Santiago de Compostela - Noche - Jorge Tutor - http://www.jorgetutor.com

Santiago de Compostela

Principal
Acerca de Hispania
Acerca del Idioma
Lengua castellana
Cultura española
El arte y la historia
Patrimonio Histórico
Cocina con arte
Poesías sin fronteras
El mundo hispano
Diccionarios virtuales
Páginas amigas

 
 

Santiago de Compostela - Noche

   

SANTIAGO DE COMPOSTELA - PATRIMONIO  HISTÓRICO Y CULTURAL

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

   

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

Historia -  santiago de  compostela -  historia -  reseñas

A principios del siglo IX, en un bosque llamado Libredón, se encontraron los posibles restos del Apóstol Santiago, el Mayor. Poco tiempo después del descubrimiento de la Tumba, la sede episcopal asentada en Iria (Padrón) se trasladó a Compostela. El hallazgo del Sepulcro fue la base sobre la que se cimentó la ciudad.

Durante el siglo X la pequeña villa comienza a consolidarse como un emergente centro demográfico, administrativo y de intercambio. En los siglos posteriores, XI y XII, se produce un importante desarrollo urbanístico. En este período, gracias a su carácter de santuario de las peregrinaciones, su control comercial sobre las tierras del litoral y las numerosas construcciones llevadas a cabo bajo el mandato de los obispos, la villa consolida su expansión y su dominio. En los albores del siglo XII, en la cumbre de este esplendor religioso, político y cultural, comienza la construcción de la nave central de la catedral. También en este período el obispo Xelmírez, mientras impulsa ferozmente el desarrollo urbanístico, consigue de Roma la Silla Episcopal.

Desde estos siglos hasta finales del XVIII la ciudad-santuario fue escogida como lugar de residencia de la nobleza y de las principales órdenes religiosas, además de convertirse, con Roma y Jerusalén, en el centro de peregrinación más importante de occidente.

A principios del siglo XVI se crea la Universidad, patrocinada por el fuerte poder eclesiástico. En este siglo la reforma protestante y la peste que azota Europa debilitan no sólo a las peregrinaciones sino también el desarrollo de la ciudad.

En el siglo XVIII la actividad económica inicia un traslado progresivo hacia el litoral atlántico, de manera que las villas del interior van perdiendo el control de esta vigorosa fuente de ingresos. Por el contrario, las tierras del litoral asimilaron el mando del comercio. Desde esta época hasta el siglo XX las actividades más importantes de Santiago son la universitaria, la religiosa y la sanitaria.

A partir de los años 60, gracias al incremento considerable de la población estudiantil y la creación del Hospital General de Galicia, la ciudad comienza a recuperar su antigua prosperidad. Años más tarde se convierte en capital política y administrativa de la Comunidad Autonómica de Galicia. Una vez iniciado este resurgir y hasta nuestros días, en los albores del siglo XXI, Compostela emerge como centro cultural de Galicia y símbolo de la unidad para todos sus habitantes. En el ámbito urbanístico además de cuidar su fascinante zona vieja, la ciudad ya cuenta con una infraestructura y arquitectura propias de cualquier capital europea. Las modernas construcciones (Auditorio, Centro Gallego de Arte Contemporáneo, Palacio de Congresos, teatros...) han sido acertadamente ideados para difundir y asimilar la cultura del nuevo milenio.

En el año 1993 (Año Santo) la villa acogió cerca de siete millones de turistas, proponiendo las mejores ofertas culturales del momento. Los datos contrastados por la Oficina de Turismo y las fuerzas de seguridad revelan que en 1999 el número de visitantes fue de once millones, con lo que se logró superar notablemente todas las previsiones hechas hasta entonces. Según los organismos de Cultura, los actos principales del Xacobeo fueron seguidos por 400 millones de espectadores. Hoy, en el 2000, Santiago comparte con otras ciudades europeas la capital cultural. El programa de actividades que se desarrollará durante este año es ambicioso, enriquecedor y muy atractivo. Con el final del último Año Santo del milenio, 1999, se cerró la Puerta Santa, pero la ciudad sigue abierta, expandiéndose como una lluvia de estrellas.

La historia de Santiago de Compostela es la historia de un camino, de un camino de ceniza y semilla. El peregrino origina una simbiosis entre presente y pasado, tradición y modernidad. El recogimiento y la intimidad del que transita irradian universalidad.

Desde el siglo IX hasta nuestros días la peregrinación a Compostela se consolidó como una de las rutas más importantes del cristianismo. De los lugares más recónditos del continente europeo parten miles de peregrinos ventureros. En el siglo XI quedó fijado el camino principal hacia Santiago. Hasta entonces existían diferentes rutas llenas de peligros, los robos, las enfermedades e incluso los asesinatos eran asiduos compañeros de los peregrinos. A partir de los siglos XI y XII se construyen puentes, calzadas, hospitales y hospedajes. Las peregrinaciones originan nuevos núcleos de población, alrededor de los cuales se produce una constante renovación económica y cultural. El camino supuso para occidente el germen del europeísmo, una fuente de comunicación y de intercambio inmejorable.

El camino fue reconocido por el Consejo de Europa como Primer Itinerario Cultural Europeo. En el año 1993 la ruta jacobea fue distinguida por la UNESCO con el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Volver al inicio

PATRIMONIO ARTÍSTICOLa Catedral

La Catedral de Santiago es considerada por muchos como la más grande representación del románico español aunque su construcción ha durado siglos y se ha producido una mezcla de estilos que lejos de empobrecer la imagen de la Catedral hacen de ella un magnífico conjunto ornamental que maravilla a los visitantes y enardece a los miles de peregrinos que divisan por primera vez las torres desde el Monte Do Gozo, a trece kilómetros de distancia de la ciudad.

El inicio de la construcción de la Catedral coincide con el momento de mayor esplendor de Santiago. Por iniciativa del obispo Diego Peláez en 1076 se comienza la Capilla del Salvador (con planta de Cruz latina) y la girola (con cinco pequeñas capillas). A partir del 1090 se percibe una gran influencia del arte cluniacense en la obra del Maestro Esteban, que traza un templo de tres naves de cien metros de largo, la central con triforio, y un crucero, también de tres naves. La obra se da por terminada hacia el 1128. Pero los añadidos serán constantes a lo largo de los siglos siguientes. Así, en 1188 el Maestro Mateo finaliza el más bello pórtico románico del que se tenga noticia, el Pórtico de la Gloria, encargado por el rey Fernando II para conmemorar su peregrinación a Santiago de Compostela. El pórtico representa la visión apocalíptica de San Juan, con Cristo glorificado en el centro, con el Pueblo Elegido y algunas escenas del antiguo testamento a su izquierda, y al Pueblo Pagano a la derecha. Bajo Él, en el parteluz, la figura del Apóstol Santiago. Circundan la obra profetas y apóstoles. Mirando hacia el altar Mayor se ve una figura de piedra del siglo XII, conocida popularmente como "santo dos croques".

