Jesús del Pozo

 

 

 

 

 

Conoce los demás diseñadores a pie de página

BIOGRAFÍA

Modisto español. Se trata de uno de los nombres más destacados de la moda de su país, convertido en uno de los preferidos por las famosas nacionales, entre ellas la infanta Cristina. Hoy, después de más de treinta años de carrera, continúa innovando con su personal estilo.

El elegido por las famosas españolas


Proviene de una familia numerosa (tiene varios hermanos mayores) y acomodada, que lo obligó a seguir una carrera universitaria. Fue así que durante dos años estudió Ingeniería Industrial, la cual abandonó para comenzar arquitectura de interiores y diseño de muebles. A la vez se dedicaba a la pintura.

Pero al poco tiempo empezó a trabajar en el negocio familiar, se desvinculó de todo y se dedicó a viajar por el mundo durante dos años para decidir sobre su futuro. En 1974, de regreso a Madrid, abrió una tienda de ropa para hombres en el centro de la llamada Movida madrileña, y obtuvo gran éxito de ventas.

Sin embargo, a partir de 1979, se dedicó sólo al diseño para la mujer. En los años ochenta fue uno de los pioneros del nacimiento de un diseño de vanguardia, en Madrid.

En 1976 presentó su primera colección de hombre en el SEHM de París. A partir de 1980 presenta sus colecciones de pr?-à-porter de mujer en la Pasarela Cibeles de Madrid; desde 1989, en la Fashion Foundation de Tokio y desde 1990 en La Cour Carrée del Louvre de París.

En 1996 mostró en "Moda Barcelona" su primera colección de pr?-à-porter de novia; y ese mismo año comenzó a producir industrialmente sus colecciones pr?-à-porter. Al año siguiente, en Japón, lanzó su nueva marca de pr?-à-porter "J.D.P.", por lo que logró introducirse en cinco grandes almacenes.

También ha realizado vestuario para cine, teatro y televisión. Sobresalen sus trabajos como figurinista en el vestuario de "Carmen", de Bizet (Teatro Real, 98-99); en la zarzuela "El Juramento" (Teatro de la Zarzuela, 2000), y en la ópera "Farnace" -de Vivaldi-, en la cual además realizó su escenografía (Zarzuela, 2001).

Hasta ha hecho los uniformes de la Cruz Roja española. Tuvo que fabricar un único uniforme para hombres y mujeres, con edades que iban desde los 17 hasta los 70 años.

Asimismo, ha creado varios perfumes. En 1992 apareció con su primera fragancia femenina, "Duende", a la que le siguieron: "Quasar" (1994), "Esencia de Duende" (1996), "Halloween" (1997), "Quasar Adventure" (1999) y "J. del Pozo In Black" (2005). De forma paralela, entre 1992 y 1994, ha realizado colecciones de lencería, joyas y pañuelos.

En 2001 incursionó en la moda para niños, con su línea "Jesús del Pozo Junior" y sus fragancias "On él" y "On ella". Al año siguiente presentó una nueva línea de vajilla, diseñada por él mismo y fabricada por VistaAlegre.
En 1999 fue uno de los creadores de la Asociación de Creadores de Moda de España, que presidió hasta diciembre de 2000. En 2003 creó la Fundación Jesús del Pozo y desde noviembre de 2004 organiza el "Curso de Experto Profesional en Diseño de Moda: Prácticas Empresariales". En la actualidad acude a diversos foros, donde brinda conferencias y cursos.

Se trata, en definitiva, de uno de los nombres más destacados de la moda española, quien se ha convertido en uno de los modistos preferidos por las famosas de su país, entre ellas la infanta Cristina.

En su carrera, que ya lleva más de treinta años, ha recibido numerosos premios, entre los que sobresalen: La Aguja de Oro (1981), el premio Nacional Cristóbal Balenciaga al Mejor Diseñador (1989), la T de Telva al Mejor Diseñador nacional (1999) y el Sello conmemorativo de la Moda emitido por D. G. de Correos (2000).

En 2004 la revista Glamour premió como la Mejor fragancia femenina del año a "Halloween", y la revista GQ como la Mejor fragancia masculina del año a "Quasar". Además, ese mismo año, fue premiado por mejor colección infantil Otoño-Invierno "FIMI". En 2006 la revista Cosmopolitan premió como Mejor diseño de perfume a "J. del Pozo In Black".

