Pontevedra

Ciudad de España, capital de la provincia de Pontevedra, situada en el fondo de la ría homónima ocupando los valles de los ríos Lérez y Tomeza y que se extiende, hacia el S, hasta la desembocadura del río Verdugo en Ponte Sampaio, a 19 m de altitud sobre el nivel del mar. Dista 629 km de la capital del Estado y cuenta con 74.942 habitantes (2001), que responden a los gentilicios de lerenses o pontevedreses, sobre una extensión de 117,57 km².

Pontevedra - Basílica de Santa María la Mayor

 

 

HISTORIA DE PONTEVEDRA

Si le das en la imaxe podrás ver las fotos de esta ciudad...

Existe arredor do nacemento da nosa cidade unha lenda de carácter erudito xestada na época de maior desenvolvemento económico e social da vila: o Renacemento. Foi nesta época cando se elaborou esta fantástica orixe para darlle maior lustre á por aquel entón puxante vila. Para iso fíxose responsábel da súa fundación a Teucro, un dos heroes da Guerra de Troia, que tras a morte do seu irmán Aiax e ao ser aborrecido polo seu pai, Telamón, marchou a Galiza, e bautizou a cidade onde se aposentou co nome de Helenes. Non obstante, diversos estudos históricos e arqueolóxicos máis recentes non detectan restos de presenza humana neste val anteriores á súa integración no Imperio Romano.

FVUNDOTE TEVCRO VALIENTE
DE AQVESTE RIO EN LA ORILLA
PARA QUE EN ESPAÑA FVESES
DE VILLAS LA MARAVILLA
[DEL ZEBEDEO LA ESPADA
CORONA TU GENTILEZA
VN CASTILLO PVENTE Y MAR
ES TIMBRE DE TV NOBLEZA]

(Estrofas de autor descoñecido gravadas
en pedra no vello concello pontevedrés)

Época Romana

Despois da integración da Gallaecia no Imperio Romano, procedeuse á construción dunha serie de vías de comunicación que a unisen comercialmente co resto da Península. Unha destas calzadas, a vía XIX, unía os tres principais núcleos administrativos galaicos: Bracara Augusta (Braga), Lucus Augusti (Lugo) e Asturica Augusta (Astorga). En Pontevedra, esta vía cruzaba o río Lérez. A mansión Turoqua (núcleo de poboación) emprazábase nas proximidades do lugar que ocupa hoxe a ponte do Burgo, en pleno centro histórico da cidade. Foi tempo despois cando se decidiu edificar unha nova ponte para salvar a canle do río. Estas dúas construcións foron decisivas para que se fose conformando un núcleo habitado. O achádego en 1988 na cabeceira sur da ponte dunha columna miliaria, dedicada no ano 137 ao emperador Adriano confirma o paso da calzada romana polo lugar.

Séculos XII - XV

Outro momento importante na historia de Pontevedra é o que corresponde co reinado en Galiza de Fernando II durante a última parte do século XII. Neste momento produciuse unha certa reactivación da actividade comercial debido á restauración de camiños e pontes, e parello a este fenómeno o lugar hoxe ocupado pola cidade volveu ser poboado, despois de pasar por un período de certo baleiro no altomedievo.

Unha escritura do Mosteiro de Lérez datada en 1141, dá testemuño da existencia dun lugar denominado "Pontus Veteri", en alusión directa á vella ponte romana, en desuso a causa da súa ruína. Esta ponte comezaría a ser reemprazada por outra medieval -a que hoxe podemos ver modificada- no mesmo ano en que Fernando II outorga o foro aos habitantes da vila (1169). Desaparece así, todo rastro visíbel da construción romana que dera orixe e nome á cidade.
Na actualidade non se conserva o foro orixinal de Fernando II, senón unha confirmación de Afonso X do ano 1264. Os privilexios e exencións que se lle foron concedendo á cidade actuaron como importantes dinamizadores da súa actividade económica. Entre as concesións destacan o monopolio da fabricación de saín en Galiza, así como da cura do peixe (non da salga) (1229) e a adxudicación do porto de carga e descarga de Galiza (1452).

As sucesivas ampliacións do recinto amurallado pontevedrés veñen determinadas polo crecemento demográfico e polo desenvolvemento de actividades económicas na vila, que precisaba de espazos máis amplos onde poder expandirse. A estas causas únese o desexo da Coroa por controlar a produción e o tránsito de mercadorías.