Sin embargo la parte más característica de la Catedral es la fachada del Obradoiro, que data del siglo XVIII, obra maestra del estilo barroco realizada por el arquitecto Casas y Novoa. Destacan las dos torres principales, la Torre de las Campanas y la Torre de la Carraca, que están edificadas sobre las torres románicas originales, mucho más pequeñas, así como el tríptico situado en medio que proporciona al conjunto un aspecto de majestuosidad y luminosidad que deslumbra al visitante.

Ya dentro del templo destaca el Altar Mayor, de origen románico aunque reconstruido en el siglo XVI. Un pasadizo situado debajo del Altar da acceso a la cripta que guarda los supuestos restos de Santiago. Muy hermosa es la Capilla de la Corticela, oratorio románico del siglo IX, en otro tiempo independiente y ahora unida al Templo por un pasadizo, en cuya portada se conserva una antigua representación de la Epifanía, en el tímpano. El Claustro es gótico-renacentista. Por él se entra en el Archivo (en el que se guardan manuscritos tan importantes como el Códice Calixtino o el Tumbo A), a la Sala Capitular y a la Biblioteca. Y por último no debemos olvidar en elemento que forma parte de la historia de la Catedral y que puede ser observado en las grandes festividades litúrgicas y en las Misa del Peregrino de los Años Santos: El "Botafumeiro", el gran incensario que sigue causando asombro a cuantos los contemplan

Plaza de las Platerías

Plaza situada frente a la fachada sur de la Catedral. Debe su nombre a los numerosos comercios de orfebrería que ofrecen trabajos en plata. En el centro destaca su famosa Fuente de los Caballos. Es circular, hecha en cantería granítica, tiene una base de cerca de un metro de altura y está rodeada de un escalón. En su centro se esculpen varios caballos marinos que arrojan chorros de agua por sus bocas. De entre estas figuras arranca un pedestal rematado por una figura femenina que, sobre la arqueta del Apóstol, levanta la estrella de Compostela. En esta fuente es donde los viajeros suelen arrojar monedas para pedir el deseo de volver a Santiago.

Monasterio de San Domingos de Bonaval

El convento de Santo Domingo fue fundado, según cuenta la tradición, por el propio santo en su segunda peregrinación a Compostela, allá por el 1220. La fachada – renacentista de 1561 – forma un ángulo recto con la vecina fachada barroca del convento de Domingo de Andrade. Monasterio originalmente gótico, de su edificación primitiva (iglesia de tres naves y tres ábsides) destacan las ventanas ojivales de los ábsides, la bella imagen de la Virgen de Bonaval (siglo XVI), el Cristo del Desenclavo y el retablo de la Capilla del Rosario. Una de las capillas está habilitada como Panteón de Gallegos Ilustres; auténtico templo de peregrinación para el galleguismo. En él, descansan los restos de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, padre de la Patria Gallega; Rosalía de Castro, la insigne poetisa que hizo resurgir el idioma gallego; Alfredo Brañas, primer líder histórico del regionalismo gallego; el escultor Francisco Asorey y el poeta Ramón Cabanillas, entre otros.

Parque Alameda

Este parque ocupa una superficie de unos 80.000 metros cuadrados y es el principal pulmón verde de Santiago. Su origen se remonta a 1546 cuando los Condes de Altamira cedieron los terrenos para su edificación. Con el tiempo sufrió numerosas modificaciones. Su denominación de "parque" se le otorgó en 1835. La estructura que puede verse hoy en día data de la remodelación de 1918. Es el paseo que sirve de unión entre el campus universitario, la zona monumental y la zona nueva llamada "ensanche".Tiene el rango de "Parque Histórico" y posee un enorme valor artístico ya que en él encontramos edificaciones como las Capillas de Santa Susana y del Pilar, o el "Kiosco de la música". Esculturas como la de Rosalía de Castro, "A Leiteira", "Pai Lapido", "Méndez Núñez", "As dúas en punto" o la de Castelao entre otras. Uno de sus circuitos interiores se denomina "Paseo da Ferradura" (por su forma en herradura) y en él existe también alguna construcción de tipo modernista.En la Alameda se distinguen tres zonas: los Jardines del campo de las estrellas (Campus Stellae en latín es Compostela), con especies arbóreas muy interesantes; el "Paseo da Ferradura" con extraordinarias vistas de la catedral (ver fotografía) y de la zona monumental; y la "Carballeira de Santa Susana" donde se sitúa la especie arbórea "reina" de la Alameda: el carballo (roble). Existen unas 50 especies vegetales que suponen un total de 1.300 unidades repartidas por todo el parque.

Facultad de Medicina

Su construcción comenzó en 1910, a cargo de los arquitectos Francisco Arbós y Tremanti e Isidro de Benito para albergar la Facultad de Medicina. Se concluyó en 1928. Fue constrida con muros de cantería de granito y siguiendo los dictados del eclecticismo típico del siglo XIX que todavía ejercía fuerte influencia entre los arquitectos de principios del siglo XX.El edificio da sobre la Rua de San Francisco, uno de los principales accesos a la plaza del Obradoiro. Su fachada tiene dos plantas divididas entre sí por una cornisa, sobresale y predomina el cuerpo central, con doble pórtico.

Museo do Pobo Galego

En las salas del "Museo do pobo galego" se puede admirar una amplia muestra de manifestaciones de la cultura popular gallega; la pesca, la agricultura, la ganadería, los oficios, las viviendas, los trajes populares. Esta situado en el Convento de San Domingos de Bonaval. Lunes a Sábado de 10 a 13 y de 16 a 19. Domingo y festivos cerrado. Junto con el museo se puede visitar además la iglesia que ocasionalmente se utiliza para algunas exposiciones culturales. En esta iglesia esta el Panteón de Gallegos Ilustres en el se encuentran enterrados personajes tan destacados de la cultura gallega como Rosalía de Castro, Alfredo Brañas, Castelao, Francisco Asorey y Ramón Cabanillas. Horario: de Martes a Sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 Domingos y festivos de 11:00 a 13:00.Lunes, cerrado.

Estadio Multiusos de Sar

El multiusos, que también es escenario para conciertos populares, tiene un aforo total para 10.000 personas, 5.000 de ellas cómodamente sentadas, además de un amplio hall de 1.000 metros cuadrados que a menudo alberga exposiciones culturales. EL complejo municipal de Sar posee un sector de piscina que sirve de solarium y lugar de esparcimiento en la época de verano. Comparte esas funciones con el centro deportivo de Santa Isabel.

Plaza y fuente de Fonseca

Frente a la sede del rectorado de la Universidad, en pleno casco antiguo, se encuentra la pequeña plaza de Fonseca, rodeada de cafeterías y casas de venta de souvenirs. Esta sobre la rúa del Franco, a escasos 50 metros de la plaza del Obradoiro. Fuente circular de cantería granítica. De la parte central de la base sale un pedestal sobre el que se erige un "cupulín" con cuatro caños, semejando que el agua sale de la boca de las cuatro caras que aparecen talladas. Encima de éstas hay vieiras rematadas por dos ménsulas. Cierra el conjunto un pináculo coronado por una bola. Preside una pequeña plaza en pleno centro del casco antiguo y a escasos metros de la Catedral de Santiago. En el centro de la pequeña plaza hay una fuente circular de cantería granítica. De la parte central de la base sale un pedestal sobre el que se erige un "cupulín" con cuatro caños, semejando que el agua sale de la boca de las cuatro caras que aparecen talladas. Encima de éstas hay vieiras rematadas por dos ménsulas.

