Ibiza - Torre Den Valls o Den Campanitx

Eivissa

Principal
Acerca de Hispania
Acerca del Idioma
Lengua castellana
Cultura española
El arte y la historia
Patrimonio Histórico
Cocina con arte
Poesías sin fronteras
El mundo hispano
Diccionarios virtuales
Páginas amigas

 
 
Ibiza - Torre del Cabo de Jueu

   

EIVISSA  - FANTÁSTICO PATRIMONIO HISTÓRICO DE LA HUMANIDAD

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

   

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

ORÍGENES DE EIVISSA -  CARTAGINESES -  MAR  MEDITERRÁNEO

Fundada en el año 645 por los cartagineses, está construida sobre una ladera frente al mar. Fue dominio sucesivo de romanos, vándalos, árabes e incluso de los ingleses, en virtud del tratado de Utrecht. En el año 1235 Jaime I conquistó la isla para la corona catalano-aragonesa.

HISTORIA

De una antigüedad de 223 millones de años existen en la isla formaciones rocosas, época en la que no existía el Mar Mediterráneo sino que otro mar , mucho más grande que el actual, que cubría parte de lo que hoy son las Baleares, era el Mar Masajeas. Una vez que se acercaron las placas de Africa y Europa, esto sucedió hace 65 millones de años, se creo la cordillera Bética, de la cual Ibiza forma parte.

Hace unos 15 millones de años fue la última fase de plegamientos y es en esta época cuando nacen las islas Pitiusas. En Ibiza hay sedimentos de los períodos secundario, terciario y cuaternario. Hace unos 8000 años en la Edad de Piedra, llegaron los primeros colonizadores, de esta época tenemos el monumento Can Sargent, (entre la costa y el aeropuerto).

La historia de Ibiza comienza a escribirse 1600 años antes de Cristo, donde se construyeron unos rudimentarios poblados,a base de grandes círculos de piedra, como los de las laderas del Cap d’ es Llibrell en Santa Eulalia. Si bien no se relaciona cronológicamente hasta el 654 en que Cartago funda Ebusus = Ibiza, siendo Diodoro Sículo quien nos proporcione la primera referencia ya que llama a la isla Pitiusa a causa de la multitud de pinos que en ella crecen. Con los fenicios floreció la cultura y la economía. El mayor Museo Púnico del Mundo se encuentra en Ibiza, Museo Puig des Molins. Se construyeron las instalaciones para la explotación de sal y probablemente las minas de plomo de San Carlos.

Los cartaginenses de Ibiza habían salido de Fenicia, eran muy buenos comerciantes, de esta época tenemos los siguientes yacimientos: Puig d’es Molins en Ibiza capital, Ca’n Sora en San José, Es Curieram en San Vicente, este último es el templo de la diosa TANIT.

Después, y tras la dominación romana, la ciudad de Ibiza consigue el título de Ciudad Confederada, de esta civilización nos queda el acueducto de S’argamasa, en Santa Eulalia y las estatuas que estaban, hasta hace poco, en la puerta de entrada a D’alt Vila, ahora se encuentran en el Museo Arqueológico.

Los cinco siglos siguientes son de los bárbaros y bizantinos, de esta época conservamos la iglesia catacumbaria de Santa Inés.

Hasta que en el 711 llegan los árabes, de aquí nos quedan los restos de la muralla de la calle San José de dentro de D’alt Vila así como los torreones. Que fueron vencidos por Carlomagno en el 787. En el 832 llegaron los mauritanos y el 859 hubo luchas con los vikingos.

De todas formas, la fecha clave para la isla es la del 8 de agosto de 1235 en la que se materializa la conquista catalana. Se puede admirar una pequeña capilla en la calle de San Ciriaco, reza la tradición de que por aquí entró el primer soldado catalán.

Volver al inicio

CORSARIOS Y FENICIOS EN EIVISSA

CORSARIOS

Apenas tres semanas después de honrar a su patrona, la Virgen del Carmen, los marinos y gentes de la mar de las Pitiüses celebraban, cada seis de agosto, el día de su patrón, Sant Salvador, una de las festividades con mayor arraigo popular. Las primeras noticias que se conocen de Sant Salvador proceden del siglo XIV.

Una de las primeras cofradías aparecidas en Eivissa era la que agrupaba a gentes relacionadas con el mar. Según Joan Marí Cardona, “debían ser un gremio potente y con recursos, porque fueron quienes edificaron la capilla de Sant Salvador, que formaba parte del museo arqueológico. Mas adelante, quienes trabajaban en la zona portuaria formaron otro gremio, el de Sant Josep, y edificaron la iglesia de Sant Elm. En el siglo XV ambos gremios se unen y se trasladan a la iglesia de abajo, por lo que esta parroquia comienza a llamarse también de Sant Elm, pero sin por ello perder su nombre original”.

La historia revela que la actual parroquia de Sant Salvador de La Marina se construyó en el antiguo edificio dedicado a Sant Elm cuando alrededor de 1782 el obispo Abad y Lasierra organizó las divisiones parroquiales en las pitiüses. En esta jornada también tiene lugar el tradicional homenaje a los corsarios ibicencos, frente al obelisco situado en los andenes del puerto, por sus características posiblemente único en el mundo.

Como corsarios se denominaba a quienes mandaban una embarcación armada en corso (las primeras ordenanzas las dictó el Condado de Barcelona en 1356) con patente del rey y con permiso para atacar a todas las embarcaciones enemigas de la corona. Eran, pues, una especie de marina privada que actuaba legalmente, al lado de la Armada Real, y que por tanto nada tenían que ver con los piratas.

Si robaban, lo hacían con autorización regia, y una quinta parte de los beneficios que obtenían (el “quinto” legislado por los Reyes Católicos en 1480) debían pagarla como impuesto a la Hacienda real. Solían llevar la bandera del país al que pertenecían, aunque acostumbraban a cambiarla para engañar al adversario, hasta que estuvieran demasiado cerca para que éste pudiera reparar el engaño.

Y, eso sí, una de sus principales limitaciones era la de no robar a embarcaciones de cristianos, fueran del país que fueran.

Estos arrojados marinos todavía conservan en Eivissa una aureola de fama y un prestigio casi legendario. El monumento de “Ibiza a sus corsarios” fue erigido en 1915, en memoria del valiente Antonio Riquer Arabí, quien entre otras hazañas, en 1806 capturó al pirata inglés Novelli, alias El Papa, con su barco Felicity, y del que recientemente se ha conmemorado el 150 aniversario de su muerte. Otros corsarios famosos fueron Pere Bernat, Antonio Pascual, la saga de los hermanos Sala…

La expansión de la marina ibicenca se produjo a lo largo del siglo XVII. Los arrojados corsarios hacían la vida imposible a la embarcaciones enemigas, y ello supuso, por ejemplo, que los fuertes ataques de piratería sufridos por la isla en otras épocas se vieran mucho más reducidos.

Hasta al menos el año 1620, Eivissa sufrió las incursiones y rapiñas de turcos, berberiscos y otras potencias enemigas de la Corona; pero a partir de entonces, los jabeques ibicencos, en un claro ejemplo de la tan conocida política de “la mejor defensa es un buen ataque”, además de defender las costas y aguas isleñas, comenzaron también a corsear por las costas de África, capturando cautivos y bienes de todas clases. Ello permitió, además, un auge cada vez mayor de la industria naval pitiusa y que Formentera dejara de ser, a su vez, refugio de piratas.

Volver al inicio

FENICIOS

Ibiza, escala obligada en las derrotas por el Mediterráneo occidental, fue pronto no sólo escala naval sino cabeza de puente para los fenicios de Occidente para abrir relaciones comerciales con el Mediterráneo N. O.

La arqueología muestra que en la segunda mitad del s. VII a. C. grupos fenicios de Gadir se establecen gradualmente en la costa sur, primero en Ibiza capital (Ebusus) y Sa Caleta, un poco al oeste de la anterior. Parece que Ibiza estaba deshabitada. La colonización coincide con el apogeo fenicio en Andalucía que, hacia el 630, se expanden hacia las Baleares y el Golfo de León, en busca de estaño y otras materias primas. La cerámica más antigua de Ibiza apunta a procedencia gaditana. De la primera fase es la necrópolis del Puig d'es Molins, que en el s. VI fue la de Ibiza ciudad. En los ss. VII-VI tuvo modestas tumbas de urnas en huecos excavados en la roca que evidencian el menor nivel de riqueza de estos fenicios comparados con los de Málaga y Granada.