A actividade económica da cidade acada o seu maior esplendor baixo o reinado de Henrique IV, ao concederlle cidade en 1467, o privilexio dunha feira franca, de 30 días de duración, que se celebraba quince días antes da festividade de San Bartolomeu. Para a celebración destas feiras, ampliouse de novo a muralla para dar cabida á praza da Ferrería que albergaría o recinto feiral.


Século XVI

No século XVI, Pontevedra convértese nunha das máis populosas vilas galegas cun gran porto pesqueiro ligado ao comercio internacional, no que destaca a actividade da exportación de peixe salgado a Portugal. Testemuño desta época é a magnífica igrexa de Santa María, levantada grazas ás achegas do poderoso Gremio de Mareantes que, por aquel entón, tiña o monopolio da exportación de salgados.

Ao final do século XVI comezaron a ser notábeis os síntomas da profunda crise na que se sumiu Pontevedra durante os séculos XVII, XVIII e XIX, e que ten a súa orixe en diversos factores que van desde as adversidades climáticas ás políticas, negativas para a cidade e para Galiza, levadas a cabo pola Coroa, que se desentendeu dunha poboación que, a pesar de ser a máis populosa de Galiza, estaba agonizante ao entrar en decadencia a súa principal actividade económica: a pesca.

Séculos XVII – XVIII

Durante os séculos XVII e XVIII a decadencia agudizouse debido a unha situación de inestabilidade política provocada polas constantes guerras que había nese momento (Portugal e a sucesión á coroa española, a ocupación inglesa), que contribuíron ao decaemento do comercio exterior.

A poboación da cidade reduciuse á metade, nuns séculos nos que se duplicou en Galiza e se triplicou no resto da comarca pontevedresa. Esta crise demográfica foi ocasionada por epidemias e graves enfermidades.

Século XIX

A comezos do século XIX, a economía de Pontevedra baséase fundamentalemente na actividade artesá, no comercio e, en menor medida, na pesca e na agricultura.
En 1833, coa creación das provincias, convértese na capital da provincia do mesmo nome cá cidade. Grazas ás funcións económicas que se derivaron desta condición, así como ao feito de ser cabeceira de comarca, Pontevedra transformouse nunha urbe administrativa que atrae a burócratas, burgueses, profesionais e artesáns de todo tipo.

Nesta época, ante a necesidade de contar con espazos para a edificación, a cidade cambia a súa fisionomía; deste xeito, derrúbanse as murallas e ábrense novas rúas, como a que conduce hoxe desde a Oliva á Virxe do Camiño (na actualidade rúa de García Camba) ou a que vai desde a rúa do Comercio á Michelena. Igualmente, densenvólvense obras de infraestrutura e saneamento, constrúense escolas e hospitais, créanse espazos de uso público como a alameda do Arquitecto Sesmeros, e chega o ferrocarril.

Século XX

Nas primeiras décadas do século XX, Pontevedra vive un momento de especial efervescencia cultural e política. Ten especial relevancia a creación da Misión Biolóxica de Galicia e a fundación, en decembro de 1931, do Partido Galeguista, dirixido por Bóveda e Castelao, xermolo do nacionalismo galego actual.

En 1936 ten lugar o alzamento militar do xeneral Franco que dá paso a unha dura guerra civil, fomentada polos odios e enfrontamentos acumulados durante anos. Tras o seu remate tres anos máis tarde, viría a represión por parte dos triunfadores nacionalistas. Así as cousas, numerosas persoas foron asasinadas, fusiladas ou obrigadas a marchar ao exilio.

Como consecuencia desta guerra, as dúas primeiras décadas da ditadura franquista son de enormes dificultades económicas para a maioría da poboación.

O cambio produciuse na década dos 60, que se caracteriza por un desenvolvemento sostido que empeza a manifestarse máis claramente a principios dos 70, coincidindo coa morte de Franco en 1974 e coa transición democrática española. Nestes anos prodúcese un auxe extraordinario da construción que chega a converterse, ata o día de hoxe, nun dos grandes motores da economía pontevedresa.

