La Palma

La Palma, la isla verde por excelencia, es extraordinariamente escarpada, en ella se da la mayor altura del mundo en relación con su perimetro. En su centro se abre el mayor crater que se conoce La Caldera del Taburiente, declarada Parque Nacional. Su perimetro es de 9 Km. con profundidades de hasta 770 metros, y toda esta extensión está cubierta de inmensos pinares. La imponente grandiosidad de la Caldera puede contemplarse desde el Mirador de la Cumbrecita. La altura máxima de la isla corresponde al Roque de los Muchachos, donde se encuentra un observatorio astrofísico a 2.423 metros.

La Palma - Caldera del Taburiente

 

Historia

Si le das en la foto, podrás acceder a la galeria de imágenes de Hierro.

Los primitivos pobladores llamaban a la isla Benaohare y estaba dividida en 12 cantones o señoríos. La conquista de La Palma por España comienza el 29 de septiembre de 1492 con el desembarco en las playas de Tazacorte de las tropas mandadas por el adelantado Pedro Fernández de Lugo, terminando la misma el 3 de mayo del año siguiente.

El último rey palmero en someterse a los españoles fue Tanausú, que gobernaba el reino de Aceró (Caldera de Taburiente). Tras los fallidos intentos de los castellanos por adentrarse en la Caldera y reducir al rey, Fernández de Lugo mandó a Juan de Palma, pariente ya cristianizado de Tanausú, para convencer a este de que saliera por el paso de Adamacansis para hacer un pacto de caballeros con los castellanos. Tanausú así lo hizo, pero fue capturado en una emboscada en el lugar conocido hoy como El Riachuelo, en las proximidades de La Cumbrecita.

Una vez incorporada la isla de La Palma a la Corona de Castilla, comienzan a llegar a ella, castellanos, mallorquines, catalanes, portugueses, italianos, flamencos etc. atraídos por las riquezas de esta tierra.

Ya en el siglo XVI La Palma adquiere un notable esplendor: los trapiches o ingenios azucareros realizan una gran actividad, se exportan importantes cantidades de vino Malvasía, miel y otros productos, se instalan los primeros astilleros y el puerto de Santa Cruz de La Palma desarrolla una intensa actividad comercial, con enlaces marítimos a Europa y América. Esta prosperidad de la isla atrae a piratas y corsarios, como el francés Pata de Palo, que en 1553 saqueó e incendió Santa Cruz de La Palma, destruyendo importantes monumentos y archivos de la ciudad.

En pleno siglo XVIII el puerto de Santa Cruz es considerado el tercero del imperio, después de Amberes y Sevilla. De él parten buques para América y en la capital palmera se crea el primer juzgado de Indias.

Desde los momentos inmediatamente posteriores a la conquista adquiere especial importancia la construcción naval, favorecida por la abundancia de madera en los bosques de la isla. Enseguida se instalaron los primeros astilleros, que mantuvieron una gran actividad hasta los años 40 del siglo XX. De ellos salieron valerosos veleros como La Amistad, San Miguel Nivaria, Rosa del Turia, Ninfa de los Mares, La Fama, El Triunfo, La Verdad etc.

La introducción en el siglo XIX del cultivo la cochinilla (parásito de las tuneras) para hacer tintes vino a significar una importante fuente de ingresos para la economía insular; simultáneamente también resurge el cultivo de la caña de azúcar, que se había abandonado, y se traen las primeras plataneras.

Arte y Cultura

Los múltiples hallazgos arqueológicos encontrados en la isla de La Palma permiten definirla como un excepcional museo de insculturas rupestres, sin igual en todo el archipiélago, que constituyen el mayor atractivo de la prehistoria insular. Entre los más importantes se encuentran los yacimientos de Belmaco, en el término de Mazo, además de los grabados de Garafía, Fuencaliente, El Paso y Breña Alta. El conjunto de grabados palmeros presenta diferencias zonales y artísticas, así, los grabados cruciformes aparecen dispersos por todo el litoral costero y apenas tienen un especial interés artístico, y las inscripciones alfabéticas, menos abundantes, tampoco ofrecen especial interés artístico, aunque sí histórico y lingüístico. En cambio, los grabados geométricos sí constituyen un legado de excepcional valor arqueológico y artístico. Casi todos son curvilíneos y se encuentran tanto en cuevas junto a los barrancos, en bloques pétreos, en las partes más altas de la isla, como en lugares abiertos. Estos grabados geométricos son de diferentes tipos: circuliformes concéntricos con uno o más círculos; espiraliformes, en algunos de ellos las espiras cambian de sentido a partir de un determinado momento; y de forma semicircular o de herradura. Su datación, según diversos arqueólogos, puede remontarse a la segunda mitad del II milenio a.C.

La cerámica, por su parte, también presenta una gran profusión de formas y motivos decorativos sin parangón en el resto de las islas, que a menudo parece estar relacionado con los ya mencionados grabados. Entre las formas características de la cerámica de La Palma se encuentran los denominados "embudos".

Respecto al hábitat más frecuentemente utilizado por los indígenas palmeros están las cuevas naturales, así como construcciones en piedra de planta circular o cuadrangular y los tagoror, edificio de planta circular o elíptica rodeado por un muro de piedra de cierta altura y con una sola entrada, en cuya base se colocaban asientos para varias personas, considerado como lugar de reunión.

El patrimonio artístico de La Palma se completa con los monumentos civiles y religiosos que se conservan en cada uno de los municipios. Especial interés posee el casco antiguo de Santa Cruz de La Palma, declarado Conjunto Histórico-Artístico, con bellos edificios en los que se mezcla el clasicismo castellano con la arquitectura tradicional canaria.