Entre 630 y 580 hay cerámicas fenicias en el Delta del Ebro, Lenguadoc Occidental, costa de Castellón (Vinarragell) y lugares indígenas de Alicante (Los Saladares, Crevillente), dependientes de Ibiza, muestra de la actividad fenicia en busca del estaño atlántico que llegaba por Aquitania. A mediados del s. VI cesa este flujo por la crisis de la Andalucía fenicia y por el asentamiento de los focenses en Marsella y Ampurias.

La deficiente interpretación de un pasaje de Diodoro (V 16) hizo creer mucho tiempo que Ibiza fue una colonia de Cartago fundada hacia el 650 a. C. Diodoro dice que en Ibiza estaba Eresos, colonia de Cartago poblada por bárbaros, en su mayoría fenicios, fundada siglo y medio después de Cartago; pero la arqueología prueba que Ibiza no entró en la órbita de Cartago antes de la segunda mitad del s. VI a. C., cuando comienza el desarrollo económico de la isla. Entre el 540 y el 500 Ibiza se convirtió en un gran centro urbano y preparó la edad de oro de la cultura púnico-ebusitana, entre los ss. V y II a. C.

La famosa necrópolis del Puig d'es Molins, a 500 m de la muralla, está junto a la ciudad moderna, la cual ocupa una elevación que domina la bahía y su puerto y ocupa el solar de la antigua Iboshim. La necrópolis ocupa 50.000 m2 y se le conocen ya entre 3 y 4.000 sepulturas. Es una de las mayores de Occidente, con tres tipos de tumba: hipogeos excavados en la roca, fosas rectangulares en roca o en tierra y sepulturas de niños dentro de ánforas. Predomina la inhumación. Los hipogeos colectivos de inhumación se usaron hasta la conquista romana del 123 a. C. Son grandes cámaras con pozo y puerta de acceso de entre 2 y 6 m. de longitud total que guardan sarcófagos de piedra y ajuares de terracotas votivas, cerámica griega, cuchillas, amuletos egipcios o egiptizantes en pasta vítrea, joyas, etc. En su seno se mezclan casi inextricablemente las épocas, pero pueden distinguirse tres fases: incineraciones arcaicas de los ss. VII-VI, consolidación inhumatoria y aumento de los hipogeos en el momento en que Ibiza alcanzó su apogeo mercantil y acaso los 4.000 habitantes púnicos (ss. V-IV), quizás por llegada de colonos norteafricanos, y, finalmente, los ss. III y II en que reaparece brevemente la incineración en coincidencia con el estancamiento de la ciudad.

El estudio de los materiales muestra que la isla era un centro productor cerámico que exportaba a Ampurias y Marsella, Andalucpia, Sicilia y Cerdeña, a la vez que se explotaban las salinas insulares y las tierras agrarias. Hacia el s. VI se detectan asentamientos oleícolas y vitícolas, cuyos productos se embarcaban en Ibiza con destino a Ultramar. El alcance de este comercio se deduce de la difusión de su moneda púnica que, a fines del s. III, se difundió por el Mediterráneo occidental por Rosellón, Llenguadoc, Mallorca, Levante español, Andalucía, Norte de África, Campania (Pompeya), Sicilia y Cerdeña.

La Ibiza púnica contó con dos grandes santuarios: Isla Plana y la cueva de Es Cuyram. El primero, en una isleta, hoy península, en el centro de la bahía, paso obligado de los navegantes que llegaban a Ibiza. Descubierto en 1907, ha dado gran número de terracotas votivas halladas en un pozo o recinto sacro, posiblemente anejo a un templo, figuritas orantes de uno y otro sexo similares a otras de Cartago, Bitia o Mozia, de aspecto algo grotesco, ofrecidas por los devotos desde el s. VI, a intervalos regulares de tiempo, probablemente destinadas a Eshmún para lograr curaciones, fertilidad, etc. Seguramente es uno de los lugares de culto más arcaicos de Ibiza.

El santuario rupestre y alejado de Es Cuieram vivió entre los ss. IV y II a. C. y en su gruta se han hallado centenares de terracotas votivas, en su mayoría femeninas, junto a abundantes cenizas y huesos (sacrificios de animales) y algunas inscripciones en bronce. El ritual religioso, que parece implicar la remoción de las ofrendas por los sacerdotes, dificulta establecer cronologías relativas. En la zona había agua, a cuyo culto quizá estuviera vinculada su actividad. Se han hallado ya más de 600 estatuillas enteras policromadas y fragmentos de otras tantas, cerámicas, figuritas de marfil y de bronce. Las más representativas son figurillas de arcilla de un busto femenino con dos grandes alas que le cubren el pecho y delimitan símbolos como el loto, el creciente o el disco solar: se trata de la Tanit alada, símbolo de vida y protección, divinidad principal del panteón cartaginés.

Otras piezas son copias de modelos griegos helenísticos que evocan las usadas en los cultos sicilianos de Deméter y Core y que quizás se hicieron en algunos casos con moldes sicilianos. Un hallazgo significativo fue una placa de bronce cercana a la entrada de la cueva, con dos inscripciones púnicas dedicatorias, una del s. IV, al dios Reshef-Melqart, por un ebusitano llamado `S'DR y otra, del s. II a. C., dedicada a Tanit por un tal Abdesmún, hijo de Azarbaal, probablemente residente ebusitano.

Las condiciones de este santuario recuerdan las de otros similares, siempre consagrados a Tanit, como el de la cueva Gorham de Gibraltar. La isla tenía fama de poseer virtudes salutíferas y se creía que carecía de serpientes, escorpiones y animales dañinos de ese género, ya que su tierra era sagrada. Pomponio Mela (II 125) recomendaba llevar consigo tierra de Iboshim para evitar cualquier peligro.

La conquista romana de Ibiza no interrumpió su desarrollo cultural ni extinguió su lengua y un modo peculiar de ser profundamente arraigados en los habitantes desde los tiempos fenicios.

Volver al inicio

ARQUITECTURA - CIVIL - RELIGIOSA Y MILITAR

La arquitectura integral y funcional no es un invento moderno, hace siglos que los habitantes empezaron a construir viviendas que se adaptaban perfectamente al entorno "Se trata de casas a escala humana", datan de la Edad de Piedra, algunas casas tienen 600 años de antigüedad. La casa payesa se compone de cubos independientes cuyos gruesos muros son uno de los mejores sistemas de aislamiento térmico. Siempre orientadas al sur se protegen de los vientos de la Tramontana. Y es increíble la semejanza de algunas casas a los de los beit-hilani sirios.

Elemento característico dentro de la arquitectura ibicenca son sus iglesias la más antigua, la de Jesús, que guarda un interesante retablo gótico del siglo XV. La de San Jorge muy semejante a los edificios de la isla de Djerba (Tunez) siglo XV. La iglesia parroquial de Santa Eulalia fue construida sobre una capilla del siglo XIV. La de San Carlos data del 1785. La de San Lorenzo es la más compacta, pues su atrio dispone de un solo arco de entrada, siglo XVIII. La más curiosa de todas la de Santa Inés es del siglo XIX y como los vecinos no se ponían de acuerdo sobre su emplazamiento y, cuando ya estaba casi terminada, a punto estuvieron de derribarla, se aprecia en algunas de sus formas escalonadas y añadidos, fruto de las rectificaciones.

La ciudad Fortificada de Dalt Vila.- Se encuentra declarada como Patrimonio de la Humanidad-UNESCO. Romanos, vándalos y árabes amurallaron la ciudad desde la antigüedad, pero fue durante la edad media cuando la villa comenzó a adquirir su aspecto actual.

El Portal Nou o Portal de Ses Taules es la entrada principal al recinto amurallado de la ciudad vieja de Ibiza. Se encuentra entre los baluartes de Sant Joan y Santa Llúcia, y fue construido entre 1584 y 1585.

En 1888, el foso que había delante del portal era salvado por unas planchas de madera, que luego fueron sustituidas por un puente levadizo y, a principios del siglo XX, por un puente de obra.

El portal está coronado por el escudo y la corona imperial. A ambos lados del portal se encuentran réplicas de las estatuas originales, que se conservan en el Museo Arqueológico.

Ruinas Púnicas y Romanas de Ses Paisses.- Este conjunto monumental corresponde a las ruinas de un asentamiento rural de las épocas púnica y romana que fue fundado a mediados del siglo V a. C. y que continuó perviviendo durante el alto y bajo Imperio romano, la época de Bizancio, hasta el s.VIII.