Plaza del Obradoiro

La Plaza del Obradoiro es el epicentro de Santiago de Compostela, tnto desde el punto de vista urbanístico, como arquitectónico, cultural, turístico o religioso. Hasta allí llegan cada día cientos de peregrinos durante todo el año, excepto en verano cuando lo hacen de a miles. Está flanqueada por la catedral, el hostal de los Reyes Católicos, el pazo de Xelmírez, el pazo de Raxoi y el rectorado de la universidad. En el centro de esta bella plaza se encuentra el Kilometro 0 de todos los caminos a Santiago. El nombre de "obradoiro" es atribuido por algunos al taller que estaba situado durante la construcción de los edificios que la rodean y que son muestras indudables de la arquitectura de diversos estilos que se respira en toda esta ciudad. Otros en cambio piensan que significa "obra de oro" como el conjunto arquitectónico que esta a su alrededor.

Convento de la Compañía de María

Su fundación data de 1759. El arzobispo ordenó que se lo destinara a colegio para "señoritas nobles". Los planos fueron realizados por el arquitecto Clemente Fernández Sarela. Su fachada exterior se caracteriza por la pesadez, sobriedad y horizontalidad. Sólo destacan los torreones laterales y la puerta principal, rematada por un frontón triangular que alberga el escudo del arzobispo, y sobre el que se disponen las figuras de San Gabriel, la Asunción y Ssn Rafael. La iglesia tiene como característica la ausencia de ornamentos. Es de planta de cruz griega, con capilla mayor y nave en dos tramos, con coro alto sobre el vestíbulo. En el exterior, en la esquina derecha del edificio, se conserva un tímpano gótico, que procedería probablemente del convento de las clarisas que ocupaba anteriormente este terreno.

Palacio de Congresos

el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia, en el compostelano barrio de San Lázaro, se alza como referente obligado en el noroeste peninsular para la celebración de reuniones -multitudinarias o en pequeños grupos especializados- que necesiten el soporte de unas instalaciones cómodas y modernas, en un cuidado ámbito paisajístico, y cerca de los servicios que ofrece una capital autonómica. Entre las instalaciones del Palacio destaca la sala para 2.100 participantes, preparada asimismo para conciertos y actos sociales.

Auditorio de Galicia

En su infraestructura destacan dos salas principales, la "Ángel Brage" con 1002 butacas y la sala "Mozart" con 260 asientos. También tiene una sala de exposiciones, la "Isaac Díaz Pardo" con una superficie de 1.000 metros cuadrados. El Auditorio de Galicia se inauguró el 20 de octubre de 1989 con la voluntad de consolidar a oferta cultural de la capital Gallega. Desde el 29 de febrero de 1996 es la sede permanente de la Real Filharmonía de Galicia. La actividad del Auditorio se estructura en torno a cinco grandes áreas: Programa de Abono de Música Clásica; Programa de Exposiciones; Ciclo de Conciertos Didácticos para Xóvenes; Clases Magistrales y Cursos de formación de profesionales de la música.

Instituto San Clemente

El Instituto San Clemente, situado en la calle del mismo nombre, en pleno casco histórico compostelano, imparte clases presenciales y a distancia en carreras como Administración de Sistemas Informáticos y Desenvolvemento de Aplicacaciones Informáticas.

Edificio de Correos

El edificio de Correos está ubicado sobre la Rúa del Franco, la principal arteria peatonal del casco histórico de Santiago, a 200 metros de la plaza del Obradoiro.

San Paio de Antealtares

Monasterio cuya gigantesca muralla posterior da sobre la Plaza de la Quintana. La uniformidad de su fachada de piedra sólo está quebrada por sus 48 ventanas enrejadas. Este monasterio (mosteiro, en gallego) es uno de los más antiguos de Compostela. Fue fundado por Alfonso II 'El Casto' en el siglo IX (año 830)para custodiar la tumba del Apóstol, confiada en aquel tiempo a la orden benedictina. El inmenso edificio fue acabado entre los siglos XVII y XVIII.El arquitecto Velasco Agüero construye la fachada de la portería (ver imagen), con su portada monumental y enmarcada por cuatro enormes columnas dóricas; Fernando de Casas y Novoa, prolonga el edificio hasta la Puerta de los Carros, acabada por Lucas Ferro Caaveiro y conocida como "Puerta de la Borriquita".

San Martiño Pinario

San Martiño Pinario llegó a ser un gran centro religioso del que dependían más de 30 monasterios y prioratos, y cuyo culto llegó a rivalizar con el de la propia catedral. Es imprescindible visitar esta iglesia para apreciar en todo su valor y personalidad el barroco compostelano. La construcción demandó más de un siglo de trabajo, desde que se comienza la iglesia, en 1590, hasta que se termina uno de los claustros interiores, en 1747. La iglesia de San Martiño Pinario posee tanto elementos renacentistas tardíos como barrocos. Una mixtura muy común en Compostela. La planta del templo es de una sola nave, con capillas laterales inscritas en un rectángulo. La enorme nave central se cubre con bóveda de cañon con falsos casetones, y las tres capillas laterales con bóvedas casetonadas. Esta abierto todos los días menos los lunes.

Iglesia y Colegio de Orfas (Huérfanas)

Iglesia y colegio pertenecen a las monjas de la orden "Hijas de la Caridad". El colegio fue fundado por el arzobispo Juan de San Clemente con el objetivo original de acoger a jóvenes huérfanas, de ahí su nombre. Fue construido por el arquitecto Melchor de Velasco (1664), y recibió reformas por parte de Fray Gabriel de Casas (en el templo en 1698), y de Fernando de Casas y Novoa (en el colegio en 1715). La fachada está hecha en cantería de granito, y la iglesia tiene planta de cruz latina con una sola nave. La cubierta es de bóveda de cañón, con arcos fajones sostenida por pilastras de orden torcano. La fachada tiene dos gigantescas pilastras toscanas que alcanzan hasta la cornisa y el alero. La misma torre que alberga el campanario y es de un solo cuerpo, sirve como línea divisoria entre el colegio y la iglesia. La portada del colegio se divide de dos cuerpos, la puerta del inferior se flanquea con dos pilastras que sostienen el entablamento. El cuerpo superior con hornacina encuadrada por dos pilastras con capitel corintio que sostienen un frontón curvo. En la imagen se aprecia un destaque de la imagen de la Virgen.

San Bieito (San Benito)

Esta iglesia está situada en uno de los laterales de la Plaza de Cervantes (en el casco antiguo), antiguamente llamada Praza do campo o Praza do Pan. Se construyó a fines del siglo XVIII sobre lo poco que quedaba de la antigua edificación que databa del siglo XII, y que a su vez había sido reconstruida por orden del célebre arzobispo Diego Xelmírez.