La cultura popular palmera hace resurgir cada cinco años, durante los meses de junio y julio, una de sus más arraigadas tradiciones: las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen de Las Nieves. Su origen se remonta al año 1676 cuando, ante la sequía que asolaba los campos, se procedió a bajar la imagen, más tarde una disposición obispal establecía que dicho traslado se repitiera cada 5 años, a partir de 1680. Esta fiesta se caracteriza por una serie de actos: Romería, Carro Triunfal Alegórico, Diálogo del Castillo y La Nave, La Loa, La Danza de los Enanos, etc. Este último, uno de los de mayor interés folclórico, data del pasado siglo, y el suceso de mayor expectación corresponde al momento en que los bailarines se transforman en enanos, en un abrir y cerrar de ojos, y continúan bailando una original polka.

MONUMENTOS

Barco de la Virgen y Museo Naval, Castillo de Santa Catalina, Convento de San Miguel de La Palma, El Ayuntamiento, Ermita de Nuestra Señora de la Candelaria, Ermita de San José, Ermita de San Sebastián, Ermita de San Telmo, Ermita del Santo Cristo del Planto, Iglesia de Santo Domingo, Iglesia del Hospital de Nuestra Señora de Los Dolores, La Fuente, Museo Insular de SanFrancisco, Parroquia de El Salvador, Parroquia de la Encarnación, Parroquia de San Francisco, Plaza de España, Real Santuario Insular de Nuestra Señora de Las Nieves

FIESTAS

Bajada de la Virgen de Las Nieves, Carnaval , Día de la Cruz.

COCINA CON ARTE

La gastronomía de La Palma, conocida como la Isla Bonita entre los lugareños, se ha basado desde siempre en dos pilares básicos: los cultivos de caña de azúcar y los vinos, de los que existe una tradición que data del siglo XVI.

El palmero es goloso, con lo que la repostería de la isla es la más amplia de todas las Canarias. En La Palma nos encontramos con rapaduras, el marquesote, pan de almendras, rosquillas, truchas de batata, dulces de tunos, dulces de higos frescos, pudin de duraznos, almendrados, bienmesabe, y huevos espirituales. En la mayor parte de las fiestas, no falta el arrope, elaborado con un cuidado especial que le hacen más dulce que en ningún sitio

Recetas

Papas Arrugadas,  Rancho Canario y algunas consideraciones de la cocina palmera.

 

TURISMO

La isla, los momumentos y los espacios naturales

Parque Natural Caldera de Taburiente, Reserva Natural Integral del Pinar de Garafía, Reserva Natural Especial de Guelguén, Parque Natural de Las Nieves, Parque Natural de Cumbre Vieja, Monumento Natural de Los Volcanes de Aridane, Monumento Natural de los Volcanes de Teneguía, Monumento Natural del Tubo Volcánico de Todoque, El observatorio Roque de los Muchachos...

 

PUEBLOS/MUNICIPIOS DE LA PALMA

BARLOVENTO

Barlovento es un municipio español perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Canarias). Está situado en el norte de la isla de La Palma.

Tiene una extensión de 43,55 km² y una población de 2.363 habitantes (INE, enero de 2009). Su altitud es de 548 metros sobre el nivel del mar. Tiene una longitud de costa de 6,43 km.

Historia
El actual municipio de Barlovento coincide con el cantón o señorío prehispánico de Tagaragre. A la finalización de la conquista el Adelantado procedió a realizar los repartimientos de tierras y aguas entre los participantes en las campañas. En el año 1508 Alonso Fernández de Lugo dio en repartimiento a su sobrino, Pedro Fernández Señorino, quince cahíces de sembradura en el término de Barlovento.

A través del puerto de Talavera, Barlovento se incorporó al comercio triangular característico de las islas tras la colonización. El fin del ciclo azucarero, a finales del XVI y el XVII marca el inicio de la sustitución de los cañaverales por los viñedos, convirtiendo al vino en el principal producto de la economía exportadora.

Con la aplicación de lo establecido en la Constitución aprobada por las Cortes de Cádiz, en 1812, Barlovento tuvo Ayuntamiento propio.

BREÑA ALTA
Breña Alta es un municipio español situado en el este de la isla de La Palma y perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Canarias.

Tiene una extensión de 30,82 km², una longitud de costa de 1,30 km y una población de 7.337 habitantes (INE, enero de 2009), que ha crecido en los últimos años debido a la falta de viviendas en la capital, con la cual es limítrofe. El casco urbano está a 350 metros sobre el nivel del mar. Posee un puerto pesquero y una playa artificial en la costa, en el barrio de Bajamar, así como varias zonas industriales. El municipio es famoso por su producción de tabaco. Sus principales barrios son: San Pedro (Casco Urbano), Breña (San Isidro), Las Ledas, Buenavista de Arriba, Buenavista de Abajo, Botazo, Miranda, El Llanito y La Cuesta.

Historia
Antiguamente la zona estaba constituida por Buenavista, y La Breña; debido a su distinta edad geológica.

Inicialmente el Risco de la Concepción se llamó Asomada de la Palma y cambió el nombre cuando se construyó la ermita. El nombre inicial deriva de la gran vista panorámica que desde el mismo se divisa la capital de la isla.

BREÑA BAJA
Breña Baja es un municipio español perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Canarias. Está situado en el este de la isla de La Palma.

Su altitud máxima es de 1800 metros sobre el nivel del mar y una longitud de costa de 7,28 km.

El gentilicio popular para los naturales de Breña Baja y de Breña Alta es Breñusco.

Historia
Atendiendo a la naturaleza volcánica del terreno y a su vegetación recibió el nombre de Las Breñas por parte de los colonizadores. En tiempos de la conquista los asentamientos aborígenes más antiguos se localizan en las zonas bajas (Barranco del Humo, Los Guinchos, Los Cancajos).

Desde mediados del siglo XIV y a lo largo de todo el siglo XV hubo un período de contactos, progresivamente más frecuentes, entre las poblaciones aborígenes del Archipiélago y los navegantes europeos inmersos en la primera expansión ultramarina.

El cantón de Tedote no opuso resistencia a las tropas castellanas del Adelantado Alonso Fernández de Lugo en 1492. Finalizada la conquista, Alonso Fernández de Lugo distribuyó tierras y aguas entre conquistadores y colonos. El colonato europeo era en su mayor parte de origen lusitano.