Nos últimos tempos véuselle recoñecendo o seu labor en diversos campos a moitos persoeiros do ámbito galego. Así, no ano 1999, o Concello de Pontevedra rendeu por vez primeira unha homenaxe institucional a Alexandre Bóveda (figura clave na historia contemporánea de Galiza) asasinado o 17 de agosto de 1936, e a outras figuras importantes na historia política de Pontevedra que foron fusiladas o 12 de novembro dese mesmo ano por defender a Galiza, a liberdade e a xustiza social: o comandante Ramiro Paz, o mestre Xermán Adrio, o avogado e ex gobernador civil Xosé Adrio, os médicos Amancio Caamaño, Luís Poza e Telmo Bernárdez, o capitán de asalto Xoán Rico, o profesor de instituto Paulo Novás, o industrial Benigno Rei e o escritor Vítor Casas.

Leyenda griega

Iglesia de la Peregrina en PontevedraSobre el nacimiento de la ciudad de Pontevedra existe una leyenda de origen renacentista que dice que el responsable de la fundación de la villa fue Teucro, uno de los héroes de la Guerra de Troya. La leyenda dice que llegó a estas tierras tras ser rechazado por su padre Telamón y fundó un asentamiento con el nombre de Helenes y después de eso se casó con Helena la hija del Rey Putrech quien en ese momento dirigia el ejercito griego hacia la ciudad de Atenas.

Años dorados

Desde la Edad Media y hasta finales del s.XVI la ciudad se convirtió en uno de los principales puertos de Galicia, siendo su burgo uno de los más populosos. A partir de este siglo la villa entraría en decadencia debido al abandono por parte de la Corona de Castilla primero y de las sucesivas guerras después.

 

MONUMENTOS

Basílica de Santa María la Mayor, Diputación Provincial, Casa de las Caras, Convento de San Francisco, Capilla de la Peregrina, Capilla de San Roque, Iglesia parroquial de San Bartolomé, Igrexa de Santa Clara, Igrexa de San Francisco, Monasterio de San Salvador de Lérez, Ruinas de la iglesia de Santo Domingo, Museo Provincial, Monasterio de San Juan de Poio, La Plaza de la Herrería, La Plaza de la Leña, La Plaza del Pan o del Teuco, La Plaza de las Gallinas, Plaza de Toros...

 

FIESTAS

Las fiestas son celebraciones sociales que han arraigado en la tradición de los pueblos. En la provincia de Pontevedra, muchas de sus fiestas se han convertido en acontencimentos de gran relevancia y dimensión, convirtiéndose en atractivo turístico de carácter nacional e internacional.

Según su naturaleza pueden ser: religiosas, gastronómicas, históricas o tradicionales y etnográficas, aunque no siempre son clasificables en uno de los apartados anteriores, ya que a veces trascienden de su dimensión originaria para abarcar otros ámbitos. Así, hay fiestas religiosas que conllevan aparejadas celebraciones cívicas y populares y dan lugar incluso a fiestas de exaltación gastronómica. Las hay fijas y variables. En las primeras se incluyen las que no cambian de día. En cuanto a las variables, la mayoría están vinculadas al ciclo de la liturgia religiosa: Semana Santa, Carnaval (siete semanas antes de Semana Santa), Corpus Christi.

El ciclo anual implica también un ciclo festivo, especialmente en aquellas fiestas de carácter etnográfico, que están relacionadas con actividades tradicionales, como la cosecha, la vendimia, la pesca de ciertas especies.

Fiesta de los Mayos, Fiesta de la Muiñeira, La Peregrina Agosto, Catoira Pontevedra, Magosto Pontevedra..

 

ECONOMÍA

Sector Servicios

La mayor parte de los ciudadanos de Pontevedra trabajan en el sector servicios: la ciudad, como capital de provincia que es cuenta con numerosas oficinas administrativas e instalaciones que requieren de muchos funcionarios. Además es destacable la presencia de una importante base militar en el vecino municipio de Vilaboa, pero que a efectos económicos repercute casi en exclusiva en la ciudad, donde hacen vida la mayoría de los militares.