San Fiz de Solovio (San Félix)

Cuenta la historia que el lugar donde se levanta este templo fue en sus orígenes el oratorio del monje y eremita Paio (Pelayo) el primero en llegar al paraje hoy conocido como Santiago de Compostela. Años más tarde, el obispo Sisnando edificó allí un santuario, pero este fue destruido por las hordas del guerrero árabe Almanzor. El edificio actual es un compendio de reconstrucciones y añadidos realizados a lo largo de casi ocho siglos. Conserva en la portada románica un relieve de la Epifanía del siglo XIV, época a la que también pertenece el pórtico; durante el siglo XVII se le añaden algunas capillas; y en el XVIII se decide ampliar la iglesia, añadiéndole dos naves y construyendo su campanario. Por todo ello, hoy poco queda del edificio románico levantado por el arzobispo Xelmírez. Esta situada junto a la bulliciosa Plaza de Abastos de Compostela.

Convento de las Mercedarias Descalzas

Este convento pertenece a la orden religiosa de clausura de las Madres Mercedarias Descalzas. Su construcción fue comenzaa por Diego de Romay en 1674. El convento es de planta rectangular, en la que se incluye la iglesia en el sector derecho. La fachada es simple y sobria, con muros lisos en los que sobresalen las ventanas con orejeras en los cuatro ángulos y la cornisa volada con gárgolas y entablamento de ménsulas con metopas.

Santa María Salomé

Es una de las pocas iglesias que existen en España dedicadas a la madre del Apóstol. Su característica torre es posterior al templo románico original, que data del siglo XII. De esta época conserva aún la fachada, mientras que la Virgen sedente y una Anunciación son góticas. Posteriormente se protegió la iglesia con un pórtico abierto a la calle.

San Miguel dos Agros

Esta iglesia de estilo neoclásico fue construida sobre un templo de la época del arzobispo Diego Xelmírez (siglo XII). Fue levantada a fines del siglo XVIII y su fachada, que es obra de Melchor de Prado y Mariño, se concluyó recién en 1823.El templo es de planta rectangular. Los muros son de sillería en granito y la cubierta es de tejas. La fachada de San Miguel dos Agros sigue el esquema clasicista tradicional (muy habitual en la zona monumental de Compostela), con cuatro pilastras acanaladas que sostienen un entablamento, enmarcando la fachada presidida por un gran óculo, sobre el que se levanta el remate en frontón triangular y dos pequeñas torres laterales a modo de campanarios.En el interior (ver imagen), se encuentra la Capilla de los Dolores o "Capilla de los Ajusticiados" como se la conocía en sus tiempos, en la que eran llevados a rezar los condenados a morir en horca, y donde eran depositados posteriormente sus cadáveres antes del funeral.

San Francisco

Según cuenta la tradición, las obras de construcción de este templo se solventaron con el tesoro que Cotolay habría encontrado en una fuente, tal y como le había indicado el propio San Francisco. Del edificio gótico original sólo quedan cinco arcos del patio de la Sala Capitular, donde Carlos I celebró cortes el año 1520. En el monasterio se instaló hace algunos años un interesante Museo de Tierra Santa. El convento y sus dos claustros son del siglo XVII y la iglesia, del XVIII.

Facultad de Geografía e Historia

Edificio que albergó en el pasado a la Universidad de Santiago, cuyo origen fue la Schola Gramaticorum del siglo XII.El edificio de esta facultad es de estilo neoclásico, es de Melchor de Prado, aunque Ventura Rodríguez reformó los planos. A fines del siglo XIX y comienzos del XX se le añadió un piso más, sustituyendo la vieja estatua de Minerva (obra de Ferreiro) por las que representan a los fundadores de la Universidad, esculpidas por Ramón Núñez.

Arco de Mazarelos

En la plaza de Mazarelos, tras la universidad de Geografía e Historia, se encuentra este arco que es la única puerta de entrada a la ciudad que se conserva de las siete que tenía la Compostela medieval. Según el Códice Calixtino por el Arco de Mazarelos «entraba el buen vino de Ribeiro a la ciudad».Junto al histórico arco se encuentra la plaza de Mazarelos, con la estatua del célebre jurista Eugenio Montero Ríos (1832-1914), uno de los hijos dilectos de Santiago de Compostela. Detrás puede verse el antiguo edificio de la Facultad de Periodismo.

Puerta del camino (Porta do camiño)

Es el acceso a la zona monumental de Santiago para quienes llegan peregrinando por el denominado "Camino Francés" que nace en Roncesvalles. Los caminantes llegan hasta aquí por la rúa de San Pedro, alcanzan la Plaza de Cervantes y la Azabachería, y llegan finalmente a la plaza del Obradoiro. En la antigüedad había aquí un arco que ya no existe, y que era una de las siete entradas a la Compostela medieval, amurallada tras ser arrasada por las tropas del árabe Almanzor. Hoy es uno de los puntos de mayor tránsito de personas y vehículos de Compostela.

Rua de Vilar

Junto con las ruas de El Franco y Nova, forma la trilogía de calles más importantes de la zona monumental de Compostela. Sus fachadas de piedra y sus soportales, cobijan gran cantidad de locales de hostelería y comercios de venta de recuerdos para quienes visitan la ciudad.

Rua Nova (Artesanos)

La rua nova es una de las arterias más transitadas de la zona antigua de Santiago. Juntoa sus cafeterías y restaurantes, cerca de la plaza del Toural, se encuentra un tramo dedicado a la venta de artesanos con sus productos típicos.

Casa da Parra

Es una de las construcciones que rodean la Plaza de la Quintana. Fue construida en 1683 por el arquitecto Domingo de Andrade. Es de sillería de granito con cubierta de teja. El último piso es un añadido del siglo XX. Destaca por la riqueza de la ornamentación. La gran chimenea acubada es una de las más emblemáticas de la ciudad. Está dedicada actualmente a sala de exposiciones de artistas gallegos.

Casa da Conga (o los canónigos)

También llamada Casa de los Canónigos. Fue edificada en 1709 por el célebre arquitecto Domingo de Andrade como residencia capitular. Separa la plaza de Las Platerías de la de la Quintana, a la que cierra por el lado sur. Cuando hace buen tiempo, los bares situados en la Conga ponen allí sus terrazas, ofreciendo una vista esplendorosa de la Catedral y su entorno.

Casa do Cabildo

En términos estrictos no se trata de un edificio sino de una fachada ornamental, creada en el siglo XVIII por el arquitecto Clemente Fernández Sarela con la única función de cerrar el espacio de la plaza a modo de telón. Sólo tiene cuatro metros de fondo. El edificio está realizado en sillería de granito con cubiertas de teja. Los bajos albergan numerosas joyerías que venden artículos de plata. No en vano está sobre la plaza de 'Platerias'.

Casa das Pomas

Construcción del siglo XVII, realizada en sillería de granito y cubierta de tejas, que fue obra del arquitecto Domingo de Andrade. Está en la plaza de Platerías, a 20 metros de una de las entradas a la Catedral. En su planta baja se abren tres arcos de medio punto sobre columnas pseudodóricas que forman soportales. Tiene amplios ventanales en sus plantas superiores. Su decoración se centra en las pilastras donde de una "vieira", símbolo del Cabildo, parte una sarta de frutas que es la que da nombre al edificio: "poma" que significa manzana en idioma gallego.