La exportación de vinos a las colonias americanas representaba la principal riqueza de La Palma, de tal manera que vino a ser la mayor escala de Indias y de todas estas islas. La riqueza vitícola alteró la estructura de la propiedad, pues generó la formación de grandes hacendados.

En un principio, la iglesia de San José fue una simple ermita anexa al curato de San Pedro de Breña Alta, cabeza eclesiástica del lugar. Su fundación se remonta a 1548.

La división administrativa se consiguió el 28 de noviembre de 1634. A partir de entonces, Breña Baja contó con su alcaldía pedánea y con capacidad de gestión sobre los bienes e instituciones.

Carlos III, en sus órdenes de protección y en consideración a lo atrayente de la zona, instó la construcción de un fuerte, en el lugar donde existió otra batería destruida por un aluvión en 1694.

En virtud de la aplicación del decreto de las Cortes de Cádiz de 26 de mayo de 1812, Breña Baja se convirtió en municipio independiente. El edificio del viejo pósito fue remozado para albergar a las Casas Consistoriales.

En julio de 1949 se le concede el título de Muy Noble y Honorable Villa.

FUENCALIENTE DE LA PALMA
Fuencaliente de la Palma (abreviado Fuencaliente) es un municipio español perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Está situado en el sur de la isla de La Palma. La capital municipal se denomina Los Canarios (comúnmente denominada también Fuencaliente), aunque el barrio de Las Indias lo iguala en población. Otros núcleos de población menores son Los Quemados, Las Caletas, La Fajana y el caserío de El Charco.

El nombre del municipio viene de una fuente de aguas termales medicinales (las crónicas de la época dicen que sus aguas curaban enfermedades de la piel) conocida como Fuente Santa que había en la costa del municipio, cerca de la actual Playa de Echentive, y que fue sepultada por las lavas del volcán de Fuencaliente (comúnmente confundido con el prehistórico volcán de San Antonio) en el siglo XVII. Recientemente, la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias en colaboración con el Ayuntamiento ha realizado un sondeo en la zona y ha hallado aguas subterráneas a 60 °C. El objetivo es que en un futuro se establezca en la zona una galería para extraer estas aguas y poderlas aprovechar en un balneario, aunque el plan todavía está muy verde porque le falta financiación.

El territorio del municipio ha sido asolado varias veces por erupciones volcánicas, de hecho, la última erupción volcánica ocurrida en España, fue la del volcán Teneguía (1971), que está situado en el municipio. Gran parte del municipio se haya protegido, con las figuras del Parque natural de Cumbre Vieja, Reserva natural de los Volcanes de Fuencaliente, el Paisaje protegido de Tamanca y el Sitio de interés científico de las Salinas de Fuencaliente. La economía del municipio se basa en el cultivo del plátano, turismo, el cultivo de la vid y la fabricación de vino.

Tiene una extensión de 56,42 km² y una población de 1.935 habitantes (Instituto Nacional de Estadística, enero 2009). La altitud de la capital municipal (Los Canarios) es de 750 metros sobre el nivel del mar y tiene una longitud de costa de 29,18 km.

Anteriormente fue un barrio del municipio de Mazo, hasta que se constituyó como municipio independiente. Viene aproximadamente a corresponder con el territorio que ocupó el cantón prehispánico de Abenguareme.

GARAFÍA
Garafía es un municipio canario situado en el noroeste de la isla de La Palma, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. La capital municipal se denomina Santo Domingo. Otros barrios importantes son Las Tricias, Juan Adalid, Don Pedro, La Mata, El Tablado, "Roque Faro" y Franceses. Su código postal es 38787 y tiene una longitud de costa de 25,50 km.

Tiene una extensión de 103 km² y una población de 1.804 habitantes (Instituto Nacional de Estadística, enero de 2009). Su capital municipal está situada a una altitud de 400 metros. En su término municipal se encuentra el Roque de los Muchachos, punto más alto de la isla con 2.426 metros donde se haya emplazado un importante observatorio astrofísico perteneciente al IAC.

Tradicionalmente ha sido un pueblo con problemas de comunicación y aislamiento,lo que ha provocado problemas de desarrollo y un descenso poblacional importante. Sin embargo esto ha preservado su carácter rural y ecológico, lo que hace que tenga un gran potencial para el turismo rural.

LOS LLANOS DE ARIDANE
Los Llanos de Aridane es un municipio canario perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, España. Está situado en el oeste de la isla de La Palma, en el Valle de Aridane, en la vertiente de sotavento y de solana de la isla, lo que constituye una ubicación muy favorable, además de que la parte oeste de la isla está bastante bien regada y tiene menores pendientes que en las zonas restantes, y de ahí el nombre de la ciudad. Con 20.766 habitantes es el municipio más poblado de La Palma.

Historia
En agosto de 1812, se formó el municipio de Los Llanos, con la población del mismo nombre como cabecera, más El Paso, Argual y Tazacorte como pagos principales.

el 13 de abril de 1837, se presentaba en la diputación provincial de Canarias una proposición solicitando que el pago de El Paso, con el de Tacande y otros inmediatos, formara un municipio independiente del de Los Llanos, con su propio Ayuntamiento. Unos meses más tarde, El Paso conseguía segregarse de los Llanos, que perdía de esta forma una parte considerable de su extesión geográfica.

El 16 de septiembre de 1925 el Gobierno de Primo de Rivera concedió el decreto por el que Tazacorte obtenía la independencia de Los Llanos. En el momento de la segregación Tazacorte era el núcleo de mayor población del municipio, con 2.316 habitantes y, también, el de mayor desarrollo económico en aquel momento.

