurada anoche y que se abre al público mañana) reúne un trabajo de 30 años. Prototipos (algunos verdaderas joyas inencontrables, piezas de coleccionista) que muestran la evolución de uno de los diseñadores más influyentes de las últimas décadas. En 30 años, Blahnik ha creado unos 10.000 zapatos siguiendo un proceso artesanal en el que él mismo diseña, modela y remata cada prototipo. Coincidiendo con la exposición también se editan los dibujos del diseñador, muchos de ellos expuestos en el Museo del Diseño y que muestran la fértil imaginación de este canario de origen checo afincado en el Reino Unido desde los años setenta.

La exposición, que permanecerá en Londres hasta el 11 de mayo y que luego podría viajar a Kioto y Barcelona, está comisariada por Gemma Curtin y Colin McDowell, autor de la biografía de Blahnik y crítico de moda de The Sunday Times. Los diseñadores del montaje son el equipo Data Nature. La exposición -acompañada de música española, marroquí y siciliana- muestra cómo el cine y la pintura han sido un poderoso referente para el trabajo del zapatero. De las películas de Visconti a las de Cocteau. De El Greco a Velázquez y Zurbarán.

Así, en esta exposición se cruzan St Margaret of Antioch, un zurbarán cedido por la National Gallery, o varios vestidos de alta costura de Yves Saint-Laurent. Juntos pretenden ilustrar la singular naturaleza creativa de Blahnik, quien durante más de un año ha ordenado y catalogado los 900 zapatos elegidos para la exposición. Con un criterio cronológico y estético, el recorrido mostrará cómo desde los años setenta Blahnik ha trabajado todo tipo de formas y materiales, cómo creando escuela es, a su vez, inimitable. En su casa de Bath, en el suroeste del Reino Unido, ha guardado uno de casi todos los modelos (todos distintos, todos con nombre propio) que ha realizado y por eso ahora (ayudado también por las colecciones de alguna de sus famosísimas clientas) puede reconstruir paso a paso años de trabajo. Los colores, las formas y los materiales más increíbles. Telas antiguas, sedas inencontrables, pieles exquisitas y piedras semipreciosas. Blahnik ha logrado convertir sus zapatos en piezas únicas. Según él, si se puede aprender algo de su trayectoria es: "Ligereza e innovación en el corte". "Y también", añade, "paciencia, pasión y trabajo".

Pasión, en este caso, correspondida. Los diseños de Blahnik ("me gusta saber que hago zapatos que son una fuente de alegría, una forma de comunicación, quizá en eso sí tienen que ver con el arte") provocan verdadero delirio. La última demostración de esta furia es la frase que ya ha popularizado la actriz Sarah Jessica Parker, gracias a la serie Sexo en Nueva York. Parker, asaltada por un ladrón en pleno Soho neoyorquino, grita aterrorizada: "¡Quíteme lo que sea, mi baguette de Fendi, mi anillo, mi reloj...! ¡Todo, menos mis manolos!". Por supuesto, el ladrón sólo quiere una cosa: los inalcanzables manolos. Fuente:ELPAIS.COM

FRASES SOBRE MODA

"A las mujeres les gusta la moda porque toda novedad es siempre un reflejo de la juventud." Madelaine Scudery (1607-1701), escritora francesa.

"Algunos diseñadores han acabado con el buen gusto aceptando los disfraces como buenos, derribando todas las barreras del conformismo y echando por tierra cualquier tipo de salvaguarda." Hans Magnus Enzensberger (nacido en 1934), poeta y ensayista alemán.

"Contra la moda, toda lucha es inútil." Joseph Pla (1897-1981), escritor español.

"El caballero mejor vestido es aquel que no llama la atención de nadie." Anthony Trollope (1815-1882), escritor británico.

"El mal gusto consiste en confundir la moda, que no vive sino de los cambios, con bellos y duradero."  Marie Henri Beyle, Stendhal (1783-1842), escritor francés.

"El vestido es la característica de las maneras, y las maneras son el espejo de las ideas." William Allison (1829-1908), político estadounidense.

"Esclavizarse a la moda es una cobardía y una necesidad. Prescindir de ella es una inútil quiquiriquí que sólo conduce al ridículo." Leon Daudet (1867-1942), escritor y político francés.


"La autoridad de la moda es tan absoluta que nos fuerza a ser ridículos para no parecerlo." Joseph Sanial-Dubay (1754-1817), escritor francés

"La devastadora ideología de la imagen y de lo grotesco que ha señoreado en los ochenta y principios de los noventa, ha conseguido desposeer a muchas víctimas de la moda de su personalidad." Giorgio Armani (nacido en 1934), diseñador italiano.

"La moda es cultura por que es forma de expresión tan útil o inútil como el arte." Antonio González de Cosío (nacido en 1965), cronista mexicano de moda.

"La moda es el arma que los diseñadores damos a las mujeres para que se vean y se sienta jóvenes y actuales siempre." Sarah Bustani (nacida en 1965), diseñadora mexicana.

"La moda es el escenario apropiado para individuos que son interiormente dependientes y cuya estima necesita cierta distinción, peculiarización." George Simmel (1858-1918), sociólogo alemán.

"La moda es la muy particular necesidad que tengo de expresarme y de expresarse de la gente que compra lo mío." Edoardo Roca (nacido en 1968), diseñador mexicano.

"La moda es una actitud, una forma de expresión, un estado anímico, una manera de diversión… La moda es eso y muchas cosas más." Emilio Trad (nacido en 1970), diseñador mexicano

"La moda no es sólo divertimiento, un juego, sino una presencia de civilización y, por tanto, una parte del arte." Pierre Cardin (nacido en 1922), diseñador francés.

"La moda no es una imposición, sino una elección por placer en la que cada uno debe encontrar aquello con lo que se siente identificado." Gianfranco Feré (nacido en 1935), diseñador italiano.

"La moda primero llama la atención, deviene popular y al poco tiempo cansa y pasa." Manuel Méndez (nacido en 1930), diseñador mexicano.

"Uno de los grandes diseñadores de moda fue Napoleón, que cambió los uniformes del ejército para hacerlos más funcionales." Nino Cerruti (nacido en 1930), diseñador italiano.

 

 
   
Google
 
Web www.espanolsinfronteras.com

Principal Arriba Ágatha Ruiz de la Prada Angel Sánchez André Courrèges Cristóbal Balenciaga Custo Barcelona Calvin Klein Manolo Blahnik Paco Rabanne Victorio y Luchinno Carolina Herrera Jesús del Pozo