Monumento a Alfonso II \'El Casto\'
Estatua de Alfonso II 'El Casto', rey de Asturias que avaló al obispo Teodomiro cuando decubrió e identificó los restos del apóstol Santiago en Iria Flavia. Mandó edificar el primer templo cristiano en lo que hoy es Santiago de Compostela. Su apodo de "el Casto" está motivado por su renuncia a relacionarse con mujeres, por lo que falleció sin descendencia. Su estatua está en la plaza de Entrepraciñas, en la zona monumental de Compostela.

Casa Gótica (Museo das Peregrinacións)

Edificio histórico con rasgos edilicios del siglo XIV. Tuvo importantes reformas en los siglos XVIII y XIX. Hoy es difícil reconocer qué elementos se mantienen de su época medieval. Presumiblemente formaba parte de un conjunto edilicio mayor frente a la iglesia de San Miguel.

Plaza de la Quintana

Es la plaza que sigue en orden de importancia histórica y arquitectónica a la del Obradoiro. Está rodeada por casas históricas (casa da Conga, Casa da Parra, etc) y por el murallón de San Paio de Antealtares. En verano, las terrazas de sus cafeterías son sitio privilegiado en el casco monumental compostelano. La plaza está dividida en dos sectores: la 'quintana de mortos' en su parte inferior, y la 'quintana de vivos' subiendo las escalinatas. Cada año santo los peregrinos forman filas aquí para atravesar la puerta santa de la Catedral compostelana.

Plaza de Cervantes

Esta plaza es el núcleo principal de la zona alta del casco histórico. Allí nos conducen la práctica totalidad de las calles de su entorno. Antiguamente se la denominaba plaza del Pan o del Campo. Desde 1840, cuando fue bautizada con su nombre actual, un busto del ilustre escritor fue colocado allí sobre una alta columna que le sirve de pedestal. A sus pies se puede ver una fuente de piedra de un metro de alto.

Plaza de Abastos

El predio del edificio del mercado de abastos compostelano data de 1873, pero en 1941 el arquitecto Joaquín Vaquero Palacios edificó el nuevo en estilo 'ecléctico'. El mercado está flanqueado por Iglesias. A un lado San Fiz y al otro San Agostiño. En la imagen una vista de su entrada principal. El edificio del mercado está realizado en sillería de granito. Sobre los puestos se abren grandes ventanales de medio punto, dando gran luminosidad a los espacios interiores. En la imagen una vista de su interior desde una entrada lateral.Del mercado original de 1873, Vaquero Palacios aprovechó el enlosado de granito y el murallón que mira hacia la rúa Virxe da Cerca. En la imagen, una vista de este murallón desde la calle exterior, donde se aprecia lo elevada que está la plaza respecto de la acera.

Seminario Mayor

Esta construcción es un antiguo monasterio de los monjes benedictinos que debe su aspecto actual a las obras de los siglos XVI-XVIII. Es probablemente una de las construcciones religiosas más relevantes de Compostela después de la propia Catedral. Esta situado sobre la plaza de la Inmaculada, frente a la fachada norte de la catedral.

Volver al inicio

EL CAMINO DE SANTIAGO

Introducción

Desde hace más de 1.200 años, hombres y mujeres de toda Europa han viajado hasta Santiago de Compostela para cumplir el ritual cristiano de orar ante la tumba del apóstol Santiago. Sus pasos fueron forjando una senda a través de todo el norte peninsular, desde los Pirineos hasta los montes de Galicia, que con el tiempo alcanzó nombre propio: el Camino de Santiago. La ruta sigue abierta y señalizada hoy en día y permite peregrinar a Compostela a pie, en bicicleta o a caballo prácticamente igual que lo hicieron los peregrinos medievales.

El Camino, hoy

En la antigüedad hubo muchos caminos a Santiago. El que hoy conocemos es el Camino Francés, llamado asíporque fue el más utilizado por los caminantes que llegaban desde Francia y también porque muchas ciudades por las que transita se repoblaron con francos, extranjeros, no necesariamente franceses, dedicados al comercio y los trabajos artesanos. Tiene dos entradas, una por Roncesvalles, en los Pirineos navarros, y otra por el puerto de Somport, en Huesca. Ambos ramales se unen en la localidad navarra de Puente la Reina, desde donde "todos los caminos a Santiago se convierten en uno solo".

Historia

El descubrimiento de la supuesta tumba del apóstol Santiago se produce en el año 813. Un pastor de la remota Galicia cree ver un campo de estrellas señalando un lugar en el monte Libradón. Da cuenta a Teodomiro, obispo de Iria Flavia, quien acude a inspeccionar el lugar. Lo que encuentra es un arca de mármol y en su interior unos restos humanos. Teodomiro declara por revelación divina que aquélla es la tumba de apóstol Santiago y avisa al rey astur Alfonso II el Casto, quien ordena levantar una primera iglesia de ladrillos de barro para proteger el lugar santo. Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo, fue uno de los 12 apóstoles que acompañaron a Jesucristo. Algunas leyendas dicen que estuvo en España predicando la doctrina de Jesús. Murió decapitado en Jerusalén, en el año 42, por orden de Herodes Agripa. Según la tradición, sus discípulos robaron su cuerpo y lo trasladaron en un viaje marítimo de siete días de duración hasta la desembocadura del río Ulla, la actual ría de Arousa, para cumplir con el rito arraigado entre los apóstoles de ser enterrados donde predicaron. Después de varios hechos milagrosos, que convencieron a la reina local Lupa, lo enterraron en el mismo lugar donde siete siglos después lo descubriría Pelayo.

Para entender el significado de un hecho tan lejano, a caballo entre la leyenda y la realidad, hay que ponerse en la situación histórica de aquellos momentos. En el primer tercio del siglo IX la península ibérica se encontraba prácticamente dominada por la invasión musulmana. Sólo unos pequeños reinos cristianos resistían el empuje en las montañas de la Cornisa Cantábrica. Mientras los mahometanos unificaban sus fuerzas al grito de Mahoma, el bando cristiano no tenía un líder carismático, una figura que representara sus ideales. En este escenario se ha de situar la aparición del sepulcro del apóstol. Por fin, el bando cristiano disponía de una figura capaz de unificar la lucha contra el enemigo común. Pocos años después, en el 23 de mayo de 844, el rey Ramiro I de Asturias se enfrenta en Clavijo, cerca de la actual Logroño, a las tropas musulmanas de Abderramán II en clara desventaja numérica. Entre el fragor de espadas y lanzas, el apóstol Santiago aparece sobre un corcel blanco repartiendo mandobles a diestro y siniestro sobre la morisma. Los cristianos vencen contra todo pronóstico y el mito jacobeo traspasa definitivamente los Pirineos. Todo Occidente se vuelve en el culto a los restos del Apóstol, haciendo suya la responsabilidad de asegurar el paso hacia Compostela.