EL PASO (LA PALMA)
El Paso (Ciudad de El Paso) es un municipio español perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Canarias. Está situado en el oeste de la isla de La Palma, abarcando la Caldera de Taburiente, parte del Valle de Aridane, la Cumbre Nueva y la Cumbre Vieja

Etimología
Desde los tiempos prehispánicos se cruzaba la isla por sendas, debidamente trazadas, que evitaban los peligros. Al llegar los castellanos se encuentran con que estos “pasos” ya estaban marcados en la cumbre situada al este de El Paso por donde se comunicaba una parte con otra de la isla, destacando por su importancia los de Cumbre Nueva, Cumbre vieja y Lomo del Carbón. El fraile Abreu y Galindo, en su obra “Historia de la conquista de las siete islas de Canarias”, nos dice que Alonso Fernández de Lugo intentó entrar en La Caldera subiendo por “el paso de Ajerjo, que por memoria lo llaman el Paso del Capitán”. Además, señalan los historiadores que cuando en el invierno de 1492 Fernández de Lugo discutía con sus oficiales cuál sería el lugar más idóneo para entrar en el reino de Tanausú, todos coincidían en indicar: arriba por “el paso”, denominación que daban por antonomasia a la Cumbrecita o Adamancasis. Don Juan Álvarez traduce este toponimo benahoarita por Paso del Capitán. De estas referencias históricas y topográficas parece proceder el toponimo de este pueblo, El Paso.

PUNTAGORDA
Puntagorda es un municipio español situado en el noroeste de la isla canaria de La Palma, perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Tiene una extensión de 31,10 km² y una población de 2.108 habitantes (Instituto Nacional de Estadística, enero 2009). Su altitud es de 600 metros sobre el nivel del mar y tiene una longitud de costa de 8,80 km. Es el municipio más occidental de la isla, se encuentra delimitado al norte por el barranco de Hizcagua, que lo separa del municipio de Garafía, al sur linda con Tijarafe por medio del Barranco de Garome.

PUNTALLANA
Puntallana es un municipio canario perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Está situado en el noreste de la isla de La Palma.

Tiene una extensión de 35,09 km² y una población de 2.460 habitantes (Instituto Nacional de Estadística, enero 2007). Su altitud es de 420 metros sobre el nivel del mar y tiene una longitud de costa de 12,95 km.

El municipio cuenta con cinco barrios: Tenagua, Santa Lucía, El Pueblo (San Juan), El Granel y La Galga.

SAN ADRÉS Y SAUCE
San Andrés y Sauces es un municipio español perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Está situado en el noreste de la isla canaria de La Palma. Su código postal es 38720.

Tiene una extensión de 42,75 km² y una población de 4.884 habitantes (INE, enero de 2009). La altitud del centro del municipio (Los Sauces) es de 250 metros sobre el nivel del mar.

Durante algún tiempo fueron dos pueblos separados, San Andrés en la costa y Los Sauces en las medianías. Tras la crisis de la caña de azúcar se inició el declive de ambos lo que produjo que finalmente se unieran. Debido a ser lugar de paso de la carretera del norte, Los Sauces creció en población mientras que San Andrés se estancó.

El municipio destaca por su masa boscosa de laurisilva, sus profundos barrancos, sus bancales y cultivos de plátanos. Algunos lugares de interés son el barranco y bosque de Los Tilos, Los Nacientes de Marcos y Cordero, El Molino El Regente, El Charco Azul (piscinas naturales), El Puerto Espíndola, Iglesia de San Andrés, así como los núcleos de población, donde encontramos buenas muestras de arquitectura tradicional.

La economía gira en torno al plátano principalmente, siendo el único otro cultivo de importancia la caña de azúcar, que se usa en la única destilería de la isla para fabricar el Ron Aldea. Otro cultivo minoritario es el ñame, que se cultiva en las laderas húmedas encharcadas de los barrancos. Los sauceros son conocidos en La Palma como "Ñameros".

En la costa se encuentra Puerto Espíndola, un pequeño puerto pesquero que anteriormente fue la principal vía de comunicación del municipio, antes de que se construyera en el siglo XX la carretera.

En la costa se encuentran también las piscinas naturales del Charco Azul, pequeño centro turístico del municipio.

SANTA CRUZ DE LA PALMA
Santa Cruz de La Palma es un municipio español, capital de la isla de La Palma y adscrito y perteneciente administrativamente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Canarias). Fue fundada el 3 de mayo de 1493 con el nombre de Villa de Apurón sobre una playa situada en una bahía que hacía de puerto natural. Posteriormente, y ya como Santa Cruz de La Palma, el rey Felipe II le concedería el título de Muy Noble y Leal. En su término municipal se encuentra el Real Santuario de Nuestra Señora la Virgen de las Nieves (Patrona de La Palma).

La ciudad se encuentra situada en la vertiente oriental de la isla de La Palma, de cuyo Cabildo es capital, entre el Risco de la Concepción, en el borde de La Caldereta (antigua caldera volcánica), y el Barranco Seco. Parte de la ciudad y el puerto se ubican sobre el antiguo derrame de la lava de La Caldereta, enfriada bruscamente al romperse la parte de la pared que queda hacia el noreste, con lo que la lava llegó rápidamente al mar donde formó una colada basáltica. Goza durante todo el año de un clima suave si bien es habitual que su cielo esté cubierto por nubes debido a la influencia de los vientos alisios procedentes del Océano Atlántico. Su código postal es 38700.

El municipio tiene una extensión de 43,38 km², con 4,03 km de Longitud de costa y una población de 17.353 habitantes (INE, enero de 2007), de los cuales 15.000 residen en la ciudad y los demás en los barrios periféricos. El núcleo urbano se encuentra al nivel del mar, pero el territorio municipal se extiende hasta los 1.800 m de altitud. Los principales barrios son:

El casco urbano, con los pequeños barrios de: La Luz, San Telmo, San Sebastián, El Puente, Benahoare, La Alameda, La Calle Real, El Pilar y El Marquito.
En la periferia se encuentran los barrios de Calsinas, Velhoco, Las Nieves, La Dehesa, La Encarnación, El Planto, El Carmen y Mirca (en este último se encuentra el vertedero insular de basuras, a espera de la construcción del complejo ambiental en Mazo).