JESÚS DEL POZO TOCA A LAS NOVIAS CON GRANDES Y ESCULTURALES VELOS - ELPAIS.COM

Lo más destacado de esta edición del Gaudí Novias, que cerró ayer,ha sido la reaparición del blanco puro, los cortes asimétricos y los plisados. Algún creador ha sentido necesidad de transgredir las reglas enseñando tobillos, abriendo faldas, cerrando curvas o rasgando tejidos, pero en general los vestidos de novia siguen rindiendo culto a la candidez y al romanticismo. Entre los últimos desfiles, el de Jesús del Pozo, para el que desfiló Bimba Bosé. El creador mostró una colección con velos grandes y esculturales en la que introduce la silueta recta y concede importancia al volumen. Cerró su desfile con la única imagen transgresora de esta pasarela: Bimba Bosé envuelta en nubes de tul y encaje rojo.

JESÚS DEL POZO RECREA LOS A`NOS DE POSGUERRA EN SU ESTILO DE HOY - ELPAIS.COM

La cuarta y última jornada de la Pasarela Cibeles tuvo su mejor momento en la apertura matinal de Jesús del Pozo, en gama clara, con anticolores, rigurosa peluquería, zapatos potentes y tocados excepcionales, para complementar abrigos cortos, mangas quimono, cuellos de zorro y un uso racional y virtuoso de la lana a merced de su estilo, hasta llegar a la asociación del tweed con la gasa teñida en degradé. La inspiración en los años de posguerra (1945), muy bien aprovechada, se extendía en detalles hasta 1965. Son también dignos de mención sus guiños de espejo sobre sí mismo, su pasado y su singular estudio del corte asociado en diagonal: cazadora-jubón con capucha, punto grueso en collage, acento cromático en mitones y medias, abrigos entallados y de amplio desarrollo y el resucitado del manguito de visón teñido de púrpura.

Modesto Lomba (director creativo de Devota & Lomba) usó grises, rosa veneciano, marrones y negro. Su hombre fue perfecto: traje de raso duquesa negro, abrigo gris con cuatro botones en estrecha batería; y su mujer lució desde una falda con bragueta y otra con botonadura delantera, corpiños bañera y pantalones estrechos masculinizados o tobilleros, hasta las pieles en fantasía (visón trenzado, puntas de zorro teñidas). Su hallazgo: la serie final con ese algodón que se sostiene con la ilusión del fieltro y permite un juego de volúmenes espectacular (mangas globo, alabeadas faldas de capa); su línea sigue jugando con la fuerza de las nervaduras que afectan al patrón y reafirman el juego constructivo.

Después desfiló Lemoniez con un escuálido uso de las pieles, prendas poco construidas y falto de un armónico elemental al conjuntar las salidas.

Juan Duyos se basó en los tejidos de lustre dorados (lamé, raso), estampados geométricos sesenteros y con una dominante de extravagancia. Se nota que Duyos no sabe qué hacer con los trozos de pieles nobles que le ofrecen (el abrigo que es sólo una manga, la casulla de visón blanco con cuello camisero), y es una pena que su recorrido se pierda hacia tales derroteros,pues en él hay inventiva y arrojo.

Tras Ágatha Ruiz de la Prada, cerró esta edición de la Pasarela Cibeles el gallego Antonio Pernas con un homenaje a la costura a través de asociar una gama tranquila con las texturas de la muselina, el raso y el tul provocando un listado trapezoidal; singulares sus volantes de tul, la piel patinada en oro viejo y los pantalones de micropana con amplias perneras. Esta vez Pernas ha relegado la sastrería en busca de entroncarse con las tendencias más actuales, y para ello también usó la lana a cuadros y otros tejidos cortados a filo.

«LA MODA ES PARA AYUDARNOS, NO PARA COMPLICARNOS LA VIDA» ELMUNDO.ES

La nueva edición de Cibeles que llega a Madrid ha traído la paz a las pasarelas. El sector oficialista y el bando de los disidentes, del que forma parte Jesús del Pozo, han firmado la paz. Para el diseñador madrileño no es una rendición, porque negociar siempre es una victoria.
PREGUNTA.- ¿Al final quién ha salido más beneficiada de las dos partes?