Desde entonces, peregrinos de toda Europa comienzan a caminar en dirección a la capital gallega. La iglesia de ladrillos de barro fue poco a poco convirtiéndose en una catedral de grandes proporciones, siempre rodeando al lugar donde se encontró el arca con los restos sagrados. Apareció una nueva terminología, la de peregrino, viajero a Compostela, como antes lo fue romero, para quien visitaba Roma, o palmero, en alusión al que acudía a rezar a Jerusalén. Los primeros peregrinos recurrían a viejas calzadas romanas, sobre todo a la Vía Aquitania, que unía Burdeos con Astorga a través de Vitoria y Briviesca (Burgos). Aprovechando que la Reconquista desplaza la frontera con el mundo del Islam cada vez más al sur, los reyes Sancho el Mayor de Navarra y Alfonso VI de León fundan ciudades (Estella, Puente la Reina) para repoblar sus nuevos territorios y abren un nuevo camino que discurre por Pamplona, Logroño y León. Terminaría conociéndose como Camino Francés y es el que en la actualidad utilizan los modernos peregrinos.

En el año 1122, el papa Calixto II instituye el Año Santo Jacobeo, aquel en el que el 25 de julio, festividad del Apóstol Santiago, cae en domingo. Su sucesor, Alejandro III, dicta en 1179 en Viterbo la bula Regis Aeterna, por la que se otorga indulgencia plenaria (perdón a todos sus pecados) a quienes visiten el templo compostelano durante esos años santos. Un embajador del emir Alí Ben Yusuf narraba en el siglo XII: "Es tan grande la multitud de peregrinos que van a Compostela y de los que vuelven, que apenas queda libre la calzada hacia Occidente".

Leyendas, anécdotas y curiosidades

El Camino de Santiago está lleno de anécdotas, leyendas y cuentos de pícaros. Al principio, los peregrinos vestían ropas comunes al resto de viajeros. Poco a poco, la indumentaria fue concretándose en un abrigo corto que no estorbaba el movimiento de las piernas, una esclavina o pelerina de cuero que protegía del frío y la lluvia, sombrero redondo de ala ancha y un bordón más alto que la cabeza con punta de hierro; colgada de él, una calabaza hacía las veces de cantimplora. La vieira, concha habitual en los mares de Galicia, se prendía a la ropa para autentificar la estancia en la ciudad del Apóstol en el camino de regreso. En el siglo XII, en la plaza del Paraíso de Santiago (actual Azabachería) existía ya un próspero negocio de conchas de plomo, estaño y azabache como recuerdo para los visitantes.

El peregrino solía ser una víctima apetecible (solo, en terreno abierto y poco conocedor del país) de timadores y rufianes. Entre las figuras más temibles figuraban los posaderos, que añadían agua al vino, cobraban más de lo debido, daban cambio con moneda falsa o servían pescados y carnes pasados de fecha, y los barqueros, que exigían tarifas desorbitadas al caminante indefenso. En 1133 las autoridades de Compostela amonestaron a los comerciantes tras comprobar que cobraban más al peregrino que al residente. A lo largo de los siglos, personajes de toda clase y condición recorrieron la ruta de las estrellas. El primero documentado fue Gotescalco, arzobispo de la localidad francesa de Le Puy, quien llegó a Compostela en el año 950 acompañado de un gran séquito. A mediados del siglo XII los condes de Barcelona disponían de un servicio oficial de guías para acompañar a sus huéspedes ilustres que así lo solicitaran hasta la catedral de Santiago.

En 1488 son los Reyes Católicos los que viajan a la ciudad santa. También existió la peregrinación por delegación. Un documento de 1312 detalla cómo el francés Yves Lebreton cumplió los requisitos de la peregrinación a nombre de la condesa de Artois. A partir del siglo XV se inicia un nuevo tipo de peregrinación: la caballeresca. Ejemplo de ella fue el caballero Hainault de Werchin, quien anunció que retaría a todo caballero que en su tránsito a Santiago no se apartara más de veinte leguas de su camino.

Otro personaje famoso ligado al Camino es Aymeric Picaud, clérigo francés que en 1139 escribió un libro de viajes, el Codex Calixtinus o Guía del peregrino medieval, considerada la primera guía turística de la historia. El Codex detalla el viaje por el Camino Francés (desde Roncesvalles) con todo lujo de detalles en costumbres, lugares, gentes, paisajes, comidas, hospitales, iglesias, peligros y nombres de lugares, muchos de ellos aún reconocibles hoy en día. El libro se conserva en el museo de la catedral de Santiago de Compostela.

Entre las leyendas más famosas hay que destacar la de la localidad riojana de Santo Domingo de la Calzada. Cuenta cómo un matrimonio alemán y su hijo llegaron a la posada de Santo Domingo. La criada trató de seducir al muchacho, pero como éste se negó, metió un cáliz de plata en su zurrón y le denunció a las autoridades. El muchacho fue juzgado y ahorcado inmediatamente. Los padres, afligidos, continuaron la peregrinación a Santiago. De regreso, pasaron de nuevo por Santo Domingo y comprobaron que su hijo colgaba aún vivo de la cuerda: Santo Domingo lo sujetaba por los pies. Al contarle lo sucedido al corregidor, éste, que se disponía a comer, dijo: "Vuestro hijo está tan vivo como esta gallina que me voy a comer"; en ese momento, el ave dejó el plato y echó a correr, dando lugar al dicho. "Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada". Para recordarlo, se conservan siempre un gallo y una gallina vivos en una urna en el interior de la catedral de Santo Domingo.

Arte en el Camino

La vía abierta por los peregrinos entre Europa y la basílica compostelana no fue sólo un camino peatonal. Mezclados con una muchedumbre de campesinos, pícaros, burgueses y nobles, llegaron también artesanos, canteros, pintores, escultores y órdenes monásticas. La Ruta Jacobea fue el conducto por el que entró en España el arte que se gestaba en Europa. Los tres principales estilos que se pueden ver en los monumentos del Camino son:

Románico

Se le ha definido como el "estilo de la peregrinación", por ser la corriente arquitectónica preponderante en los siglos de máximo esplendor de la Ruta Jacobea, el XI y el XII. Se caracteriza por la pureza de líneas y la sencillez, donde radica toda su fuerza espiritual. Los canteros de aquellos remotos siglos, desconocedores de técnicas depuradas de arquitectura, recurrían a muros muy gruesos de piedra de sillería, reforzados con contrafuertes que sostenían el peso de las bóvedas. La escasez de ventanas sumía el templo románico en una penumbra que invitaba al recogimiento y obligaba a los pintores a utilizar vivos colores para decorar los muros. Los capiteles que rematan las columnas son otro elemento característico del románico. Están decorados con historias y pasajes bíblicos. Ejemplos de esta corriente artística son la catedral de Jaca (Huesca), considerado el primer gran templo románico de España; la iglesia de San Martín, en Frómista (Palencia), y la basílica de San Isidoro, en León, conocida como la capilla sixtina del románico, por los espléndidos frescos que decoran sus paredes. En la catedral de Santiago se conserva también el Pórtico de la Gloria, la antigua puerta de acceso al templo, tallada en piedra por el maestro Mateo en el siglo XI.