Historia
Fue fundada el 3 de mayo de 1493 por el Adelantado Alonso Fernández de Lugo, en la desembocadura del riachuelo donde estaba la cueva del antiguo jefe del reino de Tedote (la actual Cueva de Carías, al norte de la ciudad) y quedó a cargo, al igual que el resto de la isla, de Juan Fernández de Lugo Señorino, sobrino del conquistador. La elección de este lugar para establecer la capital fue debido a las características portuarias del enclave, protegido de los vientos e idóneo para que recalasen los barcos. Existe constancia de la existencia de la iglesia principal, El Salvador, desde 1512.

La ciudad creció rápidamente gracias a su puerto que era el último en la ruta de América, y por el que se exportaba la caña de azúcar producida en la isla.

La ciudad fue destruida en 1553 por el pirata François Le Clerc, más conocido por Pata de Palo, por lo que tuvo que ser reconstruida y fortificada. De las antiguas fortificaciones quedan únicamente el Castillo de Santa Catalina y el Castillo de Santa Cruz del Barrio, recientemente rehabilitado al norte de la desembocadura del Barranco de Las Nieves, donde también se conservan restos de la muralla y portada.

En 1558, por decisión de Felipe II, se crea en Santa Cruz de La Palma el primer Juzgado de Indias. Todos los buques españoles que iban en comercio hacia las colonias americanas debían registrarse en el juzgado.

Santa Cruz de La Palma tiene privilegio de contar con el primer ayuntamiento de España elegido democraticamente, que estaba localizado en lo que hoy se conoce como Cueva de Carías, así nos lo confirma una placa en la entrada del actual ayuntamiento. En 1773 se celebraron las primeras elecciones por sufragio popular de toda España, tras un pleito contra los regidores perpetuos de la ciudad mantenido por el comerciante de origen irlandés Dionisio O'Daly y Anselmo Pérez de Brito, quienes obtuvieron una resolución favorable de la Corona de Castilla.[1]

La crisis económica que la economía agraria insular ha sufrido a lo largo de su historia, así como las limitaciones de espacio para expandirse, han provocado que la población esté estancada. En 1900 contaba con unos 11.000 habitantes, solo 7.000 menos que ahora. Los municipios de los alrededores (Breña Alta y Breña Baja), que sí disponen de espacio libre, han crecido espectacularmente en los últimos años como ciudades dormitorio.

Al producirse el levantamiento militar de 1936, que continuaría la Guerra Civil española, la isla de La Palma se resistirá al golpe y mantendrá la legalidad republicana hasta el 25 de julio, cuando llega a la ciudad de Santa Cruz de La Palma el cañonero Canalejas. Este episodio será conocido con el nombre de Semana Roja.

En 1943 la Diputación provincial elige mayoritariamente a su alcalde Rafael de la Barreda Diaz para el cargo de procurador en Cortes en la I Legislatura de las Cortes Españolas (1943-1946), representando a los Municipios de esta provincia[2]

Tras la transición democrática de 1975, y las primeras elecciones municipales libres de 1979 el municipio es de los primeros en tener un alcalde del PCE.

La ciudad sufrió una grave inundación en enero de 1998 por una marea viva combinada con un temporal oceánico, que causó numerosos daños materiales, aunque no hubo muertos ni dañó a ningún edificio.

TAZACORTE
La Villa y Puerto de Tazacorte es un municipio español situado en el oeste de la isla de La Palma y perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Canarias).

Historia
Alonso Fernández de Lugo inició la conquista de La Palma por la desembocadura del barranco de Las Angustias, donde hoy se encuentra el Puerto de Tazacorte, el 29 de septiembre de 1492. Desembarcó sin resistencia, lo que permitió un posterior asentamiento pacífico en el llano de Tazacorte, enclave dónde se levantó el primer campamento y se erigió la ermita de San Miguel.

Tras sucesivas ventas y traspasos, en 1513, la fértil Hacienda de Tazacorte fue adquirida por el flamenco Jacome Groenenberg, que hispanizaría su nombre en Jácome Monteverde. En adelante la propiedad se dedicará cultivo de la caña de azúcar, en un régimen de explotación de características semifeudales. El fondeadero de El Puerto de Tazacorte era el segundo en importancia de La Palma, después del capitalino. Desde el siglo XVI recalaban en su rada embarcaciones nacionales y extranjeras que exportaban caña de azúcar, vino y otras producciones del país. A final del siglo XVIII los campesinos de Tazacorte eran pobres de bienes de fortuna, mal comidos y mal vestidos y como principal alimento consumían raíces de helecho.

En agosto de 1812, se formó el municipio de Los Llanos con la población del mismo nombre como cabecera, más El Paso, Argual y Tazacorte como pagos principales. En 1815 empezó a disminuir la productividad y la rentabilidad de la caña de azúcar, que es una planta exigente y la producción menguó en los agotados suelos de la comarca. En 1830 se cerró el último ingenio azucarero de Tazacorte y, a partir de esas fechas son reemplazados por cultivos de autoconsumo, sin embargo a partir de 1850 Tazacorte encontró en la pesca y el cultivo de la cochinilla dos actividades económicas que aportarán riquezas a unos y medios para subsistir para otros.

Desde 1890, al tabaco, al azúcar, y a los cargamentos de cochinilla que aún se colocaban en los mercados exteriores, se les añadió la creciente producción de tomates, primero, y, enseguida, de plátanos.

TIJARAFE
Tijarafe es un municipio canario perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Está situado en la parte Noroeste de la isla de La Palma. Limita al norte con Puntagorda, al este con la sierra de la cumbre, al Oeste con el mar y al Sur con los municipios de Tazacorte, Los Llanos de Aridane y El Paso.

Historia
Los castellanos desembarcaron en las playas de Tazacorte el 29 de septiembre de 1492, día de San Miguel. A su frente se encontraba Alonso Fernández de Lugo que establece rápidamente alianzas con los aborigenes. Antes de retirarse a los cuarteles de invierno ya había vencido a Atogmatoma de Hizcaiguán.