Industria y construcción

Actualmente Pontevedra es un referente en la industria forestal, además de contar con la fábrica de pasta de papel más importante de España aquí se halla CIFA, un importante centro de investigación forestal. Situado en la parroquia de Lourizán, es el organismo público de Galicia con mayor índice de participación en Programas Europeos de Investigación. Recientemente ha habido una gran controversia respecto de la ubicación de la fábrica de ENCE y su ampliación. La antigua empresa pública, propietaria de la factoría, había firmado una serie de acuerdos con Georgia Pacific, una gran multinacional del sector para cerrar el ciclo productivo con una fábrica de papel tisú. La oposición del gobierno local (coalición BNG-PSOE), unida a los cambios de gobierno autonómico y central (socialistas ambos) y al considerable rechazo popular (según la organización, la última manifestación reunió en 2005 a unos 50.000 gallegos), consiguió frenar el proyecto alegando los daños ecológicos y que los terrenos en los que se asienta la fábrica son de dominio público y han de ser abandonados en 2018 (si se construía la papelera, sería complicado ejecutar el fin de la concesión llegado el momento). En el caso de la fábrica de la pasta de papel, ha sido condenada por delito ecológico y acusada de la elevada mortandad del marisco cultivado a sus pies, aunque sigue jactándose de cumplir con los estándares de calidad ambiental a través de grandes carteles a la entrada del complejo.

Existe el polígono industrial de "O Campiño" situado fuera de la ciudad, pero que se ha quedado insuficiente en cuanto a espacio ante la demanda de terreno por parte de empresas. También existe, aunque es menor, el polígono de "O Bao", que se ha ampliado también recientemente. Si bien en el terreno del ayuntamiento de Pontevedra no hay más sitio para polígonos, se están construyendo otros en ayuntamientos limítrofes, como Poio, Marín o Barro-Meis.

Sector primario

Su importancia disminuye cada vez más debido al envejecimiento de la población rural del municipio y a que su población está "emigrando" al núcleo urbano

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Pontevedra#Econom.C3.ADa

 

COCINA CON ARTE

Pontevedra es una de las provincias gallegas con más fama en su gastronomía debido fundamentalmente a los recursos provinientes de las rías baixas que le han reportado un reconocimiento nacional a la hora de hablar de buena cocina.

Esta tierra gallega es uno de las zonas con más variedad de pescado y marisco con lo que se convierte en un auténtico Edén para los amantes de estos productos. Especies como la lamprea, las angulas, el salmón y un sin fin de variedades que mencionaremos a continuación poblan los platos de los restaurantes de Pontevedra basándose tan solo en la calidad de sus pescados ya que debido a esto no necesitan muchos aditivos al ser su sabor súblime.

La gastronomía de esta provincia destaca principalmente porque trata de conservar el arte culinario ancestral combinándolo con las nuevas tendencias y la pureza de sus materias primas. Está claro que esta zona gallega cuenta con unos recursos naturales tanto en el mar como en la tierra infinitos, algo que se demuestra en su cocina que destaca por el excepcional sabor de sus platos.

Muchas son las especialidades de la cocina pontevedresa. Así podemos encontrarnos con las deliciosas sardinas con cachelos, el pulpo, la raya, el rodaballo al albairiño, el guiso de anguila con lamprea y las empanadas de maíz. No podemos olvidarnos tampoco de las exquisitas caldeiradas de pescado, las vieiras, los grelos con marisco, el caldo gallego...

Es Pontevedra un lugar donde en sus bares, restaurantes y casas se consume gran variedad de pescados y mariscos. Así todo aquel que visite esta provincia tendrá el privilegio de degustar especies como los camarones de Sanxenso, la langostas, las ostras, las cigalas de Marin, las almejas, los mejillones de Arousa, las nécoras, los berberechos, las navajas, las centollas y un sin fin de variedades de marisco que a pesar de que suben el ácido úrico se convierte en un pecado el no probarlas. Otra de las especialidades de esta gastronomía son las empanadas que a pesar de que en toda Galicia tienen un prestigio muy reconocido en esta zona destacan especialmente gracias a su relleno. Este producto está elaborado con masa o bien de harina de trigo o bien con una mezcla en el que el maíz es su ingrediente principal.

En el relleno de estas empanadas nos encontramos con vieiras, berberechos, xoubas que son sardinas pequeñas, bacalao, lomo de cerdo, chocos, pulpo, perdices y berberechos. Aún no hemos mencionado el exquisito pescado del que se puede disfrutar en esta zona de Galicia. Entre otras especies nos encontramos con lubina, lenguado, rape, rodaballo, sardinas, caballas, chicharros...