Gótico

A finales del siglo XII, la concepción del arte cambia en Europa. Los pesados muros románicos, los espacios pequeños y oscuros que caracterizaron las construcciones anteriores cambian por formas más esbeltas y armónicas. Los arquitectos aprenden a hacer bóvedas y torres más estilizadas, y las catedrales ganan en altura. Es el periodo gótico.Otra de sus características es el uso de grandes vidrieras o rosetones de colores en la paredes, gracias a las cuales la luz llega al interior. El gótico entra a España de la mano de la orden francesa del Císter. La catedral de León es el más puro ejemplo de gótico español, por su carácter sencillo y sus delicadas y elevadas proporciones. La catedral de Burgos también se encuadra en este estilo. Otro buen ejemplo es la iglesia de la colegiata de Roncesvalles, que cuenta con el honor de ser la primera construida bajo estos parámetros en España.

Barroco

Con el siglo XVIII, el gusto por lo recargado llega a su máxima expresión. Es el polo opuesto al románico. Aunque influye poderosamente en la arquitectura, y como ejemplos jacobeos nos queda el campanario de Santo Domingo de la Calzada o la magnífica portada de la catedral de Santiago de Compostela, el barroco es, sobre todo, un arte volcado hacia lo escultórico. La moda barroca obliga a vestir el interior de los sobrios templos románicos y góticos con complejas creaciones de pan de oro, policromías, tallas de santos, juegos florales y columnas salomónicas. Muchos de los retablos de los altares que el peregrino verá en los altares mayores de las iglesias del Camino son de esta época.

La peregrinación actual

Existen tres formas reconocidas por la iglesia para obtener la Compostela, documento que se entrega en la catedral de Santiago como reconocimiento a los que han efectuado la peregrinación bajo causa piadosa durante al menos 100 kilómetros a pie, en bicicleta o a caballo.

A pie

El 70% de los peregrinos utilizan este medio de transporte. Desde Roncesvalles hay unas 30 días de marcha hasta Santiago. Desde Somport, 34. Cada jornada se salvan unos 25 kilómetros. Es la forma más dura de afrontar el Camino, pero también la más bella, la que reproduce más fielmente el viaje medieval.

En bicicleta

Es un método en auge, debido a la gran afición a la bicicleta de montaña entre la gente joven. Un 29% de las personas que llegan a Santiago lo hacen sobre dos ruedas. Se necesitan un total de 12 días para hacer el Camino completo. En muchos tramos es necesario circular por carreteras asfaltadas debido al mal estado de la senda peatonal. Los viajeros que van a pie tienen preferencia frente a los que van en bici a la hora de dormir en los refugios de peregrinos.

A caballo

Es un medio de transporte poco utilizado,apenas el 1% del total. Se necesita el mismo tiempo que caminando para completar todo el recorrido. Algunos refugios gallegos disponen de cuadras e instalaciones para los animales.

Preparar el Camino

Quienes decidan afrontar la maravillosa experiencia de seguir a pie o en bici una ruta con más de 1.200 años de antigüedad deben tener en cuenta algunos consejos.

Preparación

Quienes no estén habituados a largas marchas a pie deberían dar largas caminatas los días previos, como entrenamiento. Lo mejor es hacerlo, además, con las mismas botas y mochila que se vayan a utilizar luego.

El equipaje

Después de unas malas botas, el exceso de peso es el mayor enemigo del caminante. Hay que llevar lo mínimo. La mochila ha de llevar refuerzos en las costuras, almohadillado en espalda y correas y un sistema de sujeción que permita ajustarla al cuerpo para que no se mueva en los descensos.

El calzado es la pieza fundamental del equipaje. Nunca, nunca, estrenar unas botas para hacer el Camino. Es la mejor garantía de volver pronto a casa. Llevar unas viejas y cómodas, ya utilizadas con anterioridad. Si son nuevas, andar muchos kilómetros antes con ellas, para comprobar posibles roces. En cuanto a la ropa, en verano basta con tres camisetas de algodón, otros tantos pares de calcetines y mudas interiores, un pantalón corto y otro largo y un jersey para las noches frescas. Es mejor hacer colada en los refugios que cargar con todo el armario. En invierno se hacen imprescindibles gorro y guantes de lana, chubasquero, jersey o forro polar y anorak. Un saco de dormir y una esterilla, por si no quedan camas en los refugios, son también imprescindibles. El bordón no es un elemento decorativo de la iconografía medieval. Un buen palo ayuda a caminar por terrenos resbaladizos, contribuye a mantener el ritmo y es infalible para ahuyentar perros. No olvidar también una gorra o sombrero para protegerse del sol, bañador, crema solar en verano, cacao para los labios en invierno, bolsa de aseo, toalla pequeña, aguja e hilo para las ampollas, mechero, cantimplora y un cuaderno de notas.

Refugios

A lo largo del Camino existen más de 100 albergues exclusivos para peregrinos en los que pueden dormir gratuitamente quienes vayan a pie, en bicicleta o a caballo. Se pide a cambio silencio a una hora temprana, dejar limpias las instalaciones y colaborar con un donativo. Los hay de todo tipo, desde edificios nuevos y lujosos con microondas y colchones en las camas al duro suelo de una escuela pública o un polideportivo. Lo único que se garantiza es un techo para guarecerse y agua para lavarse, no siempre caliente.

Botiquín

Las dolencias más habituales son las ampollas, las tendinitis y los dolores musculares. Calcetines adecuados, higiene y estiramientos antes de empezar la etapa serán la mejor manera de prevenir estos peligros capitales del peregrino. Los principales pueblos de la ruta cuentan con farmacia, de manera que en el botiquín sólo se ha de añadir lo imprescindible: tijeras, esparadrapo, vendas de algodón y elásticas, aguja e hilo para ampollas, alcohol, desinfectante, crema antinflamatoria, aspirinas o paracetamol.

Época

El Camino Francés puede hacerse durante todo el año. Julio y agosto son los meses con más horas de sol y menos riesgos meteorológicos, pero también los de mayor afluencia, lo que provoca colas en los refugios. En invierno no existen aglomeraciones en los albergues y apenas hay gente en la ruta, pero aumenta el frío y el barro.

Credencial

Es el carné del peregrino, imprescindible para dormir en los refugios. Se consigue en la Colegiata de Roncesvalles y en las principales iglesias y refugios. Los hospitaleros la sellan para autentificar el paso por la Ruta Jacobea. Presentándola en la Oficina del Peregrino de Santiago se obtiene la Compostela, documento que acredita la peregrinación bajo pietatis causa.

Volver al inicio

CURIOSIDADES

SANTIAGO DE COMPOSTELA, EL APÓSTOL DE ESPAÑA...

Tras evangelizar tierras españolas, Santiago regresó a Palestina. En este viaje, en el año 42, es asesinado por orden de Herodes. Sus discípulos llevan el cadáver hasta las costas gallegas de Iria Flavia y se adentran en tierra para darle sepultura.