Tras la conquista, La Palma se reparte entre los vencedores. Juan de Lugo Señorino, sobrino del Adelantado, obtiene tierras en Amagar. Otro sobrino, Francisco Fernández de Lugo adquiere tierras en Garafía, Tijarafe y Puntagorda. En Tijarafe cien fanegas de tierra de sembradura en las demasías de Juan Fernández Gomero y las demás de las normas de Juan Afonso y en la de Álvaro Pérez de las tierras que tienen en Puntagorda. El conquistador Juan de Ribero recibe tierras, cuevas y barrancos desde el mar hasta la cumbre en los términos de Tijarafe y Puntagorda. Juan Ruiz de Berlanga, nombrado escribano público de La Palma en 1509 y casado con una sobrina del Adelantado, obtiene quince cahíces de tierras de siembra en Tijarafe. Junto a él, también obtiene tierras Juan Mirabal. Bartolomé de Riberol, obtuvo tierras en el repartimiento, que unidas a las de su padre hacen que la familia posea extensas posesiones que abarcan once cahíces desde el barranco del Mocán en Tijarafe hasta el roque Bermejo en Puntagorda. El resto de las tierras se reparte entre instituciones religiosas, el Cabildo palmero y pequeños propietarios, aunque la mayoría de pobladores se instalan en las tierras de los grandes propietarios para trabajarlas en régimen de arrendamiento.

Tijarafe nace y se desarrolla alrededor de la iglesia y de la agricultura. Aunque ya existían habitantes en ese lugar, desde poco después de la conquista va ha ser la llegada de la imagen de Nuestra Señora de Candelaria, sobre todo a partir de la construcción del templo dedicado a su honor en 1530, lo que va ha dar identidad a estos parajes. La población está formada por gentes de distintas procedencias y, en parte, deriva de las condiciones que resultan tras el repartimiento. Se asientan personas procedentes de la península entre ellos un importante número de portugueses; población esclava compuesta por negros y moriscos, que más tarde obtienen su libertad y continúan sus vidas aquí, y residúos de la población aborigen dedicada principalmente al pastoreo. Con todos estos grupos se va formando la sociedad tijarafera que a principios del siglo XVIII ha perdido estas diferencias para mantener solo aquellas derivadas de la riqueza.

Una vez formada la sociedad sobre una base humana de distintas procedencias y sobre una base económica asentada en la agricultura, la ganadería y los montes, la historia de Tijarafe discurre sin sobresaltos, pero con la continua precencia de los efectos del clima sobre la economía y por tanto sobre la vida. La mayoría de los habitantes, al igual que muchos de Canarias, son campesinos pobres que trabajan las tierras a cambio de una renta y, que además pagan el diezmo a la Iglesia. Sus vidas depende directamente de la meteorología. Los años de lluvias normales suponen buenas cosechas, por el contrario las sequías provocan malas cosechas que suponen no poder cumplir con las deudas, pasar hambre y, en última instacia, la emigración.

A principios del siglo XIX la población había crecido hasta llegar a los 1,911 habitantes. El crecimiento no se produce de una forma homogénea. La emigración, hambre y mortalidad hacen que la línea evolutiva de la población no sea continúa sino que varíe en función de las condiciones de vida del momento. De todas formas el saldo es positivo, lo que permite un crecimiento que alcanza su punto máximo en 1950, fecha en la que se alcanza la cifra de 3,050 habitantes. La llegada del siglo XIX suponen el comienzo de las transformaciones que van a marcar el desarrollo del actual Tijarafe, cambios que van a ser mas acusados y más importantes en el siglo XX. El primer hecho que nos afecta va a ser la Constitución de 1812 que promueve los ayuntamientos modernos. A partir de este momento las entidades de población mayoresde la Isla, pasan por constituirse en ayuntamientos independientes de Santa Cruz de La Palma. En el caso de Tijarafe, la independencia teórica se produce en 1812, pero el ayuntamiento capitalino se resiste a ceder las riendas y las mantiene en forma de control de los propios hasta 1842, circunstancia que ocasiona muchas dificultades de funncionamiento al ayuntamiento, que se encuentra sin ingresos para cumplir sus funciones.

En la segunda mitad del siglo se produce un proceso migratorio que afecta a los habitantes de este pueblo. Desde muy jóvenes, los hombres emigran a la hermana isla de Cuba en busca de un porvenir mejor para ellos y sus familias. Esta corriente migratoria va a tener un efecto positivo al propiciar el desarrollo del municipio. Las remesas de dinero remitidas por estos emigrantes y el regreso de muchos de ellos, van a permitir un gran cambio en la estructura de la propiedad de la tierra. El dinero de los emigrantes va a permitir que estas pasen a poder de los tijaraferos. Después de mucho tiempo el tijarafero se ve propietario de la tierra que había trabajado durante muchas generaciones. Desde principios del siglo XX se producen esfuerzos tendentes a conseguir el abastecimiento regular de agua para el municipio. La primera medida que va a dar resultado es traer el agua desde el exterior. A finales de los años 30 llega el agua a la costa de La Punta. Luego, en los años 60 se construye el canal de Minadero y da agua de la galería de Caboco.

El agua modifica el paisaje agrario en el municipio propiciando la introducción de un cultivo comercial, el plátano. Por primera vez en la historia local se pasa de un régimen de secano a un régimen de regadío, de los cultivos de subsistencia a un cultivo comercial. La propiedad de la tierra y del agua, dan lugar a que el municipio alcanzce unas cotas de desarrollo económico impensable pocos años antes.

Desarrollo económico que además se va a ver ayudado por una notable mejora en las comunicaciones. Con la llegada de la carretera general de circunvalación del norte al Casco de este pueblo en 1942, se produce una aceletación en la mejora de las vías de comunicación. Después de muchos siglos se pueden abandonar los tortuosos caminos de herradura y el municipio se va nutriendo progresivamente de una red de pistas.

Los acontecimientos desarrollados a lo largo del siglo XX han permitido que el municipio haya evolucionado más en cincuenta años que en cuatrocienos. A grandes rasgos esta ha sido la evolución de Tijarafe.