RESPUESTA.- Hemos ganado todos, fundamentalmente la moda española.

P.- ¿Qué hay de nuevo en el diseño español?

R.- Un producto con muchas ganas de competir en los mercados internacionales. Se notan los esfuerzos de la Administración, de los diseñadores, de los industriales.

P.- Pero en las pasarelas de Londres, París y Milán la moda española no existe.

R.- A lo mejor los españoles estaremos ahí dentro de poco. Los ministerios de Cultura, de Comercio y de Tecnología quieren sacar adelante proyectos internacionales, aunque hay que hacerlo de forma profesional y planificada.

P.- ¿A la moda le va mejor con gobiernos de izquierdas o de derechas?

R.- Con gobiernos inteligentes.

P.- Las mentes conservadoras consideraban la moda cosa de snobs o mariquitas.

R.- Ya no. Todo el mundo sabe que esto es un trabajo serio. Nuestra profesión puede tener una apariencia de frivolidad, pero sólo para los que no saben ver más allá.

P.- ¿Cibeles o Gaudí?

R.- Yo diría que negociación.

P.- En Gaudí han vuelto a contratar mujeres que no saben desfilar pero son muy famosas. ¿Eso no estaba ya superado?

R.- Lo único que de verdad se necesita en una pasarela es tener una buena colección. Y si esta ropa la lleva una buenísima maniquí, pues mucho mejor. Para mí, top model es estar en lo más alto, no ser famosa.

P.- Pero su ropa es la favorita de actrices y grandes señoras del espectáculo.

R.- Bueno, yo subiría a veces a mi pasarela a una mujer que me guste porque es una actriz magnífica. O a una cantante con un estilo especial, pero como un juego mío, no como reclamo.

R.- ¿Por qué hay que cambiar de estilo cada temporada? ¿Es que un vestido no puede durar 20 años?

P.- ¡Ya nada dura 20 años...! Fíjate que antes los matrimonios eran para toda la vida y ahora... El ritmo de vida que tenemos es así.

P.- ¿Su moda es elitista?

R.- Si elitismo es hacer cosas para gente algo iniciada, quizá. Las modas que no son muy obvias son menos masivas.

P.- Usted es un diseñador privilegiado porque le inspiran musas como Ana Belén.

R.- Ana para mí es mucho más. Es mi amiga desde hace muchísimos años; nos inspiramos mutuamente.

P.- ¿Cómo se visten las mujeres políticas, mal o espantosamente?

R.- Hay de todo. La mujer en la política está tomando conciencia de su papel y está haciéndolo mejor que nunca.

P.- Entre el estilo de Carmen Alborch y el de Pilar del Castillo hay un abismo.

R.- Pilar del Castillo es una ministra más de letras, de escritores, de literatura. Y Carmen Alborch, más de pintura, de plástica. Quizá eso se refleje en su forma de vestir.

P.- Un personaje público, ¿no se debe a una imagen?

R.- La moda debe servir a quien la lleva y no al revés. Cada uno debe vestirse como quiera, sentirse cómodo, estar a gusto. La moda es para ayudarnos a vivir, no para complicarnos la vida.

P.- En la última colección de Versace no se distinguía lo que era para hombres o para mujeres.

R.- El hombre y la mujer no son antagónicos; son complementarios y diferentes. Me gusta que el hombre sea hombre y la mujer, mujer, pero también me gusta el juego.

P.- ¿Las vacas locas afectarán también a la moda?

R.- Al diseño creo que no. Más bien a la industria. Zapatos habrá que llevar siempre, pero quizá habrá que hacerlos de plástico o inventarse otros materiales.

ENTREVISTA A JESÚS DEL POZO - CENTROMODAONLINE.COM

Su nombre, gracias a un estilo personal, reconocible, sólido y atemporal, se ha mantenido durante décadas como uno de los grandes valores de la moda española. Sin prisa pero sin pausa, mimando hasta el último detalle, Jesús del Pozo ha visto crecer los márgenes exteriores de su firma, unos límites que hace años empezaron a explorar el mundo de los perfumes y que, en la actualidad, supone una de las grandes parcelas de su faceta profesional: ocho perfumes de reconocido éxito y prestigio avalan la trayectoria de Del Pozo en el universo de los aromas. Ahora que llegan las Navidades, nada mejor que unos cuantos consejos del maestro para saber cuál es la visión de un creador sobre su obra más intangible: la olfativa.