Se halla situado ante la impresionante mole del islote de Es Vedrá, lugar que desde siempre ha sido relacionado con lo mágico, magnético, sitio realmente interesante.

Excavado entre los años 1917 y 1982-1985 se compone de un gran edificio para la vivienda y para el desarrollo de diversas industrias agrarias en un buen estado de conservación, otro muy destrozado y 2 necrópolis, una de la época púnica y otra de época bizantina. El edificio principal adquiris en el siglo I aC estructura y proporciones de una verdadera villa romana con unos 900 m2 que se organizaba alrededor de un gran patio central cuadrado. Destaca además una gran cisterna excavada en la roca y perfectamente visible en el extremo NO de la casa.  La necrópolis púnica de ibiza estaba compuesta por una veintena de tumbas del tipo hipogeo.

El asentamiento fue fundado en la segunda mitad del siglo V aC en plena época púnica y continuó su existencia durante todo el alto imperio, el bajo imperio, la época bizantina hasta principios del siglo VIII de la era cristiana.

TORRE DE DEFENSA COSTERAS DE IBIZA.- A partir del siglo XVIII, bajo el reinado de Carlos III, se comenzaron a construir las torres de defensa costeras con finalidad de crear un sistema defensivo en todo el litoral. Cuentan con dos pisos abovedados, y la planta baja era el polvorín.

TORRE DE SES PORTES.- Situada en la punta del mismo nombre, la cual, juntamente con la Punta des Ram, configuran el extremo Sur de la isla de Ibiza. Aunque es muy posible que fuera construida en el siglo XVI, la primera noticia histórica que da fe de su existencia data de 1620 y procede del manuscrito del cronista VICENT NICOLAU.

TORRE DE COMPTE.- Es también conocida como torre d´en Rovira y está situada en la parroquia de St. Agustí mirando a los islotes de S´Espartar hasta Conillera.

Se trata de un proyecto del ingeniero Ballester hacia 1756 ejecutado en 1763 por el ingeniero García Martínez. Levantada para dar protección a la costa desde Cap Nonó hasta es Vedrá.

TORRES DE´N LLUC.- Fortificación defensiva de la edad Media, de cuyos restos se conservan las bases de 2 torres unidas por una muralla con un grosor de 1.85 m y 1.90 m, situadas sobre el acantilado de Albarca en Sant Mateu, y zona conocida como els Alls.

MURALLAS RENACENTISTAS.- En el siglo XVI, en su política de defensa del Mediterráneo, Felipe II, se vió obligado a renovar las antiguas murallas medievales de la ciudad y hacer de ellas el baluarte mejor defendido del Mediterráneo occidental. Para ello utilizó la mejor técnica constructiva del renacimiento: aplicó los modelos italianos más avanzados en la fortificación con baluartes de Ibiza.

El recinto fortificado de Ibiza, que conserva el trazado original del siglo XVI, fué proyectado por el ingeniero Giovanni Battista Calvi y posteriormente modificado y ampliado por Jacobo Paleazzo Fratin.

Volver al inicio

FIESTAS Y FOLKLORE

Su clima suave y típicamente mediterráneo, invitan al visitante a sumarse a las fiestas y tradiciones locales de la isla de Ibiza. Será fácil encontrar alguna fiesta que rinda homenaje a algún santo y en la que con total seguridad el baile, la naturaleza, la comida y las ceremonias religiosas sin duda no faltarán en la celebración.

Ibiza en Flor y el Mercat Vell, segundo domingo de mayo.
Hogueras de San Juan, el 23 de junio.
Fiesta Marinera, el 16 de julio.
Del 1 al 8 de agosto. Fiestas patronales

Carnavales

ENTORNO DE LA CIUDAD

Reserva Natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera

Uno de los entornos más sorprendentes de las Islas Baleares se encuentra en las Pitiusas. Ses Salines fueron declaradas Reserva Natural en 1995.
Aquí conviven comunidades vegetales y animales endémicas bajo un rico ecosistema donde la sal adquiere un valor dominante. Todo ello hace que sus paisajes y playas sean irrepetibles.

En otro tiempo, Ibiza fue llamada la isla de la sal. Tanto es así que sus habitantes tenían por derecho consuetudinario el abastecimiento del condimento. Los primeros en explotar el humedal fueron los cartaginenses, hacia el siglo V a.C. Tras la Reconquista las salinas pasaron a ser propiedad de la Universidad convirtiéndose en unas de las más importantes del Mediterráneo. A lo largo de varios siglos pertenecieron a la Corona, hasta que pasaron a manos privadas con la desamortización de Mendizábal en 1835. Hoy la extracción continúa como en tiempos pasados, utilizando métodos tradicionales y configurando un paisaje de montañas blancas que parecen salidas de otro mundo.

Desde 1995 este entorno forma parte de la Reserva Natural Marítimo-Terrestre de Ses Salines. Comprende casi todo el vértice sur de Ibiza, el norte de Formentera y los islotes que separan ambas islas. Es un ecosistema de gran riqueza, declarado Zona de Especial Protección para las Aves. De las 124 catalogadas destacan las garzas y los flamencos, a los que es fácil contemplar durante sus pasos migratorios de julio a octubre y de febrero a mayo.

La vegetación está condicionada por la salinidad del terreno; predominan las siemprevivas endémicas, los juncos y el salobre; las colinas, con menos concentración de sal, están cubiertas por sabinar, pinares y garrigas de romero y jarales.

Míticas playas

Pero Ses Salines también tiene otro encanto dada su gran belleza paisajista y hermosas playas. Así, en la parte de Formentera, nos encontramos con las lagunas litorales de s'Estany d'es Peix, Estany Pudent y, la Bassa de s'Espalmador. En Ibiza, encontramos la playa de cantos rodados Es Codolar y las playas de arena blanca de Illetes, Cavallet (muy especial por sus dunas y tradicionalmente nudista) y Trinxa o Salines, cercana a las instalaciones de la salinera, desde donde se observa el embarque de los cargamentos de sal.

A lo largo de la Reserva, de 1.988 hectáreas de superficie, quedan restos de la presencia del hombre en épocas remotas, como el impresionante talayot de Sa Talaia Joana (en Ses Salines), el poblado fenicio de Sa Caleta (entre Es Codolar y el Puig des Jondal), la torre de vigilancia del siglo XVI de Sal Rossa, la pequeña iglesia de Sant Fracesc de s'Estany, la iglesia de Sa Revista y la torre de Ses Portes, todas ellas del XVIII.

Un paseo en bicicleta por este escenario es algo difícil de olvidar. Si llegamos hasta el Puig del Corb Marí podremos divisar una panorámica completa de Ses Salines, un lugar donde las montañas no son verdes ni marrones, son blancas como la sal.

Volver al inicio

PATRIMONIO HISTÓRICO

Ayuntamiento

La Casa Consistorial ocupa parte de un antiguo convento dominico construido entre los siglos XVI y XVII, del que todavía hoy permanece la iglesia de Sant Domingo. De esta iglesia, de estilo barroco, destacan en sus exterior el onjunto de cúpulas que adornan la estructura del templo y el claustro.

Balàfia

Situado en la localidad de Sant Joan, Balàfia es un conjunto arquitectónico rural con casas y torres de defensa, de origen árabe, donde se respira todavía el ambiente de los tiempos de la Ibiza musulmana.

Cova des Cuieram

Cueva-santuario, eregido en los siglos IV-III a.C. a la diosa Tanit. A 200 m. sobre el nivel del mar, domina la bahía de Sant Vicenç. En esta zona de Sant Vicenç, el paisaje interior es de gran riqueza botánica con espesos bosques y especies típicas de climas más húmedos.

Cova de Ses Fontanelles

Situada a la orilla del mar y en el interior de un abrigo natural sobre Cap Nunó, en el municipio de Sant Antoni, conserva restos de pinturas rupestres.

Cova Santa

Cueva de estalactitas milenarias de gran belleza, que da nombre a toda la zona, situada en la carretera de Ibiza a Sant Josep.

Cova de Can Marçá

Utilizada como escondite en la época del contrabando, la Cova de Can Marçà se encuentra ubicada entre 10 y 40 metros de altura sobre el nivel del mar en el interior de un acantilado del Port de Sant Miquel de Balansat, en el término de Sant Joan de Labritja.
La visita a la cueva permite observar las antiguas formas geológicas y las cascadas y cursos de agua recuperados artificialmente y contemplar desde los diferentes miradores del camino de acceso una espectacular panorámica del Port de Sant Miquel, el Pas de s'Illa, la isla Murada y la torre des Molar.