Lupa, reina del lugar, les ofrece para tal fin su palacio. Ya en el año 813, Alfonso II convertiría este sitio en el santuario donde hoy se levanta la Catedral, proclamando a Santiago patrono del reino. El 25 de julio, España entera celebra la festividad de su patrón. Santiago de Compostela, Ciudad Santa, se convierte en centro de peregrinaje y redención de pecadores, en un día en el que la vida de toda la ciudad gira en torno a su Catedral. El lugareño prepara sus calles, rincones, posadas y tabernas para acoger al visitante. Es la fiesta de la hermandad y la cristiandad, en la que alrededor de una buena mesa, todo aquel que quiera acercarse, brindará por la belleza y el encanto de esta inolvidable ciudad.

Porque aquellas tierras que Santiago rondó, son lugar de gran despensa y mejor cocina. El Atlántico surte de todo tipo de pescado al hambriento –y al más exigente- peregrino: mero, lubina, lenguado, rodaballo... que el fogón gallego cocina en formas clásicas, a la gallega –pimentón y aceite con buenos cachelos-, a la plancha o en caldeirada. Además, crustáceos y moluscos también llenan el plato: camarón, nécora, percebe, almeja, ostra, centollo, langosta, bogavante, vieira y, claro está, pulpo... y casi sin cocinar, todo cocido, al vapor e incluso crudo. Y por si fuera poco, también las numerosas rías que mueren en la costa dan truchas, angulas, sábalos o lampreas de exquisita calidad ¡De todo!

Pero para el que no le guste el pescado –si lo hubiere-, y además de productos tan conocidos como el queso de Tetilla o el delicioso lacón, la ternera de Galicia es un manjar que goza de Denominación, y también los suculentos potes y cocidos, llenos de judías, de grelos, costillas, tocino, repollo, jamón, chorizo, garbanzos... son el plato perfecto para quien no quiere tener ante sí el sabor del mar.

De postre la tarta de Santiago o las filloas de crema o nata, y para beber, cualquiera de los vinos que se elaboran en Galicia bajo tres Denominaciones: Rías Baixas, Ribeiro y Valdeorras, o bien un final digestivo, lleno de ritual y magia, como es la queimada.

Volver al inicio

ECONOMÍA

Centro turístico. Industria y fábricas de productos alimenticios, metalurgia y manufactura de madera. Artesanías tradicionales como la azabachería, platería y orfebrería, que representan aún con su tipismo una notable fuente de ingreso.

FIESTAS Y FOLKLORE

Fiestas del Apóstol, el 25 de julio. Se suceden celebraciones religiosas, culturales, folklóricas y una sesión de fuegos artificiales en la fachada del Obradorio la noche de la víspera. Año Santo Compostelano, cuando coincide el 25 de julio en domingo.

Volver al inicio

PERSONAJES CÉLEBRES

Manuel Colmeiro

Manuel Colmeiro (1818-1894), jurista y economista español. Nació en Santiago de Compostela y cursó estudios superiores de filosofía y derecho en la Universidad de su ciudad natal. Inició su extensa carrera docente en 1840, año en que comenzó a impartir clases de economía política en la Universidad de Santiago de Compostela. En 1847 obtuvo la cátedra de Derecho Político en la Universidad Central de Madrid, que ocuparía hasta su retiro profesional, en 1881. Adscrito al Partido Fusionista (véase Partido Liberal), fue elegido diputado en 1865 y senador en 1871 y 1879. En 1881 fue nombrado fiscal del Tribunal Supremo, su escaño senatorial pasó a ser vitalicio y fue designado miembro de la comisión encargada de la reforma del Código de Comercio. Cuatro años más tarde integró la comisión del Senado que sometió a revisión el proyecto de Código Civil.

La principal aportación de Manuel Colmeiro en el campo del Derecho político fue su concepción dualista de la división de poderes. Consideraba que sólo dos debían ser las funciones del Estado: dictar las leyes (función que estaría a cargo del poder legislativo) y aplicarlas y hacerlas cumplir (misión que quedaría subordinada a la dirección del legislativo y que estaría desempeñada por los poderes ejecutivo y judicial). Además, fue el introductor y sistematizador del Derecho administrativo en España. Entre sus principales trabajos jurídicos destacan: Derecho Administrativo español (1850), De la Constitución y el Gobierno de los Reinos de León y Castilla (1855) y Elementos del Derecho político y administrativo de España (1877). Sus principales obras económicas fueron: Tratado elemental de economía política ecléctica (1845) e Historia de la Economía Política en España (1862). Esta última le fue de gran utilidad años después a Joseph Alois Schumpeter para incluir a economistas españoles en su obra La historia del análisis económico (1954). Manuel Colmeiro fue miembro de las reales academias de la Historia y de Ciencias Morales y Políticas. Falleció en 1894 en Madrid.

GASTRONOMÍA

Las vieiras que se vinculan de manera plena con el Apóstol son muy típicas preparadas gratinadas; el Santiaguiño, otra especie de marisco, muy difícil de conseguir y de una exquisitez según los paladares más exigentes superior a la de la langosta -su nombre se debe a que en el exterior de su cáscara aparece una marca natural que representa la cruz de Santiago-; pulpo, tomado a estilo feira, o la empanada; caldo gallego y el lacón con grelos. En repostería, la tarta de Santiago elaborada a base de almendras y espolvoreada con azúcar molido en el que se dibuja la cruz del Apóstol. Vinos de la tierra, como los procedentes del Ribeiro, Valdeorras, Rosal, Ulloa, o el Albairiño.

Volver al inicio

Fuentes de algunas fotos y artículos: Wikipedia / Jorge Tutor - http://www.jorgetutor.com/ / Fotos Flickr

VIDEOS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GALERÍA DE IMÁGENES

 

_______________________________

Esta es una página de recopilación de los mejores datos del idioma español que he encontrado en Internet. He intentado dentro de mis posibilidades poner todas las fuentes relacionadas con artículos y fotos, pero, puede que me haya olvidado de alguna, de ser así, os pido que por favor me ayudéis, avísandome de la autoría de los mismos enviándome un correo a: esf@espanolsinfronteras.com

_______________________________

CLASES  DE  ESPAÑOL  POR  INTERNET -  TUTORÍA Y  ETC - Otras informaciones  a través  del correo  electrónico  de esta  página  web

 

NOTICIAS EN PORTADA - GOOGLE NOTICIAS

Noticias de Recursos Didácticos

 

Noticias de Cultura Española

 
Noticias de Literatura Española
 
Noticias de Lengua Castellana
 
Noticias de Hispania
 
Noticias de Deportes
 
Noticias de Arte e Historia
 
Noticias del Patrimonio Mundial de la Humanidad
 
Noticias de Gastronomía
 
Noticias del Idioma Español
 
Noticias de Poetas y Autores
 
Noticias del Mundo Hispano
 
Noticias de Economía
 
Noticias de Recursos Didácticos
 
Noticias de Ciencia y Tecnología
 
Noticias de Espectáculos
 

 

CLASES  DE  ESPAÑOL  POR  INTERNET -  TUTORÍA Y  ETC -  Otras informaciones  a través  del  correo  electrónico  de esta  página  web

   
 
Búsqueda personalizada
 

Principal Arriba Acalá de Henares Antigua Guatemala Ávila Arequipa Cáceres Campeche Córdoba Caracas Cuenca Eivissa Salamanca Santiago de Compostela S. Cristóbal de la Laguna San Millán de la Cogolla

gif5