¿Sabes que se acaba de estrenar la película del libro de Patrick Süskind, El Perfume, donde el protagonista asesina mujeres para extraerles su aroma? ¿Hasta donde serías tú capaz de llegar para conseguir el perfume perfecto?

No, no. Ni muchísimo menos sería capaz de llegar a algo así. Yo tengo muy claro que mi negocio y la moda son una parte muy importante de mi vida, pero no es toda mi vida. Mi vida no está compuesta de vasos comunicantes, que si llenas mucho uno, el otro se queda vacío. Yo no soy una persona capaz de sacrificar ciertos valores esenciales por casi nada, y mucho menos por un perfume.

Mientras tú ya tienes ocho perfumes en el mercado, ¿sabes que muchos compañeros tuyos de profesión y generación han tenido que retirar sus fragancias? ¿Por qué crees que has llegado a esta situación?

Yo creo que para que esto se dé han sido importantes muchas cosas. Primero de todo, no haber sido demasiado ambicioso, porque ha habido gente que sí lo ha sido y ya sabemos que la avaricia rompe el saco... Por otro lado, haber sido muy constante en lo que ha sido la estrategia de la marca, es decir, mantener la marca en un nivel preciso de seriedad y prestigio, sin ceder en exceso al mercado. Algo que es importante para todo, pero para un perfume mucho más, porque en el momento que tú bajas el listón en una serie de productos tuyos, el nivel de la firma también decrece. También ha sido muy importante la buena comercialización, aunque esta haya ido muy enfocada al producto y no tanto a la marca: han habido creadores que, sin ser dueños de su propio perfume, han absorbido la publicidad que de él se hacía para sus propias firmas.

¿Por qué tipo de aromas tienes más predilección?

Depende mucho. Influye bastante el momento en el que yo esté. Lo que a me gustaba en el 89 cuando hice Duende no es lo que me apetece ahora. Tampoco sé si lo que me gusta ahora es lo que me gustará en el futuro: todo va evolucionando. A mí, en este momento, me apetecen las fragancias más personales, quizás porque estoy más iniciado en este mundo, busco aromas un tanto más elitistas. Por ejemplo, tengo debilidad por los perfumes “animalizados”.

¿”Animalizados”? ¿Qué es esto, oler a tigre?...

No, para nada (risas). Por ejemplo, el famosos musk es una fragancia extraída de un animal, de una cabra del Himalaya, es una esencia carísima, que ahora está prohibida su utilización y que pura tiene olor fortísimo, pero que en pequeñas dosis te va dejando unas notas de fondo tremendamente interesantes.

¿De qué se compone un perfume?

Se compone fundamentalmente de tres cuerpos: uno es de cabeza o de salida, que son las más inmediatas; las notas de cuerpo o de corazón, que empiezan a aparecer a partir de la hora y que duran 4 ó 5 horas; y las de fondo, que intervienen en último lugar. Las “animalazadas” suelen ser estas últimas.

¿Participas personalmente en todo el proceso de creación de un perfume?

Sí. Aunque hay partes, como la de publicidad e imagen, que las lleva directamente Juan Gatti, si bien él como si tratase casi de un brazo mío, porque llevamos 25 años trabajando juntos. Después, de la parte olfativa, opiné más en los primeros porque en estos perfumes había que sentar las bases y las directrices. En los últimos ha sido diferente, ya la familia está hecha y se sabe por dónde hay que tirar.

¿Utilizas tú mismo tus propios perfumes?

Bueno, en realidad yo no me pongo perfume. De normal utilizo Imperial de Guerlain, que es agua fresca y desodorantes normales.

A la hora de crear un perfume de hombre y otro de mujer, ¿cuáles son las principales diferencias?