Cala D'Hort

Playa arenosa bella y estrecha, desde la que se puede disfrutar de las vistas sobre la isla misteriosa de Es Vedrá, la cual, solo a unos cientos de metros de la orilla, se erige sobre el mar que la rodea. En verano la playa esta bastante llena. Hay algunos bares y restaurantes, desde los cuales podrá disfrutar de las maravillosas vistas.
Tamaño: 150 metros longitud, 15-25 metros anchura

Dalt Vila

Las Murallas de "Dalt Vila"
Antiguas murallas de la ciudad, construidas en el S. XVI para protegerla de los ataques de los turcos. Tardaron cuarenta años en construirse. En su interior, encierran un importante legado histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad. Su principal acceso es el Portal de Ses Taules.

El Castell

La Almudaina es un recinto fortificado que contenía las instalaciones militares y administrativas del 'wali' musulmán. Posee una planta alargada y en su recinto se levantan nueve torres cuadrangulares. Diversas excavaciones arqueológicas han encontrado restos constructivos del siglo XII y XIII, aunque la obra actual data de los siglos XVI (edificio de Ses Voltes, cuya puerta está coronada por los escudos de la Corona de Aragón y del Gobernador Alonso de Zanoguera) y XVIII (cuartel del batallón de infantería en torno al patio de armas). También en el siglo XVIII, la Almudaina fue unida al Castillo tras el derrumbamiento del tramo de muralla y la torre que había entre ambas construcciones. El edificio, todavía en los siglos XIX y XX, sufrirá diversas reestructuraciones (cocinas, gimnasio, etc.). La fortaleza fue mandada construir por Felipe II en el siglo XVI. Durante su primera etapa constructiva estuvo formada por seis baluartes. Entre ellos, destacan el de San Jorge y el de Santiago. En la segunda etapa constructiva, las obras fueron llevadas a cabo por Antonio Jaime. El baluarte de Santa Lucía fue construido durante la tercera etapa y en la última fase constructiva, cuyo arquitecto fue Alfonso Rubián, se terminaron el castillo y la ciudadela.

El Poblado Fenicio de Sa Caleta

Yacimiento de reciente descubrimiento, situado entre la playa de Es Codolar y el Puig des Jondal. Supone una representación única del urbanismo fenicio de los S.VIII y VII a.C. en el Mediterráneo.

El Pou des Rafal

Situado entre la carretera de Sant Josep a Sant Antoni, se accede a este pozo por un desvío a la izquierda. Los pozos tienen un simbolismo especial en la cultura de esta isla, pues eran lugar de reunión entre los jóvenes del campo y lugar de cortejo entre los mismos.

Es Vedrá

Es Vedrá es un bello islote de 385 metros de altura situado al suroeste de la isla de Ibiza, considerado como lugar mágico con una enorme fuerza enigmática. Investigadores de los fenómenos paranormales aseguran que parece existir una relación directa de la zona con el fenómeno OVNI y afirman que Es Vedrá forma parte del llamado “Triangulo del silencio”, formado entre Es Vedrá, el imponente Peñón de Ifach y la costa suroeste de Mallorca, con efectos muy parecidos al famoso Triangulo de las Bermudas.

El 11 de noviembre de 1979 un avión comercial que volaba ruta Mallorca-Tenerife fue acosado durante 8 minutos por un Ovni obligado al piloto a desviarse de su ruta y realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto valenciano de Manises.

Iglesia Santa Gertrudis

Tiene la misma génesis que Sant Carles, como la de otros muchos pueblos de la isla, todos con nombre de santo porque fue la iglesia el elemento aglutinador. Fue construida a finales del siglo XVIII, y a su alrededor se construyó un pequeño núcleo urbano que todavía conserva su estructura original. Santa Gertrudis está situada entre Eivissa y Santa Eulària. Es uno de los pueblos del interior, donde se puede pasar una agradable tarde de compras: sólo hay media docena de tiendas pero allí encontrará accesorios de artesanía, cuero, antigüedades, objetos de decoración…

Santa Gertrudis es interior, no tiene costa. Su templo, también de planta regular con capillas laterales destaca en medio de la llanura de paisajes bellísimos, en el mismo corazón de la isla. La oferta gastronómica del pueblo, de ambiente cosmopolita, encrucijada de muchos caminos, es muy interesante.

Iglesia de San Carles

La iglesia de Sant Carles fue construida a finales del S. XVIII. Su porche de tres arcos es uno de los más destacados de la isla, y de su interior hay que mencionar un antiguo confesionario del S. XIX.
En los campos que se extienden detrás suyo está la fuente de Peralta, pintada de almagre y con un lavadero de origen musulmán.

Volver al inicio

Iglesia de Santo Domingo

Se trata del único edificio del antiguo convento de Santo Domingo que todavía conserva su configuración original. Fue iniciada en 1592 y no fue finalizada hasta más de un siglo después. Tiene una única nave, de 31 m de largo, y cinco capillas laterales a cada lado. El altar mayor está presidido por un retablo barroco genovés. En 1730, la iglesia sufrió importantes modificaciones tras la explosión del polvorín de Santa Llúcia. Las más importantes son las tres cúpulas cubiertas de teja al estilo valenciano que coronan las capillas de Sant Antoni, la Purísima y del Roser. Diversos incendios han acabado con gran parte de su valor artístico (pinturas murales e imaginería).

La Estatua de Isidoro Macabich

Escultura erigida en honor del historiador ibicenco del mismo nombre. Se ha convertido en todo un símbolo ante el que se fotografían numerosos turistas.

Necrópolis Puig des Molins

Una de las necrópolis fenicio-púnicamás extensa y mejor conservada del mundo en la que destacan las sepulturas púnicas en hipogeo. Sus 50.000 metros cuadrados desuperficie permiten conocer mejorla civilización fenicia. Situada en lavertiente del promontorio del mismonombre, el asentamiento de la necrópolis fue declarado monumento histórico-artístico en1931.

Puig d'en Missa

Antigua fortaleza del S.XVI, sita en Santa Eulària, posee unas murallas con torre de defensa adosada de mampostería y planta circular. Situado en la parte más alta de una colina, ofrece al visitante una bella panorámica.

La Torre de Campanitx o d´en Valls

La Torre de Campanitx o d´en Valls, es parte del plan defensivo que se llevó a cabo en el S. XVIII en las islas de Ibiza y Formentera.

En la planta baja de la torre se encontraba el polvorín y la despensa de víveres, la primera planta se compone por una única habitación y es donde se encuentra la entrada, defendida por el matacán de la garita, situada en la plataforma de la torre. Desde esta sala se accedía tanto a la planta baja como a la plataforma por medio de unas escaleras.
Desde la Torre se domina toda la costa comprendida entre Punta Grossa y el Cap Roig, además de la isla de Tagomago.

Torre de Es Savinar

Antigua torre de defensa situada frente a los islotes de Es Vedrà y Es Venadrell y a mitad de camino entre Es Cubells y Cala d'Hort, a 200 metros sobre el nivel del mar. Se conserva en muy buenas condiciones y ofrece unas vistas increíbles.

Torre de Ses Portes

Situada estratégicamente en la punta de Ses Portes, la torre se construyó en el S. XVI para defenderse de los corsarios y los argelinos.

Torre de Sa Sal Rosa

Construida al final de la Playa d'en Bossa con el fin de proteger el puerto de Ibiza, la torre ofrece unas magníficas vistas sobre la isla de Formentera.

Torre del Cabo Jueu

Situada sobre la Punta de Oliva (Cabo de Jueu) en terrenos de la parroquia de es Cubells, frente a los islotes de es Vedrá y es Vedranell, se alza sobre un acantilado de más de 200 metros sobre el nivel de mar desde donde, en algunas ocasiones, pueden verse las costas de la península ibérica.

Esta torre, (también conocida como del Pirata debido a la novela de Blasco Ibáñez, "Los Muertos Mandan", cuya trama transcurría en este lugar), fue diseñada hacia el año 1756 por el Ingeniero Director del Reino de Mallorca, Ballester, mientras que su construcción no quedaría finalizada hasta el 26 de octubre de 1763.