En lo referente al modo de preparación de estos pescados, normalmente se presentan "a la gallega" o al horno. Una de las especialidades pontevedresas es la caldeirada de pescado, sobre todo mención aparte recibe la caldeirada de raya de Portonovo.

En lo referente a los platos estrella de diversas localidades tenemos que destacar el pulpo de la isla de Ons que está elaborado de una forma diferente al resto de la provincia y de sabor delicioso, o los chocos de la villa de Redondela; entre otros muchos lugares que poseen excelentes manjares autóctonos.

Anteriormente ya hablamos de las especies que nos brinda el río Miño. Salmones, angulas y lampreas son las más importantes. Debemos decir que las lampreas suelen prepararse o bien "a la bordelesa" o "al estilo de Arbo". Ambas formas de preparación pertenecen a una época ya pasada que se ha mantenido en el tiempo.

Pero no solo es pescado lo que ofrece esta provincia gallega sino que sus tierras también poseen variedad de recursos naturales de alta calidad. Uno de los ejemplos son las verduras.

En lo que a carne se refiere, en Pontevedra se suele consumir con asiduidad tanto la carne de vacuno como la carne de cerdo. Además en época veraniega en la localidad de Moaña se celebra la fiesta del cabrito al espeto que el turista que se encuentre en Pontevedra en esa
temporada no se puede perder.

En Pontevedra más famosa que su repostería son sus frutas ya que gozan de una gran calidad siendo el producto más prestigioso una variedad de ciruela denominada mirabel que se cultiva en el valle de O Rosal. En el caso de que nos encontremos en un restaurante deberemos acompañar nuestra comida con un buen vino de esta provincia.

Es en esta zona donde más prestigio tiene los Albairiños que son conocidos bajo la Denominación de Origen "Rías Baixas". Estos vinos blancos tienen prestigio ya no solo a nivel nacional sino también en el ámbito internacional.

Son varias las zonas de Pontevedra donde se cultiva este vino. Así en Sotomaior reina el vino monovarietal de Albariño, mientras que en las orillas del Ulla es el Ribeira do Ulla y O Rosal y Condado de Tea en las riberas del Miño.

En Pontevedra no solo se elaboran vinos sino que también se producen exquisitos aguardientes que descienden en algunos casos de los propios orujos del Albariño.

Pontevedra es una zona de sabrosa gastronomía que sin duda alguna hay que visitar para poder disfrutar de los placeres culinarios de esta tierra gallega que se ha hecho un lugar muy importante entre las mejores cocinas de nuestro país.

Recetas     

Salmonetes Gallegos, Sardinas al horno, Escalope de Ternera, Berenjenas Rellenas de Carne, Carne o Caldeiro, Sopa de Bacalao, Menestra a la Gallega...   

 

RESTAURANTES

 

 

TURISMO

Baixo Miño, Cabo Udra, Río Tea, Monte Aloia, Complexo Ons - O Grove, Alameda y Jardinis de Vicenti...  

 

PERSONAJES CÉLEBRES

 

 

PUEBLOS

 

A Cañiza
A Estrada
A Guarda
A Illa de Arousa
A Lama
Agolada
Arbo
As Neves
Baiona
Barro
Bueu
Caldas de Reis
Cambados
Campo Lameiro
Cangas
Catoira
Cerdedo
Cotobade
Covelo
Crecente
Cuntis
Dozón
Forcarei
Fornelos de Montes
Gondomar
Lalín
Marín
Meaño
Meis
Moaña
Mondariz

Mondariz-Balneario
Moraña
Mos                             Nigrán
O Grove
O Porriño
O Rosal
Oia
Pazos de Borbén
Poio
Ponte Caldelas
Ponteareas
Pontecesures
PONTEVEDRA
Portas
Redondela
Ribadumia
Rodeiro
Salceda de Caselas
Salvaterra de Miño
Sanxenxo
Silleda
Soutomaior
Tomiño
Tui
Valga
VIGO
Vila de Cruces
Vilaboa
Vilagarcía de Arousa
Vilanova de Arousa

 

ESCUDO DE

   

 

Volver al inicio

 
   
 
Búsqueda personalizada

Principal Arriba Monumentos y Fiestas