Es muy fácil. Yo me pregunto “¿cómo me gustaría que oliese una mujer que lleva mi ropa?”, o “¿cómo me gustaría que oliese un hombre que lleva mis productos?”Muy al principio, como me resultaba muy difícil saber qué era lo que quería, empecé descartando lo que no quería, a qué no me gustaría que oliese un hombre o una mujer. Cuando saqué Duende, mi primera fragancia, sabía que no quería que oliese a nada muy potente, no muy dulce, no muy empalagoso... Vas descartando cosas y al final obtienes lo que estás buscando.

¿Existe un paralelismo entonces entre tu ropa y tus perfumes?

Desde luego. Es la misma filosofía trasladada de la ropa a los aromas, o incluso a las gafas, las vajillas o la ropa de hogar.

Se dice que firmas tus perfumes como J. del Pozo porque en los países árabes utilizar el nombre de Jesús sería bastante conflictivo y nada comercial.

Sí, es cierto. Pero no sólo en los países árabes, también en los calvinistas, como Holanda. Pero es un tema que me da exactamente igual. centromodaonline.com/

Jesús del pozo nació en Madrid y a los dos años de empezar la carrera de ingeniería Industrial lo dejo y empezó Arquitectura de Interiores y Diseño de muebles. Como no tenía las cosas muy claras sobre su futuro hizo un viaje por Europa. Y a la vuelta, en 1974 abrió su primera tienda en Madrid.

    Estas son los sucesos más importantes como diseñador:

Año

Suceso

1976

Presenta su primera colección masculina en París.

1980

Presenta su primera colección pret-á- porter femenino.

1981

Es galardonado con Aguja de Oro.

1989

Es premiado con el premio Nacional Cristóbal Balenciaga. Premio al Mejor Diseñador. Presenta sus colecciones en Tokio.

1990

Realiza el vestuario para la obra de teatro "La Orestiada". Realiza los uniformes para las azafates de largo recorrido de RENFE.

1992

Lanza su primera línea de lenceria. Premio Baileys por la mejor colección.

1993

Premiado con la "T" de Telva a mejor fragancia del año.

1995

Premiado con la "T" de Telva a mejor fragancia masculina.

 Jesús del Pozo ha trabajado en muchas obras de teatro y películas realizando el vestuario.

Año

Película

Director

1981

Pitita presenta

 

1983

Sal gorda

F.Trueba

1984

Trailer para Mamantes de lo prohibido

P. Almodóvar

1985

Matador

P. Almodóvar.

La Bola de Cristal

TVE

1986

La ley del deseo

P Almodóvar.

1987

Mujeres al borde de un ataque de nervios

P. Almodóvar.

1989

Obra Striptease

 

1990

Las edades de Lulú

Bigas Luna

Ballet Pecado capital

 

Ballet Pecado natural

 

1991

Ballet Antonia Andrey y bailarinas

Pecado Natural
Tacones Lejanos

P. Almodóvar

Todo por la pasta (B.S.)
Danza Monsieur

1992

La mujer de tu vida

TVE

Rosa-Rosae

F. Colomo.

Chan, Tatachán

Programa TV

1993

Danza Monsieur B

 

1996

Una vida en el teatro

Gaspar Cano.

FRASES SOBRE MODA

"A las mujeres les gusta la moda porque toda novedad es siempre un reflejo de la juventud." Madelaine Scudery (1607-1701), escritora francesa.

"Algunos diseñadores han acabado con el buen gusto aceptando los disfraces como buenos, derribando todas las barreras del conformismo y echando por tierra cualquier tipo de salvaguarda." Hans Magnus Enzensberger (nacido en 1934), poeta y ensayista alemán.

"Contra la moda, toda lucha es inútil." Joseph Pla (1897-1981), escritor español.

"El caballero mejor vestido es aquel que no llama la atención de nadie." Anthony Trollope (1815-1882), escritor británico.

"El mal gusto consiste en confundir la moda, que no vive sino de los cambios, con bellos y duradero."  Marie Henri Beyle, Stendhal (1783-1842), escritor francés.

"El vestido es la característica de las maneras, y las maneras son el espejo de las ideas." William Allison (1829-1908), político estadounidense.

"Esclavizarse a la moda es una cobardía y una necesidad. Prescindir de ella es una inútil quiquiriquí que sólo conduce al ridículo." Leon Daudet (1867-1942), escritor y político francés.