VILLA DE MAZO
Villa de Mazo es un municipio español perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Canarias. Está situado en el este de la isla de La Palma.

Tiene una extensión de 71,17 km² y una población de 4.802 habitantes (Instituto Nacional de Estadística de España, enero de 2009). Su altitud es de 500 metros sobre el nivel del mar. En este municipio se encuentra el único aeropuerto civil de la isla. Su código postal es 38730.

Historia
El municipio de Villa de Mazo, que limita al Norte con Breña Baja, al Sur con Fuencaliente, al Oeste con El Paso y al Este con el Océano Atlántico, abarca una extensión de 71,2 Km², lo que le hace ser el tercer municipio, según su extensión, de la isla de La Palma. No obstante, su superficie fue mayor en otro tiempo, ya que hasta 1837 le perteneció el territorio del hoy pueblo de Fuencaliente. Pese a la merma sufrida en su extensión original, sigue siendo un amplio territorio con un hábitat disperso, distribuido en catorce entidades o barrios, si bien hasta 1940 se podían contar cuarenta y nueve núcleos poblacionales.

En cuanto al paisaje, destacan las características volcánicas que le hace poseedor de un suelo joven y permeable, lo que no ha impedido que los diversos temporales hayan causado numerosas pérdidas en propiedades y habitantes del municipio. El temporal que sin duda ha ocasionado trágicas consecuencias fue el de la noche del 15 al 16 de enero de 1957, causando tres muertos en Villa de Mazo y un panorama desolador, frente a los veintidós muertos de Breña Alta y a los dos de Breña Baja. Desde 1492 la Isla dependía de la autoridad del Cabildo. Ya en 1752 los alcaldes, anteriormente designados por el gobernador, fueron elegidos por la Audiencia y, a partir de 1768, bajo la presidencia del alcalde, comenzaron a funcionar unas juntas autodenominadas "Ayuntamiento". El Ayuntamiento comenzó a funcionar de forma independiente en 1813, pero, tras la abolición de la constitución de 1812 decretada por el rey Fernando VII, el Ayuntamiento de Mazo pasa por un período de inestabilidad política, así, entre 1815 y 1820, fecha en la que Fernando VII jura, de nuevo, la Constitución ante las Cortes, ocupan la presidencia del Ayuntamiento cinco personas. Restablecida la Constitución, se abre un nuevo período, esta vez de signo progresista: el denominado Trienio Liberal (1820- 1823). En octubre de 1823, Fernando VII volvía a decretar la suspensión de las garantías constitucionales y, si bien con la muerte del rey el 29 de septiembre de 1833, se pondría fin a este largo período absolutista, en Mazo se prolongó hasta 1836, año en el que triunfan las fuerzas progresistas y son restituidos en sus cargos los concejales del año 1823, hasta la toma de posesión del nuevo Ayuntamiento. En 1837, se confirma oficialmente la independencia de Fuencaliente de los pagos de Mazo, constituyéndose así, el 19 de febrero de 1837, el primer Ayuntamiento de Fuencaliente. Aún así, en 1852, el Ayuntamiento de Fuencaliente solicitaría, sin éxito, la reunificación. Uno de los asuntos que llama la atención, en los comienzos de esta nueva etapa, es la realización de las obras encaminadas a redescrubrir la antigua Fuente Santa, llamada así por los efectos curativos que tenían sus aguas termales, dando origen al nombre de Fuencaliente, que había sido sepultada por las lavas del Volcán de San Antonio en 1677. Los trabajos realizados durante diferentes años por los vecinos de Mazo y Fuencaliente, no dieron fruto. Las últimas noticias de la posibilidad de recuperación de la Fuente Santa se origina en 1981, a raíz del enfrentamiento entre el Ayuntamiento de Fuencaliente y la comunidad de aguas que pretendía ejecutar obras de alumbramiento en la costa del municipio sureño. En 1868 se produjo el estallido revolucionario, pero numerosos vecinos de Mazo y sus concejales no mostraron reconocimiento y obediencia a la nueva Junta; así Mazo mantuvo la autonomía de su propia Junta y restablece el Ayuntamiento de 1856. Entre el 1 y el 4 de enero de 1869, se celebran las primeras elecciones municipales con el nuevo sistema electoral de sufragio universal que daba derecho al voto a todos los varones mayores de 25 años, elecciones que no resultaron del todo pacíficas debido a los conflictos de intereses y problemas personales entre los políticos de la época. En 1873, se proclamaría la República, pero dejó a Mazo las Cosas como estaban y las viejas estructuras de poder apenas se resintieron. Pero el 29 de diciembre de 1875 se instaura la Monarquía borbónica con el rey Alfonso XII y, en Mazo, el nuevo Gobernador Civil de la Provincia ordena el relevo de concejales e instaura a los que habían sido desplazados del poder en 1868. El municipio obtiene del rey Alfonso XII el título de Villa, por real decreto de 18 de marzo de 1878. Tras la muerte del rey Alfonso XII el 25 de noviembre de 1885, la reina Mª Cristina de Habsburgo- Lorena fue designada regente. En la ya villa de Mazo (todavía no incluido el título en el nombre) fue, durante estos años 1885- 1902, un auténtico rosario de conflictos y un continuo cambio de personas en los cargos públicos. La subida al trono de Alfonso XIII el 17 de mayo de 1902, no supuso un cambio en la política de la villa, seguiría bajo un escandaloso caciquismo. En 1910, la corporación del Ayuntamiento de Mazo tachaba de vicioso el funcionamiento de la Diputación Provincial y se abogaba por la creación de un organismo que, en cada isla, tuviera competencias supramunicipales (Cabildo). El cuerpo de la Guardia Civil tiene presencia en Mazo en 1920, aunque había sido solicitado un puesto de dicho cuerpo desde 1911. Su primera sede se localizó en la zona de El Calvario (casa propiedad de Juan Morera Hernández). A pesar de todo, en 1934, el diputado Alonso Pérez Díaz intercede para que no se suprima este puesto; sin embargo esto ocurrirá el 15 de junio de 1993. El 20 de enero de 1925, el Ayuntamiento nombra al rey Alfonso XIII y a su esposa la reina Victoria Eugenia alcalde y alcaldesa, con carácter honorario, hecho nada extraordinario en el momento, ya que otras poblaciones lo hicieron o ya lo habían hecho días antes, como es el caso de Fuencaliente de La Palma. En esta línea de adhesión monárquica, el 10 de enero de 1926, se ratifica la decisión tomada el 6 de diciembre de 1925 de dar el nombre de Alfonso XII a la plaza de la villa. En 1925, al alcalde del momento, solicitaría al rey, por medio del alcalde de Santa Cruz de La Palma de viaje a Madrid, la construcción, por el Estado, de un camino vecinal desde La Polvacera a Tigalate ("Barranco Roto") pasando por las ermitas de Santa Rosalía, Lodero y San Juan de Belmaco. El 3 de febrero de 1930, se inaugura la nueva sede del Ayuntamiento, edificio de ubicación de las actuales Casas Consistoriales. Ya en 1931, el período republicano fue vivido en el municipio con gran intensidad. Las diferencias políticas condicionarán bastante las relaciones sociales cotidianas. La plaza de El Pueblo pasa a denominarse Pedro Pérez Díaz. En las elecciones de 1933, la mujer pudo ejercer el voto por primera vez. Las calles de la Villa no poseían nombre alguno, eran numeradas, pero en 1936, cuatro calles recibirían su primera denominación; los nombre elegidos fueron: Diego Martínez Barrio (líder nacional de Unión Republicana), Manuel Azaña Díaz (elegido presidente de la República), Alonso Pérez Sánchez (ex- alcalde y padre de Alonso Pérez Díaz) y Benito Pérez Galdós, único nombre que ha perdurado hasta nuestros días.