Consta de dos pisos, el primero está dividido en dos partes iguales: uno corresponde al frente marítimo, mientras que el otro está subdividido a su vez en dos mitades de diferentes tamaños, de estas, una estaba destinada al polvorín y, la más grande, contiene una escalera adosada al muro que lleva a la planta superior.

Ses Salines

Zona fundada por los fenicios y declarada reserva natural, ofrece una amplia variedad de paisajes de alto valor ecológico ya que en ellas anidan multitud de aves migratorias.

Ses Païses de Cala d'Hort

Construido en plena época púnica, (S.V a.C.), son unas ruinas de un antiguo asentamiento rural púnico. Se compone de varios edificios de viviendas e industrias agrarias y dos necrópolis: una de la época púnica y la otra bizantina.

Volver al inicio

PERSONAJES CÉLEBRES

Joaquín Vara del Rey y Rubio (1840-1898)

El general Vara del Rey nació en Ibiza, Islas Baleares, en 1840. Se graduó del Colegio General como subteniente, ascendiendo al rango de teniente en 1862. Combatió las rebeliones de Cartagena y Valencia, y luchó contra los carlistas.

En 1884 solicitó un traslado a Filipinas, donde permaneció hasta 1890, tras servir como Capitán General de Filipinas y Gobernador de las Islas Marianas.

De regreso a España, fue comandante de la guarnición de Ávila hasta abril de 1895, cuando se presentó voluntario para servir en Cuba .

Fue comandante militar de Bayamo y comandó el regimiento que luchó en la batalla de Loma de Gato, en la que murió José Maceo, hermano de Antonio, y por la que fue nombrado brigadier general.

Gracias al valor de Vara del Rey y los 500 hombres bajo su mando, las tropas de EE.UU., que contaban con más de 15.000 efectivos, fueron incapaces de tomar El Caney, a pesar de que superaban en número a los españoles en una proporción de 30 a 1.

Aunque los españoles se negaron a rendirse, el Brigadier General Henry Lawton tomó finalmente la ciudad cuando Vara del Rey resultó muerto, junto con sus dos camilleros, mientras era retirado del campo de batalla con heridas en ambas piernas. De los 500 efectivos españoles de Vara del Rey, menos de 80 sobrevivieron a la batalla, que representó un punto de inflexión en la guerra hispano-estadounidense.

El monumento que lleva su nombre en el paseo principal de Ibiza fue inaugurado en 1902 por el Rey Alfonso XIII.

*Una anécdota de esta famosa batalla:

*La Sra. Irene Rodríguez, viuda de Quintana (aquí Castellanos cita a Emilio Bacardi, Crónicas de Santiago de Cuba, volumen 9), abandonó Caney el 29 (de junio) con su hijo Rafael, que era retrasado mental. Éste llevaba dos cigarros en el bolsillo. Aunque tenían los documentos en regla, fueron arrestados y trasladados a un blocao para entrevistarse con el Brigadier Vara del Rey. A pesar de la enfermedad de la madre (Irene Rodríguez) y del muy evidente retraso del chico, el Brigadier Vara del Rey se enojó muchísimo y dijo que seguramente esos cigarros eran para los dos hermanos mambí (insurgentes cubanos) de Rafael que estaban luchando en la manigua.

Ordenó que Irene Rodríguez fuera expulsada del fuerte, pero arrestó al chico retrasado. Al día siguiente, (Vara del Rey) entregó al chico al Teniente Guerrillero Casadeval y Muller, quien lo asesinó en la vereda de Bonete”.

“La Divina Justicia condenó a los dos participantes en este horrible crimen a no sobrevivir a este acto. Al día siguiente Vara del Rey y Casadeval fueron muertos por balas estadounidenses. Entre los atacantes de El Caney se encontraba José Quintana, un hermano de la víctima cubana (Rafael)”.

Capitán Antonio Riquer

Isidor Macabich - Biografía en catalán - La vida d'un sacerdot eivissenc

Isidor Macabich i Llobet nasqué a la ciutat d'Eivissa el 10 de setembre de l'any 1883, en una família mitjanament acomodada. La branca materna era eivissenca i antiga, però el llinatge Macabich —que desaparegué de l'illa amb la seva mort— tenia orígens llunyans, probablement eslaus. No obstant aquesta procedència, la família de son pare devia haver arrelat feia temps a Espanya, perquè el seu avi Isidor Macabich i Pavía, oficial de marina, era natural de Cartagena.

Després de rebre una educació primària més o menys normal, ingressà, molt jove encara, al seminari diocesà. La seva vocació religiosa, un poc influïda inicialment, potser, per alguns problemes familiars, va madurar amb el temps i es confirmà amb l'ordenació sacerdotal (1907). Aquesta educació eclesiàstica, rebuda sobretot a Eivissa (llevat d'una curta estada a Figueres), sense passar per la universitat, marca els límits i la magnitud de l'esforç que representa la seva obra en tots els camps.

Durant els anys de seminari ja s'havien començat a manifestar les aficions històriques i poètiques que veurem deplegar-se després. Com a capellà, continuaria igualment les activitats de projecció pública que havia iniciat de seminarista: escoles nocturnes gratuïtes, associacions religioses, culturals o, fins i tot, sindicals, etc. Isidor Macabich va ser un sacerdot "militant" en l'efervescència social i política que desembocaria a la guerra civil, i l'enfocà sempre des d'una perspectiva marcadament decantada a la dreta. Això li valgué, passat el conflicte, les simpaties dels cercles oficials.

Les classes al Seminari i a l'Institut Nacional i, sobretot, el periodisme van ser per a ell altres camins constants d'influència sobre la marxa de la societat eivissenca, als ulls de la qual, estimat i respectat, es convertí en un autèntic símbol.

L'any 1913, a causa ja del seu interès per la història, havia estat designat canonge arxiver, càrrec que ocupà durant molt anys i que li permeté d'escorcollar a fons l'arxiu de la catedral d'Eivissa. El 1951 és ardiaca; el 1953, arxiprest, i el 1960 —després d'un breu període com a vicari capitular, vacant la seu d'Eivissa—, prelat domèstic del Sant Pare. Aquestes són les fites de la seva senzilla vida sacerdotal, que s'extingia en una clínica de Barcelona el 21 de març de 1973.

El poeta

Amb més o menys intensitat, Isidor Macabich va cultivar la poesia tot al llarg de la seva vida, des de l'any 1901 fins ben prop de la seva mort. Aquesta és la producció literària més extensa, constant i sòlida que ens ha deixat.

La primera característica que cal notar és que —com la història i el costumisme— les poesies de Macabich van néixer per a la premsa local abans de ser espigolades i passar al llibre. Sorgeixen d'Eivissa i hi tornen: és un cercle limitat de perspectives que afecta tots els nivells de la creació. Això i la relativa manca de lectures explicaria que la seva poesia mostri poques coincidències amb els corrents literaris del segle XX. La mateixa vacil·lació lingüística d'Isidor Macabich pot entendre's millor si comptam amb el públic que tenia davant i els canals que usava per comunicar-s'hi.

Durant una primera etapa —que podem fer arribar a 1929— és evident el predomini de la llengua castellana. Els pocs poemes en català són extremament dialectals.

La proporció s'inverteix —predomini absolut dels poemes catalans, de llengua més unitària— entre els anys 1930 i 1936. A partir del 1937 i fins al 1960, torna a capgirar-se la relació: la poesia castellana és, de bon tros, la més abundosa. En canvi, del 1961 endavant, predominen de nou els poemes en català, radicalment.

Els resultats de tantes alternatives, reflectits al volum citat d'Obra literària, són de qualitat molt desigual. L'obra castellana —escrita en una llengua apresa en els llibres— tendeix a ser altisonant i barroca, i supera poques vegades la tònica dels versificadors de premsa.

És en la llengua que parlava normalment, que Isidor Macabich ens ha deixat una obra poètica interessant. En primer lloc, perquè representa la incorporació d'Eivissa a la literatura catalana. Però sobretot perquè amb aquest vehicle lingüístic —més viscut i adequat a la temàtica, l'ambient i el públic— arriba a expressar aspectes de la vida eivissenca amb una gran frescor (pensem en les evocacions mig alcoverianes de S'aufabeguera o Miratges, i els sentiments més íntims s'hi tradueixen amb una tensió verbal a voltes considerable (algunes Vesprals, per exemple).