"La autoridad de la moda es tan absoluta que nos fuerza a ser ridículos para no parecerlo." Joseph Sanial-Dubay (1754-1817), escritor francés

"La devastadora ideología de la imagen y de lo grotesco que ha señoreado en los ochenta y principios de los noventa, ha conseguido desposeer a muchas víctimas de la moda de su personalidad." Giorgio Armani (nacido en 1934), diseñador italiano.

"La moda es cultura por que es forma de expresión tan útil o inútil como el arte." Antonio González de Cosío (nacido en 1965), cronista mexicano de moda.

"La moda es el arma que los diseñadores damos a las mujeres para que se vean y se sienta jóvenes y actuales siempre." Sarah Bustani (nacida en 1965), diseñadora mexicana.

"La moda es el escenario apropiado para individuos que son interiormente dependientes y cuya estima necesita cierta distinción, peculiarización." George Simmel (1858-1918), sociólogo alemán.

"La moda es la muy particular necesidad que tengo de expresarme y de expresarse de la gente que compra lo mío." Edoardo Roca (nacido en 1968), diseñador mexicano.

"La moda es una actitud, una forma de expresión, un estado anímico, una manera de diversión… La moda es eso y muchas cosas más." Emilio Trad (nacido en 1970), diseñador mexicano

"La moda no es sólo divertimiento, un juego, sino una presencia de civilización y, por tanto, una parte del arte." Pierre Cardin (nacido en 1922), diseñador francés.

"La moda no es una imposición, sino una elección por placer en la que cada uno debe encontrar aquello con lo que se siente identificado." Gianfranco Feré (nacido en 1935), diseñador italiano.

"La moda primero llama la atención, deviene popular y al poco tiempo cansa y pasa." Manuel Méndez (nacido en 1930), diseñador mexicano.

"Uno de los grandes diseñadores de moda fue Napoleón, que cambió los uniformes del ejército para hacerlos más funcionales." Nino Cerruti (nacido en 1930), diseñador italiano.

MUERE EL DISEÑADOR JESÚS DEL POZO

Muere el diseñador Jesús del Pozo
Homenaje al legado del fallecido Jesús del Pozo, el diseñador que definió el nuevo estilo de un país que se acababa de despertar a la democracia

EUGENIA DE LA TORRIENTE - Madrid - 13/08/2011 - ELPAIS.COM

Dicen los que estaban cerca que ni él mismo parecía ser consciente del alcance de su larga dolencia. Que nunca ejerció de enfermo y trabajó hasta el final. Aunque su frágil aspecto despertó alarmas en los últimos tiempos y por recomendación médica se mantuvo algo apartado de la esfera pública. El sábado por la tarde, el diseñador de moda Jesús del Pozo falleció, a los 65 años, en el Hospital La Paz de Madrid.

Según su compañía, sufrió un repentino empeoramiento del enfisema pulmonar que padecía desde hace años. En un comunicado emitido hoy, la empresa anuncia que su colección de primavera/verano 2012 se presentará tal como estaba previsto. Será el 16 de septiembre a las 12.00 en la pasarela Cibeles Madrid Fashion Week. También en septiembre se celebrará un funeral en su honor en su ciudad natal. Hoy, la familia le despedirá con una ceremonia íntima.

Se va una figura fundamental del diseño de los últimos treinta años. No solo en lo creativo. "Hay reconocerle haber sido uno de los instigadores de la era actual de la moda en España", afirma Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). "Junto a Manuel Piña o Antonio Alvarado fue protagonista de la pasarela del Ferrocarril, después de la pasarela Cibeles y, finalmente, de Cibeles Madrid Fashion Week. Hizo posible la realidad que hoy vivimos los demás".

Jesús del Pozo se convirtió en el primer diseñador de moda que recibió la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, en 1998. También obtuvo el Premio Nacional Cristóbal Balenciaga en 1989 y la Aguja de Oro en 1981. Vistió por igual escenarios bohemios y eventos reales. Lidió con obsesiones recurrentes, con pasiones y contradicciones. Este es un boceto de Jesús del Pozo en cuatro capítulos.