Con el alzamiento militar franquista en 1936 llegó la Guerra Civil. Villa de Mazo vería partir para los frentes de la Península a varios de sus vecinos, (oficialmente fueron 29 los vecinos que, movilizados por el ejército de Franco, perdieron la vida en el campo de batalla). En su honor se acordó erigir frente a la iglesia, en abril de 1943, la denominada Cruz de los Caídos y, años después se levantaría, en el mismo lugar, un monumento obra de Vicente Blanco en 1965, hoy desaparecido. En octubre de 1936, se acuerda el cambio de nombre de las calles Manuel Azaña, Alonso Pérez Sánchez y Diego Martínez Barrio, por los de Maximiliano Pérez Díaz, Calvo Sotelo y General Mola, respectivamente. La plaza, hasta el momento Pedro Pérez Díaz, pasaba ahora a llamarse del General Franco. En 1937, y a propuesta de la Falange local, se decidirá rotular otra vía con el nombre de José Antonio Primo de Rivera, acuerdo que se llevará a efecto en noviembre de 1965. Desde 1936, la villa de Mazo supo de persecuciones políticas, por masonería, de emigración,... y se enfrentó a la gran crisis económico- social, protagonizada por la escasez y el racionamiento, situación que se agravaría con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. De ésta nos queda, entre otros recuerdos, la tumba en el cementerio local del soldado John Lee, soldado británico de 22 años, cuyo cadáver apareció en marzo de 1943 en la costa del municipio. La vida pública de la villa sólo se vería alterada por dos fenómenos naturales, la erupción volcánica de 1949 y el aluvión de 1957, así como el rápido paso, en 1950, del propio Franco por la localidad. En abril de 1956, el municipio de Mazo pasó a llamarse Villa de Mazo, a instancias de la Delegación Provincial del Instituto Nacional de Estadística, por la necesidad de diferenciar al municipio de otros lugares de la geografía peninsular que poseía igual o parecido nombre, aunque hasta 1958 no lo aprobará el Consejo de Ministros. En acuerdo tomado por la corporación municipal en 1964, se le da el nombre de Alonso Pérez Díaz, republicano muerto en la cárcel en 1941, a la Biblioteca Municipal y se instalará en su casa natal, donde permanece en la actualidad. El 7 de marzo de 1973, los entonces príncipes de España, Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia, pisaban territorio de la villa. El alcalde del momento y vecinos de Villa de Mazo forman parte del grupo de autoridades que reciben a la pareja a su llegada al aeropuerto. La pareja volverá a La Palma en 1977. En las últimas elecciones municipales de la época franquista (finales de 1973), Dª Oílda Sánchez Díaz se convierte en la primera mujer concejal de la historia política del municipio. El 15 de junio de 1977 se celebran las primeras elecciones democráticas, triunfando el partido UCD (Unión de Centro Democrático) tanto a nivel nacional como local, que volverá a ganar en las elecciones generales de 1979 y en las municipales del mismo año, resultando así elegida Dª Hermas Concepción Méndez, primera y única alcaldesa, hasta el momento, en Villa de Mazo. Sería en las elecciones de 1983, cuando se vería en la villa, por primera vez, el triunfo del PSOE (Partido Socialista Obrero Español), en esta legislatura accederían tres alcaldes diferentes a la presidencia del Ayuntamiento. Con un paréntesis de casi 20 años, se retoma la cuestión de la creación del escudo heráldico del municipio, éste es aprobado por la Comisión Heráldica de la Comunidad Autónoma de Canarias llegando la aprobación definitiva de la Consejería de la Presidencia el 15 de marzo de 1994. El PSOE se mantendría en la presidencia del Ayuntamiento de Villa de Mazo hasta el 14 de junio de 2003, fecha en la que toma posesión de la misma, la nueva corporación local, con votos mayoritarios para el partido CC (Coalición Canaria).

Fuente:Wikipedia/La Palma
 

ESCUDO DE LA PALMA

 

La Palma - Escudo Heráldico

 

Volver al inicio de La Palma

MAPA DE LA PALMA POR GOOGLE

 

 
Ver mapa más grande

   
 
Búsqueda personalizada

Principal Arriba Monumentos y Fiestas