El valor d'una feina

Segons quin punt de vista s'adopti en parlar de l'obra de Macabich, podem aplicar-li els qualificatius més diversos i contradictoris. Vist dins el limitat espai cultural de la nostra illa, en relació amb les escasses aportacions precedents, la seva dimensió esdevé gegantina. Si l'observam, en canvi, en el conjunt del món intel·lectual del seu temps, adquireix unes proporcions molt més naturals, i la direcció del seu esforç ens pot semblar perfectible en molts aspectes.

De qualsevol manera, resultaria pueril posar-se a fer recompte de les empreses interessantíssimes que hauria pogut dur a terme si la seva formació o la seva ideologia haguessin estat unes altres.

Deixant de banda, doncs, tant les ficcions que voldrien refer la seva llarga vida amb uns supòsits diferents, com les mitificacions exagerades, hem de reconèixer la gran importància de l'obra d'Isidor Macabich com a punt de partida per a noves investigacions més profundes, àmplies i crítiques. Els seus escrits són encara la porta per on ha d'entrar tothom qui vulgui conèixer Eivissa. Tant de bo si la traspassàssim amb l'entusiasme que ell tenia, i que el nostre esforç fos tan constant com el seu.

Sobre les cançons pageses, a Del cancionero ibicenco

Aqueixes cançons (que dins d'es seu general prosaisme guarden no poques belleses, que ara no hem d'analitzar, i en últim cas sa bellesa de ses roses humils i espontànies) són cosa íntima i inseparable de sa nostra vida pagesa.

Tots en saben i en diuen, de cançons, pròpies i apreses d'altri. Ses mares adormen es infants cantussant-les amorosament. Elles acompanyen sa tasca de sa gent feinera; les diuen joves i al·lotes ses tardes de festa i ses nits de vetla a sa fresca de sa porxada o prop d'es tions que flamegen dins sa cuina. Són obligat complement de tota vertadera festa. Les mormolen es veis arrufats per dins ses cases; les parlotegen es menuts, pasturant es bestiar per ses marines...

Són bells romanços cavallerescs, de fonda arrel catalana, ecos llunyans de l'antiga joglaria; narracions de fets diversos; vides de sants, gloses sentencioses, cants d'enamorats; o sàtires, o ensenyances doctrinals, i oracions contrites, i gotxos d'alegria religiosa...

Són fets quasi sempre per gent que no sap de lletra. Sa seua factura general és sa d'es romanç octosíl·lab, però aconsonant o assonantat, indistintament, no sols es versos pars, sinó també es impars. En cantar-los o recitar-los, es fonen freqüentment sa darrera vocal d'un vers i sa primera de s'altre, i així es regularitzen versos que, escrits, resulten massa llargs.

Vesprals (fragments)
I
Hora de nacre. Oms, molins, palmeres,
purs, es retallen dalt un òpal fi.
Tot preludia l'Angelus.
Miracle vespertí!

I prest tendrem un decorat de plata.
La lluna plena ve,
fa tres nits, a tol·lar si ja traspunten
les flors dels ametllers.

III

Tres campanetes que sonen
dins un lluny melangiós.
Llur dolç salmeig:
tin, tin, tin,
tin, tin, tin,
bé dins l'ànima se'm fon.

Una membra plaers de la infantesa;
l'altra, fragàncies d'un bell somni d'or
—claredats perdurables
d'aquells altres solposts—;
la tercera, les noces de ma vida.
I totes ploraran la meua mort!

S'aufabeguera (fragment)

Com un ventai magnífic, davant es balconatge,
s'obri sa meravella d'aquest únic paisatge:
s'horitzó de muntanyes, clapejades de pins,
sa planura florida, horts, casàlits, molins,
un eixam de barquetes dins sa calma adormides,
veles blanques que arriben o se'n van mar endins.

Miratges (fragments)

No hi' via jui de motors
quan els xabecs de la terra
volaven, en pau i en guerra,
com ardades de voltors.

Duien de parts del migdia
bon recapte de forment,
forts esclaus de Barbaria,
seda i mirres d'Orient.

I estenia pel ribatge,
quan estaven a redós,
com una arpa, el seu cordatge,
un càntic melangiós.

De L'Eivissa d'Isidor Macabich. Antologia breu (1980)

Mariano Villangómez 

Se llama Marià Villangómez Llobet y nació en la ciudad de Eivissa el 10 de enero de 1913. En esta constatación podemos encontrar un comienzo de respuesta a una pregunta que debe contestar él mismo: ¿quién es él? Dejará por insignificantes el día y el mes del año de su nacimiento. No viene de un día ni de un mes con respecto a las características iniciales y al camino de la vida ni los astros ni sus dibujos en fantasiosas constelaciones o el impulso de su movimiento tuvieron ninguna preocupación respeto a su manera de ser y su futuro destino. El año, pero, toma una singular importancia. 1913: esto significa que sus ochenta y un años han transcurrido en pleno siglo XX y en gran parte de su duración, un seguido de terribles convulsiones humanas y de veloces cambios, a un ritmo más y más rápido. Si vemos la transformación desde su tierra, la encontraremos también en el paso de una Eivissa antigua y lenta, como en sus años de niñez y de primera juventud, a un creciente panorama turístico. La condición de isleño, de hombre del Mediterráneo, es posible que haya influido en su  persona. 

¿Y en su poesía? Alguien ha hablado, como caracterización esencial, de un "poeta isleño". Ve una limitación, y además sospecha que el poeta habría existido, y bien parecido, nacido en otras circunstancias geográficas. 

Habría sentido igualmente la tierra, el paisaje —otro paisaje—, y al fin y al cabo los labradores y los marineros ibicencos habrían sido sustituidos, sin que tuviera conciencia, por los agricultores de otros campos o los obreros de unas ignoradas ciudades. 

Y también es cierto que no se ha sentido nunca preferentemente atraído por las capas semíticas —púnicas, arábigas— de su isla, sino que ha mirado más, desde un pequeño y estimado mundo mediterráneo, hacia el norte, en Catalunya y la accidentada configuración europea y su cultura. Ya desde la niñez, cuando contemplaba en los libros las viejas fotografías, le seducían más profundamente las catedrales góticas —es un ejemplo— que no los monumentos, también expresivos y bellos, de los países exóticos. 

Pasamos, pero, a la primera parte de los hechos ya consignados, a los dos apellidos. Viene de una profunda sangre insular. Es ibicenco, lo eran sus padres y los abuelos. Y de los ocho bisabuelos y bisabuelas siete eran ibicencos y uno, el que le legó el primer apellido, era castellano, un militar —tienen su retrato de comandante que se casó y murió en Eivissa. Los otros siete apellidos, propios de la isla, son palabras bien catalanas: Llobet, Tur, Calbet, Ramon, Ferrer, Planells, Llombart. 

El abuelo paterno, un hermano de la abuela materna y un hermano de su madre eran farmacéuticos. Su padre era médico, y es médico su hermano grande y apotecario el hermano que le sigue. El hermano menor también tiene estudios de medicina Sólo él fue —o el padre le hizo ir, viendo sus inclinaciones— hacia las letras. Era bachiller en letras a los catorce años. Estudió el bachillerato en Eivissa, pero no había instituto —ahora hay seis— y se había de examinar en Palma y, para el título superior, en Murcia. El error fue seguir después la carrera de Derecho, licenciatura que no le ha servido de nada. Le gustaba poco el estudio del Derecho y todavía menos pensar en el ejercicio de cualquier actividad jurídica: también por aquí puede deducir algo quien es, como es. Ahora bien, los cinco años de estudiante en Barcelona fueran muy importantes en otro sentido, porque favorecieron decisivamente el iniciado camino hacia la cultura y las letras catalanas. Estas son las raíces próximas. Pero puede decir, como todo individuo, que es el resultado imprevisto de infinitos y desconocidos azares, que a través de innumerables generaciones han venido a buscarle. La consideración desde la cumbre de la convergencia de tantos escalones sin interrupción es uno de sus vértigos. 

Se dedicó a la enseñanza, y ha procurado cumplir con responsabilidad sus compromisos profesionales. Por otro lado, sospecha que ha sido indolente y contemplativo. Le ha sorprendido, después de los años, ver el grueso, aun así relativo, que ha acabado tomando el conjunto de sus libros. Le ha asustado la persistente crueldad humana y, entremedias, ha buscado algún refugio y ha podido disfrutar de largos días de preferida calma. Una pregunta, un deseo, una inconformidad, una aceptación, unos límites, una firmeza... Y el pensamiento que, tal vez, consistimos en no poder penetrar demasiado en ajenas zonas de sombra. 