La modernidad. La calle Almirante de Madrid, en la que nació Jesús del Pozo y donde abrió su primera tienda en 1974, definió aspectos fundamentales de su historia. Fue una arteria principal de la vanguardia madrileña de la que él se convirtió en emblema. Su colección de debut data de 1976 y sus inicios fueron contemporáneos a los de Antonio Miró y Adolfo Domínguez. Curiosamente, los tres empezaron diseñando para hombre. Un hilo común recorre su estilo y une Madrid, Cataluña y Galicia. El periodista Pedro Mansilla señala esta coincidencia, pero considera que les emparienta algo más. Recuerda un texto en el que Manuel Vázquez Montalbán analizaba cómo esa generación abrazó la estética, desilusionada por la política. En todo caso, Del Pozo siguió cobijando en sus costuras altas ambiciones intelectuales. Solía decir que creaba para una mujer que no buscaba disfrazarse, sino que se arreglaba para sí misma. Que se vestía "para adentro". Un discurso que le acompañó hasta el final. En septiembre de 2010, en una conversación con lectores de EL PAÍS, explicaba: "Quiero mucho a la mujer y me encanta potenciar todo lo positivo. No quiero uniformar. Es importante que cada persona aporte algo de su personalidad, por eso trato de hacer moda dúctil y adaptable". La filosofía estética de un creador que buscaba furiosamente la originalidad.

El arte. "Por haber nacido en la calle Almirante, Jesús del Pozo se llevaba muy bien con el teatro", apunta Mansilla. "Y acudía regularmente a las tertulias del café Gijón. Al principio, quería gustarle a la intelectualidad madrileña". Vistió a sus musas, especialmente a Ana Belén. Pero no solo el teatro y la literatura figuraban en su agenda. De la mano de su amigo, el arquitecto Alberto Campo Baeza, se acercó a la arquitectura, que marcó sus volúmenes y formas. Con todo, su proyecto artístico más destacado fue el vestuario de la ópera Carmen, en 1998. Aunque también se atrevió con la zarzuela y la danza y vistió al Ballet Nacional de Cuba. Para algunos la disciplina artística con la que mantuvo una relación más estrecha fue la escultura. La tesis doctoral que le dedicó Luis Casablanca Migueles considera a Del Pozo "un creador de esculturas habitables, que se enfrenta a la tela como el escultor al mármol o a las piedras".

El sector. Le gustaba considerar que contribuyó "a la profesionalización del sector". Al final de los años 90 fue uno de los impulsores de ACME y ejerció como presidente de esa asociación hasta 2004. Fue uno de los más destacados disidentes, nombre que se dio al grupo de cinco diseñadores -entre los que también estaban Roberto Verino o Ángel Schlesser- que entre 1999 y 2001 se encaró con la pasarela Cibeles y decidió mostrar sus colecciones en paralelo. En la conversación con los lectores de EL PAÍS recordaba así aquella época: "Fue tremendamente excitante, muy enriquecedora, pero al mismo tiempo muy dura. Creo que no fue en vano lo que en aquel momento reclamábamos. No se consiguió todo, pero sí se lograron grandes cosas". "Jesús fue uno de los que más creyó en un proyecto de trabajo conjunto de los diseñadores españoles", recuerda Modesto Lomba.

El negocio. En 1992, Del Pozo lanzó su primer perfume. Duende abrió una nueva vía de negocio y definió una nueva era, con menos penurias económicas y un estilo más sofisticado y ampuloso. Le seguirían una docena de fragancias. La última, Ámbar, en 2010. En la década de los noventa también apareció una rentable línea de punto y el diseñador gozó de una hasta entonces desconocida estabilidad y solvencia. Fue uno de los primeros en comprender el potencial del mercado nupcial y presentó su primera colección de trajes de novia en 1996. Un año después firmó un acuerdo de distribución en Japón y lanzó una colección de relojes y de gafas de sol. Le seguirían la ropa infantil, vajillas y hasta alfombras. "Nos enseñó a desarrollar una colección alrededor de una idea estética y también la necesidad de construir una empresa", según Modesto Lomba.

 

 
   
Google
 
Web www.espanolsinfronteras.com

Principal Arriba Ágatha Ruiz de la Prada Cristóbal Balenciaga Custo Barcelona Jesús del Pozo Manolo Blahnik Paco Rabanne Victorio y Luchinno Calvin Klein André Courrèges Angel Sánchez Carolina Herrera