Empezó a escribir versos a los trece o catorce años. No recuerda por qué. Tampoco lo debía de saber. Leía mucho, le interesaba la poesía de los otros. Partía de aquí y de una extraña inquietud. La poesía no es una invención personal, pero supone que si hubiera ignorado toda tradición poética habría sentido que le faltaba algo indefinible, la finalidad en ciertos favores de la palabra. Hasta un labrador iletrado de la isla podía crecer dentro su tradición y, no habiendo oído hablar de poesía y desconociendo la palabra misma, se agitaba con la interior necesidad. "yo iré 'prenguent conhort' / yendo por las otras partes / y olvidándote despacio / aunque te recuerdo a veces". O bien: "ya estamos en la hora llegada / que habremos de vivir olvidados: / yo me llevo la añoranza / si tú no te lo has quedado". Él también sentía cómo nacían unas exigencias, junto con el amor y el agradecimiento a la palabra catalana. Durante mucho tiempo pensó que sólo escribiría poesía. Más adelante vino la prosa. No ha sido nunca un profesional de las letras, y en este sentido elegió unas actividades que no tenían nada a ver con la literatura. Se ha referido a los años primeros, dónde hay el empuje del que sigue, y ha explicado sobre todo unos hechos concretos, sobre los cuales se podrá adivinar una contestación a las cuestiones propuestas.

Nacís Puget Viñas

Narcís Puget Viñas (1874-1960), fotógrafo y pintor, ya se interesó por las escenas costumbristas y los paisajes de Eivissa y Formentera, que consiguió plasmar en obras de viva luminosidad impresionista. Además de ser el primer artista de las Pitiusas que obtuvo un reconocimiento general, pronto se convirtió en un referente para los pintores de Eivissa y Formentera del siglo XX.

El día 30 de abril de 2007 la Ministra de Cultura y el Alcalde de Ibiza inauguraron al público el Museo Puget, un proyecto largamente demandado por los ciudadanos de Ibiza, desde que en 1982 el Estado aceptó el legado de los pintores ibicencos Narcís Puget Viñas y su hijo, y donante, Narcís Puget Riquer. El legado contemplaba la creación de un Museo para exponer las obras. El pasado 12 de febrero de 2007 el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento de Ibiza firmaron un Convenio para su puesta en marcha, en el edificio conocido como Can Francolí, Can Llaudis y Can Comasema en Dalt Vila, Ibiza.

Aquí se expondrán 130 obras pictóricas de dos de los artistas contemporáneos ibicencos más destacados: 29 acuarelas y 29 dibujos de Narcís Puget Riquer, y 42 óleos y 30 dibujos de los que es autor su padre, Narcís Puget Viñas, que se distribuyen en torno a temas como la vida rural, la mujer como centro de la vida familiar, la cuidad de Ibiza y sus alrededores o las costumbres y ritos isleños, junto con visiones de las calles, paisajes y personajes de la ciudad.

Nace en Ibiza en el seno de una familia acomodada. En 1.895 viaja a Barcelona con la intención de seguir estudios de música y fotografía, aficiones juveniles que cristalizarán más tarde en profesionales, sobre todo la fotografía a cuya practica se dedicará en vida. En 1.901 se matricula en la Escuela de Bellas Artes de la Llonja, recibiendo clases de Antonio Caba.

En 1.906 viaja a Madrid junto con un grupo de estudiantes con motivo del enlace regio de Alfonso XIII. La ciudad le debe causar impresión puesto que meses mas tarde se instala en ella con la intención de recibir clases de Eduardo Chicharro. La visitas al Museo del Prado se hacen habituales y allí estudia con admiración a Velázquez y a Goya.

En 1.909 se casa en Ibiza y se instala como fotógrafo profesional, relegando la pintura hasta el año 1.919 aproximadamente. La fecha coincide con un viaje que realiza Sorolla a la isla para trabajar por encargo de Mr.Huntington en La visión de España con destino a la Hispanic Society de Nueva York. El encuentro personal entre ambos remueve la vocación dormida de Puget que decide retomar la pintura activamente.

Se abre una fecunda década en la cual el pintor proyecta su obra hacia su circulo paisano y también hacia Mallorca. Viaja a París en 1.920 en donde conoce la obra de los impresionistas que le causan profunda admiración y también determinación y adhesión hacia un tipo de estilo pictórico.

Antoni Marí y Ribas

Antoni Marí y Ribas, en Toni Portmany, nacido en Dalt Vila en 1906 y traspasado el miércoles, 22 de mayo de 1974, a los 68 años, está considerado una de las figuras más importantes de las Pitiüsas de este siglo. Artista autodidacta singular y auténtico, como lo define Enric Ribes en Personajes, “hizo siempre de Ibiza su motivo de inspiración creadora y el destino de su obra. Marineros, labradores, pescadores...en escenas de carga y descarga, al mercado, etc. son los protagonistas de sus dibujos, muchos de los cuales realizó por el puerto o sentado en la "barda" del Rastrillo, ante la plaza del Mercado Viejo.

Su figura, su estampa, fue un componente más de aquellos paisajes urbanos, y así todavía lo recordamos”. Por cierto, que todavía hoy en día hay algunos ibicencos que se paran a veces al lado mismo del lugar del Rastrillo donde Marí Ribas se sentaba y, al extranjero o forastero que se acerca también, curioso, le muestra la "basseta" de tinta negra que todavía se ve perfectamente, resecada encima varias piedras y, si el forastero lo quiere escuchar, le explica que allí era donde “el dibujante de Ibiza” solía colocarse para trabajar.

Y es que esta denominación, “el dibujante de Ibiza”, se la ganó Portmany por méritos propios, además del hecho de que su obra, afortunadamente abundante, ha ido revalorizándose con el paso del tiempo. Y la misma gente de Ibiza ha sabido reconocer su mérito, su sentido artístico y su profundo amor a Ibiza, sintiendo y considerando su obra como parte integrante del patrimonio cultural colectivo. Portmany entró a los 11 años de aprendiz al taller del pintor, decorador y también anticuario Antoni Palau, Anyet.

Cuando sólo tenía 3 años, había visto como su padre se iba de emigrante a América, y su madre se veía en la necesidad de ir a servir al convento de las Monjas Cerradas. A los 15 años, el catedrático Manuel Sorà lo puso en contacto con el pintor y fotógrafo Antoni Marí Ribas - Portmany Viñas. En 1924, con 18 años, se fue a trabajar a Barcelona con el pintor-decorador Josep Goixens, y aprovechó los días festivos para ir perfeccionando poco a poco su estilo, con el cual había empezado a tantear la casa de Anyet. A los 21, ingresa en la Escuela de Prácticas Gratuitas para Aprendices de la Unión y "Germandat de Maestros Pintores’ de Barcelona. En 1929, acabado el servicio militar, participa en el primer Salón de Otoño en el Círculo Mallorquín de Palma. Desde entonces hasta el comienzo de la guerra civil, expuso varias veces su obra en Mallorca, Menorca e Ibiza.

El pueblo todavía recuerda, agradecido, como durante la guerra, Portmany salvó y evitó que fueran destruidos varios retablos y objetos religiosos de la catedral y de la iglesia de Sant Antoni. Según Ribes, “ya desde 1939 su camino es claramente ascendente: deja la pintura decorativa e industrial y se dedica plenamente al arte. Expone en Palma, Madrid, Ibiza, Maó, Barcelona, Ginebra, Londres y Berlín. Recibe varios premios a algunas de estas importantes exposiciones y su trabajo es internacionalmente reconocido”.

La vida y la mayor parte de la obra de Antoni Marí Ribas han quedado recogidas en el libro “Marí Ribas” (Ediciones Polígrafa, SANO) que, en 1978, sólo cuatro años tras la muerte del dibujante, escribió y editó Daniel Giralt-Miracle, profesor de la Universidad de Barcelona, crítico de arte y directivo del Fomento de Artes Decorativas (FAD) y director de la revista de arte ‘Batik’. En el prólogo de esta obra, el también -hace pocos años- desgraciadamente desaparecido Juan de Contreras, marqués de Lozoya (que fue director general de Bellas Artes, mecenas de la cultura, vivió muchos años en Ibiza y, desde los años 40, alentó, apoyó y animó al entonces novel artista ibicenco), escribe: “Antoni Marí Ribas, impulsado por una vocación irresistible, fue artista y nada más que artista. Plasmó varios aspectos de la ciudad y de su entorno, pero aquello que ha hecho de él un artista único, aquello que le ha dado renombre dentro y fuera de España, son sus rápidos dibujos con temple o con aguatinta (...) “Dadme un trozo de caña y un papel y unos haré un cuadro”, podría decir Portmany(...)”.

En el excelente retrato que de Marí Ribas (persona, personaje, la isla dónde vivo y trabajo y el artista) hace al mencionado libro, Giralt-Miracle escribe que, además de Isidor Macabich, el otro gran historiador ha sido Marí Ribas. Sus crónicas también serían escritas sobre papel, pero no con caracteres caligráficos, sino con disparos de libre y espontánea articulación. (...)La multiplicidad de valores contenidos en sus dibujos ha permitido buscar paralelismos parciales o totales con los grades maestros del dibujo, con los cuales se le ha parangonado”. Giralt-Miracle destaca a menudo “su expresividad, el sentido del gesto, la fuga lineal, el tratamiento del claro-oscuro, la aparente dejadez...todas estas notas que perfilan la personalidad de su obra”.

Volver al inicio

ECONOMÍA

Turismo que ha hecho crecer de manera desmesurada el comercio y el sector servicios.

ARTESANÍA

 

GASTRONOMÍA

El sol, el Mediterráneo, la condición de isla, y la afluencia de distintas culturas a lo largo de la historia, entre otras circunstancias, han determinado su peculiar gastronomía.

No pueden faltar platos de pescado, como el "bullit de peix", o las ensaladas de "crostes" con pescado seco. O los famosos embutidos: "sobrassada" y "botifarró". Y por supuesto, que no se te escape su repostería, y no me refiero a la típica ensaimada que todo el mundo compra al irse en el aeropuerto, sino a las verdaderas joyas de lo más dulce de la gastronomía ibicenca: el "flaó" (pastel de queso yhierbabuena), la "greixonera" (especie de flan o delicioso pudding) y las "orelletes", con sabor a limón y azúcar.

En cuanto a restaurantes, recomendamos la zona del puerto o preguntar en las principales playas de la isla.

Bollit de peix, sofrit pagés, burrida de ratjada, flaón, orrelletes, greixonera, etc.

Volver al inicio

CURIOSIDADES - DANZAS - IDUMENTARIA Y ETC

LA INDUMENTARIA

Los trajes típicos tienen una raigambre muy antigua, constatándose en ellos influencias tanto de origen púnico, como del Oriente Próximo, y guardando relación con regiones del Levante peninsular y algunas islas del Mediterráneo Oriental. En la joyería típica ibicenca perviven elementos orientalizantes cuya interpretación simbólica nos transporta a toda una confluencia cultural, y, asemejándose en su disposición, a la estatuaria ibérica, como las famosas Dama de Elche, Baza... o nuestra diosa Tanit.

"Sa gonella negra" (falda negra) de textura gruesa y rudimentaria formando pequeños pliegues verticales pegados al cuerpo, complementada con "s'emprendada" de coral y plata cubriendo el pecho de la muchacha, son considerados el conjunto más antiguo, usándose hasta finales del siglo XIX.

El vestido blanco, mucho más ligero, amplio y acampanado, con "s'emprendada" y botonadura de oro sobre mantón de seda amarillo, se uso desde finales del siglo XIX hasta bien entrado el siglo XX, desde entonces y gracias a un mejor abastecimiento de nuevas telas, se usaron vestidos listados y de varios colores.

El traje masculino mas antiguo constaba de unos pantalones "de punxa", hechos de lana gruesa e hilo de estopa (cáñamo), que se ataba con una pieza de hueso denominada "punxa". Una camisa de igual textura bordada municiosamente en el cuello y puños, del mismo color que la tela. Todo ello ceñido con una faja roja, y un pañuelo al cuello. Más adelante se adopta también una tela más ligera y de color blanco.
El calzado en ambos casos es la típica "espardenya d'espart", hecha la suela de asparto y cubiertas o bien de fibra de pita, de asparto o de lona.

LOS INSTRUMENTOS MUSICALES

La base rítmica de nuestra música es la percusión y el viento, con unas tonadas muy sencillas, unas veces muy alegres y sonoras, y otras más suaves. El tambor y las grandes castañuelas de enebro dan sonoras notas, la flauta y "s'espasí" ofrecen notas más agudas. Este conjunto de instrumentos suelen acompañar los bailes típicos. Otros más sencillos son "sa xeremia", semejante a un pequeño clarinete hecho de caña, y "es bimbau", artilugio metálico que tiene una única lengüeta.

LAS DANZAS TIPICAS

Los bailes ibicencos son otro testimonio arcaico de la cultura de la isla, imperturbable al paso del tiempo, y recuerdo de las culturas antiguas que pasaron por aquí. La actitud de las mujeres es recatada y con movimientos muy suaves, que contrastan con la vigorosidad de los saltos que da el hombre en torno a ella, sin darle nunca la espalda, muestra clara de su respeto y admiración hacia ella.

LA CURTA (La corta)

Se trata de un baile de corta duración; los pasos y el ritmo son los adecuados para la gente de más edad. Generalmente los ancianos, el anfitrion con la heredera de la casa, o los suegros de los desposados -según la ocasión- empezaban la fiesta con esta danza, dando permiso a los demás para continuar.

LA LLARGA (La larga)

Es un baile muy diferente a La Curta. Los jóvenes muestran su fuerza con un ritmo mucho más rápido. En casi todas las danzas, el bailador escoge su pareja con un golpe de castañuelas. Este gesto, un poco rudo para invitar a la mujer, es disculpado al final del baile cuando el hombre se arrodilla delente de ella. La mujer le corresponde con una pequeña reverencia.

LES NOU RODADES (Las nueve vueltas)

Quizás sea la danza más bonita e impresionante de nuestro repertorio folklórico. Con ella se culminan las fiestas. Es la que más se parece a un rito ancestral, seguramente cristianizado y adaptado. Parece una ceremonia nupcial, donde los nuevos esposos describen una serie de círculos; se separan y se encuentran en el centro, uniendo los codos. A partir de la sexta vuelta, la mujer muestra los anillos (veinticuatro en total), regalo del novio. En esta ocasión el hombre no usará sus castañuelas para invitar a la pareja, salen los dos al mismo tiempo. Se acaba el baile con una Llarga, juntandose todos los invitados y deseandose felicidad.

LA FILERA (La hilera)

La bailan un hombre con tres mujeres en fila. Parece un baile de boda en el que la recien desposada es acompañada por dos amigas o damas. El ritmo es el mismo que la Llarga, es interpretado como despedida de la joven pareja.

Fuente de algunos estos artículos y fotos: monografias.com/ - yatoo-ibiza.com/ - eivissaweb.com - Wikipedia

.GALERÍA DE IMÁGENES

_______________________________

Esta es una página de recopilación de los mejores datos del idioma español que he encontrado en Internet. He intentado dentro de mis posibilidades poner todas las fuentes relacionadas con artículos y fotos, pero, puede que me haya olvidado de alguna, de ser así, os pido que por favor me ayudéis, avísandome de la autoría de los mismos enviándome un correo a: esf@espanolsinfronteras.com

_______________________________

CLASES  DE  ESPAÑOL  POR  INTERNET -  TUTORÍA Y  ETC -  Otras informaciones  a través  del  correo  electrónico  de esta  página  web

 

NOTICIAS EN PORTADA - GOOGLE NOTICIAS

Noticias de Recursos Didácticos

 

Noticias de Cultura Española

 
Noticias de Literatura Española
 
Noticias de Lengua Castellana
 
Noticias de Hispania
 
Noticias de Deportes
 
Noticias de Arte e Historia
 
Noticias del Patrimonio Mundial de la Humanidad
 
Noticias de Gastronomía
 
Noticias del Idioma Español
 
Noticias de Poetas y Autores
 
Noticias del Mundo Hispano
 
Noticias de Economía
 
Noticias de Recursos Didácticos
 
Noticias de Ciencia y Tecnología
 
Noticias de Espectáculos
 

 

CLASES  DE  ESPAÑOL  POR  INTERNET -  TUTORÍA Y  ETC -  Otras informaciones  a través  del  correo  electrónico  de esta  página  web

   
 
Búsqueda personalizada
 

Principal Arriba Acalá de Henares Antigua Guatemala Ávila Arequipa Cáceres Campeche Córdoba Caracas Cuenca Eivissa Salamanca Santiago de Compostela S. Cristóbal de la Laguna San Millán de la Cogolla

gif5